Vous êtes sur la page 1sur 1

Carta a una amiga que acaba de vivir una ruptura

Querida Aline*: Te va a doler un poco o un poco bastante, Pero vas a estar bien. No ests sola, ni el mundo te ha dejado Ni mucho menos pienses en dejar el mundo (es imposible, no puedes dejarlo sin dejarte) Y s que aunque ahora esperas apoyo sobre todo Yo, voy hacer algo ms: Voy a pedirte tres cosas. En primer lugar, no guardes rencor. La vida estaba ah antes que los seres humanos lleguen. Y no es justa o injusta, slo podemos juzgar lo actos humanos intencionales. Por eso, porque existen tambin el error y el simple cambio de planes (ideas, impulsos) No pienses que te pas porque algo o alguien te quiere mal Estas cosas pasan sin que nadie las planee Y nadie lo caus pensando en daarte En segundo lugar, no te abandones a la tristeza Que como el chocolate o las malas amistades Te traen algo de euforia pero sabes que en el fondo Son una adiccin, una muleta, algo que eliges Para poder quejarte despus Y abandonarte a la tristeza. No lo hagas. No te saltes etapas tampoco Vive el dolor como viviste la alegra Nada que te hace ms feliz puede serte indiferente en pocos das Duele y eso no se puede ni se debe intentar evitar Vvelo con respeto, honrando todo lo bueno Y de bueno hubo mucho o poco, pero hubo Y lo sabes. En tercer y ltimo lugar, no hagas que paguen justos por pecadores Hay gente que sigue en tu vida, otra llegando y otra que debes dejar llegar. Refresca tu sonrisa, desempolva tu abrazo y libra de miedos tu ternura; Volverse ms sabia no significa endurecer el alma ni cubrirse la piel de pas, Pero es que adems te castigas sobre todo a ti. Toma distancia un rato, y mantn presentes tus opciones, que a eso se reduce la sabidura ultimadamente. A disfrutar lo que la vida nos enva, para evitar repetir o prolongar lecciones. Acepta las oportunidades, sumrgete nuevamente en la corriente, porque ahora Ya sabes qu forma tienen las piedras y te ser ms fcil esquivarlas. Si quieres lo mejor de otros y momentos mejores, nunca, nunca jams, hagas pagar a justos por pecadores. Un abrazo, Juan Fernando

*nombre ficticio para resguardar su identidad.


Juan Fernando Carpio, 24 de Junio de 2009 Quito, Ecuador