Vous êtes sur la page 1sur 60

PENSAMIENTOS DESPEINADOS

Stanislaw Jerzy Lec

Los aforismos de uno de los más grandes maestros de todos los


tiempos en el arte de la máxima-bisturí. Un testimonio apasionado e
inteligente sobre la calamitosa experiencia de nuestro siglo. Una visión
lúcida e irónica del espíritu contemporáneo, enfrentado al terror y al
ridículo de la existencia cotidiana.

¿Qué es el Caos? Es el Orden que fue destruido con la Creación del


Mundo.

Durante toda su vida no consiguió ponerse en la picota de la opinión


pública.

No se mienta la soga en casa del ahorcado. ¿Y en casa del verdugo?

De una reseña: "Este poeta se caracterizaba por una digna pobreza de


pensamiento".

El cangrejo se pone colorado tras su muerte. ¡Qué digno ejemplo de


delicadeza en una víctima!

¿Se puede llevar espuelas teniendo los pies planos? Se puede. Pero
no hay que hacer ruido con ellas.

Durante los procesos las brujas reconocían haber mantenido tratos


con el diablo. ¡Se nos revuelve la sangre! ¡Cómo se las pudo forzar a
eso, si el diablo no existe! Pero la voz de la razón nos dice: ¨¡No es
verdad, no es verdad, no es verdad!¨. El diablo existe: era el inquisidor.

Recordad que si el diablo le quiere dar una patada a alguien, no lo


hará nunca con la pezuña, sino con su pie humano.

Al derribar las estatuas, respetad los pedestales. Siempre pueden ser


útiles.

He tenido una pesadilla: la hipertrofia de la burocracia que acaba de


eliminar el analfabetismo.

¿Qué es lo que nos mantiene en este globo aparte de la fuerza de la


gravedad?

"Con los eunucos se puede hablar largo y tendido", contaba cierta


señora de un harén.

Sólo los cadáveres pueden resucitar. Para los vivos es más difícil.

Aprovechaos de la experiencia de los ornitólogos. Para que los


escritores puedan desplegar las alas, tienen que disponer de
libertad para hacer uso de las plumas.
Todo está en las manos del hombre. Por eso debe lavárselas
a menudo.
No todas las salvas anuncian la revolución.
¡Incluso las barbas del Profeta se pueden rapar!
Un hecho siempre aparecerá desnudo, aunque vaya vestido a la
última moda.

Estoy convencido de que el hombre creará algún día al "homúnculo",


el hombre artificial, pero por el amor de Dios, lo insto a que no repita
su error y no lo cree a su imagen y semejanza.

No se debe permitir que el parque móvil municipal sólo sirva para


levantar barricadas.

Como castigo por no creer en el alma, ¿no tengo alma?

Durante el reconocimiento el cadáver no reconoció a su asesino.

He soñado con la realidad. Con qué alivio me he despertado.

Prefiero la inscripción: "Prohibido el paso" a la de "Sin salida".

Siempre habrá esquimales que elaboren para los habitantes del


Congo Belga instrucciones sobre cómo comportarse cuando hace
mucho calor.

"¡Siento que me están naciendo alas!", dijo un ratón. ¿Y qué con eso,
señor murciélago?

¡Si se pudiera amortizar la muerte durmiéndola a plazos!

La primera condición de la inmortalidad es la muerte.

La constitución de un Estado debería ser tal que no lesionara la


constitución del ciudadano.

¡Si no tienes una buena columna vertebral, no te dejes la piel!

Incluso en el trono se desgarran los pantalones.

Aunque a una vaca le des cacao, no ordeñas chocolate.

La ventana al mundo se la puede cubrir con un periódico.

El fango da a veces impresión de profundidad.

¡No se puede simular la libertad!

Me decían de él: "Es un león". ¿Y qué? No tenemos desierto. Hay que


integrarlo a un circo o al zoo. O, después de disecarlo, donarlo a un
museo.

¡Satíricos, cuidado con alumbrar ideas! En la película de R. Clair Á


nous la liberté!, de 1931, el estribillo de una de las canciones irónicas
decía: "Le travail c´est la liberté", y en 1940, sobre la verja del campo
de Auschwitz, apareció la inscripción: "Arbeit macht frei".

Sé de dónde viene la leyenda sobre la riqueza de los judíos. Los


judíos pagan por todo.

En la selva se llevan cascos de asalto recubiertos con mallas en las


que se entretejen las diferentes hierbas del camuflaje. Yo llevo un
gorro frigio adornado con cascabeles de bufón.

"Lo amenazo sólo con un dedo", dijo, poniéndolo en el gatillo.


A veces las campanas balancean al campanero.

¡Hay varias formas de dividir a los hombres! Lo sabemos. Por ejemplo,


entre hombres y no hombres. Dijo sorprendido el verdugo: "Yo, sin
embargo, los divido en cabeza y tronco".

El heno huele de forma diferente para los caballos que para los
enamorados.

Los pensamientos saltan de un hombre a otro como las pulgas. Pero


no a todos les remuerden.

¡Si se pudiera ordeñar hasta al chivo expiatorio!

¿Que no hay que repetirse? ¡Chitón! ¡Que la suerte no lo oiga!

A veces pasa que con el anzuelo se tragan al pescador.

Me ha pregunta un conocido: "¿Cómo tienes que comportarte cuando


encuentras en tu casa al amante de tu mujer, en la cama, con otra
mujer?"

Hay que multiplicar las ideas hasta el punto de que no haya


inspectores suficientes.

¿Una mentira hermosa? ¡Ojo! Eso ya es creatividad.

Me pregunta, bella dama, cuánto tiempo tardan en nacer mis


pensamientos. Seis mil años, ¡oh, cautivadora!

No hables mal del hombre. Te escucha furtivamente dentro de ti.

Le pregunté a un crítico: "¿Por qué ha escrito sobre ese hecho como


un acontecimiento memorable que tendrá una importancia decisiva?".
"¿Sobre qué hecho?", preguntó él.

Undécimo mandamiento: "No desearás la idea del prójimo"

Una vertical y una horizontal ya tienen su cruz.

¿Del ojo de la Providencia ha caído alguna vez una lágrima humana?


Hombres, no seáis modestos. No finjáis que sois leones.

Si el arte de la conversación estuviese más desarrollado entre


nosotros, sería menor el crecimiento demográfico.

¿Quién debería casarse con la libertad para que ésta fuera fértil?

No es fácil vivir después de la muerte. A veces para alcanzar ese


objetivo hay que emplear toda una vida.

No intentes alcanzar la luna. Aún tiene que durarnos mil millones de


años.

Los obesos viven menos tiempo. Pero comen durante más.

Incluso en su silencio había errores lingüísticos.

El sol entra en una celda de la cárcel, dibuja en el suelo la sombra de


los barrotes. En esos cuadros los presos pueden hacer crucigramas.
las posibilidades de los crucigramas dependen del tamaño de los
barrotes.

El signo que identifica al parágrafo parece ya un instrumento de


tortura.

No abras nunca la puerta a los que la abren incluso sin tu permiso.

No contéis vuestros sueños. ¡Y si llegaran al poder los freudianos!

No cortes la rama sobre la que te apoyas, a menos que te quieran


colgar de ella.

En caso de cambio político en el cielo los santos seguro que van a


utilizar en sus currículos las acusaciones que el "abogado del diablo"
les incriminó en el proceso de canonización.

También los masoquistas lo confiesan todo bajo tortura. Por


agradecimiento.

Quien tiene buena memoria, consigue más fácilmente olvidar muchas


cosas.
La letra de la ley debería estar incluida en el alfabeto.

En el infierno el diablo es un héroe positivo.

Se podría inventar la cadena perpetua agravada con el


prolongamiento artificial de la vida.

"Intelectual de café" no es una definición unívoca. Hay que añadir de


qué café.

Tampoco los imparciales son imparciales. Están con la justicia.

Ese tipo me recuerda a un piojo sobre una calva: en torno a él todo


brilla, y, sin embargo, es un piojo.

La campana que da la alarma debe tener un corazón valiente.

Una vez vi a un titán remendándose los calcetines. Era su primer


esfuerzo titánico.

Los pensamientos de ciertas personas son tan superficiales que no les


llegan ni a la cabeza.

Sueño con un ancla que arrastre la tierra consigo.

La oveja del vellocino de oro no era rica.

Las rosas huelen profesionalmente.

Todo hay que sacrificarlo al hombre. Pero no otros hombres.

Se puede morir en la isla de Santa Elena sin ser Napoleón.

A Dios lo que es de Dios. Al César, lo que es del César... ¿Y a los


hombres, qué?

En uno de los cuartos de baño femeninos del Palacio de Lancut hay


un delicioso y pequeño bidé rococó, que perteneció a María Antonieta.
Debo de ser un degenerado: a la vista de este precioso objeto de la
Reina tuve que pensar en la Revolución Francesa.

No seas snob. No mientas nunca si la verdad te es más rentable.


¡¡¡Que se consintiera la Creación del Mundo!!!

"De una cruz se podrían hacer dos horcas", dijo el especialista con
desprecio.

Nosotros nos hemos repartido a los dioses, pero ¿cómo se nos han
repartido ellos?

Me han propuesto de provincias que por unos honorarios más bajos


les escriba pensamientos más pobres.

Conocí a un hombre tan ignorante que tenía que inventarse él mismo


sus citas de los clásicos.

Es facilísimo transformar marionetas en ahorcados. Las cuerdas ya


están.

Las hogueras no iluminan las tinieblas.

A cualquier olor fétido que arremete contra un ventilador se lo toma


por un Don Quijote.

¡Rápido! ¡Rápido! Toda una vida se puede vivir en un día... Pero, ¿qué
hacer con el resto del tiempo?

¿No darle la espalda a la realidad? Pero, ¿y si la realidad nos rodea


por todas partes? ¡¡Vaya por Dios!!

Si dos enemigos tienen un adversario común, eso no hace sino


estimular aún más su odio recíproco. Porque cada uno de ellos quiere
ser el único vencedor de su enemigo.

Más de un bumerán no vuelve. Elige la libertad.

