Vous êtes sur la page 1sur 16
ecopráctica permacultura 03 BIOCONSTRUCCION CReaNdO CON maTeRIaLeS NaTURaLeS Y haCIeNdO UN USO efICIeNTe de La

ecopráctica

permacultura

03

BIOCONSTRUCCION CReaNdO CON maTeRIaLeS NaTURaLeS Y haCIeNdO UN USO efICIeNTe de La eNeRgIa, CUIdamOS NUeSTRa
BIOCONSTRUCCION
CReaNdO CON maTeRIaLeS NaTURaLeS
Y haCIeNdO UN USO efICIeNTe de La
eNeRgIa, CUIdamOS NUeSTRa CaSa, La
TIeRRa.

agricultura orgánica • diseño sustentable • construcción natural • tecnologías apropiadas

03

Bioconstrucción

La vIvIeNda

03 Bioconstrucción La vIvIeNda • Habitar 3 • La tierra, nuestra casa 4 • Construcción natural

• Habitar

3

• La tierra, nuestra casa

4

• Construcción natural

6

• Componiendo la trama

8

• Bajo el cielo protector

10

• En torno al hogar

12

• Referencias

14

Es necesario habitar en construcciones que cuiden la naturaleza, de la que formamos parte, si

queremos encontrar una solución habitacional. Es la tierra nuestra casa verdadera, de la cual

dependemos para sostenernos en la red de la vida. La vida es una construcción natural que necesita

desarrollarse en espacios vitales saludables y sustentables para nosotros y para las generaciones

futuras. Milenarias técnicas e innovadores diseños confluyen componiendo la trama de una cultura

perdurable y consciente. Nuestros antepasados, desde los trópicos hasta la tundra, levantaban refugios,

usando cualquier material natural que encontraban, desde piedras hasta árboles, bajo el cielo protector.

Ahora y para el futuro, creamos un jardín que nos proporciona alimentos junto al sol, el viento y el agua,

y donde nuestras acciones cotidianas cuidan el habitat, en torno al hogar.

2

ecopráctica • 03

haBIT aR Las ciudades y las metrópolis cubren apenas un dos por ciento de la
haBIT aR Las ciudades y las metrópolis cubren apenas un dos por ciento de la

haBIT

aR
aR

Las ciudades y las metrópolis cubren apenas un dos por ciento de la super- ficie de la tierra, pero hoy día albergan a la mitad de los habitantes del mundo, y consumen más de tres cuartas partes de todos sus recursos. Un número cre- ciente de gente vive y trabaja en medios urbanos, en cuyo diseño desempeña un papel pequeño o no determinante. Con frecuencia el resultado queda reflejado en la pérdida de identidad, la injusticia social y la alienación. La vivienda in- dustrial ha perpetuado la dependencia del individuo a fuerzas superiores a las suyas propias. A su vez, no ha sido posible resolver los inmensos requerimientos de hábitat en gran parte del mundo con el uso de materiales elaborados, como ladrillo, hormigón y acero, ni con técnicas de producción industrializadas. No existen en el mundo las capacidades producti- vas y financieras para satisfacer esta demanda. Las necesidades habitaciona- les en los países en vías de desarrollo sólo pueden encararse utilizando mate- riales de construcción locales y técnicas de autoconstrucción. Desde tiempos inmemoriales, la tie- rra ha sido el material de construcción predominante. Aún en la actualidad un tercio de la humanidad vive en vivien- das de tierra y, en países sin desarrollo, esto representa más de la mitad. La casa se relaciona con el modo de vida de quien la habita, con la adecuada relación entre las necesidades vitales y

espirituales. Una cantidad significativa de la población, no sólo desea, sino que puede tener un papel importante en la ejecución de su propia vivienda. Y tal vez sería un número mayor, si existiese una distribución más amplia de material informativo de fácil implementación. La motivación de los propietarios - autoconstructores, no es sólo el dinero que pueden ahorrar -que es conside- rable- para autoconstruir. Es también la satisfacción de saberse provisto de vivienda, con la sensación de saber que pueden controlar las circunstancias que afectan mas íntimamente su vida. Asumir esta responsabilidad significa también atender a los requerimientos y restricciones que sostendrán la estruc- tura y el cuidadoso reconocimiento de la técnica que se utilice. La ecuación economía, belleza y du- rabilidad, nos habla del tiempo que deberemos tomar para hacer un buen albergue y crear el espacio vital, don- de la variación y el cambio pueden ser tenidos en cuenta. Quienes habitan a través de un diseño evolutivo descubren las relaciones interactuantes entre sus casas, el sol, el viento, y su entorno natural. Como parte integral, de nuestras viviendas, deberemos tener en cuen- ta las necesidades y exigencias de la naturaleza, formando, en el proceso de devenir, una cultura más sensible a las consecuencias de nuestras propias construcciones.

