Vous êtes sur la page 1sur 10
LA CRIMINOLOGIA CULTURA COMO CIENCIA Y INTEGRANTES: Silva Sandoval Amairany Manzano Cisneros Marisol García Solís Martin
LA CRIMINOLOGIA CULTURA COMO CIENCIA Y INTEGRANTES: Silva Sandoval Amairany Manzano Cisneros Marisol García Solís Martin

LA

CRIMINOLOGIA

CULTURA

COMO

CIENCIA

Y

INTEGRANTES: Silva Sandoval Amairany Manzano Cisneros Marisol García Solís Martin Ángel Materia: criminología Carrera: Derecho Cuatrimestre: primero

INDICE

Introducción……………………………………3

Criminología como ciencia……………….…

....

4

1.1: ciencia empírica…………………………

...

5

1.2: ciencia interdisciplinar…………….………6

1.3: ciencia practica…………………………….8

La criminología como cultura………………… 9

..

Bibliografía……………………………………10

INTRODUCCION

La criminología es una ciencia empírica e interdisciplinaria que se ocupa del crimen, del delincuente, de la víctima y del control social del comportamiento desviado.

La criminología se basa en los elementos reales del delito la criminología como ciencia y cultura son 2 ramas muy importantes es pero eso que a continuación te presentamos la definición de cada una de estas.

LA CRIMINOLOGIA COMO CIENCIA:

EMPIRICA, INTERDISCIPLINAR Y PRÁCTICA. La Criminología como ciencia: Concepto.

La criminología se define como ciencia desde tres puntos de vista:

  • 1 Desde el punto de vista del método.

Así desde el punto de vista del método es una ciencia empírica e Interdisciplinar.

  • 2 Desde el punto de vista del objeto.

Desde el punto de vista del objeto se conforma con cuatro elementos:

El delito, el delincuente, la víctima y el control social del comportamiento delictivo.

  • 3 Desde el punto de vista de la función.

.Finalmente desde el punto de vista de la función, la criminología tiene tres funciones:

a).- Proporcionar o suministrar una información valida y contrastada sobre la génesis, dinámica y las variables que inciden en el delito, tanto desde las perspectiva del delito como acto individual o aislado, como hecho social o fenómeno de masas. A esta finalidad se le denomina explicativa.

b).- Desarrollar programas de prevención eficaz de lucha contra el crimen. Se le finalidad preventiva.

denomina

c).- Crear técnicas de intervención positiva en la persona del delincuente. Son técnicas orientadas a la reinserción y resocialización del delincuente, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 25.2 de la Constitutición Española.

CIENCIA EMPIRICA:

Con todo lo anterior se puede dar una definición completa, y por ello GarcíaPablos de Molina define la Criminología como ciencia empírica e interdisciplinar, que se ocupa del estudio del crimen, de la persona del infractor, la víctima y el control social del comportamiento delictivo, y trata de suministrar una información valida, contrastada, sobre la génesis, dinámica y variables principales del crimen, contemplado éste como problema individual y como problema social, así como sobre los programas de prevención eficaz del mismo, las técnicas de intervención positiva en el hombre del delincuente y los diversos modelos o sistemas de respuesta al delito.

Los elementos de la anterior definición pueden ser analizados, así :

La criminología es una ciencia, que nace al final del Siglo XIX. Dicha ciencia nace en Italia a partir de la Escuela Positiva Italiana. Su autor más representativo, que también lo es de la criminología es LOMBROSO. Su teoría del Delincuente Nato marca un hito en la historia de la criminología. Parte dicha teoría del principio fundamental de que el delincuente nace no se hace. Llamas Se dice que es una ciencia porque tiene un objeto de conocimiento propio, porque tiene también una metodología, y finalmente porque tiene un respaldo teórico, un soporte doctrinal que son modelos teóricos desarrollados durante un siglo de investigación, por lo que se sustenta en un rigor científico. La criminología es una ciencia empírica. Se trata por lo tanto de una ciencia que se basa en la observación de la realidad. Esto le distingue del Derecho Penal. El Derecho Penal se desenvuelve en un ámbito normativo, siendo el momento fundamental el momento de dictar sentencia, porque es cuando se va a tipificar conforme a la norma jurídica el comportamiento delictivo. Sin embargo, la Criminología se va a ocupar de todos aquellos aspectos que no interesan al Derecho Penal. Vg. el perfil psicológico del delincuente, las causas de su comportamiento, etc. La Criminología no es una ciencia exacta, por cuanto no se dirige a lograr un resultado exacto.