Las ventanas oscuras constituyen a veces una prueba muy clara.

¿Cómo estrenar la memoria para saber olvidar?

Las hojas tiemblan en todos los regímenes. ¡Maldita sea! Y en todos


brotan por primavera.

Desde hace siglos los hombres mantienen entre ellos el mismo


monólogo.

Incluso un ojo de cristal ve claramente su ceguera.

Ecce Homo! Homini lupus est.

También las frentes de bronce resplandecen.

"Al pato le gusta la naranja". Es la opinión del cocinero.

¿Qué le importan al eunuco los matrimonios civiles?

En el principio era el Verbo... Y en el final el Lugar Común.

Cuando los chismes envejecen, se convierten en mitos.

Vivir no es muy saludable. El que vive, se muere.

¿Aquél? ¡Posee una ignorancia enciclopédica!

Si ella se hubiera retrasado un poco más, habría acabado de


convertirme en un Petrarca.

Si un hombre que no sabe contar encuentra un trébol de cuatro hojas,


¿tiene también derecho a la suerte?

Quise decirle al mundo sólo una palabra. Puesto que no he sabido, me


he hecho escritor.

¿Son inteligentes las mujeres desnudas?

No se entra con las botas sucias en el ánimo del prójimo, y no vale


limpiárselas.

¡Siempre es consolador pensar que las estrellas que se hunden en el


lago están deshabitadas!

Esta agua sucia era blanca nieve. La he evitado lleno de respeto.

Un salto moral es más peligroso que un salto mortal.

Estaban tan pegados que ya no había lugar para los sentimientos.

"El estilo es el hombre". ¡Qué despoblada estaría nuestra tierra!


Consejo para escritores: en algún momento hay que dejar de escribir.
Incluso antes de empezar.

Ha caído sobre él la sombra de la sospecha. Y en esa sombra se


esconde.

Muchos de los que se abrieron paso para estar en el candelero han


acabado colgados de una farola.

No pidas ayuda por la noche. Podrías despertar a los vecinos.

Nos llaman el Occidente del Este, y nos llaman el Este del Occidente.

¿El escepticismo es una cómoda concepción del mundo? Los


escépticos tienen sobre esto un punto de vista escéptico.

La estupidez no dispensa de pensar.

"¡No molestar al león!". "¿Por qué?", le pregunté al guardia. "Porque se


caga", respondió.

El optimismo y el pesimismo se diferencian solamente en la fecha del


fin del mundo.

¡Y pensar que en el mismo fuego que Prometeo le robó a los dioses


quemaron a Giordano Bruno!

Me han enseñado en Viena la cama en que dormía Grillparzer. ¡Bah!


Veo a menudo la cama de la señora X, en la que han dormido el
poeta, el músico B, el pintor C, el actor D. Por el momento.

Unos le esconden a los otros la verdad porque la temen. Y estos se la


esconden a los primeros porque la quieren tener en reserva hasta el
momento oportuno. Y, sin embargo, es la misma verdad.

Si un caníbal usa tenedor y cuchillo para comer, ¿es un progreso?

"El Rey va desnudo", pero bajo espléndidas vestiduras.

A veces el diablo me tienta para que crea en Dios.

Se puede hacer girar al revés el organillo, pero no la melodía.


Sádicos y masoquistas deberían constituir entre ellos sociedades
anónimas, trusts y estados autosuficientes.

El tiempo hace su trabajo. ¿Y tú, hombre?

A la muerte la clientela no se le acaba.

Me oculto muchísimos secretos. ¿Seré capaz de mantenerlos?

Ante el creciente interés por el islamismo en algunos países, hay que


recordar que la religión musulmana prohibe categóricamente el
consumo de alcohol.

¿Aquélla? Ni siquiera un oculista podría leer en sus ojos algo más que
tres dioptrías.

La irreflexión mata. A los otros.

Si sólo se expulsó del paraíso a Adán y Eva, ¿cómo conquistaron la


libertad los leones, las águilas, los monos, las pulgas, etc.? ¿Y las
manzanas?

El organillo es capaz de moler cualquier melodía.

Estamos en 1957. Ha nacido en cautividad el primer gorila. Es un gran


éxito de la ciencia. Ahora podemos calcular cuántos millones de años
hace que existe el hombre.

Lo más difícil es establecer la verdad en tiempos en que todo puede


ser verdad.

También yo tengo momentos de meditación filosófica. Me planto en el


puente sobre el Vístula, de vez en cuando escupo en sus aguas y
entonces pienso: "Panta rhei".

Dirígete siempre a los dioses de los demás. Te atenderán sin que


tengas que hacer cola.

"¡Ah, cómo me gustaría ser otra vez viejo!", dijo un joven difunto.

También el tiempo de Einstein dependía del reloj de la torre del


ayuntamiento.

Luchamos por el derecho a la excepción. Que "la excepción confirme


la regla" sólo cuando quiera.

Cada escoba al barrer se desgasta poco a poco a sí misma.

El fondo no existe. Existen sólo obstáculos a lo profundo.

Algunos llevarían con gusto gorro frigio, si fuera la caperuza del cuento
que hace invisible al que la lleva.

A veces los árboles de algunos crecen tanto que los frutos les caen en
la cabeza a los vecinos.

Si no fuera porque el hombre vive en el mundo, dudo que se


interesara por la política.

A quien ha perdido la cabeza, le duele a menudo.

Somos todavía una sociedad estamental: en la que predomina el


estado ebrio.

A veces me estremezco al pensar que en una sardina puedo morder a


algún Jonás de la Biblia de los gnomos.

Es posible pasarse a las posiciones del enemigo permaneciendo en


las propias.

Se puede cambiar de fe sin cambiar de Dios. Y viceversa.

¿Me preguntas cómo tocó aquel virtuoso? En su interpretación hubo


algo de humano: tuvo un fallo.

La canonización mata ante mis ojos a un hombre al que habría podido


considerar un santo.

Una ordenanza: "Que los vivos guarden silencio en el cementerio, ya


que lo saben guardar incluso los muertos",

También las intenciones transparentes arrojan una sombra sobre sí


mismas.
Por cada cadáver aumentamos el haber de la muerte con una cruz en
el cementerio.

El cultivo intensivo del trébol de cuatro hojas por supuesto que


produce beneficios.

No hay mal que por bien... Cuando Ícaro y Dédalo se descalabraron se


convirtieron en ángeles, les salieron alas propias y entonces pudieron
volar a sus anchas.

Alguna gente mira por sus ojos como por una mirilla.

La tragedia de R consiste en que está enamorado de sí mismo, y no


puede ser él mismo.

Las heridas cicatrizan, pero las cicatrices crecen con nosotros.

No todas las noches acaban en un alba.

¿Os imagináis a una mujer que durante mil y una noches dejara que
su amante le contara cuentecitos?

Las huellas dactilares de Dios nunca son idénticas.

Incluso cuando se cazan elefantes, a veces hay que matar una pulga.

A veces hay que callarse para ser escuchado.

¿En qué creo? En Dios, si existe.

En la casilla "marcas de nacimiento", el rinoceronte no debería poner:


un cuerno en la nariz.

El matrimonio es una institución. Pero, ¿no tiene demasiados pocos


funcionarios?

El rostro del enemigo me horroriza cuando me doy cuenta de cuánto


se parece al mío.

Aprended lenguas. Incluso las inexistentes.

El descubrimiento de América no se debe a los americanos. ¡Qué


vergüenza!

En la antecámara del infierno no alegues todavía tus buenas


relaciones con el diablo.

¿En qué se convierte el diablo cuando deja de creer en Dios?

Existen pequeñas nadas y la Gran Nada.

En el cuello de la jirafa la pulga empieza a creer en la inmortalidad.

He soñado con esta frase publicitaria para medios anticonceptivos:


"¡Los no nacidos os bendecirán!"

¿Cómo sabe el viento en qué dirección soplar?

¡No os creéis dioses a vuestra imagen y semejanza!

Tenía un concepto tan alto de sí mismo, que a veces le parecía que


era un enano.

La llave de la situación está a menudo metida en la cerradura del


vecino.

Procura no caer bajo la rueda de la fortuna de nadie.

Los peces que se salen de las redes, ¿desarrollan complejo de


inferioridad?

Tengo una nueva preocupación: ¿qué pasaría si los hombres


empezaran a crecer de repente? ¿Habría que acortarlos o que adaptar
el mundo para ellos?

¡No crezcas por encima del panteón!

Los idealistas anhelan la materialización de los espíritus.

También la parte del león de un león la devorará alguien.

Ha cometido un crimen: ¡Ha matado a un hombre! En su interior.

¡La muerte no es excusa para un caballero!


Los antiguos mitos estaban semidesnudos. Los mitos actuales lo están
del todo.

El hombre que es un genio y no lo sabe, a lo mejor no lo es.

Cuanto más rica es la fantasía de un hombre, más pobre se siente.

La superpoblación del mundo ha llevado a que en un hombre vivan


muchas personas.

Que haya muerto no prueba suficientemente que haya vivido.

Los ángeles tienen sus diablos, y los diablos sus ángeles.

La perspectiva -una cosa agradable: ¡Ver a los enemigos tan


pequeños!

¡Entra en ti mismo sin llamar!

Es posible quedarse con la boca abierta, y cerrarla de un bostezo.

¿Quieres ocultar tu rostro? Sal desnudo.

Había conseguido liberarse de la esclavitud de los otros, pero seguía


considerándose esclavo de si mismo.

También la liviandad tiene un peso específico.

"Eppur si muove!"", gritó furioso un verdugo tras una ejecución.

No trates con idiotas si no eres psiquiatra. Son demasiado tontos


como para pagar por la compañía de no especialistas.

A la conciencia también le cambia la voz.

Si un pueblo no tiene voz, eso se reconoce incluso cuando canta


himnos.

¡Soledad, qué superpoblada estás!

¿Sabéis dónde es posible siempre encontrar la esperanza? En el


guardarropa que hay delante del infierno, bajo la inscripción "Lasciate
ogni speranza!"
No hay que sacar consecuencias del fango.