4

04

Bioconstrucción

SUSTeNTaBILIdad

ecopráctica • 03

Foto. Green School en Bali

4 04 Bioconstrucción SUSTeNTaBILIdad ecopráctica • 03 Foto. Green School en Bali

La TIeRRa, NUeSTRa CaSa

SOmOS LO qUe haBITamOS: UNa vIvIeNda qUe ReSpONde aL INdIvIdUO Y SU COmUNIdad, qUe CONTRIBUYe a CONSeRvaR La eNeRgía, qUe UTILIza LOS ReCURSOS NaTURaLeS eCONOmICa Y efICIeNTemeNTe, qUe ReCICLa SUS maTeRIaLeS, qUe Se eNRIqUeCe CON eL TIempO Y fUNCIONa aRmóNICameNTe CON La NaTURaLeza.

06

Bioconstrucción CONCepTO Y CaRaCTeRISTICaS

06 Bioconstrucción CONCepTO Y CaRaCTeRISTICaS CONSTRUCCION NaTURaL La bioconstrucción, la construcción natural o

CONSTRUCCION NaTURaL

La bioconstrucción, la construcción natural o ecológica comparte con la medicina natural o la agricultura orgánica, una manera de entender la vida desde nuestra responsabilidad ambiental. La propuesta es construir un cobijo saludable, sin destruir el entorno.

La vida es un proceso de construcción:

cadenas de moléculas que construyen

paredes, células que construyen tejidos,

especies que dan y reciben de su entor-

no energía y materia. La bioconstrución

integra estructuras a los ecosistemas,

reproduciendo sus patrones y su fun-

cionamiento cíclico.

La bioconstrucción entiende la casa

como un espacio dinámico y en equi-

librio con el medio, utiliza materiales

ecológicos no tóxicos, y aprovecha las

ventajas del lugar y del clima.

El lugar elegido de emplazamiento -en

la lejanía de fuentes de contaminación,

de fallas geológicas o de corrientes de

agua puede determinarse con la obser-

vación directa y con el uso de mapas

satelitales, hoy tan accesibles.

A la hora de crear una vivienda, ésta

se integra al medio natural y no sólo lo

ocupa. Las formas de onda que evitan

los trazos rectilíneos, la captación de

la luz y el calor solar, o el tratamiento

de efluentes, son modos de armonizar

con el entorno.

El agua es el elemento primordial que

condiciona la sustentabilidad de todo

asentamiento. En su forma potable, es

un recurso escaso, por lo que hay que

observar su captación, su acumulación,

6

ecopráctica • 03

su uso, su depuración y su retorno.

La orientación de la casa es clave. En el

hemisferio sur, sus aberturas se orientan

al norte para tomar el sol del invierno

que, en su paso de este a oeste, se incli-

na hacia allí. Pero en el verano, los aleros

y galerías darán buena sombra mientras

el sol pasa por el cenit. Un simple cerra-

miento térmico que evite hendiduras de

puertas, ventanas y techos, puede valer

tanto como una buena estufa.

La casa bio está viva, y respira. Los

materiales con que se construye facilitan

los intercambios con la atmósfera. Paja,

madera, bambú, están en la lista. Y la

tierra es la gran protagonista.

Los prejuicios contra el uso de la tierra

en la construcción son contradictorios y

generalmente relacionados con la igno-

rancia. Resulta difícil concebir que no

necesita ser procesada industrialmente,

y que la propia excavación de cimientos

ofrezca el material para levantar la casa.

La afirmación de que los insectos pueden

vivir en una casa natural es infundada

cuando los muros son macizos, revoca-

dos y acaso pintados a la cal. Los baños

con paredes de barro pueden ser más

higiénicos que los revestidos con azule-

jos, debido a que las paredes absorben

rápidamente la humedad e inhiben el

crecimiento de hongos.

