Vous êtes sur la page 1sur 159

Universidad Nacional Agraria La Molina Facultad de Ciencias Forestales Centro de Datos para la Conservación

The Nature Conservancy

Centro de Datos para la Conservación The Nature Conservancy Planificación para la conservación Ecorregional del

Planificación para la conservación Ecorregional del Desierto de Sechura

Informe Final

Conservancy Planificación para la conservación Ecorregional del Desierto de Sechura Informe Final La Molina, julio 2008

La Molina, julio 2008

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

AUTORES (en orden alfabético)

Fernando Regal Gastelumendi Luis Antonio Tovar Narváez Claudia Véliz Rosas

Cita sugerida:

CDC-UNALM & TNC

CDC - UNALM, 2008. Planificación para la conservación Ecorregional del Desierto de Sechura. Informe Final. Centro de Datos para la Conservación de la Universidad Nacional Agraria La Molina / The Nature Conservancy. Lima, Perú. 180 pp.

Créditos de las fotos: Claudia Véliz, Antonio Tovar, Pedro Vásquez, Fernando Regal

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

CDC-UNALM & TNC

…por este camino duraban las paredes que hiban por una y otra parte dél, hasta que los indios, con la muchedumbre de arena, no podían armar cimientos. Desde donde, para que no se errase y se conociese la grandeza del que aquellos mandaba, hincaban largos y cumplidos palos a manera de vigas, de trecho en trecho. Y así como se tenia cuidado de limpiar por los valles el camino y renovar las paredes si se ruinaban o gastaban, lo tenían en mirar si algún horcón o palo largo, de los que estaban en los arenales, se caía con el viento, tornarlo a poner. De manera que este camino, cierto fue gran cosa, aunque no tan trabajoso como él de la sierra…”.

Pedro Cieza de León (1520 – 1554)

“…y en saliendo de los valles continuaban el mismo camino por los arenales, hincando palos y estacas por cordel, para que no pudiese perder el camino ni torcer a un cabo ni a otro, el dura los mismos quinientas leguas que el de la sierra; y aunque los palos de los arenales están rompidos en muchas partes, por que, los españoles en tiempo de guerra y de paz, hacía de ellos lumbre…”.

Agustín de Zárate (1514 – 1560)

…solamente en los caminos de los llanos, en los desiertos de los arenales, que los hay muy grandes, donde también hay cerros altos y bajos de arena, tiene hincados a trechos maderos altos y bajos de arena, que del uno se vea el otro y sirvan de guías para que no se pierdan los caminantes, por que el rastro del camino se pierdan los caminantes con el movimiento que la arena hace con el viento, por que lo cubre y lo ciega; y no es seguro guiarse por los cerros de arena, por que también ellos se pasan y mudan de una parte a otra, si el viento es recio, de manera que son muy necesarias las vigas trincadas por el camino, para el norte de los viandantes; y por esto se han

sustentado, por que no podrían pasar sin ellos

Juan Botero Benes (Siglo XVI)

Tomado de: “Qhapaq Ñan en el desierto peruano”.

http://www.perulinks.com/foros/ForoID12/166.html#

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

CDC-UNALM & TNC

Índice

1 Introducción 1

2 Antecedentes

2

2.1 Evaluaciones Ecorregionales en el Perú

2

2.2 Las Ecorregiones de WWF y el Banco Mundial

2

2.3 La ecorregión del Desierto de Sechura

4

2.4 Ecorregiones asociadas al Desierto de Sechura

9

2.5 Endemismos en el Desierto de Sechura 9

2.6 Principales actores en la ecorregión 12

2.7 Breve reseña de la expansión agrícola y la migración poblacional en la

Ecorregión 14

3 Métodos

16

3.1 Mapa de cobertura vegetal

16

3.2 Objetos de Conservación - Mapa de sistemas ecológicos

19

3.3 Metas de conservación para los sistemas ecológicos 21

3.4 Superficie de riesgos ambientales

3.5 Selección de sitios prioritarios mediante el uso de SPOT 31

23

4 Resultados

36

4.1 Mapa de cobertura

36

4.2 Superficie de riesgos ambientales

47

4.3 Mapa de sistemas ecológicos

49

4.3.1 Descripción general 49

4.3.2 Distribución de los Sistemas Ecológicos 57

4.3.3 Los sistemas ecológicos de la Ecorregión Desierto de Sechura en el

contexto de las Áreas Naturales Protegidas 60

4.4 Resultados SPOT – Portafolio de sitios priorizados 68

75

4.5 Análisis por regiones

4.5.1 Región Piura 76

4.5.2 Región Lambayeque

80

4.5.3 Región La Libertad

85

4.5.4 Región Ancash

94

4.5.5 Región Lima

98

4.5.6 Región Ica

106

4.5.7 Región Ayacucho

113

4.5.8 Región Arequipa

120

4.5.9 Región Moquegua

133

4.5.10 Región Tacna

137

5 Conclusiones y Recomendaciones

141

6 Reconocimientos

144

7

Bibliografía

145

Anexos

150

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

CDC-UNALM & TNC

Índice de Mapas

Mapa 1 Área de Estudio. Ecorregión del Desierto de Sechura

Mapa 2 Caminos y vías férreas al interior de la Ecorregión Desierto de Mapa 3 Áreas urbanos y centros poblados al interior de la Ecorregión Desierto de Mapa 4 Cobertura del suelo por agricultura al interior de la Ecorregión Desierto de Sechura Mapa 5 Concesiones mineras al interior de la Ecorregión Desierto de

Mapa 6 Mapa de Cobertura Terrestre para la Ecorregión Desierto de Sechura Mapa 7 Superficie de riesgos ambientales para la Ecorregión Desierto de Sechura

Mapa 8 Mapa de Sistemas Ecológicos para la Ecorregión Desierto de Mapa 9 Portafolio de áreas prioritarias para la conservación de la

Mapa 10 Áreas prioritarias para la región Piura Mapa 11 Áreas prioritarias para la región Mapa 12 Áreas prioritarias para la región La Mapa 13 Áreas prioritarias para la región Mapa 14 Áreas prioritarias para la región Mapa 15 Áreas prioritarias para la región Mapa 16 Áreas prioritarias para la región Mapa 17 Áreas prioritarias para la región Arequipa Mapa 18 Áreas prioritarias para la región Mapa 19 Áreas prioritarias para la región

Índice de Cuadros

11

24

25

26

27

46

48

56

74

79

84

93

97

105

112

119

132

136

140

Cuadro 1 Ecorregiones terrestres en el Perú (Dinerstein et al. 1995) Cuadro 2 Ecorregiones que limitan con el Desierto de Sechura

Cuadro 3 Riqueza y endemismo de especies vasculares de la Costa Central del Perú (0 a 2000 msnm) 9

9

3

10

Cuadro 5 Endemismo de plantas vasculares en tres regiones ecológicas incluidas en el Desierto de Sechura (León et al. 2006) 10

12

Cuadro 4 Familias con mayor porcentaje de endemismo nacional en la Costa

Cuadro 6 Principales actores en la ecorregión

Cuadro 7 Relación de Mosaicos MrSid e imágenes Landsat 7 17

19

Cuadro 9 Bioclimas, termotipos y ombrotipos utilizados para la clasificación de los sistemas ecológicos

20

Cuadro 10 Meta de conservación en porcentaje según clase de cobertura vegetal 21

Cuadro 8 Bandas espectrales presentes en las imágenes utilizadas

terrestres

Cuadro 11 Metas para cada sistema

22

Cuadro 12 Intensidad y distancia de impacto para cada actividad humana

28

Cuadro 13 Factores de Penalidad para cada

35

Cuadro 14 Categorías del mapa de cobertura para la ecorregión Desierto de Sechura 36

Cuadro 15 Sistemas Ecológicos y otras unidades dentro de la

50

Cuadro 16 Descripción de los sistemas ecológicos terrestres para la Ecorregión Desierto de

51

Cuadro 17 Sistemas ecológicos y otras unidades dentro de la ecorregión sin considerar el área de Puna.

55

Cuadro 18 Endemismos y distribución de los Sistemas Ecológicos de la Ecorregión Desierto de Sechura.

58

Cuadro 19 Área de los sistemas boscosos y sistemas de pajonales en la Ecorregión Desierto de Sechura

59

Cuadro 20 Áreas Naturales Protegidas al interior o con parte de su extensión al interior de la Ecorregión

60

Cuadro 21 Nivel de protección de sistemas ecológicos de la ecorregión en áreas naturales protegidas 62

Cuadro 22 Sistemas ecológicos del Parque Nacional Huascarán al interior de la Ecorregión Desierto de

63

Cuadro 23 Sistemas ecológicos del Santuario Nacional Lagunas de Mejía al interior de la Ecorregión

63

Cuadro 24 Sistemas ecológicos del Santuario Nacional Calipuy al interior de la Ecorregión Desierto de

63

Cuadro 25 Sistemas ecológicos del Santuario Histórico Bosque de Pómac al interior de la Ecorregión

63

Cuadro 26 Sistemas ecológicos del Reserva Nacional Paracas al interior de la Ecorregión Desierto de

64

Cuadro 27 Sistemas ecológicos del Reserva Nacional de Lachay al interior de la Ecorregión Desierto de

64

y en las Ecorregiones de Puna

Desierto de

Sechura

Desierto de Sechura

Sechura

Desierto de Sechura

Sechura

Sechura

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

CDC-UNALM & TNC

Cuadro 29 Sistemas ecológicos del Reserva Nacional Salinas y Aguada Blanca al interior de la Ecorregión

65

Cuadro 30 Sistemas ecológicos del Reserva Nacional Pampa Galeras Bárbara D’Achile al interior de la

65

Cuadro 31 Sistemas ecológicos del Bosque de Protección Puquio Santa Rosa al interior de la Ecorregión

65

Cuadro 32 Sistemas ecológicos del Bosque de Protección Aledaño a la Bocatoma del Canal Nuevo

65

Cuadro 33 Sistemas ecológicos del Refugio de Vida Silvestre Pantanos de Villa al interior de la Ecorregión

66

Cuadro 34 Sistemas ecológicos del Reserva Paisajística Noryauyos-Cochas al interior de la Ecorregión

66

Cuadro 35 Sistemas ecológicos del Reserva Paisajística Subcuenca del Cotahuasi al interior de la

66

Cuadro 36 Sistemas ecológicos de la Zona Reservada Humedales de Puerto Viejo al interior de la

Desierto de Sechura

Ecorregión Desierto de Sechura

Desierto de Sechura

Imperial al interior de la Ecorregión Desierto de Sechura

Desierto de Sechura

Desierto de Sechura

Ecorregión Desierto de Sechura

Ecorregión Desierto de Sechura

66

Cuadro 37 Resumen de costos SPOT

68

Cuadro 38 Cumplimiento de metas portafolio preliminar

69

Cuadro 39 Cuadro resumen de bloques en el portafolio final

70

Cuadro 40 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en la Región Piura 76

Cuadro 41 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio

77

Cuadro 42 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio

78

Cuadro 43 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en la Región Lambayeque

80

Cuadro 44 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio Pañala (Id: 3) 81

Cuadro 45 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio

82

Cuadro 46 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio

83

Cuadro 47 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura y otra unidades presentes en la Región La

Libertad

85

Cuadro 48 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio

86

Cuadro 49 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio Higuerón (Id: 7)

87

Cuadro 50 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio

88

Cuadro 51 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio

89

Cuadro 52 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio Zapotal (Id: 10) 89

Cuadro 53 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio

Cuadro 54 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio Sanchique (Id: 12) 911

Cuadro 55 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio Guayabito (Id: 13)

Cuadro 56 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura y otra unidades presentes en la Región

94

Cuadro 57 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio Calipuy (Id: 14) 96 Cuadro 58 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura y otras unidades presentes en la Región Lima

90

91

Ancash

 

98

Cuadro 59 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio

100

Cuadro 60 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio

101

Cuadro 61 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio

101

Cuadro 62 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio Marín (Id: 18) 102 Cuadro 63 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio Santuario de Amancay

(Id: 19)

103

Cuadro 64 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio

103

Cuadro 65 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio Omas (Id: 21)

104

Cuadro 66 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura y otras unidades presentes en la Región Ica

106

Cuadro 67 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio Huancacasa (Id: 22) 107

Cuadro 68 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio

108

Cuadro 69 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio

109

Cuadro 70 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio

109

Cuadro 71 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio

110

Cuadro 72 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio

111

Cuadro 73 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura y otras unidades presentes en la Región

Ayacucho

113

Cuadro 74 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio Ocaña (Id: 29)

114

Cuadro 75 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio

115

Cuadro 76 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio Ajtapa (Id: 31) 116

Cuadro 77 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio

Cuadro 78 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio Aniso (Id: 33) 117

116

Cuadro 79 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio

Cuadro 80 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura y otras unidades presentes en la Región

118

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

CDC-UNALM & TNC

Cuadro 81 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio El Molino (Id: 35)

122

Cuadro 82 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio

123

Cuadro 83 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio

124

Cuadro 84 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio

125

Cuadro 85 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio Cotahuasi (Id: 39) 126

Cuadro 86 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio

127

Cuadro 87 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio

128

Cuadro 88 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio Murco (Id: 42) 129

Cuadro 89 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio

130

Cuadro 90 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio

130

Cuadro 91 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio

131

Cuadro 92 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio

131

Cuadro 93 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura y otras unidades presentes 133

Cuadro 94 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio

134

Cuadro 95 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio

135

Cuadro 96 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura y otras unidades presentes en la Región

Tacna

137

Cuadro 97 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio Ticaco (Id: 49)

138

Cuadro 98 Sistemas de la Ecorregión Desierto de Sechura presentes en el sitio

139

1

Introducción

Si frente al computador, con ayuda de Google Earth, se mira Sudamérica desde, por ejemplo, 1500 kilómetros de altura, se puede ver que en el territorio costanero del Perú predominan los colores pardo-castaños; mientras menos distancia hay al litoral más desértico parece. Sin embargo, si se acerca la imagen a 150 kilómetros de altura entre el pardo y castaño aparecen manchones verdes a lo largo de toda la Costa. Si la imagen se acerca aún más (p.ej. 15 kilómetros de altura), se puede diferenciar claramente las lomas de Lachay, Atiquipa o Cerro Campana, los algarrobales y huarangales de Ica, los olivares de Yauca y San Isidro y los pantanos, albúferas o lagunas costeras.