CIENCIA INTERDISCIPLINAR:

Tampoco se trata de una ciencia interdisciplinar, por cuanto no se desarrolla en laboratorios. Si es una ciencia que se mueve dentro de cálculos probabilísticos, estudios, etc. Para suministrar información la Criminología utiliza la estadística. De esto modo se suministra información de carácter policial, judicial. En todo caso se ha de partir de la fuente que proporciona la información. Es de destacar que la estadística tampoco proporciona toda la información. Así por ejemplo en supuestos de violencia doméstica hay numerosos casos que no son denunciados. Por todo ello la estadística no va a proporcionar un cien por cien de información veraz sobre la delincuencia. Si se puede aspirar a que cada vez haya menos información oculta, o sea, menos cifras negras. En cualquier caso la relación entre la Criminología y el Derecho Penal es evidente, así la Criminología sin el Derecho Penal sería estéril, mientras que el Derecho Penal sin la Criminología sería ciego. Por todo ello son una pareja bienavenida, necesitándose ambas ciencias mutuamente. Otra diferencia que existe entre ambas Ciencias, es que mientras la Criminología se muestra abierta a los cambios, adaptándose a los mismos, el Derecho Penal tiene una evidente vocación de permanencia, que se justifica en el principio de seguridad jurídica, que permite al ciudadano conocer las leyes, y por lo tanto los delitos y las penas. Esto justifica, por

ejemplo, que el periodo de vacatio legis en las leyes penales sea superior al del resto de leyes. Así el Código Penal tuvo un periodo de vacatio legis de 6 meses. Por lo tanto la Criminología es una ciencia empírica, que se adapta a la realidad tal y como es, mientras que el Derecho Penal es más rígido, debido a la aplicación de los principios de CERTEZA y SEGURIDAD JURIDICA. Por su naturaleza, la Criminología es una ciencia Causal- Explicativa, Empírica e Interdisciplinaria, cruzada por ciencias distintas y fundamentalmente por la Biología Criminal (Antropología y Psicología criminal), y la Sociología Criminal. Este entrecruzamiento de disciplinas es obligado pues, como señaló Quintano Ripollés, el delito, en su perspectiva naturalista constituye a la vez un acto individual (biológico, que comprende lo corpóreo y lo psíquico) y un comportamiento social. La Criminología adquirió autonomía y rango de ciencia cuando el Positivismo generalizó el empleo del Método Empírico, esto es, cuando el análisis, la observación, y la inducción sustituyeron a la especulación y el silogismo, superando el razonamiento abstracto, formal y deductivo del mundo clásico. Someter la imaginación a la observación y los fenómenos sociales a las leyes implacables de la naturaleza era una de las virtudes, según Comte, del

método

positivo,

del

método

empírico.

La Criminología es una ciencia del "ser", Empírica; el derecho, una ciencia cultural del "deber ser", Normativa. Que la Criminología pertenezca al ámbito de las ciencias empíricas significa, en primer lugar; que su objeto (delito, delincuente, víctimas y control social) se inserta en el mundo de lo real, de lo verificable, de lo mensurable y no en el de los valores. La naturaleza Empírica de la Criminología implica, ante todo, que ésta descansa más en

hechos que en opiniones, más en la observación que en discursos o silogismos. La Criminología pretende conocer la realidad para explicarla. El Derecho valora, ordena, y orienta aquella con una serie de criterios axiológicos. La criminología se aproxima al

fenómeno delictivo sin prejuicios, sin mediaciones, procurando obtener una información

directa

de

éste.

La Criminología es una ciencia empírica, pero no necesariamente "experimental". El

método "experimental"

es un método empírico, pero no el único, y no todo método

empírico,

sin

embargo,

tiene

por

fuerza

naturaleza

experimental.

Pero el método empírico no es el único método criminológico. Pues siendo el crimen, en

definitiva, un fenómeno humano y cultural, comprender el mismo exigirá del investigador

una actitud

dimensiones

abierta y flexible. de

un

Intuitiva, capaz de halla las sutiles

profundo

problema

humano

aristas y múltiples

y

comunitario.