En cambio, construir una casa con

técnicas convencionales basadas en el

uso del cemento y el acero significa,

por ejemplo, que por cada tonelada de

cemento, se emitan a la atmósfera 478

kgs. de dióxido de carbono. Se necesi-

taría un cuarto de hectárea de árboles

adultos para poder capturarlos.

La lista de contaminantes producidos

en la construcción convencional es in-

terminable: plomo en pinturas, tóxicos

volátiles en solventes, pegamentos,

plásticos y, lo más importante: un enor-

me consumo de combustibles fósiles,

tanto en la fabricación de la casa, como

en su operación diaria.

Cada día, cada estación, cada año,

cada siglo, la naturaleza nos vuelve a

preguntar si estamos en armonía con

ella, si nuestra casa y nuestras infra-

estructuras se adaptan a su inmenso

ciclo vital.

Construyamos entonces una casa que

produzca oxígeno y tome el carbono,

que destile agua, funcione con energía

solar y sirva de hábitat a los pájaros.

Construyamos casas que se parezcan

a los árboles. Ciudades que parezcan

bosques. Civilizaciones idénticas a los

ecosistemas. El planeta, tal cual es.

10 prácticas, de la idea a la realidad 1.- Evalúa los oficios que estás capacitado

10 prácticas, de la idea a la realidad

1.- Evalúa los oficios que estás

capacitado para llevar adelante. Car-

pintería, electricidad, logística

puede ser revelador respecto de las posibilidades de éxito. 2.- Busca ayuda con aquellos oficios en que deberás contratar a personas calificadas. 3.- Observa antes de actuar en el terreno donde se construirá, durante todo el tiempo posible. Ver pasar el sol, el viento de la noche, las estaciones para construir con ellas. 4.- Estudia y diseña la idea sobre el papel, con medidas a escala, formas,

Esto

proporciones y colores. Esto te ahorrará trabajo y errores en la construcción. 5.- Lo pequeño es hermoso. Diseña la casa de un tamaño modesto. ¿Cuánto espacio realmente se necesita? Y ten en cuenta modificaciones. 6.- Construye simple. Mucha gente piensa que la belleza de un edificio está en relación con su grado de complejidad. Lo bello puede estar en la creación sim- ple, en su diseño y ejecución. 7.- Aísla completamente las aber- turas y el techo. En este sentido las terminaciones son tan importantes como la estructura.

8.- Maximiza el uso de la energía solar con un diseño solar pasivo. En el hemisferio sur, ubica la mayoría de las ventanas hacia el norte. 9.- Usa materiales locales, pre- ferentemente aquellos mínimamente procesados como postes, tablas o barro. Ahorrarás dinero y reducirás tu huella ecológica. 10.- Elige las técnicas más ade- cuadas a tu entorno. Y estudia en forma acabada su implementación en libros, talleres y prácticas con gente experimentada.

08

Bioconstrucción

TeCNICaS

08 Bioconstrucción TeCNICaS COmpONeR La TRama Las técnicas constructivas de la bioconstrucción son aquellas que

COmpONeR La TRama

Las técnicas constructivas de la bioconstrucción son aquellas que permiten tener una casa saludable, hermosa, confortable y duradera. Recorremos aquí algunas de ellas.

En la elección de las técnicas, tenemos

que tomar en cuenta la disponibilidad de

los materiales y los efectos bioclimáticos

que queramos lograr. Así, por ejemplo,

mientras los muros de tierra -adobe, cob,

tapia- son una termomasa, acumulan

calor y luego lo liberan, los fardos de paja

son un excelente aislante.

Aislar los techos es indispensable para

aprovechar mejor las cualidades de los

muros. Un techo verde climatiza la casa

y proporciona alimentos y aire puro.

Los revoques son permeables al igual

que nuestra piel, para permitir que la

casa respire. Los podemos hacer de

paja molida, lodo y baba de cactus, o de

un hermoso fresco con cal y arcilla.

Para los pisos, podemos optar por un

saludable piso de tierra, acabado con

aceite de linaza y cera de abeja. Los

pisos de madera son también apropia-

dos si la madera tiene origen sustenta-

ble. La madera se puede proteger con

aceite de linaza, de naranja o hasta de

oliva, combinados con parafina o cera

de abeja.

