Nº 4 - 15 de marzo de 2011

"Google sufre de obesidad de datos y es indiferente a los llamados en favor de la preservación cuidadosa o a las ingenuas exigencias de conciencia cultural. El principal objetivo de esa cínica empresa es monitorear la conducta del usuario a fin de vender datos de tráfico y perfiles a terceras partes interesadas. Google no anda tras la propiedad de Emile Zola. Su intención es llevarse al fan de Proust lejos del archivo."

La sociedad de la consulta: La googlización de nuestras vidas*
Geert Lovink
Un tributo a Joseph Weizenbaum

Con el auge de los motores de búsqueda, ya no es posible distinguir entre perspicaces percepciones patricias y chismorreo plebeyo. [1] Tanto la distinción entre lo alto y lo bajo como la entremezcla de ambos en ocasiones carnavalescas pertenecen a tiempos pasados y no debieran preocuparnos. Hoy día un fenómeno completamente nuevo está causando alarma: los motores de búsqueda disponen en orden de acuerdo con la popularidad, no con la Verdad. La búsqueda es el código tecnocultural que gobierna la vida actual. Con el dramático aumento de la información accesible, hemos quedado enganchados a las herramientas de recuperación de datos. Ahora es difícil imaginar una época carente de motores de búsqueda. Buscamos números de teléfono, direcciones, horas de apertura, el nombre de una persona, detalles de vuelo y los mejores negocios, y, en un estado anímico frenético, declaramos a la pila continuamente creciente de materia gris ³basura de datos´. Pronto buscaremos y sólo nos perderemos. El espectro de la sobrecarga de información ronda a las élites intelectuales del mundo. La gente común ha secuestrado recursos estratégicos y está atascando canales mediáticos otrora cuidadosamente supervisados. Antes de Internet, las clases de los mandarines confiaban en la idea de que podían separar la ³charla vana´ del ³saber´. No sólo han hecho implosión las viejas jerarquías de la comunicación: la comunicación misma ha asumido el estatus de una agresión al cerebro. No sólo el ruido popular ha subido a niveles insoportables: ya no soportamos una solicitud más de colegas importantes. Hasta el benigno saludo de la familia y los amigos adquiere el estatus de un coro en espera de contestación. La clase educada se molesta sobre todo porque la cháchara ha entrado en el dominio hasta entonces protegido de la ciencia y la filosofía, pero, en vez de eso, deberían preocuparse por quién controlará la red computacional cada vez más centralizada. Lo que los administradores actuales de la noble simplicidad y la sosegada grandeza no pueden expresar, deberíamos decirlo por ellos: hay un creciente descontento con Google y el modo en que Internet organiza la recuperación de información. El establishment científico perdió el control

Después del desarrollo y la implementación exitosa de su sistema operativo de código abierto Android para dispositivos móviles. Guiada por una generación mucho más vieja y experimentada de gurúes de la tecnología de la información (Eric Schmidt). La World Wide Web. Una posible vía de superar esa situación difícil es redefinir positivamente el ³Gerede´ de Heidegger. sino un grupo de jóvenes en onda cuya consigna de responsabilidad corporativa es ³No seas malvado´. Apple y Yahoo. Los intelectuales no deberían retratar más a los usuarios de Internet como aficionados secundarios. Los problemas mayores que están en juego requieren aventurarse en la política de la vida informática. no es difícil describir a Google como un genio del mal que planea la dominación mundial. los rumores sobre el próximo paso de Google van desde que lanzará su propio teléfono inteligente (compitiendo con Nokia e iPhone de Apple) hasta que se convertirá en un gigante de las telecomunicaciones al lado de AT&T. la plataforma para compartir videos YouTube. el sitio de networking social Orkut. Talks y Docs. que debía haber realizado la biblioteca infinita descrita por Borges en su relato ³La Biblioteca de Babel´ (1941). ahora usadas por billones de personas. En este caso. Google no sólo compite con Microsoft. académico o periodista de negocios que pueda ir al paso del alcance y velocidad de su desarrollo en años recientes. pioneros de Internet (Vint Cerf) y economistas (Hal Varian). las bibliotecas públicas (a través de su programa de escaneo masivo de libros) y las firmas de telecomunicaciones. GoogleMaps y GoogleEarth. el gobernante no es un monstruo malvado. En lugar de una cultura de la queja que sueña con una imperturbada vida offline y medidas radicales para filtrar el ruido. las aplicaciones de oficina tales como Calendar. es vista por muchos de sus críticos como nada más que una variación del ³Gran Hermano´ (1948) de Orwell. Google se ha expandido tan velozmente. privados de una relación primaria y primordial con el mundo.sobre uno de sus proyectos investigativos clave: el diseño y la propiedad de las redes de computadoras. ¿Cómo tanta gente acabó siendo tan dependiente de un solo motor de búsqueda? ¿Por qué estamos repitiendo la saga de Microsoft una vez más? Es estúpido quejarse de un monopolio en proceso de formación cuando los usuarios promedio de Internet tienen a su disposición semejante multitud de herramientas distribuidoras de poder. la publicidad pago-por-clic de AdWords. es hora de confrontar abiertamente las formas triviales actuales del Dasein en los blogs. los vínculos patrocinados de AdSense. Es hora de abordar el surgimiento de un nuevo tipo de corporación que está superando rápidamente a Internet: Google. [2] Las nuevas aplicaciones y servicios se acumulan con creciente regularidad como regalos de Navidad no deseados: el servicio gratuito de email Gmail de Google. que virtualmente no hay ningún crítico. T-Mobile y Vodafone. sino también con las firmas de entretenimiento. Verizon. controlando todo el espectro desde la computación en nube [cloud computing] hasta el . Si añadimos todas las actividades relacionadas con los teléfonos celulares. la comunicación por mensajes de texto y los juegos de computadora. y en una variedad tal de campos.

