Vous êtes sur la page 1sur 54

Escuela de Sanidad Interior 1

“Casa de Fuego”- El Monte

Cómo Ministrar a los Niños

Marcos 10:13 Jesús reprende a los


discípulos porque no dejan a los
niños acercarse a El.
Él los bendice y menciona que el
que no es como un niño no puede
entrar en el reino de los cielos.
Los niños son la base primordial
para el reino y para movernos en el
reino, ¿por qué?. A diferencia de
muchas personas, nosotros el
cuerpo de Cristo estamos llamados
a acogerlos, así como Jesús lo hizo,
encargarnos de su sanidad y de su
formación como gente de reino,
ahora, no a futuro. Ellos no son el
futuro, son el presente y todo lo
que hagamos a favor del reino y de
Escuela de Sanidad Interior 2
“Casa de Fuego”- El Monte

ellos, nosotros estaremos


cumpliendo un tremendo deseo de
Dios, de hacer de estos pequeñitos
un gran ejército, que es en
definitiva el que va a conmover la
tierra y enfrentar las fuerzas del
infierno con una destreza y
entendimiento mayor que el
nuestro.
Junto con preocuparnos de su
limpieza necesitamos también
preocuparnos por su formación en
obediencia y disciplina, la
corrección es importante
concerniente a los padres, pues
ellos son los que forman todos los
días y son los que Dios ha provisto
para cuidar y educar a estos niños,
sus hijos.
Escuela de Sanidad Interior 3
“Casa de Fuego”- El Monte

Cada niño es un ser espiritual que


necesita cuidado en todas las
áreas. Cada una de estas áreas
guardadas y cuidadas formará el
carácter de nuestros chicos, sean
de la edad que sean. Todo esfuerzo
que los padres hagan no será en
vano, cada insistencia en la
formación de hábitos dará fruto a
su tiempo. No mire el esfuerzo
como si nunca fuera a ver el fruto.
Le aseguro que lo verá, pues la
palabra de Dios dice: “instruye al
niño en su camino…cuál camino?
El que tú como padre le diseñas y
lo haces andar, como tú le enseñes
y camine así, no se olvidará y
andará tal como le enseñaste y aún
cuando fuere viejo dice no se
apartará de él.
Escuela de Sanidad Interior 4
“Casa de Fuego”- El Monte

Pro 22:6 Instruye al niño en su


camino, Y aun cuando fuere viejo
no se apartará de él.
A diferencia de muchas
congregaciones, nosotros somos
responsables de no mirar a los
niños como sin importancia, Jesús
dijo “porque de los tales es el reino
de los cielos”. Los niños no son
cositas molestosas que hay que
sacarlas luego del lugar de reunión
para que dejen tranquilos a los
adultos…ellos son contenedores y
manifestadores de la gloria de Dios
como tú y yo.
Así que teniendo estos puntos en
claro, hablaremos de los cuidados
que se debe tener al momento de
ministrar un niño.
Escuela de Sanidad Interior 5
“Casa de Fuego”- El Monte

¿Por qué ministrar a un niño?,


¿Por qué lo necesita? Porque él
peca igual como tú empezaste a
pecar a temprana edad. Hemos
aprendido que el pecado corrompe
nuestra vida. Por eso Jesús clamó
“Padre por qué me has
abandonado”. Lo abandona
porque el pecado lo aleja de Dios,
el Padre debe voltearse para no
mirar el pecado sobre su hijo. Cada
vez que pecamos nos alejamos de
Dios. Un niño es mucho más
inocente en este sentido, tiene
menos pecado propio, aunque ya
viene con la iniquidad desde su
nacimiento.
David tiene un salmo maravilloso
que habla de la conciencia de ver a
Dios mientras él lo forma estando
Escuela de Sanidad Interior 6
“Casa de Fuego”- El Monte

dentro del vientre de su madre. Es


posible ver a Dios? Si lo es.
Salmo 139:16 Mi embrión vieron
tus ojos, Y en tu libro estaban
escritas todas aquellas cosas Que
fueron luego formadas, Sin faltar
una de ellas.
Mientras yo era formado veía a
Dios, eso quiere decir que
mientras más pequeños, somos
más inocentes y esto nos permite
tener una conciencia en el espíritu
del mundo espiritual que nos
rodea. La carga del pecado aún no
se ha manifestado en su totalidad.
Sólo imagina por un momento el
privilegio que tenemos de parte de
Dios, que nos ha concedido poder
sanar a los niños desde que son
muy pequeñitos, cuánto podemos
Escuela de Sanidad Interior 7
“Casa de Fuego”- El Monte

evitar que ellos sufran y que pasen


tantas malas experiencias y
traumas como nosotros sufrimos y
durante tantos años. Ellos pueden
saltarse todo eso. Al ministrarlos
les devolvemos su inocencia, su
capacidad de creer y le mostramos
un Dios poderoso que los ama y los
necesita para hacer su tarea, para
sanar a otros y atraerlos a Cristo.
A medida que los niños crecen van
perdiendo la gloria de Dios en ellos
porque se van llenando de pecado.
Recordemos que la iniquidad les
hace pecar, por lo tanto cada
práctica de pecado será su propio
pecado y alejará la santidad de
Dios en ellos.
Escuela de Sanidad Interior 8
“Casa de Fuego”- El Monte

