Vous êtes sur la page 1sur 12

1

¿Algo más que pastes? Apuntes sobre algunos rasgos de la herencia de los migrantes ingleses a Real del Monte en el s. XIX Ariadna V. Gómez González Maestra en Antropología social CIESAS – DF E-mail: ariadna_creta@prodigy.net.mx

El presente trabajo busca explorar la herencia cultural que los mineros ingleses dejaron a su paso por el distrito minero de Real del Monte (estado de Hidalgo), con especial énfasis en lo que se refiere a su tradición protestante. Revisar este caso de migración inglesa en el siglo XIX resulta pertinente para reflexionar sobre cómo la llamada sociedad nacional se ha articulado desde hace más de un siglo con otras minorías no indígenas –en este caso, religiosas, aunque también con tintes étnicos- y con ello apuntalar el argumento de que la diversidad religiosa debe ser considerada como un componente del Artículo 3° constitucional, que declara a México como un país multicultural y pluriétnico, cuya diversidad se basa originalmente1 (más no únicamente) en sus pueblos indígenas. Antecedentes La actual Compañía del Real del Monte y Pachuca, enclavada a 2750 msnm en el estado de Hidalgo, produce plata desde el s. XVI en forma ininterrumpida y, como pocas compañías en el mundo, ha tenido el derecho a quintar su propia producción. Durante la Colonia fue propiedad de Pedro Romero de Terreros, Conde de Regla, quien gracias ella y a otros negocios varios llegó a ser uno de los hombres más ricos del reino de la Nueva España y quizá del mundo entero. Estas minas fueron explotadas ricamente por sus descendientes, pero al terminar la guerra de independencia, la inseguridad que había para los españoles provocó la fuga de capitales, motivo por el que el tercer Conde de Regla promovió la inversión extranjera amparado en la promulgación del decreto de octubre de 1823 que abría la puerta a la participación extranjera en la minería,
derogando aquellos artículos de la Recopilación de Castilla, de la Recopilación de Indias y de las Ordenanzas de Minería de 1783 que prohibían a los extranjeros participar en la minería del México colonial; se les

2 autorizaba. lo que marcaría el paso de la minería antigua a la minería moderna en México o. a saber: • • Los altos gastos de operación de las muchas obras externas. y aunque ciertamente las leyes mexicanas permitían la explotación mas no la propiedad de las minas. acudieron en multitud a la iglesia y oraron por el éxito de la empresa. en cambio. a financiar la rehabilitación de las minas a cambio de cierta participación de las utilidades pero se les negaba el derecho de hacer nuevas minas (explorar nuevas vetas) o de aquellas propiedad del gobierno. Así. como las haciendas de beneficio La desigualdad de las vetas. Al llegar al ruinoso poblado minero. los habitantes los recibieron con repiques de campana. los inversionistas y directivos ingleses confiaron demasiado en la calidad de las minas y no pusieron suficiente atención en otros factores que. Sin embargo. las innovaciones tecnológicas supusieron una revolución en el sector.4 Las minas de Real del Monte se mantuvieron como un atractivo para los mineros de Cornwall durante todo el siglo XIX y la empresa minera predecía un éxito seguro gracias a las innovaciones tecnológicas como el método de amalgamación con uso de azogue (mercurio) y la introducción de la máquina de vapor.2 Al desmembrarse el imperio español. los inversionistas ingleses se interesaron por la extracción de metales preciosos y entre 1821 y 1930 asentaron media docena de compañías mineras. el primer grupo de funcionarios y técnicos desembarcó en Tampico el 25 de mayo de 1824 y llegaron a Real del Monte el 11 de junio. 3 de la colonial a la republicana. pero principalmente del condado de Cornwall. a decir de los expertos5 contribuyeron al fracaso de la empresa. que se convirtió en una zona expulsora de mineros y de población en general debido a los terribles periodos de hambre y a la crisis de la minería local. como las de vigilancia y administración. La independencia de las colonias españolas en América abrió el mercado de trabajo y los mineros ingleses fueron contratados tanto para labores que requerían ciertas destrezas en el uso de la maquinaria de vapor como para aquellas consideradas de confianza. entre ellas. la Compañía de Caballeros Aventureros de las Minas de Real del Monte que por 25 años explotó las minas de este distrito con ayuda de mano de obra calificada y tecnología exportada desde Inglaterra a razón del deplorable estado de las minas. Los mineros ingleses que llegaron a Real del Monte provenían de diferentes partes de Gran Bretaña. en palabras de Herrera Canales. pues no todas eran ricas en metales preciosos .