Conspiración o no. Google está dando pasos hacia la energía nuclear y las turbinas eólicas. El error sonó gracioso. [3] Mi interés en los conceptos que se hallan tras los motores de búsqueda se desarrolló mientras leía un libro de entrevistas con el profesor del MIT** y crítico de computación Joseph Weizenbaum. desde los sistemas operativos hasta la arquitectura de los chips de los propios dispositivos. de sus contribuciones. Cierto número de reseñadores de Amazon se había quejado de las preguntas acríticas de Wendt y el nivel cortés. están abandonando alegremente el poder de auto-gobernar sus recursos informacionales. Son especialmente interesantes las historias de Weizenbaum sobre su juventud en Berlín. basada en Munich. la ciudad donde había crecido antes de escapar con sus padres de los nazis. y cómo llegó a involucrarse en la computación durante los . no estamos tan lejos de la estimación de Watson. Una mayoría de los usuarios. Sergey Brin y Larry Page son fantásticos. Weizenbaum regresó de Boston a Berlín. Hace unos pocos años. efectuó las entrevistas. de 1976. superficial. de 1966. [4] Weizenbaum murió el 5 de marzo de 2008. pero también compañías. hacker y desarrollador de TOR* Jacob Appelbaum. Google está minando activamente la autonomía de la computadora personal como un dispositivo computacional universal y nos lleva de regreso a los oscuros días en que Thomas J. conocido por su programa ELIZA de terapia automática. en 1935. Windows o Linux. a la edad de 84 años. en tiempo real. universidades y ONGs.almacenamiento de datos. Uno de los miembros menos conocedores de computación de mi familia dijo que ella había oído que Google era mucho mejor y más fácil de usar que Internet. Por no mencionar las notebooks y las e-tabletas. Sobre todo. pero ella tenía razón. que utilizan el navegador Chrome de Google para reemplazar a los sistemas operativos multipropósitos. y su libro El poder de la computadora y la razón humana. quien también está involucrado en Wikileaks. Google no sólo se ha vuelto la mejor Internet: está asumiendo tareas de software de las computadoras de los individuos de modo que uno pueda tener acceso a datos en la ³nube´ desde cualquier terminal o dispositivo de mano. Pero si actualizamos esa imagen hasta la de un gran centro de datos de Google en cada continente. Pero estoy aterrorizado por la próxima generación que se hace cargo. desde la infraestructura inalámbrica hasta los software de aplicación. lo dice de esta manera: Amo a Google y amo a la gente que está ahí. Watson de IBM predijo un mercado mundial para cinco computadoras. su exilio a los EUA. Una dictadura benévola sigue siendo una dictadura. Los nerds han bromeado siempre sobre el despiste de los burócratas megalomaníacos que intentan predecir el futuro. Lo digo de manera completamente literal: pueden leer la mente de uno. La periodista Gunna Wendt. ¿Momento de preocuparse? El activista de los derechos humanos. pero eso no me perturbó: disfruté las penetrantes percepciones de uno de los pocos críticos de la ciencia computacional que conoce ese dominio desde adentro. ellos pueden ver qué preguntas uno está haciendo. pesados. En algún momento la gente se va a dar cuenta de que Google lo tiene todo acerca de todos.

