Vous êtes sur la page 1sur 3

DEFECTOS DE LA LECTURA

Desde la escuela primaria hemos adquirido “vicios” que no nos permiten leer
más de 250 palabras en un minuto. Que es lo que un buen lector emplea en
ese tiempo. Estos defectos o vicios como popularmente le llamamos son:

1) Vocalización (lectura en voz alta).


2) Subvocalización muscular (mover los labios, la lengua, etc; al leer).
3) Subvocalización mental (lectura mental: escucharse a través del canal
auditivo al leer; oír dentro de su cabeza lo que está leyendo).
4) Regresiones (regresar o devolverse a releer palabras).
5) Detenciones constantes.
6) Leer palabras por palabra (debemos leer 2, 3, 4, 5, palabras a la vez, no
debemos leer palabras aisladas).
7) Consultar demasiado al diccionario.
8) Ángulo de lectura correcto (debe ser de 90º).
9) Postura incorrecta del cuerpo.

1) Vocalización: el lector, o quien lee pronuncia en voz alta todo lo que va


encontrando (vocales, consonantes, sílabas, palabras) en la lectura. Los
órganos de articulación entran en acción y producen sonidos que son oídos por
otras personas.

2) Subvocalización muscular: hay lectores que mueven los labios, la lengua y


las cuerdas vocales al leer; pronuncian interiormente y no producen sonidos
audibles. Sin embargo, son lectores lentos: difícilmente llegan a 250 palabras
por minuto. Esos lectores están pronunciando cada sonido, cada palabra y ello
les impide hacer “lectura rápida”.

3) Regresión: si el lector regresa o se devuelve a releer palabras, pierde


efectividad en la lectura: lee menos palabras por minuto, comprende menos lo
leído, se cansa pronto, etc. Algunos lectores se devuelven varias veces,
inclusive en un mismo renglón, y al terminar de leer un párrafo no han
comprendido casi nada.

4) Detenciones: hay lectores que por todo estimulo que les llega, suspenden el
proceso de lectura, a eso es a lo que llamamos detenciones.

5) Suvocalización mental: es la famosa “lectura mental”: el lector no utiliza los


labios, la lengua, las cuerdas vocales, etc. Y pasa a utilizar el canal auditivo. El
lector se oye el mismo a través del canal auditivo, es decir está pronunciando
exclusivamente para él.

6) Leer palabra por palabra: este es otro vicio de lectura muy difundido.
• No debemos leer palabra por palabra. Nuestros ojos alcanzan a leer 2, 3, 5
palabras de una vez, como si estuvieran juntas.
• Debemos de leer 3, 4, 5 palabras en cada fijación de la vista; así habrá
menos trabajo, más velocidad y menos fatiga al leer.

7) Consultar demasiado el diccionario: trate de entender una oración, una idea,


un párrafo, una lectura, etc; sin utilizar el diccionario. ¿por qué? El uso
exagerado del diccionario bloquea y demora la comprensión de lo que usted
está leyendo.

TÉCNICAS, METODOS, ESTRATEGIAS PARA CORREGIR ESTOS


DEFECTOS

Para solucionar estos defectos o vicios de la lectura debemos realizar estas


técnicas y procedimientos que veremos a continuación:

1) Para los defectos de vocalización, debemos colocar el dedo sobre los labios
y propóngase a no pronunciar al leer, otras técnicas es aguantar un lápiz entre
los labios y ejercicios de lectura rápida.
2) Para subvocalización muscular, también se recomienda colocar un lápiz en
los labios para no vocalizar. Si no hay un lápiz recuerde que un dedo de la
mano sirve para impedir que los labios se muevan.
3) Para regresión, procure no devolverse, concéntrese bien en la lectura, mire
bien cada palabra (visualice bien), capte ideas sobresalientes en el párrafo o
utilice la mano como guía durante la lectura.
4) Para corregir problemas de detención, es importante concentrarse en la
lectura y no distraerse en ruidos alrededor.
5) Suvocalización mental, ¿qué debe hacer usted, como lector? Ocupe el canal
auditivo con sonidos que no estén en el material que esta leyendo. Diga, por
ejemplo: “lalala”, a medida que lee un párrafo. Hágalo así:
1. Diga: “lalalá” en voz alta (vocalización) lea un párrafo. A demás, trate de
comprender lo leído.
2. Después de practicar varios días el paso Nº 1, pase a decir el “lalala”
mentalmente, a medida que lee otros párrafos. No olvide la comprensión de lo
leído.
3. Después de practicar el Nº 2 durante una semana, elimine esta “lalala” y lea
varios párrafos. No permita que lo que esta leyendo se oiga por el canal
auditivo. Trate de comprender la lectura.