La mejor forma de ministrar a un


niño es jugando, jamás a la forma
antigua con gritos como se hacía
con los adultos. Por un lado lo vas
a sanar de la influencia de un
espíritu, pero por otro le vas a
ocasionar que entre un espíritu de
temor. Debemos evitar asustarlos,
ellos necesitan sentirse acogidos,
captar su atención, deben ver que
es entretenido y que están fuera de
peligro con las personas. Cómo lo
haría Dios, cómo lo haría Jesús?
Con cuidado, tiernamente,
entretenido con juegos,
interactuando con los niños, con
un lenguaje simple y
probablemente usaría cosas
cotidianas como juguetes para
hacerlo en forma didáctica.
Escuela de Sanidad Interior 9
“Casa de Fuego”- El Monte

1. Ministramos a los niños


básicamente porque son parte
de la congregación y queremos
que cada persona esté sana para
seguir su vida con Dios y no
haya nada que se lo impida. Los
niños saben pecar desde que
nacen, lo primero es la
manipulación a través del llanto,
saben que así captan la atención
de la madre o de la persona que
los cuida. Cuando son un poco
más grandecitos

2. comienzan las llamadas


pataletas, el niño sabe que si no
le dan lo que quiere hará
berrinche y para que los padres
no pasen vergüenza le darán en
el gusto. Esto tiene un nombre y
Escuela de Sanidad Interior 10
“Casa de Fuego”- El Monte

es la influencia de un espíritu
destructor que se llama Jezabel,
no es una gracia del bebé, como
algunos adultos piensan y dicen
“a qué lindo tan voluntarioso,
ese es mi hijo…” cuidado, el
origen de esto no es una gracia
ni es santo y se debe corregir y
tratar como pecado. Este
espíritu trae muerte en una casa,
la congregación y en la propia
vida. ¡No olvide! Instruye al
niño en su camino…..de usted
dependerá los hábitos que su
hijo adquiera hasta que tenga
edad suficiente para manejarse
solo. Mientras se forma, de
usted depende los frutos que él
de.
Escuela de Sanidad Interior 11
“Casa de Fuego”- El Monte

3. hay muchas formas de


influencia espiritual que los
afecta. A través de la tele y
programación no apta para
ellos, dibujos animados con alto
contenido violento, aberración
en el área sexual, que
promueven la ambigüedad
sexual, inducen a la búsqueda de
lo oculto o derechamente
meterse en magia. Juegos de
invocaciones a espíritus guías,
tabla guija, juguetes
consagrados a las tinieblas y que
son portadores de demonios, se
vuelven en objetos anatemas o
malditos. Las amistades
induciéndoles a pecar. El
corazón del niño se contamina y
por eso tenemos niños
Escuela de Sanidad Interior 12
“Casa de Fuego”- El Monte

depresivos con tendencia al


suicidio a temprana edad. Se
han abierto puertas que son
corredores o líneas de flujo de
demonios que atacan la vida,
especialmente el alma y esto los
hace vulnerables.
El objetivo del diablo es
corromper la vida con el pecado
para apartarlos de Dios, por la
razón que él sabe que cada
generación de niños que ha
nacido es tan especial para Dios,
y esta generación en esta época
mayor aún, porque están siendo
apartados para el padre de una
forma sobrenatural y
asombrosa, apartados desde el
vientre, así como algunos de
nosotros. Dios ha prometido un
Escuela de Sanidad Interior 13
“Casa de Fuego”- El Monte

mover del Espíritu Santo sobre


toda carne y el diablo pelea
intentando hacerlos a un lado
para que el propósito de Dios
nunca se cumpla.
Si los capacitamos ahora con
todas las herramientas que Dios
nos ha dado, ellos van a ser los
que confronten las tinieblas y al
diablo y todo el infierno de
forma más poderosa y
sobrenatural.
3. Diferencia entre una
ministración adulta a la de un
niño. Tenemos que entender
primero la mentalidad de un
niño. Desde cero a 14 años él
tiene un mundo cerrado. A los 15
comienza a abrirse y su entorno
se expande. Estamos hablando
Escuela de Sanidad Interior 14
“Casa de Fuego”- El Monte