La empresa inglesa cerró sus puertas en 1849. pero la presencia de los mineros ingleses siguió siendo una constante a lo largo del siglo XIX y aun dejaron una honda huella en la zona que puede documentarse en los albores del siglo XXI: dejaron descendientes. la teoría sobre el Estado laico como un marco de convivencia democrática.3 • • • • No exploraron nuevas vetas No impulsaron a gran escala el beneficio de minerales de baja ley México estaba en guerra y se dificultaba la comunicación con Inglaterra y el abasto de maquinaria. basada en la suposición de la incapacidad de los mexicanos para aprender a operar la maquinaria de vapor. Siguiendo a Blancarte. y La política de exportar mineros ingleses altamente calificados. Así entonces esta investigación tiene como marco teórico. incluso a pesar de que la primera mitad del siglo XIX podría no haber sido un campo muy propicio para el asentamiento de la Iglesia metodista episcopal -en tanto que no se tenía una constitución liberal ni se habían declarado las Leyes de Reforma que promulgaron a México como un Estado laico y garantizaron la libertad de cultos. “Esa es la razón por la cual la democracia representativa y la laicidad están intrínsecamente ligadas”. una mirada más suspicaz sugiere que los ingleses pudieron haber compartido con los mexicanos elementos más profundos de su cultura como sería su tradición religiosa protestante. quien ha explorado la aportación que tuvieron las sociedades protestantes en la modernización de los países de América Latina luego de sus guerras de independencia. hacemos eco de Jean-Pierre Bastian. reconocemos la formación de los Estados laicos como un momento en la historia política de Occidente en que la soberanía del monarca deja de estar legitimada por principios sagrados. y que en su lugar la soberanía pasa al pueblo. heredaron su gusto por el fútbol y uno de los alimentos típicos de la región son los “pastes” o empanadas de origen inglés. que elevaba los gastos de operación de las minas por sus altos salarios. Este autor retoma el término “sociedades de ideas” (sociétés de pensé) desarrollado por los historiadores franceses Augustin Cochin y Francois Furet9 para referirse a .8 En segundo lugar.6 Sin embargo.7 quien define a la laicidad “como un régimen social de convivencia. agrega. en primer lugar. existe una sección del panteón de Real del Monte conocida como el Panteón Inglés pues ahí yacen sus restos. cuyas instituciones políticas están legitimadas principalmente por la soberanía popular y (ya) no por elementos religiosos”.

dotado de razón y libre albedrío para tomar decisiones conducentes al progreso. y por otro lado. además. por un lado llegaron ingleses de clase alta que no buscaron asentarse de manera definitiva en el país -nos referimos a los diplomáticos interesados en establecer y ensanchar las relaciones comerciales entre ambos países. y a los inversionistas y directivos de las empresas que se establecieron en México de manera más o menos permanente. apuntan a que la presencia de los mineros ingleses no fue tal que contribuyera al establecimiento de una comunidad metodista mexicana en el Distrito de Real del Monte o en Pachuca. Existía una distancia de clase de los mineros ingleses que no favoreció la identificación de los mexicanos con éstos.4 ellas. esta migración en particular tiene las siguientes tres características: a) b) c) se asocia directamente con la llegada del capitalismo a México. acompañando al capital británico. en medio de una sociedad globalmente organizada en torno a una estructura corporativa jerárquica y compuesta en esencia por actores colectivos”.“que ofrecieron nuevos modelos asociativos. o mientras sus negocios resultaran lucrativos-. Se debe tomar en cuenta que la migración inglesa del siglo XIX es diferente a la de otras comunidades de extranjeros que se asentaron en nuestro país como resultado de los procesos de expulsión política y/o social de sus países de origen. sino que ésta toma forma hasta la década de 1870 por las siguientes razones: 1. ya que son formas modernas de sociabilidad –en tanto se basan en el principio del Hombre como un ser con derechos individuales. la que sí puede considerarse como .10 como lo es la Iglesia católica. como fue el caso de los peregrinos que fundaron las trece colonias en América del Norte. coadyuvó al establecimiento de la relación entre ambos países en el marco de la la necesidad de importar capital humano reflejó las características del desarrollo división internacional del trabajo. al menos durante la primera mitad del siglo XIX. Hallazgos Tanto las fuentes que se refieren a la influencia de las sociedades protestantes en México como de aquellas que examinan la historia de la Iglesia metodista. y de Gran Bretaña y de México.11 Así.

