Vous êtes sur la page 1sur 14

Propensiones proecológicas en niños de sexto grado de primaria: validez de un instrumento

PROPENSIONES PROECOLÓGICAS EN NIÑOS DE SEXTO GRADO DE

PRIMARIA: VALIDEZ DE UN INSTRUMENTO1

VÍCTOR CORRAL VERDUGO, BLANCA FRAIJO SING Y CÉSAR TAPIA FONLLEM


Universidad de Sonora

El concepto de Educación Ambiental (EA) refiere un proceso en el que los


educandos o participantes “obtienen conciencia de su ambiente y
adquieren el conocimiento, los valores, las habilidades, las experiencias
y también la determinación que les permite actuar –individual y
colectivamente- para resolver problemas ambientales presentes y futuros”
(UNESCO, 1987). La idea de que la EA es un proceso integrador en
donde la conducta de cuidado del medio se combina con una serie de 31

predisposiciones a cuidar los recursos naturales se ve reflejada en otras


definiciones. Por ejemplo, Simmons (1991) establece que un programa
de esta naturaleza debe incluir información que permita desarrollar el
conocimiento de tópicos ambientales, el conocimiento de sistemas
naturales, las habilidades de solución de problemas, las actitudes a favor
del ambiente y el desarrollo de auto-estima personal, como objetivos
programáticos. Aunque algunos autores enfatizan aspectos particulares
a desarrollar en los programas de EA, como por ejemplo, los motivos
(Boyce y Geller, 2001, Legault y Pelletier, 2000) o las habilidades
(Middlestadt et al, 2001), queda claro que, como lo mencionan Corral,
Fraijo y Tapia (2005) “el propósito de la educación ambiental no es sólo

1
Este trabajo fue financiado por el Fondo-Mixto CONACYT-Gobierno de Sonora
(Proyecto SON-2004-C02-010). Correspondencia: victorcorral@sociales.uson.mx.
Anuario de Investigaciones Educativas. Volumen 7
V. Corral Verdugo, B. Fraijo Sing, C. Tapia Fonllem

el de informar, promover la conciencia ecológica o de dotar de habilidades


de solución de problemas, en aislado, sino de integrar un conglomerado
de variables disposicionales (actitudes, motivos, conocimientos, valores,
habilidades) que predispongan, guíen y posibiliten la preservación del
ambiente”. En pocas palabras, la EA integra propensiones con la acción
proambiental, haciendo uso de discursos didácticos y procurando
condiciones propicias para el desarrollo de un ciudadano comprometido
con la solución de los problemas del entorno. Por propensiones se entiende
al conjunto de tendencias, capacidades o predisposiciones previas a la
acción ambiental y que, de acuerdo con la literatura, se constituyen en
precurrentes de la conducta proecológica. Entre las propensiones
proambientales se encuentran las creencias ecológicas, los motivos para
32
el cuidado del ambiente, el conocimiento, las habilidades y las
competencias ambientales, los valores ambientales, y un conjunto de
rasgos de personalidad proambiental, entre otros (ver Corral, 2001). El
desarrollo de estas variables disposicionales en educandos de los sistemas
escolarizados constituye una de las prioridades de la educación ambiental,
de acuerdo con las definiciones arriba revisadas.
El discurso didáctico de la educación ambiental constituye la parte
del programa en la que se contienen las instrucciones, los modelos y los
requerimientos para la acción proambiental. En él se plasman las
exigencias sociales, los valores de la comunidad y las guías científicas
que le dan sentido a esta acción (Caduto, 1999). De acuerdo con Corral,
Varela y González (2004) el discurso didáctico en EA debe orientarse a la

REDIES. Red de Investigación Educativa en Sonora, A. C.