En efecto, en el borde occidental de América del Sur, sobre territorio costero peruano, entre las regiones de Piura y Tacna 1 , se ubica una delgada franja desértica compuesta por un mosaico de hábitats áridos y subáridos que ocupan un amplio rango de pisos altitudinales, desde el nivel del mar hasta la pre-puna (3200-3400 msnm), internándose en las quebradas y contrafuertes de las vertientes occidentales de la Cordillera de los Andes. Estos ambientes áridos y subáridos, si bien no encierran una diversidad biológica especialmente rica, sí mantienen altas concentraciones de endemismos de plantas y animales (sobre todo en las “lomas costeras”) y numerosas islas de hábitat (p.ej. “lomas”, lagunas costeras o bosques y matorrales ribereños ahora fragmentados), así como estrechas relaciones biogeográficas con el Océano Pacífico y con las tierras altas vecinas (Marquet 1994, Brack 1986).

Estos ecosistemas de desierto están bajo constante presión debido al desarrollo de infraestructura vial, irrigaciones, expansión urbana (uno de cada dos peruanos vive allí, de modo que largamente es la ecorregión con mayor densidad poblacional en el país) y extracción minera artesanal, por lo que algunas de las comunidades vegetales más ricas que albergan están en declinación 2 , como es el caso de algunas lomas costeras cuyos recursos han sufrido un serio deterioro debido a la ganadería extensiva estacional y a la sobreexplotación de especies vegetales leñosas, así como a la contaminación por residuos urbanos e industriales arrastrados por el viento.

The Nature Conservancy (TNC) y el Centro de Datos para la Conservación, de la Universidad Nacional Agraria La Molina (CDC-UNALM), ha llevado a cabo un proceso de planificación Ecorregional para la conservación de esta ecorregión conocida como Desierto de Sechura, lo que ha significado reunir y analizar la literatura existente, así como interpretar y analizar imágenes satelitales y mapas temáticos para producir mapas de cobertura vegetal, de sistemas ecológicos acuáticos (cuencas hidrográficas y cuerpos de agua) y de amenazas para la ecorregión. Estos insumos han servido para producir el mapa de sistemas ecológicos terrestres, para definir los objetos de conservación de la ecorregión y las metas de conservación y para identificar las áreas prioritarias para la conservación del Desierto de Sechura. Esperamos haber resuelto convenientemente la mayoría de problemas que se presentaron a lo largo del proceso y que los productos generados sean de utilidad para las personas e instituciones que planifican, toman decisiones o investigan, así como para el público general.

1 Este paisaje, por supuesto, también domina el norte de la Costa de Chile. 2 Varios relatos de la historia colonial y republicana de la Costa peruana hablan de extensos parajes que los caminantes debían recorrer sin ver la luz directa del sol, debido a la densidad de los huarangales que sombreaban esos caminos de antaño (ver, por ejemplo, Rostworowski

1982).

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

2

Antecedentes

CDC-UNALM & TNC

2.1 Evaluaciones Ecorregionales en el Perú

En la última década, se han desarrollado en territorio peruano varios procesos de planificación a escala Ecorregional (de Ecorregiones o complejos Ecorregionales). Así, en las Yungas Peruanas (2003-2005), Pacífico Ecuatorial (2003-2004), Corriente de Humboldt (2005-2007), Andes del Norte (2002-2004), Bosques Húmedos de la Amazonía Suroccidental (1998-2001) y Bosques Inundables del Río Amazonas (1998- 2004) diversas instituciones (entre ellas CDC-UNALM, IIAP, TNC, WWF, otras), han unido esfuerzos técnicos y financieros para identificar áreas con alta prioridad para la conservación de la diversidad biológica de los Andes tropicales, el Pacífico oriental y la Amazonía occidental y para proponer políticas y estrategias de manejo para el gobierno del paisaje en dichos biomas y los recursos que contienen.

Al menos dos de esos análisis se ocupan de regiones que mantienen estrechos vínculos biogeográficos con la ecorregión Desierto de Sechura: El relativo al complejo Ecorregional Pacífico Ecuatorial (que incluye a la ecorregión Bosques de Tumbes – Piura), con quien colinda por el norte y el que trata sobre la ecorregión marina Corriente de Humboldt, ubicada directamente al oeste y que influye decididamente sobre el clima, vegetación e hidrología del Desierto de Sechura.

¿Qué es una planificación Ecorregional? Es un proceso dinámico para identificar un conjunto de áreas prioritarias para la conservación que incluya la totalidad de elementos de la diversidad natural de una región, con la participación de todos los actores e interesados. El fin último de la planificación para la conservación Ecorregional es, entonces, la identificación de sitios o zonas prioritarias para la conservación de la biodiversidad de una región y la definición de las mejores estrategias para que esta biodiversidad perdure.

2.2 Las Ecorregiones de WWF y el Banco Mundial

Una ecorregión es una unidad geográfica definida, constituida por comunidades naturales que comparten la mayoría de especies, la dinámica ecológica y las condiciones ambientales y cuyas interacciones ecológicas son críticas para su persistencia a largo plazo (Dinerstein et al. 1995). Es decir, áreas geográficas relativamente extensas de tierra y agua delineadas por su clima, vegetación, geología y otros patrones ecológicos y ambientales (TNC 2001).

Otra definición considera que una ecorregión es un área terrestre o acuática, relativamente grande que contiene un conjunto característico de comunidades naturales compartiendo, en su mayoría, especies, dinámicas y condiciones ambientales y la cual funciona eficazmente como una unidad de conservación (WWF

2001).

Es importante señalar que, a partir de la clasificación o definición de las Ecorregiones (sensu Dinerstein et al. 1995), varias organizaciones están empleando este criterio de clasificación espacial para la realización de análisis cuyos resultados han permitido priorizar algunas Ecorregiones, siendo un ejemplo especialmente notable el del Global 200, del World Wildlife Fund (WWF). Como resultado de estas priorizaciones, WWF ha desarrollado varios esfuerzos para la formulación de estrategias de conservación a

2

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

CDC-UNALM & TNC

escala Ecorregional: ecorregión de los Bosques Húmedos de la Amazonía Sur Occidental (Brasil, Perú y Bolivia), ecorregión del Río Amazonas y Bosques Inundables (Perú y Brasil) y complejo Ecorregional de los Andes del Norte (Colombia, Ecuador y Perú).

Del mismo modo, The Nature Conservancy (TNC), NatureServe y seis Centros de Datos para la Conservación de Latinoamérica (Panamá, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y Paraguay), han ejecutado un proyecto Global Environmental Facilities (GEF), con UNEP, para la evaluación y análisis de Ecorregiones identificadas como clave en cada uno de sus respectivos países (ver, por ejemplo, http://www.natureserve.org/latinamerica/prioritySites/). TNC también ha desarrollado durante los últimos años planificaciones para la conservación de la ecorregión Yungas Peruanas y del complejo Ecorregional Pacífico Ecuatorial.

Los límites hasta ahora propuestos para las Ecorregiones no pueden ser considerados como definitivos debido básicamente a las limitaciones de la escala de trabajo original; es decir, a escala uno en 15 millones (al trasladar el mapa original a la escala de 1:100,000 el Desierto de Sechura puede terminar en la Cordillera Blanca). Conforme se vaya avanzando en los procesos de evaluación, análisis y planificación a nivel Ecorregional, se contará con mejores mapas para las Ecorregiones del Perú. A la fecha, y como resultado de los trabajos desarrollados por el WWF, TNC y varias otras organizaciones, se han ajustado los límites de las Ecorregiones del Río Amazonas y Bosques Inundables, de los Bosques Húmedos de la Amazonía Sur Occidental, de las Yungas Peruanas, del complejo Ecorregional de los Andes del Norte y del complejo Ecorregional Pacífico Ecuatorial.

En el Cuadro 1 se incluyen las Ecorregiones identificadas para el Perú (Dinerstein et al. 1995). La ecorregión de los Bosques Húmedos de la Amazonía Sur Occidental (compartida con Brasil y Bolivia), cubre más del 18.5% del territorio nacional, seguida por las Ecorregiones de las Yungas Peruanas y del Desierto de Sechura (con poco más de 14% cada una) y las Ecorregiones de los Bosques Húmedos del Napo y de los Bosques Húmedos del Ucayali (poco más de 10% cada una). El resto del territorio está representado por las restantes 15 Ecorregiones, que cubren cerca de 32%.

Cuadro 1 Ecorregiones terrestres en el Perú (Dinerstein et al. 1995).

1

Bosques Húmedos de la Amazonía Sur Occidental

2

Bosques Húmedos del Napo

3

Bosques Húmedos de Solimoes – Japurá

4

Bosques Húmedos del Ucayali

5

Bosques Montanos de la Cordillera Real Oriental

6

Bosque Seco del Marañón

7

Bosque Seco de Tumbes – Piura

8

Desierto de Sechura

9

Golfo de Guayaquil – Manglares de Tumbes

10

Lago Titicaca

11

Manglares de Piura

12

Páramo de la Cordillera Central

13

Puna Árida de los Andes Centrales

14

Puna de los Andes Centrales

15

Puna Húmeda de los Andes Centrales

16

Río Amazonas y Bosques Inundables

17

Sabana del Beni

18

Varzea del Purús

19

Yungas Bolivianas

20

Yungas Peruanas

3

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

CDC-UNALM & TNC

Los planes o estrategias de conservación basados en Ecorregiones son una aproximación para conducir las acciones de conservación desde una perspectiva o escala compatible con los procesos naturales y funciones de un ecosistema, con el objetivo de preservar toda la variedad de especies, comunidades naturales, sistemas ecológicos y funciones naturales de las Ecorregiones.

2.3 La ecorregión del Desierto de Sechura

¿Qué es la ecorregión Desierto de Sechura? En el borde occidental de Suramérica, sobre territorio costero peruano (Piura a Tacna), a medio camino entre el Pacífico y los Andes, existe una delgada franja desértica de 20 a 100 kilómetros de ancho y 2,000 kilómetros de longitud compuesta por un mosaico de hábitats áridos y subáridos que ocupan un amplio rango de pisos altitudinales, desde el nivel del mar hasta la pre-puna (3200-3400 msnm), internándose en las quebradas y contrafuertes de las vertientes occidentales de la Cordillera de los Andes. Estos ambientes áridos y subáridos, si bien no encierran una diversidad biológica especialmente rica 3 , sí mantienen altas concentraciones de endemismos de plantas y animales (sobre todo en las “lomas costeras”) y numerosas islas de hábitat (p.ej. “lomas costeras”, lagunas costeras o bosques y matorrales ribereños ahora fragmentados), así como estrechas relaciones biogeográficas con el Océano Pacífico y con las tierras altas vecinas (Marquet 1994, Brack 1986).

