Vous êtes sur la page 1sur 5

Parashat Beshalaj

Prohibida la reproducción total o parcial de esta parashá con fines lucrativo.


No leer en el baño ni donde hay olores fétidos

Quiero dedicar esta sidra por la refuah shelema de Yaritza Bat Saraj, Nohemí
“Guerrero” Bat Saraj y todos los enfermos y dolientes de Am Israel

(Por More Ben Yafe)

Esta parashat nos trata de varios acontecimientos


transcendentales, la ruta que tomo Israel al salir de
Egipto por el camino más lejano, la preocupación de Moshé
por el traslado de ataúd con los restos de Yosef, la manera
impresionante en la que acompaño HaShem a Israel en su
camino, la estrategia que ordeno el creador a Moshé para
engañar a Paró e incitarlo a salir con todo su ejército
para guerrear contra los esclavos y fugitivos, entre muchos
más.

Me gustaría comenzar esta sidrá de la Torá donde se relata


lo siguiente: “Vaiehi Beshalaj Paro, Et Haam Velo Najam
Elim Derej Eretz Pelishtim Ki qarob Hu, Ki amar Elohim Pen
yinajem haam birotam maljama veshabu mitzraima”

-Y fue cuando envió Paro, al pueblo y no los guío el


Todopoderoso por el camino de la tierra de los filisteos.
Pues dijo el Todopoderoso, “No sea que se arrepintiere el
pueblo al ver batalla y se regrese a Egipto-

“Vaiehi beshalaj paro...”


(y fue cuando envió Paro...)

Dijeron Jazal, “vaiehi” es una palabra que indica llanto.


Alguien se lamentó, gritó y lloró. ¿Quién fue? El faraón. Y
se puede mostrar con un ejemplo.

Un rey le pidió a uno de sus allegados que le compre un


lindo pez. Este hombre fue, y sin prestar tanta atención,
le trajo al rey un pez que despedía un olor no muy
agradable, y no precisamente a pescado. El rey le dijo:
tienes tres posibilidades, una, comerte el pescado, la
segunda, pagar una fuerte multa, y la tercera, recibir
treinta y nueve latigazos...
El hombre pensó un instante: ¿cómo puedo librarme de esta
calamidad? Lo mejor es comerme el pescado... Empezó a comer
y comer (además de lindo era un pez grande) después de unos
minutos comenzó a vomitar. El rey dijo: hasta que no comas
todo, inclusive lo que vomitaste, no habrás cumplido con el
castigo...
¡Ya no puedo más! Muy bien, dijo el rey, o latigazos o
multa...
Y el hombre eligió latigazos (al menos no le costaría
dinero). Y empezaron los latigazos: fue el primero, ¡Ay!,
fue el segundo, ¡Oy!, después de quince latigazos pidió por
favor que se detengan...
¿No soportas más?, preguntó el rey, entonces tendrás que
pagar la multa... Al final este hombre recibió los tres
castigos: comió el pez que estaba en mal estado, recibió
latigazos y pagó la multa...

Consecuentemente esto es lo mismo que ocurrió con el


faraón: Hakadosh Baruj Hu le dijo, “deja salir al pueblo de
Israel de egipto”. No quiero, dijo el faraón. ¡Ahh!, ¿no
quieres? Considera entonces lo primero, en la plaga de la
sangre, se murieron todos los peces del río, y los egipcios
comieron peces en estado de descomposición... ¿Todavía no
quieres dejar salir a los bene Israel de egipto? ¡No!, no
quiero! Entonces fue una plaga tras otra, un golpe tras
otro, y cada vez duelen más, pero no quiere saber nada,
hasta que recibe la última plaga, la de los primogénitos, y
esa fue muy grande, ahí decide “echar” al pueblo de
Israel... Pero antes de esta plaga, los bene Israel habían
tomado todo el dinero de egipto, Jazal nos dicen que cada
israelita salió de egipto con noventa burros cargados de
oro y plata...

Vemos que el faraón comió el pez, recibió las plagas y


también tuvo que pagar... Por eso se lamentó y lloró: qué
tontería hizo al no dejar salir al pueblo desde un
principio.

(Et Haam Velo Najam Elim Derej Eretz Pelishtim Ki qarob Hu,
Ki amar Elohim Pen yinajem haam birotam maljama veshabu
mitzraima...) “que traduce”: -al pueblo y no los guío el
Todopoderoso por el camino de la tierra de los filisteos.
Pues dijo el Todopoderoso, “No sea que se arrepintiere el
pueblo al ver batalla y se regrese a Egipto...-

Sin duda alguna surge una pregunta sumamente importante,


¿Por qué HaShem Bendito no los guió por el camino más corto
sino por el camino más largo? De esto interpretan jazal: si
los guiaba por el camino más fácil retornarían más rápido
al ver las dificultades a las que se enfrentarían; por eso
D-s les alargo el camino para que no tengan la opción de
retroceder, El tárgum Yonatan ofrece una explicación
adicional: Treinta años antes de la salida de Egipto,
salieron de ese lugar 200.000 mil hijos de Israel de la
tribu de Efraím, y como todavía no había llegado el tiempo
de la gueulah “redención” cayeron muertos en manos de los
Filisteos y sus cadáveres quedaron en el desierto a la
intemperie.