en general. Se introduce en otros


mundos, experimenta con
distintas cosas, circunstancias,
formas, conoce otros lugares.
No puedo usar un lenguaje
formal de adulto, me debo
acomodar a su forma de hablar.
El entorno más cercano de un
niño se compone de sus padres,
abuelos, primos, tíos, colegio,
compañeros, el recorrido que
hace para ir a clases o donde sus
parientes más cercanos. No sabe
de mucho de tiempo
cronológico, medir el tiempo es
complicado, se pierde en los
días, y más aún hablarle de
dinero. No sabe el valor del
dinero ni lo que le cuesta a los
padres ganarlo. Lo ve fácil, por
Escuela de Sanidad Interior 15
“Casa de Fuego”- El Monte

eso pide y pide plata para


comprarse cualquier cosa
porque él ve que hay, es como si
en su imaginación apareciera la
moneda en el monedero de
mamá y papá.
A un niño pequeño no le puedes
hablar de iniquidad como lo
harían con una persona grande,
nos debemos ubicar en la edad
del niño y el lenguaje que él
maneja y esto permitirá una
comunicación fluida y clara. En
la medida que va creciendo va
cambiando el pecado.
4. si es varón de 6 a 9 años no
ministres con niñas, a esa edad
no les gustan las niñas, ellos son
ellos. Si puede estar su maestra
favorita.
Escuela de Sanidad Interior 16
“Casa de Fuego”- El Monte

Las niñas también se complican


y suelen arrancarse a esa edad,
entre ellos se molestan.
De 10 a 14 debo considerar si se
ha despertado el interés por el
sexo opuesto y el romance. Hay
que ser cuidadosos, sobretodo
con las niñas. Ellas idealizan
todo, incluyendo a sus maestros,
es la etapa del príncipe azul. No
ven a sus pares (niños de su
edad) de esa forma, así que es
recomendable que su maestra
esté junto con las personas que
van a ministrar, que sean
mujeres.
5. necesito ministrar con
personas del mismo sexo, vale
decir, para ministrar varones
que los ministradores sean
Escuela de Sanidad Interior 17
“Casa de Fuego”- El Monte

varones y para ministrar


mujeres, que los que ministran
sean mujeres. Para conseguir
una mejor apertura se aconseja
que sus maestros estén
presentes. Evitar que los padres
estén presentes, porque ellos no
son neutrales.
6. debo estar seguro que el niño
ha entendido todo cuanto se le
ha explicado, verificar la
comprensión. Los niños creen
muy fácilmente. Si les decimos
mira vamos a romper la
iniquidad o haremos esto y esto,
ellos lo creen y no cuestionan
nada. Son fácilmente crédulos y
sus oraciones muy poderosas. Si
los incentivamos su fe crecerá
muchísimo y ellos verán muchos
Escuela de Sanidad Interior 18
“Casa de Fuego”- El Monte

resultados grandiosos. Se
pueden abrir fácilmente al
mundo espiritual.
Los adultos lidian con la
incredulidad y la falta de fe, con
estructuras de todo tipo y
formas de pensar que son
barreras que ahogan la fe, más el
pecado.
Los niños creen a la primera,
por eso Jesús dijo que el que no
es como un niño no puede entrar
en el reino y por eso el reino de
los cielos les pertenece, por su
sencillez al creer.
Un niño cree en todo y esto los
activa.

Requisitos para ministrar:


Escuela de Sanidad Interior 19
“Casa de Fuego”- El Monte

1. jugando en el piso, recuerda


que él es pequeño y me debo
bajar a su estatura a su tamaño
para no intimidarlo.
debo procurar que el niño esté
2.

cómodo, tener juguetes que son


los que van a usarse para la
ministración. Peluches, autitos,
bloques de plástico o madera,
papel en blanco, lápices,
marcadores, etc.
3. debe estar el maestro
preferido para asegurar una
apertura completa y ganar la
confianza del niño.
4. podemos ministrar uno a uno,
pero en este caso necesitamos
estar constantemente captando
la atención el niño, evitar que se
distraiga y que se duerma.
Escuela de Sanidad Interior 20
“Casa de Fuego”- El Monte

5. si es en grupo, son más


dinámicos y para mantener el
orden necesito maestros que nos
ayuden. Aconsejable es
separarlos por diferencia de
sexo.

Base de ministración: esto es


el abc, lo que si o si debes
siempre tocar, sea en adulto o
niño.
1. arrepentimiento: pido perdón a
Dios y perdono a los que me han
ofendido o dañado.
2. renunciar: alejo o destruyo lo
que me alejaba de Dios, le quito
el derecho de seguir en mí. Ej:

renuncio al rechazo y en el
nombre de Jesús lo quiebro, le
ordeno que se vaya.
Escuela de Sanidad Interior 21
“Casa de Fuego”- El Monte

3. llenarse del Espíritu Santo:


cuando sacas un espíritu
inmundo dice la Biblia que el
que salió quiere luego volver a
entrar y con él vienen 7 peores,
por lo tanto necesito llenar los
espacios vacíos de cada área
ministrada, si está lleno los
demonios no pueden entrar. Soy
yo quien le da la entrada.