A mediados de los años noventa, WWF y el Banco Mundial (Dinerstein et al. 1995), al definir el mapa de Ecorregiones de Latinoamérica y el Caribe incluyeron el Desierto de Sechura 4 , ubicándolo entre aprox. 5 o y 18 o Latitud Sur, representado por la estrecha pero extensa franja de territorio árido y subárido que se ubica directamente al sur de la línea ecuatorial. A lo largo de este desierto la precipitación disminuye de norte a sur hasta la frontera internacional con la República de Chile, donde llega a ser nula, por ello, en Piura la precipitación promedio anual es de 80 mm, en el Callao de 30 mm, en Mollendo de 20 mm, al sur de Tacna de cero (Cabrera & Willink 1980). Este clima extremadamente árido es cálido en verano y húmedo en invierno; las neblinas, “garúas” o nieblas se crean en la atmósfera directamente sobre el mar vecino y se disipan a 800 ó 1000 msnm debido a la altitud de la inversión térmica (http://www.worldwildlife.org/wildworld/profiles/terrestrial/nt/nt1315_full.html); estas nieblas humedecen los suelos desérticos de los cerros y lomadas que dan cara al mar brindando la oportunidad de establecimiento y mantenimiento de vegetación conocida como “lomas costeras” (la precipitación promedio es marcadamente más alta que en el desierto que las circundan, superando los 100 mm en los años húmedos), constituyéndose en oasis de vegetación en un contexto o paisaje de desierto, por lo que atraen y mantienen aves, insectos y otros animales de vida silvestre.

Si bien se caracteriza por una vegetación poco densa, dispersa, a lo largo de la ecorregión se presentan múltiples y variadas comunidades vegetales áridas y subáridas; la flora contiene muchos endemismos, sobre todo en la vegetación de “lomas costeras” (Nolana spp., Tigridia sp., Paramongaia sp., otras). Algunas especies características de la ecorregión son: huarango o espino (Acacia macracantha), sauce (Salix sp.), pájaro bobo (Tessaria integrifolia), algarrobo o huarango (Prosopis sp.), grama salada (Distichlis spicata), tara (Caesalpinia tinctoria), mito o papaya de olor (Carica candicans), amancae (Hymenocallis amancaes), Nolana spp., entre otras.

3 Aunque si el mayor número de aves migratorias (54 especies) entre las Ecorregiones del país (debido a la concentración de migrantes neárticos: chorlos, playeros y otros) (Roca et al. 1996).

4 Basándose en los trabajos de Peñaherrera (1989), Brack (1986) y UNESCO (1980), que lo denominan Desierto Pacífico, ya que Sechura es una localidad del Norte del Perú.

4

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

CDC-UNALM & TNC

Desierto: Expresión originalmente geográfica que encierra conceptos climáticos, botánicos y edáficos. Desde el punto de vista botánico, reúne a diversas estructuras o formaciones vegetacionales herbáceas, leñosas o suculentas, que presentan en común discontinuidades más o menos extensas en el recubrimiento del sustrato, es decir, con la existencia de grandes áreas desnudas de vegetación y con una actividad vegetativa temporal, correspondiente a la presencia ocasional de condiciones favorables. http://www.geocities.com/biodiversidadchile/glosario4.htm

Las comunidades biológicas más diversas suelen encontrarse en las formaciones de “lomas costeras”, que, como se ha indicado, son producto de las neblinas generadas por efecto de la influencia de la corriente fría del Océano Pacífico (Dinerstein et al. 2005, http://www.worldwildlife.org/wildworld/profiles/terrestrial/nt/nt1315_full.html,

http://www.nationalgeographic.com/wildworld/profiles/terrestrial/nt/nt1315.html);

también son biológicamente importantes los valles que forman los ríos costeros que bajan de los Andes, los mismos que sirven de hábitat y corredor a múltiples comunidades de animales y plantas de esta parte del continente.

El patrón de distribución de la flora de lomas de los desiertos costeros de Perú (Desierto de Sechura) y el norte de Chile (Desierto de Atacama), configura tres segmentos: 1) Norte del Perú, de aprox. 7º a 13º Latitud Sur; 2) Sur del Perú, de 13º a 18º Latitud Sur; y 3) Norte de Chile, de 20º a 28º Latitud Sur; la región entre 18º y 20º Latitud Sur está virtualmente exenta de vegetación (Dillon et al. 2003, Dillon 2005, Rundel et al. 1991).

La ecorregión mantiene una alta densidad de población humana, así como múltiples vías de comunicación (carreteras, puertos, aeropuertos), por lo que existe una muy alta presión sobre las comunidades naturales de la ecorregión, a través de la expansión de las actividades agrícolas, la explotación de recursos hídricos y minerales, la urbanización, la acumulación de residuos sólidos y líquidos (rellenos sanitarios, desagües y relaves), entre otros.

¿Cuáles son los límites biogeográficos del Desierto de Sechura? Los límites originales propuestos (Dinerstein et al. 1995), circunscriben la ecorregión entre aprox. 5º L.S. y 18º L.S. y entre el nivel del mar y 3,200 a 3,400 msnm. Sin embargo, en un reciente análisis de representatividad del Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado, SINANPE (CDC-UNALM & TNC 2006), se propuso separar la ecorregión en dos: a) Desierto de Sechura (desde el nivel del mar hasta los primeros cientos de msnm) y Andes Centrales (desde aprox. el límite superior del Desierto de Sechura hasta el límite inferior de la Puna).

Así, la propuesta ecorregión Desierto de Sechura (sensu CDC-UNALM & TNC 2006), vecina al Océano Pacífico, se limitaría a los territorios litorales de los departamentos de Piura, Lambayeque, La Libertad, Ancash, Lima, Ica, Arequipa, Moquegua y Tacna. Al este se extiende hasta los 100 kilómetros y al norte limita con el Bosque Seco de Piura y Tumbes (esta última ecorregión es parte del complejo Ecorregional Pacífico Ecuatorial). Posee un clima semicálido y extremadamente árido en verano y húmedo en invierno (temperatura media anual de 22ºC); la precipitación promedio anual es de 100 mm en áreas cercanas al mar y alcanza los 200 mm en las zonas de mayor altitud. Los rangos altitudinales varían latitudinalmente comenzando siempre al nivel del mar: Por el norte llega hasta los 800 msnm, por el centro hasta los 1800 msnm y por el sur hasta los 2500 msnm. Las grandes formaciones vegetales se pueden reducir a tres tipos: los desiertos, los valles y las “lomas” costeras; las “lomas” presentan una

5

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

CDC-UNALM & TNC

marcada sucesión en el desarrollo de la vegetación (algas, musgos, fanerógamas, herbáceas, arbustivas y arbóreas); las especies más características pertenecen al género Nolana, restringido a este tipo de formación en las costas del Perú. Las áreas menos áridas suelen albergar vegetación leñosa abierta dominada por Prosopis sp. o Loxopterigium sp., que dan paso a asociaciones vegetales con preponderancia de cactus columnares. En los valles y en otros espacios con mayor disponibilidad de humedad pueden encontrarse bosques bastante homogéneos de algarrobos (Prosopis spp.). A pesar de la aridez de la zona y su baja densidad en especies de fauna silvestre, casi el 15% de las especies de mamíferos es endémico, entre estas:

Melanomys zunigae, Platalina genovensium, Amorphochillus schnablii, Eptesicus innoxius, Tomopeas ravus y Mormopterus kalinowskii (Ascorra 1995, Brack 1986).

En ese mismo sentido, la propuesta ecorregión de los Andes Centrales abarcaría el territorio del flanco occidental de la Cordillera de los Andes (o lo que la definición original de Dinerstein et al. 1995 actualmente considera los pisos superiores del Desierto de Sechura). El límite altitudinal inferior se encuentra aproximadamente a los 1000 metros de altitud, donde desaparece la capa de nubes que cubre la Costa central y sur. Sin embargo, hacia el norte el límite desciende un poco y hacia el sur asciende. El límite superior es aproximadamente los 3800 msnm, donde empieza la Puna. Por el norte, limita con los Bosques Secos de Piura y Tumbes y con el Páramo. Hacia el oeste limita con el Desierto de Sechura, mientras al este con la Puna. Por el sur, esta ecorregión continúa hacia Chile.

la Puna. Por el sur, esta ecorregión continúa hacia Chile. Los Andes Centrales, siempre según esta
la Puna. Por el sur, esta ecorregión continúa hacia Chile. Los Andes Centrales, siempre según esta

Los Andes Centrales, siempre según esta propuesta, se encuentran ubicados en los departamentos de La Libertad, Ancash, Lima, Ica, Huancavelica, Ayacucho, Arequipa, Moquegua y Tacna. El relieve es abrupto, de valles estrechos y profundos. Presenta dos estaciones bien definidas, un invierno seco y despejado y un verano lluvioso y tempestuoso. Sin embargo, como la temperatura varía con la altitud, se distinguen dos climas: En las zonas de menor altitud las temperaturas varían entre 10 y 18º C, y las precipitaciones son escasas, mientras que en las zonas más altas las temperaturas varían entre 7 y 15º C y la precipitación es mayor (Rodríguez 1996). La precipitación varía también con la latitud siendo más abundante hacia el norte, pudiendo sobrepasar los 1000 mm al año y más escasa hacia el sur: menos de 250 mm al año (Rodríguez 1996). Por encima de los 3200 msnm pueden ocurrir heladas. La vegetación muestra una transición desde la aridez, presente en los límites con el desierto, con plantas xerofíticas, suculentas y cactáceas, pasando por estepas y los bosques andinos que limitan con la Puna. Entre las principales especies se pueden mencionar la cantuta (Cantua buxifolia), el mito (Carica candicans), el queñual (Polylepis sp.). Entre las especies más importantes de fauna silvestre se encuentra el guanaco (Lama guanicoe) y, hacia el sur, el gato montés (Oreailurus jacobita).

Ya que no existe consenso aún sobre la propuesta de dividir la ecorregión, en el presenta análisis se ha optado por respetar la ecorregión originalmente propuesta (Dinerstein et al. 1995). En los últimos años, tras los trabajos pioneros de Ferreyra en las “lomas” y la vegetación ribereña de la Costa en los años 70-80, una nueva generación de botánicos vinculada sobre todo a universidades de Lima, Trujillo,

6

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

CDC-UNALM & TNC

Chiclayo, Arequipa y Tacna se ha concentrado en la caracterización de la flora y vegetación de las “lomas”, bosques ribereños y humedales del Desierto de Sechura (Arana & Salinas 2003; Arakaki & Cano 2003; Ceroni 2003; Emck et al. 2006; Franco

et al. 2004; Galán de Mera 2005; Galán de Mera et al. 2001, 2002 y 2004; ; González

& Málaga 1997; Jiménez et al. 1999; Roque & Cano 1999; Talavera et al. 1999; Vidal

& Ortiz 2004).

La ecorregión (sensu Dinerstein et al. 1995), presenta, bajo la perspectiva de la síntesis fitosociológica elaborada por Galán de Mera (1999, 2005), comunidades de cactáceas (desiertos y semidesiertos tropicales) representado por los géneros Ambrosia, Armatocereus, Browningia, Cnidoscolus, Corryocactus, Echinopsis, Espostoa, Haageocereus, Mila, Opuntia, Orthopterygium, Pilosocereus y Weberbauerocereus (Galán de Mera 1999); comunidades terofíticas (desiertos y semidesiertos de carácter mediterráneo) constituidas por representantes de los géneros: Cotula, Crassula, Linaria, Monnina, Viola, Cistanthe y Tillandsia (Galán de Mera 1999); bosques y matorrales de freatófitos (sabanas secas), compuestos por los géneros Acacia, Caesalpinia, Capparis, Luffa, Maytenus, Parkinsonia, Pluchea, Prosopis, Salix, Schinus, Scutia y Vallesia. (Galán de Mera 1999); comunidades acuáticas; vegetación de suelos salinos; vegetación de arenales marítimos; y vegetación ligada a la acción del hombre y los animales.

Por otro lado, la clasificación de campos de vida para la región costanera y las vertientes occidentales de los Andes (Koepcke 1954, Koepcke & Koepcke 1968), considera las siguientes formaciones vegetales para el Desierto de Sechura:

A. Región costanera (cero a aprox. 1000 msnm).

Campos vitales de transición de segundo grado entre el mar y la tierra:

1. Rocas cercanas al mar.

2. Campos de guano.

3. Barrancos de cantos rodados cercanos al mar.

4. Dunas marítimas.

Campos vitales terrestres con notable influencia marina:

i. Bajo la influencia de agua subterránea salobre.

