Vous êtes sur la page 1sur 11

PROCURADURIA PRIMERA DELEGADA ANTE EL CONSEJO DE

ESTADO

Bogotá D.C., 30 enero de 2007.

Alegato No. 01

Honorables
CONSEJEROS DE ESTADO
Sección Primera
Consejero Ponente Doctor: Camilo Arciniegas Andrade.

Radicado: 200300233 01
Actor: Gustavo Adolfo Córdoba Guerrero.
Asunto: Acción de Nulidad y Restablecimiento del
derecho.

Procede esta Procuraduría Delegada a emitir alegato de conclusión en el


asunto de la referencia, de conformidad con las facultades
constitucionales y legales.

ANTECEDENTES

El ciudadano Gustavo Adolfo Córdoba Guerrero, mediante apoderado


judicial promovió acción de nulidad con restablecimiento del derecho,
2

contra el acto administrativo conformado por las Resoluciones Números


002242 de 18 de diciembre de 2002, “por medio de la cual se convalida
un título obtenido en el exterior”, proferida por la Subdirectora de
Monitoreo y Vigilancia del Instituto Colombiano para el fomento para la
Educación Superior “ICFES” y 000390 de 28 de marzo de 2003, “por
medio de la cual se resuelve un recurso de reposición interpuesto contra
la resolución 002242 de 18 de diciembre de 2002”, expedida por la
misma entidad.

A título de restablecimiento del derecho solicita el accionante se


convalide el título de maestría obtenido por el ingeniero Gustavo Adolfo
Córdoba Guerrero tal y como lo expidió la “Universitat Politécnica de
Catalunya”, como Master en “Metodes Numerics per a calcul i disseny en
Enginyeria” y se condene al ICFES a resarcir los daños de orden
económico ocasionados al actor.

Fundamenta sus pretensiones en los siguientes hechos:

1.- El actor adelantó estudios de postgrado en la Universidad Politécnica


de Cataluña, en el programa de Maestría en Métodos numéricos para el
cálculo y diseño en ingeniería. La Universidad previo el cumplimiento de
los requisitos exigidos otorgó el título de Master con una calificación de
notable.

2.- El ingeniero Córdoba Guerrero se presentó al concurso de profesor


de tiempo completo en la Universidad de Nariño y obtuvo el primer
lugar, razón por la cual fue propuesto para ser nombrado como profesor
de tiempo completo adscrito al departamento de Diseño y Construcción
el cual no se ha llevado a cabo porque falta el requisito legal de la
homologación del título de maestría obtenido en el exterior.
3

3.- El Instituto Colombiano para el Fomento de la Educación Superior


“ICFES”, una vez surtidos los trámites internos y de haber escuchado el
concepto de la Comisión Nacional de Doctorados y Maestrías, expide la
Resolución No. 002242 del 18 de diciembre de 2002, por la cual se
convalida un título en el exterior, pero expresa en la parte resolutiva
que lo hace a título de “Especialista en Métodos Numéricos”. Interpuesto
el recurso de reposición fue desatado confirmando la decisión anterior.

4.- Sirvió de fundamento de la segunda decisión el concepto emitido por


el señor Geovani Angel Guillén Mendoza quien hace reparos de orden
metodológico y de contenido material no exigidos para la homologación
del título, pues los requisitos exigidos se acreditaron con la certificación
de la Universidad de origen. El ICFES desconoció el debido proceso al
dar aplicación a unas normas posteriores e imponer exigencias
inaplicables al caso.

Desarrolla el concepto de violación en los siguientes términos:

1.- Violación de los artículos 2, 6 y 29 de la Carta Política, porque el


ingeniero Gustavo Adolfo Córdoba Guerrero adelantó estudios de
maestría en el exterior y obtuvo el título de postgrado en el año de 1991
en vigencia del Decreto 80 de 1980 y al solicitar su homologación la
entidad facultada para hacerlo convalidó el título bajo los parámetros
de la Ley 30 de 1992, como especialista y no con el título de master
obtenido.