además de exigirles un juramento de respeto a las leyes y costumbres mexicanas. hacia a década de los 20 y los 30. sin lugar a dudas. pues aunque este último país ofrecía similitud de idiomas. a pesar de la intolerancia consagrada en las constituciones anteriores a 1857. fue la de los mineros ingleses. Cabe señalar que la migración de ingleses que llegaron a México fue muy distinta a la que llegó a los Estados Unidos de Norteamérica. salario suficiente para mantenerse y para ahorrar. los ingenieros de minas ingleses. afinidad cultural y estabilidad política. así como trabajadores de la misma nacionalidad que trabajaban bajo su control practicaban a discreción sus oficios religiosos. ayuda económica para establecerse y. 12 2. así que difícilmente se pudo haber dado una influencia en el ámbito de las creencias religiosas. La distancia social entre ingleses y mexicanos se veía incrementada con las exigencias de comportamiento que la compañía hacían a los mineros ingleses. las empresas en México ofrecían la seguridad laboral que les daba un ventajoso contrato firmado antes de su salida de Cornwall por al menos tres años de trabajo (susceptible de ser renovado). pago de traslado.15 . ya que los dotó de privilegios y expectativas de enriquecimientos personal. algunas veces. Los atractivos contratos que se ofrecían a los mineros ingleses no sólo buscaban cubrir una necesidad técnica sino que -según Herrera Canales y otros-sirvió “para llenar una necesidad intrínseca al empresario. algunas reglas de comportamiento dentro de la empresa y de conducta a observar en sus relaciones con la población nativa y sanciones que recibirían por transgredir lo estipulado. pero también limitaron la interacción entre ambas poblaciones. Pese a lo anterior. incluso pasaje de regreso a Cornwall al término del contrato.5 migración en tanto que constituyó una comunidad a largo plazo. prevenir encontronazos con la población local que pusieran en riesgo las relaciones de la empresa minera con el gobierno mexicano. los jefes de la compañía minera exigían a sus mineros ingleses una férrea disciplina13 que los mostrara dignos de la confianza absoluta para manejar en exclusiva a las máquinas de vapor. de controlar ideológica y políticamente a los trabajadores” mediante su identificación clara con los intereses del capitalista.14 Estas exigencias buscaban. A cambio de estos atrayentes contratos. En Pachuca (…) ya en el siglo XIX. al tiempo que ahondó la diferenciación cultural entre los mineros ingleses y los mexicanos.

y b) el de inmigración. la limitación de la tolerancia religiosa a las minorías extranjeras –fruto de acuerdos diplomáticos y comerciales con las potencias protestantes (Inglaterra. Si bien el liberalismo moderado redactó la constitución de 1857. cuando el Gobierno de Lerdo de Tejada fomentó el protestantismo misionero como un contrapeso de la jerarquía católica conservadora -pues se consideraba que podían ser agentes del cambio social. sino hasta la siguiente generación. pues se identificó a la Biblia con el invasor.17 y se institucionaliza la libertad de culto. Prusia.20 aunque el repartir Biblias de puerta en puerta durante la guerra de México contra los Estados Unidos de Norteamérica fue contraproducente.18 Hans-Jürgen19 señala que hay dos tipos de evangelización protestante: a) el de misión. presbiterianas y congregacionistas para llevar a cabo la primera forma de evangelización. quienes viajaron con su familia y que por tanto no establecieron. La constitución liberal de 1857. En esta lógica. No fue sino hasta la década de 1870. pues se consideró que la situación ya era favorable para la obra misionera. Holanda).e hizo constitucionales las Leyes de Reforma. en tanto que esto suponía mayor libertad de desplazamiento. no fue sino hasta la promulgación de las Leyes de Reforma en 1859 cuando toma forma el gran principio de la separación entre Iglesia católica y Estado. basado en el esfuerzo proselitista. Estados Unidos. el caso de los mineros ingleses en Real del Monte es un ejemplo de que no bastó su presencia para que se llevara a cabo el segundo tipo de evangelización. que entraron a México cinco sociedades misioneras metodistas. al revisar la historia de la Iglesia metodista episcopal de México. explica Bastian. la secularización de los cementerios y del registro civil. tampoco se encontraron referencias que señalen a los mineros ingleses de Real del Monte como pioneros de . por ello.21 Ahora bien.reflejó la resistencia global de la sociedad corporativa hispanoamericana a la modernidad y también la ambigüedad ante el modelo liberal. durante la primera mitad del siglo XIX.16 3. que debe su fuerza a la infiltración ideológica en la vida cotidiana de la comunidad receptora. pero que poco después prefirieron a los mineros casados.6 También resulta pertinente saber que originalmente los contratistas prefirieron a los mineros solteros. pues las condiciones sociopolíticas para ello no eran favorables. lazos de parentesco con la población mexicana.

