Vous êtes sur la page 1sur 38

MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II

Historia de la Salvación

Tercer Año

HISTORIA DE LA
SALVACIÓN
Historia de la Salvación - Introducción
1) Desde la realidad, interrogar el misterio de los orígenes
2) “Entre ángel y demonio” (la complejidad humana) Gén. 2-3
3) Abraham, la aventura de nuestro padre en la fe
4) Moisés, vocación liberadora
 Materiales complementarios

 2º dinámica del 1º bloque: Éx. 12, 31-42 “Salir


de Egipto, nuevo punto de partida”
 3º dinámica del 1º bloque: Éx. 12, 1-14; 21-28
“Liberados por la sangre del Cordero”
 Mamerto Menapace “Camino de Emaús” pág.
37-52; “La fe fue una fuerza” (Moisés, un violento)
5) Los “jueces” lideres carismáticos al servicio del pueblo
6) Los profetas y los reyes de Israel
 Material complementario

 Mamerto Menapace: “Camino de Emaús” pág. 77-


88 “La fe fue una disponibilidad” (Ana y Samuel)
7) El sacerdocio de la Antigua Alianza
8) La buena noticia del Reino
9) El Reino y el escándalo de la misericordia
10) El Reino, una revolución
11) Sentir la utopía del Reino
12) ¿Es posible vivir en el mundo el Evangelio del Reino?
13) ¿Dónde está el Reino?
14) Seguir a Jesús
15) Una misión que cumplir

-1-
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

HISTORIA de la SALVACIÓN

Este material se manejará en el tercer año del remanso.


No tiene la finalidad de tener una formación bíblica de meros conocimientos,
aunque esto pueda ayudarte a descubrir su verdadero sentido.
Pretende, sí, adentrarte dinámicamente, de corazón, en la HISTORIA de la
SALVACIÓN, la cual no pertenece sólo a los “tiempos bíblicos”, sino que culmina en la
vida de Jesús de Nazareth, y en la actuación de Cristo como cabeza de la Iglesia.
Semana tras semana, en tu remanso, podrás internarte en la historia profunda
del hombre, no sólo en el hombre del ayer, tal cual nos lo presentan los hechos
bíblicos, sino especialmente en el hombre de hoy, amado por el mismo Dios y Señor
que, en Cristo, es Señor de la historia.
Es la historia en la que se construyen nuestras vidas personales, en cada una de
nuestras familias, en cada uno de los ambientes en los que nos movemos y actuamos,
y en todo el complejo mundo de nuestros días.
Este bloque, en cada una de sus dinámicas te pondrá en la culminación de tu
camino de Peregrinos II. Será, para muchos –ojalá que para todos– el “ambiente”
propicio para la preparación del Oasis 3. En este caso, un guía personal te ayudará a
conectar las dinámicas con tu proceso interior pre-Oasis.
En el transcurso de esta etapa te introducirás interiormente en la HISTORIA
SANTA y te pondrás “en onda” para prolongar la historia de la Salvación en el hoy de
tu existencia.
Será un verdadero ejercicio espiritual, que podrás conectar con la lectura y
meditación de la palabra de Dios, en los textos litúrgicos que cada mes se te
entregan.

¡Maranatha!

-2-
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

1.- Desde la realidad, interrogar al misterio sobre los ORIGENES.

A. Experiencias e interrogantes

a) Recordá, reviví, comentá qué espectáculos te impresionan


 esa mujer en cuyo seno palpita un nuevo ser...; el niño recién nacido...
 el amor profundo y tierno de una pareja; tu madre cuidando unas plantas; un
padre jugando con su niño; el campesino mirando sus animales y el fruto de su
siembra...
 un panorama de grandiosa belleza: el mar sereno o bravío, las cumbres
impresionantes, el desierto silencioso, el firmamento estrellado, la aurora o el
anochecer...

b) ¿Nunca te has sentido movilizado por interrogantes, como por ejemplo por
qué existe algo (los seres, la vida...) en vez de la nada? ¿Cuál es el origen último de
los seres? ¿Cuál es el fundamento de la dignidad y de la libertad inviolables del ser
humano? ¿Cuál es su MISIÓN EN EL MUNDO?
El mal en el mundo (el dolor, la muerte, la guerra) resulta un enigma absurdo e
inexplicable. Pero ¿no ves en el BIEN un misterio más grande?. Todo lo que existe de
bello, admirable, positivo, creativo, plenificante... ¿Cuándo te nace de adentro gozar,
maravillarte, cantar?.
Quizá te nazca dar gracias a Dios y alabarlo...

B. Gen. 1: el poema de la Creación

a) No se trata de una página de historia o de ciencia, sino de un poema, escrito


unos 550 años antes de Cristo, en un período difícil de la historia de Israel,
probablemente el exilio de Babilonia.
Con todo, Gén. 1 viene a mostrar la capacidad de admiración y gratitud, de fe y
esperanza pese a todo, por parte de un hombre sensible y creyente.

b) Gén. 1 expresa varias cosas.


 Frente a todo lo que existe, capacidad de pensar y de sentir: la inmensidad, los
seres que la habitan, especialmente el ser humano... “Todo bello y bueno”, es como
un eslogan repetido en todo el texto.
 Capacidad de pensar y de sentir a Dios, como el Creador de todo, la fuente de
todo ser y de toda vida, el fundamento de toda la historia. ¡Más fuerte que el caos,
que la nada, que las fuerzas del mal! Amor y Poder conjugados...
 Afirmación de la bondad, belleza, armonía, que reflejan el misterio del gran
artista Dios... especialmente como generador de toda vida, en su multiforma variedad.
 El sabio ordenamiento del cosmos, los dinamismos que lo animan...

c) La mayor maravilla de todas, la obra maestra, el misterio mayor, ¡el ser


humano!
 misterio de pareja, de amor, de fecundidad;
 aparente granito de arena en la inmensidad del cosmos y, con todo, el ser más
dotado, admirable e inexplicable;
 creado “a imagen de Dios”: capaz de libertad y de iniciativa, de transmitir vida
de tantas maneras, de CREAR HISTORIA... EL CENTRO y MOTOR de la HISTORIA;
 destinado a ser la voz de todos los seres, su cantor y su intérprete, llamado a
llenar de sentido y de armonía todas las cosas.

-3-
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

C. ¿No te sentís lleno de experiencias aparentemente contradictorias sobre


vos mismo?

 insignificante, pero admirable; indigente, pero rico; pobre, y superior a todo otro
ser; indefenso, pero poseedor de una dignidad inviolable...
 frágil y quebradizo y, con todo, llamado a poner tu granito de arena en la
transformación del mundo; limitado, pero convidado a crear historia, a darle sentido,
belleza y cariño a todas las cosas;
 condicionado por los cuatro costados y, sin embargo, llamado a hacer de tu
libertad un desafío, a vivir tu existencia con libertad creadora, responsable y capaz de
comprometerse.
 Viviendo muy sumergido en las cosas de la tierra y, sin embargo, con sed de
eternidad, buscando ideales con horizonte ilimitado; muy pegado a lo material y, con
todo, con el aliento del Espíritu en tu corazón.

D. Ejercicios y preguntas para la reflexión personal y el diálogo.

a) Hacer estos ejercicios, simultáneamente o por separado, antes de juntarse en


remanso.
 el ejercicio de la Soledad: vivir momentos de soledad en la montaña, o en el
parque, o en el silencio de una habitación: mirando, contemplando... ¿Has vivido
alguna vez la experiencia de pasarte dos horas de soledad total?. O una mañana o una
tarde entera.
 el ejercicio de las preguntas: por qué el ser y los seres, en lugar de la nada; por
qué y para qué existe todo; todo tiene que tener su sentido... Estoy vivo(a). ¿Por qué
he sido llamado a ser y a vivir? ¿Ha sido gracias al corazón eterno de un Dios, que se
ha valido de los dinamismos de la naturaleza?
 el ejercicio de leer y vivir Gén. 1: percibir la armonía de las cosas, “que son
buenas”; sentirte hermano con todo; vivir un cierto diálogo cordial con los seres; leer
una poesía, o cantar; recordar personas que te han impactado por su gran armonía y
belleza interior...
b) Tratá de hacer este ejercicio: recordá momentos, lugares... en los que has
tenido alguna vivencia especial, gratificante, ante personas bellas, escenas de amor y
ternura, espectáculos de la naturaleza, acontecimientos y experiencias personales...
Tratá de revivirlos.

c) ¿Qué “milagros” del universo te resultan más elocuentes y te impactan más,


te invitan a entrar en una experiencia interior de gratitud y de nuevos interrogantes?

d) “La mayor desgracia de un ateo es sentirse agradecido y no saber a quién


darle gracias” (Chesterton). ¿Qué pensás y sentís al respecto? ¿Cuál es la calidad de
tu admiración ante los grandes dones de la vida, del amor, de la libertad, ante todo lo
que existe

e) Gén. 1 es el SI de Dios a las cosas. ¿De qué calidad es tu SI a todo?. A vos


mismo, ante todo, a lo que sos: ¿te resulta siempre fácil? Amarte, amar tu ser, tu vida,
tu cuerpo... Un SI a tu entorno, a toda la realidad, a la vida, a tu tarea diaria...
Posiblemente no te sale siempre espontáneamente: ¿no te parece que tu Maranatha,
como actualizador cotidiano de tu fe, te ayudaría a ello?

f) Gén. 1 ¿te lleva a ser hermano de todos y de todo?. Es decir, respetar y


mimar la naturaleza, los seres, la vida, la libertad de las otras personas... Al estilo de
Francisco de Asís.

-4-
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

g) ¿Cuándo, dónde, ante qué circunstancias... te nace gozar en el corazón,


maravillarte, cantar? ¿Te disponés para ello?. Es decir, buscando soledad y silencio
para escuchar el lenguaje de las cosas, en contemplación y admiración...

h) ¿No te parece que la mayoría de los hombres y de las mujeres apaga o no


desarrolla este sentido contemplativo, admirativo?. “Sólo se ve con el corazón. Lo
esencial es invisible a los ojos”, le dice el zorro al Principito.

E. Textos de oración, de evocación

 Salmos 8, 104 (103); 148; Sabiduría 11, 21-26; Daniel 3. Especialmente el


Salmo 139 (138), o su versión cantada.
 “El Principito”, de Saint Exupery.
 Alguna película o documental.

-5-
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

2.- Gén. 2-3. “Entre ángel, animal o demonio”. (la complejidad del ser
humano)

1.- Complejidad del ser humano. Experiencias contradictorias.

 “Mi cuerpo es una maravilla. Lo adoro, lo miro con satisfacción. Me sirve para
tantas cosas. Pero tantas veces me duele, me pesa como una losa” (Fernanda).
 “Soy ...muchos. No me entiendo. Me siento capaz de lo mas bello y de lo peor”.
 Pedro ama a su mujer, Ana; pero ocasionalmente se va con N.N.
 “No acabo de comprender mi conducta, pues no hago el bien que quiero y hago
el mal que no quiero” (Pablo: Rom 7,14 sig.)

