Vous êtes sur la page 1sur 11

CONCILIACIÓN Y ARBITRAJE

LIC. MARCO POLO MENCHU

UNIVERSIDAD RURAL DE GUATEMALA

LICENCIATURA EN CIENCIAS JURÍDICAS Y SOCIALES

OCTAVO SEMESTRE

LIC. MARCO POLO MENCHU

CONCILIACIÓN Y ARBITRAJE

TEXTO PARALELO

HECHO POR:

ADRIANA CARINA ELÍAS ORIZABAL

0700148

GUATEMALA 13 DE NOVIEMBRE DE 2010


CONCILIACIÓN Y ARBITRAJE

LIC. MARCO POLO MENCHU

INTRODUCCIÓN

El presente contenido forma lo que llamamos TEXTO PARALELO,


que significa una recopilación de los temas vistos en la clase de
conciliación y Arbitraje impartida por el Lic. Marco Polo Menchu. Y entre
los mas importantes tenemos el Arbitraje que es la resolución de una
cuestión o discrepancia entre partes por medio de un tercero, este
tercero asume el papel de juez y también la Conciliación que es más que
la acción o efecto de conciliar componer y ajustar los ánimos de los que
estaban opuestos entre si dentro del ámbito procesal. De estos dos
conceptos parte todo lo relacionado al curso.

EL ARBITRAJE:
CONCILIACIÓN Y ARBITRAJE

LIC. MARCO POLO MENCHU


Es la acción y facultad de resolución de conflictos confiados
en un árbitro.

ARBITRAJE LABORAL:

La institución genérica del arbitraje, en la esfera del derecho de


trabajo configura un acto, un procedimiento y resolución.

El acto lo integran la comparecencia, vista o audiencia en que las


partes presentan su causa e impugnan la ajena. El procedimiento lo
constituyen las diversas formalidades y tramites desde que se pone en
marcha este sistema de composición hasta que se dicta y cumple la
decisión que en el recaiga.

La resolución imperativa en todo caso se domina el auto o


sentencia arbitral y contiene el fallo del árbitro o de los varios
arbitradores.

LA CONCILIACIÓN:

Es más que la acción o efecto de conciliar componer y ajustar los


ánimos de los que estaban opuestos entre si dentro del ámbito procesal
es la audiencia previa a todo juicio civil laboral, etc.

En que la autoridad judicial al tratar de avenir a las partes para


evitar el proceso.

No siempre se requiere que el intento de conciliación sea previo, pues


algunas legislaciones admiten especialmente en materia laboral que el
juez pueda intentar en cualquier momento las conciliaciones de los
litigantes.

LAUDO:

Decisión de los árbitros y del árbitro dictada en conciencia por los


amigos comunes de las partes, sobre cuestiones que no afectan al orden
judicial y público inspirado en la equidad y con el único propósito el
pacificador.
CONCILIACIÓN Y ARBITRAJE

LIC. MARCO POLO MENCHU

CONCILIACIÓN:

Es un medio de solucionar, componer, resolver, o decidir los


conflictos, mediante la expresión de voluntad de cada una de las partes
o bien por la decisión de un tercero; de aquí que la doctrina distinga
entre autocomposición y heterocomposición.

En la primera cuando, por voluntad de los interesados y sin acudir


a ninguna otra persona más, dirimen el conflicto surgido entre ambos;
en la segunda, cuando el conflicto se resuelve por la intervención o
decisión de un tercero, que puede ser una autoridad administrativa, una
autoridad judicial o un particular. Ahora bien, si aun con la intervención
del tercero prevalece la libertad de acción o voluntad de las partes, que
serán quienes aportan la solución; y el tercero actúa únicamente como
mediador sin proponer ni dar soluciones, estamos frente a la
"conciliación", si por el contrario los interesados al llamar al tercero se
comprometen a aceptar ambos lo que el tercero resuelva, estamos
frente al "arbitraje.