5. Gramadales.

6. Lagunas saladas.

7. Comunidades de Salicornia y Batis.

ii. Bajo la influencia de las neblinas (garúas):

8. Tillandsiales.

9. Lomas de líquenes.

10. Lomas arenosas de fanerógamas.

11. Lomas musgosas.

12. Paredes rocosas de bromeliáceas.

13. Lomas pedregosas (incluyendo lomas con vegetación arbórea).

14. Lomas con pastos.

15. Comunidades de cactáceas.

Campos vitales terrestres con escasa influencia marina:

16. Desiertos detríticos–pedregosos y desiertos pedregosos.

17. Desiertos arenosos.

18. Semidesiertos.

19. Algarrobales y sabanas.

20. Parques xerofíticos.

7

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

21. Cauces secos.

CDC-UNALM & TNC

Dominio de las aguas dulces:

22. Lechos de río con corriente.

23. Barrancos areno–guijarrosos.

24. Orillas desnudas de río (ej. campos pedregosos y orillas arenosas).

25. Orillas de río con vegetación baja.

26. Praderas pantanosas.

27. Lagunas de agua dulce.

28. Comunidades de Eichhornia y Pistia.

29. Totorales (comunidades de Typha, Scirpus y Cladium).

30. Monte ribereño.

31. Comunidades de Prosopis y Acacia.

Antropocenosis:

32. Poblaciones.

33. Carreteras, caminos.

34. Jardines, huertos y parques.

35. Barbechos y terrenos con plantas ruderales.

36. Campos cultivados.

37. Pastos.

38. Acequias de riego y vegetación marginal arbustiva.

B. Vertientes occidentales de los Andes (encima de 1000 msnm):

Desiertos y semidesiertos:

39. Desiertos detrítico–pedregosos y desiertos pedregosos.

40. Cauces secos.

41. Paredes rocosas semidesnudas.

42. Serranía semidesértica.

43. Conos pedregosos con vegetación rala.

Serranía esteparia:

44. Comunidades de cactáceas columnares.

45. Comunidades de Carica y Jatropha.

46. Laderas peñasco–pedregosas con vegetación mixta.

47. Laderas con herbazal verde en verano.

48. Estepa arbustiva.

Dominio de las aguas dulces:

49. Lechos de río con corriente.

50. Barrancos terreo–pedregosos.

51. Orillas guijarrosas desnudas de río.

52. Orillas rocosas de río.

53. Orillas de río con vegetación baja.

54. Totorales (comunidades de Typha).

55. Monte ribereño y comunidades de Arundo.

Antropocenosis:

56. Poblaciones.

57. Carreteras, caminos.

58. Huertos.

59. Campos cultivados.

60. Pastos.

8

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

CDC-UNALM & TNC

Campos vitales: Son espacios donde existen conjuntos o asociaciones persistentes de especies (biocenosis o comunidades vitales). Entre estos campos vitales, los más importantes son denominados biotopos, que tienen sus especies características adaptadas a ese medio y que no existen en otros campos vitales (Koepcke & Koepcke

1968).

2.4 Ecorregiones asociadas al Desierto de Sechura

Son cinco las Ecorregiones que limitan con el Desierto de Sechura, las cuales se mencionan en el Cuadro 2

Cuadro 2 Ecorregiones que limitan con el Desierto de Sechura.

Por el norte y noreste

Bosques Secos del Piura y Tumbes

Por el este

Punas de los Andes Centrales y Punas Húmedas de los Andes Centrales

Por el sur

Desierto de Atacama

Por el oeste

Ecorregión marina Corriente de Humboldt

El límite oeste comprende un área de transición en donde la tierra y el mar se influencian recíprocamente de manera notoria; es decir, en el mar se sedimentan constantemente sedimentos terrestres y, por otro lado, el mar ejerce sobre la tierra una definitiva influencia climática; no es posible, por tanto, señalar una frontera o límite preciso entre la ecorregión del Desierto de Sechura y la ecorregión marina Corriente de Humboldt (Koepcke & Koepcke 1968).

2.5 Endemismos en el Desierto de Sechura

Cuadro 3 Riqueza y endemismo de especies vasculares de la Costa Central del Perú (0 a 2000 msnm).

Taxa

Número de

especies

Número de

especies

Porcentaje

especies

endémicas

endémicas

Pteridofitos (9 familias) Total

24

1

4.1

Gimnospermas (1 familia) Total

1

0

0

Monocotiledóneas (20 familias) Total Poaceae Cyperaceae

Dicotiledóneas (82 familias) Total Asteraceae Fabaceae Solanaceae Malvaceae Cactaceae Verbenaceae Scrophulariaceae Boraginaceae

197

23

11.7

98

4

4.1

21

0

0

640

163

25.5

77

19

24.7

61

12

19.6

52

20

38.5

38

8

21.1

29

24

82.8

24

5

20.8

23

5

21.7

21

7

33.3

Total (112 familias)

862

187

21.7

De las 187 especies endémicas de la Costa Central, la mayoría se ubica en vegetación de neblina (14%) y de desierto (40%) (León et al. 1997).

9

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

CDC-UNALM & TNC

Cabe destacar que más del 10% de la flora endémica del Perú está vinculada a la Costa y el piedemonte andino en la vertiente occidental, con 3% de los endemismos del Perú que están en las lomas costeras (León et al. 2006), lo que cobra especial importancia si se considera la escasa representatividad del Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SINANPE) en la ecorregión.

Cuadro 4 Familias con mayor porcentaje de endemismo nacional en la Costa Central.

Familia

Número especies

Porcentaje especies endémicas

Caricaceae

1

100

Julianaceae

1

100

Loranthaceae

1

100

Maleshierbaceae

1

100

Menispermaceae

1

100

Myrsinaceae

1

100

Cactaceae

29

83

Amaryllidaceae

12

67

Tropaeolaceae

3

67

Cucurbitaceae

7

57

Loasaceae

11

54

Oxalidaceae

12

50

Polemoniaceae

2

50

Santalaceae

2

50

Igualmente, el endemismo de plantas vasculares en tres regiones ecológicas (sensu Zamora 1996 modificado por León et al. 2006) incluidas en el Desierto de Sechura se presenta en el Cuadro 5.

Cuadro 5 Endemismo de plantas vasculares en tres regiones ecológicas incluidas en el Desierto de Sechura (León et al. 2006).

Región ecológica

Número de taxones endémicos

Porcentaje de flora endémica del Perú

Desierto Cálido Tropical (DCT)

39

<1

Desierto Semicálido Tropical (DST)

243

4

Matorral Desértico (MD)

366

6

Total

648

 

DCT: Al norte del río Chicama, porción norte de los pisos bajos y medios (500 m de altitud) de la ecorregión. DST: Limita con DCT en los 8 grados LS, porción central y sur de los pisos bajos y medios (1000 m de altitud) de la ecorregión (géneros como Pygmaeocereus, Weberbauerella, Diamena y varios Matucana) MD: Pisos altos de la ecorregión y lomas costeras (oasis de vegetación de neblina en los pisos bajos) (ej. género Lasiocereus y varios Corryocactus).

En Cactaceae, familia emblemática de los ambientes áridos del Desierto de Sechura, destacan, por ejemplo, Cleistocactus xilorhizus, de distribución aparentemente restringida a los valles de Rímac y Lurín (0 – 1500 msnm), en el Departamento de Lima o Cumulopuntia tumida, Echinopsis chalaensis, Haageocereus chalaensis, H. decumbens y Eulychnia ritteri sólo conocidas para el piso de cero a 500 msnm en el Departamento de Arequipa, entre otras (Arakaki et al. 2006).

El mayor número de taxa endémicos en el Desierto de Sechura ocurre en el sur del Perú entre los 15 o y los 18 o Latitud Sur e incluye tanto géneros endémicos como Islaya (Cactaceae), Weberbauerella (Fabaceae), Mathewsia y Dictyophragmus (ambas Brassicaceae), como especies endémicas de géneros como Ambrosia (Asteraceae), Argylia (Bignonaceace), Astragalus (Fabaceae), Cristaria y Palaua (ambas Malvaceae), Calceolaria (Scrophulariaceae), Tiquilia (Boraginaceae), Jalcomata, Leptoglossis y Nolana (todas Solanaceae) y Eremocharis (Apiaceae) (Dillon et al.

2003).

10

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final CDC-UNALM & TNC Mapa
Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final
CDC-UNALM & TNC
Mapa 1 Área de Estudio. Ecorregión del Desierto de Sechura.
11

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

CDC-UNALM & TNC

2.6 Principales actores en la ecorregión

Son numerosas las instituciones y personas que tienen ingerencia e interés en la ecorregión; de acuerdo a la información que se recopiló, se puede clasificar en doce categorías, que se muestran en detalle con su área o tópico de intervención en el Cuadro 6. No se trata de un inventario completo, pero es clara la multiplicidad de culturas, intereses, derechos y deberes implicados en el desarrollo y porvenir del Desierto de Sechura:

Poblaciones locales.

Organizaciones campesinas.

Gobierno central.

Gobiernos regionales.

Gobiernos locales.

Organizaciones no gubernamentales (ONG).

Investigadores.

Universidades.

Cooperación internacional.

Áreas naturales protegidas.

Sector privado.

Otros actores.

Cuadro 6 Principales actores en la ecorregión

 

Actor

Intervención

Universidades peruanas:

 

UNALM (J.Torres, J.L.Marcelo, C.Llerena, A.Ceroni, M.Flores, G.Vilcapoma, A.Daza, otros), incluyendo el Centro de Investigación de Zonas Aridas (CIZA)

Flora, vegetación y aguas de la ecorregión

UNMSM – Museo de Historia Natural (M.Arakaki, A.Cano, J.Albán, O.Tovar, C.Arana, J.Roque, M.La Torre, R.Arana, L.Salinas, otros)

Colecciones botánicas y zoológicas

Universidad Antenor Orrego, Trujillo (A.Sagástegui)

Desierto de Sechura (Piura a La Libertad)

Universidad Peruana Cayetano Heredia (J.Pérez)

Herpetología de Desierto

U.

Científica del Sur (V.Pulido)

Ornitofauna de Desierto

Universidad Nacional de Cajamarca (I.Sánchez Vega,

Desierto de Sechura (Piura a La Libertad)

V.

Quispucoa)

Pontificia Universidad Católica del Perú, IDEA–PUC (A.Sabogal)

Ecología

Universidad de Ica

Desierto de Sechura (Ica y áreas aledañas)

Universidad San Agustín de Arequipa (P.Jiménez, J.Dávila, J.Ochoa, H.Zeballos)

Flora y fauna de Desierto (Arequipa y otros)

Universidad Jorge Basadre Grohmann, Tacna

Lomas del sur

Otras universidades

 

Gobierno Central:

 

INRENA, Intendencia de Areas Naturales Protegidas

SINANPE

INRENA, Intendencia Forestal y de Fauna Silvestre

Recursos forestales y de fauna silvestre

INRENA, Intendencia de Aguas

Recursos hídricos

INIA (S. Pastor, D. Velarde)

Recursos genéticos

Consejo Nacional del Ambiente, CONAM

Políticas ambientales

Ministerio de Energía y Minas

Desarrollo energético y minero/hidrocarburos

Ministerio de Transportes y Comunicaciones

Desarrollo vial a nivel nacional

Ministerio de Comercio Exterior y Turismo

Desarrollo de negocios internacionales y turismo

Ministerio de Educación

Educación rural

Gobiernos regionales:

 

Gobierno Regional de Piura

Desarrollo de la Región Piura

Gobierno Regional de Lambayeque

Desarrollo de la Región Lambayeque

Gobierno Regional de La Libertad

Desarrollo de la Región La Libertad

Gobierno Regional de Ancash

Desarrollo de la Región Ancash

12

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

CDC-UNALM & TNC

Actor

 

Intervención

Gobierno Regional de Lima

Desarrollo de la Región Lima

 

Gobierno Regional de Ica

Desarrollo de la Región Ica

 

Gobierno Regional de Arequipa

Desarrollo de la Región Arequipa

 

Gobierno Regional de Moquegua

Desarrollo de la Región Moquegua

 

Gobierno Regional de Tacna

Desarrollo de la Región Tacna

 

Gobierno Regional de Ayacucho

Desarrollo de la Región Ayacucho

 

Gobiernos locales:

Municipios provinciales y distritales

Desarrollo de ámbitos provinciales y distritales

Cooperación internacional:

Cooperaciones internacionales

Desarrollo rural, conservación

 

Áreas Naturales Protegidas

RN Paracas

Gestión de la RN Paracas

 

RN Lachay

Gestión de la RN Lachay

 

RN Calipuy

Gestión de la RN Calipuy

 

RN Salinas Aguada Blanca

Gestión de la RN Salinas Aguada Blanca

 

RN Pampa Galeras-Bárbara D’Achille

Gestión de la RN Pampa Galeras-Bárbara D’Achille

SN Lagunas de Mejía

Gestión del SN Lagunas de Mejía

 

SN Calipuy

Gestión del SN Calipuy

 

SH Bosque de Pómac

Gestión del SH Bosque de Pómac

 

RP Noryauyos-Cochas

Gestión de RP Noryauyos-Cochas

 

RP Subcuenca de Cotahuasi

Gestión de RP Subcuenca de Cotahuasi

 

RVS Pantanos de Villa

Gestión del RVS Pantanos de Villa

 

BP Aledaño a la Bocatoma Canal Nuevo Imperial

Gestión del BP Aledaño a la Bocatoma Canal Nuevo Imperial

BP Puquio Santa Rosa

Gestión de BP Puquio Santa Rosa

 