Propensiones proecológicas en niños de sexto grado de primaria: validez de un instrumento

formación de competencias proambientales, un concepto que integra


los objetivos programáticos de la educación ambiental.
Las condiciones en las que se desarrolla la EA incluyen aspectos
físicos, y aspectos de organización escolar y curricular que propician el
desarrollo óptimo de los objetivos del programa. Estos aspectos involucran
también la formación de profesores en educación ambiental y la conexión
del programa de EA con el resto del currículo (Cobb, 1999).
El presente reporte forma parte de un estudio interesado en
determinar las propensiones, la acción ambiental, así como las condiciones
que propician estos dos primeros aspectos, en el marco de la educación
ambiental del sistema de enseñanza primaria. Los datos que aquí se
presentan abordan el aspecto de la medición de propensiones
33
proambientales en niños de sexto grado de educación primaria. El
propósito de este primer abordaje es el de probar y validar instrumentos
sensibles, confiables y válidos para medir variables disposicionales
proecológicas, los cuales permitan el diagnóstico y la evaluación en
educación ambiental.
Estudios previos en México han ratificado la relación significativa
entre propensiones proambientales y el actuar proecológico, ya sea auto-
reportado u observado directamente. Corral (2002) y Orduña, Espinoza
y González (2002), por ejemplo, mostraron el efecto que tienen el
conocimiento, las habilidades, los motivos y las percepciones en el actuar
proambiental de adultos en dos comunidades de Sonora. En adolescentes
de Nuevo León, Hernández y Corral (2005) encontraron una relación
significativa entre la posesión de valores ambientales y la conducta

Anuario de Investigaciones Educativas. Volumen 7


V. Corral Verdugo, B. Fraijo Sing, C. Tapia Fonllem

proecológica, tras un programa de intervención. Trabajando con niños


que inician la educación primaria, Fraijo (2005) fue capaz de inducir
congruencia en las relaciones entre creencias, conocimientos, motivos,
habilidades y acción proambiental, cumpliendo con el propósito básico
planteado en las definiciones de Educación Ambiental. En estos trabajos
las propensiones proambientales predicen o anticipan la acción
proambiental, por lo que su medición se considera de capital importancia.

MÉTODO

PARTICIPANTES
Participaron 195 estudiantes de sexto grado de primaria de cinco
escuelas públicas de Hermosillo, Sonora. Las edades de los niños oscilaban

34 entre los 10 y 13 años, 88 de ellos eran del sexo masculino y 107 del
femenino.
INSTRUMENTOS
Se diseñaron dos instrumentos: un cuestionario y un registro
observacional de acciones proambientales, a partir de la adaptación de
escalas utilizadas en otras investigaciones. Se adaptaron reactivos del
Nuevo paradigma ambiental (Dunlap y Van Liere, 1979) que mide
creencias ecológicas y creencias antropocéntricas. Los niños revelaron
su grado de acuerdo con enunciados acerca de la relación entre el ser
humano y la naturaleza, en donde una visión de interdependencia entre
las especies, la necesidad de imponer límites al crecimiento y de cuidar
el ambiente referían creencias ecológicas, mientras que las nociones de
que la humanidad se encuentra por encima de la naturaleza y que el ser
humano puede utilizarla a su antojo, reflejaban creencias

REDIES. Red de Investigación Educativa en Sonora, A. C.


Propensiones proecológicas en niños de sexto grado de primaria: validez de un instrumento

antropocéntricas. El formato de respuesta para estas escalas iba de 0


(nada de acuerdo) a 5 (completamente de acuerdo). También se midieron
habilidades para el cuidado del medio ambiente, utilizando la escala de
Fraijo (2005), los estudiantes debían referir de qué manera era posible
ahorrar recursos naturales, señalando pasos para lograr una acción
efectiva conservacionista. Las respuestas se calificaban anotando un
punto por cada acción efectiva señalada.
Se detectaron los niveles de motivos proambientales con la escala
de Schultz (2002), la cual registra la preocupación ambiental en término
de razones para cuidar el medio por uno mismo, por otros o por el
ambiente. Asi mismo, se midieron valores ambientales, extraídos de la
Escala de Valores universales de Schwartz (2001) y conocimientos acerca
35
de temas ecológicos (Tapia, Fraijo y Corral, en revisión). El segundo
instrumento es un registro observacional que contiene acciones
proambientales las cuales son registradas durante los últimos 15 días por
el padre, la madre o una persona mayor de edad con la que habite el
participante en el estudio. De este último registro se consideraron
actividades de búsqueda de información ambiental.