Extrajudicial o extra-procesal:

La realizan los interesados ya sea en documento privado o


documento público autorizado por notario o escribano, o bien ante un
funcionario administrativo, por ejemplo: en los casos laborales ante
inspectores o funcionarios de trabajo o trabajadores sociales.

Judicial o procesal:

La que se realiza ante funcionario judicial, sea a solicitud de parte


o bien de oficio. Aquí tenemos que distinguir:

La conciliación pre-procesal: también llamada preventiva, pues se


plantea o se presenta precisamente para evitar un proceso posterior. Al
respecto, la doctrina señala que ésta puede darse: a) por la renuncia o
desistimiento que el propio actor hace de su acción o pretensión; b) por
allanamiento, cuando se acepta la pretensión del contrario; y
c) mediante la transacción, cuando hay renuncia recíproca de
intereses; creemos que puede agregarse otra forma, que es la
CONCILIACIÓN Y ARBITRAJE

LIC. MARCO POLO MENCHU


conciliación, que sea ya por solicitud de parte interesada, o bien
sea de oficio propuesta por el tribunal al conocer la pretensión de la
parte actora y calificar que el conflicto es susceptible de arreglo
amistoso, con lo que ello implica tanto para los interesados como para la
propia administración de justicia.

La procesal o intra-procesal:

Es aquella que se realiza durante la tramitación del proceso pero


antes de dictarse sentencia, traducida ésta como un modo anormal, de
terminación del proceso.

La postprocesal:

La que se produce después de recaída sentencia firme y afecte a


la ejecución de lo juzgado.

En consecuencia, si la conciliación se propone realizar


preventivamente, estaremos ante la situación que el juez únicamente
conoce la pretensión del solicitante, pues aún no se ha pronunciado el
de-mandante u obligado, y si es la conciliación un acto eminentemente
voluntario, la función primera del juez será la de tratar un acerca-miento
entre las partes, cuidando al actuar como mediador, externar opiniones
basadas en su conocimiento de las alegaciones de cada parte, en su
caso, pues estaría dictando anticipada y prematuramente la sentencia.

La conciliación como acto preprocesal:

La ley procesal guatemalteca no regula la conciliación como acto


preprocesal, entendido éste como un derecho de las partes a plantear su
demanda procesal, con el objeto de evitar el proceso, que resulta
oneroso, que puede tomar rumbos no esperados por los intervinientes y
con la incertidumbre de su resultado que se verá a muy largo plazo.

Competencia del tribunal:


CONCILIACIÓN Y ARBITRAJE

LIC. MARCO POLO MENCHU


Será juez competente para la conciliación el juez que lo es
para el conocimiento del negocio o proceso de que se trate, en el
entendido de que en caso no se llegase a un acuerdo, será el mismo
juez el que conozca del conflicto.

La proposición:

El requirente al plantear su pretensión, deberá proponer, se cite a


la otra parte con el único fin de llegar a un arreglo mediante la
conciliación y evitar el juicio.

La citación de los interesados, la hará el juez al conocer la solicitud


promovida convocará a la otra parte, indicándole el nombre de la
persona y objeto de la reclamación, advirtiéndole que deberá concurrir a
dicha audiencia única y exclusivamente con fines conciliatorios.

Comparecencia de los interesados:

Las partes deberán comparecer personalmente o bien por medio


de apoderados con facultad especial para celebrar convenios.
Oportunidad en la cual expondrán sus respectivas pretensiones y el juez
les propondrá las soluciones que considere justas para cada una de
ellas, quienes podrán o no aceptarlas.

Validez de la conciliación y efectos:

Para que sea válida y pueda surtir efecto, el resultado de la


conciliación deberá ser aprobado por el juez, y hacerse constar en acta,
la que aprobada por resolución judicial tendrá fuerza ejecutiva por las
razones que expuestas al comentar los artículos 97 y 203 del Código
Procesal Civil y Mercantil.