Nota: no ministramos niños y


personas no cristianas, necesitan
primero aceptar al Señor. Para
personas de otras congregaciones
necesitamos el consentimiento de
sus pastores. No podemos pasar
por encima
Escuela de Sanidad Interior 22
“Casa de Fuego”- El Monte

de sus coberturas, es una ley


espiritual que no se puede
traspasar. En el caso de los niños,
de sus padres.

1. Arrepentimiento: la mejor
forma de explicarle esto es
llevándolo a la cruz. El niño ya
es cristiano y por ende necesita
ser limpiado. Hablarse del
perdón de la cruz, lo que Jesús
hizo por él en la cruz al morir.
En el caso de la iniquidad, debo
ser cuidadoso como tratar el
tema, ya que esto nos va a llevar
a un perdón identificativo.
Es muy importante el concepto
de ”yo y mi casa hemos pecado”.
Mucho del comportamiento de
los niños pequeños es provocado
Escuela de Sanidad Interior 23
“Casa de Fuego”- El Monte

por la iniquidad que ha


comenzado a manifestarse en
ellos, así que la explicación de
que es necesario pedir perdón
por los abuelos, los padres va a
solucionar y quitar la carga de
maldad en su vida.
¿Cómo lo puedo explicar en
palabras de niño?
Le puedo decir: mira, tu tienes
algo que te haya regalado tu
mamá o tu papá, algo que te
guste mucho?, siiii, ok. la
iniquidad es algo parecido a un
regalo, pero es como un regalo
feo que no te gusta que te dio tu
papá o tu mamá o tus abuelos
sin que tu lo quisieras, ni te
preguntaron, nada más te lo
regalaron.
Escuela de Sanidad Interior 24
“Casa de Fuego”- El Monte

2. Trauma: perdonar el daño que


te hicieron a quien haya sido el
causante, la ley del perdón si o
si, es la primera llave para ser
libre.
3. Pecado Propio: es reconocer el
pecado que se ha hecho
voluntariamente. Todo acto en
que se ha ejercido la voluntad,
aun cuando haya sido inducido
por otro a hacerlo.
Para poder graficar el peso del
pecado y las consecuencias del
pecado, yo empleo un ejemplo,
que aunque suena muy duro, es
muy similar al sacrificio de
Cristo para que un niño lo
comprenda. Es lo siguiente: se le
pregunta al niño si tiene una
mascota, si la respuesta es
Escuela de Sanidad Interior 25
“Casa de Fuego”- El Monte

afirmativa o te gustaría tener


una mascota, un perrito o el
animalito que sea, en fin. Le
cuentas que en Israel los niños
tienen sus corderitos pequeñitos
que han crecido con ellos. Y la
ley dice que si el niño peca,
como sea, quien debe pagar por
el pecado suyo es el corderito,
ese a quien quiere tanto, que es
inocente, y debe pagar con su
vida. Para peor él debe estar
presente y ver como es muerto
por el sacerdote.
Yo te aseguro que ese niño
nunca más va a querer pecar,
tendrá que pensarlo mucho
antes de hacerlo. Es muy
traumática la escena del
sacrificio. Y de paso explicar que
Escuela de Sanidad Interior 26
“Casa de Fuego”- El Monte

eso mismo fue lo que hizo Jesús


por nosotros.
Pregúntale si le gustaría ver
morir a su perro o a su
mascota?. Esto ayuda a que el
niño realmente experimente un
arrepentimiento verdadero que
sale de lo profundo del corazón.
Eso es lo que lo va a cambiar.
Desde dónde lo hace.
Jugando: antes de esto es
necesario que te sientes a
conversar con los padres para
indagar qué ellos ven en el niño.
Su percepción no es todo, va a
ser un porcentaje del total. Es
culpa de los padres la iniquidad,
esto será un 50% del problema,
el otro 50% hay que descubrirlo.
La información que ellos te den
Escuela de Sanidad Interior 27
“Casa de Fuego”- El Monte

es importante para saber por


dónde ir en las áreas en
conflicto.

