Vous êtes sur la page 1sur 2

AUTOINDUCCIÓN

La figura muestra dos bobinas


colocadas muy juntas. La primera está
conectada a un generador y crea un
campo magnético que atraviesa la
segunda.
Cualquier variación de la corriente en
la primera bobina, produce una
modificación en el flujo de campo A
magnético que atraviesa la segunda
bobina.
Pero también hay efecto de inducción en la primera bobina. Una variación de la
corriente en la primera bobina, produce una variación del campo magnético a través de
si misma. Entonces el flujo a través de ella se modifica, lo que produce una Fem.
inducida en la misma bobina. A este fenómeno se lo denomina autoinducción.

El sentido de la corriente, de acuerdo con la ley de Lenz, es opuesto al de la variación de


corriente que lo produjo. Si la corriente autoinducida es causada por un aumento de la
corriente en la bobina, la Fem. autoinducida tendrá un sentido opuesto al de la corriente
original, porque se opone a ese aumento. Si la corriente autoinducida es causada por una
disminución de la corriente en la bobina, la Fem. autoinducida tendrá el mismo sentido
que la corriente original porque se opone a esa disminución.
En los circuitos de corriente continua la autoinducción solo aparece en los instantes de
abrir o cerrar el circuito, pues es allí donde se produce la variación de corriente. En los
circuitos de corriente alterna la autoinducción es permanente pues la corriente es
variable.

INDUCTANCIA
El flujo de campo magnético  B a través de una espira de la bobina es proporcional a la
intensidad de corriente “i” que circula por ella. Si la bobina que se considera tiene “N”
espiras el encadenamiento del flujo N . B también es proporcional a la corriente “i”.
La constante de proporcionalidad entre esas magnitudes se denomina inductancia L y
depende de las características físicas de la bobina.

N . B
L
i

La Fem. en la bobina se obtiene a partir de la ley de Faraday

d  N . B  d  L.i  d  L.i 
     
dt dt dt

La Fem. autoinducida en la bobina es proporcional a la rapidez con que se produce la


variación de la corriente. Cuando la corriente en la bobina varía muy rápidamente, el
flujo también varía rápidamente y de acuerdo con la ley de Faraday, la Fem. inducida es
muy intensa.
La propiedad que tiene la bobina de responder con una Fem. autoinducida a toda
variación de corriente, se mide con una magnitud llamada autoinductancia (L) , que es
característica de cada bobina.
d (i )
  L
dt

La inductancia L de una bobina depende de su construcción. Por ejemplo, depende del


número de espiras por unidad de longitud, del material del núcleo, de su volumen
(longitud y sección).
Si se produce una variación de corriente con la misma rapidez, en dos bobinas
diferentes, la Fem. autoinducida será mayor en la que tenga mayor inductancia L.
La unidad en que se mide la inductancia L es el Henry (H). Los valores de L van del
orden de unos pocos milihenrys para las bobina de 100 vueltas, hasta el orden de los 5
henrys para las bobinas de 10000 vueltas. Los valores de L aumentan cuando se agrega
un núcleo a la bobina.

VALOR DE LA INDUCTANCIA

Puede calcularse el valor de la inductancia para una bobina apretada, sin hierro en las
proximidades, considerando sus características geométricas
N . B
De acuerdo a la expresión vista L  y podemos expresar N . B   n.l  B. A 
i
donde n es el número de espiras por unidad de longitud, A es el área de la sección
transversal de la bobina y B es el campo magnético dentro de la bobina el cual se sabe
puede obtenerse mediante B  0 .n.i .Entonces
N . B   n.l  0 .n.iA 
N . B  0 .l.n 2 .iA
Y la inductancia L en la bobina queda:
N . B
L  0 .l.n 2 A
i

La inductancia en la bobina es independiente de la intensidad de corriente que circula


por ella. Es proporcional al cuadrado del número de espiras por unidad de longitud y al
volumen del solenoide. Si se modifica el núcleo de la bobina, se debe considerar el
nuevo valor de la permeabilidad magnética  , del cual depende el valor de la
inductancia.