Para pintar las casas, podemos recu-

rrir a la gama de colores que ofrecen

las arcillas, óxidos, silices y también a

plantas y flores.

arcillas, óxidos, silices y también a plantas y flores. Adobe Es una técnica milenaria, y la
arcillas, óxidos, silices y también a plantas y flores. Adobe Es una técnica milenaria, y la

Adobe

Es una técnica milenaria, y la más extendida en el mun-

Es una técnica milenaria, y la más extendida en el mun - do. Se realizan bloques

do. Se realizan bloques de arcilla y paja y se secan al sol,

para luego levantar el muro. La junta entre los ladrillos

de adobe se realiza con una mezcla similar. La mezcla

del adobe permite una gran resistencia a la intemperie

y evita que los bloques, una vez solidificados, tiendan a

agrietarse. El muro de adobe tiene una gran inercia térmica, por lo que sirve de regulador

de la temperatura interna: en verano conserva el frescor, y durante el invierno, el calor.

El adobe presenta una alta vulnerabilidad sísmica, aunque existen estudios para darle

propiedades estructurales resistentes.

Cob

La palabra inglesa cob significa pedazo de mezcla de

tierra arcillosa con arena, paja y agua. El término viene

de Inglaterra, en donde se han construido casas de tierra

por milenios y todavía hay algunas que, después de 500

años de uso, están perfectas. A diferencia de los adobes,

el cob se va integrando aún fresco al muro, lo que permite

crear formas muy plásticas y artísticas.

Otros moldeados directos -la quincha o la paja en-

rollada- utilizan una estructura prearmada -de madera

o bambú- que luego es rellenada con ataduras de paja

embebida en barro, o con rollos de paja y arcilla, para

ser revocados.

con ataduras de paja embebida en barro, o con rollos de paja y arcilla, para ser

8

ecopráctica • 03

Superadobe

Superadobe Nader Khalili, iraní de nacimiento y californiano de adopción, desarrolló el ‘superadobe’, una técnica

Nader Khalili, iraní de nacimiento y californiano de

adopción, desarrolló el ‘superadobe’, una técnica que

rellena bolsas de tierra compuesta y apisonada, con las

que construye estructuras extremadamente fuertes,

a prueba de sismos. La técnica exige conocimientos

especializados, fáciles de aprender. Es útil para lugares

remotos o refugios de emergencia. Es un medio flexible

para una amplia gama de situaciones y permite crear

una bella variedad de formas, empleando arcos, bóvedas y doble curvas, resolviendo los

techos con la misma técnica. Es útil también para realizar cimientos para construcciones

en otras técnicas, como los fardos de paja.

Fardos de paja

en otras técnicas, como los fardos de paja. Fardos de paja Hace más de un siglo,

Hace más de un siglo, unos colonos canadienses que-

daron esperando las maderas para construir sus casas.

Venía el invierno y sólo tenían sus fardos de paja de la

cosecha de trigo, con los que construyeron su refugio.

Allí comienza esta técnica rápidamente difundida por

su versatilidad y la rapidez de su construcción. Los

fardos son inmensos ladrillos encastrados que luego se

revocan con cal o adobe. Una de las características más atractivas, es la capacidad de diseñar con ellos casi cualquier tipo de forma. El fardo de

paja tiene un gran valor como aislante térmico. Al estar revocado, es resistente al fuego,

puesto que se ahoga en su interior por falta de oxígeno. La humedad es su mayor enemigo,

lo que se resuelve con cimientos separados del piso y con aleros en los techos.

Bambú

separados del piso y con aleros en los techos. Bambú En oriente se emplean anualmente más

En oriente se emplean anualmente más de un mi-

llón de toneladas de bambú para la construcción de

viviendas. Los andamios para remozar las fachadas de

muchos rascacielos son estructuras de bambú atado,

sin clavos ni tuercas. El bambú es flexible pero firme,

liviano pero resistente, puede ser dócil o rígido, puede

comprimirse, y en caliente puede curvarse para tomar

y conservar una nueva forma. Es recto, y bello. La

velocidad de crecimiento de la planta de bambú es exponencial, por lo que lo hace un

material sustentable por excelencia. Un brote de bambú puede crecer un metro por día.