A veces hay noches demasiado oscuras para poderlas ver.

Lo abstracto tiene un gran número de formas.

El tiempo es inmóvil. Es sólo que nos movemos en dirección


equivocada.

¡Es un escritor audaz! Ha puesto un punto tras una frase no escrita.

El capitán en el último en abandonar el barco. Por eso los almirantes


duermen tan tranquilos cuando hay tormenta.

Los vientos varían los indicadores de dirección.

No todos saben bailar al ritmo de la música del futuro.

El penúltimo mohicano a menudo mata al último mohicano para serlo


él.

La vida roba a los hombres demasiado tiempo.

El espíritu de los tiempos asusta hasta a los ateos.

Todos los dioses eran inmortales.

Algunos tienen un carácter inflexible, pero dúctil.

Quien no tiene conciencia, debe compensarlo con su falta.

En el combate de las ideas, los que mueren son los hombres.

Quien esté libre de culpa que tire la primera piedra. Trampa. Entonces
ya no estará libre de culpa.

A la gente le vendría bien de vez en cuando tomarse un día libre de la


vida.

También los clarividentes son negrovidentes.

¡En la sopa de setas queda tan poco de los encantos del bosque!

Cualquier zarza puede arder, si consigues encenderla con tu


imaginación.

Dime con quién duermes y te diré con quién sueñas.

Varsovia, en tiempos de Hitler. Por la mañana temprano. En el muro


junto a la garita de la gendarmería una pintada fresca y apresurada
grita: "¡Viva la libertad!". "¡Esto no es más que un lugar común!", dijo a
mis espaldas el eximio lógico X, apretando el paso tras salir del
refugio.

También con los sueños se puede hacer mermelada. Basta añadir


fruta y azúcar.

También los traseros llevan máscara. Por razones obvias.

Si hace años conociste a una hiena que después has encontrado


convertida en ardilla, el hecho de haberla reconocido debería hacerte
reflexionar un poco.

Siempre me han dado miedo los fusiles descargados. Los usaban para
romper cabezas.

Cuanto más pequeños son los ciudadanos, más grande parece el


imperio.

Es más fácil perderse en un bosque cuando lo han talado.

"¡Querría que el mundo fuera un Gran Guiñol!". "¡Eres un sádico!".


"¡No! ¡Sólo en un guiñol todo es de mentira!"

La Administración de Injusticia está siempre en manos apropiadas.

Lo que no se puede concebir, a menudo se puede comprar.

Incluso para dudar hay que tomar la decisión.

¡Piénsatelo, antes de pensártelo!

Si el hombre conociera la medida de su propia grandeza, no tendría


que crecer más.

Tempestuoso es el Mar de la Indiferencia.


El surrealismo, ¿deja de serlo, si es realizado?

La moralidad o es un asunto acordado o a pagar de inmediato.

Muchos de mis amigos se han convertido en mis enemigos, muchos


enemigos han hecho amistad conmigo, pero los indiferentes me han
permanecido fieles.

El último libro de X es una novela en clave. La llave la tiene el portero.

¿Habrá suficientes palabras para saciar con ellas todas las bocas?

También un sobre vacío lacrado contiene un secreto.

Ha poseído a la ciencia, pero no la ha dejado encinta.

No está bien sospechar de alguien cuando no cabe la menor duda.

Cuando no sopla el viento, incluso la veleta de la iglesia manifiesta


carácter.

Sin conocer su lengua, nunca comprenderás el silencio de los


extranjeros.

¡Carnívoros, no os comáis todos los conejitos, porque cuando no haya


más conejillos de indias... ya sabéis!

Cuando un mito se transforma en realidad, ¿a quién corresponde el


triunfo: a los materialistas o a los idealistas?

No de todos los huevos sale un Colón.

Hay quien nace hombre de estado... de excepción.

Los refranes se contradicen. En eso consiste propiamente la sabiduría


popular.

Es posible taparse los ojos ante la realidad, pero no ante los


recuerdos.

Ya sé por dónde va: "¡Ex oriente lux, ex occidente luxus!"

El entusiasmo que se extingue debería dejar un poso con el que poder


embadurnarse la cara para pasar desapercibido.

Cuando griten: "¡Viva el progreso!", pregunta siempre: "¿El progreso


de quién?"

Resulta extraño lo difícil que es tener eco en las cabezas más huecas.

"No es más que un meteoro", dijo desdeñosamente la vela.

Lo tomaron por otro, pero han tenido el detalle de devolver su propio


cadáver.

No se pagan impuestos sobre el crimen.

¡Cuántos años de cárcel han cabido en estos 1957 años después de


Cristo!

El gallo canta incluso la mañana en la que va a acabar en la olla.

Lástima que al paraíso se vaya en coche fúnebre.

¿Padecer del corazón y no ser poeta? ¿Para qué?

Los delincuentes juveniles no tienen el futuro asegurado. Todavía


pueden llegar a ser hombres de bien.

La reforma del calendario no acortará el periodo de gestación.

En su modestia se consideraba un polígrafo, pero era un delator.

¿Hay vegetarianos entre los caníbales?

No todos los Abeles pueden permitirse sus propios Caínes. Tienen


que contentarse con los colectivos.

La gente que no tiene nada que ver con el arte no debería tener nada
que ver con el arte. ¿Me explico?

No sé si los peces serían mudos si tuvieran tantos secretos como


nosotros.

Hay que ser siempre uno mismo. Un caballo sin ulano siempre es un
caballo. Un ulano sin caballo sólo es un hombre.
En la cima se está al borde del abismo.

Se puede ser un virtuoso en interpretaciones falsas.

¡Ah, qué suplicio! ¡Todo alrededor mujeres desnudas, tapadas hasta el


cuello!

Los puritanos deberían llevar dos hojas de parra en los ojos.

Quien se despierte en una cama en la que no se acostó, que verifique


inmediatamente su identidad.

El hombre sube de precio, y lo paga.

Tengo curiosidad por saber si algún animal, al mirarnos, piensa:


"¡Eccde Homo!"

A menudo el pensamiento de un autor fecunda de tal modo a la crítica


que le provoca un aborto.

Un signo de exclamación, cuando se afloja, se convierte en un signo


de interrogación.

Una estatua puede ser un estupendo reloj solar. Incluso después de


quitarla se sabe qué hora ha sonado.

Estaba por encima de su cuerpo, pero cuidaba escrupulosamente del


mantenimiento de éste.

También el alma debe ponerse a dieta de vez en cuando.

Hay que volver a empezar continuamente desde el final.

"¡No matarás!". ¡En los Diez Mandamientos suena como admonición,


y, sin embargo, es un descubrimiento!

¡Tengamos cuidado! Ese analfabeto al que menospreciamos puede


poner el punto sobre las íes.

Puede que explotemos industrialmente las almas humanas algún día.

Cualquiera puede ser tu última palabra. ¡Valóralas!


Se pueden echar escupitajos sin abrir la boca.

¿Los hombres deben ser de acero? A veces me parece que deberían


ser de carne y hueso.

El peso de un problema se calcula en bruto. Nosotros incluidos.

Es posible condenar a alguien al olvido, pero hay que aplicar esta


pena a los que recuerdan.

El nivel es alto si se dispone de media cabeza per cápita.

Puede que inventemos pronto una manera distinta de calcular el


tiempo, para no encontrarnos en el siglo XX.

Las opiniones normalmente están divididas, entre los fuertes.

"Un mañana mejor" no te protege de "un pasado mañana todavía


mejor".

"Llueve hacia arriba", admitió el hombre colgado por los pies.


Consignaron: "Se ajusta a la verdad".

¡Quién les va a preguntar a la tesis y la antítesis si quieren convertirse


en síntesis!

Dos líneas paralelas se encuentran en el infinito, y se lo creen.

En nuestro país disponemos de una rica fuente de energía sin


explotar. la desfachatez de los que no tienen medio dedo de frente.

Entre los gigantes intenta ser enano; entre los enanos, gigante; pero
entre tus iguales intenta ser su igual.

Nuestra ignorancia alcanza mundos cada vez más lejanos.

El amor a la patria no conoce fronteras ajenas.

Preferiría que David hubiera matado a Goliat con un arpa.

Demóstenes hablaba con soltura teniendo una piedrecita en la boca.


¡Pues vaya impedimento!
¡Reiros hasta que se os salten las lágrimas! Para optimistas y para
pesimistas.

Los dedos de los criados deberían dejar las huellas de sus amos.

¡Ser uno mismo su propio ministro del interior!

Los hombres no son egoístas. Ninguno lleva luto por sí mismo.

¡Qué esnobismo! Querer llegar a ser el Gran Eunuco.

Están los que nunca han tenido esperanza, y los que la pierden sin
parar.

Es horrible que un amo posea una enorme cantidad de esclavos.


Creo, sin embargo, que no es mejor cuando un esclavo posee muchos
amos.

Muchos de los que se adelantaron a su tiempo han tenido que


esperarlo en locales no muy confortables.

Muchos hombres no han firmado la "Hoja de asistencia al mundo".

La hora del alba depende de la posición geográfica.

Muchos han intentado obtener la piedra filosofal mediante la


petrificación del pensamiento.

En algunos diccionarios falta la palabra de honor.

También las palabras vanas suelen ser altamente cotizadas.

Cuando un espejismo resulta que es real, pedid daños y prejuicios.

Los ideales no están hechos para los idealistas.

Algunos gastrónomos querrían que los peces chapotearan contentos


en el aceite en el que los fríen.

"¡Soy hija del sol!", me decía una peca de la nariz de X.

Cierto sabio se inclinaba siempre ante el monarca de manera que al


mismo tiempo pudiera enseñarles el culo a los lacayos.
A algunos les gustaría comprender aquello en lo que creen, y a otros
creer en lo que comprenden.

La suma de los ángulos que echo de menos es, por supuesto, superior
a 360.

Una idea: ¡tenerla!

Poblar el mundo es fácil. Despoblar el mundo es fácil. ¿Dónde está,


entonces, la dificultad?

No llames a las cosas por su nombre si no conoces su apellido.

Tampoco la pulga da saltos de alegría.