PN Huascarán

Gestión del PN Huascarán

 

ZR Humedales de Puerto Viejo

Gestión de la ZR Humedales de Puerto Viejo

 

ACR Humedales de Ventanilla

Gestión de la ACR Humedales de Ventanilla

 

ACR Albúfera de Medio Mundo

Gestión de la ACR Albúfera de Medio Mundo

 

PROFONANPE

Financiamiento áreas del SINANPE

 

Planificación Ecorregional en la ecorregión:

CDC–UNALM

Conductor de la Planificación Ecorregional

 

The Nature Conservancy (TNC)

Parks in Peril (Paracas), Planificación Ecorregional del Desierto de Sechura

Organizaciones no gubernamentales:

PRONATURALEZA

Humedales y SINANPE

 

AIDER

Bosque seco de Piura

 

WWF–OPP

Ecorregiones

SPDA

SINANPE, legislación y políticas ambientales

 

Parkswatch–Perú

Varias ANP del Desierto de Sechura

 

AIDER

Bosques secos de Piura

 

Investigadores:

Michael O. Dillon (Field Museum of Natural History)

Investigación sobre desiertos

 

Blanca León (U. de Texas)

Investigación sobre desiertos

 

Kenneth Young (U. de Texas)

Investigación sobre desiertos

 

Antonio Galán de Mera (U. de San Pablo-CEU)

Fitosociología del Desierto de Sechura

 

Pedro Aguilar Fernández

Investigación sobre artropofauna de desierto

 

Antonio Brack Egg

Investigación sobre fauna de desierto

 

Thomas Valqui Haase

Investigación sobre aves silvestres

 

Lily Rodríguez Bayona

Investigación sobre herpetología

 

Sector privado:

Minería

Actividades

de

exploración/explotación

minera,

mineroducto Antamina–Huarmey

Siderúrgicas

Aceros Arequipa, Siderúrgica Chimbote

 

Hidrocarburos (petróleo y gas)

Planta Paracas, Puerto Paracas, Pampa Melchorita

Empresas de Turismo y hotelería

Actividad regional de turismo

 

Cámaras Regionales de Comercio y Turismo

Actividad regional comercial y de turismo

 

Estrategia Forestal Nacional

Desarrollo forestal regional

 

Otros actores:

Ganaderos y organizaciones de ganaderos

Producción ganadera

 

Agricultores y organizaciones de agricultores

Producción agrícola

 

Nota: Es necesario destacar la existencia de tres Sitios Ramsar en esta ecorregión: Refugio de Vida Silvestre Pantanos de Villa, Reserva Nacional Paracas y Santuario Nacional Lagunas de Mejía.

13

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

CDC-UNALM & TNC

2.7 Breve reseña de la expansión agrícola y la migración poblacional en la Ecorregión

A fines de los años 60 la tenencia de las tierras agrícolas del Desierto de Sechura

estaba principalmente en manos de agricultores individuales (haciendas y fundos) así

como de comunidades campesinas y grupos de campesinos. Los primeros comprendían a los grandes terratenientes (más de 500 hectáreas) y a los medianos y pequeños agricultores. Las comunidades campesinas, por otro lado, existen hasta la fecha y algunas son poseedoras de extensas superficies de terrenos agrícolas y eriazos.

En la década de los 70 se operaron serios cambios en el régimen de propiedad de las tierras. Así mismo cambiaron las formas empresariales y de conducción del agro como consecuencia de la aplicación de ley de reforma agraria (Decreto Ley 17716) (Estrada 1986); luego de la reforma agraria, tras expropiaciones de tierras que hasta la fecha continúan en juicio (antiguos propietarios y Estado), la propiedad se organiza en empresas asociativas y ya no a manera de fundos de propiedad individual; desde entonces, la tenencia de la tierra agropecuaria está a cargo principalmente de cooperativas, comunidades campesinas, empresas privadas e individuos particulares.

Dos fenómenos han marcado la agricultura costeña: Por un lado, la migración 5 y la diversificación de actividades productivas (que condicionan la economía campesina) y, por otro, las políticas agrarias, que influyen marcadamente en los sistemas de cultivo y crianza de ganado así como en la tenencia de la tierra y que han sido un factor fundamental en el desarrollo desigual de la agricultura costeña 6 , frente a la agricultura serrana (Eresue & Brougere 1988).

A diferencia de décadas pasadas en las que la agricultura para exportación en el

Desierto de Sechura se concentraba en caña de azúcar y algodón 7 , actualmente se concentra en productos con demandas específicas como espárragos, uvas, mangos, cebollas y otros. Este tipo de agricultura viene creciendo, tiene algunos niveles de innovación tecnológica y ofrece rentabilidad.

Hasta la fecha, existen profundos contrastes entre las unidades productivas agrícolas de la Costa, la Sierra y la Selva, siendo notorio el privilegio de la región costera por la comprensión de los suelos agrícolas más productivos del país, en un área cercana a las 800,000 hectáreas distribuidas en 53 valles aluviales irrigados por aguas superficiales, subterráneas y de reservorios. Estos factores, facilitados por las ventajas climáticas y de disponibilidad de mano de obra, consolidan el desarrollo de la infraestructura agrícola y vial (canales, pozos tubulares, puentes, carreteras, líneas férreas), así como el apoyo técnico y económico (financiamiento, tecnología, otros) (ONERN 1986).

En cuanto a la migración poblacional, se puede mencionar que uno de los fenómenos de mayor importancia en el Desierto de Sechura es la dinámica del movimiento migratorio que ha convertido las cuencas altas en expulsoras de población y a las cuencas bajas en receptoras, produciendo desajustes en la ocupación territorial de la ecorregión. Este fenómeno se origina en la estructura económica que prevalece

5 Reflejo de cambios profundos de la sociedad peruana con hondas repercusiones en la agricultura nacional.

Que ha vivido las transformaciónes más notables de su historia moderna con la parcelación de las cooperativas agrarias. 7 La actividad se desarrolló en torno a la intensificación de cultivos de procesamiento industrial, ejerciendo un rol de enclaves productivos no integrados al resto de la economía (ONERN 1988)

6

14

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

CDC-UNALM & TNC

existiendo un mayor atractivo en las cuencas bajas, pero teniendo a la vez límites de capacidad de carga o sostenimiento para una población creciente (ONERN 1988).

El despoblamiento rural refleja las limitaciones de la estructura productiva agropecuaria, principalmente derivada de la continua descapitalización de recursos humanos del agro y de la desigualdad en términos de intercambio urbano-rural en desmedro del mundo rural (ONERN 1986).

15

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

3

Métodos

CDC-UNALM & TNC

Para determinar las áreas prioritarias para la conservación al interior de la Ecorregión Desierto de Sechura se utilizó la metodología propuesta por The Nature Conservancy denominada Planificación Ecorregional. Para el desarrollo de esta metodología se requiere de los siguientes insumos:

Un conjunto de objetos de conservación (especies y/o sistemas ecológicos) que representen la biodiversidad del área y que se encuentren mapeados. Debido a las dificultades y limitaciones de tiempo para conseguir, ordenar y validar datos sobre especies se decidió trabajar solo con los sistemas ecológicos como objetos de conservación.

Una meta de conservación para cada objeto, que generalmente se expresa en un porcentaje del área existente de cada objeto, que debería quedar dentro del conjunto de áreas prioritarias determinadas.

Un método diseñado ad hoc para establecer el costo de conservación de cada unidad de análisis. Para este caso, se utilizó la extensión ERS (Environmental Risk Surface) para ArcGis, que determina una superficie de riesgos ambientales en función a distintas capas de información sobre las actividades humanas.

Estos insumos son los necesarios para correr el programa SPOT (Spatial Portfolio Optimization Tool) el cual selecciona un conjunto de sitios prioritarios. El resultado de SPOT no es el resultado final, ya que este debe ser luego analizado por expertos, priorizado y si fuera el caso corregido en función a la información disponible.

El procedimiento para el desarrollo de un mapa de sistemas ecológicos requiere de varias etapas. En un primer momento se desarrolla el Mapa de Cobertura de la Tierra (MCT), en donde se separan grandes unidades de vegetación. Luego se desarrolla el proceso de modelización donde se combinan los termotipos, ombrotipos, biotipos y altitudes. Finalmente, se verifica que el resultado de la modelización tenga coherencia con el Mapa de Cobertura y con la información proveniente de las imágenes satelitales.

3.1 Mapa de cobertura vegetal

Un insumo importante para elaborar el mapa de sistemas ecológicos terrestres del Desierto de Sechura es el mapa de cobertura vegetal. Este mapa es la primera aproximación y separa las áreas con cobertura, de las áreas de desierto y de las que se encuentran utilizadas para actividades antrópicas como puede ser agricultura y ganadería.

Todos los elementos de la corteza terrestre (como las rocas, suelos, vegetación, agua, así como los objetos que la recubren), absorben, reflejan o emiten una cantidad de energía que depende de la longitud de onda, de la intensidad y tipo de radiación incidente, así como también de las características de absorción de los objetos y de la orientación de estos respecto al sol o la fuente de iluminación (Bosques 1992, Chuvieco 1990, Melh 2000b).

Los sensores del programa espacial Landsat registran lo reflejado o emitido por estos elementos, es decir, captan la energía electromagnética procedente de la cubierta terrestre ya sea reflejada de los rayos solares o emitida debido a su propia temperatura. Estos valores son almacenados en las imágenes satelitales y son la herramienta principal para la identificación de los diversos componentes del paisaje.

16

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

CDC-UNALM & TNC

Para la elaboración del MCT se utilizaron los siguientes materiales y programas de software:

Imágenes Landsat TM 7 (ver Cuadro 7)

Imágenes de alta resolución consultadas a través del Google Earth.

Cartas Nacionales a la escala 1:100,000

Modelo Digital de Elevación del proyecto “The Shuttle Radar Topography Mission” de la USGS (United States Geological Survey) con una resolución de 90 x 90m.

Mapas Base:

Límites político–administrativos hasta tercer nivel (departamentos, provincias, distritos).

Hidrografía (cuerpos de agua permanentes, ríos secundarios, quebradas).

Centros poblados.

Vías de comunicación terrestres.

Mapas temáticos:

Mapa de cobertura de suelo 8 .

Mapas de la ONERN 9 .

Mapa de cuencas del Perú.

Programas:

ERDAS IMAGINE 8.7

ArcView 3.3 (extensiones 3D Analyst y Spatial Analyst).

Cuadro 7 Relación de Mosaicos MrSid e imágenes Landsat 7.

Mosaico

Path – Row

Fecha

 

2-72

14/04/2000

2-73

29/03/2000

3-71

10/05/2001

S-19-15-2000

3-72

20/03/2000

4-70

02/08/2000

4-71

06/11/2000

4-72

30/05/2000

S-18-15-2000

5-70

22/06/2000

5-71

21/05/2000

 

6-69

04/11/2000

6-70

26/04/2000

S-18-10-2000

6-71

25/03/2000

7-67

05/08/1999

 

7-68

24/09/2000

7-69

03/05/2000

 

7-70

14/01/2001

 

8-66

30/06/2001

S-18-05-2000

8-67

18/12/1999

8-68

08/04/2000

 

9-65

24/08/2001

S-18-05-2000

9-66

02/06/2000

9-67

02/06/2000

8 Mapa proporcionado por el Instituto Nacional de Recursos Naturales (INRENA).

Mapas de los inventarios y evaluaciones de los recursos naturales de la Costa. Oficina Nacional de Evaluación de Recursos Naturales (ONERN).

9

17

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

CDC-UNALM & TNC

La secuencia metodológica empleada para la obtención de la información de los tipos de cobertura del suelo se puede apreciar en la figura siguiente:

SECUENCIA METODOLOGÍA PARA EL TRATAMIENTO Y ANÁLISIS DE IMÁGENES DE SATÉLITE

Adquisición de Imágenes Landsat TM+ Reproyectar a: WGS84 - Zona 18 Elaboracion del Selección de
Adquisición de
Imágenes Landsat TM+
Reproyectar a:
WGS84 - Zona 18
Elaboracion del
Selección de
Mosaico
los Path
Mosaico de los
Path
Corrección
atmosférica
SI
Tratamientos
Mapa de Límites
Políticos
Contraste de
sombra y brillo
Mapa de Centros
NO
Poblados
Mosaico por
Path
Mapa de Cobertura
de Suelo
Digitalizacion
Clasificación
Mapa de
en Patalla
Carreteras
Mapa
Hidrográfico
Verificación de
NO
la Clasificación
Imágenes de alta resolucion
del Google Earth
Reclasificación
SI
Información
Secundaria
Vectorización
MAPA DE COBERTURA
DE SUELO

Fig. 1 Secuencia metodológica para el tratamiento y análisis de imágenes de satélite.

