Vous êtes sur la page 1sur 12

La existencia de Dios

La existencia de Dios La pregunta que todos nos realizamos alguna vez en nuestra vida es

La pregunta que todos nos realizamos alguna vez en nuestra vida es si realmente Dios existe; muchas veces pensamos que el hacernos esta pregunta es una ofensa a Dios, pero en realidad es algo bueno ya que lo que estamos haciendo realmente es buscar nuestra propia verdad acerca de Dios.

Desde pequeños nuestros padres, y en general nuestra familia nos empieza a hablar de Dios, de este ser maravilloso al que le debemos el estar en el mundo; luego cuando somos un poco más grandes y estamos en el colegio aprendemos acerca de los mandamientos, de las enseñanzas de Dios, de su hijo Jesús, de María, de José y así vamos aprendiendo cada día algún detalle sobre Dios y sobre la vida de Jesús; aprendemos acerca de la iglesia, de la oración de la eucaristía también aprendemos los sacramentos y el significado del pecado, así llega el momento de nuestra primera confesión y todo lo que esta con lleva tal como el examen de conciencia y la penitencia, después llega el momento de la primera comunión, que nos emocionó cuando pequeños, porque sabíamos que esta era una manera en la cual nos estábamos acercando más a Dios.

Pero mientras fuimos creciendo y nos fuimos indagando acerca del origen de

todo, muchas veces nos quedó corta la explicación de: “Dios lo creo todo” y fue ahí donde empezamos a preguntarnos acerca de la existencia de Dios, y el que pasaría si Dios realmente no existiera; preguntas que nadie ha podido

responder

con

toda

la

certeza

y

que

probablemente nadie hacerlo.

jamás

logre

A

partir

de

esa

pregunta

surge

el

decidir querer o no confirmarnos en la fe y de ahí adelante querer o no seguir los demás sacramentos.

Lo importante es buscar nuestra propia respuesta a esa pregunta desde lo que creemos y lo que sentimos, porque solo así podremos tener nuestra propia verdad acerca de la existencia de Dios y tendremos la certeza nosotros mismos, no será necesario preguntar ni explicarlo a nadie más, porque cada persona debe tener su verdad y creer

en esa verdad así para otras personas sea algo ilógico.

Solo teniendo nuestro propio concepto acerca de Dios podremos creer y tener toda la fe en Él.

El pecado

El pecado Muchas veces, frente a cada acto que hacemos en nuestra vida nos preguntamos si

Muchas veces, frente a cada acto que

hacemos

en

nuestra

vida

nos

preguntamos si es pecado o no, porque

desde pequeños nos enseñaron que si cometíamos algún acto que fuera pecado

estaríamos ofendiendo

a

Dios

y

debíamos

ir

a

confesarnos

con

el

sacerdote.

 

Pero

primero debemos saber

qué

es

realmente

un pecado, sabemos que los

pecados vienen de los 10 mandamientos

que

nos

enseña la biblia, cuando

faltamos a alguno

de

estos

mandamientos

estaríamos

cometiendo

un

pecado,

pero

para

que

este

sea

considerado

como

tal

es

importante

saber que el acto tuvo que ser realizado

con plena consciencia

y consentimiento

de

la

persona.

No

es

lo

mismo

que

alguien mate a alguien por accidente a alguien que lo haga porque realmente quería hacerlo; también debemos saber que hay pecados más graves que otros, no es lo mismo decir una mentira para no ir al colegio que ir a robar un banco y asesinar a alguien por hacerlo.

Pero, ¿por qué debo confesarme con un sacerdote que probablemente sea más

pecador

que

yo?,

pienso

que

es

la

pregunta más

frecuente, pero es

fundamental saber que debemos confesarnos con un sacerdote porque

Jesús le dejó la misión a los discípulos

de perdonar

los pecados de

los seres

humanos,

y

así

mismo

los

discípulos

dejaron esta misión en manos

de

los

sacerdotes. Cuando vamos a confesarnos no debemos

pensar en si el sacerdote nos está juzgando o no, o si él ha cometido los mismos pecados o peores; porque esa es

la vida del sacerdote

y

el tendrá que

responder por esos pecado ante Dios, nosotros simplemente debemos ir con la mentalidad de que queremos reconciliarnos con Dios y que la manera más efectiva de hacerlo es mediante la confesión.

¿Bautizar o no a los niños pequeños?

¿Bautizar o no a los niños pequeños? A la mayoría de nosotros nuestros padres decidieron bautizarnos

A la mayoría de nosotros nuestros padres decidieron bautizarnos cuando éramos bebés o más pequeños de lo que somos ahora; pero ¿eso es lo correcto? ¿No sería mejor que cuando creciéramos decidiéramos por nosotros mismos si queremos o no pertenecer a la religión católica?

Por mi parte, pienso que si es bueno que

se

bauticen

a

los

niños

cuando

son

pequeños porque esta es una forma de hacer que entren a hacer parte de la iglesia y que crezcan con las enseñanzas de Dios, que si todos las siguiéramos como tal, muy seguramente tendríamos un mundo y una sociedad mejor.

Con respeto al derecho a decidir lo que queremos en nuestra vida, pienso que para eso está el sacramento de la confirmación, ya que este se da cuando somos capaces de decidir por nosotros mismos si queremos o no seguir teniendo fe en Dios.

Además también podemos mirar el bautizar a los niños cuando son pequeños como algo que les da la experiencia de vivir en la religión católica y así saber si están o no de acuerdo con los principios de esta; no podemos pretender estar 100% de acuerdo, porque muchas veces pensamos diferente o algunos miembros de la iglesia se van por otro camino y

terminan

haciendo

quedar

mal

comunidad entera.

a

una

Sin embargo, más que estar totalmente de acuerdo con una religión sin importar si es o no la católica es vivir bajo los principios de Dios, de diferentes formas pero jamás haciéndole daño al prójimo o utilizando la guerra y la violencia como solución a los problemas que se nos presentan a lo largo de nuestra vida.

El mundo en este momento necesita del cambio, y ese cambio se lo debemos dar nosotros, unidos, sin importar que unos seamos de una u otra religión, si somos o no bautizados, lo importante es dejar de pensar solo en nosotros mismos y empezar a pensar un poco más en el otro y en el bienestar de la comunidad entera, solo así podremos mejorar las condiciones de vida de la sociedad y muy seguramente llegar a la vida eterna que es la meta que todos los que creemos en Dios queremos alcanzar.

Vida, razón y fe

Vida, razón y fe Alejandra Orduz Cárdenas 201010661 Grupo 24

Alejandra Orduz Cárdenas

201010661

Grupo 24

Contenido

La existencia de Dios

El pecado

Bautizar o no a los niños pequeños

Centres d'intérêt liés