El momento en que se reconoce la falta de talento es un destello de


genio.

Un pensamiento genial puede prescindir de todas las palabras.

No despertéis asociaciones si no las sabéis adormecer.

Existen parodias de cosas inexistentes.

Sólo los genios y los tontos son intelectualmente autosuficientes.

¡Ábrete Sésamo! ¡Quiero salir!

¿Oís ese farfulleo? Son coros de consonantes tras la exterminación de


las vocales.

Con una hilera de ceros es fácil hacer una cadena.

También un "happy end" no es más que un final.

Vox populi vox Dei ex machina.

¿Un mundo sin psicópatas? Sería anormal.

Muchas cosas no han sido creadas por la imposibilidad de darles


nombre.

Recordadlo, el precio que hay que pagar por la libertad disminuye


cuando crece la demanda.

Destruyamos las Bastillas antes de que acaben de construirlas.

Poneos en guardia cuando los que están privados de alas levantan el


vuelo.

La Revolución Francesa demostró con ejemplos que los que pierden


son los que pierden la cabeza.

Después de perder los dientes dicen que hay más libertad para usar la
lengua.

El pez resulta culpable cuando se traga el anzuelo: éste es propiedad


ajena.

No construyamos hospicios para la miseria intelectual.

Hay gente profundamente creyente. Sólo están esperando una


religión.

Entre los enanos hacen estragos periódicamente epidemias de


elefantiasis.

¿Alcanzará algún día el hombre tal nivel de moralidad como para crear
cárceles móviles para los nómadas?

¿Quién oye crecer la hierba? Los segadores.

"¿Los pensamientos están libres de impuestos?". Cuando no


traspasan la frontera.

El hombre: persona non grata.

También el analfabetismo de los demás hace más difícil escribir.

He aprendido mucho con los sueños. La gente habla de ellos sin


rodeos.

Se puede transformar la realidad. La ficción hay que inventarla desde


el principio.
¿Cómo reconocen la libertad los que nunca la han conocido? Pueden
tener la sospecha de que se trata de una más de las máscaras del
tirano.

¡Cuántos diluvios sin Noé ha habido!

He visto jaulas volando, dentro había águilas,

Se puede perseguir coherentemente un objetivo durante toda la vida,


si continuamente se va alejando.

Existe el mundo ideal de la mentira, donde todo es verdadero.

¡Hay que popularizar el elitismo!

El arte que sale de entre las cuatro paredes de un cuarto termina a


veces entre cuatro muros.

¿Para qué miras amplias? Normalmente uno sólo las puede revelar en
los círculos más estrechos.

El triunfo del conocimiento sobre el hombre: los dosieres de la policía


secreta.

Seamos discretos, no le preguntemos a la gente si vive.

También una porra policial es un indicador de dirección.

Un actor debe de tener algo que decir, incluso si tiene un papel mudo.

He visto a grandes actores interpretarse a sí mismos. Entonces me he


dado cuenta de lo pequeños que serían si no fueran tan grandes.

Shakespeare quizá no era Shakespeare. X seguro que no lo es.

¿La explotación del hombre por el hombre? En todo caso, algo


humano.

Algunos están enfermos por hipertrofia de glándulas políticas.

Tampoco el mecanismo de la dictadura es de movimiento perpetuo.

Si un animal matara con premeditación y alevosía, eso sería un


instinto humano.

Hay un sistema del que no vamos a lograr salir a corto plazo: el solar.

Cada espectador lleva al teatro su propia acústica.

Panem et circenses! En ese caso, el pan debe ser cada vez más
blanco y los juegos cada vez más sangrientos.

La fuerza del arte: su protagonista puede ser un cobarde.

Los actores hacen mutis tras interpretar su papel. En el teatro.

A menudo la farsa de la realidad sólo la puede reproducir en escena la


tragedia.

¡Escritores, no hay que escribir con tinta, sino con sangre! Pero no con
la de los demás.

Sólo la eterna insaciabilidad de los poetas puede saciar a la literatura.

Los plagiarios duermen tranquilos. La Musa, que es mujer, raras veces


va a revelar quién fue el primero.

Mucha gente vive una tragedia. Pero no a todos se la escribe un


Sófocles.

¡Cuántas maravillosas tragedias se convertirían en comedia con un


aplauso!

Quien nace un clásico, no muere. Se le olvida.

¡No se debe sacudir el aburrimiento con las fuerzas de policía!

Raro: los que más temen a la "filosofía de la desesperación" con los


optimistas.

Ese escritor ha dicho en un modo absolutamente nuevo y original:


"Pipí".

Quien ha sobrevivido a una tragedia, no fue su protagonista.

En el espejo del habla se reflejan a menudo los genitales desnudos de


los hombres.

Dijo el difunto: "¡Yo no era existencialista!"

Un principio: a un actor tartamudo no se le debe permitir interpretar un


papel de tartamudo.

Hay escritores intraducibles a otras lenguas. A éstos se les puede


difundir tranquilamente en el extranjero.

¡La esquela sería una excelente tarjeta de visita!

Título: Seis personajes en fuga de un autor.

¿Cuándo, por medio de un supremo refinamiento, veremos el mundo


con la simplicidad de la mirada de un troglodita?

El medio para la perfección en el arte: la supresión. Pero no de los


creadores.

Sé realista: no digas la verdad.

En su propia vida el hombre apenas representa más que un breve


episodio.

A veces los laureles echan raíces en la cabeza.

Lo lapidaron con una estatua.

Otros lo han ridiculizado todo, y yo recojo inmerecidamente los


laureles de satírico.

Todo está escrito, por suerte todavía no todo está pensado.

El poder cambia más a menudo de mano a mano que de cabeza a


cabeza.

La paja de la cabeza de algunos poetas no parece que le disguste a


Pegaso.

Arte didáctico es también el que desenseña a pensar.

Me he dado cuenta de que a la gente le gustan los pensamientos que


no obligan a pensar.

Sobre una época dicen más las palabras que no se usan que aquéllas
de las que se abusa.

Un escritor inmortal muere en sus epígonos.

Sólo se puede escribir de él usando superlativos negativos.

El arte va adelante, y los guardias detrás.

En algunas fuentes de inspiración las Musas se lavan los pies.

Ciñamos las cabezas sólo de los que las tengan.

Nos gusta que nuestra voz interior nos llegue del exterior.

¿Cómo reconocer las tormentas de la historia? Durante mucho tiempo


te siguen doliendo los huesos.

¡Alcanza el lauro! pero no el de la cabeza del prójimo.

Cread mitos sobre vosotros mismos. Los dioses no empezaron de otro


modo.

¿El pensamiento es una función social o una función del cerebro?

¡Apartémonos del camino de la Justicia! Está ciega.

También el hombre se divide en esferas de influencia de varias


personas.

Al acercarnos a la verdad nos alejamos de la realidad.

Normalmente la retaguardia de la vieja vanguardia es la vanguardia de


la nueva retaguardia.

La muerte es el deux ex machina de la tragedia humana.

Tengo la impresión de interpretar siempre los episodios dramáticos de


una gran farsa.

Por sus palabras conoceréis lo que querían ocultar.


Por cobaría dejaba en depósito sus pensamientos en las cabezas de
los demás.

Todo ha sido ya descubierto, sólo en las regiones de la banalidad


queda aún tierra virgen.

¿Es posible crear a la fuerza cosas geniales? Sí, sólo hay que tener
esa fuerza.

Todos los hombres son actores. ¿De dónde sacarles el repertorio?

Algunos peldaños del escalafón conducen a la horca.

También la eternidad fue en tiempos más duradera.

Compensa la falta de talento con una falta de carácter.

Los hombres son lentos de reflejos: por lo general sólo comprenden en


las generaciones posteriores.

Los poetas son como los niños: cuando están sentados en su


escritorio, no tocan la tierra con los pies.

Su pensamiento es puro deleite. No fecunda a nadie.

Cuando ruedan las cabezas, no abandones la tuya.

Hay en él un enorme vacío repleto de erudición.

Todas las grandes tragedias tienen final feliz, ¡pero quién es capaz de
aguantar sentado hasta el final!

Se traicionó: saludaba con la corona de laurel como si fuera un


bombín.

Él siempre es diferente, por eso le está permitido repetirse.

¿Palabras hueras? Pero novedosas.

Sé sentimental. Eso te permitirá recordar con ternura incluso las


tragedias pasadas.

A veces se necesita la brutalidad para dar a conocer la propia


delicadeza.

¿Pensáis que este escritor ha hecho poco? ¡Ha rebajado el nivel


general!

No se debe difundir el "pure nonsense" allí donde reina el "common


nonsense".

También la sangre derramada sigue saliendo. Con el pulso de la


época.

Desde ningún punto de vista es lícito estar ciego.

A Pegaso le dieron alas para que le fuera más difícil dar coces.

Tira la piedra el primero, si no te llamarán epígono.

Un extraño esnob: soñaba conque en su tarjeta de visita figurara


delante de su apellido no un "Dr." o un "Conde", sino un "San".

La estación ha dado muchos genios. Esperemos que algunos salgan


con talento.

Resucitar sin permiso de los asesinos: ¡qué valor!

¡Ten cuidado! Cuando la fama te ilumina con su luz, tus enemigos


tienen ventaja: están al acecho en la oscuridad.

Donde todos cantan a coro, la letra no importa.

A veces un humorista cae en la depresión, no sabe ser más ridículo


que el pathos de los demás.

Llegar a ser famoso, para poder permitirse el lujo de ir de incógnito.

Sólo cuando se subió al carro de carreras se dieron cuenta de que era


un carretero.

Las sombras tienen más talento que aquellos a quienes pertenecen:


hacen lo mismo sin esfuerzo.

Con el gusto del crítico X uno se puede orientar como con una brújula:
es perfectamente malo.

Basta la palabra: el resto es palabrería.

Tenía al pájaro de la felicidad cogido por la cola; se me ha soltado


dejándome en la mano la pluma con la que escribo.

El crimen: la misa de los predicadores y los moralistas.

El tiempo será siempre un caníbal.

A algunos les nacen las alas de la joroba.

