Vous êtes sur la page 1sur 1

LAS CINCO FELICES COMADRES

Las comadres son personas preguntonas y, por extensión, las preguntas lógicas
fundamentales que permiten conocer la realidad: Qué es, o bien, en qué consiste, por
qué, para qué, cómo, cuándo y dónde.

Comadres Categorías filosóficas

Qué? Esencia

Por qué? Causa

Para qué? Trascendencia

Cómo? Modalidad

Cuándo y dónde? Espacio/tiempo

La pregunta Qué está dirigida a la esencia del fenómeno, en qué consiste o quién
es, si se trata de una persona humana.
La pregunta Por qué busca conocer las causas, fundamentos o justificaciones.
La pregunta Para qué nos da las consecuencias, la utilidad, el beneficio.
La pregunta Cómo indaga sobre el procedimiento, las etapas del proceso, lo que
hay que hacer.
Las preguntas Cuándo y dónde ubican el objeto de estudio en tiempo y espacio.
A cualquier tema se le pude aplicar esta estrategia; por ejemplo, se puede pedir a
los alumnos que lean un texto y encuentren en él la respuesta a las cinco “comadres”. O
bien, se puede dividir al grupo en equipos y pedir a cada equipo que procese la
información para dar respuesta a una de las “comadres”; luego, al final, en el momento de
interdependencia social, unos retroalimentan a los otros hasta completar cada grupo las
respuestas a las cinco preguntas.
Según los expertos todos tenemos una “comadre” favorita, aquella que, si no la
contestamos, no llegamos a comprender significativamente el contenido de aprendizaje.
Cada persona debe pensar y precisar cuál de estas cinco preguntas fundamentales
deciden su nivel de comprensión.
El orden que le damos a las “comadres” es diferente en cada persona y manifiesta
una lógica propia que decide su aprendizaje.
La estrategia de las cinco felices comadres contribuye sin duda a desarrollar el
pensamiento lógico de los alumnos, así como su pensamiento creativo, ya que el nivel de
comprensión es mayor cuando estamos en condiciones de ver nuevas aristas de un
asunto.

Nuevas Alternativas de Aprender y Enseñar.


Ramón Ferreiro Gravié.

“El éxito de las instituciones educativas, se debe al interés de los docentes en seguir
aprendiendo, conocidos hoy en día, como Asesores educativos”
Gualberto Rebollar Méndez