2.- Falsa motivación, porque la Resolución 002242 de 18 de diciembre


de 2002 al hacer el estudio de la documentación presentada concluye
sobre la procedencia de la convalidación del título, pero en la parte
4

resolutiva dispone que para todos los efectos legales y académicos el


título es equivalente al de especialista en métodos numéricos para
cálculo y diseño de ingeniería, equivalencia que se evalúa acorde con la
Ley 30 de 1992.

3.- Ausencia de motivación del acto acusado, pues en tratándose de una


decisión restrictiva que limita los derechos de un ciudadano, se requiere
de una consistente motivación la cual brilla por su ausencia; nada se
dice sobre su disonancia con el ordenamiento jurídico que rige la
procedencia de la solicitud.

4.- Sobre los cuestionamientos hechos por la Administración al


programa mismo, considera que ellos no se avienen al documento
enviado por la Universidad que da cuenta del carácter investigativo de la
maestría.

Contestación de la demanda.-

El Instituto Colombiano para el Fomento de la Educación Superior


ICFES, se opuso a las súplicas de la demanda, propuso la excepción de
inepta demanda por carecer la misma de la explicación de los
fundamentos de derecho de las pretensiones. Como argumentos de
defensa expresó los siguientes:

La legislación vigente para el momento de efectuar el reconocimiento


del título lo integran varias disposiciones, la primera parte del Código
Contencioso Administrativo; la Ley 30 de 1992, artículo 12 y el literal i)
del artículo 38 del Decreto 2662 de 1999, las cuales no señalan en
5

forma expresa, para cada caso, la convalidación de un título en


particular.

El Decreto 2662 de 1999, artículo 15-12 radica la función coordinadora


de la convalidación en cabeza de la Subdirección de Monitoreo y
Vigilancia del ICFES. La Ley 30 de 1992, no ha sido retroactivamente
aplicada, pues el señor Córdoba Guerrero si bien obtuvo un título en el
exterior el 2 de diciembre de 1991 tan sólo elevó su solicitud de
convalidación al ICFES en el año 2002 bajo la vigencia indiscutible de la
Ley 30 de 1992.

El concepto de la Comisión Nacional de doctorados y maestrías fue


puesto en conocimiento del interesado habida cuenta de su
inconformidad con la Resolución 002242 de 18 de diciembre de 2002,
dándole la oportunidad de controvertirlo y posteriormente, el ICFES en
el marco de la equidad recaba y obtiene otro concepto del señor
Geovanny Angel Guillén Mendoza quien señala deficiencias en la
maestría del actor. La falta de diligencia del actor que realiza estudios
de postgrado y no los convalida oportunamente y la evidencia de no
haber demostrado los requisitos legales exigidos en Colombia al
momento de la convalidación son las razones de la decisión del ICFES.

CONSIDERACIONES DEL MINISTERIO PÚBLICO

Pretende el actor se declare la nulidad de los actos administrativos


expedidos por la Subdirectora de Monitoreo y Vigilancia del Instituto
Colombiano para el Fomento de la Educación Superior ICFES, mediante
los cuales se convalidó y reconoció para todos los efectos académicos y
6

legales en Colombia el Titol de MASTER, otorgado el 2 de diciembre de


1991, por la Universitat Politécnica de Catalunya, Barcelona, España a
Gustavo Adolfo Córdoba Guerrero, como equivalente al título de
Especialista en Métodos Numéricos para Cálculo y Diseño de Ingeniería,
de acuerdo con la Ley 30 de 1992, confirmada por la Resolución 390 de
28 de marzo de 2003.

El problema jurídico planteado radica en establecer si el Instituto


Colombiano para el fomento de la Educación Superior ICFES, aplicó en
forma retroactiva la Ley 30 de 1992, y determinar si no motivó en
debida forma las resoluciones que negaron el reconocimiento del título
con el carácter de maestría al actor.

Marco Normativo.-

Ley 30 de 1992, el Decreto 2662 de 1999 y la Resolución 274 de 2000


del ICFES:

La Ley 30 de 1992 sobre la materia dispone:

ARTICULO 12. Los Programas de maestría, doctorado y post


doctorado tienen a la investigación corno fundamento y ámbito
necesarios de su actividad.