Llevando coturnos es más difícil hacer mutis.

La impotencia propia es tan peligrosas como la prepotencia de los


demás.

La débil memoria de las generaciones consolida las leyendas.

El sueño de los esclavos: un mercado en el que se pudieran comprar


amos.

Nadie es tan tono como para no hacérselo de vez en cuando.

Cuando el enemigo se frota las manos, ¡es tu momento! Ten libres las
tuyas.

El progreso: nuestros antepasados se cubrían con pieles de animales,


nosotros ya nos sentimos incómodos con la humana.

¿Con cuántos votos cuenta en una votación la voz de la historia?

De la experiencia de un tirador: es más difícil acertar a los grandes


que a los pequeños.

También los caníbales salvan a los hombres de las fauces del tiburón.

¡No creáis en los cuentos! Eran de verdad.

No te asombre que a quien no huele bien le guste que le echen flores.

Sólo hay que interesarse por la m... cuando en abono.


Mis enemigos difunden el rumor de que soy un acérrimo individualista,
enemigo de cualquier tipo de actividad en común.

Ya cuando era niño llevaba en la gorra de marinero una cinta con una
inscripción bordada en oro: "¡Viribus unitis!". Era la máxima favorita de
Francisco José I.

En ningún caso me suicidaría. Creo en el hombre: siempre se


encontraría un asesino atento.

El desdoblamiento de personalidad es una grave enfermedad


psíquica, ya que reduce al mísero número de dos la normal
fragmentación del hombre en una innumerable cantidad de seres.

Las falsificaciones perfectas deben correr la misma suerte que los


originales.

A veces algo nos pone un nudo en la garganta, para no dejar que la


voz del corazón nos llegue a la cabeza o viceversa.

La hoja tiembla. ¿En virtud de qué puede ser procesada?

El primer hombre no se sentía solo. ¡Si no sabía contar!

La excusa de los caníbales: "El hombre es un animal".

Si lo que late en nosotros fuera realmente un corazón, no moriría, para


así no matarnos.

¿Cuántos ruiseñores debe tragarse una rapaz para empezar a cantar?

No todos los fénix que renacen de sus cenizas admiten su pasado.

Pobre hombre el que no ve las estrellas si no media un puñetazo.

¿Un misionero devorado debe dar por cumplida su misión?

Construyamos frases provisionales. Por si hubiera un terremoto.

Seamos hombres tanto tiempo como sea forzoso serlo, hasta que la
ciencia descubra que somos otra cosa.
¿Cuándo conquistará el hombre el espacio interhumano?

Muy poca gente preveía en el siglo XIX que tras él vendría el XX.

El arte no vive de sesiones, sino de obsesiones.

¿Y qué dices a esto, Física? La frialdad de las relaciones entre los


hombres es consecuencia de sus roces.

El eterno sueño del verdugo: los cumplidos del condenado por la


calidad de la ejecución.

Para ser uno mismo, hay que ser alguien.

A menudo tener un techo bajo el que cobijarse no le permite a la gente


crecer.

No puedo creer que x exista de verdad, hace tiempo lo observé


atentamente.

No todos los pastores conducen a sus ovejas a pastar en las alturas


del espíritu.

Cuando las equivocaciones sean más escasas, tendrán más valor.

"¡No creas!", te dice al oído el diablo. "¡Cree!", te susurra el ángel. O a


veces al revés.

"¡Cada paso implica un riesgo!", solía decir cierto maestro de baile.


"Puede dar lugar a una nueva danza".

El caníbal no desprecia al hombre.

Amo al hombre. Nunca lo habría creído.

Recuerda: si tu posición es indefendible, siempre puedes conquistarla.

Un auténtico elegido no tiene elección.

El mundo no está loco en absoluto, aunque no es para la gente


normal. Es para la normalizada.

¡Ojalá vivamos más tiempo! Que los demás.


¡Cuántos rituales tienen la falta de fe!

Hasta en los laberintos hay ya carteles de "¡Prohibido equivocarse de


camino!".

La razón debe estar siempre de su propia parte.

Hay épocas en las que en su lecho de muerte un filósofo puede decir:


"¡Por suerte no me han entendido!"

Tenía la conciencia limpia. Sin usar.

Cuando alcancemos los estratos arqueológicos más profundos, acaso


encontremos los vestigios de una gran cultura, existente antes de la
creación del hombre.

La técnica alcanzará tal perfección que el hombre podrá prescindir de


sí mismo.

Sólo quien está en su sano juicio enloquece.

Que los que prueben de la fruta del crimen no escupan los huesos
sobre tierra fértil.

Ejercítate en la mnemotécnica. Te ayudará algunas veces a recordar


que vives.

Basta con abandonarse a las ilusiones para experimentar


consecuencias reales.

A la Verdad la guardan bajo llave como al más valioso de los tesoros


los que menos la aprecian.

Pregunto de modo evasivo, para cortarle el camino a las respuestas


evasivas.

Las conversaciones sobre el tiempo se harán más interesantes con los


primeros indicios del fin del mundo.

Por las culpas de los padres a menudo sólo se suele premiar a los
hijos.
He concedido asilo a ciertos pensamientos en mi cabeza. No puedo
extraditarlos.

Muchos ocultan en su currículo su inexistencia.

La mentira no se diferencia en nada de la verdad, excepto en el hecho


de que no lo es.

Cuando al rendirse al enemigo levantaron los brazos, parecieron tan


amenazadores que éstos salieron por piernas.

A algunos para ser felices en realidad sólo les falta la felicidad.

Los criminales avanzaban con una pancarta: "¡No torturéis las


conciencias! ¡Dejadlas dormir tranquilas!"

Digo cosas tan antiguas que la Humanidad ya no las recuerda.

¿La producción de pensamientos va a la par del crecimiento


demográfico?

¡No dejéis los problemas de la superabundancia y la carestía a los


hermafroditas y a los eunucos!

Quien está libre de culpa, ¿tiene el derecho moral a participar en el


reparto del botín?

Para llegar a la fuente, hay que nadar contracorriente.

¿Por qué los hombres ya no son caníbales? Pues... ¡en algún


progreso de la cocina humana habrá que creer!

Una ley física: cuanto más alto llega el agua, más peso gana la vida.

¡Recordadlo: el hombre no tiene elección, tiene que ser hombre!

Una nación puede tener un alma, un corazón, un pecho que oponer,


pero, ay si sólo tiene un cerebro.

Y sin embargo la humanidad progresa. Cada vez se juzga a los


genocidas de un modo más humano.
También en las playas nudistas hay árbitros "elegantiarum".

Quien tiene sueños de poder, que no ronque en voz alta.

¡No lo metas todo en el mismo saco, no podrás con él!

Algunos superan a otros por una cabeza: la que les han cortado.

Tradición: nobleza hereditaria del plagio.

No puedo decir nada de él. Sólo lo he visto desnudo.

Se puso a cuatro patas como un perro. Como a un perro lo mataron.

Algunos ven con el ojo derecho y con el izquierdo exactamente lo


mismo. Y piensan que en eso consiste la objetividad.

Estamos cada vez más cerca del descubrimiento de Dios a través de


la ciencia. Así que temo por su suerte.

Los indicadores (de dirección) pueden hacer de la carretera un


laberinto.

Nos deforman las fórmulas.

El reconocimiento de que el mundo es bello me lo suelen exigir los que


han hecho que me dé asco.

Las cárceles son un difícil punto de partida.

El hombre es de acero. Por eso a veces no siente las esposas como


un cuerpo extraño.

¡Quien no es capaz de concebir la Creación del Mundo no comprende


las necesidades sociales!

Cómo voy a reírme si no consiguen destruir el mundo antes de su fin.

Tenía la mente abierta, desgraciadamente de parte a parte.

Con sus palabras ha cerrado una época. ¿Se trata de un poeta? No,
de un juez.
También los mesías esperan con impaciencia su propia llegada.

El mundo no existe, sólo se crear a cada instante. La sensación de


continuidad es consecuencia de una falta de inventiva.

Era la conciencia de su tiempo, que no la tenía.

Un verdadero bufón no puede burlarse de otro verdadero bufón. Uno


de los dos tiene que ser falso.

He aquí un defensor de los derechos: los defiende tan bien, para que
nadie pueda disfrutar de ellos.

También de un látigo brotan retoños, si encuentra terreno propicio.

Hacer de bufón en un banquete fúnebre: una misión profundamente


humana.

También la ausencia de precedentes es un precedente.

El insomnio: enfermedad de épocas en las que se dice a la gente que


cierre los ojos ante muchas cosas.

Algunos festejan sus derrotas, porque se les suele invitar a los


banquetes de los vencedores.

¡Oh, si la suerte del hombre fuera sólo objeto de la filosofía!

Considero la antropología una pseudociencia. Su definición de hombre


nos sobrepuebla el mundo.

El tabú, aunque intocable, se reproduce de un modo alarmante.

Los quiromantes se esconden tras la excusa de que las manos sucias


no se pueden leer.

Estoy convencido de que los secretos de la existencia han sufrido


cambios muchas veces desde el momento de su codificación.

¡Aullad! Os sentiréis millones de años más jóvenes.

¡Poder conocer el hit de las trompetas de Jericó!


Si hay que dar la voz de alarma, dala aunque no estés en la plantilla
de campaneros.

El auténtico mártir es aquel al que le niegan incluso este título.

A veces la sátira tiene que reconstruir lo que el pathos ha destruido.

No estoy de acuerdo con la matemática. En mi opinión, una suma de


ceros da como resultado una cifra amenazante.

Al final se entendieron. Llegaron a la unánime conclusión de que eran


enemigos.

Es más fácil autoproclamarse emperador que conserje.

A veces la medida de la grandeza la da lo alejado que se está del


crimen.

Algunos no distinguen el onanismo de la "fidelidad a uno mismo".

La aguja de una brújula estropeada no tiembla. Está exenta de


responsabilidad.

A veces el castigo trae como consecuencia la culpa.

Los caníbales prefieren a los que no tienen huesos.

Cuando los sacerdotes están mal del estómago, no sacrifique a los


dioses víctimas indigestas.