El

Principio Interdisciplinario

se halla significativamente asociado al proceso histórico de

consolidación Criminológica como ciencia autónoma. Son muchas las disciplinas científicas que se ocupan del crimen como fenómeno individual

y social. La Biología (criminal), la Psicología (criminal), la Sociología (criminal), con sus

respectivos

métodos,

enfoques

y pretensiones

han ido acumulando valiosos saberes

especializados sobre aquél. Ahora bien, el análisis científico reclama una instancia superior que integre y coordine las informaciones sectoriales procedentes de las diversas disciplinas

interesadas por el fenómeno delictivo; que elimine posibles contradicciones internas e instrumente un genuino sistema de "retroalimentación", según el cual cada conclusión

particular se corrige y enriquece al contrastarse con las obtenidas en otros ámbitos y disciplinas. Lógicamente, ésta es la función que corresponde a la criminología, si bien el principio interdisciplinario plantea espinosas dificultades tanto desde un punto de vista conceptual

como

operativo.

El principio interdisciplinario, por tanto, es una exigencia estructural del saber científico, impuesto por la naturaleza totalizadora de éste, y no admite monopolios, prioridades ni exclusiones entre las partes o sectores de un tronco común.

CIENCIAPRÁCTICA

La criminología no es una ciencia exacta, ni una ciencia del dato, ni exclusivamente una central de informaciones sobre el delito "Clearing". Pero tampoco es una ciencia academicista, de profesores, obsesionada por formular

modelos teóricos explicativos del crimen:

La Criminología, como ciencia, es una ciencia

práctica, preocupada por los problemas y conflictos concretos, históricos (por los

problemas sociales) y comprometida en la búsqueda de criterios y pautas de solución de los mismos. Su objeto es la propia realidad, nace del análisis de ella y a ella ha de retornar, transformarla.

para La necesaria orientación de la criminología como ciencia, a la realidad social, a las exigencias y demandas de ésta, no debe mediatizar, ni hipotecar su propio campo de investigación. Porque la sociedad, en definitiva, es particularmente sensible a determinadas manifestaciones del crimen y a ciertas personalidades criminales. La vocación práctica de la Criminología sugiere una reflexión final: el criminólogo teórico debe esforzarse por aportar no ya conocimientos útiles (la experiencia criminológica en cuanto tal siempre lo es), sino practicables, pensando en los muy diversos destinatarios de los mismos y en su aplicación a la realidad por los operadores del sistema.

La criminología como cultura:

La criminología cultural

La criminología cultural aporta una buena base teórica para tratar de entender la articulación de la exclusión y el crimen y reflexionar sobre el tema de la vigilancia del espacio público y los procesos de criminalización de la cultura y de los seres que se construyen diferentes, como los grafiteros.

La criminología cultural es una rama de la teoría criminológica, desarrollada a mediados de la década de 1990 por Jeff Ferrell y Clinton R. Sanders (1999). De acuerdo a Ferrell, investigador y profesor de Justicia Criminal de la Texas Christian University, la criminología cultural es una síntesis de la criminología y los estudios culturales. Integra el conocimiento del pensamiento posmoderno, feminista y construccionista, y combina la etnografía con el análisis de textos mediáticos. Es una colección emergente de perspectivas unidas por un interés común en las imágenes, los significados y las representaciones mediáticas del crimen y el control del crimen, que busca comprometer la criminología con una exploración crítica y multifacética de la cultura y el crimen. Constituye uno de los avances más importantes en la teoría contemporánea de la criminología y pronto recibirá reconocimiento oficial en The Sage Handbook of Criminological Theory, publicado en Londres (McLaughlin & Newburn, 2008).

El también actual profesor visitante de la Universidad de Kent en Canterbury, Inglaterra, plantea que la cultura se reconstruye como criminal cuando, por ejemplo, se pone la etiqueta de crimino génico a productos de la cultura popular o cuando los medios de comunicación y otros Estrada – Criminalización de la cultura / 2 medios legales representan como criminales a los productores culturales. Este es el caso del grafiti y los grafiteros y de fotógrafos, músicos, escritores de tv y sus productos que se vuelven objeto de la criminalización como parte de un proceso también cultural (Ferrel, 1997). La criminalización de la cultura popular, según observa Ferrell, es ella misma una empresa cultural que se dedica más a participar en la cultura popular que a oponerse a ella, ayudando a construir los significados y los efectos a los que supuestamente responde. A veces, la criminalización cultural se convierte en un fin en sí mismo y logra deshumanizar y deslegitimar a quienes criminaliza cuando facilita el camino hacia la acusación formal o aun cuando no se formulen cargos oficialmente. En muchas ocasiones las controversias alrededor de la cultura no surgen de preocupaciones espontáneas del público, sino de campañas bien orquestadas por los medios de comunicación y miembros reconocidos de la sociedad como abogados, alcaldes, oficiales de la policía y líderes religiosos.

BIBLIOGRAFIA