Las imágenes satelitales para el presente estudio, se obtuvieron del proyecto ARTPO (Applied Research and Technology Project Office), las cuales se encuentran como mosaicos en el formato MrSid (Multi-resolution Seamless Image Database) 10 , presentando las siguientes Bandas Espectrales:

10 Formato estándar abierto de compresión de imágenes raster desarrollado por Los Alamos National Laboratory, utilizado predominantemente en mosaico de imágenes, debido a una alta tasa de compresión de las imágenes digitales con una perdida mínima de detalles.

18

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

CDC-UNALM & TNC

Cuadro 8 Bandas espectrales presentes en las imágenes utilizadas

Banda

Longitud de

Descripción de las bandas en el sensor LANDSAT TM

espectral

onda

2

0.52

– 0.60

Máxima reflectancia del verde en la vegetación, el cual sirve para evaluar el vigor de la vegetación. No recomendable su uso aislado debido a su bajo contraste y a la sensibilidad a las nubes.

(Verde)

4

0.76

– 0.90

Usado para determinar el contenido de biomasa y para el mapeo de líneas costeras. Mejor forma para el contraste de vegetación decidua de coníferas, cuerpos de agua, áreas quemadas. Menos efectivas que la banda 3 para caminos y otros tipos de vegetación no arbórea.

(Infrarrojo

cercano)

7

2.08

– 2.35

Útil para discriminar los minerales, los tipos de roca y el contenido de humedad de la vegetación. Esta banda está presente en la parte visible del espectro electromagnético pero tiene una mayor habilidad para la penetración de la nubosidad que la banda 5. Es útil en combinación con la banda 4 para resaltar áreas quemadas.

(Infrarrojo lejano)

3.2 Objetos de Conservación - Mapa de sistemas ecológicos

Para la elaboración del mapa de sistemas ecológicos se siguieron los criterios de Rivas Martínez et al. (2005) bajo los cuales la combinación de los termotipos, ombrotipos, biotipos y altitud definen un sistema. Un sistema ecológico se define entonces como un grupo de comunidades vegetales que tienden a co-ocurrir en ambientes físicos similares y son influenciados por los mismos procesos ecológicos dinámicos. Se espera entonces que un determinado conjunto de especies se presente bajo estas condiciones.

Sistemas Ecológicos – Una escala intermedia de clasificación para planificar conservación

Los Sistemas Ecológicos son comunidades biológicas que ocurren en ambientes físicos similares y que son influidos por procesos ecológicos similares como pueden ser el fuego o las inundaciones.

Representan una escala intermedia de clasificación de comunidades ecológicas: menor escala que las Ecorregiones, pero mayor que las asociaciones y alianzas.

Comúnmente reconocidas como objetos u objetivos de conservación que permiten una evaluación o análisis más amplio de prioridades de conservación.

Representan una escala apropiada para describir y modelar hábitats de muchas especies de animales vertebrados y de plantas vasculares.

Suelen ser mapeables en la mayoría de paisajes, como que de hecho están siendo mapeados en Sudamérica y Estados Unidos.

Fuente: NatureServe 2003.

Según los criterios de Rivas Martínez et al. (2005a y 2005b), en su denominada “Sinopsis bioclimática de la Tierra” existen cinco macrobioclimas: Tropical, Mediterráneo, Templado, Boreal y Polar. Para nuestro caso, los sistemas ecológicos de interés se encuentran en el macrobioclima Tropical, el cual incluye los territorios de la Tierra pertenecientes a las cinturas latitudinales ecuatorial y eutropical (0 a 23º Norte y Sur). También se considera que los territorios latitudinalmente subtropicales (23º a 35º Norte y Sur), poseen un macrobioclima tropical según cumplan con ciertos rangos y/o comparaciones entre varios índices construidos a partir de la temperatura y precipitación (para mayor detalle consultar Rivas Martínez et al. 2005a y 2005b).

Dentro de este macrobioclima existen cinco bioclimas: Pluvial, pluviestacional, xérico, desértico e hiperdesértico, siendo los tres últimos los bioclimas que se pueden encontrar en la ecorregión objeto de estudio. Según Rivas Martínez et al. (2005a), un

19

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

CDC-UNALM & TNC

bioclima se define como un espacio biofísico delimitado por unos determinados tipos de vegetación y sus correspondientes valores climáticos. Por otro lado, en el macrobioclima tropical se pueden encontrar un conjunto de siete termotipos y nueve ombrotipos. Los termotipos son unidades que expresan sumatorias de temperaturas máximas, medias o mínimas y se delimitan según los intervalos del índice térmico (It, Itc) y temperatura positiva anual (Tp). Los ombrotipos son valores que expresan los cocientes entre las precipitaciones medias (en milímetros) y la sumatoria de aquellos meses cuya temperatura media es superior a cero grados centígrados. Cada ombrotipo se distingue de otro según el valor del Índice ombrotérmico anual (Io) (para mayor información sobre el cálculo de los índices ver Rivas Martínez et al. 2005a).

Así, la combinación de bioclima, termotipo y ombrotipo, además de los rangos altitudinales definen y delimitan un sistema ecológico. Así, por ejemplo, el sistema CES504.015 Cardonales y Matorrales Montanos Desérticos Occidentales está definido por un bioclima desértico, un termotipo mesotropical y un ombrotipo árido. Además de estas cuatro variables, el mapa de cobertura de la tierra (MCT), se utilizó también para comprobar límites y consistencias. Las cinco variables (bioclima, termotipo, ombrotipo, altitud y MCT) se combinan espacialmente en formato digital.

Cuadro 9 Bioclimas, termotipos y ombrotipos utilizados para la clasificación de los sistemas ecológicos terrestres.

Bioclima

Tropical Xérico

Tropical Desértico

Tropical Hiperdesértico

Bioclima Tropical Xérico Tropical Desértico Tropical Hiperdesértico
Bioclima Tropical Xérico Tropical Desértico Tropical Hiperdesértico
Termotipos Ombrotipos Termotropical Ultrahiperárido Mesotropical Hiperárido Supratropical Arido Semiárido Seco
Termotipos
Ombrotipos
Termotropical
Ultrahiperárido
Mesotropical
Hiperárido
Supratropical
Arido
Semiárido
Seco

La descripción de cada sistema ecológico, así como la combinación de índices y altitudes para el proceso de modelización, se hizo siguiendo el informe de NatureServe (2007). A continuación se describen cada uno de los insumos que se utilizaron para la elaboración del MSE:

Elevación: Se utilizó un modelo de elevación digital (DEM: Digital Elevation Model) con una resolución de 90 metros de lado por píxel.

Bioclimas, Termotipos y Ombrotipos: Estas variable fueron procesadas a partir de los macrogrids de datos globales del clima desarrollados por la Universidad de California, en Berkeley, Proyecto WORLDCLIM http://biogeo.berkley.edu/worldclim/worldclim.htm, de 30 segundos de resolución. Los datos climáticos globales han sido utilizados para derivar clases de bioclima según el sistema “Clasificación Bioclimática de la Tierra” desarrollado por Salvador Rivas–Martínez (2005). Las clases derivadas se basan en el índice ombrotérmico (Io) y el índice ombrotérmico del trimestre o bimestre más seco (Iod2) y son las que figuran en el Cuadro 9

Mapa de Cobertura Terrestre: Elaborado siguiendo un criterio fisonómico. Es decir, el área de estudio fue clasificada según la apariencia de la vegetación dominante encontrándose las categorías que se detallan mas adelante en el Cuadro 14.

Verificación de la modelización

Una vez listos los resultados de la modelización, se realizó una verificación con las imágenes satelitales Landsat TM y con imágenes de mayor resolución que estuvieran disponibles en Google Earth. Asimismo, se hizo una verificación de campo que estuvo

20

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

CDC-UNALM & TNC

compuesta de 4 salidas al campo realizando cortes altitudinales en distintas latitudes del área de estudio (Ver Anexo 1). Es importante mencionar que, tanto las salidas de campo como las imágenes satelitales de buena resolución, no cubren todos los lugares y que además, debido al tiempo limitado, no es posible verificar todas las zonas a lo largo de la ecorregión de manera detallada, por lo cual el mapa de sistemas ecológicos no deja de ser la modelización de los sistemas que más probablemente se pueden encontrar en un lugar siendo indispensable la verificación in situ para cada bloque propuesto en el portafolio final.

3.3 Metas de conservación para los sistemas ecológicos

Considerando que la actividad humana al interior de la ecorregión es bastante alta 11 y que la mayoría de los sistemas ecológicos está bajo una fuerte presión de fragmentación y cambio de uso del suelo, se decidió que una meta máxima y realizable para los sistemas más importantes sería del 50%. De esta manera, las metas fueron establecidas según cada sistema estuviera ubicado en uno de los siguientes grandes grupos de cobertura vegetal.

Cuadro 10 Meta de conservación en porcentaje según clase de cobertura vegetal.

Cobertura

%

Bosque–arbustal, Lomas

50

Matorral–arbustal

40

Cardonales

30

Pajonales

15

Desierto

5 a 10

El grupo de Cardonales no figura en el mapa de cobertura terrestre debido a que la resolución de las imágenes no permite distinguir el límite entre el desierto y el cardonal. Sin embargo, el resultado del modelamiento y la verificación de campo permitieron delimitar las altitudes para los sistemas con cardonales.

Las metas determinadas para cada sistema se observan en el Cuadro 11. Se puede apreciar que algunos porcentajes disminuyen o aumentan. Esta decisión obedece a que algunos sistemas tienen mayor área distribuida en las Ecorregiones adyacentes y son ocasionales en esta ecorregión. Tal es el caso de los sistemas CES401.313, CES401.315 y CES409.902. En otros casos, si la meta se aumenta es porque son sistemas únicos y restringidos a una sola zona del área de estudio y no se encuentran en otra ecorregión, como por ejemplo CES504.007 y CES504.008.

El caso del sistema CES504.003 es especial ya que la meta se redujo al 30% debido a que estaría representando áreas con posibilidad de presencia de lomas. Las Lomas se mapearon siguiendo las localizaciones encontradas en el sitio web “Names of Lomas formations and coordinates” www.sacha.org/envir/deserts/locals/lists/lomaloc.html y utilizando las imágenes satelitales de alta resolución disponibles en Google Earth.

El ecosistema de Lomas se mantuvo por separado y no se unió con el sistema CES504.003 por varias razones. En primer lugar, es posible que algunas de las lomas pertenezcan al sistema CES504.003 y otras no, según la composición florística y el tipo de loma que sea. De esta manera, parte de la meta del sistema CES504.003 estaría incluida en algunas de las lomas. En segundo lugar las lomas constituyen uno de los ecosistemas mas importantes de la costa peruana y representan el 1.59% de la Ecorregión, mientras que el sistema CES504.003

11 El Desierto de Sechura debe ser uno de los desiertos más poblados del Mundo.

21

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

CDC-UNALM & TNC

constituye el 4.13%. Así, si ambos sistemas se juntan, es más probable elegir una mayor proporción de zonas modeladas, en comparación con las zonas con comprobada presencia de lomas. Esto no es recomendable al menos para un ecosistema que se ha visto reducido en los últimos años debido a la expansión urbana y agropecuaria. Por tales motivos, es que se consideró mantener separadas las Lomas de la clasificación propuesta por NatureServe.

Cuadro 11 Metas para cada sistema ecológico.