¿El arte ha de ser comprensible? Sí, pero sólo para sus destinatarios.

No hace falta que tengan mucho que decir los que pueden dar
órdenes con un gesto.

También la palabra que ha perdido su función sigue a veces en


plantilla.

"Siempre se vuelve al primer amor". Es posible. Pero cada vez con


objetivos distintos.

Nuestros días están contados: por los estadísticos.


La gente nace a petición social por iniciativa privada.

La verdad siempre sale a la superficie. Por eso tiene que zambullirse


en seguida.

Llevaba una vida variopinta. Era el que cambiaba las banderas.

A veces hay que echar mano de unos coturnos, por ejemplo para
escupir a la cara a los que son más altos que nosotros.

Ay cuando la cabeza del aplaudido caiga entre las manos de los que
aplauden.

También las libreas se hacen en serie o a medida.

Cosa terrible es nadar contracorriente en aguas sucias.

Cuando poblemos los desiertos, desaparecerán los oasis.

No he conseguido acordarme en todo el día de la palabra "guillotina".


La cabeza se resistía.

Cuando el agua te llegue hasta la boca, no te preocupes de que no


sea potable.

Dijo el eunuco: "Para qué quiero yo una mujer. Lo que necesito es un


harén".

A un profeta le está permitido equivocarse. Pero no en cuanto a la


fecha en que dejará de serlo.

Por supuesto que a todos les gustaría, después de la resurrección,


subir al menos un peldaño en el escalafón.

Los sueños dependen de la posición del que duerme.

No todo hombre que sabe demasiado lo sabe.

Las huellas de muchos crímenes conducen al futuro.

Hay que dejar en cueros al hombre sin mostrar al mismo tiempo sus
trapos sucios.
Los que ha perdido los dientes escupen con más facilidad muchas
cosas.

A un hombre de verdad se le reconoce incluso cuando está desnudo.

Creo en el fin de la vida orgánica sobre la tierra, pero no en el de la


organizativa.

El efecto de una opresión depende del material sobre el que opera.


Algunos se hacen más pequeños, otros más grandes.

El hombre fue inventando los instrumentos uno tras otro. Pero ya


desde la prehistoria el hombre era un instrumento para el hombre.

Todo contiene características de ambos sexos. Hasta el matrimonio.

Nunca os abandonéis a la desesperación: no cumple sus promesas.

Sólo un bufón no puede temblar impunemente: suenan los cascabeles.

En la Historia cuentan también los hechos no consumados.

Era un abanderado leal. Cuando tenía en las manos el asta de la


bandera, no dejaba que nada distrajera su atención, ni siquiera un
cambio en los colores.

¡No seáis originales a toda costa! Aunque antes que vosotros algunos
ya hayan dicho de un auténtico granuja: "¡Golfo!", repetidlo.

Temerario: come en la mano del tirano.

Grandes tiempos pueden contener una estimable cantidad de pequeña


gente.

¿A costa de quién se mantiene viva la gente en los recuerdos de los


demás?

¿Cuándo nace el pesimismo? Cuando se juntan dos optimismos


diferentes.

Cuando los enanos quieren crecer, precisan de los huesos de los


demás.
La provincia intelectual: la tentativa de pensar lejos del cerebro.

"¡Añoro la Arcadia feliz!". "No mantenemos con ella relaciones


diplomáticas".

Noé se preocupó demasiado por el género humano. Escogió una


pareja de cada especie.

A veces un posicionamiento rígido es el resultado de una parálisis.

A los que no hablan no se les puede quitar la palabra.

A los apologistas de la Noche de los Cuchillos Largos nunca les


faltaron ni Tenedores Largos ni Cucharas largas.

Los que con más frecuencia pierden la libertad son los que la anhelan.

El pan abre todas las bocas.

Cuanto más bajo caes, menos te duele.

Una declaración: ¡Ecce homo!

Me gusta leer la vida de algunos santos empezando por el final,


recupero la fe en que alguno pueda volver a ser un hombre.

Podría haber sido peor. Tu enemigo habría podido ser tu amigo.

Siempre tengo miedo de los que reclaman el gobierno de las almas.


¿Qué hacen con los cuerpos?

Grande es la fuerza de la nada, no se puede hacer nada con ella.

Algunos nunca sueltan el timón, siempre puede servir para otra barca.

Algunos son incapaces de matar a un hombre. Tienen que


desposeerlo antes de su humanidad.

"No matarás", dijo, "tienes quien te sustituya", añadió.

Del diario de la Eternidad: "Sólo uno ha vivido desde el Principio hasta


el Fin del Mundo: El Miedo".
Se mudó de Sodoma a Gomorra.

Los golem de arcilla a los que no ha sido posible dar vida a veces
hacen carrera como estatuas.

En el paraíso debería haber de todo: ¡También infierno!

Algunos deberían como premio vivir una segunda vez, otros como
castigo.

Gritó: "¡El rey va desnudo!". Pero los cortesanos le taparon la boca.


"¡No hay que decirlo!". "¿Por qué?". "Podría resfriarse".

Parece -he oído- que me interesa lo moral de la política. ¡Dios mío!


¿Seré un místico?

También se puede soñar despierto, si de vez en cuando se hace la


vista gorda.

¡Místico! Se cree que existe.

Es difícil andar con la cabeza alta y no darse aires.

Era un hombre de ideas religiosas progresistas, estaba de acuerdo


con que el hombre descendía del mono, pero de los del Arca de Noé.

No provoquéis a un cretino para que escriba una obra maestra. ¡Y si lo


hiciera!

¡Filósofos, no descubráis la piedra filosofal, os la colgarán al cuello!

El hombre: efecto secundario del amor.

Dijo el estiércol: "¡Cobarde! Tiene miedo de tocarme".

¿Cuál es la forma más justa de emitir un juicio sobre un país? La más


simple: sobre la base de su sistema judicial.

Un escritor satírico cobarde sólo crea una cosa risible: él mismo.

La vida fuerza al hombre a hacer muchas cosas por propia voluntad.

¿Neokantiano? Lleva en sí la ley moral. En la entrepierna.


Lo peor es la suciedad moral, instiga a un baño de sangre.

¡No seáis crueles, no hagáis más dulce la vida a los masoquistas!

Es difícil reconocer quién nada a favor de corriente por propia


voluntad.

Los crímenes no previstos en la legislación, ¿son ilegales?

¡Es un gran erudito! Escribe siempre Sainte-Beuve à la Strogonoff.

Narcisista-sodomita: ¡ama a la bestia que hay en él!

El llamamiento de algunos a que "no nos matemos entre nosotros", a


veces suele ser mal interpretado. Tan sólo pretenden tener el derecho
exclusivo para matar.

Aunque sus caminos se habían bifurcado, seguían caminando juntos:


como guardián y como escoltado.

Llevaban en el pecho con orgullo tarjetitas con el precio por el que no


se les podía comprar.

"¡Evito a los hombres!", dijo cierto amigo de ellos, "para no hacerles


daño".

Algunas cebras llegarían a quedarse en la jaula para pasar por


caballos blancos.

Los lobos son probablemente más nobles que las ovejas, conciben
con dificultad la existencia sin estas últimas, ¿y por contra las ovejas?
Mejor no hablar.

"¡Soy un poeta del mañana!", dijo. "Hablaremos de eso pasado


mañana", le respondí.

Vaya, has roto el muro con la cabeza. ¿Qué vas a hacer en la celda de
al lado?

Un anónimo sólo es admisible cuando quien lo escribe no es


realmente nadie.
Qué bienestar debe reinar en un país que puede permitirse organizar
su policía con la mitad de la población y mantener a la otra mitad en la
cárcel a costa del presupuesto.

Una inscripción sepulcral: "La vida pasa, por desgracia no sin


consecuencias".

"¡Se ha pasado su tiempo durmiendo!", dijeron de él.


"¿Tranquilamente?", pregunté.

Se vanagloriaba de descender de Abel por línea colateral. Cierto, era


un descendiente de Caín.

Con un gorro de bufón no se pueden hacer reverencias.

¿Que si conozco a los hombres? Sólo a 2,711.

El tirano tacaño provoca la inflación, y por lo tanto la devaluación del


Gólgota.

No es un callejón sin salida aquel en el que se puede dar marcha


atrás.

Creo en el genio del hombre. Estoy seguro de que algún día podremos
hacernos invisibles y de que todos podrán ver lo invisible.

"¡Con la cabeza bien alta!", dijo el verdugo poniéndole la soga al


cuello.

Si a algunas personas se las hubieran tomado en serio, no habrían


vuelto.

El talón de Aquiles se esconde a menudo en el zapato del tirano.

También el temblor de los ciudadanos resquebraja los fundamentos


del Estado.

¡Es un maestro de la anécdota! Me contaba mi vida de un modo que


me hizo temblar. Cuando termine su relato, dejaré de existir.

Es triste cuando las malas inclinaciones se enderezan sólo en una


cruz.

La vida de un hombre acaba a veces con la muerte de otro.

Los que tienen miras más amplias, tienen de ordinario peores


perspectivas.

No te sientas ofendido por el centinela que, cuando vas a matar al


tirano, te deja pasar con una sonrisa indulgente, pensando que eres
un bufón.

No rete a duelo con los guantes quien tenga las manos sucias.

La conciencia nace a veces de sus remordimientos.

¡No insultes a nadie en una lengua que no conoce! Es sadismo.

No osificarse pero no desfallecer, permanecer en el puesto pero no


mano sobre mano, ser flexible pero inflexible, ser un león o un águila
pero no un animal, no ser unilateral pero no tener dos caras, ¡difícil
cosa!

El pensamiento es inmortal, a condición de que se lo esté generando


continuamente.

No hay que salir de un punto muerto a costa de los vivos.

Raro, la verdad siempre se pasa de contrabando a los países en que


se cotiza más baja. ¿Qué se gana con eso?

Los que han estado por encima de su época andan a menudo con la
cabeza gacha.

Dijo el criminal: "¿Hacer responsable a un hombre de actos


inhumanos?"

¿Tienen ideales al menos los que se los han quitado a otros?

