Vous êtes sur la page 1sur 178
el ladrillo cara vista y el adoquín cerámico José Malpesa Guerrero

el ladrillo cara vista y el adoquín cerámico

José Malpesa Guerrero

el ladrillo cara vista y el adoquín cerámico José Malpesa Guerrero

El ladrillo cara vista y el adoquín cerámico

José Malpesa Guerrero

El ladrillo cara vista y el adoquín cerámico José Malpesa Guerrero

Reservados todos los derechos

© CERÁMICA MALPESA, S.A. Ctra. N-IV, km 303 D.P. Apartado, 24 23710 BAILÉN (JAÉN) Tlf. 953 670 711 Fax 953 670 352

E.mail: malpesa@malpesa.es Internet: http://www.malpesa.es/

Diseño y maquetación:

Antonio López Giral

3ª Edición abril 2003

A Mi Mujer

Agradecimientos

Para la realización de este libro he contado con la colaboración del equipo técnico de nuestra empresa, en el que se integran ingenieros téc- nicos, químico, arquitecto y arquitecto técnico; especialmente en el aspecto normativo, han participado el área de control de calidad y nuestro arquitecto técnico y éste último en las recomendaciones de ejecución de pavimentos de adoquín cerámico y en los temas de morte- ros. A todos ellos agradezco desde aquí sus aportaciones.

7

ÍNDICE GENERAL

PREÁMBULO

. . . . . . . . . . . . . . .
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.11
I. EL CONTROL DE CALIDAD DEL LADRILLO
1. INTRODUCCIÓN.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
15
2. CERTIFICACIÓN Y MARCA AENOR-N
16
3. EXIGENCIAS PARA LADRILLOS CARA VISTA SEGÚN UNE 67019
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
17
3.1 Características dimensionales y de forma.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
18
3.2 Defectos
3.1.1 Tolerancias dimensionales.
3.1.2 Planeidad.
3.1.3 Espesores mínimos de pared.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
18
3.2.1 Exfoliaciones, laminaciones y fisuras.
3.2.2 Desconchados.
3.3 Características físicas.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
19
3.3.1 Masa.
3.3.2 Resistencia a compresión.
3.3.3 Absorción.
3.3.4 Succión.
3.3.5 Eflorescencias.
3.3.6 Heladicidad.
3.3.7 Color
3.3.8 Densidad
3.4 Denominación
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
22
4. EL PLIEGO DE RECEPCIÓN DE LADRILLOS RL–88.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
22
4.1. Suministro e identificación.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
22
4.2. Control y recepción.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
22
5. NUEVA NORMA EUROPEA PARA LADRILLOS EN 771–1:2002.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
23
5.1 Requisitos para las piezas de arcilla.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
24
5.1.1 Dimensiones y tolerancias.
5.1.2 Forma.
5.1.3 Densidad.
5.1.4 Resistencia a compresón.
5.1.5 Propiedades térmicas.
5.1.6 Resistencia al hielo/deshielo
5.1.7 Absorción de agua.
5.1.7.1 Elementos exteriores.
5.1.7.2 Hiladas de impermeabilización.
5.1.8 Succión de agua por inmersión total.
5.1.9 Contenido de sales solubles activas.
5.1.10 Expansión por humedad.
5.1.11 Reacción al fuego.
5.1.12 Permeabilidad al vapor de agua.
5.1.13 Resistencia de la unión pieza mortero.
5.1.13.1 Declaración basándose en ensayos.
5.1.13.2 Declaración basándose en valores fijos.
5.2 Descripción, designación y clasificación de las piezas de albañilería
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
26

El ladrillo cara vista y el adoquín cerámico

de las piezas de albañilería . . . . . . . . . . .

8

INDICE GENERAL

5.3

5.2.1 Descripción y designación. 5.2.2 Clasificación. .

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Marcado.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

27

6. COMPARACIÓN DE NORMAS UNE 67019 Y EN 771-1

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.28

7. FÁBRICAS RESISTENTES DE LADRILLO. MATERIALES

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

29

7.1 Cementos.

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

29

Cales.

7.2 .

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

29

7.3 .

Arenas.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

29

7.4 Aditivos.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

29

7.5 Morteros secos.

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

30

7.6 Morteros premezclados.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

30

7.7 Características de los morteros.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

30

7.7.1 Resistencia

 

7.7.2 Plasticidad

7.7.3 Dosificación

 

8. ESQUEMA DE CONTROL DE EJECUCIÓN EN FÁBRICAS CARA VISTA

 

32

9. ESQUEMA DE CONTROL DE RECEPCIÓN SEGÚN

 

33

10. ESQUEMA DE SEGUIMIENTO DE LA MARCA AENOR–N.

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

34

II. PATOLOGÍAS DEL MURO DE LADRILLO

 

1 EFLORESCENCIAS.

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

37

1.1. Introducción.

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

37

1.2. Origen de las sales solubles.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

37

1.3. Normativa de ensayos.

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

38

1.4. Recomendaciones.

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

39

1.5. Eliminación de las eflorescencias.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

39

2. HELADICIDAD.

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

41

2.1. Introducción.

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

41

2.2. Normativa de ensayos.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

41

2.3. Recomendaciones.

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

42

3. CALICHES.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

43

3.1. Introducción.

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

43

3.2. Normativa de ensayos.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

44

4. EXPANSIÓN POR HUMEDAD.

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

44

4.1. Introducción.

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

44

4.2. Normativa de ensayos.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

45

4.3. Recomendaciones.

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

46

5. IMPERMEABILIDAD FRENTE AL AGUA DE LLUVIA.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

47

5.1. Introducción.

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

47

5.2. Factores a tener en cuenta.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

47

5.3. Recomendaciones.

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

48

6. CONCLUSIONES.

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

49

III. NUESTROS LADRILLOS HIDROFUGADOS

 

1. INTRODUCCIÓN.

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

53

2. EFECTOS BÁSICOS SOBRE EL

 

53

3. RECOMENDACIONES DE USO DE NUESTROS LADRILLOS HIDROFUGADOS

 

54

4. COMPORTAMIENTO ANTE LOS

 

56

4.1. Eflorescencias

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

</