del segundo grupo. pues sus cultos eran en idioma inglés y no rebasaban las paredes de los hogares o de sus centros de reunión.por las misiones protestantes. quienes formalizaron sus cultos y les otorgaron sus características . y que se denominaban “protestantes”. la Iglesia metodista se refiere a ellos como grupos de liberales que celebraban cultos públicos con ritual no católico romano. en México se desarrollaron asociaciones liberales disidentes de la Iglesia católica (“sociedades de ideas”) que.hubo abierto el camino para la inmigración protestante. inspiradas en el espíritu de la reforma protestante. debemos agregar unas líneas sobre su papel político. incluso antes de la llegada de las misiones protestantes.24 Además de la mirada metodista de este segundo grupo. se reunían para la lectura de la Biblia y que posteriormente fueron campo de siega -es decir. que se reunían en grupos para estudiar la Biblia y que buscaban anhelosamente conseguir Biblias y literatura protestante. Bastian explica que. formado en su mayoría por personas que manifestaban su disidencia religiosa a través de la lectura de la Biblia y posturas anticlericales. se encontraron los siguientes señalamientos: • Que no fue sino hasta 1872 cuando comienza su periodo misional propiamente dicho. la Iglesia metodista ha registrado que cuando los misioneros norteamericanos llegaron a Pachuca en 1874 se encontraron con dos grupos ‘hetedoroxos’. el primero de ellos era una congregación de inmigrantes ingleses dirigida por el ingeniero de minas Richard Rule.23 Pero entonces. y el otro era una agrupación local dirigida por el médico Marcelino Guerrero. ¿por qué la Iglesia metodista no considera a estos grupos como pioneros de su causa en México? En el primer caso. sinceramente buscaban alguien que pudiera guiarlos e instruirlos.7 esta Iglesia en México ni como piedra angular de su presencia en México. ¡Hasta sacerdotes católicos romanos! que insatisfechos con el status quo de su iglesia. tal vez se deba a que se practicaba un protestantismo llamado “de trasplante”. más aún. diez años después de que Juárez -por conducto de Matías Romero. Sin embargo. el de los mexicanos autodenominados como “protestantes”. descendiente de un inversionista inglés de principios de siglo. capitalizadas.22 • Que el metodismo de evangelización que llegó a México provino de los Estados Unidos y no de Inglaterra.