Sin embargo. de las que Weizenbaum fue un miembro destacado. La calculadora digital. el libro no aborda por qué ese principio mediático decisivo no fue incorporado por las primeras generaciones de programadores de computadoras. La así llamada revolución de la información se ha desintegrado en un diluvio de desinformación. incorporado en una cultura que facilite y respete la diferencia de opinión. Sobre Internet (2001) de Hubert Dreyfus es uno de los culpables clave en esto. Sus observaciones sobre Internet. tomará un largo y tortuoso camino para darse el nuevo propósito de convertirse en un dispositivo humano universal que sirva a nuestras infinitamente ricas y diversas necesidades e intereses de información y comunicación. El sistema de creencias de Weizenbaum se puede resumir así: ³Nicht alle Aspekte der Realität sind berechenbar´ (No todos los aspectos de la realidad son computables). En varias ocasiones he formulado una crítica del abordaje propio de la ³ecología de los medios´. Una causa clave de ello es la ausencia de un editor o del principio editorial. La crítica que hace Weizenbaum de Internet es general. otrora una máquina de guerra. como máquinas autónomas. El libro se lee como un sumario de la crítica que hace Weizenbaum de la ciencia computacional. [5] Especialmente interesante me resultó cómo el ³hereje´ Weizenbaum les da forma a sus argumentos como un insider informado y respetado ²una posición similar al proyecto de ³crítica de la red´ que he desarrollado con Pit Schultz después de que iniciamos nettime en 1995. Eso debería ser un esfuerzo distribuido. editor o codificador decidir por nosotros qué es y qué no es bagatela. Lo que fue crucial: los matemáticos no previeron el (ab)uso de las computadoras para propósitos mediáticos. las islas de la razón en el cibertorrente? Salidas de la sociedad programada). a saber: que las computadoras imponen un punto de vista mecanicista a sus usuarios. La respuesta está probablemente en el empleo inicial de la computadora como una calculadora: los tecnodeterministas insisten en que el cálculo matemático sigue siendo la esencia de la computación. y que. rechazan la experiencia directa. Weizenbaum sostiene que no debería haber una exaltación del cálculo por sobre el discernimiento. que aspira a filtrar la información ³útil´ para el consumo individual. ¿Para qué escuchar grabaciones en una computadora? Si quieres ver una película.años 50. El título y el subtítulo del libro son intrigantes: Wo sind sie. [6] No creo que sea el derecho de cualquier profesor. De la torpeza actual de las interfaces y el manejo de la información no se les debiera echar la culpa a los que diseñaron las primeras computadoras. un medio masivo que consiste en hasta un 95% de cosas sin valor ²en gran medida como el medio de la televisión. no son nada nuevo para los familiarizados con su obra: Internet es un gran montón de basura. y debemos apreciar eso. la dirección en la que la Web se está desarrollando inevitablemente. visita el cine. Deberíamos alabar la riqueza y hacer de las nuevas técnicas de búsqueda parte de nuestra cultura . die Inseln der Vernunft im Cyberstrom? Auswege aus der programmierten Gesellschaft (traducido literalmente: ¿Dónde están. escépticas ante toda la idolatría de la computadora.

y cómo priorizar la información que recuperamos. Weizenbaum desearía que desconfiáramos de lo que vemos en nuestras pantallas. ³Tenemos un problema´. Si entramos en una librería o en una biblioteca. ³Las señales que están dentro de la computadora no son información. ya . Weizenbaum relaciona la fe incuestionada en las consultas (mediante el motor de búsqueda) con el auge del discurso del ³problema´. necesitamos la capacidad de escrutar y pensar críticamente. En resumen. es publicitada como la respuesta tecnocrática a la crítica de Weizenbaum. se desecha el papel de los mediadores en favor del cultivo de la sospecha general. En vez de quejarnos al librero o al bibliotecario de que tienen demasiados libros. En lugar de los algoritmos basados en palabras clave y las informaciones de salida estructuradas por ranking de Google. No alcanzamos un nivel educacional más alto con sólo dar la oportunidad de publicar.0. ³y el problema requiere una respuesta´. sea la televisión o Internet. nuestra cultura nos ha enseñado cómo hojear los miles de títulos. lo que hace del compendio de entrevistas una lectura tan interesante es su insistencia en el arte de hacer la pregunta correcta. Las computadoras se introdujeron como ³solucionadoras generales de problemas´ y el propósito de las mismas era proporcionar una solución para todo. sino que aprendemos a interpretar y comprender. pedimos ayuda. Sin embargo.*** La comunicación por sí sola no conducirá al conocimiento útil y sostenible. o resolvemos la dificultad nosotros mismos. El problema de Internet. si algo es veraz o no. La adquisición de una apropiada educación y pericia para formular la consulta correcta es esencial. Un modo de lograrlo es revolucionar las herramientas de búsqueda y elevar el nivel general de alfabetismo mediático. No son más que señales. es que se nos invita a verla como un oráculo de Delfos. según Weizenbaum. Internet proporcionará la respuesta a todas nuestras preguntas y problemas. arguye Weizenbaum.general. Pero Internet no es una máquina tragamonedas en la que uno echa una moneda para obtener lo que quiere. pronto podremos hacerles preguntas a la próxima generación de motores de búsqueda en ³lenguaje natural´. mediante la interpretación´. En lugar de Google y Wikipedia. Para ello dependemos del trabajo del cerebro humano. Una comprensión crítica requiere que primero nos sentemos y escuchemos ²en ese caso no sólo leemos. Tirar en ella cosas al azar es tan inútil como pescar de ella al azar. Se invitaba a la gente a delegar sus vidas en la computadora. Escribe Weizenbaum: ³La posibilidad de que cualquiera ponga algo en Internet no significa gran cosa. Poniendo a un lado la info-ansiedad de Weizenbaum. pero no menciona quién nos va a aconsejar sobre en qué confiar. tales como Powerset (que rápidamente fue comprado y neutralizado por Microsoft). Sólo hay un modo de convertir las señales en información. Weizenbaum previene contra un uso acrítico de la palabra ³información´. La Web Semántica.´ [7] En este contexto Weizenbaum hace la comparación entre Internet y la ahora desaparecida radio CB. lo cual él considera como la diferencia entre oír y escuchar. Pero Weizenbaum explica que las tensiones personales y sociales no se pueden resolver con sólo declararlas un problema. o Web 3.