Estos cadáveres son los que revivió el profeta Yejezkel,


por orden de HaShem Bendito, de manera tal que vemos como
D-s los encaminaba por una ruta distinta mas larga y no por
la ruta que es la más corta, consecuentemente ellos si
veían los cadáveres de sus hermanos podrían desanimarse y
retroceder; privándose de la Gueulah para ese entonces.

¿Qué aprendemos de este comentario?

Mucho de los que están descubriendo sus raíces hebreas se


impactan con las verdades escriturales que estaban vedadas
para ellos; Por una mala interpretación teología fuera de
todo contexto escritural, en simples palabras no podían ver
más allá de sus narices, ni mucho menos comprender la
misión y rol profético en este mundo presente, sin duda
alguna, esto es algo sumamente maravilloso, pero si no se
sabe llevar con cuidado, puede convertirse en algo
peligroso, si no sabes el tiempo profético que nos ha
tocado vivir, corres el peligro de ser atacado por los
“Filisteos”, como aquellos que mataron a los 200.000 mil de
la tribu de Efraím.

Todos sin duda alguna sabemos el rol profético que juega


Efraím al final de los tiempos juntamente con Yehuda, sin
duda alguna estamos frente a un acontecimiento profético
muy poderoso en todos los sentidos que anuncian el
advenimiento inminente del retorno de su majestad Yeshua
HaMashíaj; Uno se queda maravillado al contemplar como la
historia posterior de Israel sigue exactamente el curso
preestablecido en la profecía dada por el patriarca Yaakov
antes de morir; aquí la parasha en este versículo nos habla
de la reunificación de Yehuda y Efraím quienes constituyen
las dos ramas de olivo de que se formará luego la totalidad
de la nación de Israel.

Pero estamos hablando del peligro al que se expuso la tribu


de Efraím por salir antes de tiempo, como dije
anteriormente mucho de los que están descubriendo sus
raíces hebreas “descendientes de Efraím” se impactan con
las verdades escriturales que estaban vedadas para ellos,
pero no debemos desconocer que los “filisteos” es una
emanación espiritual de tumá nefésh “impureza espiritual”.

Déjenme explicar esto: Hablando proféticamente, estos


efraimitas quienes fueron desparramados sobre toda la
tierra, al retornar buscan un judaísmo al cual no están
llamados a vivir, impuesto por los grupos ortodoxos
tradicionales quienes rechazan a nuestro Ribí HaKadosh como
el Mélej HaMashíaj. De la misma manera los hebreos que
salieron antes de tiempo de Egipto y perecieron, sin
esperar esa agencia divina representada en Moshé, hoy en
día se está viviendo nuevamente, los que han aceptado esta
bat kol, han aceptado un judaísmo sin reconocer la agencia
divina de este tiempo, no están reconociendo y en el peor
de los casos desechando la visitación de quién tiene toda
la autoridad única en su clase, siendo su máximo
representante en este tiempo profético nuestro Ribí
HaKadosh Yeshúa ben Yosef.

Estos Efraimitas de hoy en día les esperan una atroz muerte


física y espiritual, ya que han salido sin ser el tiempo
profético para ellos, cuando tú te mueves bajo tus propias
premisas, bajo tus propias convicciones, cuando te mueves
fuera de la voluntad de HaShem, suceden atrocidades no
solamente en nuestro entorno físico sino en nuestro entorno
espiritual. Aprendemos a no adelantarnos al proceso
mesiánico de la redención; Tanto Yehuda como Efraím tienen
su tiempo profético preestablecido en reconocer a su
Majestad Yeshúa HaMashíaj.

Nuestro Ribí HaKadosh Yeshúa nos ha dejado una Halajá


sumamente importante: “Velad”; Consecuentemente tenemos que
escudriñar las Escrituras, conocerlas y aprender a ver en
ellas la manera como vivir bajo orientación escatológica y
profética, de tal manera que esta generación de creyentes,
quizás la última, como enseña nuestro “jajam Dan Ben
Avraham”, no esté fuera de tiempo profético, en otras
palabras, debemos estar atentos al que hacer de la voz
profética seguramente está soplando para un lugar y
dirigiendo la historia hacia cierto evento y nosotros los
creyentes estemos avanzando contra ese viento y bogando
hacia un destino distinto hacia el cual la bat kol está
orientando los acontecimientos que has sido profetizados
que ocurrirán con el pueblo de D-s. Es triste saber y ver
como algunos javerím han desconocido públicamente la
autoridad única en su clase del Ribí para ser aceptados por
un judaísmo ilegitimo, al retornar su majestad Yeshúa
HaMashíaj para ellos será un duro golpe, ya que la no
aceptación hoy día de Yeshúa entre los de la tribu de
Yehudá es un secreto perfectamente ordenado en sus
connotaciones proféticas y escatológicas, reservados para
el final de los tiempos.

Estoy convencido que si prestamos atención a la revelación


de esta parashá al misterio de Israel, al misterio de los
gentiles y al misterio del Mashíaj, estaremos en
condiciones de ver con claridad lo que HaShem Bendito Sea
Él, está haciendo en el mundo en este tiempo y cuál es
nuestra participación en ese proceso.

Amen yehi ratzon...

Basado en el comentario de Rashí a la parashá Beshalaj Comentario a la


parashat Beshalaj del Rav Ariel Ben Israel Libro Raíces Hebras del
Cristianismo del Jajam Dan Ben Avraham “Daniel Hayym”