Un billete falso al que toman siempre por auténtico tiene que


desarrollar un complejo: ¡No admiran la maestría de su falsificación!

La estupidez nunca se pasa de la raya; allí donde pone el pie, ése es


su territorio.

Existen biombos ideales que se tapan a sí mismos.

¿Los hombres son "el abono de la historia"? Se impone también en


este caso usar cuanto antes abono artificial.

Pobre tierra, todas nuestras sombras caen sobre ella.

La inscripción de una estatua suena a veces a una orden de búsqueda


y captura.

¿Empezar otra vez desde el principio? Pero antes, ¿cómo terminar?

Siempre lo tuve por un león, pero cuando lo vi a cuatro patas me di


cuenta de que no lo era.

Una prueba del aumento del nivel de vida: ¡quién vendería hoy su
primogenitura por un plato de lentejas!

Hubo en el arte un tiempo en el que se castigaba incluso a los que se


masturbaban, por temor de que fecundaran la atmósfera.

La víctima toma siempre parte en el crimen. ¡Y además la peor!

Lástima que Abel y Caín no fueran hermanos siameses.

El verdugo se muestra de ordinario con máscara: la de la justicia.

Cuando quiere soñar con la libertad, se pone un gorro de noche en


forma de gorro frigio.

¡A Dios lo que es de Dios. al César lo que es del César! Habría que


estar presente en el reparto.

A veces la mentira se ajusta tanto a la verdad, que resulta difícil vivir


en la rendija.

¡Quijotes, acometed los molinos de viento sólo con viento favorable!

Llevaba bien alto el estandarte, no quería verlo.

El puño quería dar un golpe. Un dedo se echó atrás: "¡Yo me limito a


señalar!", dijo con voz chillona.

He ahí un mártir: seguía en la cruz sin estar clavado.

Pobre hombre, dices: "¡Después de mí, el diluvio!", y te limitas a tirar


del váter.

Tengo fe en el progreso: en la invención de una "máquina para leer los


pensamientos" que no han sido pensados.

Cierto hombre tenía tatuado en el pecho la cara de un policía. Cuando


respiraba a pleno pulmón, el policía sacaba los colmillos.

A veces los perros menean la cadena.

También en el paraíso probablemente se han producido cambios para


mejor.

A veces pierdo la fe en la corte celeste, me parece que es un espacio


repleto de moratones.

Los que olvidan más fácilmente aprueban con menos esfuerzo el


examen de la vida.

Las flores sobre la tumba del enemigo son de un perfume


embriagador.

También el cobarde respira odio. ¡Pero por dónde!

¡Las águilas deben hacer sus necesidades en las nubes!

Los pigmeos se toparon con los gigantes. "¡Nosotros y vosotros somos


iguales!", dijeron. "Sí", respondieron los gigantes.

Lo más difícil de incendiar es el infierno.

No comparto la opinión de que el propietario de un alma sea un


"pequeño propietario".

¡Si fuera posible nacer sólo tras la muerte de los enemigos!

¡Cuando estés con el agua al cuello, arriba esa cabeza!


Un escritor satírico que escupe a favor de corriente se escupe en su
propia cara.

La ignorancia de la ley no exime de su cumplimiento. Pero su


conocimiento a menudo sí.

Un auténtico enemigo nunca te va a abandonar.

El diablo es astuto, puede comparecer simplemente bajo la forma de


un diablo.

Un trato frecuente con los enanos deforma la columna vertebral.

Incluso cuando la boca está cerrada, la pregunta queda abierta.

¡Un as! Pero en una mano muy sucia.

Me he visto obligado a levantar el vuelo, y es que me han arrojado de


los cielos más altos sin paracaídas.

¿Quién inventará un alfabeto para poder comunicarse con los


analfabetos?

Desde el momento en que fue inventado, al hombre sólo se le


perfecciona con prótesis.

¡Sé altruista, respeta el egoísmo de los demás!

Oh, si un Dios hubiera dicho: "¡Creedme!," y no "¡Creed en mí!".

¡Avestruz, has metido la cabeza en un reloj de arena!

Los peores inquisidores son los que carecen de fuego, se frotan las
manos sólo junto a hogueras ardientes.

No deis la bienvenida a la gente con los brazos abiertos, no facilitéis


vuestra crucifixión.

Es una impertinencia decir a los malabaristas profesionales: "¡No


juguéis con fuego!"

Recordad que también la falta de fe puede ser en algunos el


sentimiento más santo. No cometáis sacrilegio.

Los que sueñan no pegan ojo.

Probablemente sea estupendo vivir en una selva en la que no impere


su ley.

El hombre vencerá. Al hombre.

Los pobres de espíritu sólo pueden permitirse un optimismo barato, en


realidad les cuesta caro, pero a los demás.

La propia cabeza intacta: un bonito trofeo de la victoria.

¡El mundo es bello! Y eso precisamente es lo que es tan triste.

¡Sursum corda! Pero no por encima del cerebro.

Los hombres están cada vez más cerca los unos de los otros. El
mundo se sobrepuebla.

También las hienas domesticadas devoran carroña.

A menudo Caronte sacaba de la boca de los muertos palabras, que les


habían puesto dentro.

¡La estrechez de miras se extiende!

Algunos me profetizan una actualidad pasajera. Se piensan que


escribo sobre ellos.

Saludaos dándoos la mano. Aumentará el consumo de jabón.

Voy a ser un escritor regional, ¡me limitaré a nuestro globo!

¡No os fiéis de los hombres! Son capaces de grandes cosas.

No soporto a los misántropos, por esto evito a los hombres.

De él se podría decir: "Persona non gratis".

"¡Y sin embargo, se mueve!". ¿Pero en qué dirección?

Las señales de tráfico no hacen más fácil el Vía Crucis.


Me dan miedo los ángeles, son buenos, consentirían en ser diablos.

Hay otra cosa en el hombre que lo hace superior a la máquina: que


sabe venderse solo.

No dejéis que los artificieros desactiven los complejos humanos.

¡No hay retorno posible a las cavernas! Somos demasiados.

Ni siquiera las constelaciones son libres asociaciones de estrellas.

Me preguntó qué es lo que el Código debería castigar más


severamente: ¿la procreación premeditada o la involuntaria?

El instinto de conservación es a veces el motor del suicidio.

Como de la mano del prójimo, conoce el savoir vivre.

¿Estás ávido de sangre? Sé una pulga.

Tengo pensamientos que no me confieso ni a mí mismo. Los conocéis


todos.

El hombre se reconcome toda su vida, para no convertirse en un


caníbal.

Lo que separa no es un abismo, sino una diferencia de nivel.

¿Conoces la contraseña para entrar dentro de ti?

Hay arena fértil, que produce cabezas de avestruz.

La verdad triunfa a veces, si deja de serlo.

Somos ciegos que caminamos por la oscuridad, pero a veces con el


bastón blanco le querríamos dar en la cabeza a alguien.

También las repúblicas las gobiernan a veces reyes desnudos.

¡Y pensar que a los cobardes nunca les da miedo yacer en un


cementerio de héroes!

La sangre de los vencidos cambia a menudo los colores del vencedor.


Todos los grilletes del mundo forman una cadena.

¡Si por lo menos desde el fondo todo pareciera elevado!

¡Ah, si la más alta dignidad del Estado fuera la humana!

También a los peregrinos les sudan los pies.

Siempre se puede ser ahorcado más arriba.

Algunas tragedias nacionales no saben lo que es la pausa.

Los dogmas son garantía de progreso, interpretarlos es peligroso, se


los tiene que infringir.

¡Cómo empequeñecen los enanos en una ampliación!

¿Puede descansar bien un escritor satírico cuando sueña con un


jorobado sobre un camello?

¡Hombres sin marcas, tened cuidado, es fácil reconoceros!

"¡La verdad no existe!", dice a veces ella misma. Por prudencia.

Oriéntate siempre con una brújula, sabe cuándo temblar.

"Mane thecel" es importante, aún si incluyera un error ortográfico.

¿Los confines del pensamiento? Busca en el mapa.

¿Qué les ha deformado el rostro? Demasiado grandes palabras.

También el mal lo único que quiere es hacernos felices.

Lo torturaban. Buscaban en él sus propios pensamientos.

Dicen. "¡Eso está muerto!". Y lo matan.

¡Equivócate colectivamente!

Creeo en la reencarnación de la ideología.

Canta en un coro, pero sólo los solos.


Tiene un pegaso de cartón.

A veces hay que acompañar al propio silencio con una lira.

Si alguien pudiera probar que es descendiente de Espartaco, seguro


que hoy no sería un activista de izquierdas, sino la guinda de la
aristocracia romana.

¡Verdaderos innovadores! Su palabrería no recuerda en nada a la de


hace un año.

Tened cuidado, no sólo un error de imprenta puede transformar


"racionalismo" en "nacionalismo".

Simplemente no parece creíble que la mentira existiera antes de la


invención de la imprenta.

De qué estás formado, depende de la genética: en qué te convertirás,


de la política.

Todo régimen acaba convertido en ancien régime.

Cambia el imperativo categórico; antes los signos de exclamación


recordaban a las porras, hoy a los misiles.

Cuando los caníbales quieren conocer el sabor de la ciencia, le cortan


la lengua a los científicos.

Alguien me preguntó mirando a X: "¿Cómo se dice: denunciante o


delator?"

En la obra de un autor inteligente hasta los analfabetos tienen


estudios.

Los que tienen miedo de la verdad desnuda, le sacan la piel a tiras.

¡El humanismo sobrevivirá al género humano!

En nuestra época el pueblo debe ser motorizado, para tener frenos.

Era un opositor. Hacía los brindis apretando la copa entre los puños.
Si no hay judíos, tened cuidado, chivos expiatorios: tenéis barba.

Ha decidido suicidarse, pero espera al diluvio.

¿Cuál es el destino del hombre? Serlo.

Cuando golpeó con la espada el pecho de su oponente, se extasió


ante el timbre de la armadura. Eso lo perdió. Así perecen los
románticos.

Incluso cuando navega por la Estigia los hombres tienen miedo de


ahogarse.