El bambú ayuda a controlar la erosión, puede crecer en laderas empinadas y posee un

sistema de raíces que lo propaga sin cuidados.

puede crecer en laderas empinadas y posee un sistema de raíces que lo propaga sin cuidados.
puede crecer en laderas empinadas y posee un sistema de raíces que lo propaga sin cuidados.
puede crecer en laderas empinadas y posee un sistema de raíces que lo propaga sin cuidados.

10

Bioconstrucción SaBIdURIa aNCeSTRaL

10 Bioconstrucción SaBIdURIa aNCeSTRaL Bajo el cielo protector En aquellos tiempos, los cazadores y los pescadores
Bajo el cielo protector En aquellos tiempos, los cazadores y los pescadores buscaron naturalmente el
Bajo el cielo
protector
En aquellos tiempos, los cazadores y
los pescadores buscaron naturalmente
el cobijo de las cuevas en las rocas,
y éstas constituyeron los primeros
alojamientos humanos.
Quienes labraban la tierra se
resguardaron bajo las copas de los
árboles, de donde derivaron las chozas
de ramaje y barro. Y los pastores
transhumantes se cubrían con pieles
que, con sólo alzarlas sobre un mástil,
dieron lugar a tiendas. Desde entonces,
se ha transmitido un legado generación
a generación.
Los tuareg con sus chozas de piel en
áfrica, los beduinos con sus tiendas
de telas en el desierto de arabia, los
mongoles con sus yurtas en las estepas,
los noruegos con sus casas de maderas
y techos vivos, son formas actuales y
posibles de habitar la tierra, bajo el
cielo protector.

10

ecopráctica • 03

Casa de barro en África. 03 • ecopráctica 11
Casa de barro en África.
03 • ecopráctica
11

12 Bioconstrucción eNTORNO SUSTeNTaBLe

12 Bioconstrucción eNTORNO SUSTeNTaBLe eN TORNO aL hOgaR El diseño ecológico y eficiente de una casa

eN TORNO aL hOgaR

El diseño ecológico y eficiente de una casa está basado en la energía natural que entra al sistema, en la vegetación alrededor y en las prácticas aplicadas al construirla.

La vivienda y su entorno son un peque-

ño sistema, en el que interactúan distin-

tos elementos. En el proyecto de pensar

la construcción, tenemos en cuenta los

flujos de energía, para poder realizar

una apropiada ecuación entre energía,

economía y ambiente. Por ejemplo,

almacenar agua en un depósito en al-

tura, significará una reserva de energía

importante en nuestro sistema.

Algunas prácticas, que podemos reali-

zar en la casa y el terreno, son: captar

la energía natural del sol y de la lluvia,

cubrir el suelo, restablecer la cubierta

vegetal, infiltrar el agua, aumentar la

diversidad biológica y cultural, todo lo

cual embellece el lugar.

En permacultura, la bioconstrucción

la vemos aplicada en la zona cero -el

área de la casa y su espacio más cer-

cano-, siendo la observación de los ci-

clos naturales, una de las más valiosas

herramientas. El movimiento del Sol, la

dirección del viento, el tipo de suelo, la

vegetación nativa, todo aquello que nos

sirva para poder decidir la orientación,

la selección de materiales, la vegeta-

ción circundante y hasta la forma que

le daremos. Los elementos naturales

y el ecosistema local definen el diseño

de la casa.

La bioconstrucción nos invita a utilizar

materiales locales, tanto por ser los

más adecuados al clima, como por el

ahorro de combustibles, al no tener que

transformarlos y transportarlos gran-

des distancias. Nos permite recuperar

habilidades olvidadas y tener acceso a

conocimientos que creíamos exclusivos

de los “expertos”; digamos que demo-

cratiza el proceso constructivo.

Las casas vernáculas son bibliotecas

vivas, donde podemos documentarnos

acerca de las técnicas que han per-

manecido durante años, además de

descubrir los secretos de adecuación

al clima.

Observar e integrar la visión sobre

el lugar a la realidad del espacio es

un proceso de adaptación mutua, de

acierto y error. Es poder interrelacio-

nar todos los elementos existentes que

se quieren incorporar. Tomar en cuen-

ta tantos factores antes de empezar

una obra puede parecer excesivo. Sin

embargo, considerarlos, puede pre-

venir consecuencias de alto impacto

ambiental y económico.