la televisión y la publicidad.podemos suponer que los lingüistas computacionales no cuestionan el abordaje del responder a problemas y serán cautelosos en cuanto a actuar como una ³fuerza policíaca del contenido´. basada no en las etiquetas que los usuarios han añadido. que. puede escapar a la lógica de la mercancía. La capacidad del capitalismo para absorber a sus adversarios es ahora tan común que es casi imposible sostener que seguimos necesitando la crítica ²en este caso. Estamos atascados en la era de la recuperación de información de la web. decidiendo qué es y qué no es basura en Internet. y nos complacemos en el glamour que la clase global de las celebridades despliega en representación de nosotros. Y eso no hace más que aumentar la necesidad de un dominio público animado y diverso en el que ni la vigilancia del Estado ni los intereses del mercado tengan un vital poder de decisión. se centran en la privacidad. somos ³actores distribuidos´ presentes en una multitud de canales. Ningún movimiento social o práctica cultural. Los entusiastas del club de la cámara convertidos en codificadores serán los nuevos contaminadores con mal gusto. Mientras que el paradigma de Google es el análisis de vínculos y el rango de las páginas. Escrito a fines de los años 60. los motores de búsqueda de la próxima generación se volverán visuales. Bienvenidos a la Jerarquización de lo Real. Lo mismo vale para las iniciativas de la Web Semántica y similares tecnologías de inteligencia artificial. o en lo que queda de ella. de Internet² a menos que todas las conversaciones telefónicas y el tráfico de Internet privados de uno pasen a estar disponibles públicamente. ³democracia de accionistas´ en acción. No se ha ideado ninguna estrategia para la era del postespectáculo. pero sus participantes serán cuidadosamente separados. por el contrario. en la que los próximos volúmenes de los manuales para usuarios de computadoras introducirán a los geeks programadores a la cultura estética 101. como indica Weizenbaum. Desde el auge de los motores de búsqueda en los años 90 vivimos en la ³Sociedad de la Consulta´. Las preocupaciones. En vez de eso. y empezarán a indexar la imagen del mundo. Los placeres consumistas están tan extendidos que han alcanzado el estatus de un derecho humano universal. El ingreso a las masas poseedoras de acciones está restringido a las clases medias y a las que están por encima de éstas. Sólo entonces el sensible problema de la privacidad catalizará una conciencia más amplia sobre los intereses corporativos. La crítica de la conversión en mercancía de Debord ya no es revolucionaria. Todos amamos el fetiche de la mercancía. Incluso en ese caso. por ejemplo. no está tan alejada de La sociedad del espectáculo de Guy Debord. La principal diferencia de hoy es que se nos pide explícitamente que interactuemos. . sino en la ³cualidad´ de la imaginería misma. por más radical que sea. ese análisis situacionista se basaba en el auge de las industrias del filme. Ya no se dirigen a nosotros como una masa anónima de consumidores pasivos. las marcas. es difícil argumentar en favor de la crítica cuando el debate toma la apariencia de queja organizada por un grupo de cabildeo de consumidores.