Pregúntale al niño ¿por qué ha


venido? ¿Qué información tiene
él o ella de por qué está ahí? Es
importante que el niño tenga
una claridad de lo que va a
ocurrir, principalmente para no
infundir temor ni pánico.
Debemos crear un ambiente
amigable para él o ella.
La persona que ministra le
pregunta si le gusta pintar, hacer
dibujos y bueno lo invitas a orar
jugando, de esa forma le
cambias el esquema de que sería
Escuela de Sanidad Interior 28
“Casa de Fuego”- El Monte

una ministración adulta. El niño


viene con la idea que será
aburrido además, lo asocia con
los grandes.
Ministrar con juguetes es muy
práctico para ejecutar actos
proféticos. Un acto profético es
una señal aquí en la tierra para
que los cielos se muevan y se
une el cielo y la tierra. Hacer
cosas que afectan los cielos y el
alma del niño.

Puede que al principio no quieran


hablar, es necesario que te tomes
el tiempo y poco a poco se abra.
Puede que te lleve más de una
visita, solo para ganar su
Escuela de Sanidad Interior 29
“Casa de Fuego”- El Monte

confianza. Deja que todo se de en


forma natural.
Llévalo a dibujar, el contenido del
dibujo habla mucho de lo que le
pasa o te puede decir Dios me
mostró tal cosa.
Hay un cuadro muy interesante
que se sugiere aplicar para saber
exactamente por lo que un niño
está pasando. Divide este cuadro
con una cruz y obtendrás cuatro
espacios los que llenarás con las
siguientes preguntas y escribirás la
respuesta del niño en cada una.
Anoto aquí lo que más
Escuela de Sanidad Interior Anoto aquí lo que menos 30
le deatemoriza.
“Casa Fuego”- El Monte Puede ser le gusta
hacer.
algo o alguien.

Aquí anoto quién es


Aquí anoto la persona con
La persona física con que

con quien más le gusta


estar
Menos te gusta estar

Después que lo escucho puedo


puede ser no cristiana

determinar si se trata de
iniquidad, trauma o lo propio.
Si es temor: puede ser algo
espiritual que haya visto. Puede
ser una persona que le hizo algo o
algo que tiene la persona. Pídele
que te lo dibuje en le cuadro
correspondiente.
Lo que menos le gusta hacer:
refleja el área donde está mal.
Sondear qué pasa.
Persona física con la que no le
gusta estar: ej. Puede ser un
compañero de curso que es
Escuela de Sanidad Interior 31
“Casa de Fuego”- El Monte

abusivo, alguien que lo abusa


físicamente con golpes o
sexualmente. Agresión verbal, le
quita sus cosas, etc. Puede decir no
me gusta mi tío, no me gusta
dormir. Pregúntale por qué, te va a
decir.
Los dibujos reflejan muy bien
el alma
Persona con la que más le gusta
estar: generalmente es la mamá
Le pido al niño que dibuje al
centro del cuadro a Jesús. El va a
dibujar como cree que es, puede
ser como un héroe, todo poderoso,
en fin, pero es aquí donde empieza
la ministración, entonces le
pregunto al niño:
qué haría Jesús con tus temores
1.

(cuadro 1) aquí te vas a


Escuela de Sanidad Interior 32
“Casa de Fuego”- El Monte

sorprender porque las


respuestas que te van a decir
salen de lo profundo de su
corazón. Te diría lo agarraría
con la mano y lo tiraría lejos o
mandaría un rayo y lo haría
desaparecer, en fin. Cuando
termina la descripción de lo que
Jesús haría lo llevo a que lo
dibuje y le pido que ore
conmigo, comienzo a orar con él
y digo algo como esto: entonces
así como yo dibujo así se hace en
mi alma y en los cielos y se va el
temor. Me arrepiento de haber
dejado que el temor esté en mí y
renuncio y mientras borro este
demonio te sales de mi corazón.
2. qué haría Jesús a un niño
resongando (cuadro 2): ej.
Escuela de Sanidad Interior 33
“Casa de Fuego”- El Monte

Oramos para que Jesús le


cambie el corazón y dibuja una
cara feliz.
3. qué haría Jesús con la persona
que te ha dañado (cuadro 3): si
llora, que es lo más probable,
abrázalo y dile que Jesús lo ama.
El diablo quiere destruirlo y el
niño no sabe por qué le pasó tal
cosa y necesita perdonar.
Estamos tocando la raíz. Si te
dice Jesús lo destruiría es
porque tiene ira y la raíz es aún
más profunda. Jesús lo
perdonaría y tú puedes
perdonarlo, entonces dice si y

comienza a dibujar cómo Dios lo


cambia y luego lo borra,
terminamos orando por la
Escuela de Sanidad Interior 34
“Casa de Fuego”- El Monte

persona. Es muy importante en


los rasgos que dibujan, todos los
detalles son indicadores de algo.
Ej. Si está enojado, o con un
cuchillo, con poca ropa, etc.
qué le haría Jesús a la persona
4.