2.- Gén. 2-3: una página muy sugerente acerca del ser humano

a) Gén. 2, 4 b-7: tu ser humano


¿Tu experiencia? ¿Te identificás con estas expresiones?: “soy de la tierra”, me
siento barro, soy fragilidad, limitación, indigencia, cansancio... Pero vivo el milagro de
la vida; estoy animado por un “aliento divino”, hay algo inexplicable en mí: conciencia
de mí mismo, identidad, libertad, capacidad de amor y de comunión, creatividad,
proyección de mí mas allá de mí...
Soy al mismo tiempo “barro” (o carne) y “espíritu”: vivo por una parte, de la
tierra, muy pegado a “la tierra” y a lo material, tan parecido a un animal en mis
necesidades, limitaciones...; y, por otra parte, soy un insatisfecho conmigo mismo y
con mi condición, soy un aspirante eterno a ser mas de lo que soy. A veces soy mas
animal que los animales, y con todo, me atrae todo lo que es la belleza, justicia,
libertad, amor, sueños, horizontes abiertos, espiritualidad... Más aún, ¡qué deseo
grande anida en mí, consciente o escondido, de “ser como Dios”: sed de eternidad y
de absoluto, de superar toda limitación, todo dolor y muerte, toda negatividad!

Preguntas I
Leé las siguientes afirmaciones; son existenciales y experienciales. ¿Te identificás
con algunas? ¿Te ves reflejado mucho o poco? ¿Cuáles expresan mejor la verdad
sobre el hombre y la mujer?
• “¡Cuánto tengo de ser humano y hasta de animal! Y con todo, me atrae Dios!”
(testimonio)
• “¡Qué bicho más complicado soy! ¡No me comprendo! ¡Imposible definir al hombre!”
(testimonio)
• El hombre, un eterno insatisfecho, un ser de deseos no cumplidos.
• El hombre tiene los pies hundidos en el barro, pero los ojos fijos en el cielo” (un poeta)
• El hombre es vocación a ser de la tierra y vocación a ser como Dios.

b) Gén. 2, 8-17: soy historia y creador de historia


¿Te identificás con estas expresiones? Soy un Adán puesto en el mundo, con
una identidad, una libertad, en crecimiento y en proceso. Y, a veces más, a veces
menos, me siento impulsado a “hacer historia” con mi Yo real, con mi ser entero: a
cuidar y mimar el jardín, a ejercer en todo mi presencia humanizadora, a transformar
este mundo en un paraíso, a asumir responsabilidades... Es una tarea gratificante y
arriesgada; es una misión impulsada por un ideal, en la que realizo, me agoto y, a
veces, fracaso.

-6-
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

Preguntas II
 ¿Te ves a ti mismo viviendo, a través de tu ser corporal, una relación viva,
dialogal y creadora con los otros seres humanos, con las plantas y animales, con tu
entorno?
 ¿Cuándo vivís, en tus quehaceres diarios, la sensación de vivir creando historia,
creando vida, la sensación de estar en un trabajo creativo? ¿La sensación de crear
belleza, de poner orden y sentido en el hacer, de ayudar a la gente y al mundo a ser
más o a ser mejor?
 Dios te permite todo; pero te pone un tope; como si te dijera: no pretendas ser
Dios, ser omnipotente... ¿qué significaría en tu caso?

c) Gén 2, 18-25: tu ser hombre o mujer, tu sexualidad


No entiendas este pasaje como algo estrictamente histórico. Es una página
mítico-sapiencial, no científica, sino “sabia”. Para comprenderlo, pensá en este hecho:
cuando expresás tu amor, tu enamoramiento hacia alguien ¿no te servís de
expresiones poéticas, de símbolos, de bellas metáforas, más bien que de un lenguaje
científico?
La sexualidad, y su expresión es explicada por las ciencias (biología, fisiología,
psicología...). Pero a nivel de experiencias, si sos varón, la mujer ¿no es para vos como
un tú misterioso, enigmático y atrayente, como un “otro yo” complementario?. Y si sos
mujer, ¿cómo experimentás “ a ese diferente a vos”? y ¿cómo te experimentás a vos
misma ante él? ¡El misterio de “dos en uno” y para ser uno!
Podés mirar la sexualidad bajo el aspecto psicológico, relacional. Ahora te toca
mirarla a nivel antropológico. En este nivel reflexivo descubrís que la sexualidad te
constituye en un ser humano, lo cual te sucede serlo como hombre o mujer, sin poder
explicártelo. Antes te viste realizándote a través de la tarea (punto b); ahora,
mediante tu sexualidad y con tu capacidad de comunión, de intimidad y de diálogo
amoroso creativo.

Preguntas III
 ¿Cómo sintonizás vitalmente con las siguientes afirmaciones?
• Me sentí mujer y segura cuando conocí a mi marido, Luis; lo mejor que me ha dado Dios
después de la vida” (Fulana). “Comencé a ser hombre cuando conocí a Ester”.
• “¿La sexualidad? Una trampa de la naturaleza, en la que caés ingenuamente.”
• “¡Sos admirable! Sin vos no podría ser yo mismo” (Fulano a Fulana)
• “El hombre se realiza en el encuentro amoroso con la mujer”
 ¿Cómo experimentás tu sexualidad, tu ser sexuado? ¿Cómo algo maravilloso
que no tiene precio y que hay que agradecer? ¿Cómo algo muy positivo, pero
que conlleva sus limitaciones, sus riesgos, su precio, sus angustias e
inseguridades, quizá su culpabilidad? Quizá tengas una experiencia llena de
contradicciones, de ambivalencias ¿si o no?

d) Gén. 3: queriendo “ser como Dios”, pero...


Incluso el hombre o la mujer que se siente como “en el paraíso”, es decir,
afortunado, bien ubicado, relativamente feliz, quisiera “ser como Dios”: ser mas que
una criatura limitada, poseer la receta mágica de la felicidad total, superar sus
limitaciones y su condición mortal, hacer uso ilimitado de su libertad y de su poder,
probar y experimentar todos los caminos posibles.
En todo esto está escondida, por una parte, la grandeza del hombre, algo que lo
distinga esencialmente del animal. Pero, al mismo tiempo, es un signo de que se
siente radicalmente pobre e indigente.
En su aspiración de grandeza, el hombre (el hombre sos vos y yo), se siente
arrastrado a mil autoengaños. Es seducido por el “fruto de cualquier árbol de hermosa
apariencia”, pero termina una y otra vez experimentándose “desnudo”; frustrado y

-7-
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

vacío. Basta creer en cualquier aviso televisivo, e ilusionarse (¡llame ya!). Un tema de
todos los tiempos, con modalidades distintas: ¡llegar a ser como Dios!...

Preguntas IV
 Compará tus propias vivencias con las siguientes afirmaciones
• “Sólo el hombre se sabe rey del mundo, pero sólo el hombre sabe que muere”
• “El hombre supera al hombre infinitamente” (Pascal)
• “Nunca es mas grande el hombre que cuando se pone de rodillas delante de Dios”
• “Soy unos cuantos kilos de carne que caminan”
• El hombre “llamado a la libertad” (criterios de muchos), o “condenado a la libertad”
(criterio de Sartre).
 ¿Has pretendido “ser Dios” en tu vida? ¿Qué has mitificado, absolutizado, y te
salió el tiro por la culata? ¿Dónde, en qué, en quién te parece que se puede
poner la confianza total y la esperanza absoluta?
 ¿Qué experiencias de “desnudez” has vivido o estás viviendo?. No a nivel físico,
sino psicológico, moral, y sobretodo existencial: tu verdad desnuda de ser
humano, tus límites, tu indigencia profunda, tu incapacidad para cumplir con
tus metas o con tu ideal, tu condición de creatura... ¿qué trampas, qué “hojas
de higuera” usas para ocultarte tu propia verdad a tus propios ojos, ante los
demás, ante Dios? ¿Por qué sentís la necesidad de echar la culpa a otros, en
lugar de asumir tu pobreza radical?
 ¿Cómo has ido descubriendo a lo largo de los años tu complejidad, tu pobreza
radical, “la impotencia de tu poder”, “la no libertad de tu libertad”, la
ambigüedad de las mejores realidades de este mundo, o la de tus mejores
experiencias? ¿En qué campos y ocasiones lo has ido experimentando?

-8-
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

3.- Abraham: la aventura de nuestro padre en la fe

A- Las creencias y la fe.


¿Qué entendía la gente de la antigüedad cuando hablaba de “Dios”?...
Hay algo común en esos pueblos primitivos, en este caso, los pueblos nómades
que habitaban el desierto, en el Irak actual, cerca del Golfo Pérsico: en ellos nace una
religión que surge más o menos de esta manera:
a) Descubren una armonía en la naturaleza y en el universo, y que la vida tiene
relación con ello: las lluvias y el crecer de los rebaños en determinadas épocas, el sol
que sale todos los días, el sucederse una y otra vez las estaciones del año, los días y
las noches, etc.
Mientras perdura esta armonía la tierra produce sus frutos y el hombre puede
vivir...
b) Descubren, como contraste, la amenaza de fuerzas imprevisibles: los
terremotos, las tempestades, las pestes, etc.
c) Sienten impotencia e incapacidad para influir sobre esas armonías y
desarmonías; las sienten superiores, inexplicables, inmanejables.
d) Creen que son fuerzas extraterrenas y divinas; y, para que la vida continúe, es
necesario que esas fuerzas sean benéficas para e hombre.
e) A partir de esa creencia se sienten movidos a rendirles culto, y surge lo que
podríamos llamar una “religión natural” hacia “su” Dios protector.
f) Para poder VIVIR COMO HOMBRES, deciden que deben honrar a los dioses,
puesto que el dios podría enojarse y romper el orden de las cosas.

En resumen, estos “dioses” son creatura del hombre; son expresión de sus
aspiraciones y sus miedos. Dios
Abraham pertenecía a esta cultura religiosa. Era un hombre sincero
de su tiempo, que buscaba acertar en la vida. Podemos decir que buscaba
su IDEAL de vida, lo verdadero y lo bueno, el valor más alto y absoluto.
Este es el “mundo” de las creencias. ¿Cuál es el
mundo de la fe?...

B- Abraham: de las creencias a la fe.


¿Cómo entró Dios en la vida de Abraham?
Dios entra en la vida y se deja encontrar por el hombre precisamente cuando el
hombre procura ser HOMBRE, es decir, realizar el ideal que se propuso. Por esta
brecha entró Dios en la vida de Abraham. ¿Cómo lo hizo?.
a) Dios, el Señor, mirando el bien de todos los hombres eligió a un hombre. El
hombre se llamaba Abrán, y Dios le cambió el nombre y lo llamó Abraham,
que significa “Padre de los pueblos”. (Gén. 17, 1-8) Dios
Pero él era viejo, y con su esposa Sara no podían tener hijos...
b) Un buen día, Dios se hizo oír por Abraham
y lo invitó a la aventura de la fe.
Pero no una fe vivida sólo con la cabeza, como si se tratara de una
verdad difícil de creer. Sino a una aventura riesgosa de vivir confiado en
la palabra de Dios.
Dios le hizo promesas a Abraham:
 Le promete descendencia: un hijo se convertirá en padre de todo un
pueblo.
 Le promete, también, una tierra.
Pero para eso lo invita a algo muy duro: abandonar a su familia y a su tierra.
(Gén. 12, 1-4) Es decir, que se ponga en camino, como peregrino, detrás de un Dios

-9-
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

que no le dice de antemano a dónde piensa llevarlo y cuándo se va a realizar su


promesa.

