Vous êtes sur la page 1sur 24

-

,os campesinos peruanos son los d a d e r o s hacedtires del miagro diario de la papa. Y sin embargo, son los menos beneficialos, pues trabajan largas y duras jornadas para que podamos lisfrutar cada db de la amplia oferta gastronmica que gira ilrededor de nuestro tuberculo ms preciado, pero sus ingresas io son suficientes para tener una vida digna. Asumamos de ina vez la enorme deuda que tenemos con quienes deberan lisfrutar de los ben~ficios genera el alimento ms popular: que le1 mundo. )e acuerdo a S composcibn, cada papa es apropiada para una u leterminada preparacin. Sabemos que la tomasa es buena para reir; la huayro, para sancochar o dorar, y la amarilla, para -iusas tambin para sanmhar. No obstante, e trabajo de Mentifi4 acin de este tuMrcufo en el pas an necesita profundizarse; si como falta explorar las papas en sus distintos estados de conervacin: el C)IuiFIq negro y el chuo blanco, por ejemplo.. , 'odemos afirmar, entonces, que el mapa culinario de nuestros ubrculos mcf6n eW4 empezando.
'
-"!A
t

IUlA-*