Vous êtes sur la page 1sur 5

c

cc c
 c    cc cccc

c c

 c

La tensión y conflicto de las obras literarias de José María Arguedas es una cuestión

literaria con los intentos de explicar su psicología o patología una mirada más profunda

a la literatura con respecto al conflicto de la identidad peruana, y las diferentes

variedades de culturas que abarcan en nuestro país.

El Perú es un país que engloba una infinidad de culturas y lenguajes la cual sirve de

inspiración a Argueda s para referirse al Perú. Siendo la literatura, clave para explicar

los puntos de vista del autor , Posibilitando un encuentro cultural y personal , con el

propósito de lograr cambiar nuestro país, a través de la voz del indígena, base que

sirvió para crear a muchos una cultura de conciencia al considerar al indígena como

una persona con los mismos derechos que un criollo; pero a su vez para otros fue de

gran oposición, puesto que las personas aun viven encerrados en un mundo ignorante

y no se dan cuenta de que todos somos iguales, todos somos peruanos ,que tenemos

un mismo pasado histórico y glorioso que marco a nuestro país y debemos estar

orgullosos de poseer lo que tenemos.

c
¢ c

José María Arguedas, fue un peruano bilingüe y me atrevo a decir, bicultural. Su

creación literaria es un caso excepcional, ya que Arguedas elaboró un lenguaje

literario experimental en cuyo espacio se refleja la situación del Perú contemporáneo,

construido en el legado de dos tradiciones totalmente diferen tes: la cultura oral del

pueblo quechua y

la cultura occidental europea. José María Arguedas, que vivió personalmente esta

convivencia, intenta armonizar su carácter conflictivo por medio de su oficio de

escritor.

Arguedas concibe la relación entre las culturas como una ³superposición´,

favoreciéndose en todo sentido a la cultura criolla, es así que Arguedas reflexiona

sobre el conflicto lingüístico que se estaba desatando, pues resultaba dificultoso a los

quechua hablantes poder expresar sus opiniones ya que la mayorí a del país gira en

torno al idioma español.

A través de sus obras, después de hacer unas cuantas investigaciones, expresaba el

pensamiento y la amargura del indígena al encontrarse en una situación realmente

critica y desesperante, puesto que nadie atendí a a sus llamados, ni socorrían sus

necesidades como personas humanas propias de una buena dignidad.

Era en ese entonces y hasta ahora persiste el problema de la discriminación y el

racismo hacia aquellas personas que forman parte de una cultura indígena, l a cual

tiene como lengua principal al quechua, y muchas veces con el conocimiento erróneo

e ignorante hace que rechacemos a estas personas, por el simple hecho de ser
catalogada por una sociedad sin valores ni conciencia moral como ³los cholitos´ de los

cuales se puede abusar, porque pensamos que son personas sin un mínimo grado de

educación e instrucción, sin embargo somos nosotros los que demostramos con

nuestra deplorable actitud ser una sociedad desconocedora de la cruda realidad por la

cual atraviesa nuestro país.

El probable deterioro mental de estas personas no justifica de ninguna manera sus

actitudes de exacerbado racismo y odio hacia nuestras lenguas y culturas originarias.

Todavía al compás del siglo pasado al que pertenecen y en el que parecen h aberse

estancado sus mentes, demuestran no estar enterados de que en el mundo

globalizado de hoy se están generando procesos de INTERCULTURALIDAD.

La discriminación también trae consigo, que las personas que no hablen idioma

español, se vean obligadas a po der abandonar su lengua de origen para adoptar una

que ni siquiera es nuestra, produciéndose asi que algunas lenguas de nuestro país

lleguen a su fin.

Además, es adecuado y de gran beneficio, fijarnos en nuestra realidad, y observar que

muchas veces estos problemas, atentan contra el desarrollo del país, originándose un

estancamiento en el desarrollo moral y cultural de los habitantes de la nación. Todos

nos hemos dado cuenta que las personas están perdiendo su identidad nac ional,

adquiriendo costumbres extranjeras, dejando atrás todo lo positivo que nuestro Perú

nos ha brindado; son esta clase de acciones las cuales debemos evitar para preservar

nuestra cultura y sentirnos enorgullecidos de pertenecer a ella.

Arguedas, expresa que debemos sentirnos sumamente orgullosos de tener aun a

personas que hablen este maravilloso idioma que es el quechua, puesto que muchas
veces lo vemos como algo raro, y nos avergonzamos de este, sin embargo debemos

verlo como un legado histórico, al ser la lengua originaria del Perú, el idioma de

nuestros antecesores, de nuestros héroes que lucharon para sacar a delante a un país

que estaba envuelto bajo el poder de la civilización española y que gracias a ellos

obtuvimos esa historia y gloria que ho y con mucha honra se atribuye a nuestro país.

Es así que Arguedas busca mantener la pluriculturalidad y el multilingüismo, buscando

la reivindicación a la sociedad del quechua, así como también que tanto la cultura

criolla como la indígena se complementen, para sacar adelante a nuestro país,

dejando de la do el rencor y el odio, que como manifiesta el autor, se desprendió de los

quechua hablantes hacia la cultura criolla .

¡Si!, la unión hace la fuerza y eso es lo que deberíamos hacer todos los peruanos;

somos una cultura tan rica en todos los sentidos, sin embargo muchas y en la mayoría

de los casos no sabemos aprovecharlos.

( c

Finalizando ya con el tema solo me resta reconocer que José María Arguedas, fue un

hombre que a través de su talento, quiso impulsar a que nuestro país cambie y sea

mejor, rescatando del olvido a las culturas que hasta ahora no se le da la debida

importancia, solo nos queda contribuir con la labor que nos dejo este gran hombre, el

de luchar por la igualdad social, evitando el racismo, y solo de esa manera nuetro país

cambiara, pero hay que tener siempre presente que de cada acción que hagamos

dependerá nuestro futuro, o tal vez el futuro de un país.