Vous êtes sur la page 1sur 1

Antecedentes

El comercio entre los países desarrollados representa la mayor parte de las transacciones internacionales. De acuerdo a
la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), los intercambios comerciales entre los
Estados Unidos de América (EUA), Japón y los países de la Unión Europea (UE) representan alrededor de un tercio del
comercio mundial; una quinta parte tiene lugar entre los Estados miembros de la UE y la participación de Asia ha
aumentado desde los años ochenta. Lo anterior significa que Africa y América Latina, han tenido una participación
menos importante en el comercio internacional que el resto de las regiones del mundo, debido a que sus intercambios
tienen lugar, fundamentalmente, con los países desarrollados. Sin embargo, existe un aumento de las transacciones de
compra-venta a nivel mundial, lo que corresponde, según la FAO, a dos motivos:• El extraordinario progreso
tecnológico en los medios de transporte, comunicación e información, en tanto que las nuevas tecnologías facilitan el
intercambio y reducen considerablemente los costos de comercialización. Entre 1930 y 1960, el costo del transporte
aéreo disminuyó en más del 80%, se incrementó el uso del transporte naviero con un costo muy inferior y el de las
telecomunicaciones también se redujo en más del 98%. • La implementación y el desarrollo de negociaciones
encaminadas a mejorar el entorno comercial. Se han celebrado negociaciones internacionales y regionales tales como
los Tratados de Libre Comercio, mejor conocidos como TLC, los que han facilitado una reducción continua de los
aranceles entre 1976 y 2005, igualmente se ha iniciado un proceso de estandarización en las barreras no arancelarias en
el ámbito comercial. En el plano internacional el tema del intercambio comercial se vio reforzado por la creación en 1944
de instituciones como el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), que surgieron como iniciativas
relacionadas entre sí para tratar asuntos relativos al desarrollo y las finanzas internacionales. Asimismo, con el propósito
de establecer un marco para la reglamentación del comercio internacional surgió, en 1947, en Ginebra, Suiza, el Acuerdo
General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT, por sus siglas en Inglés). Al principio se preveía una carta para
la creación de una Organización Internacional del Comercio (OIC), pero los gobiernos miembros nunca ratificaron su
instrumento constitutivo, por lo que el GATT continuó rigiéndose por medidas provisionales y transitorias, las que
persistieron hasta 1994, cuando concluyó el Acuerdo de la Ronda Uruguay (RU) y se creó la Organización Mundial del
Comercio (OMC). Posteriormente, dentro de la OMC, se desarrollaron varias rondas para consensuar los términos del
comercio mundial dentro de su marco regulatorio, entre ellas las Rondas de Doha y de Cancún, las cuales no se
concertaron de manera satisfactoria, principalmente en lo referente al Acuerdo sobre Agricultura. Por esta razón, la
tendencia actual es la de realizar negociaciones en bloque, a través de Acuerdos Regionales y/o TLC, supervisados por
la OMC y que involucran el comportamiento de los países firmantes en lo referente a barreras arancelarias y no
arancelarias. En la Figura 1 se observa el comportamiento de la evolución de Acuerdos Comerciales antes y después de
la creación de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Lo anterior ha traído consigo un aumento en el intercambio
comercial entre los países participantes, ya que los bloques regionales, al reducir los obstáculos y aumentar la
velocidad y el volumen de las transacciones, facilitan los flujos de productos entre sus miembros. Esto ha ocurrido sobre
todo en el Mercado Común del Sur (MERCOSUR) en América del Sur, la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático
(ASEAN, por su siglas en Inglés) en Asia Sud Oriental, el TLC en América del Norte (NAFTA, por sus siglas en Inglés)
y la UE en Europa. Honduras ha tenido experiencias previas en cuanto a la firma de acuerdos comerciales, lo cual brindó
al Gobierno de la República las bases para la elaboración y aprobación de uno en el que se encuentran involucrados la
región centroamericana, República Dominicana y los EUA. Se comenzó firmando Acuerdos de Alcance Parcial, primero
con la República de Colombia (1984) y luego con Venezuela (1992). Posteriormente, en conjunto con El Salvador y
Guatemala, se acordó crear una Zona de Libre Comercio con el Gobierno de México, la cual entró en vigencia desde el
2001. A este último acuerdo se le denominó TLC CA3 – México. En cuanto a la Integración Centroamericana, con
el Protocolo de Guatemala al Tratado General de Integración Centroamericana, suscrito en 1993 y en vigencia desde
1997, se han establecido las nuevas bases del proceso regional, que actualmente avanza en la creación de la Unión
Aduanera Centroamericana, como paso previo al Mercado Común Centroamericano, del que Honduras es parte
activa. Otra experiencia en TLC, es el firmado entre Centroamérica y la República Dominicana, vigente desde 1998, en
el que se busca estimular la expansión del comercio de bienes y servicios, promover las condiciones de libre competencia
y, en general, eliminar las barreras comerciales. Es a partir de este Acuerdo, que República Dominicana, con la intención
de buscar la complementariedad de las economías, se adhirió a las negociaciones de la región centroamericana con los
EUA, lo que resultó en el Tratado de Libre Comercio entre República Dominicana, Centroamérica y los Estados Unidos
de América (DR –CAFTA, por sus siglas en Inglés), que entrará en vigencia en el 2006.

http://www.sag.gob.hn - SECRETARIA DE AGRICULTURA Y GANADERIA Powered by Mambo Generated: 10 July, 2007, 17:10