Vous êtes sur la page 1sur 2

CLASIFICACION DE BIENES MUEBLES E INMUEBLES

Esta clasificación se aplica tanto a las cosas corporales como a las incorporales.

Bienes muebles

Son los que pueden transportarse de un lugar a otro, sea moviéndose ellos
mismos, como los animales (que por eso se llaman semovientes), sea que sólo se
muevan por una fuerza externa, como las cosas inanimadas (Código Civil de Chile,
artículo 567, inciso 1º). Sin embargo, el legislador, tomando en cuenta la destinación
de ciertos muebles por naturaleza, estos se dividen en:

Los muebles por naturaleza


Coinciden con la definición de muebles que hemos dado anteriormente. Se
clasifican en semovientes e inanimados.

Semovientes: los bienes muebles que pueden transportarse de un lugar a otro


moviéndose ellos mismos, como los animales.

Inanimados: los bienes muebles que sólo se mueven por una fuerza externa, como un
libro o una silla.

Muebles por anticipación


Son aquellos bienes que, aunque unidos a un inmueble, son considerados como
muebles para el efecto de constituir derechos sobre ellos a favor de otra persona que
el dueño. “Los productos de los inmuebles, y las cosas accesorias a ellos, como las
yerbas de un campo, la madera y fruto de los árboles, los animales de un vivar, se
reputan muebles, aún antes de su separación, para el afecto de constituir un derecho
sobre dichos productos o cosas a otra persona que el dueño. Lo mismo se aplica a la
tierra o arena de un suelo, a los metales de una mina, y a las piedras de una cantera”.
(Código Civil de Chile, artículo 571).

Bienes inmuebles

Se puede definir como Fincas o bienes raíces las cosas que no pueden
transportarse de un lugar a otro, como las tierras y minas, y las que adhieren
permanentemente a ellas, como los edificios, los árboles”. (Código Civil de Chile,
artículo 568, inciso 1º).
Los bienes inmuebles, por su parte, pueden clasificarse en tres categorías: por
naturaleza, por adherencia y por destinación.

Inmuebles por naturaleza


Son aquellos que no pueden transportarse de un lugar a otro, como las tierras y
las minas.

Inmuebles por adherencia


Son ciertos bienes que, aun siendo muebles, se consideran inmuebles por estar
adheridos permanentemente a un inmueble, como los edificios y los árboles.
Para que un bien mueble tenga la calidad de inmueble por adherencia es
necesario que cumpla con 2 requisitos:
- Que el bien mueble esté adherido al inmueble formando un solo todo con él
(árboles a un bosque).

- Que esta adherencia sea permanente; si la adherencia es ocasional o


transitoria el bien no adquiere la calidad de inmueble por adherencia, sino que
mantiene el carácter de bien mueble.
Es indiferente que la adherencia haya sido hecha por el propietario del inmueble o por
un tercero.

Inmuebles por destinación


“Se reputan inmuebles, aunque por su naturaleza no lo sean, las cosas que
están permanentemente destinadas al uso, cultivo y beneficio de un inmueble, sin
embargo de que puedan separarse sin detrimento”. (Código Civil de Chile, artículo
570).
Para que un bien sea reputado inmueble por destinación, debe reunir dos
requisitos: que la cosa esté destinada al uso, cultivo y beneficio de un inmueble y que
dicho destino sea permanente.

Centres d'intérêt liés