Y Abraham aceptó emprender la aventura de la fe...

c) Cada tanto Dios viene de nuevo a verlo a Abraham. Pero no viene a cumplirle la
promesa; viene a renovarle la promesa y a invitarlo a seguir creyendo.
Una noche Dios hizo un pacto misterioso con Abraham, y le reveló que su
pueblo tendría que sufrir mucho, pero que Dios siempre estaría con él. Y que Dios
mismo se comprometía en su liberación.
Y Abraham, en medio del pavor de un sueño de atardecer, supo que Dios era un
Dios comprometido, un Dios de ALIANZA (G‚n. 15)

d) Y los sufrimientos vinieron. La prueba máxima de la fe es cuando Dios le pide la


vida de su hijo Isaac. Confiado en las promesas de Dios, obedece. Pero Dios,
aceptando el gesto, suspende el sacrificio (G‚n. 22).
La fe siempre reclama un nuevo crecimiento...
Abraham caminó años y años detrás de esa promesa que parecía un espejismo,
como un horizonte que nunca se alcanzaba. Finalmente, cuando murió, tenía sólo un
hijo a su lado; y la única tierra con que contaba era apenas un campito con una gruta
que compró para convertirla en la tumba de su esposa y de él mismo.
Fue la cumbre de la fe de Abraham que, buscando el cumplimiento de las
promesas de Dios, se encontró finalmente con el Dios de las promesas...

C- ¿Dónde está la fe? ¿Dónde están las meras creencias?

 "Creo mucho en Dios porque se me cumple siempre lo que le pido."


 "No se me cumplió lo que le pedí a Dios. Al principio me preguntaba:
¡¿por qué?!. Ahora busco: ¿para qué?."
 "Desde que se murió mi abuela dejé de ir a Misa."
 "Un día sentí en el corazón que Dios estaba conmigo. Desde entonces
renació mi oración y la búsqueda de su voluntad."
 "Yo tengo mucha fe. Siempre hablo con Dios."
 "Antes buscaba a Dios fuera de la vida; ahora lo busco en la trama de mi
vida."

Podés agregar otras expresiones, tal vez surgidas de tu experiencia. Ello


enriquecerá la tarea de compartir.

D- Algunos textos, para profundizar.

- El primero de todos: Gén. 12-23. Historia de los Patriarcas.


- La visión de San Esteban sobre Abraham: Hechos 7, 1-8.
- La "descendencia" de Abraham, según el Nuevo Testamento: Hechos 3, 25-26.
Gálatas 3-4.
Hebreos 11-12.

- 10 -
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

4.- Moisés: vocación liberadora

A) Pueden tomar, si quieren, la 2° y 3° dinámica del primer bloque (1° año


del remanso)
Si así lo hacen, lo harán desde un nuevo ángulo, con una madurez nueva.
Volver al Exodo, a la experiencia humana de liberación, siempre estar en el
corazón de nuestro carisma peregrino. Y tiene un valor especial hacerlo en las
cercanías del Oasis 3.

B) Algunas orientaciones bíblicas iluminadoras (tomadas de "Dios, ¿dónde


estás? -una introducción práctica de la Biblia-, de Carlos Mesters)

 Perspectivas del narrador del Exodo:

 Preocupación fundamental del narrador: no es sólo contar la


historia, a la manera de un periodista o un historiador moderno, sino ante todo
transmitir el sentido de esa experiencia histórica, para la vida humana. No describe
meramente los hechos, sino que los INTERPRETA. Por ejemplo: las plagas eran
fenómenos naturales que solían acontecer en la región del Nilo; el viento fuerte (Ex.
14, 21) hizo retroceder el agua hasta donde se podía pasar a pie (otro fenómeno
natural que sucede aún hoy); el maná era una especie de resina comestible, que caía
de ciertos árboles, etc.. Dios actúa en medio de la realidad tal cual se da, para orientar
positivamente las cosas. Y los israelitas miran desde su fe tales acontecimientos.
Por eso no hay que tomar los hechos relatados al pie de la letra. En el relato hay
exageraciones, repeticiones, aparentes contradicciones, etc..
 Sentido fundamental de los relatos: mostrar que allí Dios se reveló al
pueblo y se constituyó como "el Dios del pueblo". De este contacto con Dios se derivó
para el pueblo un COMPROMISO con su Dios: es el compromiso de la ALIANZA.
La manera de describir los hechos está orientada a mostrar la presencia y la
actuación de Dios en esos acontecimientos; de tal manera que el lector perciba la
dimensión divina del pasado heredado. A partir de allí, aprender a PERCIBIR y ASUMIR
la ACTUACION de DIOS en TODO AQUELLO que ESTA SUCEDIENDO A SU ALREDEDOR
EN EL MOMENTO EN QUE LEE LA BIBLIA. Y se asociará de corazón a la acción divina
(Alianza).

Lo que sucedió en aquel tiempo sucede también hoy y sucederá siempre.


Es el comienzo del camino que nos conduce a Cristo y a vivir su Pascua
liberadora, en la historia concreta que nos toca vivir. En ella se inserta nuestra
MISION, a través de la cual nos asociamos a la actuación presente de Cristo liberador.
Así, a medida que vamos avanzando en nuestro peregrinar (personalmente,
comunitariamente, socialmente) nos vamos haciendo más libres, más responsables,
más sensibles a los problemas humanos, mas concientes, mas fraternales, más
maduramente comprometidos.

 El Exodo, comienzo de una larga historia de liberación:

Descubrimos como dos movimientos o dinamismos en la historia del pueblo


elegido:
 Por un lado, una consciencia1 (que se hace conciencia2) progresiva de la
opresión.
1
Consciencia: con “sc” es psicológica, darse cuenta.
2
Conciencia: sólo con “c” espiritual

- 11 -
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

 Por otro lado, de forma paralela, surge la liberación progresiva. Después


de un despertar, un actuar, como tarea irrenunciable.

Dios despertó y siempre despierta la conciencia de una manera progresiva. La


toma de conciencia empezó por donde era mas sentida la opresión: en lo político
cultural. Pero, después del Exodo, prosiguió la acción concientizadora de Dios, hasta
llegar a la raíz de toda opresión: el corazón egoísta del hombre que lleva a crear
estructuras de opresión en todos los órdenes de la vida. Así, los mandamientos,
expresión de la Alianza, profundizan el iniciado camino de la libertad político-social.
Finalmente, con el amor liberador de Jesucristo, el éxodo comenzado por Moisés llega
a su punto definitivo, hasta alcanzar la raíz de toda opresión.
De esta manera, el éxodo ilumina un camino que comenzó en Egipto y que no
ha acabado todavía. Es el peregrinar que vamos haciendo hacia la plena libertad de
los hijos de Dios.
Con esta visión de la vida adquirimos unos ojos nuevos para percibir el
verdadero alcance de los hechos que actualmente suceden. Dios se sigue dejando
encontrar en todo esfuerzo liberador: cuando vencés las limitaciones personales por el
estudio, cuando vencés el vicio que te deprime, cuando buscás en una ayuda
psicológica la liberación de complejos y condicionamientos, cuando la ayuda del
médico libera los males del cuerpo, cuando el maestro elimina el analfabetismo,
cuando el trabajador social o el nutricionista enseña a practicar la higiene y balancear
una dieta saludable, cuando el agrónomo enseña a plantar un huerto, cuando los
pueblos se esfuerzan en ser libres del colonialismo y del imperialismo, cuando los
trabajadores se unen para defender sus derechos, cuando las naciones elaboran
juntas la declaración de los derechos humanos, cuando se vencen todas las formas del
egoísmo, cuando se madura la fe en un camino espiritual, cuando se evangelizan las
mentes y los corazones, cuando se denuncian con valentía las injusticias y las
torturas, cuando se promueve el desarrollo de los pueblos, etc, etc.
A través de todo esto, en la MISION solidaria que cada uno va descubriendo
para su vida, la humanidad da un paso nuevo en su penoso éxodo, hasta conquistar su
libertad.
Cada uno tiene su propio éxodo: el simple crecimiento humano desde la niñez a
la vida adulta como forma de vencer múltiples limitaciones y afirmarse en la vida.
Cada grupo, cada pueblo tiene un éxodo: Toda la humanidad está radicalmente
implicada en el nuevo éxodo, el misterio pascual de Cristo.
Dios entra en todas las brechas humanas, y siempre se hace presente en favor
de los hombres; los que miran desde afuera no ven ni perciben nada, pero la visión de
la fe puede llevar a descubrir allí, en la misma experiencia de vida, la presencia activa
de Dios.

 ¿Cómo distinguir la liberación de la pseudo liberación?

Hay pretensiones humanas disfrazadas de liberación; incluso hay movimientos


llamados de liberación, que conducen a una opresión mayor, en la medida que
conducen al odio, y a una cerrazón egoísta dentro de un grupo "iluminado".
La historia misma del éxodo nos da criterio de discernimiento para las diversas
situaciones.
Moisés tuvo que aprenderlo. Primero se rebeló con violencia, con odio, mato a
un egipcio y tuvo un intento fracasado de liberación. Al fin, tuvo que huir. No era ese
el momento, ni el modo: su rebelión "liberadora" era puramente negativa, sin
horizonte, es decir, quedar libre de la opresión del faraón.
Cuando Dios lo llamó, y Moisés discernió el llamado, después de resistirse, la
libertad por la que va a luchar tiene un contenido positivo: Antes sólo sabía lo que no
quería. Ahora su visión tenia un horizonte de futuro: Dios quería ser el "Dios del

- 12 -
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

pueblo" (Ex. 6, 6-8). Era una "libertad para", con una MISION. Era enviado, por lo
tanto, de vengador se convirtió en concientizador. La actuación de Moisés consistía
fundamentalmente en hacer que el pueblo tomara conciencia de su opresión y se
decidiera a asumir el esfuerzo de liberación desde la iniciativa y el apoyo de Dios.
Hubo rebeliones y desánimos en el pueblo (Ex. 14, 11-12), pero Moisés apeló a
la fe, el pueblo siguió adelante, y nació la libertad (Ex. 14, 3a)
Y la violencia que hubo después no fue provocada por Moisés sino por el faraón.

 Consecuencia: celebrar la liberación que Dios promueve.

La gran experiencia del pueblo fue: ¡Dios nos ha liberado! ¡Somos el pueblo de
Dios! (Ex. 19, 4-6)
En adelante, en todo se vio la mano de Dios.
La celebración fundamental sucedió en la noche de pascua. La fiesta era una
pascua de pastores en primavera: se untaban las puertas con la sangre de un cabrito
para defenderse de los malos espíritus. Con ocasión de esta fiesta, que celebraron,
salieron de Egipto. Y volvieron a celebrarla, siempre, en el desierto.
Pero en los años siguientes dejó de ser una fiesta contra los malos espíritus y se
convirtió en un "memorial" de la liberación. As¡ se volvían a comprometer, año tras
año en el proyecto de Dios, que era su propio proyecto.

Por eso la celebración de la Pascua de Cristo, memorial de su muerte y


resurrección liberadora, promueve una "vida pascual", es decir, una vida que siempre
pasa de la opresión a la libertad.
Por eso, como en aquel pueblo, lo que caracteriza una vida cristiana es el
esfuerzo de liberación y la celebración de la misma.