La permacultura contiene una pers-

pectiva transgeneracional, porque di-

seña un sistema viable en lo ecológico

y económico, sin contaminar el lugar

ni a la gente. La ética es cuidar la

salud, la biodiversidad en el presente

y en el futuro, para todos los seres

vivos que habitan en el sitio donde

diseñas. Esto se logra al aumentar el

conocimiento del lugar y la biorregión

de los que somos parte, porque ambos

son la fuente de la energía que consu-

mimos y son el potencial de nuestro

bienestar.

que consu - mimos y son el potencial de nuestro bienestar. E s q u e

Esquema de Zonas (Bill Mollison)

Z o n a s ( B i l l M o l l i s

Casa de Amory Lovins, en Colorado, EEUU.

12

ecopráctica • 03

Melliodora, casa de la familia Holmgren en Australia.
Melliodora, casa de la familia Holmgren en Australia.

La casa ecológica

Para un diseño ecológico integral, tendremos en cuenta las acciones que desarrollamos cada día en la casa y su entorno.

Los edificios convencionales afectan cada vez más al planeta, con huellas que se extienden mucho más allá de los entornos inmediatos. Una casa ecológica realiza un uso eficiente a través de la horticultura orgánica, el manejo controlado de los desechos y del agua, y cuenta con me- didas de captación y ahorro de energía. Al entrar en ella encontraremos algunos de los siguientes elementos que hacen al uso diario, mientras cuidamos el medio ambiente. El agua que utilizamos para el lavado de platos y para aseo, se dirige hacia un tratamiento de aguas grises, com- puesto de plantas, que embellecen con sus flores, un borde húmedo del jardín. Para no contaminar las napas de agua, contaremos con un sani- tario compostero o baño seco. Son

posibles otras soluciones, como la del biodigestor. La calefacción del hogar puede estar provista por estufas “rusas” a leña de alto rendimiento, que entregan hasta el 80% del calor producido. Un termotan- que solar pasivo, además de generar agua caliente, puede, combinado con la “rusa” alimentar una losa radiante. La cocina convencional puede estar complementada por una cocina solar parabólica o bien con la cocina mágica, un recipiente térmico que termina la cocción de los alimentos calientes. La antigua co- cina económica a leña o diseños de barro -lorenas- son otras alternativas viables. La luz que acompaña la cena -que en alguna ocasión puede ser de velas- pro- viene de un generador eólico, de paneles fotovoltaicos, o de ambos. Los desperdicios orgánicos de la coci-

na serán transformados en tierra fértil gracias a un compost casero. En climas fríos y templados, el inverna- dero junto a la casa es el arquetipo del espacio multifunción y una importante interfase o borde entre el adentro y el afuera. El invernadero cumple diversos roles dentro del sistema en la producción de alimentos, ideal para cultivar plantines y vegetales de verano como tomates, an- cos, etc. Allí se encuentran las bandejas de semillas y es el ámbito propicio para el crecimiento de los plantines. Además, es un agradable jardín de invierno . El jardín es visto como una extensión natural de la casa, es el huerto inmediato donde encontraremos las hortalizas y las plantas aromáticas, una gran variedad de especies que ayudan a la diversidad de la dieta, a la hora de realizar nuestras comidas.

14

Bioconstrucción

RefeReNCIaS

14 Bioconstrucción RefeReNCIaS Referencias De los siete ámbitos de la flor de la permacultura, hemos desarrollado

Referencias

14 Bioconstrucción RefeReNCIaS Referencias De los siete ámbitos de la flor de la permacultura, hemos desarrollado

De los siete ámbitos de la flor de la permacultura, hemos desarrollado algunos aspectos de las Construcciones.

TeCNICaS de CONSTRUCCION:

TIeRRa:

de las Construcciones. TeCNICaS de CONSTRUCCION: TIeRRa : • DOCUMENTAL “El barro, las manos, la casa”.

• DOCUMENTAL “El barro, las manos, la casa”. Documental didáctico destinado a la capacitación. Por Jorge Belanko, constructor natural.

Ecovilla ubicada en Navarro, BA. Se dictan talleres de construcción en tierra -cob- y techos vivos.

La página del CIDEP, del Bolsón, dedicada a la construcción natural.

SUpeRadOBe:

blogspot.com Loreto Retamales, certificada por la Fundación Cal Earth, California- USA. Talleres para sudamérica (Chile-Argentina- Bolivia)

14

ecopráctica • 03

• Talleres y asesoramiento en www.ecopractica.org.ar

BamBU

• Talleres en Brasil. www.tibarose.com

BIBLIOgRafIa:

“Manual de construcción en tierra”, Gernot Minke, Ed. Fin de Siglo, 2005.