con la que más te gusta estar


(cuadro 4): pregunto esto
porque necesito dejar una buena
impresión de Jesús, para borrar
la anterior del trauma. Puede
que la persona con la que le
gusta estar no sea cristiana.
Generalmente es la mamá,
entonces la llamo para restaurar
lo que sea necesario o
simplemente darle un abrazo.
*** antes de hacer pasar a su
mamá debo haber borrado todos
los dibujos, ya que la
Escuela de Sanidad Interior 35
“Casa de Fuego”- El Monte

ministración garantiza reserva


tanto para adultos como para
niños. Recuerde que es
vergonzoso hablar de lo que a uno
le ha ocurrido.
otras ministraciones: Si uno
5.

detecta que está encadenado, es


bueno usar cadenas de papel
para que él o ella las pueda
romper en el nombre de Jesús y
el Espíritu Santo viene para
ayudarlo.
con juguetes: si es su tío quien lo
6.

arremete físicamente, sea sexual


o con golpes, lo diriges de esta
forma:
- autito A: que más te gusta,
será Jesús, guerrero…
- autito B: más lindo, será el
niño
Escuela de Sanidad Interior 36
“Casa de Fuego”- El Monte

- autito C: más feo, será el tío


agresor
le explico que el que conduce no
es el tío, es el demonio de
violencia. Puedes descubrir si
fue maltratado, abusado, etc.
1. qué le haría Jesús al auto
malo, que es un demonio: lo
tiraría lejos, entonces oramos:
así como yo tiro lejos este auto
Jesús aleja este demonio de mi.
Debes mantenerte orando,
ayudándolo, así como este auto
es tiniebla, sale de su corazón y
es libre.
Nota: cuando un hijo o un niño
le diga que ve algo debajo de la
cama o en closet o donde sea,
créale, no está mintiendo, los
Escuela de Sanidad Interior 37
“Casa de Fuego”- El Monte

niños ven el mundo espiritual,


ayúdelos orando.
para las niñas usar peluches:
7.

- el más grande sería Jesús:


sería como papá, autoridad
- el más lindo: sería ella misma
- el más feo: una persona o el
diablo
Se ministra de la misma forma
que con los autitos para los
niños.
Los niños son más sujetos a la
autoridad, si los lanzan lejos
generalmente no dicen nada. En
cambio las niñas, siempre dicen
algo antes de tirarlo lejos, son
más delicadas, lo retan.
8. pecado propio: toma un frasco
transparente y lo llenas de agua,
le dices este eres tú. Cuando
Escuela de Sanidad Interior 38
“Casa de Fuego”- El Monte

pecas te llenas de piedras sucias,


te pones sucio y el agua se
contamina, tu corazón se
contamina.
- arrepentimiento: pide perdón a
Jesús
- renuncia: ora sacando las
piedras, son pecados concientes
que menciona
- cómo te limpias: botas el agua
y lavas el frasco, lo llenas de agua
limpia y oras: así como se llena de
agua limpia así soy lleno de
santidad y el Espíritu Santo me
limpia y me llena otra vez. El
cielo responde a lo profético, ese
niño va a ser lleno otra vez. Lo
creen tanto que lo ven y muchos
de ellos reciben dones y gozo. A
Escuela de Sanidad Interior 39
“Casa de Fuego”- El Monte

los adultos les cuesta mucho más


creer, hay velos que enceguecen.
- Podemos ver que los autitos o
peluches son aplicables a trauma
- Vaso: al pecado propio
- Cruz de madera: también para
ministrar acerca del pecado
propio, pero para niños que ya
saben escribir. Se trata de escribir
cada cual sus pecados y avanzar
hasta donde está la cruz de
madera y comenzar a clavar ellos
mismo sus papeles con martillo y
clavo. Le explicas que cundo lo
dejas allí ya no están más en ti.
Los dejaste en la cruz y salen de
tu vida. Puede que al principio no
ocurra nada aparente, pero al
sonido del martillo ocurren cosas,
los niños comienzan a llorar, se
Escuela de Sanidad Interior 40
“Casa de Fuego”- El Monte

quebrantan. Es lindo ver cómo


Dios se manifiesta. Es
aconsejable para niños de 10 a 14
años.
9. Iniquidad: es la más ruidosa,
puedes usar bloques de madera o
plástico, que no se tengan patitas,
sino que sean planos para poder
apilarlos y botarlos con facilidad.
Le preguntas al niño qué ha visto
en sus padres o abuelos que no es
de Dios, tal vez algún tío o prima,
y comienza a poner cada bloque
por iniquidad identificada, ellos
perciben mucho de la familia.
- considerar a los niños que
vienen de otras iglesias y
cómo les afecta el cambio
Escuela de Sanidad Interior 41
“Casa de Fuego”- El Monte