C) Guía para una lectura simplificada. (ver "Camino de Emaús, con fe y


esperanza", capítulo sobre Moisés. pp. 37-52, de Mamerto Menapace)

Textos principales del Pentateuco, es decir, de los 5 libros que relatan el Éxodo:
 Éxodo: Cap. 1 hasta Cap. 20, 20; Cap. 24 todo, Cap. 32 hasta Cap. 34
todo.
 Números: Cap. 11 hasta Cap. 14 todo; Cap. 20,1 hasta Cap. 25 todo.
 Deuteronomio: Cap. 1,1 hasta Cap. 11 todo; Cap. 26, 16 hasta Cap. 34
todo.

D) Preguntas para el trabajo en remanso

• ¿Qué hechos de vida reflejan situaciones humanas análogas a las que nos
muestran los textos bíblicos? Identificar, en cada caso el o los faraones. A la luz de la
actuación de Dios en los hechos bíblicos, ¿cuál es, al juicio de ustedes, el sentir y el
actuar de Dios en las problemáticas actuales sobre la dignidad humana, la falta de
libertad, la valoración acerca del sentido trascendente de la vida personal y familiar,
comunitaria y social (libertad para...)? ¿Cuál es su voluntad acerca de la co-laboración
que espera?
• ¿Qué valor atribuimos a la vocación de Moisés? ¿Qué "Moisés" reclaman las
situaciones humanas que ustedes han visualizado? ¿Por qué se suele llamar a Cristo el
nuevo Moisés?
• ¿Surge algún sentimiento o compromiso personal, como fruto de la reflexión
compartida, que nos identifique con la liberación de Moisés? ¿Cómo se actualiza en tu
vida la ALIANZA con el "nuevo Moisés"?

- 13 -
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

E) Moisés, el liberador de su pueblo.

 Hombre absolutamente excepcional.


De la galería de figuras que aparecen en todo el Antiguo Testamento, ninguna
tan llamativa y heroica como la de Moisés. No es extraño que las películas sobre su
vida se vuelvan a ver constantemente con pasión. Es que nos encontramos en ellas
con aspectos muy distintos y valiosos de la vida: el héroe revolucionario, el caudillo
liberador, el hombre religioso, el jefe valiente durante 40 años en el desierto, el
legislador moral, el mediador que se entrega por su pueblo. En síntesis, la figura mas
descollante del Antiguo Testamento, pre-anuncio del "nuevo Moisés", Cristo el
Salvador.

 Educado como príncipe egipcio.


Moisés era judío, pero vivió en la corte del faraón. Por singular destino se
desligó de su pueblo de esclavos y fue educado con la casta dominadora de los
egipcios. ¡Qué fácil le hubiera resultado descollar en la insensibilidad trepadora y
orgullosa, y despreciar o ignorar a aquellos que eran los suyos, y de los cuales la
suerte había logrado separarlo!. Es la tentación de muchos que escapan de la miseria,
de la pobreza, y logran mejores posiciones sociales. Lejos de sentirse solidarios con el
pueblo al que pertenecen, especialment4e con los que se quedan rezagados o
aprisionados por la injusticia, prefieren ignorarlos, ni verlos siquiera para no
complicarse la vida, o simplemente se gozan en su pretendida superioridad. Moisés,
en cambio, prefirió sufrir con su pueblo noblemente, antes que disfrutar cómodamente
de las delicias de la corte egipcia (leer Carta a los Hebreos 11, 24-26)

 Mató al egipcio y lo escondió en la arena y tuvo que huir.


Cuando Moisés fue ya mayor, fue a visitar a sus hermanos, y comprobó sus
penosos trabajos, pues eran esclavos y tenían que construir adobes para las
edificaciones reales. Vio también cómo un egipcio golpeaba a un hebreo, a uno de sus
hermanos. Salió en su defensa, y en la acción quedó muerto el egipcio (leer Ex. 2, 11
ss.). Sus hermanos no se juegan por él, se "lavan las manos", y él tiene que huir (leer
Ex. 12 y 13).

 Yavé lo llama para que vaya a liberar a su pueblo.


En su huída, Moisés fue a Madián y allí se casó. Pero ni la lejanía ni el calor de
su familia le impidieron olvidarse que seguían en la esclavitud. Un día, pastoreando el
rebaño de su suegro en el cerro, siente el llamado de Dios. Yahvé, que significaba el
fiel, le descubre su nombre y le dice que ha de ir a liberar a su pueblo (leer Ex. 3, 7-
15).
En la voz de Dios oye él la voz de la justicia ( Ex. 4, 18). Y aunque se siente
impotente ante la grandeza del imperio egipcio, vuelve allí donde su vida peligraba
(Ex. 10, 28).
Entonces acude a todos los recursos para lograr que su pueblo salga de la
esclavitud y por fin lo logra en la trágica noche de la pascua, cuando los israelitas
logran fugarse, y pasar entre las aguas amenazadoras del mar Rojo. El pueblo, al
verse libre, se colma de alegría y empiezan a cantar al Dios que los salvó (Ex. 15, 20).
Este fue el gran día de la liberación que todos los años celebraban los israelitas con un
banquete en el que sacrificaban un cordero. Era la PASCUA (paso de Dios) que les
liberaba de la esclavitud.

 El largo camino a través del desierto.


Moisés no se contentó con eso. El pueblo se veía ahora ante nuevos
interrogantes y nuevos problemas. Moisés, con mano enérgica, los va guiando por el
desierto y les da la fuerza espiritual que les había de guiar en toda su historia: la LEY.
Fue una experiencia religiosa profunda, como la que él había tenido cuando Dios le
- 14 -
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

llamó para liberar a su pueblo (leer Ex. 19, 3-6). Ahora el pueblo entero sintió la voz de
Dios y la llamada a guardar una ley que se resume en esta fórmula: ama a Dios sobre
todas las cosas y a tus hermanos como a t¡ mismo. Esta fuerza moral iba a ser el alma
de Israel en todas sus luchas posteriores.

 La situación de Moisés, muy semejante a la nuestra.


Moisés se enfrentó a una situación que se vuelve a repetir siempre en la historia
de los pueblos. Es también nuestra situación y la historia en la que nos toca tomar
parte. Muchos de nuestros hermanos son marginados, despreciados, ignorados,
injustamente tratados, oprimidos de diversas maneras, sumidos en la ignorancia o en
otras situaciones inhumanas, e incapaces de salir de ellas por sus propios medios.
Al ponerse en contacto con la Palabra Santa, que nos habla en el Libro, pero
sobre todo en contacto con la realidad, en la que Dios habla e invita, el cristiano debe
descubrir el mensaje de Dios, en la figura de Moisés, conducida por el mismo Dios.
Debe descubrirlo mirando con fe su propia circunstancia de vida, revisando sus
propias actitudes y su propia respuesta a esa realidad, para buscar de cara a Dios las
decisiones que El mismo quiera inspirarle.
Tal vez el contacto con la vocación de Moisés te descubra el sentido de tu
peregrinar...

 Por la liberación de nuestros hermanos.


A la vez, el cristiano ha de ser el hombre de vocación interior, como Moisés. El
que en la soledad de su conciencia, oye la voz de Dios que le llama y le anima a lo que
a primera vista supera sus fuerzas: comprometerse en la liberación de sus hermanos.
La religión no es, para el cristiano, un mero consuelo interno o un sentimiento
individualista. Como Moisés, el cristiano ha de oír el llamado de Dios en el silencio de
la oración, para salir a comprometerse con sus hermanos.
Quizás hoy el cristiano no pueda, como Moisés, lograr de un día para otro los
objetivos de su compromiso. Es una tarea larga, que requiere años. Es un camino
difícil, con muchas dificultades, con muchas incomprensiones, con muchas etapas a
recorrer, que exigen paciencia, en el camino del Reino prometido.

 No basta una liberación política o económica.


El cristiano, peregrino hacia la libertad, a diferencia de otros activistas y líderes
ideológicos que la proclaman, sabe que no basta con eso, aunque pueda ser motivo
de ideales y compromisos concretos, muy valiosos y sacrificados.
El cristiano, como Moisés, ha de trabajar por comunicar a sus hermanos el
equivalente a la antigua LEY, es decir, un IDEAL en el corazón que sea ley para su
vida, y que le guíe en su andar por la vida, hacia la Libertad plena. Esa ley no puede
ser otra que la que nos inspira a respetar al hermano, a tenerlo por igual a m¡, a
promover su dignidad, a no abusar de su vida, de sus bienes, de su fama, o de su
libertad. Es la ley del decálogo que Cristo ha perfeccionado y resumido: ámense unos
a otros y en eso conocerán que son mis discípulos (Jn. 13, 34ss.). Esta liberación
interior y espiritual es esencial, si no queremos que las otras liberaciones sean
disfraces de egoísmo, de sensualidad, de libertinaje, de resentimientos, fuente de
violencias o de todos esos abusos que se manifiestan en las sociedades donde el
desarrollo y la abundancia son injustamente monopolizados por otros.
El cristiano hoy, en la concreta situación de nuestra patria, tiene que ser, en
unión con Cristo, y siguiendo sus pasos, un nuevo Moisés. Y la tarea que se
encomienda es un nuevo éxodo. Inspirado por el Espíritu, debe descubrir los nuevos
"faraones", internos y externos, que afectan la dignidad del hombre. Y, a medida que
los identifica, debe percibir el llamado al compromiso. Siempre será un compromiso
hacia más libertad, en el amor. Un amor concreto, que no se quede en palabras o en
meros sentimientos.

- 15 -
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

En esta tarea estás. Ahora, hacia la decisión de participar en el Oasis 3. Y, a


partir de allí, siempre.

F) Para compartir en grupo.

 Presentar un hecho de vida en el que, en situaciones concretas de alguna


esclavitud -propia o ajena- aparezca algún "Moisés" liberador, o se esté a la espera
del mismo. Descubrir personas que sean referentes, movilizadoras, inspiradoras,
encaminadoras. Ver los "Moisés" en la propia vida, o descubrirse a sí mismo
"Moisés".
 Profundizar la mirada sobre cada uno de esos hechos, analizando como se
manifiesta una presencia liberadora, como surge (CAUSAS), que efectos produce
(CONSECUENCIAS), que conexión tiene con el plan de Dios sobre el hombre, y
con la Salvación Cristo Jesús. (Relacionar con el propio proceso, después del Oasis
1).
 ¿Qué te inspira la figura de Moisés? ¿Surge algún deseo? ¿Surge alguna pista en
orden a opciones concretas?

- 16 -
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

5.- Los “JUECES”, líderes carismáticos al servicio del pueblo

A) ¿Quiénes eran los "jueces"?


Son caudillos liberadores.
La acción de Dios en su pueblo se vale de este liderazgo particular.
Moisés ha muerto. Al entrar los israelitas en la Tierra Prometida llega a su
realización histórica la promesa hecha a Abraham 800 años antes.
Las tribus no entran como en su casa. Tienen que luchar: conquistar la Tierra,
ocupada por diversos pueblos, y se van instalando poco a poco, a medida que van
venciendo en una larga lucha.