Si no es capaz de llevar a cabo el paso Nº 3, regrese al Nº 1 por un tiempo,


continué con el Nº 2 y, finalmente, con el Nº 3.

6) Para corregir el defecto de leer palabra por palabra es conveniente aplicar la


técnica de marcación de fijaciones. Debemos leer 3, 4, 5 palabras en cada
fijación de la vista; así habrá menos trabajo, mas velocidad y menos fatiga al
leer.
7) Para no consultar demasiado el diccionario por cada palabra que no
conozcamos, lo conveniente es hacerlo al terminar de leer cada párrafo.

ESTRATEGIAS:

Frente a las fallas en la comprensión hay varias estrategias posibles:

Releer una oración u oraciones. Cuando seϖ captan incongruencias, la lectura


permite revisar y eventualmente reinterpretar el contenido del texto.
Ignorar laϖ falla y seguir leyendo. Es una estrategia valida cuando la palabra
o el párrafo no son esenciales para la comprensión, en cuyo caso se almacena
el problema en la memoria como una cuestión a resolver.
Formarse hipótesis alternativas. Cuando laϖ interpretación que le vamos
dando a un texto entra en contradicción con partes del mismo texto, se puede
recurrir a la estrategia de pensar en otras formas de entenderlo.
Consultar una fuente externa. Cuando no se puede inferir delϖ texto el
significado de una palabra muy usada o cuando toda una sección del material
resulta incomprensible para el lector, la opción mas pertinente puede ser acudir
a fuentes externas como un diccionario u otra persona.

PLANIFICACIÓN PARA TRABAJAR LOS DEFECTOS DE LA LECTURA

Debemos realizar una planificación o plan de acción para trabajar y corregir


estos defectos o vicios que tenemos al leer; el planificar es una forma de
pensar en la forma de llevar a cabo las acciones con determinados recursos,
esto nos permite lograr nuestros objetivos con los mejores resultados que si lo
hacemos de manera improvisada. El plan de acción se refiere a la selección de
los procesos y estrategias apropiadas al tipo de lectura; es decir, de acuerdo
con los objetivos propuestos y a los conocimientos previos sobre el tema, el
lector debe seleccionar sus estrategias. Por ejemplo si su meta es tener una
idea general de un articulo de prensa, recorrer el texto de una manera rápida
puede ser una estrategia adecuada. Por el contrario, si el objetivo es estudiar
para un examen, donde se requiere considerar detalles del texto, han de
realizarse varias lecturas al mismo, alguna de ellas más lenta, retrocediendo en
los aspectos de difícil comprensión, buscar fuentes complementarias o
alternativas de información, entre otros. por ello, hay que comenzar por
establecer la importancia de planificar.

Toda lectura tiene algunas ideas fundamentales y otras secundarias, por tanto,
hay que aprender a detectar esos aspectos importantes como medio para
facilitar la comprensión del texto.

COMO LLEGAR A SER UN BUEN LECTOR

Después de haber analizado los defectos o vicios en la lectura y las técnicas


para corregirlo llegaremos hacer un buen lector, si tomamos en cuenta las
siguientes recomendaciones:

• Concentrémonos al máximo al leer.


• Evitemos las regresiones: leer seguido sin devolvernos.
• Abarquemos 2, 3, 4 palabras cada vez que lancemos la mirada en un renglón.
• No leer en voz alta: la vocalización afecta la velocidad y disminuye la
comprensión de lo leído.
• No dependamos de un diccionario.
• Señalemos las ideas más importantes de cada párrafo.
• Evitemos las interrupciones.