considera la fe de ellos, por


-

eso es necesario estar limpios,


su fe nos ayuda.
Ministrar la iniquidad en grupo
es divertido a la hora de
romperla. Al terminar la torre
oramos y nos ponemos por la
casa en arrepentimiento y a la
cuenta de 3 botan todos los
bloques con enojo y decimos está
hecho, quebramos el poder de la
iniquidad sobre los niños.
Necesitamos estar en contacto
con los padres para evitar que las
mismas cosas se repitan.
10. para liberar a los niños:
podemos usar globos de colores,
es muy divertido y dinámico, muy
efectivo para la fe de ellos. Le
preguntas quieres deshacerte del
Escuela de Sanidad Interior 42
“Casa de Fuego”- El Monte

espíritu de temor o ira o lo que


sea? Te va a decir que si!,
entonces le damos un globo a
cada uno y a la vez que soplan y
se infla el globo se

llenará de aire, por lo que cada


demonio entrará allí porque los
demonios y los espíritus son aire.
Cuando ya han llenado su globo
de los bichos que los molestan lo
amarran para que no se escape el
aire, entonces oramos declarando
que cuando el globo se reviente
los demonios se mueren y es
libre. Debe pedir perdón por
haber aceptado estos demonios
en su corazón y renuncia a que lo
molesten de nuevo, dile que no
Escuela de Sanidad Interior 43
“Casa de Fuego”- El Monte

pueden volver y ellos deben


cuidar de que no vuelvan.
Los niños anhelan tanto la
libertad como nosotros la hemos
deseado por años. Ellos pelean
con tantas cosas como nosotros.
11. un recipiente con agua y una
toalla: tú estás lleno de manchas
negras, entonces las vas a agarrar
con la mano sacándolas de tu
cuerpo y las vas a echar al agua y
te lavas las manos para dejarlas
limpias. Jesús dijo que el agua es
la palabra y el Espíritu Santo, así
que al lavarte los demonios
quedan en el agua. Botamos el
agua en el baño. Probablemente
te digan que quieren que se
mareen los demonios o en la
tierra seca para que se mueran.
Escuela de Sanidad Interior 44
“Casa de Fuego”- El Monte

La vida de los niños es renovada y


se ven cambios instantáneos por
su fe.
12. objetos malditos: explicar que
los objetos atraen demonios
cuando han sido consagrados a
demonios y es necesario
destruirlos por ellos mismos.
Cómo convenzo al niño, con luz,
le pregunto en qué te edifica ese
juguete o carta o peluche o
muñeca, lo que sea. Él puede
identificar la influencia, lo ve, él
puede ver el mundo espiritual no
lo olvide.
Ej. Barbies, pokemón, cartas
mágicas, dibujos animados,
juegos de play, libros, películas,
duendes, artesanías,en fin.
Edifica o destruye? Oramos, nos
Escuela de Sanidad Interior 45
“Casa de Fuego”- El Monte

hacemos libres y destruye el


objeto. Le contamos la historia
del pecado de Acán, cómo hizo
que el ejército de Israel fue
derrotado por tomar objetos
anatemas (malditos).
Si los niños no son abiertos al
mundo espiritual es conveniente
despertar su espíritu, necesitan
experimentar el cielo. Jugar con
los ángeles, ver a Jesús, comer de
la mesa del banquete cosas ricas
que a ellos les gusta, recibir
regalos, ir a la casa de otros niños
y liberarlos. Necesitamos
imaginación y dependencia del
Espíritu Santo. Ej. ensuciar un
chaleco y luego lavarlo juntos, es
algo por ejemplo que a las niñas
Escuela de Sanidad Interior 46
“Casa de Fuego”- El Monte

les gusta hacer, puedes ministrar


así.
Juego con un niño, pero la fe hace
el resto.
13. un niño violado: uso el
esquema de la pizarra o los 4
cuadros en una hoja en blanco.
Necesito restaurar el cuerpo, el
alma y el espíritu.
- espíritu: le digo que hay ángeles
que vienen a ayudarlo, oramos
juntos.
- alma: uso un rompe cabezas, lo
tiro por todos lados desordenado,
algo que pueda armar fácilmente.
Para sanar el alma se van
poniendo las piezas una a una
hasta completar la figura, que él
mismo y oramos que así como se
juntan las piezas su alma es
Escuela de Sanidad Interior 47
“Casa de Fuego”- El Monte

restaurada al instante y ponemos


cinta adhesiva para que nunca
más se quiebre, le damos el
rompecabezas pegado al niño y
recordará como fue sanada su
alma.
- el cuerpo: le pedimos que cierre
sus ojos e imagine la escena del
trauma, la persona y los detalles.
Entonces le dices vamos a usar tu
espíritu porque es libre y tiene
todas las posibilidades para hacer