B) La perspectiva del autor de este libro


Unos 7 siglos antes de Cristo el pueblo vive una gran crisis. Una situación de
decadencia moral, que afecta todos los planos de la vida pública. Se imponía la
necesidad de una reforma profunda, que intentaron los reyes Ezequías y Jonás. Surge
un movimiento renovador, apoyado por el pueblo, que busca esa reforma.
Dentro de esta tónica un hombre se siente iluminado. Recoge las tradiciones
populares del pasado para apoyar el movimiento reformista. Sentía que el malestar
generalizado provenía del abandono de los derechos y deberes expresados en la Ley
de Dios. Y había que tomar conciencia de ello. Con esta finalidad escribió el libro
donde se encuentra la historia del pueblo liderado por los Jueces.
Esa historia es ordenada dentro de un esquema fijo, cuyo mensaje fundamental
puede sintetizarse así:
a) Cuando el pueblo abandonaba la Ley de Dios, perdía su libertad y era oprimido
por el poder extranjero (Jue. 2, 1-3. 11-15; 3, 7-8. 12-14; 4, 1-2; 6, 1-2; 10, 6-8; 13, 1)
b) Cuando, a continuación, se arrepentía, volviéndose a Dios y reformando su
conducta, Dios suscitaba siempre un líder, sobre el que bajaba la fuerza del Espíritu de
Dios, para liberar al pueblo (Jue. 3, 9-10. 15; 4, 3ss; 6, 7ss; 10, 18ss). Así, se sucedía
un período de paz y tranquilidad, en libertad (Jue. 3, 11.30; 5, 31; 8, 28; 15, 32).
c) Luego el pueblo abandonaba de nuevo la Ley de Dios, volvía la opresión y se
repetía el mismo proceso. Desde esta situación, el autor veía el sentido de la
actuación de los jueces; y detrás, la acción de Dios, como respuesta a la buena
voluntad y a la búsqueda del pueblo.

Esta contemplación de la historia, era para el lector bíblico de aquel período de


los reyes -y lo es también ahora- una garantía de que la actuación de Dios se habría
de reiterar en favor del pueblo a través de seres humanos disponibles a la acción de
Dios, a través de su Espíritu.

C) Los principales jueces


 Historia de GEDEON, el valeroso (Jue. 6-8)
especialmente: Jue. 6, 1-4. 12-16. 36-40; 7, 2. 5. 16-23; 8, 22-23. 28
(ver "Camino de Emaús con fe y esperanza" de Mamerto Menapace, pp. 64-75)
 Historia de SANSON, el fuerte (Jue. 13-16)
especialmente: Jue. 13, 1-6; 16, 4-21
 Historia de SAMUEL, el profeta y sacerdote, el último de los jueces
especialmente: 1Sam.1, 9-11; 2, 1-10; 3, 1-5. 10-11; 7, 3. 6. 13; 8, 4-5
(ver libro de Menapace, pp 77-88)

D) Para compartir en grupo


 ¿Qué iluminación nos aporta la actuación de Dios a través de los jueces? ¿Cómo lo
relacionamos con la situación actual de nuestra patria, y nuestra misión personal
en el tiempo concreto que nos toca vivir?

- 17 -
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

- 18 -
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

Nota para la entrega nº 5 de Jueces:

Tratemos de interpretar el símbolo que nos ofrecen los “jueces” del Antiguo
Testamento.
Tratemos de descubrir, a la luz del Nuevo Testamento, la figura de los “jueces”
de nuestro tiempo.

El “juez” por excelencia es el Espíritu que Jesús nos promete (Jn. 16, 8-11).
Además de este texto, tener en cuenta, para otro rato de oración, la “secuencia” que,
después de la 2º lectura, nos trae la misa de Pentecostés.
El Espíritu Santo es el que lucha (protagonista: “primer luchador”) dentro de
nosotros mismos, para un discernimiento: identificar los “dioses filisteos” que
luchan contra la causa de Cristo en nosotros, y en los diversos espacios humanos de la
sociedad, donde está en juego la causa del Reino.
Lucha iluminando, despejando la mente de falsos criterios e infundiéndonos
la luz de Cristo, que desenmascara y denuncia los criterios del “mundo”.
Lucha moviendo nuestros afectos, purificándolos, “tocando” el corazón,
impulsando actitudes nuevas.

Tener en cuenta: la “tierra” que Dios nos promete es nuestra vida.


Necesitamos descubrir qué “fuerzas extranjeras” nos impiden hacernos cargo de
nosotros mismos, y tener fortaleza para luchar contra ellas. Lo que nos impide
hacernos cargo de nosotros mismos.
Así, el Espíritu Santo nos convierte en “jueces”: luchadores en nuestro
interior, en el corazón; y luchadores en los ámbitos humanos donde quiere actuar el
Espíritu liberador.
También podemos descubrir aquellos “jueces” que han luchado por nosotros y
que luchan con nosotros, por la posesión de la “tierra”, nuestra “tierra”, la “tierra”
humana que Dios quiere conquistar (Reino).

- 19 -
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación


6.- Los PROFETAS y los REYES de Israel

Dios actúa en la historia que los hombres viven y construyen. Y respeta esa
libertad humana que El creó. Y quiere promoverla y "animarla" en función de liberarla
de toda opresión interior y exterior.
Dios no crea las instituciones de los hombres, pero las somete a "juicio" (clave
de ese juicio: para que sean promotores y liberadores); es decir, para que en la
historia que los hombres viven y construyen se teja el hilo de su actuación liberadora.
Así sucede la "historia de la Salvación", en medio de una historia que es, muchas
veces "amenaza de perdición", en las múltiples opresiones que "pierden" a los
hombres.
¿Cómo ves esa actuación de Dios en tu propia historia? ¿Y en la historia pública
de la que participás?

A) La institución de la "realeza" en Israel.


En la dinámica anterior prestamos atención al período de los "Jueces" de Israel,
líderes carismáticos que, en medio de sus contradicciones personales, son
instrumento de la liberación que Dios quiere para su pueblo.
El último de los Jueces de Israel es Samuel, también sacerdote y profeta de
Dios. Hermosa personalidad, cuya vocación cubre una de las páginas hermosas del
Antiguo Testamento (1Samuel 3). El P. Mamerto Menapace te brinda unas reflexiones
valiosas sobre la vocación de Samuel. Vale la pena que le dediquen una reunión
("Camino de Emaús, con fe y esperanza" pp. 77-88).
Samuel, presionado por el pueblo (1Sam. 8, 4-8) instituye la realeza, cerca del
año 1000 antes de Cristo.
Cabe preguntarnos: ¿la monarquía fue liberación obrada por Dios o fue fruto de
la infidelidad a Yavé por parte del pueblo, "para que no reine sobre ellos"? (1Sam. 8,7)
+ Por una parte, da la impresión que, aun aceptando la situación tal cual
se da, hay
una intención liberadora por parte de Dios.
No dejes de leer este texto (1Sam. 9, 16), en el cual hay un mismo
lenguaje, casi al
pie de la letra que recuerda la liberación de Egipto (Ex. 2, 23ss.). Es decir: "he
visto la
aflicción de mi pueblo, y su clamor ha llegado hasta m¡". Y por eso se elige rey
a Saúl
Históricamente, la institución de un poder centralizado, en una
Confederación de las
12 tribus de Israel, fue liberación ante el peligro de los filisteos, pueblo de
acendrada
tradición militarista (de cuyo nombre deriva "Palestina"), conocedor de la forja
del hierro,
algo así como tener la bomba atómica hoy en día. Esta presencia aguerrida era
una amenaza constante que enfrentaron los reyes, como cabeza del pueblo de
Dios.
Con David se afianza una conciencia de Nación; y su figura es
considerada como de
"Salvación" para su pueblo; y es el símbolo mas adecuado de una conducción
divina
permanente, en la historia de la Salvación (2Sam. 7,16). Es como una parábola
histórica
del REY por excelencia: Cristo, Señor de la historia.

- 20 -
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

+ Por otra parte, Dios mismo los previene ante la amenaza de tener un
rey absoluto (1Sam. 8, 11-17). Lo cual se hace realidad, como lo muestran
múltiples textos, p. ej.: 1Reyes 5,13; 12, 4-11; 2Crónicas 10, 4.
- Los poderes de este mundo, ¿liberadores u opresores? ¿cuándo? ¿cómo?
- ¿qué quiere Dios? ¿cuándo? ¿cómo?

B.- El sentido del "profetismo" en Israel.

 El ámbito de la acción profética.


Los profetas hablan y actúan cuando el pueblo se constituye en la Tierra
Prometida, organizado políticamente bajo el poder de los reyes.
Pero el único rey de su pueblo es Yavé Dios (Jueces 8,23; 1Sam. 8,7). El Señor
es el único Señor, decía un autor de la Edad Media: "Al rey la hacienda y la vida se han
de dar, mas el honor es patrimonio del alma, y el alma sólo es de Dios".
Dios quiere garantizar el cumplimiento de la Alianza del Sinaí, es decir: que
Yavé sea su único Dios protector y conductor de su historia, y que el pueblo
permanezca fiel a los mandamientos de Dios.

 ¿Qué es un profeta?
Etimológicamente, es esencialmente "el que habla en nombre de otro", y en la
situación de Israel es aquel que habla en nombre de Yavé (Jer. 1,9; 15,19; Is.30,2)
La vocación es el punto de partida de la misión del profeta. Esto le da un sello
divino, para la actuación de Dios (1Sam. 3; Is. 6; Jer. 1, 4-19).
Los profetas son hombres de acción: ven la realidad, la juzgan con la luz de
Dios, y actúan en consecuencia. Actúan sobre todo en momentos de crisis: denuncian
el culto hipócrita y formalista, la idolatría, las injusticias sociales, la corrupción de las
costumbres; a veces predicen castigos ejemplares, "medicinales", de parte del Dios
que los ama, para que se conviertan y se abra un nuevo horizonte de Salvación.
Son como los precursores de la Nueva Alianza que anuncian (Jer. 32, 36-40;
Ezequiel 36, 22-28), y que se efectuar en Cristo Jesús; de este modo, preparan el
alma de Israel para recibir al Verbo Encarnado. El último de ellos, inmediato precursor,
será Juan el Bautista (Mt. 3, 1-12; ver otros evangelistas). La vida de los profetas
requiere un gran valor, para enfrentar los rechazos y los peligros sobre su persona (1
Reyes 22, 26-27; Jer. 20, 2-3; 37, 15-16; ver Jer. 1, 7-8).
Es Dios quien los inspira:
♦ para hablar con libertad de espíritu frente a la actuación de los reyes, y cuestionar
sus desbordes de poder.
♦ para estimular la fidelidad del "pueblo de Yavé" en su fidelidad a la Alianza y el
cumplimiento de los mandamientos.

 Algunos de los profetas


- Elías, el más grande de todos; se alza para defender la religión de Israel y presenta al
pueblo el dilema de servir a Dios o a Baal (ídolo) (1 Reyes 17; 2 Reyes 1)
- Amós, el profeta de la justicia social (ver libro de Amós).
- Oseas, el profeta del amor misericordioso (ver libro de Oseas).
- Isaías, el profeta del señor de la historia (ver libro de Isaías).
- Jeremías, el profeta que sufre al anunciar calamidades (ver libro de Jeremías).
- Ezequiel, el profeta que anuncia el corazón nuevo, en el pueblo de la Nueva Alianza.