David Vise y Jeff Jarvis. un recurso en bruto cuyo único propósito es obtener ganancia. [9] Los estudios sobre Google en la primera década de su existencia se pueden dividir en tres categorías. por no hablar de si encarnará los valores de Jeanneney. sigue siendo uno de los pocos documentos tempranos (desde el 2005) que desafió abiertamente la incuestionada hegemonía de Google. será operacional alguna vez. La trampa de Google. que Google no quiere construir y administrar un archivo en línea. el problema es. [8] Asumir semejante papel no es la tarea de ninguna sola corporación privada. Aunque es en sí mismo un argumento legítimo. no será. Sigue siendo una cuestión sujeta a discusión si la respuesta europea a Google que se ha propuesto. tales como Hugo. el incontrolado poder mundial de Internet (2008) de Gerard Reischl afirma que es el primer libro . Google y el mito del saber universal. La primera la constituyen los manuales de computación fáciles de pasar por alto. Randall Stross. Google no anda tras la propiedad de Émile Zola. Google. Chirac estaba más interesado en defender el orgullo francés que el avance global de Internet. Su intención es llevarse al fan de Proust lejos del archivo. El segundo género es el porno corporativo. Podríamos mencionar unos pocos títulos alemanes. algunos sostienen que el Sr. El principal objetivo de esa cínica empresa es monitorear la conducta del usuario a fin de vender datos de tráfico y perfiles a terceras partes interesadas. pero no olvidemos los franceses. por lo tanto. Cervantes y Goethe. el pulóver talla XXL de Flaubert o una compra de Sartre en Amazon. en primer lugar. la obra reunida de Balzac es basura de datos abstractos. Jean-Noël Jeanneney. de Google para estúpidos a Optimización del motor de búsqueda: Una hora al día. traducido al inglés por la University of Chicago Press. Su argumento es muy franco-europeo: a causa de la manera asistemática y carente de edición en la que Google selecciona los libros. publicó un librito en el que prevenía contra la pretensión de Google de ³organizar la información del mundo´. Jeanneney toma como blanco solamente un proyecto específico. el archivo no representará debidamente a los gigantes de la literatura nacional. que advierte contra la más reciente encarnación del Gran Hermano.Ya por el 2005 el presidente de la Bibliothéque National de Francia. mientras que para los franceses es la epifanía de su lenguaje y cultura. Google sufre de obesidad de datos y es indiferente a los llamados en favor de la preservación cuidadosa o a las ingenuas exigencias de conciencia cultural. el motor de búsqueda multimedia Quaero. Book Search. Dice Jeanneney: ³La elección de los libros que se han de digitalizar estará impregnada por la atmósfera anglosajona´. el socio apropiado para construir un archivo público de la herencia cultural del mundo. que escanea millones de libros de las bibliotecas universitarias estadounidenses. escrito por exagerados entusiastas evangelistas de la tecnología informacional tales como John Batelle. el mercado de los motores de búsqueda estará una generación por delante de Quaero en capacidades para medios y dispositivos. Quizás exista un interés en una fantástica jarra de Stendhal. con su parcialidad por las fuentes inglesas. Para Google. Para el momento del lanzamiento de Quaero. La tercera categoría es la extraña queja europea sobre el Behemot.

la Unión Europea es la primera en adoptar los patrones y productos técnicos desarrollados en otras partes. Hasta ahora Europa ha invertido recursos sorprendentemente escasos en entender conceptualmente la cultura de la búsqueda. Hasta para los insiders informados es casi imposible revelar un plan maestro. [11] En El síndrome de copia-y-pega de Google (2009) el estudioso austríaco de los medios Stefan Weber advierte contra el aumento del plagio en las aulas y las publicaciones académicas. no importa cuánto dinero invierta . Google patentó una tecnología que aumenta su capacidad de ³leer el usuario´. En el 2008. tiene la escala y la inteligencia para suministrar ese servicio de plataforma a los desarrolladores. las APIs. y la toma del control de nuestras vidas (y de nuestros niños en particular) por sus corporaciones. claro está. Sin embargo. Internet. ³una herramienta de desarrollador de software [developer] que le posibilita a uno correr sus aplicaciones web en la infraestructura de Google´? App Engine les permite a las empresas en ciernes usar los servidores web de Google.**** y otras herramientas de desarrollador como la arquitectura primaria para construir nuevas aplicaciones web. La investigación de la tecnología por sí sola no realizará la tarea. estrategias contra la estupidez digital (2009) de la periodista Susanne Gaschke tiene un enfoque más general a lo Carr. la moneda de Internet. ¿Quién se acuerda del Google App Engine. ³Google. y ³la googlización de la educación´.europeo que critica a Google. La intención es descifrar en qué regiones y asuntos de la página está interesado el espectador sobre la base de la conducta de éste después de que ha llegado a una página ²un ejemplo de las muchas técnicas analíticas que la compañía mediática está desarrollando para estudiar y explotar comercialmente la conducta del usuario. advirtiendo contra las computadoras. la mayoría de los críticos de Google son norteamericanos. en gran medida como la Gestapo y la Stasi. MacManus termina con una pregunta retórica: ³¿Quisiera usted que Google controlara todo su ambiente de desarrollo de punta a punta? ¿No era por eso por lo que los desarrolladores le tenían miedo a Microsoft?´ La respuesta es simple: el no tan secreto deseo de los desarrolladores es ser comprados por Google. evade la pregunta: ¿por qué una empresa en ciernes querría ceder tanto control y dependencia a una gran compañía de Internet?´ [13] La infraestructura computacional se está convirtiendo rápidamente en una empresa de servicio público. Google lo sabe todo acerca de usted. Reischl juega con el miedo a las corporaciones (estadounidenses) entre los alemanes y la avidez de datos privados de las mismas«. Pero lo que cuenta en la investigación de los nuevos medios es la supremacía conceptual. En el mejor de los casos. ¿Para qué aprender de memoria si se puede buscarlo en cuestión de segundos? [12] Todas las semanas vemos el lanzamiento de otra iniciativa de Google. Millones de usuarios de Internet están participando en ese proceso. como ilustra Google App Engine. A pesar de los pocos refunfuños procedentes de Europa. Como observa Richard MacManus. el declive de las habilidades para escribir. de buena gana o no. [10] Clic. al suministrarles sin reservas a compañías como Google sus perfiles y su atención.