Origen de la conciliación y el arbitraje en Guatemala:

Estos dos institutos aparecen regulados por primera vez en


nuestro sistema jurídico, en el periodo pre-independiente cuando
Guatemala era parte del Imperio Español, en la Constitución política de
CONCILIACIÓN Y ARBITRAJE

LIC. MARCO POLO MENCHU


la monarquía española, promulgada en Cádiz el 19 de marzo de
1812, que en su capítulo II, desarrolla "De la administración de justicia
en 10 civil", establece en el artículo 280: "No se podrá privar a ningún
español del derecho de determinar sus diferencias por medio de jueces
árbitros, elegidos por ambas partes." El artículo 281: "La sentencia que
dieren los árbitros, se ejecutará si las partes al hacer el compromiso no
se hubieren reservado al derecho de apelar."

EL ARBITRAJE:

Es la resolución de una cuestión o discrepancia entre partes por


medio de un tercero. Este tercero asume el papel de juez y resuelve con
su juicio el problema que previamente le han sometido las partes de
mutuo acuerdo.

Barrios de Angelis lo concibe como "la institución Que se


manifiesta en un procedimiento de origen convencional, estatutario o
legal, en el que un tercero privado e imparcial se pronuncia
jurisdiccionalmente sobre un objeto procesal.

Compromiso arbitral:

El compromiso aparece, en cambio, con el nacimiento del


conflicto. Para su formalización interviene la voluntad de las partes y el
árbitro. El compromiso se agota en el arbitraje.

Barrios de Angelis indica que el compromiso como acuerdo es


aleatorio, y que su eficacia y existencia dependen de la producción de
actos posteriores. Dice Fenochietto que constituye un acuerdo
plurilateral, tendente a regular la actividad de tres sujetos y
eventualmente a provocar la intervención del poder público en la
ejecución.

Requisitos:

Para la formalización del compromiso, según la Ley procesal, los


requisitos deben consignarse en la escritura pública, son los siguientes:
1. los nombres y apellidos, profesión, nacionalidad y domicilio de los
árbitros; 2. la controversia que se somete al fallo arbitral, con expresión
de sus circunstancias; 3. el término dentro del cual los árbitros hayan de
CONCILIACIÓN Y ARBITRAJE

LIC. MARCO POLO MENCHU


pronunciar su laudo y, 4. el lugar en que habrá de desarrollarse
el arbitraje.

ARTÍCULOS DEL CÓDIGO DE TRABAJO RELACIONADOS CON LA


CONCILIACIÓN Y EL ARBITRAJE

Artículos 377 al 396 (CONCILIACIÓN)

Estos artículos se refieren a que cuando suceda algún


acontecimiento que ponga las partes (patronos y trabajadores) en
conflicto, se realizarán un pliego de peticiones para resolverlo.

Luego esas peticiones se remitirán al juez competente.

Desde el momento en que se entregue el pliego de peticiones al juez


respectivo, se entenderá planteado el conflicto para el solo efecto de
que patronos y trabajadores no puedan tomar la menor represalia uno
contra el otro; ni impedirse el ejercicio de sus derechos.

A partir de este momento toda terminación de contratos de trabajo de


empresa en que se ha planteado el conflicto; aunque se trate de
trabajadores, que no han suscrito el pliego de peticiones o que no se
hubieren adherido al conflicto respectivo, debe ser autorizada por el juez
quien tramitará el asunto en forma de incidente y sin que la resolución
definitiva que se dicte prejuzgue sobre la justicia o injusticia del despido.

El pliego de peticiones debe ser de una manera clara especificando muy


cada una de ellas.

Dentro de las doce horas siguientes al recibo del pliego de peticiones, el


juez de Trabajo y Previsión Social, procederá a la formación del Tribunal
de Conciliación de conformidad con lo preceptuado en el artículo 294.