Los profetas, de una manera distinta a los reyes, son como una parábola
histórica del mas grande de los profetas (CRISTO). Es decir, del que es mas que
profeta ya que, aún cuando siempre afirma que lo que dice se lo "dicta" el Padre, "Él
mismo es la Palabra de Dios".

- 21 -
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

Los miembros del remanso lean en sus Biblia lo que se refiere a los profetas,
antes del remanso, y antes de hablar con su guía. Seguramente la riqueza espiritual
de esta dinámica les tomará varias reuniones.

C.- Preguntas, orientadas a la propia acción y a la búsqueda de su MISIÓN


EN EL MUNDO.

- Todo ser humano tiene siempre la posibilidad de ejercer algún poder sobre
otros: liderazgos, influencias sobre otros, que pueden ser positivos o negativos. ¿Qué
"influencias" recibís de otros y ejercés sobre otros? ¿Qué genera en tu corazón esta
reflexión?...
- Las situaciones personales, familiares, sociales, que se viven cotidianamente
en el mundo moderno (violencia, opresión, daño para las personas y obstáculos para
su crecimiento, corrupción, deformación de lo religioso...), son generadas y a la vez
generan en vos actitudes humanas determinadas, algunas positivas (gestos
liberadores, criterios valientemente expresados, corrección fraterna, etc.), y otras
negativas (gestos opresores, dominantes, absorbentes, antitestimonios, cobardías,
etc...).¿Qué iluminaciones del Espíritu fueron acogidas en tu corazón (o no)? ¿Qué
mociones interiores para una presencia activa en el mundo...?

- 22 -
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

7.- El SACERDOCIO de la Antigua Alianza

A.- El sacerdocio en Israel


Dios llega al hombre, y comunica al hombre con El a través de mediaciones
humanas.
 Vimos el papel del rey, como guía de Israel, procurando la unidad y la paz, la
justicia y el triunfo de la nación. Todo ello en nombre de Dios.
 Vimos también el papel del profeta, llamado por Dios personalmente para hablar
en su nombre con una palabra adaptada a la situación particular del pueblo.
 El SACERDOTE tiene, como el profeta, una misión estrictamente religiosa.
El sacerdocio tiene dos funciones fundamentales:
♦ El servicio del CULTO, especialmente ofreciendo sacrificios: presenta a Dios la
ofrenda de los fieles y, en general, la oración del pueblo. Y, al mismo tiempo,
transmite a los fieles la bendición de Dios. (Lev. 23, 11-20; Ex. 24, 4-8)
♦ El servicio de la PALABRA. Hay una palabra propia de los profetas, como está dicho.
El sacerdote tiene otra forma de ejercer el ministerio de la palabra, que consiste en
actuar en las fiestas litúrgicas repitiendo a los fieles los relatos que fundamentan la
fe (Nehemías 8, 1-8).

Hacer ofrenda a Dios, transmitir sus bendiciones, proclaman la Palabra de Vida,


¿cómo, cuándo se expresa analógicamente tu ser “sacerdotal”?

B.- Dos mediaciones "sacerdotales" de un valor extraordinario.


 Abraham dialoga con Dios a favor de su pueblo (Gén. 18, 16-33; 30-33)
 Diálogo de Moisés con Dios para conseguir el perdón para Israel (Ex. 32, 7-14). "se
le cansaron los brazos..." (Ex. 16,12)

¿Qué te sugieren las actuaciones "sacerdotales" de Abraham y de Moisés?

C.- Un pueblo sacerdotal


Israel recibió, como pueblo, la vocación sacerdotal -"pueblo sacerdotal"- (Ex. 19,
6; Is. 61, 6; 2Macabeos 2, 17ss.), único pueblo en el mundo que garantiza el culto al
verdadero Dios. De esta manera fue el precursor de un Pueblo Nuevo, que tributaría al
Señor un culto perfecto, puesto que su culto sería presidido por el mismo Hijo de Dios.

¿Cómo, cuándo te sentís partícipe o protagonista en una comunidad sacerdotal,


promotora y movilizadora de relación con Dios, de comunión con el Señor, de
comunicación de su Palabra? ¿Cómo en la oración, en la Eucaristía, en las liturgias?...

Al tratar sobre Cristo, Unico Sacerdote, volverás sobre el tema.


Dios se vale de los hombres para entrar en comunión con otros hombres, a
quienes ama.

- 23 -
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

8.- LA BUENA NOTICIA del REINO

A) El Evangelio, ¿cosa conocida?


De algún modo a esta altura podés decir que el Evangelio es algo conocido.
¡Tantas veces lo has leído, meditado, oído comentar en homilías!...
Pero esta vez, después de haberte introducido en el Antiguo Testamento, te
podés acercar a él con una actitud distinta.
Este CUESTIONARIO te ayudará para ello:

 "Evangelio" quiere decir "Buena Noticia". Realmente, ¿lo ha sido para vos? ¿O
tenés mas bien la impresión de que casi siempre que lo has leído y escuchado, lo
que te ha llamado la atención son sus exigencias? ¿Se te ocurre algún pasaje que
te ha dado paz, te ha ayudado a vivir, te ha descubierto cosas nuevas?

 La Buena Noticia es que el REINO ha llegado con Jesús de Nazareth. Pensá en cada
una de estas palabras: Reino, llegada, con Jesús. ¿Qué contenido darías a cada una
de ellas?. Por ejemplo, habiendo entrado en el tercer milenio del cristianismo,
ahora, para vos, ¿podés decir que ha llegado el Reino?

 Miremos ahora desde la otra cara: ¿Recordás algún momento de tu vida en que te
dieron una buena noticia, tan importante para vos, que se te cambió la cara y
sentiste que merecía la pena vivir, ser persona, incluso sufrir?

 Estamos bombardeados por noticias. Al leer el diario, o ver el noticiero, ¿qué buena
noticia te gustaría oír? ¿Tiene algo que ver la Buena Noticia de Jesús con eso que
leés, escuchás o vés?

 Mirá hacia atrás tu vida entera. Mirá tu realidad actual. ¿es Buena Noticia Jesús y
su mensaje? ¿Por qué? ¿En qué lo notás, o intuís que vas a notarlo?

B) Leé este texto evangélico: Lc. 4, 14 a 15, 11


Leelo despacio, fijando tu mirada en la persona misma de Jesús, de modo que a
través de sus gestos, palabras, acciones, contemples su grandeza y cercanía, su
presencia salvadora, la fuerza misteriosa con que te atrae...
Tratá de ponerte, imaginativamente, en el lugar de las escenas, con la intención
de participar en ellas:

 Sos un oyente de la sinagoga que escucha la homilía de Jesús, que anuncia la


llegada del Reino para los pobres. ¿Para vos?...
Te alegrás con el mensaje de Salvación y creés en él, así como aparece, el hijo del
carpintero, humilde y fuerte.

 En la escena de la curación del endemoniado te estremece la "autoridad" que


irradia la persona y la palabra de Jesús, vencedor del diablo, es decir, de los
poderes que esclavizan al hombre. No es la autoridad de Jesús la prepotencia del
que se impone. Es, mas que la fuerza de una personalidad atrapante, la sencilla
expresión de su misión, que desenmascara los poderes oscuros, en nombre de
Dios.
Creer significa mucho más que admirar el "señorío" de Jesús; es aceptarlo como
el enviado de Dios para liberarnos; es captar en su persona, en sus actos, tal como
aparecen en los textos evangélicos, la presencia de Dios que est poniendo en
marcha una nueva humanidad. Vos mismo est s siendo salvado si creés que Jesús,
ese judío que habla en las sinagogas de Palestina, es tu salvador.

- 24 -
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

 Detenete especialmente en la escena de la pesca milagrosa. Identificate con Pedro.


¿Qué te evoca cada una de esas imágenes? Porque Lucas, al recordar el hecho y al
escribir el Evangelio no puede dejar de tener en cuenta la misión de la Iglesia en el
mundo. Y Pedro nos representa a cada uno de los cristianos, llamados a fiarnos
ciegamente en Jesús, y a encontrarnos con el Señor resucitado.

C) Si querés profundizar en el tema del Reino, desde el Antiguo


Testamento, descubrirás la riqueza del mismo en toda la Escritura:

 Ezequiel 34, 11-12.15-17: perfil del rey pastor

 Isaías 40: anuncio de la nueva era de la Consolación, que se cumple en Jesús.

D) Preguntas, para meditar y compartir:

 ¿Estás dispuesto a que esta Buena Noticia revolucione tu vida?


 ¿Despierta lo mejor de vos mismo, la disponibilidad a escuchar, contemplar,
adherirte a Jesús, el enviado de Dios para poner en marcha el Reino?
 ¿O, por el contrario, te quedás fuera, como espectador, como si lo ocurrido en
Palestina no tuviera nada que ver con vos?

- 25 -
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

9.- EL REINO y el ESCANDALO de la MISERICORDIA

A) Prepararse para la reunión


Hacerlo con la lectura orante de Lc. 5, 12 a 6, 11.
El Reino comienza a ponerse en marcha con Jesús, y causa escándalo, porque
mueve el piso de quien construye la fortaleza del "cumplimiento", de las "buenas
obras", y no en el Amor misericordioso.
Según la mentalidad que existía en los tiempos de Jesús, el Reino iba a venir
para hacer justicia en favor de los fieles a la Ley; es decir, los "justos". Por eso Jesús
decía: "Yo no he venido a salvar a los justos, sino a los pecadores. Pues no venía a
hacer un juicio contra los malvados, sino a comunicar su gracia a los pecadores.
Era un escándalo y, ¿lo sigue siendo? Que los publicanos, las prostitutas, los
drogadictos, los terroristas, los opresores, los enfermos de sida... sean invitados al
banquete del Reino. Los fariseos, los "justos", formaban, ¿formamos?, el grupo de los
practicantes, los profesionales de la decencia. ¿Acaso no cuenta para Dios tanto
esfuerzo, tanto sacrificio, tanta fidelidad a sus mandamientos y otras exigencias?
¿Se puede discutir con el amor si quiere regalarnos el Reino? Para los
pecadores, los que estaban "fuera de la Ley", era la gran noticia, que les permitía
tener dignidad, esperanza de una vida nueva, posibilidad de cambio. Para los que se
creían con derechos adquiridos por su "buen obrar", con méritos propios, Dios
resultaba injusto.
La pregunta radical que el Evangelio nos hace es ésta:
¿Dónde está fundamentada mi vida religiosa-moral?
- ¿en mi esfuerzo, en el cumplimiento de la Ley, que me garantiza estar en orden con
Dios y mi conciencia, en mi fidelidad y generosidad?
- ¿o, por el contrario, he desmontado mi auto imagen, me he liberado de la necesidad
de verme bueno ante Dios y ante m¡ mismo, he descubierto que no soy mejor que
"esos otros"; me he visto desnudo, sin mérito alguno, pecador hasta la raíz, y
sorprendentemente, en vez de sentirme mal, he sentido el gozo y la paz del amor
gratuito e incondicional de Dios, que me quiere como soy y, mas todavía, que quiere
crear vida de la muerte y siente mas alegría por un pecador que se convierte que por
innumerables justos, a quienes no puede reprochar nada y que, por lo mismo, son
incapaces de amar gratuitamente?
En otras palabras:
- ¿Con qué me justifico, con mis obras o dejo a Dios que me justifique por gracia?
¿Prefiero ir a Dios con las manos llenas o con las manos vacías?