[18] En él cubre problemas tales como Google Street View. ¿Por qué se le da a la ciencia de la computación una licencia única que nos permite ser blandos con nosotros mismos? Todo estudiante de la ciencia de la computación debiera ser entrenado en el escepticismo de Weizenbaum. Su conclusión de que confiamos demasiado en Google es sorprendentemente nada americana: ³Deberíamos influir ²incluso regular² . La googlización de todo. En resumen.´ [17] El proyecto de blog de Siva Vaidhyanathan.´ [14] Debemos preguntarnos: ¿por qué la mayoría de los más inteligentes críticos de Google son estadounidenses? Ya no podemos aceptar el argumento de que están mejor informados. Esta economía de la escala hace posible externalizar el almacenaje y las aplicaciones a un bajo costo o sin costo alguno.la UE en la futura investigación sobre Internet. Google Book Search y la relación de la compañía con China. Jaron Lanier escribió lo siguiente: ³No dejaríamos que un estudiante llegara a ser un investigador médico profesional sin que hubiera aprendido sobre experimentos a doble ciego. Mientras se reproduzca la brecha entre la cultura de los nuevos medios y el gobierno mayor. Mis dos ejemplos. En vez de descentralizarse más. o entre las instituciones privadas y las culturales. y así controlar. [15] Las computadoras ahora son más pequeñas. placebos y la reproducción de los resultados. Aunque generaciones de gurúes de la tecnología informacional que estaban en la última onda hicieran chistes sobre la predicción de Thomas Watson de IBM ²de que el mundo sólo necesitaba cinco computadoras². Su pasión colectiva de reflexionar y criticar puede ser usada en un movimiento de ³anticipación crítica´ para vencer el síndrome del outsider que sienten los que están en los papeles de mero usuario y consumidor. Carr tiene antecedentes de negocios de tecnología informacional (editor de Harvard Business Review) y se desarrolló como el perfecto crítico insider. Además de la imaginación. no podremos establecer una cultura tecnológica próspera. El gran cambio de Carr describe la estrategia de Google para centralizar. más baratas y más veloces. ésa es exactamente la tendencia. una voluntad colectiva y una buena dosis de creatividad. Los negocios están cambiando de departamentos internos de tecnología informacional a servicios de la red. sintetizó ambiciosamente la investigación crítica de Google en un libro publicado a principios del 2011. Hay un giro irónico en esto. deberíamos dejar de ver la ópera y las otras bellas artes como una forma de compensación por la insoportable levedad del ciberespacio. y debiera tratar de transmitirles esa preciosa disciplina a los usuarios de nuestros inventos. el uso de Internet está concentrado en unos pocos centros de datos que demandan energía en extremo. que trabajan siguiendo los pasos de Weizenbaum. son Nicholas Carr y Siva Vaidhyanathan. los europeos podrían movilizar su capacidad única para esgrimir una forma productiva de negatividad. grupos de control. En su necrología sobre Weizenbaum. permitiéndoles a las máquinas operar juntas como un solo sistema. la infraestructura de Internet a través de su centro de procesamiento de datos.[16] ³Lo que la Internet de fibra óptica hace por la computación es exactamente lo que la red de corriente alterna hizo por la electricidad: hace que la ubicación del equipo carezca de importancia para el usuario.