Las maestrías buscan ampliar y desarrollar los conocimientos para


la solución de problemas disciplinas, interdisciplinarios o
profesionales y dotar a la persona de los instrumentos básicos que
la habilitan como investigador en un área específica de las ciencias
o de las tecnologías o que le permitan profundizar teórica y
conceptualmente en un campo de la filosofía, de las humanidades y
de las artes.
7

PARAGRAFO. La maestría no es condición para acceder a los


programas de doctorado. Culmina con un trabajo de investigación.

ARTICULO 38. Las funciones del Instituto Colombiano para el


Fomento de la Educación Superior (ICFES). son:

i) Homologar y convalidar títulos de estudios cursados en el


exterior.

ARTICULO 2o. FUNCIONES. Son funciones del Instituto Colombiano


para la Fomento de la Educación Superior, Icfes, las siguientes:

19. Homologar y convalidar títulos de estudios cursados en el


exterior.

ARTICULO 15. SUBDIRECCION DE MONITOREO Y


VIGILANCIA. Son funciones de la Subdirección de Monitoreo y
Vigilancia:

12. Coordinar y desarrollar los procesos conducentes a la


convalidación de títulos de educación superior, obtenidos en el
exterior y a la homologación de estudios parciales de educación
superior cursados en el exterior, de acuerdo con la reglamentación
establecida; permitiendo un uso discrecional que facilite los
procesos actualmente en trámite.

Las Resoluciones Acusadas.-

Resoluciones 2242 de 18 de diciembre de 2002 y 00390 de 28 de marzo


de 2003, expedidas por el Instituto Colombiano para el Fomento de la
Educación Superior.

1.- Resolución 2242 de 2002, según la cual previo estudio de la


Comisión Nacional de Doctorados y Maestrías de la documentación
presentada por el actor resuelve convalidar y reconocer para todos los
efectos académicos y legales en Colombia, el TITOL DE MASTER,
otorgado el 2 de diciembre de 1991, por la Universitat Politécnica de
8

Catalunya, Barcelona España, a GUSTAVO QADOLFO CORDOBA


GUERRERO, como equivalente al título de especialista en métodos
numéricos para cálculo y diseño de Ingeniería, de acuerdo con la ley 30
de 1992.

2.- Resolución 00390 de 2003, resuelve el recurso de reposición


interpuesto contra la Resolución anterior, la cual fue confirmada, con
fundamento entre otras, en las siguientes consideraciones previas:

“a) El debido proceso ha estado garantizado a lo largo del


procedimiento y, por ende, no ha existido violación alguna del
derecho de defensa por ninguna causa. Ni siquiera por la presunta
falta de motivación del acto recurrido, toda vez que el expediente
ha estado a disposición del interesado, quien ha contado con todos
los elementos necesarios para el ejercicio de sus derechos y
garantías constitucionales. Lo corrobora el hecho de entregar en el
momento requerido por el interesado el concepto de la COMISION
NACIONAL DE DOCTORADOS Y MAESTRIAS, fundamento y
motivación del acto recurrido. b) Conociéndose la motivación del
acto, mal podría aceptarse que es incongruente. c) Lo relativo a la
imaginaria aplicación retroactiva de la ley es una (mera) afirmación
inconsistente, carente de desarrollo adecuado y sin ninguna
concatenación lógica.

“Que se hallan también en el marco del debido proceso las


diligencias relacionadas con el traslado del concepto con el cual la
Comisión Nacional de Doctorados y Maestrías ratificó el originario,
tras la solicitud de reexamen formulada por el ICFES (folios 59 y
63).

“Que es preciso transcribir el siguiente apartado del escrito de


evaluación realizada por otro par académico, cuyo criterio es
coincidente con el de la COMISION NACIONAL DE DOCTORADOS Y
MAESTRIAS, visible a folios 67-68 del expediente que dice: “…3
Comentarios Generales… El Título de Master en Métodos Numéricos
para el Cálculo y Diseño de Ingeniería, sugiere por sí mismo la
aplicación de un área específica de la Matemática, los Métodos
Numéricos, como área principal de estudio e investigación, en un
campo propio de la Ingeniería Civil…”. Y por último copiar también
el concepto técnico propiamente dicho de esta evaluación, que se
9

concreta así: …4 CONCEPTO TECNICO. No es viable la


convalidación… por el de Master en Métodos Numéricos para Cálculo
y Diseño de Ingeniería… por las siguientes razones: Nula
profundización teórica en el campo de los métodos numéricos,
como área principal de estudio y sobre la cual se pretende alcanzar
el nivel de Maestría. El trabajo presentado por el convalidante, en
ningún momento aborda y resuelve alguno de los problemas
abiertos en el campo de la Ingeniería Civil y mucho menos trata con
rigurosidad teórica algunos de los temas de Cálculo Numérico.”