PROCEDIMIENTO
Para la aplicación del instrumento se entregó una carta a cada
director de las escuelas solicitándoles la colaboración de su institución
para trabajar con dos grupos de sexto grado. Posteriormente se
contactaron los profesores titulares de los grupos. De manera grupal se
les hizo entrega del registro observacional a los profesores, y se les

Anuario de Investigaciones Educativas. Volumen 7


V. Corral Verdugo, B. Fraijo Sing, C. Tapia Fonllem

explicó la manera en que lo llenarían los padres o el tutor. Se procedió a


la ejecución de entrevistas individuales, estructuradas y dirigidas con
base en el cuestionario diseñado.
Para el análisis de datos, las variables demográficas y las respuestas
a las observaciones y reactivos particulares de cada escala se procesaron
mediante análisis univariados. Se obtuvieron alfas de Cronbach para
verificar la consistencia interna de las escalas. Se llevó a cabo un análisis
factorial confirmatorio para determinar la validez de las escalas.

RESULTADOS

En la Tabla 1 se presentan las estadísticas univariadas para la


escala utilizadas, incluyendo las medias para cada reactivo. Todas las

36 escalas obtuvieron alfas de .60 o mayores, con la excepción de la de


creencias antropocéntricas.

Tabla 1.
Media y Consistencia Interna de las Escala de propensiones y acciones proecológicas
__________________________________________________________________________________________
Escala/Variables N Media D.E. Mín. Máx. Alfa*
__________________________________________________________________________________________
Creencias ecológicas .78
Equilibrio de la naturaleza 195 3.6 1.4 1 5
Consecuencias desastrosas 195 3.7 1.3 1 5
Vivir de acuerdo con naturaleza 195 3.9 0.9 1 5
Los humanos abusan 194 3.7 1.3 1 5
Demasiada gente 194 3.4 1.3 1 5
Evitar que haya fabricas 194 2.0 1.3 1 5
Planeta como una nave 194 2.8 1.6 1 5
La sociedad industrializada 193 3.3 1.4 1 5
Creencias antropocéntricas .46
Derecho de hacer cambios 194 2.0 1.2 1 5
Mandar en al naturaleza 194 2.3 1.3 1 5
Usados por seres humanos 194 2.2 1.2 1 5
Adaptarse al medio ambiente 194 2.1 1.3 1 5
Habilidades .85

REDIES. Red de Investigación Educativa en Sonora, A. C.


Propensiones proecológicas en niños de sexto grado de primaria: validez de un instrumento
Al bañarse 194 2.8 1.1 0 4
Al lavarse los dientes 194 2.4 1.1 0 4
Ahorrar energía con la luz 194 2.6 1.1 0 4
Ahorrar energía con la t.v. 194 2.1 1.0 0 4
Reciclar papel 194 2.0 1.4 0 4
Motivos .87
Las plantas 194 6.3 1.2 1 7
Los animales 194 6.2 1.3 1 7
Las aves 193 6.2 1.3 1 7
La vida marina 193 6.1 1.5 1 7
Valores ambientales .87
Limpieza 194 5.5 1.2 1 7
Cuidar el medio ambiente 194 5.4 1.3 1 7
Unidos con la naturaleza 194 5.3 1.4 1 7
Conocimientos .60
Mezclados con agua 193 0.3 0.4 0 1
Mejor hora para regar 193 0.5 0.4 0 1
Causa de muerte en animales 193 0.6 0.4 0 1
Minutos para bañarse 193 0.4 0.4 0 1
Contaminan el agua 193 0.5 0.5 0 1
Problema al cortar árboles 194 0.2 0.4 0 1
Fuente de contaminación 195 0.6 0.4 0 1
Animales en peligro de extinción 195 0.7 0.4 0 1 37
Acciones .67
Leer acerca de la naturaleza 166 0.4 0.5 0 1
Leer libros o historias 166 0.3 0.4 0 1
________________________________________________________________________________
*Alfa de Cronbach fue utilizado como indicador de confiabilidad

