Vous êtes sur la page 1sur 1

La Nobleza Feudal Todo poseedor de un feudo era noble, pero la mayor o menor importancia de los feudos contribuy a establecer

diversos grados en la nobleza. Los ms encumbrados eran los duques, condes y marqueses, poderosos seores que slo rendan homenaje a los reyes y de quienes dependan numerosos vasallos. De menor jerarqua, eran los llamados en Francia barones, y en Espaa ricos-hombres, quienes a su vez reciban el homenaje de seores de inferior categora, poseedores de feudos ms pequeos. Estos ltimos constituan la pequea nobleza y eran llamados castellanos, hidalgos o caballeros. (Como los nobles combatan a caballo, el trmino caballero se convirti ms adelante en sinnimo de noble.) La nobleza feudal El rey se encontraba en la cspide de la sociedad feudal y eran considerados representantes de dios en la Tierra. Era considerado un primus inter pares (primero entre iguales). El rey tena una serie de atribuciones especficas: 1- Dirigir campaas militares, a las que deban acudir sus vasallos (mesnadas). 2- Pedir impuestos en caso de guerras, coronaciones, bodas, etc. 3- Ejercer de juez supremo en plietos aunque no poda interferir en los feudos de sus nobles, o en la Iglesia. La nobleza Todos los nobles no eran igual de poderosos. La guerra era la principal actividad de los caballeros. Luchaban a caballo y sus armas eran la lanza, el escudo y la maza. En pocas de paz, realizaban caceras, torneos y justas, para divertirse y entrenarse en el combate. Los hijos de los nobles empezaban su educacin militar desde que eran nios. De pequeos servan como pajes y escuderos de un noble importante, con el que aprendan las distintas tcnicas del combate. Cuando llegaban a la mayora de edad pasaban a ser caballeros tras una ceremonia especfica. En caso de guerra, el rey convocaba a los caballeros y les peda ayuda militar. Los caballeros y sus vasallos acudan con sus tropas y formaban una mesnada. Cuando la guerra terminaba, todos los nobles volvan a sus feudos. En ocasiones, los caballeros luchaban entre s para hacerse con las tierras del otro.