B) Para descubrir el “enano fariseo” que todos llevamos dentro. ¿Dónde


encontrarlo?
- En la tendencia a ver la paja en el ojo del prójimo y en la incapacidad de ver la viga
en el propio.
- En que sentimos mas alegría al cumplir con nuestros propósitos que cuando
pensamos en el amor de Dios que se complace en nuestra pobreza.
- Confundir la experiencia de la gracia con un amor que se utiliza como justificación de
nuestra irresponsabilidad.
- En que nos sentimos separados de Dios cuando hacemos algo que rompe nuestra
auto imagen.
- En que manipulamos la confesión para tranquilizar nuestra conciencia, y tenemos la
sensación de que, al confesarnos, hacemos la buena obra necesaria para que Dios nos
perdone.
- En que, aunque nos vemos con muchas faltas, nos sentimos mejores que una
prostituta o, por supuesto, que un ladrón.

- 26 -
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

C) Leer y orar con Lc. 15


Es probable que te sientas identificado con los dos hermanos. Pero es el padre
el que reclama nuestra admiración; es decir, que Dios sea así, el que espera siempre,
el que perdona siempre, el que no tiene en cuenta...

- 27 -
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

10.- EL REINO, UNA REVOLUCION

A) Lo primero, VER y ANALIZAR LA REALIDAD del mundo con sus


contradicciones. Mirar con crudeza:
 El contraste entre los que no tienen lo elemental y los que tienen de
sobra; entre los que aparecen condenados a la desgracia y los felices satisfechos.
 Gente que lucha por mejorar la condición del hombre, y recoge críticas o
persecuciones.
 ¿Vale la pena tomar en serio el mensaje del amor incondicional,
generoso, que no calcula? ¿No está hecho nuestro corazón para la desmesura, el amor
sin medida? ¿No es precisamente esa radicalidad la fuente de tantas angustias?
 ¿Se puede ser eficaz, cambiar el mundo, optando por la no violencia?
 ¿No es una peligrosa pretensión lanzar a los hombres como corderos
indefensos a la voracidad de los "vivos", a la guerra de intereses?
 Por otra parte, Jesús da por supuesto que sus discípulos ser n una roca
firme, capaces de enfrentarse a las circunstancias adversas y sus propios desánimos.

Vale la pena tener en cuenta esta realidad cuando se leen los textos
programáticos de Jesús: Mt. 5-7; Lc. 6, 12-49. De este modo nos dejaremos llevar por
cierto idealismo "volado", propicio para anhelos que se quedan en meros sueños y
fantasías...

B) Leer y orar con Lc. 6, 12-49.


Jesús te habla personalmente. Cada una de sus palabras te atañe. Cuenta con
vos para hacer la revolución del Reino.
Cuando Dios mira nuestro mundo, está claro que no responde a su proyecto:
injusticia, opresión, violencia, división... Ha enviado a Jesús para cambiarlo. Y el
cambio comienza dando la buena noticia a los pobres y humillados de que Dios está
con ellos, y a favor de ellos.
¡Ay de los ricos y satisfechos, pues Dios no está con ellos si no están dispuestos
a cambiar el Sistema que los favorece!
La tentación es querer hacer la revolución con las mismas armas con las que se
construyó el Sistema: violencia, odio, enfrentamiento, pagando con la misma moneda.
Jesús quiere cambiar el Sistema desde la raíz, y la única fuerza transformadora es el
amor sin violencia, la debilidad que espera contra toda esperanza, la verdad que
libera y no se impone, la lucha que se solidariza y no divide...
¿No crees que no hay otra alternativa? Jesús parece un idealista ingenuo con su
programa. ¿No ves que tiene la clarividencia de quien acierta con las verdaderas
causas que desencadenan los poderes que esclavizan al hombre? ¿Hay otro camino
para arreglar este mundo que el camino señalado por Jesús?

C) Cuestionario
 ¿Te sentís implicado, o este mensaje te sigue resultando extraño, lejano,
hermoso pero irreal? ¿Dónde crees que está la dificultad para que tu corazón vibre con
estas palabras?
 Quizá te resuena tanto que sentís vértigo y miedo, y no sabés cómo aplicarlo.
Quisieras una receta para ponerlo en práctica. ¿Por dónde se puede comenzar, si
mirás tu familia, el ámbito profesional, la maraña política...?
 Jesús no suele dar normas, sino busca crear una sensibilidad, un modo diferente
de situarse en la realidad. Sin embargo, no es ningún teórico, sino todo lo contrario,
un profeta que anuncia y denuncia, que despierta las conciencias y las empuja a la
acción.

- 28 -
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

 Comenzá hoy mismo a mirar a tu alrededor: ¿quienes son tus preferidos, cuáles
tus actitudes ante la injusticia o la mentira, o al constatar el deterioro de las
relaciones humanas? Intentá asimilar las actitudes, el estilo del Reino.
 Y proponete algo sencillo, muy realista, para cambiar la situación según los valores
del Evangelio.
 ¿Estás dispuesto a fracasar, a que no se te haga caso? ¿Cómo reaccionarías?
¿Le darás sentido a la frustración y seguirás pensando que vale la pena?

- 29 -
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

11.- SENTIR LA UTOPÍA DEL REINO

A.- ¿Qué entendemos por "sentir"?


El verbo sentir se refiere no a la emoción primaria, sino al "corazón" en sentido
bíblico, al centro vital de la persona. "Sentir" la utopía del Reino significa:
 Notar cómo el anuncio del Reino y, en general, la lectura del Evangelio, las
reuniones en torno a él, nos afectan, nos sentimos implicados...
 Notar cómo se despierta lo mejor de nosotros mismos en forma de deseo de
algo grande, de cambio personal, de compromiso por un mundo más justo y
fraterno...
 Notar cómo la persona de Jesús nos atrae, adquiere un rostro concreto; nos
interpela, suscita nuestra adhesión, comenzamos a quererlo más, estamos
dispuestos a seguirlo...
 Notar "sentimientos contrarios": unas veces de gozo al descubrir las
maravillas del Evangelio, otras, de rebeldía; unas veces de entrega
generosa, otras, de miedo; unas veces vemos claro que es el único camino,
otras veces sospechamos que es irreal, impracticable. Es decir, sentimientos
de consolación y de desolación...

B.- Personalizar la utopía del Reino.


Presupone algunas condiciones:
 Que exige mi entrega, pero lo decisivo es creer en la persona de Jesús. La
utopía del Reino no es para gente superdotada o superbuena, sino para quienes
fundamentan su vida en la gracia de Dios, no en su propio esfuerzo.
 Que el secreto está en centrar mi experiencia del Evangelio del Reino en la
persona misma de Jesús. Que es CUESTION DE AMOR, de percibir que yo significo para
El, que me llama y por eso me fía y lo amo sin calcular, con el impulso del corazón,
como Pedro, aunque sospecha que ese amor todavía es ciego e interesado.
 Lo cual supone que soy capaz de vivir "experiencias de incondicionalidad".
Sin éstas, nunca el Reino podrá ser personalizado.

C.- ¿Qué significa vivir una "experiencia incondicional"?


Es aquella experiencia que me hace vivir para algo que merece mi entrega.
Puede ser:
 El amor, cuando éste no es un contrato calculado o está dominado por la
satisfacción de necesidades, sino me hace percibir al otro como sentido de mi vida y
me lleva a olvidarme de m¡.
 Una causa noble, por ejemplo, la justicia o la opción por los pobres, si no se
queda a nivel de discurso o de un simple impulso momentáneo, sino que dinamiza mis
mejores energías en un compromiso.
 La experiencia de Dios, si no se queda en el sentimiento, sino que es encuentro
con el Señor, y en consecuencia, que la vida es vivir para él, en hacer su voluntad por
encima de todo.
 La adhesión al mensaje de Jesús, a su proyecto se transformación del mundo, de
modo que me hace vivir en tensión hacia la realización de ese ideal, atrayendo mis
energías personales.
 La experiencia única, intransferible, del significado determinante que tiene la
persona de Jesús, si no se queda en una actitud difusa sino por el contrario, noto por
dentro que no me pertenezco, que él es mi Señor.
Aquí cabe hacerse esta pregunta, dedicándole tiempo de reflexión y oración:
¿Con qué experiencia incondicional vivida anteriormente está conectándose esta
confrontación con el Evangelio del Reino?

- 30 -
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

D.- Todo ello sucede en un proceso vital.

 Si miro mi vida hacia atrás, ¿qué sueños, proyectos, ideales la han marcado?
¿Desde dónde ha brotado el sentido de mi vida?
 ¿Puedo describir cómo han ido cambiando esos ideales? ¿Por qué?
 ¿Hay alguna experiencia crítica en que he tenido que prescindir de ideales, o he
tenido, más bien, que reelaborarlos? ¿Ha tenido algo que ver con la edad, con
los compromisos que la realidad me iba imponiendo?
 ¿Tiene que ver todo lo anterior con el proceso que estoy viviendo de confrontar
mi vida con el Evangelio del Reino? ¿Vivo la utopía del Reino como algo aparte
de ese proceso real de mi historia o me está ayudando a un nuevo
planteamiento de toda mi vida? ¿Cómo es este nuevo planteamiento: es
"volado", es realista?

La autenticidad de este proceso se basa en la convicción de que hay utopías


que exigen sabiduría:
 La sabiduría de la esperanza, que cuenta con los tiempos que Dios
respeta, apoyándonos en la debilidad.
 La sabiduría de la paciencia en la lucha, que no se impacienta cuando
parece que nada cambia, en lo personal y en lo social.

NOTA: Ordenar el diálogo, según el orden de los puntos.

- 31 -
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

12.- ¿ES POSIBLE VIVIR EN EL MUNDO EL EVANGELIO del REINO?

A.- Atendamos ahora a la realidad social


¿Por qué será que la reacción primaria, cuando se lee el Evangelio, es de
sentirnos lejos de la realidad que nos rodea?. "Esto es muy hermoso, pero... ¿es
posible?..."
Tené en cuenta que Jesús no fue un monje aislado de la realidad. Todo su
lenguaje está referido a la vida ordinaria de la gente: trabajo, comercio, relaciones
familiares...
 ¿Será que vivimos en una sociedad más contraria y ajena a la fe que la que
Jesús encontró en su ‚poca? No parece, si tenemos en cuenta los conflictos que Jesús
padeció.
 ¿Será, tal vez, que pensando en los conflictos, pensamos que para vivir el
Evangelio hay que separarse del contexto de vida, y quedar encerrado en grupos
"especializados"?

B.- ¿Cómo se vivía el Evangelio en la Iglesia de los primeros tiempos?