En la Tabla 2 se muestra la estructura factorial de las respuestas


al instrumento, agrupándose los reactivos en sus correspondientes
factores. Se produjeron pesos factoriales altos y significativos (p < .05)
para cada uno de ellos.

Anuario de Investigaciones Educativas. Volumen 7


V. Corral Verdugo, B. Fraijo Sing, C. Tapia Fonllem

Tabla 2.
Estructura factorial del instrumento (matriz lambda)
__________________________________________________________________________________________
Factores y lambdas
Reactivos
__________________________________________________________________________________________
Creencias Creencias Habilidades Motivos Valores Conocim Acciones
Ecológicas Antropoc. Ambient Ambient Ambient Ambient Ambient
Creencias1 .70
Creencias2 .59
Creencias3 .58
Creencias4 .62
Creencias5 .67
Creencias6 .61
Creencias7 .30
Creencias8 .82
Creencias9 .79
Creencias10 .49
Habilidad1 .82
Habilidad2 .80
Habilidad3 .77
Habilidad4 .76
Habilidad5 .56
Motivo1 .74
38 Motivo2 .87
Motivo3 .85
Motivo4 .76
Valor1 .76
Valor2 .90
Valor3 .84
Conocim1 .49
Conocim2 .37
Conocim3 .47
Conocim4 .40
Conocim5 .25
Conocim6 .31
Conocim7 .32
Acción1 .63
Acción2 .42
__________________________________________________________________________________________

Finalmente, en la Tabla 3 se exhiben las correlaciones entre los


factores. Se presentaron interrelaciones significativas y positivas entre
las creencias ecológicas, las habilidades, los motivos y el conocimiento
ambiental. También se produjeron covarianzas positivas y significativas
entre las acciones proambientales, las creencias ecológicas y el
conocimiento ambiental. Las creencias antropocéntricas se

REDIES. Red de Investigación Educativa en Sonora, A. C.


Propensiones proecológicas en niños de sexto grado de primaria: validez de un instrumento

correlacionaron negativamente con las creencias ecológicas, con las


habilidades y con el conocimiento ambiental. Los valores ambientales,
de manera inesperada, también covariaron negativamente con las
creencias ecológicas, las habilidades proambientales, el conocimiento y
las acciones proecológicas. El modelo factorial, incluyendo la matriz de
covarianzas entre factores produjo bondad de ajuste como se muestra
en la Tabla 3.

Tabla 3.
_________________________________________________________________________________________________
Covarianzas entre los factores
Creencias Creencias (matriz phi) Motivos Valores Conocim Acciones
Habilidades
Ecológicas Antropoc. Ambient Ambient Ambient Ambient Ambient

Creen Ecol ------


Creen Antrop. -.73* ------
Habilidades .62* -.50* -----
Motivos .23* .04 .17* -----
Valores -.69* .40* -.42* .03 -----
Conocimiento .74* -.53* .53* .37* -.47* -----
39
Acciones .36* -.01 .16 -.04 -.40* .46* -----
_________________________________________________________________________________________________
*correlaciones significativas (p < .05). Bondad de ajuste: X2 = 642.6 (433 g.l.), p < .001. BNNFI = .90, CFI = .91, RMSEA = .04.