“Manual del arquitecto descalzo” Johan Van Lengen.

“Ecohabitat, experiencias rumbo a

la sustentabilidad”. Arnold Recarde y Laura Kuri -compiladores- 2006, SEMARNAT, Mexico, DF. Capitulo 2, Construcción y renovación ecológica.

“Melliodora”. David Holmgren. DHD.

LIBROS:

• “Melliodora”. David Holmgren. DHD. LIBROS: • “Manual de construcción en tierra”, Gernot Minke,

“Manual de construcción en tierra”, Gernot Minke, Ed. Fin de Siglo, 2005.

en tierra”, Gernot Minke, Ed. Fin de Siglo, 2005. • “Manual del arquitecto descalzo” Johan Van

“Manual del arquitecto descalzo” Johan Van Lengen. Manual pionero

y práctico para la construcción de la vivienda.

para la construcción de la vivienda. www.tibarose.co m • “Earthbag Building”, Kaki Hunter y Donald

“Earthbag Building”, Kaki Hunter

y Donald Kiffmeyer, New Society Publishers.

¡Nuevo libro! Sabiduría de la Tierra Ensayos de permacultura. E.F.Schumacher, Masanobu Fukuoka, Lea Harrison, Howard
¡Nuevo libro!
Sabiduría de la Tierra
Ensayos de permacultura.
E.F.Schumacher, Masanobu Fukuoka,
Lea Harrison, Howard T.Odum, Elisabeth C.Odum
Este libro se propone como una herramienta de teoría y de práctica.
Desde la sociología y la filosofía, se pregunta sobre el uso de la delgada capa fértil
que llamamos tierra. Desde la agricultura natural, nos plantea en forma simple cómo
establecer una granja en armonía con el medio ambiente. Desde la microbiología,
explica el funcionamiento de ciclos claves del suelo vivo. Desde la ecología, se
analizan los flujos de energía del hombre y la naturaleza.
Esta publicación es una herramienta de difusión y educación que
se distribuye de manera gratuita por correo y por envío de mail.
Está destinada a quienes se puedan valer de este material para
sembrar un futuro próspero en acuerdo con el planeta. Aquí se
encontrará información confiable sobre personas, tecnologías y
emprendimientos sustentables exitosos, focalizando la atención
en soluciones positivas, simples y accesibles para los desafíos
sociales y ecológicos actuales de nuestra sociedad.
Agradecemos que la publicación se reenvíe
a nuevos destinatarios para cumplir su fin.
Si quieres recibir
la publicación
por correo electrónico
Edita: Ecopráctica. Diseño & Permacultura.
Redacción: Vanesa Viudes. Juan Lagomarsino.
Diseño: Editorial Mate.
Del Horizonte 1565. Valle Verde. Luján. B.A. Argentina.
Suscríbete aquí
Este material se puede compartir, copiar, distribuir, ejecutar y comunicar públicamente, y hacer obras derivadas, citando la
fuente. No utilice esta obra para fines comerciales. Los textos e imágenes de la publicación están disponibles bajo licencia Creative Commons
Atribución 2.5 Argentina. Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 2.5 Argentina (CC BY-NC-SA 2.5).
03 • ecopráctica
15
Se inclina el sauce, dando la bienvenida junto a la entrada Issa
Se inclina el sauce,
dando la bienvenida
junto a la entrada
Issa
el sauce, dando la bienvenida junto a la entrada Issa Ecología Humana y Medio Ambiente El

Ecología Humana y Medio Ambiente

junto a la entrada Issa Ecología Humana y Medio Ambiente El Hormigueo en movimiento Entidades amigas

El Hormigueo

en movimiento

Entidades amigas

Fundación

Fundación

Fundación de las Américas Editorial Mate

de las

Américas

Fundación de las Américas Editorial Mate
Fundación de las Américas Editorial Mate

Editorial Mate

Fundación de las Américas Editorial Mate Si quieres participar como entidad amiga, envía un correo a

Si quieres participar como entidad amiga, envía un correo a ecopractica@gmail.com Si quieres avisar tus iniciativas, proyectos o productos sustentables, escríbenos.

16

ecopráctica • 03