 En tiempos de Jesús, según aparece en el Evangelio, había dos tipos de
discípulos: los que se unían a él en su estilo de vida (predicación itinerante) y los que
vivían en casas (por ejemplo, sus amigos de Betania).
 También sucedió así en la Iglesia primitiva: aparecen por un lado los
predicadores itinerantes que fundan iglesias, y por otra parte los miembros de las
comunidades cristianas que viven, por ejemplo, en Tesalónica o en Corinto.
Leé, por ejemplo, la carta a los Colosenses.
 ¿Tenés la sensación de que es posible vivir la vida cristiana en el mundo?
 Da nombre a las principales dificultades, en qué temas te parece poco
menos que imposible aplicar los principios cristianos a la vida. ¿Por qué razón?
 Esos temas concretos, ¿qué te dicen de tu planteamiento de vida? Tal vez,
sin darte cuenta necesitás una mayor sabiduría espiritual y práctica.

C.- El proceso con que actúa el Reino en la Historia.


Las parábolas de Jesús nos lo explican con imágenes:
 Que es como levadura en la masa. Por lo cual no se trata de esperar a que
cambie el sistema ni de vivir aislado del mundo.
 Que trigo y cizaña van juntos y hay que respetar que así sea.
Leer y orar con Mt. 13, 23-24.
 Que el Reino crece misteriosamente, cuando al sembrador le parece que no
pasa nada.
Leer y orar con Mc. 4, 26-29.

¿Qué puedo hacer en mi vida ordinaria que me acerque un paso más al proyecto de
Jesús?

- 32 -
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

13.- ¿DÓNDE ESTA EL REINO?

A.- Signos del Reino en tu vida.


Cuando notás que va emergiendo dentro tuyo una onda especial, un sentido
diferente de la realidad. Por ejemplo:
 cuando te das cuenta de que lo importante no es ser "bueno" según esquemas
aprendidos, sino ser de verdad desde vos mismo.
 cuando, al leer el Evangelio, a veces se te encienden unas lucecitas por las que
se te ilumina el estilo de Jesús.
 cuando al leer algún autor espiritual, lo que te dice ya no te suena a idealismo
piadoso, sino a otro tipo de vida, que tiene una consistencia y una dinámica propia.
 cuando en la trama de tu vida descubrís que la fe es volver a creer en la
gratuidad del amor de Dios; y entonces todos tus miedos comienzan a esfumarse.
 cuando en la trama de tu vida descubrís que la esperanza es la paciencia de
que el Reino no se perciba en frutos inmediatos.
 cuando en la trama de tu vida descubrís que el amor no depende
principalmente de tus esfuerzos o de tus convicciones.
 cuando ya no podés prescindir de Jesús y de su Evangelio.

¿Los signos señalados te parecen tuyos, o los sentís demasiado elevados? En este
caso, mirá dentro tuyo y describí tus propios signos. Por ejemplo:
¿Te ves distinto por dentro, aunque los demás te juzguen con los esquemas de
siempre? ¿Otro estilo de ser persona?
¿Menos ansioso, más sereno, con mayor aceptación de vos mismo?
¿Integrás mejor libertad y fe, autorrealización humana y disponibilidad para con
Dios, integración de necesidades personales y solidaridad con el prójimo?
¿Leés tu historia de un modo más global, con más unidad y viendo que aún lo
más oscuro comienza a tener sentido?
¿Creer ya no es para vos algo puramente externo (prácticas religiosas,
cumplimiento de normas) o una especie de superestructura añadida a tu persona
(ideas preconcebidas, imposiciones de la Iglesia), sino una vida maravillosa que nace
dentro tuyo y que hay que cuidar como lo más precioso?
¿Tu relación con Dios ha cambiado? ¿Antes era algo impersonal o que dependía
de tu estado de ánimo; ahora es Alguien viviente, libre, inmanipulable, pero cercano,
íntimo...?
¿Antes creías que la espiritualidad consistía en un "mundo aparte" de la vida;
ahora vas descubriendo que el Espíritu actúa en tu vida ordinaria y en tus actitudes,
recreando todo?
¿Valorás más y mejor lo cotidiano: familia, trabajo, relaciones...?

¿Aparecen en tu vida estos signos? ¿Cómo? ¿Algo te bloquea, aunque te


esforzás en hacer proceso, en elaborar las cosas?
¿Necesitás hablar con alguien?

B.- Lo principal, el Reino está donde está Jesús.


Jesús se manifiesta, principalmente, de dos modos:
a) Haciéndose presente en nuestras vidas como fuente de nuestro ser y actuar.
Lee y ora con Jn. 7
Deja que el texto exprese y despierte en t¡ el misterio de la persona de Jesús
que atraviesa la existencia de todo creyente.

- 33 -
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

b) En el rostro del hombre, especialmente del que sufre.


Lee y ora con Mt. 25, 31-46.
Hay quienes primero descubren a Jesús en persona y, desde él, al prójimo,
imagen del Dios vivo. Otros descubren el misterio del hombre, y a través de él se
encuentran con Jesús. Los caminos son múltiples. Lo definitivo es amar.

El Reino está donde se da el amor.

Para que la oración no se quede "en las nubes", preguntate cómo vas uniendo
esos dos modos de presencia de Jesús, el de la intimidad con él, y el de la vida
evangélica, la oración y la acción, el amor de Dios y del prójimo.

- 34 -
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

14.- SEGUIR A JESUS

A.- El escándalo de la Cruz


Dos textos, para la oración.
- Mc. 8, 31 a 9, 1
Jesús habla claramente de su destino: la Cruz.
En Pedro nos sentimos perfectamente reflejados.
La reacción de Jesús, enfrentándose con Pedro, nace de la hondura de su obediencia
al Padre y de su sufrimiento ante la incomprensión de los suyos.
Soledad de Jesús, cada vez más total.
Todo creyente está llamado a perder la vida, por ganarla.

- Lc. 9, 28-36.
Jesús subió a orar. Había fracasado su intento de traer el Reino mediante la liberación
del amor. Necesita aclararse.
Una vez más, como siempre, dijo sí al Padre, que le hacía entrever la culminación de
su misión en la muerte. Entonces se reveló su gloria, su total pertenencia al Padre.
Un Mesías crucificado parece la gran ruptura con todo lo soñado. Pero Moisés y Elías lo
confirman; el Antiguo Testamento entero está atravesado por la ley de Salvación
mediante el sufrimiento.

(se puede leer, como complemento, Hebreos 11-12)


Pedro insiste en sus sueños mesiánicos... Nuestro pobre corazón humano cargado de
sueños, torpe, hambriento de felicidad, seducido por el brillo superficial de las cosas...
Un día seremos introducidos en la nube y escucharemos la voz del Padre que da
testimonio del amor de su Hijo hasta la muerte.
Pidamos al Espíritu Santo oídos para oír la voz del Padre y ojos para ver la gloria del
Reino en este camino que pasa por la cruz.

B.- Vivenciar lo que nos identifica con Jesús.


Es decir, todo aquello, aunque sea pobre o pequeño, que nos ayude a
identificarnos con Jesús:
+ Qué realidades estamos viviendo ahora mismo, de las que tendemos a huir, pero
que sabemos que nos obligan a salir de nosotros mismos, y por intuición, que nos
ayudar n a crecer.
+ Recordar alguna herida a la que no terminamos de dar sentido. Pedir el Espíritu
Santo para que, mirando la Cruz, comencemos a "comprender".
+ ¿Por qué no intentás asimilar las actitudes de Jesús en esa situación concreta que te
molesta? ¿Qué haría Jesús en tu lugar?
+ Cuando el amor comienza a ser evangélicamente libre, suele comenzar a sentir una
serie de preferencias, que por s¡ mismas chocan con nuestro modo natural, por
ejemplo, preferir callar a excusarse, preferir tener en cuenta a los ancianos o
enfermos o que padecen alguna debilidad, o a las personas de convivencia difícil,
preferir compartir lo que se tiene, preferir dar a recibir...

C.- Pregunta de discernimiento.

¿Conocés la alegría de dar sin recibir, de amar ocultamente, de sacrificarse por


los demás, de preferir la fe oscura a la fe sensiblemente gratificada?
No hace falta pensar en cosas heroicas y extraordinarias, sino de la vida
ordinaria, por ejemplo, la satisfacción íntima de perder el tiempo escuchando
problemas ajenos.
Una observación: no confundir la entrega de la cruz con el masoquismo, con la
obsesión por la renuncia, o la necesidad de auto justificarse mediante el sacrificio.
- 35 -
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

Se supone que vamos descubriendo que la negación de nosotros mismos nace


de la libertad, del despliegue del amor que nos hace preferir al otro.

- 36 -
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

15.- UNA MISIÓN que CUMPLIR

A.- JESUS, el REINO y la MISION.


Está claro que la fe en Jesús y el llamado del Reino van unidos a la misión, y que
personalizar el Evangelio culmina en ser para los demás.

1.- Misión significa:


+ Conciencia clara de que Dios es el Señor de la historia y, por lo tanto, que la vida
humana está habitada por su presencia salvadora, incluso en los peores momentos.
+ Más: que Dios es Alguien personal que nos llama por nuestro nombre a cumplir una
misión concreta.
+ Más: que cualquier misión, aunque parezca insignificante, es de infinito valor si es
su Voluntad.
+ Más: que lo importante no es la perfección de la tarea, sino la obediencia de amor,
aunque seamos torpes.

2.- ¿Por qué nos cuesta tanto personalizar nuestra misión?


+ Porque pensamos que se trata, sobre todo, de acertar, cuando lo importante es vivir
de cara a él, buscando en todo su voluntad, ya que él no nos garantiza a acertar, sino
ser fiel y estar con nosotros.
+ Porque personalizar la misión es fruto de un PROCESO de transformación, en el que
experimentamos que la vida consiste en ponerla en sus manos, y no de modo
genérico, sino a la luz de la experiencia personalísima de ser amado y llamado. Yo,
con mi pobreza.
+ Porque valoramos más la tarea o nuestro proyecto que la misión que nos ha
encomendado.
+ Porque buscamos más gratificación en la eficacia que en humilde servicio al Señor y
al prójimo.

B.- Conclusión del Evangelio.

Leer y orar con Mc. 16

Conclusión del Evangelio, conclusión de nuestro camino evangélico de


personalización.
Jesús ha resucitado. La Buena Noticia ha de ser gritada al mundo entero.
¿Cómo?. Con nuestra vida, en primer lugar. Allí donde el Señor nos ha puesto en
la vida.
El Evangelio promete el cumplimiento de los signos anunciados para los últimos
tiempos: liberación de los poderes que escandalizan al hombre; renovación de la
humanidad; cielos nuevos y nueva tierra.
Si has experimentado en vos mismo que las promesas son verdad, si ha llegado
a ti la Salvación por la fe en Jesús, entonces tienes una palabra que decir a los
hombres de parte del Resucitado.

C.- Algunas reflexiones concretas

 Comenzá por cumplir tu misión ordinaria, tu tarea rutinaria, y llenala de


un nuevo sentido. El Reino se realiza donde vos estás, si intentás crear un ámbito de
libertad, de justicia y de verdad.
 No se trata de sermonear, sino de percibir la soledad, el dolor, y la ceguera de
los hombres, para dirigir una palabra de esperanza al corazón.
¿Has vivido recientemente alguna situación de éstas?

- 37 -
MOVIMIENTO JUVENIL PEREGRINOS II
Historia de la Salvación

 ¿Te cuesta mostrarte como cristiano? ¿Por qué?


 ¿Has vivido últimamente alguna frustración en tus proyectos, precisamente los
que sentías como misión? ¿Cómo has elaborado esta frustración?

- 38 -