Los cargos.-

1.- Violación de los artículos 2, 6 y 29 de la Carta Política, porque a


juicio del actor se desconocen derechos adquiridos del Ingeniero
Gustavo Adolfo Córdoba Guerrero, quien obtuvo un título de maestría en
el exterior en el año 1991 en vigencia del Decreto 80 de 1980 y al
solicitar la homologación la entidad facultada para hacerlo convalida el
título bajo los lineamientos de la Ley 30 de 1992, otorgándole la
convalidación como especialista y no en calidad de maestría.

A juicio de esta Procuraduría Delegada, no es viable hablar de una


aplicación retroactiva de la Ley porque el peticionario solicitó la
convalidación del título obtenido en el exterior sólo hasta el año 2001, lo
que significa que el trámite de la convalidación debía sujetarse a los
requisitos previstos en la Ley y el reglamento para ese momento. Sólo
podría exigirse la aplicación de norma anterior si se hubiese hecho la
petición en vigencia de la norma anterior. Las normas de procedimiento
son de orden público y de aplicación inmediata, esto es, a partir de su
entrada en vigencia.

El texto del artículo 40 de la Ley 153 de 1887, que sirve de fundamento


en los casos de aplicación de la ley procesal en el tiempo, establece:
10

“Ley 153 de 1887.

Artículo 40.

Las leyes concernientes a la sustanciación y ritualidad de los juicios


prevalecen sobre las anteriores desde el momento en que deban
empezar a regir. Pero los términos que hubieren empezado a
correr y las actuaciones y diligencias que ya estuvieren
iniciadas, se regirán por la ley vigente al tiempo de su
iniciación”.

De conformidad con esta disposición, y teniendo en cuenta que la


solicitud hecha por el actor se verificó en vigencia de la Ley 30 de 1992
y demás normas concordantes, el actor al iniciar las actuaciones y
diligencias que concluyeron con los actos acusados debía sujetarse a
este nuevo ordenamiento jurídico.

En estos términos, el cargo no está llamado a prosperar.

2.- Falta de Motivación.-

En cuanto a la falta de motivación de los actos acusados, encuentra esta


Agencia del Ministerio Público que dicho cargo tampoco está llamado a
prosperar, por cuanto, según se ha reseñado, en la parte considerativa
de los actos acusados se exponen las razones que los sustentan, las
cuales se contraen a la falta del requisito de investigación que exige una
maestría; se allega una certificación de un docente de la Universidad
pero sin un respaldo de la Universidad correspondiente ni tampoco de su
hoja de vida. Las resoluciones acusadas señalan expresamente las
razones de hecho y de derecho por las cuales la demandada negó a la
11

actora la referida homologación en los términos solicitados, de modo tal


que satisface suficientemente la exigencia prevista en el artículo 35 del
C. C. A. Así las cosas, no se encuentra que a la parte actora se le
hubiera violado el debido proceso por falsa o ausencia de motivación del
acto enjuiciado, ya que no se da lo uno ni lo otro, ni se le han dejado de
proteger los derechos alegados en la demanda, puesto que no ha
acreditado los requisitos para tener el derecho de que se le homologue y
convalide el título académico en mención.

Cabe anotar además, que el análisis de la homologación del título


obtenido por el actor no sólo se sometió a la evaluación de la Comisión
Nacional de Doctorados y Maestrías, la cual emitió su concepto, sino que
hubo una segunda evaluación que reiteró el concepto de la Comisión,
ante la ausencia de profundización teórica y porque el trabajo
presentado no aborda ni resuelve algún problema abierto en el campo
de la Ingeniería Civil.

De los Honorables Consejeros,

ROBERTO AUGUSTO SERRATO VALDES


Procurador Primero Delegado ante el Consejo de Estado

RASV/CVB.-