Real del Monte. aunque sin duda algo más que el fútbol y los pastes. de la manera en que sortearon sus diferencias y sus coincidencias. las escaramuzas y amenazas que en cada esquina y en casi cada reunión podían esperarse”. sino por la comunidad que resultó de la evangelización misionera. 284 p. más aún. 1977.27 Por lo anterior.25 Conclusiones El surgimiento del protestantismo en México “se inserta en la polémica sobre tolerancia religiosa. no fueron resultado de la evangelización que por migración realizaran los mineros ingleses que trabajaron para la Compañía de Caballeros Aventureros de las Minas de Real del Monte. Bibliografía 1. . Para concluir.8 denominacionales. Queda agregar que no se localizaron documentos que relataran la mirada que los mineros mexicanos debieron haber tenido de sus compañeros ingleses en la cotidianidad. México. los mineros ingleses en Real del Monte. las dos grandes muestras arquitectónicas de la presencia metodista en Real del Monte. el valor que Bastian otorga a estas va más allá del ser sólo un frente anticatólico. Una empresa minera británica en México. un tema que vincula política y religión y corresponde a la historia de las ideas”. la Iglesia metodista reconoce en su historia que fue necesario un marco propiciado por el Estado para iniciar su obra evangelística pues. una vez que la reforma liberal abrió los espacios para la libertad de culto y que los panteones fueron retirados del control de la Iglesia católica. no contribuyó significativamente al establecimiento de una comunidad mexicana protestante. los primeros misioneros “fueron probados en el crisol de los insultos. sino que fueron verdaderas “redes prepolíticas portadoras de la modernidad” en tanto se oponían a una sociedad corporativista dominada por la Iglesia católica. Robert Randall. el presente texto espera haber ilustrado cómo los procesos políticos condicionan el avance de los cambios culturales de largo aliento y cómo la diversidad religiosa en el siglo XIX escribió un capítulo de la historia de México como un Estado laico. antes de las Leyes de Reforma. Fondo de Cultura Económica. o sobre las huellas que esta convivencia dejó en ellos. 26 y por ello hemos visto que la presencia de un grupo de metodistas. el templo y el Panteón Inglés (que data de 1882). sin embargo. las pedradas.

condición de ciudadanía para las mujeres. Sociedades de ideas y modernidad en América Latina. Sociedades de ideas y modernidad en América Latina. Fondo de Cultura Económica y Comisión de Estudios de Historia de la Iglesia en América Latina. 1824-1906.) Laicidad y valores en un Estado democrático.Universidad Nacional Autónoma de México. México. 77-89.) Protestantes. Colección Divulgación. “Introducción” en: Jean-Pierre Bastian (comp. Periodos iniciales. los trabajadores ingleses de la Compañía Real del Monte. México. Instituto Nacional de Antropología e Historia. Inés Herrera Canales (coord. pp. 15-23. Colección “Babel: Ciudad de México”. 12. “El porqué de un Estado laico” en: Rosario Ortiz Magallón (comp. México. 2000.) Estado laico. Hans-Jürgen Prien.) Protestantes. Jean-Pierre Bastian. Alma Parra. 6. 10. 3. 9. pp. AC. núm. “Retos y perspectivas de la laicidad mexicana” en: Roberto Blancarte (comp. 1993. Archivo Histórico de la Compañía de Real de Minas y Pachuca. Colegio de Michoacán.). pp. Inés Herrera Canales. Instituto de Investigaciones Históricas . 13. pp. Instituto Nacional de Antropología e Historia.) El protestantismo en México (1850 – 1990). Guía General del Archivo Histórico de la Compañía de Real de Minas de Real del Monte y Pachuca. siglo XIX. pp. Fondo de Cultura Económica y Comisión de Estudios de Historia de la Iglesia en América Latina. siglo XIX. 1877-1911” en: Jean-Pierre Bastian (comp. México 1997. Archivo Histórico y Museo de Minería. pp. 1999. La Iglesia metodista episcopal. 5. El Colegio de México. México 1974. De la colonia al siglo XX. 2007. Daniel Escorza Rodríguez. 15-33. Fondo de Cultura Económica y Comisión de Estudios de Historia de la Iglesia en América Latina. Congreso de la Unión. “Los británicos del siglo XIX en México:¿una comunidad?” en: Gobierno de la Ciudad de México. Secretaría de Gobernación. Abraham Téllez Aguilar. 271 p. liberalismo y francmasonería en América Latina durante el siglo XIX: problemas de investigación” en: Jean-Pierre Bastian (comp. México. 7. Metodismo en México. Instituto de Cultura de la Ciudad de México. 8. 132-164. Colección Divulgación. La comunidad inglesa en la Ciudad de México. 61 p. pp. 1993. “El discurso cívico-religiosos protestante en Hidalgo” en: Laura Espejel López y Rubén Ruiz Guerra (coords. “Protestantismo. La minería mexicana. Instituto Mora. México. 1995. Instituto Nacional de Antropología e Historia. liberales y francmasones. Serie Publicaciones del Centenario. “Protestantismo y política en México en el siglo XIX” en: Laura Espejel López y Rubén Ruiz Guerra (coords. 17-37. 1998. La Iglesia metodista episcopal.9 2. 11. liberales y francmasones.) Protestantes. LX Legislatura. Cuauhtémoc Velasco Ávila y Eduardo Flores Clair. siglo XIX. Archivo General de la Nación y Archivo Histórico de la Compañía de Real de Minas y Pachuca. “Las sociedades protestantes y la oposición a Porfirio Díaz en México. Colegio de México. Archivo Histórico y Museo de Minería. México. México. 7-14. Grupo Parlamentario del PRD. Roberto Blancarte. 12. Sociedades de ideas y modernidad en América Latina. 128 p. México. México. 1995. México. Roberto Blancarte. 4. 14. 94 p.) El protestantismo en México (1850 – 1990). Cámara de Diputados. pp. Velasco. liberales y francmasones. . Jean-Pierre Bastian. 1981. Dirección de Estudios Históricos. Etnia y clase. 1999. 223 p. Canto en la tierra e imagen ante el tiempo: el Distrito Minero de Real del Monte y Pachuca.27-41. 117-139. Sociedad de Estudios del Metodismo en México. Gustavo A. México. 1993.

