Vous êtes sur la page 1sur 6

INTRODUCCIÓN

Poder Naval

Se puede definir el poder marítimo como la capacidad que posee una nación para
usar el mar en su acción de proyección política, económica y cultural, lo cual para el
logro de los objetivos planteados para alcanzar los intereses marítimos se constituye
de un conjunto de factores dentro de los cuales tiene una vital importancia lo
conocido como poder naval.

El poder Naval tal como lo define el Instituto de Estudios Históricos - Marítimos del
Perú, en su libro “Fundamentos de Doctrina Marítima”, es la siguiente

“Es la expresión militar de la capacidad del poder marítimo en tiempo de paz,


para proteger los derechos de la Nación y la propiedad, disuadir y/o repeler la
agresión y apoyar la política nacional; en tiempo de guerra, ganar y mantener
el control del mar para asegurar su uso continuo, negándole al adversario el
uso del mar e imponiéndole su voluntad, contribuyendo al logro de los
objetivos marítimos de desarrollo”.

Otra definición del poder naval podría ser aquella que la considera como una
capacidad militar capaz de proyectar en las aguas estratégicas relevantes la fuerza
necesaria para el alcance de los objetivos estratégicos indispensables a la
consecución del objetivo central establecido por el poder político. Por tanto el poder
naval es un medio y nunca un fin, el cual permite el dominio del mar, las bases y las
comunicaciones en detrimento de las fuerzas enemigas con el objetivo de influenciar
las relaciones de poder en tierra.

Se puede expresar en la capacidad de garantizar el dominio del mar y en la


consecuente libertad de atacar donde, cuando y en que fuerza se desee. A pesar de
las variantes de su empleo el poder naval es un instrumento válido en los niveles de
hostilidad incluyendo en nivel cero.

Usualmente el poder naval se le considera constituido de:

- Fuerzas navales (se consideran los medios aeronavales y la infantería)


- Bases navales e posiciones de apoyo
- Estructuras de comando y control, logísticos y administrativos
- Fuerzas y medios de apoyo no orgánicos de la marina, cuando estén
vinculados a la misión de la marina y sometidos al comando y control naval

De esta forma, el poder naval es parte integrante del poder marítimo utilizando los
medios disponibles por los cuales la nación extiende su poder militar en el mar.

Líneas de Comunicaciones Marítimas

El mar ha contribuido decisivamente al progreso de los pueblos al ser un espacio de


libertad que facilito a través del tiempo las relaciones culturales y comerciales entre
ellos. Actualmente, en un mundo globalizado en donde el comercio mundial
marítimo es aproximadamente el 90% del total, manteniendo, el mar, su papel
importante en la vida de las naciones.

Estando conformado el mundo en su mayoría por países con acceso directo al mar,
se puede concluir la existencia de casi infinitas líneas de comunicación marítimas,
siendo la importancia de cada una dependiente de los interés de la naciones, ahora
desde el punto de vista de seguridad se podría identificar fácilmente considerando
los puntos de paso obligado, como generalmente son los canales estrechos, donde
la densidad del tráfico marítimo es alta, y por consiguiente la vulnerabilidad de los
buques también en comparación a la navegación en alta mar. Normalmente estos
puntos critico de gran densidad de tráfico y vulnerabilidad son conocidos como
“choke points”.

Por tanto, las líneas de comunicación marítimas son una de las principales
prioridades del poder naval y del poder marítimo de una nación desarrollada,
otorgando vida y valor material al poder marítimo. El poder naval otorga seguridad a
esas líneas de comunicación cuestión que pasa a ser fundamental en tiempo de
crisis y guerra, particularmente para aquellas naciones que dependen vitalmente de
ellas
1. Discuta las tareas del Poder Naval. ¿Cuál de ellas tiene prioridad para Ud.?

Las capacidades del poder naval abarca distintos ámbitos donde se puede
desempeñar, según el Valm Stansfield Turner el cual en 1974 hizo una importante
conceptualización del poder naval americano en la era moderna identificando cuatro
tareas para este las cuales son: El Control del mar, La Proyección de la Fuerza, La
Presencia Naval y la Disuasión Estratégica. Las dos primeras consideradas tareas
de combate y las dos últimas tareas de disuasión. Luego se fueron adaptando estos
conceptos en diferentes publicaciones como se muestra en el cuadro siguiente:

“A
"The Cooperative
Título del "Missions of “Forward…
Maritime “… From the Strategy for
Document the U.S. from the sea"
Strategy" sea” - 1992 21st Century
o Navy" – 1974 - 1994
-1982 Seapower” -
2007
Alm.
Secretario de
Responsa Alm. Frank Alm. Jeremy Roughead,
Valm Field Marina John
ble Kelso II Boorda Gen. Conway,
Lehman
Alm T. Allen
Trasporte Trasporte Trasporte
Marítimo Marítimo Marítimo
Control del Control del Control del Control del Control del
Mar Mar Mar Mar Mar
Proyección Proyección Proyección Proyección Proyección
de la Fuerza de la Fuerza de la Fuerza de la Fuerza de la Fuerza
Presencia Presencia Presencia Presencia
Tareas del Naval Naval Naval Naval
Poder
Disuasión Disuasión Disuasión Disuasión
Naval
Estratégica Estratégica Estratégica Estratégica
Asistencia
humanitaria y
Manejo de respuesta a
Crisis catástrofes
Seguridad
Marítima

Para este fin de análisis y en cumplimiento de los objetivos principales se


considerarían cuatro tareas básicas:

a. Contribución a la disuasión estratégica


Es concretizada por la existencia de un poder naval adecuado que inspire
credibilidad en cuanto a su empleo y que evidencia dicha credibilidad por
actos de presencia o de demostraciones de fuerza, cuando y donde sea
oportuno.

b. Control de áreas marítimas

Este concepto significa: la existencia de cierta garantía para el uso del mar;
que dicha utilización de carácter temporal; que el área donde se tal control
sea limitada, pudiendo ser estacionaria o móvil; y que el control sea ejercido
con una intensidad adecuada para la ejecución de actividades específicas.