*correlaciones significativas (p < .05). Bondad de ajuste: X2 = 642.6 (433 g.l.), p < .001. BNNFI
= .90, CFI = .91, RMSEA = .04.

DISCUSIÓN

Los resultados del presente estudio revelan que los estudiantes


registrados presentan un nivel intermedio o superior para algunas de las
escalas que miden las propensiones proecológicas, pero niveles pobres
en otras. Considerando los puntajes mínimos y máximos, los niños exhiben
un nivel promedio de creencias proecológicas, y puntajes menores de
creencias antropocéntricas, lo cual podría explicarlo su exposición a
mensajes conservacionistas en los medios o el propio contexto escolar.

Anuario de Investigaciones Educativas. Volumen 7


V. Corral Verdugo, B. Fraijo Sing, C. Tapia Fonllem

Sus habilidades ambientales se encuentran por encima de la calificación


promedio, también, y los valores y motivos proambientales (preocupación
por el medio natural, incluyendo animales y plantas) se acercan a los
puntajes máximos. Este último aspecto podría ser explicado por la
exposición a los mensajes de conservación arriba señalados, pero es
probable que también exista un componente de deseabilidad social. En
términos de conocimientos, su calificación no alcanzaría el mínimo
aprobatorio (en una escala del 1 al 10 obtendrían menos de 5). Sus
acciones de procuración de información ambiental presentan también
niveles bajos, lo cual podría implicar que la motivación elevada que se
plantea es más teórica que práctica, al no reflejarse en búsqueda de
información y el conocimiento mismo adquirido.
40
El análisis factorial emprendido parece revelar que el instrumento
capta las dimensiones que pretende medir. Los pesos factoriales altos y
significativos señalan validez convergente de constructo (Corral y
Figueredo, 1999). Los valores del alfa de Cronbach para todas las escalas,
con la excepción de la de creencias antropocéntricas, son de .60 o
superiores, lo cual indicaría que las mismas son confiables. La bondad de
ajuste del modelo factorial, incluyendo las covarianzas entre los factores
parece respaldar estas presunciones acerca de las propiedades
psicométricas de las escalas.
Al respecto de la covariaciones entre los factores las creencias
ecológicas, las habilidades, los motivos y el conocimiento ambiental se
interrelacionan de manera saliente y significativa. Esto es lo que habría
de esperar en un ciudadano comprometido con el medio ambiente. Por

REDIES. Red de Investigación Educativa en Sonora, A. C.


Propensiones proecológicas en niños de sexto grado de primaria: validez de un instrumento

supuesto, lo que señalan las covariaciones es que en aquellos niños en


donde existen altos niveles de creencias proecológicas se presentarán
niveles altos también de habilidades de cuidado, razones para proteger
el medio y de conocimiento ambiental. Dado que los niveles de habilidades
y sobre todo, los de conocimientos, no son sobresalientes, esta muestra
no podría calificarse como notoriamente propensa al cuidado del
ambiente.
En nuestros resultados la existencia de covarianzas negativas entre
los valores ambientales y otras propensiones proecológicas, lo mismo
que la baja correlación entre la acción proambiental y esas propensiones
pudiera indicar que existen deficiencias en los programas de educación
ambiental, que deben ser abordadas. No fue el propósito del presente
41
estudio el determinar la presencia de esas deficiencias, ya que el objetivo
-cumplido en buena medida- era el de desarrollar y probar instrumentos
de medición de variables disposicionales proambientales. En un futuro
estudio es menester probar cómo estas variables responden a las
situaciones educativas y si los estudiantes emprenden acciones de cuidado
del medio instigados por la educación ambiental que reciben. Estas
acciones deben incluir conductas instrumentales, directamente
observables, de cuidado de recursos naturales (como ahorrar el agua, la
energía eléctrica, mantener limpios espacios naturales y construidos),
aparte de las acciones de procuración de conocimiento ambiental, como
las que fueron registradas en este estudio.