Se ha jugado la última carta. Ahora es peligroso, tiene las manos


libres.

¿No será que Belén debe estar situada cerca de las Sodomas y las
Gomorras?

Problema jurídico: ¿hasta cuántos cadáveres está permitido


equivocarse?

Nadaba a favor de corriente. Pero a crol, ocultando la cara.

Hay tiempos en que la gente, hablando en sueños, miente.

¡Qué atracción para los turistas! Cuántas ruinas humanas en aquel


país.

Vaya con la "Guía del infierno". Lo presenta como un paraíso.

La tierra: ¡ese punto debajo de un signo de interrogación!

Ah, vivir hasta esta forma de calcular el tiempo: Anno homini, etc...

El auténtico exhibicionismo consiste en enseñar lo que no se tiene.

"¡Deberíais de soportarlo todo con calma estoica!", aconsejan por lo


general -oh, sorpresa- los cínicos.

Los años se juntaron: "¿Formaremos una época?", preguntaban.

¡No es un cualquiera! Es el mismísimo Analfabetagrammadelta, etc.


hasta el mismísimo omega.

A veces la coartada constituye precisamente el crimen.

¡A cada rebaño su oveja negra!

Más de un gran timonel se rodea de ceros a la izquierda: parecen


salvavidas.

A menudo hay que hacerse a un lado, para percibir el perfil de una


época.

Era intransigente. Forzó un acuerdo consigo mismo.

Y si no hay nada nuevo bajo el sol, ¿qué?

¿No será que los argonautas tenían la sospecha de que bajo el


vellocino de oro se escondía el becerro de oro?

Han sido vistas en los palacios de los soberanos placas de "¡Prohibido


grabar en las paredes: MANE, THECEL, PHARES!".

Sed autodidactas, no esperéis a que la vida os enseñe.

"He oído decir que el mundo es bello", dijo un ciego. "Eso dicen",
contestó el que veía.

"Le roi soleil" dijo: "¡L´état c´est moi!". ¿Qué jefe de estado ha dicho:
"¡L´état c´est moi!"?

En el cartel de "¡Aprended a nadar!", añadí con tiza cuando era niño:


"¿Para qué? ¡Panta rhei!".

¡Gentes con el corazón de oro! Vendedlo a buen precio.

Nunca se miraron a los ojos. Caminaban con la mirada clavada en un


objetivo común.

Arrancad las raíces del mal, muy a menudo son nutritivas y sabrosas.

El verdugo no quería lavarse las manos después de la ejecución:


"¡Que no soy Pilatos!", gritó indignado.
He soñado con Freud. ¿Qué significa?

Tanto la entrada como la salida de la caverna del "hombre" fue un


progreso.

Cuando un náufrago tiene que salvarse, tiene derecho a descubrir


América por segunda vez.

Nos queda poco tiempo. Todavía nos amenaza la eternidad.

¿La fiera saca los colmillos? ¡Fair play!

A los grandes hombres no los engendran las madres, sino los


Plutarcos.

Lo asaban a fuego lento, para que le fuera más fácil sacarles las
castañas.

La historia: un conjunto de hechos que no tenían que haber ocurrido.

Ve hacia el hombre, ¡no te dejes tomar la espalda!

He dejado de ser escéptico: me he convencido de la existencia del mal


inmanente.

"Todo gira en torno al hombre", dijo el potro de tortura.

Piensa que es una estatua, porque se ha petrificado.

¿Preguntas que por qué la gente se tira de un barco que no se está


hundiendo? Se ha dado cuenta de adónde la lleva.

De vez en cuando hay que cambiar la espada bajo la que se pone la


cabeza.

Estoy lleno de optimismo: la humanidad ha infringido las leyes


morales, ¿por qué no iba a hacer lo mismo con las leyes de la física?

La esclavitud tiene su lado bueno. El tirano no puede afirmar que es


señor de seres libres.

Un gorrión en una jaula para águilas es libre.


La cárcel no es un aislante de la historia.

Hay barricadas desiertas por un lado.

Soy infiel, podría odiar al próximo tirano igual que al anterior.

Pregunta, ¿quién me llama cínico? Los cínicos. Quieren ser más


numerosos.

Lástima que no se puede encontrar la felicidad en el camino que


conduce a ella.

¿No será que nos representamos al hombre demasiado


antropomórficamente?

¡Hay que tratar a todos como a seres humanos! ¿Con la misma


crueldad?

Ten cuidado contigo mismo, después de todo eres un leal ciudadano


del Estado.

Tengo miedo de caerle simpático a los masoquistas, sería un placer


para ellos torturarme.

Al hombre le gusta reírse. Del prójimo.

¡Qué difícil ocultar la propia inexistencia!

Todos quieren nuestro bien. No dejéis que os lo quiten.

El mundo vuelve siempre al orden. Lo importante es al de quién.

No confíes en tu corazón, está ávido de tu sangre.

El mundo surgió seguramente por horror al vacío.

A quien la lengua le es obediente, a menudo calla.

"¡No cortes la rama sobre la que te sostienes!". Lástima que los monos
de Darwin no conocieran este dicho.

También los diablos saben ya del proceso de colectivización que se da


en el mundo contemporáneo, no quieren hacer pactos con personas
privadas.

No es bueno creer en el hombre, es mejor estar seguro.

Tended puentes de hombre a hombre, por supuesto levadizos.

¿La eternidad? Una unidad de tiempo.

Voló más bajo y se encontró en el Parnaso.

"¡El mundo te pertenece!", le grité a aquel joven. "Y a mi qué -dijo-, no


se puede vender".

No escondas la cabeza en la tierra, no le quites el trabajo a los


sepultureros.

"¡Messieurs, faites vos jeux!". La bolita terrestre da vueltas.

No matéis a los coprófagos, pero tampoco asistáis a sus recepciones.

¿Que me aprecia mucho, dices? Lo sé, exigiría más de 30 monedas.

Les es difícil aplaudir a los que tienen las manos atadas.

Algunos odian el arte. Ya es un paso adelante que lo reconozcan.

Hay muchos ventrílocuos que hablan en nombre de los estómagos de


los demás.

Inspeccionemos de vez en cuando las mazmorras de las fortalezas


que defienden los ideales.

También para custodiar el pensamiento se echa mano de los eunucos.

¿Desde cuándo dura la edad del bronce?

La política: carreras de caballos de Troya.

Quién sabe cuántos Verbos probó Dios, antes de dar con el que creó
el mundo.

¡No os dejéis imponer la libertad de expresión antes que la libertad de


pensamiento!
¡Imitemos las apariencias de la relidad!

¡Ni siquiera a los diccionarios se los debe tomar al pie de la letra!

Si el papel tuviera paciencia, esperaría a una obra maestra.

También el lenguaje del horror tiene sus dialectos.

Las ruinas: recursos mnemotécnicos de la historia.

Amplio es el abanico de lo lírico: va del sadismo al masoquismo.

"Perdónalos, Señor, porque no saben lo que dicen" (sobre los actores).

X me considera un genio. Cuando hace un tiempo le dije: "Nosotros


dos, genios...", asintió muy seguro con la cabeza.

Cuántas menos cosas pasarían en el mundo, si no existieran las


palabras.

¿No se debería construir en el Parnaso un refugio para los que no


pueden bajar?

A veces hacen falta apuntadores que soplen en voz baja lo que no se


debe decir.

¿El aire? Una bomba de relojería con carrillón.

¡Amplía tu repertorio! Contigo mismo.

¡No os las prometáis muy felices con el fin del mundo!

Cómo el arte cae más bajo -de rodillas.

El asesino vuelve al lugar del crimen, sobre todo del no cometido.

¡Summus, sed non possumus!

La aureola impide a veces que entre algo en la cabeza.

¡Sit Musa levis!

Es difícil ser ambiguo en épocas en las que las palabras no significan


nada.
¡Te Deum ex machina laudamus!

En tiempos de silencio basta con una palabra, en los llenos de


palabrería con un silencio.

En arte el Génesis comienza con la creación del hombre.

Tengo miedo de la mezcla de estilos, por ejemplo del renacimiento del


realismo socialista.

¿Defender el arte? No, obligarlo a atacar.

¡Nos amenaza un diluvio de palabras! ¿Se encontrará un nuevo Noé


que salve una pareja de cada género literario?

¿Los ángeles? Las aves de corral de los caníbales.

Os extrañáis que cuando Psique se somete a psicoanálisis surge de


inmediato Eros.

El tiempo: la más importante materia prima.

Cuando no encuentres palabras de indignación, no las sustituyas por


elogios.

Un verdadero enemigo de los hombres no los evita.

Las proporciones de la belleza con simples: 100%.

He publicado un libro: Recuerdos. Son las confesiones de los


acusados que declararon en su presencia durante los interrogatorios.

También la Nada vive sus dramas.

Hay que multiplicar el sentido de las palabras, y no servirse de las que


no saben ellas mismas lo que significan.

A la riqueza de pensamiento pocas veces la amenaza una


nacionalización.

¿No se tratará de héroes? Ni siquiera notaron que los castraban.

Ojo: para algunos el ideal de hombre está comprendido en las


medidas de un ataúd estándar.

No le preguntes al error de dónde nace.

He sacado de la conversación con él uno cuaderno casi lleno. Guardó


silencio todo el rato.

La directora de una de las principales escuelas primarias de Varsovia


me contó con orgullo: "En nuestra escuela no hay antisemitismo. Aquí
se enseña a niños de origen judío, y ni siquiera lo sabe nadie".

El proceso de creación de leyendas ha pasado de labios del pueblo a


manos oficiales.

El censor es el coautor de la lengua.

La única posibilidad de tomar aire consistía en un continuo


lanzamiento de vivas.

Pálido como un pueblo bajo la sombra de la dictadura.

¿Qué podrá crecer en el duro terreno de la realidad?

¿Qué jueces imparciales podrá tener la lucha de sexos? ¿Los


hermafroditas?

------------

Salir del templo de la enseñanza del derecho para ir a la primera cita


con la injusticia.

¿Cuántas ocasiones tuve para abrir los ojos a la vida?