 

%

   

Nombre Sistema

meta

meta Has.

meta km 2

CES401.306 Bosque tumbesino seco deciduo

50

10323,68

103,24

CES409.074 Bosques bajos y arbustales altimontanos de la Puna Húmeda

50

11437,12

114,37

CES409.077 Bosques y Arbustales Montanos Xéricos Interandinos de la Puna Húmeda

50

70527,35

705,27

CES409.902 Bosque montano bajo xérico de los Andes del Norte

40

32638,85

326,39

CES401.315 Bosque tumbesino de sabana

30

49095,51

490,96

CES504.006 Bosques y Arbustales Ribereños Basimontanos Desérticos

30

89393,31

893,93

Lomas

50

144740,42

1447,40

CES504.008 Matorrales Altimontanos de la Puna Xerofítica Desértica

45

77148,91

771,49

CES504.009 Matorrales desérticos montanos suroccidentales

40

153299,58

1533,00

CES504.016 Matorrales desérticos basimontanos noroccidentales

40

21655,79

216,56

CES504.017 Matorrales desérticos montanos noroccidentales

40

96410,49

964,10

CES505.018 Matorrales Altimontanos de la Puna Xerofítica Noroccidental

40

17651,88

176,52

CES504.003 Matorrales y herbazales costeros hiperdesérticos tropicales

30

225521,10

2255,21

CES401.313 Matorral espinoso seco a semidesértico

20

75800,73

758,00

CES409.071 Arbustales Montanos Xéricos Interandinos de la Puna Húmeda

30

244793,79

2447,94

CES504.007 Cardonales Desérticos Montanos Suroccidentales

35

244593,20

2445,93

CES504.014 Cardonales y Matorrales Desérticos del Piedemonte Occidental de la Puna Húmeda

30

222089,60

2220,89

CES504.015 Cardonales y Matorrales Montanos Desérticos Occidentales

30

395664,00

3956,64

CES504.011 Rosetales Desérticos Basimontanos

20

169713,09

1697,13

CES409.087 Pajonales y Matorrales altimontanos de la Puna Húmeda

15

5495,56

54,95

CES505.028 Pajonales y matorrales altoandinos de la puna xerofítica norte

15

620,81

6,20

CES504.012 Desierto de Sechura

5

184404,55

1844,04

CES504.001 Desierto absoluto mediterráneo tropical

5

94433,41

944,33

Actividad antrópica

0

0

0

Centros urbanos

0

0

0

Puna

0

0

0

TOTAL

     

22

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

3.4 Superficie de riesgos ambientales

CDC-UNALM & TNC

A fines de octubre 2007, en Lima se realizó un taller de trabajo entre el equipo técnico

del CDC–UNALM y Eric Armijo (del Area de SIG de la oficina de TNC Andes, de Santa Cruz de Bolivia), para definir la metodología a utilizar para el análisis de la actividad humana en el Desierto de Sechura con el fin de identificar presiones y amenazas a la biodiversidad de la ecorregión; así, producto de este trabajo, se definió utilizar los siguientes elementos en el análisis:

Caminos (nacionales, departamentales, vecinales);

Vías férreas;

Areas urbanas;

Cobertura de suelo por agricultura; y

Minería.

Y se descartó los siguientes elementos:

Aeropuertos;

Gasoductos;

Bocatomas;

Canales menores;

Canales principales;

Embalses y represas (activas y proyectadas); y

Pozos de agua.

23

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final CDC-UNALM & TNC Mapa
Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final
CDC-UNALM & TNC
Mapa 2 Caminos y vías férreas al interior de la Ecorregión Desierto de Sechura.
24
Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final CDC-UNALM & TNC Mapa
Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final
CDC-UNALM & TNC
Mapa 3 Áreas urbanos y centros poblados al interior de la Ecorregión Desierto de Sechura.
25

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

CDC-UNALM & TNC

Mapa 4 Cobertura del suelo por agricultura al interior de la Ecorregión Desierto de Sechura.

26

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

CDC-UNALM & TNC

Mapa 5 Concesiones mineras al interior de la Ecorregión Desierto de Sechura.

27

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

CDC-UNALM & TNC

La superficie de riesgos ambientales (ERS: Environmental Risk Surface, por sus siglas en inglés), es una extensión para ArcGis diseñada por The Nature Conservancy y cuyo propósito es combinar distintas capas de información sobre las actividades humanas, según la intensidad (severidad del impacto de la actividad humana sobre la biodiversidad) y la distancia del posible impacto (extensión en la que se percibe el impacto, o sea, la distancia hasta donde el impacto tiene relevancia). Para cada punto, línea o superfice de actividad humana existe un valor de intensidad del impacto y de distancia sobre la cual se distribuye esta intensidad. La intensidad va disminuyendo con una función de decaimiento lineal hasta la distancia especificada.

Para utilizar esta herramienta es necesario entonces definir para cada actividad humana un valor de distancia e intensidad sobre cada uno de los sistemas. Las actividades humanas consideradas para este caso fueron: Centros poblados, áreas urbanas, áreas agrícolas, concesiones mineras, caminos y vías férreas.

En el siguiente cuadro se puede observar las distancias e intensidades determinadas para cada tipo de actividad humana, las cuales se determinaron agrupando los sistemas ya sea en categorías de cobertura o en categorías especiales (ver notas a pie).

Cuadro 12 Intensidad y distancia de impacto para cada actividad humana

         

Matorral,

   

Actividad humana

Desierto 12

Cardonales 13

 

lomas

rosetales 14

arbustal,

bosque

 

bosques 17

cardonal con

ribereño

16

   

matorral 15

   
 

(d

= 1300)

(d

= 1300)

(d

= 1300)

(d

= 1300)

(d

= 1300)

(d

= 1300)

(d

= 1300)

Concesiones mineras

(i = 100)

(i = 100)

(i = 100)

(i = 100)

(i = 100)

(i = 100)

(i = 100)

Áreas urbanas Clase 3 (mayor a 1625 Has)

(d

= 5000 m)

(d

= 5000 m)

(d

= 5000

(d

= 5000 m)

(d

= 5000 m)

(d

= 5000

(d

= 5000

(i

= 95)

(i

= 95)

m)

(i = 95)

(i

= 95)

(i

= 95)

m)

(i = 95)

m)

(i = 95)

Áreas urbanas Clase 2 (373 a 1625 Has)

(d

= 3000 m)

(d

= 3000 m)

(d

= 3000

(d

= 3000 m)

(d

= 3000 m)

(d

= 3000

(d

= 3000

(i

= 90)

(i

= 90)

m)

(i = 90)

(i

= 90)

(i

= 90)

m)

(i = 90)

m)

(i = 90)

Áreas urbanas Clase 1 (0 a 373 Has)

(d

= 1000 m)

(d

= 1000 m)

(d

= 1000

(d

= 1000 m)

(d

= 1000 m)

(d

= 1000

(d

= 1000

(i

= 80)

(i

= 80)

m)

(i = 80)

(i

= 80)

(i

= 80)

m)

(i = 80)

m)

(i = 90)

 

(d = 500 m)

(d = 500 m)

(d = 500 m)

(d = 500 m)

(d = 500 m)

(d = 500 m)

(d = 500 m)

Otros centros poblados

(i

= 80)

(i

= 80)

(i

= 80)

 

(i

= 80)

(i

= 80)

(i

= 80)

(i

= 80)

 

(d

= 1000 m)

(d

= 1000 m)

(d

= 1000

(d

= 1000 m)

(d

= 1000 m)

(d

= 1000

(d

= 1000

Actividad antrópica

(i

= 80)

(i

= 80)

m)

(i = 80)

(i

= 80)

(i

= 80)

m)

(i = 80)

m)

(i = 80)

 

(d

= 15 m)

(d

= 25 m)

(d

= 50 m)

(d

= 15 m)

(d

= 50 m)

(d = 25 m)

(d

= 50 m)

Caminos principales

(i

= 20)

(i

= 25)

(i

= 35)

 

(i

= 20)

(i

= 35)

(i = 35)

 

(i

= 45)

 

(d

= 15 m)

(d

= 25 m)

(d

= 50 m)

(d

= 15 m)

(d

= 50 m)

(d

= 25 m)

(d

= 50 m)

Caminos secundarios

(i

= 15)

(i

= 20)

(i

= 30)

 

(i

= 15)

(i

= 30)

(i

= 30)

(i

= 40)

 

(d

= 15 m)

     

(d

= 15 m)

   

Vías férreas

(i

= 15)

(i

= 15)

Minería

La minería fue considerada la actividad con mayor intensidad (100), la distancia de impacto de la minería se determinó mediante la revisión de los polígonos con actividad

12 Sistemas CES504.001 y CES504.012
13

Sistemas CES504.007, CES504.014 y CES504.015
14

15 Sistemas CES401.313, CES504.009, CES504.008, CES505.018, CES409.071, CES504.016 y CES504.017

Sistema CES504.011

16

Sistema CES504.006

17 Sistemas CES409.074 y CES409.077

28

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

CDC-UNALM & TNC

minera y la distancia de influencia visible en Google Earth. Se determinó que la distancia de impacto alcanzó 1.3 km en promedio. Es importante mencionar que esta distancia es la distancia de impacto fuera del polígono, hecho que se supone no debería ocurrir ya que la actividad minera debería estar circunscrita al área delimitada por el polígono concesionado.

La cobertura en formato shapefile proporcionada por el Ministerio de Energía y Minas (MINEM), contiene varias categorías, desde lotes titulados y en uso, lotes titulados pero que no tienen permiso para iniciar actividades, lotes pedidos pero no titulados, lotes para relaveras, etc. Se eligieron sólo aquellos lotes cuya categoría denotaba algún tipo de uso: Plantas de Beneficio, Depósitos de relaves, Labor General y Transporte Minero. Sin embargo, se incluyeron además las categorías con derechos mineros titulados pero que requerían el permiso otorgado por el MINEM para iniciar labores, ya que en una revisión de estos polígonos se encontro que varios de estos lotes se encontraban en actividad. Con el mapa actualizado al 2007 de Principales

MINEM

y

Productores descargado de

web

del

(www.minem.gob.pe/archivos/dgm/publicaciones/ANUARIOS/ANUARIO2007/LAMINA.pdf)

con la ayuda de Google Earth, se comprobó que casi todos los lotes ubicados en las

áreas de principales productores se encontraban realmente en actividad.

Áreas urbanas y centros poblados menores

Las distancias de impacto para los centros poblados y áreas urbanas se determinaron considerando un máximo de impacto de 5 km 18 , distancia que estaría relacionada a impactos como la contaminación hídrica, o la posibilidad de ejercer influencia en las zonas aledañas mediante actividades de extracción de recursos. Las áreas urbanas fueron agrupadas por el método de “cortes naturales” en tres clases: Clase 1 de 0 a 372,78 Has, Clase 2 de 372,78 hasta 1624,59 Has y Clase 3 mayor que 1624,59. Para la determinación de las clases se removió a la ciudad de Lima de tal manera que Lima y las grandes ciudades quedaron en una sola clase. Para la primera clase de menor extensión se asignó una distancia de impacto de 1000 metros (distancia lineal partiendo del borde del polígono hacia todas las direcciones), para la segunda clase se asignó el valor de 3000 metros y para la tercera clase de mayor área se asignó el valor mayor de 5000 metros. Para los demás centros poblados que no constituyeron áreas urbanas se le asignó el valor de 500 metros medidos a partir de un punto.

La intensidad por su parte debería ser menor que la causada por la minería pero mayor que la que puede ejercer la actividad antrópica (que para nuestro caso corresponde a las actividades agrícolas y ganaderas). De esta forma la máxima intensidad se estableció en 95 para las áreas urbanas de clase 3, ya que corresponden a los centros poblados más importantes de la costa. Para la clase 2 la intensidad se estableció en 90 y para clase 1 en 85. Para los demás centros poblados la intensidad fue de 80, la cual sería la misma intensidad que para las áreas agrícolas y/o ganaderas.

Actividad antrópica

Lo que se considera actvidad antrópica dentro de esta ecorregión corresponde básicamente a las actividades de agricultura y ganadería. La resolución de las imágenes no permite aún discriminar entre ambas actividades. Dado que el mayor

18 Cifra definida en la reunión técnica (entre Eric Armijo, de TNC-Andes, y el equipo técnico del CDC-UNALM) para defincir la metodología para análisis de amenazas, (octubre 2007).

29

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

CDC-UNALM & TNC

impacto de esta actividad se encuentra al interior del polígono, la distancia e intensidad determinadas para esta actividad deberían ser menores que las determinadas para las dos clases mas extensas de área urbana, esto por las diferenicas asociadas a la densidad poblacional y al acceso de recursos. Así, la máxima distancia de impacto para las áreas agrícolas fue establecida en 1000 y su intensidad establecida en 80.

No se establecieron diferencias entre los sistemas, ya que si bien es cierto se tiende a pensar que en el desierto este impacto es considerado por algunos como positivo, no deja de ser un cambio en la estructura natural del sistema. Por otro lado, tampoco se pudieron establecer diferencias entre la agricultura costera y la que es desarrollada a mayor altitud ya que, aunque las presiones son distintas en términos de intensidad, éstas terminan por compensarse entre si. Por ejemplo, mientras la intensidad en la agricultura costera podria considerarse mayor debido por ejemplo a los efectos en la salinización del suelo o al uso de agroquímicos, los efectos en la fragmentación del hábitat son mayores con la agricultura tipo minifundio desarrollada a mayor altitud, cruzando por varios sistemas ecológicos a distintas altitudes, desde cardonales con matorrales hasta matorrales endémicos. La agricultura costera compromete por su parte al sistema de desierto y la parte mas baja del sistema ribereño. En tal sentido se decidió considerar intensidades iguales para todos los sistemas.

Caminos y vías ferreas

A diferencia de los efectos de un camino en la selva cuya presencia esta asociada en muchos casos a la deforestación, en el área correspondiente a esta ecorregión, su presencia esta asociada a su utilización como áreas de paso y no de estancia permanente de personas. Por esta razón la distancia e intensidad fue menor que cualquier otra actividad humana. Sin embargo, si se establecieron diferencias en la intensidad según si el camino era principal o secundario y diferencias en la distancia según si pasaba por el desierto o por el bosque. La distancia máxima considerada fue de 50 metros para ambos lados en el caso del bosque o los matorrales, y de 15 metros para el caso del desierto.