REFERENCIAS
Caduto, M.J. (1999). Ecological education. A system rooted in diversity. Journal of
Environmental Education, 31, 11-16

Anuario de Investigaciones Educativas. Volumen 7


V. Corral Verdugo, B. Fraijo Sing, C. Tapia Fonllem
Cobb, T.B. (1999). On the miscibility of science and environmental education. Journal
of Environmental Education, 31, 5-10.
Corral, V. (2002). A structural model of pro-environmental competency. Environment
& Behavior. 34, 531-549.
Corral, V. (2001). Comportamiento proambiental. Una introducción al estudio de las
conductas protectoras del ambiente. Santa Cruz de Tenerife, España:
Resma.
Corral, V. y Figueredo, A.J. (1999). Convergent and divergent validity of three measures
of conservation behavior: The multitrait-multimethod approach. Environment
& Behavior, 31, 805-820
Corral, V., Fraijo, B. y Tapia, C. (2005). Medición de competencias proambientales
en adultos y en niños. En M. Frías y V. Corral (Eds.), Niñez, Adolescencia
y Problemas Sociales. México: CONACyT-UniSon.
Corral, V., Varela, C. y González, D. (2004). O papel da Psicología Ambiental na
promoçao de competencia pró-ambiental. En E. Tassara, E. Rabinovich y
M.C. Guedes (Ed.), Psicología e Ambiente. Sao Paulo, Brasil: EDUC.
Dunlap, R. E. y Van Liere, K.D. (1978). The New Environmental Paradigm. Journal
42 of Environmental Education, 9, 10-19.
Fraijo, B. (2005). Competencias proecológicas del cuidado del agua en niños de
primer grado de primaria. Tesis Doctoral. Culiacán, México: Doctorado
Interinstitucional en Ciencias Sociales (UAS-UniSon-CIAD-UABC).
Hernández, L.M. y Corral, V. (2005). Enseñanza de valores a través de la literatura:
un estudio con adolescentes mexicanos. En M. Frías y V. Corral (Eds.),
Niñez, Adolescencia y Problemas Sociales. México: CONACyT-UniSon.
Legault, L. y Pelletier, L. (2000). Impact of an environmental education program on
students’ and parents’ attitudes, motivation, and behaviours. Canadian Journal
of Behavioural Science, 32, 243-250.
Middlestadt, S., Grieser, M., Hernández, O., et al. (2001). Turning minds on and
faucets off: Water conservation education in Jordanian schools. Journal of
Environmental Education, 32, 37-45.
Orduña, V., Espinoza, N. y González, D. (2002). Relación entre variables
demográficas, variables contextuales, conocimiento ambiental y el ahorro
de agua. En V. Corral (Ed.), Conductas Protectoras del Ambiente. México:
CONACyT-UniSon.

REDIES. Red de Investigación Educativa en Sonora, A. C.


Propensiones proecológicas en niños de sexto grado de primaria: validez de un instrumento
Schultz, P.W. (2001). The structure of environmental concern: concern for self, other
people, and the biosphere. Journal of Environmental Psychology, 21, 327-
339.
Schwartz, S. (2001). ¿Existen aspectos universales en la estructura y contenido de
los valores humanos? En M. Ros y V. Gouveia (Eds.), Psicología Social de
los Valores Humanos. Madrid: Biblioteca Nueva.
Simmons, D.A. (1991). Are we meeting the goal of responsible environmental
behavior? An examination of nature and environmental education center
goals. Journal of Environmental Education, 22, 16-21.
UNESCO (1987). International strategy for action in environmental education and
training for the 1990s. Paris: UNESCO.

43

Anuario de Investigaciones Educativas. Volumen 7


V. Corral Verdugo, B. Fraijo Sing, C. Tapia Fonllem

44

REDIES. Red de Investigación Educativa en Sonora, A. C.