su colaboración con los servicios secretos). no uno que sirva a los intereses de corto plazo de una poderosa compañía. de su proyecto Book² es todavía una propuesta muy caotizante en todo debate. sus políticas de datos. Esta coalición laxa aspira a derrotar a Google al nivel de su origen. También podría funcionar el empezar a llamar a Google una firma de publicidad (lo cual es si uno mira sus rentas). como la acuña Vaidhyanathan). activistas. ser infraestructura pública. un grupo informal de investigadores de la búsqueda crítica se reúne de vez en cuando bajo nombres codificados como Búsqueda Profunda. [20] Esas iniciativas no se atascan en una crítica moralista de Google como una corporación malvada (estilo-César. su política de energía. En el caso de Google Books. sino que promueven activamente motores de búsqueda alternativos. sino también estrategias para ³hacer que [Google] deje de tener onda´. ¿Cómo se relacionarán las futuras generaciones con las ³islas de razón´ de Weizenbaum ²y cómo las diseñarán²? Es . su determinación del rango de las búsquedas. Se hacen visibles no sólo el descontento con un irresponsable gigante corporativo ávido de datos. Debemos construir el tipo de ecosistema en línea que pueda beneficiar al mundo entero a largo plazo. artistas. Las regulaciones de Bruselas vendrán con una década de retraso. el uso del dominio público con fines lucrativos es tan evidente que es hora de levantarse y reclamar los terrenos comunales. sus centros de datos. todavía tienen un futuro. no importa cuán brillante sea. Mirando a Wikipedia. de hecho. creado e influido por matemáticos. Regresando a la búsqueda.´ [19] Mientras tanto. tal como la formulada por el grupo Ippolita. según Vaidhyanathan: el saber producido dentro y fuera de las universidades. y podría haberlo sido si tan sólo las universidades y los institutos de investigación hubieran entendido mejor sus deberes públicos. la acción política más eficaz. puesto que mucho de lo que hace Google es de naturaleza reservada (por ejemplo. eso no es tan utópico del todo. combinados con una crítica de nuestra tecno-cultura algorítmica. Imagínense a Google como una entidad global del saber sin fines de lucro. incluso yendo más allá del principio mismo de la ³búsqueda´. El auge de Facebook es un caso interesante de un competidor en el mismo nivel de la economía de la atención ²pero se podría sostener que es incluso un caso peor en términos de violación de la privacidad. estamos obsesionados con las respuestas insatisfactorias a nuestras consultas. la aplicación de la estrategia del ³carácter público´ [³publicness´] de Jeff Jarvis a la compañía misma. La respuesta capitalista es dejar que el mercado haga su trabajo. Existe una necesidad colectiva de desarrollar algoritmos radicales. probablemente.de manera activa e intencional los sistemas de búsqueda y asumir así la responsabilidad por el modo en que la Web entrega el saber. La nacionalización de partes de Google ²por ejemplo. a saber: la exigua calidad de nuestra educación y la decreciente capacidad de pensar de un modo crítico. Sociedad de la Consulta y el Proyecto de Búsqueda Sombra. codificadores. Mucho de lo que Google desarrolla debería. pero no con el problema subyacente. La huída de los muchachos de los monopolios ávidos de poder es. La crítica de Google en debates públicos.

[2] El periodista holandés de la tecnología de la información Peter Olsthoorn realizó un exitoso intento de dar un sumario más o menos completo de las actividades de Google con su libro De Macht van Google.html. debe estar instantáneamente a mano. * N. Fue publicado nuevamente en ediciones separadas inglesa y alemana de: Konrad Becker/Felix Stalder (eds. Los expertos en usabilidad miden las fracciones de segundo en que decidimos si la información en la pantalla es lo que estamos buscando. damos otro clic. organizada por el Instituto de Culturas en Red en Amsterdam. Si no estamos satisfechos. Podríamos alabar la entrega al azar. cualquier objeto o experiencia. 2009. Y todos estamos demasiado deseosos de complacer.torproject. Deep Search: The Politics of Search beyond Google.) Tor proporciona el fundamento para un abanico de aplicaciones que les permiten a organizaciones e individuos compartir información en las redes públicas sin comprometer su privacidad.en .org/about/overview. bien podemos construirlas nosotros mismos. En 2010 la iniciativa fue transformada en una red de investigación crítica de los motores de búsqueda. del T. nuevos modos de representarla y nuevos modos de darle sentido. Agradezco a Ned Rossiter todas las útiles adiciones y la edición del manuscrito.). Toda la información.´ http://www. en noviembre del 2009. La facultad de hallar cosas valiosas por casualidad requiere mucho tiempo. Innsbruck. (. Nuestra disposición tecno-cultural automática es la intolerancia temporal. junto con los colegas de Viena (http://networkcultures. movilizados por el temor de una performance más lenta. Con Lev Manovich y otros colegas.org/wpmu/re-search/). ¿podemos abordar esta situación creativamente como la oportunidad de inventar nuevas formas apropiadas para nuestro mundo rico en información? Traducción del inglés: Desiderio Navarro NOTAS [1] Este capítulo es una versión actualizada de un ensayo publicado en junio del 2008 en el magacín Eurozine. ¿Cómo están respondiendo los artistas. empieza a preguntar. Studien Verlag. 2010 (en holandés). ³Tor es una red de tuneles virtuales que les permite a las personas y grupos mejorar su privacidad y seguridad en Internet. Nuestras máquinas registran la redundancia de software con creciente impaciencia. pero a duras penas practicar esa virtud nosotros mismos. Si ya no podemos tropezarnos por casualidad con islas de razón mediante nuestras indagaciones. Kosmos Uitgeverij. En vez de tratar de defendernos del ³sobreabastecimiento de información´.. Una ³cultura del tiempo´ no existe simplemente para pasearse de aquí para allá como un flâneur. El artículo fue empleado como ponencia de conceptualización para la Conferencia de la Sociedad de la Consulta. sostengo que necesitamos inventar nuevos modos de interactuar con la información.. exigiendo la puesta al día. diseñadores y arquitectos a esos desafíos? Deja de buscar.necesaria una reapropiación del tiempo. Utrecht.