Articulo 294. Los Tribunales de Conciliación y Arbitraje tienen carácter


permanente y funcionarán en cada juzgado que por designación de la
Corte Suprema de Justicia conozca en materia laboral. El presidente del
tribunal convocará a los representantes de los trabajadores y patronos
cuando sea necesario integrar dicho tribunal. Los suplentes serán
llamados en el mismo orden de su elección o designación.
CONCILIACIÓN Y ARBITRAJE

LIC. MARCO POLO MENCHU


El juez y quienes integran los tribunales de Conciliación y
Arbitraje devengarán en concepto de dietas las sumas que decida la
Corte Suprema de Justicia, la cual debe incluir anualmente en su
presupuesto suficientes recursos para ello o gestionar conforme a la ley
las transferencias necesarias para ese fin.

Los tribunales de Conciliación y Arbitraje conocen en primera instancia.

Si alguno o algunos de sus miembros tuvieren algún impedimento legal


o causa de excusa, lo manifestará inmediatamente, a efecto de que se
llame al substituto.

Ya que se han resuelto los impedimentos y se deberá plantear la


comparecencia dentro de las treinta y seis horas siguientes.

Dos horas antes de la señalada para la comparecencia, el Tribunal de


Conciliación oirá separadamente a los delegados de cada parte.

Si en este paso las partes se arreglaran se terminaría el conflicto de


inmediato.

Una vez agotados los procedimientos de conciliación sin que los


delegados hayan aceptado el arreglo o convenio en someter la disputa a
arbitraje.

Si no hubiere arreglo o no se hubiere suscrito compromiso de ir al


arbitraje, los trabajadores gozan de un plazo de veinte días para
declarar la huelga calificada.

Si dentro de los términos mencionados en el artículo anterior se


declarare la huelga o el paro en su caso, cualquiera de los delegados de
las partes puede pedir al respectivo juez en cualquier momento
posterior a dicha declaratoria, que se pronuncie sobre la justicia o
injusticia del movimiento.

Artículos 397 al 413 (ARBITRAJE)

En los casos de arbitraje potestativo, las partes deben someter ante el


respectivo juez de Trabajo y Previsión Social y por escrito:

Los motivos de su divergencia y los puntos sobre los cuales están de


acuerdo.
CONCILIACIÓN Y ARBITRAJE

LIC. MARCO POLO MENCHU


En los casos de arbitraje obligatorio, el juez convocará a las
partes.

Si hubiere un impedimento se nombrara substituto inmediatamente.

El juez integra el tribunal dentro de las veinticuatro horas siguientes.

El juez deberá escuchar a las dos partes y resolverá por separado las
peticiones.

En caso de apelación presentada dentro de los tres días siguientes de


notificado el fallo a las partes, se elevarán los autos a la Sala de
Apelaciones de Trabajo y Previsión Social

La sentencia arbitral es obligatoria.

Si alguna de las partes no cumple se multara de quinientos a dos mil


quetzales.

Mientras no haya incumplimiento del fallo arbitral, no pueden plantearse


conflictos colectivos sobre las materias que dieron origen al juicio.

Artículos 409 al 413 (DISPOSICIONES COMUNES)

Las partes deben comparecer personalmente o ser representadas:

a) Por parientes dentro de los grados de ley, o abogados, si se tratare de


patronos individuales.

b) Por compañeros de labores, si se tratare de trabajadores; y

c) Por sus directores, gerentes o empleados superiores con poder


suficiente, si se tratare de personas jurídicas emplazadas como el
patrono.

Ambos pueden requerir de las autoridades y comisiones técnicas-


estatales y de las instituciones y personas relacionadas con el conflicto,
la contestación de los cuestionarios que les formulen, con relación al
negocio de que conozca.
CONCILIACIÓN Y ARBITRAJE

LIC. MARCO POLO MENCHU


Los Tribunales de Conciliación y Arbitraje apreciarán el resultado
y el valor de las pruebas, según su leal saber y entender, sin sujetarse a
las reglas del Derecho común.

Todas las actas o diligencias se harán constar por escrito y serán


firmadas por sus miembros, por las personas que hayan intervenido en
ella y el secretario; así como las demás observaciones que se estimen
pertinentes.

BIBLIOGRAFÍA

Apuntes de la clase de Conciliación y Arbitraje

Código de trabajo

Material aportado por el Lic. Menchu