Este control debe realizarse, entre otros, para los siguientes propósitos:
proveer seguridad a las líneas de comunicaciones marítimas, permitir la
exploración y explotación de los recursos marinos e impedir que el enemigo
use un área marítima controlada para desarrollar estas actividades.

c. Negar el uso del mar al enemigo

Consiste en dificultar el establecimiento del control de áreas marítimas del


enemigo o la explotación de este control para fines militares o económicos:
neutralización o destrucción de Fuerzas Navales enemigas y hostilización de
su tráfico marítimo y medios de exploración o explotación de los recursos del
mar.

Se puede considerar que la definición utilizada por el Alm. Stansfield para el


cumplimiento del objetivo de presencia naval el cual menciona dos tácticas
desplazamiento preventivo y desplazamiento reactiva, cuya diferencia radica
en la presencia en tiempo de paz y la respuesta a una crisis, esto se asemeja
conceptualmente al de negar el uso de mar al establecer un control de ciertas
áreas para evitar el uso por el enemigo.

d. Proyectar el poder sobre tierra.

Consiste en el apoyo de las campañas terrestres o aéreas empleando las


capacidades inherentes a las Fuerzas Navales, teniendo como propósito:
(1) Disminuir el poder nacional enemigo mediante la destrucción o
neutralización de elementos importantes de las diversas expresiones de
dicho poder;
(2) Conquistar áreas estratégicas importantes para la conducción de la guerra
naval o aérea, o para propiciar el inicio de una campaña terrestre;
(3) Negar al enemigo el uso de un área terrestre capturada; y
(4) Apoyar las operaciones en tierra.

Según lo presentando anteriormente y en apoyo con el pensamiento estratégico


americano el cual ha mantenido en el transcurso de su historia dos tareas
fundamentales la proyección de la fuerza y el control del mar, siendo la primera
tarea dependiente de la segunda puesto que para realizar una proyección de la
fuerza se requiere tener en control de un área de acuerdo al tipo de operación que
se quiera realizar. El control del mar tendría la prioridad en las tareas que debe
cumplir el poder naval logrando mantener las líneas de comunicación marítimas
abiertas para asegurar los insumos industriales, reforzar y/o reabastecer las fuerzas
militares, proveer insumos a los países aliados y permitir la proyección de la fuerza
en tierra, así como negar los mismos al enemigo.

2. ¿Qué importancia le corresponde a las Líneas de Comunicaciones


Marítimas dentro del Control del Mar?

La gran diferencia entre el control de las líneas de comunicación marítimas tal como
fue teorizado por Corbett y como es requerido en la actualidad reside en el ámbito
del ejercicio de ese control. Cuando Corbett escribió, cada país tenía que
preocuparse apenas con el cumplimiento de la ley y del orden de sus espacios
marítimos y a lo largo de las rutas surcadas por sus buques, hoy en día la
globalización implica que el control del mar tenga que ser ejecutado de una forma
más global, donde se debe mantener el flujo regular del trafico marítimo. Es así
como el papel fundamental de las marinas se ha mantenido y únicamente con la
globalización aumento la dimensión global del desafío lo que hace que ningún país
sea capaz de garantizar por si solo la seguridad de los mares de todo el mundo.
En el discurso de Mike Mulle en el Current Stategy Forum este menciona que siendo
la legitimidad de la mayor parte de los gobiernos la estabilidad económica y que la
mayor parte del comercio circula por mar, es una función esencial para las marinas
el control de las rutas marítimas para mantenerlas abiertas y libres.

En el artículo "Sea Lines of Communication Control: A Marine Mission" del Major


Forrest R. Lindsey, menciona la siguiente frase, "the Free World's imperative to keep
the Sea Lines of Communication open to satisfy its vital requirements becomes the
Free World's greatest weakness.", en la cual muestra claramente que para poder
contar con las líneas de comunicaciones marítimas se debe poner énfasis en los
puntos débiles de las mismas, es decir los puntos por donde el flujo de
embarcaciones sea obligatorio, y lograr el control del mar de estas áreas. Es así
como, las líneas de comunicación muestran los puntos importantes de las zonas
marítimas de cada país y por consiguiente sus puntos donde podrían ser atacados,
por lo cual se deben tomar en consideración para un control de mar

Por lo tanto, como se hace mención en el artículo "El Control del Mar y su relación
con las operaciones navales" del C de N Adawi Luis, "El mar como dominio
requerirá del control del mar para los objetivos estratégicos-operacionales que se
determinan como parte del conflicto, normalmente estos continuarán ocupándose de
asegurar el empleo de las líneas de comunicaciones marítimas propias, de la
proyección del poder militar sobre tierra; así como de sus contrapartes negativas
que son las de impedir el libre uso de sus líneas de comunicaciones marítimas por
parte del enemigo, así como de impedir que el enemigo pueda proyectar su poder
militar sobre nuestros territorios." este control del mar es parte importante dentro de
los aspectos táctico operacionales propios de nuestra marina.

Es así como se presenta la importancia de las líneas de comunicación marítimas


dentro del control de mar, las cuales se usó y conocimiento de la importancia de
cada una será útil en la consecución de los objetivos planteados al poder naval.