readwriteweb.org/wpmu/query/2009/06/19/brainless-text-culture-andmickey-mouse-science/ **** N. [10] Gerald Reischl. [9] Véase el artículo de Wikipedia: http://en. Londres.com/what-is-a-cb-radio. p. Klick ² Strategien gegen die digitale Verdummung. Alemania se retiró del proyecto Quaero. Jugendjahre der Netzkritik. colgada en nettime. die Inseln der Vernunft im Cyberstrom: Auswege aus der programmierten Gesellschaft. URL: http://www. CB: Siglas de Banda Ciudadana. *** N. 2009. Freiburg.org/wiki/Quaero. ³Academia Cybernetica´. Ueberreuter. URL: http://www. del T. ReadWriteWeb. los ingenieros alemanes favorecían uno basado en texto. Herder. 1984. Die Google Falle ² Die unkontrollierte Weltmacht im Internet. 68-72. [11] Reseña de Susanne Gaschke. [4] Joseph Weizenbaum con Gunna Wendt. Véase también la reseña de Dennis Deicke (en inglés) ³Google Unleashed ²The New Global Power?´. y en los años 60 era usada principalmente por firmas de taxis y comerciantes.htm [8] Jean-Noel Jeanneney. Amsterdam. pp. y Geert Lovink.edge. [5] Prefacio de 1983. [6] Por ejemplo. p. ³Google App Engine: Cloud Control to Major Tom´. The University of Chicago Press. Según Wikipedia. en: Geert Lovink y Pit Schultz. API: siglas de ³application programming interface´: ³interfaz de programación de aplicaciones´. My First Recession. véase la reseña de Dennis Deicke (en inglés) ³Brainless Text Culture and Mickey Mouse Science´. Viena. V2/NAi.wisegeek. ³La radio de la banda de los ³ciudadanos´ (CB) es un dispositivo comunicacional que les permite a las personas conversar unos con otros empleando una frecuencia radial. 2008.org/3rd_culture/carr08/carr08_index. MIT: siglas de Massachusetts Institute of Technology. ³muchos ingenieros alemanes también se opusieron a lo que ellos pensaban que se estaba volviendo en demasía un proyecto anti-Google. 2006. 2003. [7] Wo sind sie. [12] Stefan Weber. April 8. INC. La radio CB radio estuvo destinada originalmente para el uso de divisiones gubernamentales como las militares. en vez de un proyecto impulsado por sus propios ideales´. 2010. Herder Verlag.[3] ³The American Wikileaks Hacker´ por Nathaniel Rich. julio 2 de 2009. Chicago. En vez de un motor de búsqueda multimedia. 38-46.com/culture/news/meetthe-american-hacker-behind-wikileaks-20101201?page=5 ** N. pp.wikipedia. colgada en nettime.com/archives/google_cloud_control. [13] Richard MacManus. En diciembre del 2006. Friburgo. Rotterdam. 29. Wo sind sie. Penguin. del T. El usuario de la radio CB tiene 40 canales para escoger y usa un banda de 11 metros o 27 MHz.html . del T. 2007. junio 26 de 2009. die Inseln der Vernunft. 11.php [14] http://www. Véase la reseña de Dennis Deicke (en inglés). 2008. URL: http://networkcultures.rollingstone.´ http://www. Rolling Stone. diciembre 1 de 2010. Joseph Weizenbaum. Computer Power and Human Reason. Google and the Myth of Universal Knowledge: A View from Europe.

es www. son una prueba de que la Web no es un almacén etéreo de ideas que brilla con luz trémula por encima de nuestras cabezas como la aurora boreal. p. [18] Véase http://www. W. © Sobre la edición en español: Centro Teórico-Cultural Criterios. Se prohíbe la reproducción y difusión de este texto en cualquier medio sin la debida autorización del editor.googlizationofeverything. © Sobre el texto original: Geert Lovink. [16] ³Los planos que describen el centro de datos de Google en The Dallas.es . Nueva York. Nueva York.W. criterios@criterios. 2008. From Edison to Google. Harper¶s Magazine.cult. 60. University of California Press. Oregon.com/ [19] Siva Vaidhyanathan. criterio@cubarte. Berkeley.net/ y el blog de investigación arriba mencionado. [20] Véase http://northeastwestsouth.cu. From Edison to Google. W. 2011. © Sobre la traducción: Desiderio Navarro.Norton. The Big Switch.[15] Nicolas Carr. The Googlization of Everything. The Big Switch: Rewiring the World. Norton. p. 2008. [17] Nicolas Carr.W. marzo 2008. Rewiring the World. Ginger Strand. un glotón de energía que no hace más que ponerse más hambriento´.criterios. Es una nueva industria pesada. xii.