Vous êtes sur la page 1sur 2

ENFERMEDADES DEL CABELLO

El CABELLO O PELO es un filamento de naturaleza cornea propia de todos los


mamíferos que cubre la parte externa de la piel, llamada epidermis. Presenta una parte
externa ( filamento) y una parte interna ( raíz). Dado que la parte interna presenta
unas glándulas sebáceas y unos nervios que lo conectan al resto del organismo, la salud
del pelo no solamente depende de él mismo sino de la salud general de todo el cuerpo.
.

SÍNTOMAS:

- Caída del cabello, debilitamiento del cabello, formación de placas, pelo con poca
vitalidad, grasa, sequedad, picor, enrojecimiento, caspa, seborrea, costras, etc

CAUSAS:

Muchas son las causas que pueden llevar al mal estado del cabello. Entre estas
mencionaríamos las siguientes:

- Herencia: Muchas veces los problemas capilares tienen unas causas genéticas. La
calvicie, por ejemplo tiene en muchos casos, unas factores hereditarios.

- Causas físicas: Las enfermedades de la piel son directamente responsables de la


salud del cabello. La principal es la dermatitis seborreica, pero también existen otras
enfermedades que conllevan anomalías en el cabello, como la tiña, o trastornos
hormonales, como, por ejemplo, el hipertiroidismo que debilita el cabello, haciéndolo
más fino. En caso contrario, una producción escasa de la tiroides ( hipotiroidismo) lleva
a que el cabello sea demasiado grueso.

- Causas psicológicas: El estrés, las situaciones de angustia personal o estados


emocionales desagradables factores que intervienen en la salud capilar.

- Productos químicos : El uso de ciertos elementos químicos, como la quimioterapia


en el tratamiento del cáncer, de champús inadecuados, demasiado ricos en detergentes,
que hacen que el cuero cabelludo se vuelva cada vez más graso o de otros
componentes agresivos pueden alterar el estado del cabello. La utilización de champús
inadecuados puedo incluso producir que el cabello se vuelva blanco.

- Problemas alimentarios: Una alimentación deficiente puede llevar a que nuestro


organismo no tenga la cantidad necesaria de ciertos componentes para el perfecto
estado del cabello. Se ha comprobado que una deficiencia de hierro, cobre, cinc, sílice,
o de piridoxina o (Vitamina B6) o biotina pueden producir la alopecia. De igual manera,
una falta de proteínas o de grasas, muy típica en sujetos que siguen dietas estrictas de
adelgazamiento, o muy habitual en países pobres, puede conducir al mismo resultado.
- Factores ambientales: Los factores ambientales pueden cambiar el aspecto del
cabello. Un ambiente demasiado reseco lleva a que el pelo se reseque también, se
vuelva más quebradizo, crezca menos y que las puntas se abran. Esto ocurre cuando
nos encontramos en la playa, o cuando estamos en una habitación con calefacción. Un
ambiente exterior ventoso y poco húmedo produce resultados similares.

- Malos hábitos: La costumbre de secarse el cabello con un secador muy caliente o de


enjuagárselo con una toalla áspera y haciendo mucha presión, los cepillados demasiado
enérgicos o con peines o cepillos inadecuados, los excesivos estiramientos del cabello,
etc. son prácticas que llevan a un estado deficiente del pelo.

( Para una mejor conservación y salud del cabello, consultar la información siguiente)