lo que quiera. Imagina que eres


muy fuerte y tu mano quita de
encima de ti a esa persona y se la
pasas a Jesús, toma agua y le
bañas, hay un ángel que te da un
jarro con agua y otro que trae
ropas limpias y nuevas para ti, te
Escuela de Sanidad Interior 48
“Casa de Fuego”- El Monte

vamos a vestir. La imaginación


del niño ayuda mucho a
conectarse con el mundo
espiritual y sucede así.
13. cautividad: le explicamos que
su alma se parte en pedacitos, se
fragmenta. Podemos usar un
muñeco de papel que se pueda
desarmar o cartón y algunos
alfileres o cinta adhesiva. Le
cuento cómo un problema,
violación o cualquier trauma hace
que su alma se parta y vaya a una
prisión. Entonces el muñequito es
el niño, le voy quitando las partes
de una a una y las echo en una
bolsa aparte, una para cada una.
Le pregunto qué haría Jesús con
eso. Puedo usar ángeles. Puede
usar su espíritu porque no está
Escuela de Sanidad Interior 49
“Casa de Fuego”- El Monte

fragmentado. Vamos a unir al


muñeco y oramos profetizando
con el niño, entonces porque
Jesús lo haría así, así ocurre…
entonces tomamos las bolsas y las
botamos o las hacemos tiras, ellos
van a recordar que hay en cada
bolsa, se recomienda poner el
mismo nombre en la bolsa de la
parte del muñeco que se partió.
Recomendaciones: todas las
ministraciones que hagas deben
tener un seguimiento,
preguntarle cada cierto tiempo
cómo le ha ido después de su
ministración, cómo se siente, si
ha visto cambios, animarlo a
seguir. El interés activa su fe y
aumenta las ganas de estar bien.
Escuela de Sanidad Interior 50
“Casa de Fuego”- El Monte

Debes asegurarte que el lugar de


ministración tiene solo lo
necesario para no causar
distracción, no llenarlo de cosas
que no vas a usar ni menos una
tv.
Una persona ungida es capaz de
ministrar y moverse en poder,
como trabajar con niños y limpiar
sus mocos. No pierdas la sencillez
de Jesús. No porque resucitas
muertos no puedes estar con los
chicos. Yo personalmente dudo
que una persona intocable esté
capacitada con el carácter de
Jesús.
Escuela de Sanidad Interior 51
“Casa de Fuego”- El Monte

Necesitamos ser gente que donde


sea que te pongan a servir, allí
des buen fruto sin que los humos
se te suban a la cabeza. Lo más
importante es la motivación del
corazón, con mayor razón si se
trata de beneficiar a los niños.
La labor del maestro de niños es
importantísima y muy valorada
por Dios. Nunca mires en menos
tu tiempo con ellos, aunque
tengas que perderte el culto. El
cuidado que tú les das tiene
recompensa. Es muy lindo ver
que los niños pueden profetizar
tu vida completa y seguir al rato
jugando como si nada, ellos no se
hacen rollo con las tonteras como
nosotros buscando una postura
santa. Ellos son simples y
Escuela de Sanidad Interior 52
“Casa de Fuego”- El Monte

ubicados mejor que nosotros, no


están llenos de religión, por eso
captan el corazón de Dios y él se
sentía atraído a ellos y lo
bendecía.
Nosotros formamos a los niños y
debemos cuidar de no quebrarlos,
aunque si corregir en el momento
oportuno como dice la palabra,
guiar, enseñar, darles mucho
amor y mostrarles cariño y
siempre tomar en cuanta lo que
dicen. Son maravillosos para
moldear. Son fáciles de herir,
pero fáciles para sanar.
Todo lo que hagamos por ellos va
a dar fruto, no podemos dejarlos
solos a su suerte, necesitan
nuestro incentivo, nuestras
oraciones y atención.
Escuela de Sanidad Interior 53
“Casa de Fuego”- El Monte

Un verdadero ungido es capaz de


meterse en el mundo espiritual y
después jugar revolcándose con
los niños en el suelo.
La puerta del reino son los niños.
Atrae el reino a tu vida.
Revelación, tú eres la puerta. El
niño cuando ve al maestro ve a
Jesús. Como ver al súper. Tú
manifiestas el reino al estar con
ellos, tú eres la puerta que los
atrae al Señor para que lo vean.
Quieres aprender de Dios? Habla
con los niños de Dios, te vas a
sorprender. Dios les da cosas
para solucionar muchas veces, su
fe crece tanto. Tenemos mucho
que aprender de ellos.
Hemos visto niños evangelizar a
otros niños comprando tratados y
Escuela de Sanidad Interior 54
“Casa de Fuego”- El Monte

haber gastado su dinero para


tocar la vida de otros niños. Su
corazón es distinto.
Dios les use para sanar a los
niños!!!!!

Centres d'intérêt liés