30

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

CDC-UNALM & TNC

3.5 Selección de sitios prioritarios mediante el uso de SPOT

Para la identificación de las áreas prioritarias se utilizó la herramienta SPOT (Spatial Portfolio Optimization Tool), desarrollada como una extensión para Arc View, por la Universidad de California, en Santa Bárbara.

SPOT divide previamente el área de estudio en hexágonos cuyo tamaño lo determina el usuario. Hay que tener en cuenta que, a mayor cantidad de hexágonos, el tiempo empleado por la computadora para encontrar una solución será mayor. Además, un tamaño muy pequeño de hexágono no se justifica debido a que se está trabajando a una escala Ecorregióna, y la información espacial de los Objetos de Conservación, así como de las actividades humanas, tampoco alcanza tales niveles de detalle. Para este trabajo se dividió el área de estudio en 19,451 hexágonos de 1,000 Has cada uno. Es importante señalar que el área SIG de la Ecorregión según WWF es de 18 193 178, 27 Has y que, debido a que los hexágonos no coinciden con el borde de la ecorregión y sobresalen un porcentaje por encima de los bordes, se genera una diferencia de más de un millón de hectáreas entre el área “oficial” de la ecorregión y el área obtenida al sumar los hexágonos.

SPOT utiliza el algoritmo denominado “Temple simulado” (“Simulated annealing” 19 ) nombre que alude al proceso de fabricación del vidrio en el que se busca la temperatura óptima de trabajo. De manera similar, SPOT ensaya varias veces la elección de un conjunto de áreas evaluando cuál de todos los ensayos resulta el menos costoso; es como lanzar una pelota en distintas direcciones esperando que caiga en el más profundo de todos los valles (el menor costo), cuantas más veces se lance (o se corra el programa), es mayor la probabilidad de encontrar el valle más profundo. El costo del portafolio se determina, en base a tres variables:

Costo Final = Costo Base + Costo de Borde (factor de borde) + Penalidad

Costo Base

Si un hexágono es seleccionado, su costo base es adicionado al valor del componente “Costo Base” en la ecuación, incrementando la función de costo. Hay muchas formas de determinar el costo base, puede ser un costo único para todos los hexágonos basado en el área del hexágono o un costo determinado en función a distintas variables. Para la Planificación Ecorregiónal de las Yungas Peruanas (CDC–UNALM 2005), se utilizó por ejemplo, una regresión logística para determinar la probabilidad futura de que un píxel estuviera o no deforestado. Utilizando los píxeles ya deforestados como variable dependiente y la altitud, pendiente, distancia a ríos, distancia a carreteras y distancia a centros poblados como variables independientes; se construyó la curva de regresión logística y se calcularon los coeficientes para cada una de las variables.

Esta aproximación es apropiada en una zona donde la deforestación es la gran variable que agrupa el efecto de las actividades humanas. Sin embargo, la identificación de ésta única variable se complica para una zona como la Ecorregión del Desierto de Sechura donde el cambio de uso del suelo en las zonas de la Costa

19 Es un algoritmo de búsqueda para hallar una buena aproximación al óptimo global de una función en un espacio de búsqueda grande (el nombre viene del proceso de templado de vidrio o de acero, técnica que consiste en calentar y luego enfriar controladamente un material para aumentar el tamaño de sus cristales y reducir sus defectos).

31

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

CDC-UNALM & TNC

incrementa las áreas verdes ganándole terreno al desierto al aumentar el área agrícola, mientras que en la Sierra el cambio de uso del suelo presenta patrones muy variados, algunos de ellos imposibles de diferenciar debido a la resolución de las imágenes satelitales. Desde grandes áreas convertidas hace muchos años en tierra para agricultura hasta pequeños parches intercalados con vegetación natural o con pequeños caminos para pastoreo de ganado. Por esta razón, se decidió aplicar la propuesta de TNC utilizando la herramienta ERS considerando el valor resultante de los píxeles agrupados en cada hexágono de 1,000 Has. como el valor del Costo Base. Cada hexágono alberga más de 100 pixeles con un valor de “intensidad” que va de 0 a 100, por lo que debe obtenerse un solo valor. Para esto, se optó por el uso de la mediana, ya que la distribución de los valores por píxel se encuentra muy sesgada hacia los valores de cero, por lo cual no era recomendable el uso del promedio.

Ya que se recomienda que ninguna unidad del área de estudio sea seleccionada gratuitamente (Shoutis 2003), se debe agregar un valor arbitrario a todos los hexágonos para que, de esta manera, todos los hexágonos cuyo costo resultó ser cero, tengan algún valor de costo. Para esto, al igual que se hizo en la Planificación Ecorregiónal de las Yungas Peruanas, se dividió el valor de 1 entre el número total de unidades de análisis. De esta manera, este valor asignado no sólo se acerca a la realidad (que es el valor cero), sino que, en el supuesto que el programa decida elegir demasiados hexágonos cuyo valor original es cero, la sumatoria del costo base de dichos hexágonos nunca alcanzaría el valor de 1. Para este portafolio, el valor de costo adicionado a todos los hexágonos fue de 0.0000514.

Costo de Borde y Factor de Borde

Si un grupo de hexágonos es seleccionado por el programa, únicamente la medida de los bordes expuestos (ya sea en metros, kilómetros o la unidad que se haya decidido), se adiciona al costo de borde. Pero además, este costo aumenta o disminuye en función de un factor de borde, cuya función es fomentar la cohesión entre hexágonos seleccionando áreas más compactas, con diámetros similares, favoreciendo que la relación área–perímetro sea razonable para un área de conservación y cumpla la función necesaria de conectividad. Si el factor de borde es menor que 1, el costo de borde va disminuyendo y entonces el programa se ve en la libertad de elegir hexágonos dispersos dejando los bordes expuestos.

Por lo tanto, hay dos decisiones que tomar respecto al borde: Las unidades de medida del borde para los hexágonos y el Factor de Borde. El borde de cada hexágono de 1,000 has mide 2 km. Si se toma en cuenta que los expertos recomiendan que, en la medida de lo posible, los tres costos se equiparen entre sí (CDC–UNALM 2005), y sabiendo que para este caso la escala del costo base va de 0 a 100, es conveniente entonces mantener la unidad de medida para el borde en kilómetros. Si la unidad de medida estuviera en metros, casi siempre el costo de borde resultaría excesivamente alto en comparación con el costo base. Así, el usuario se vería obligado a experimentar con factores de borde excesivamente pequeños para poder equilibrar los costos o ensayar modificando varias veces la escala del costo base. De hecho, esto ocurrió con la Planificación Ecorregiónal de Yungas, en donde inicialmente la escala del Costo Base era de 0 a 10 y los bordes estuvieron expresados en metros haciendo que el costo de borde superara los otros dos costos y obteniéndose portafolios no tan efectivos en términos de costos.

Para determinar el Factor de Borde (BLM por las siglas en ingles de Boundary Length Modifier), se debe ensayar distintos valores, en un rango bastante amplio. Stewart etal. (2005), después de varios ensayos con Marxan (un programa similar al SPOT), recomienda realizar una curva considerando en el eje X el área obtenida en cada

32

borde (km)

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

CDC-UNALM & TNC

ensayo de portafolio y en el eje Y, el costo de borde. Los puntos se distribuirán en la curva de menor BLM (esquina superior izquierda) al mayor BLM (esquina inferior derecha). El autor sugiere que el punto donde el costo–beneficio entre minimizar la longitud del borde (que, para nuestro caso, sería el mismo valor del costo de borde) y minimizar el área del portafolio, es el valor de BLM óptimo.

el área del portafolio, es el valor de BLM óptimo. Fig. 2 Relación entre la longitud

Fig. 2 Relación entre la longitud de borde y el área obtenida en portafolios preliminares marinos utilizando Marxan (extraído de Stewart et al. 2005).

Sin embargo, se realizó este mismo ensayo con los resultados obtenidos para la ecorregión y el gráfico que se obtuvo no mostró la tendencia señalada, como se observa en la siguiente figura.

6450

6400

6350

6300

6250

6200

6150

en la siguiente figura. 6450 6400 6350 6300 6250 6200 6150 3100 3200 3300 3400 3500

3100

3200

3300

3400

3500

3600

3700

3800

Area (km 2)

Fig. 3 Relación entre el Borde y el Area obtenida para cada portafolio preliminar.

33

Costos

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

CDC-UNALM & TNC

Para la planificación Ecorregiónal de Yungas, la decisión del factor de borde se basó en el hecho que, en un buen portafolio, los tres elementos de la sumatoria deberían pesar de manera similar. Si las metas están bien determinadas, la penalidad será casi siempre mínima, incluso cercana a cero. Entonces, los otros dos factores de la suma (costo de base y costo de borde), deberían tener la tendencia a ser similares entre sí y, por lo tanto, al restar ambos la diferencia debería hacerse pequeña. Efectivamente. esta diferencia va disminuyendo a medida que aumenta el valor del BLM. Sin embargo, el costo total también aumenta a medida que el BLM aumenta, cosa que tampoco conviene si el objetivo final de un portafolio es justamente minimizar el costo. Es así que la relación existente entre el costo total y la resta del costo de borde menos el costo base, es la que se utiliza para definir el valor del BLM. En la siguiente figura se aprecia que el punto donde se encuentran las dos curvas sería considerado entonces el valor óptimo de BLM, el cual corresponde a 0.8.

14000

 

12000

 
12000  

10000

 
10000  

8000

 
8000  

6000

 
6000  
14000   12000   10000   8000   6000   4000 2000 0
14000   12000   10000   8000   6000   4000 2000 0
14000   12000   10000   8000   6000   4000 2000 0
14000   12000   10000   8000   6000   4000 2000 0
14000   12000   10000   8000   6000   4000 2000 0

4000

4000

2000

0

0

0

0,5

8000   6000   4000 2000 0 0 0,5 1 Costo total 1,5 BLM 2 Costo

1

Costo total

6000   4000 2000 0 0 0,5 1 Costo total 1,5 BLM 2 Costo Borde -

1,5

BLM

2

Costo Borde - Costo Base

2,5

Fig. 4 Relación entre el Costo Total y la resta Costo de Borde menos Costo Base.

Penalidad

La tercera variable es la penalidad por no haber alcanzado la meta de conservación, este costo es usualmente más alto que el costo que se requiere para representar el Objeto de Conservación. De esta manera, el programa se “esfuerza” por cumplir la meta y se favorece la elección de portafolios con representaciones más completas de los objetos de conservación (TNC 2003).

El costo de penalidad es como un “precio” que hay que pagar por no haber cumplido con la meta asignada a cada objeto de conservación. El cálculo de este valor se realiza en función del porcentaje alcanzado de la meta establecida y un factor de penalidad. El efecto de incluir este elemento en la Función de costo, es que la penalidad impuesta por no cumplir la meta es más alta que el costo requerido (en términos del costo base + costo de borde), para representar completamente el objeto de conservación. De esta manera, el programa se “esfuerza” por cumplir la meta y favorece los portafolios con representaciones más completas de los objetos de conservación (TNC 2003).

34

Planificación para la conservación Ecorregiónal del Desierto de Sechura: Informe Final

CDC-UNALM & TNC

Cuadro 13 Factores de Penalidad para cada sistema.

 

Factor de

Código y Nombre del Sistema

Penalidad

CES401.306 Bosque tumbesino seco deciduo

100

CES409.074 Bosques bajos y arbustales altimontanos de la Puna Húmeda

100

CES409.077 Bosques y Arbustales Montanos Xéricos Interandinos de la Puna Húmeda

100

CES409.902 Bosque montano bajo xérico de los Andes del Norte

100

CES504.007 Cardonales Desérticos Montanos Suroccidentales

100

CES504.011 Rosetales Desérticos Basimontanos

100

CES504.016 Matorrales desérticos basimontanos noroccidentales

100

CES504.017 Matorrales desérticos montanos noroccidentales

100

CES505.018 Matorrales Altimontanos de la Puna Xerofítica Noroccidental

100

Lomas

100

CES504.008 Matorrales Altimontanos de la Puna Xerofítica Desértica

80

CES504.009 Matorrales desérticos montanos suroccidentales

80

CES504.014 Cardonales y Matorrales Desérticos del Piedemonte Occidental de la Puna

80

CES504.015 Cardonales y Matorrales Montanos Desérticos Occidentales

80

CES409.071 Arbustales Montanos Xéricos Interandinos de la Puna Húmeda

60

CES504.003 Matorrales y herbazales costeros hiperdesérticos tropicales

60

CES401.313 Matorral espinoso seco a semidesértico

50

CES401.315 Bosque tumbesino de sabana

50

CES504.006 Bosques y Arbustales Ribereños Basimontanos Desérticos

50

CES409.087 Pajonales y Matorrales altimontanos de la Puna Húmeda

25