) El protestantismo en México (1850 – 1990). Instituto Nacional de Antropología e Historia.10 15. México. Laura Espejel López y Rubén Ruiz Guerra “Introducción” en: Laura Espejel López y Rubén Ruiz Guerra (coords. La Iglesia metodista episcopal. 1953. Iglesia Metodista Episcopal de México. 50 p. . México. pp. 7-16. La Iglesia Metodista en México y su herencia wesleyana. 1995. Sociedad de Estudios del Metodismo en México. Colección Divulgación. 16.

los trabajadores ingleses de la Compañía Real del Monte. Les sociéteés de pensé et la democracia. Dirección de Estudios Históricos. Congreso de la Unión. ya que la Iglesia metodista tiene un compromiso explícito con la justicia social y la igualdad entre los hombres. México 1997. 3 Inés Herrera Canales (coord. Una empresa minera británica en México. 6 Archivo Histórico y Museo de Minería. Etnia y clase. 15 Daniel Escorza Rodríguez. México. AC. Instituto Nacional de Antropología e Historia. Instituto de Investigaciones Históricas . “El discurso cívico-religiosos protestante en Hidalgo” en: Laura Espejel López y Rubén Ruiz Guerra (coords. siglo XIX. 117. México. Cuauhtémoc Velasco Ávila y Eduardo Flores Clair. Archivo Histórico y Museo de Minería. Robert Randall. 24. los trabajadores ingleses de la Compañía Real del Monte. pp. p. México. 41. 1977. Colegio de Michoacán. Etnia y clase. Fondo de Cultura Económica. Colección “Babel: Ciudad de México”. 7 Roberto Blancarte. La comunidad inglesa en la Ciudad de México. p. p. 1981. “Los británicos del siglo XIX en México:¿una comunidad?” en: Gobierno de la Ciudad de México. 7. 15.. Fondo de Cultura Económica y Comisión de Estudios de Historia de la Iglesia en América Latina. 1980. 1995. los metodistas fueron abolicionistas decididos que ayudaron a liberar esclavos negros fugitivos del sur de Estados Unidos. Petre. México. ya que éstos no fueron tranquilos ni de confianza. 4 Robert Randall. Colección Divulgación. Instituto Mora. Instituto Nacional de Antropología e Historia. México. p. Etude d’histoire révolutionaire. “Introducción” en: Jean-Pierre Bastian (comp. Archivo Histórico y Museo de Minería. México. 1921. 30. 1 2 . La minería mexicana. Dirección de Estudios Históricos.) Laicidad y valores en un Estado democrático. Real del Monte.El subrayado es mío. los trabajadores ingleses de la Compañía Real del Monte. AC. Fondo de Cultura Económica. el aislamiento social y las presiones políticas impuestas a los mineros ingleses. México. p. México. pp. 1981. por ejemplo. Inés Herrera Canales. Grupo Parlamentario del PRD. 9 Augustín Cochin. 10 Jean-Pierre Bastian. 12. Una empresa minera británica en México. p. pp. Canto en la tierra e imagen ante el tiempo: el Distrito Minero de Real del Monte y Pachuca. México. México. Francois Furet. 2007. 1999. París. Instituto Nacional de Antropología e Historia. “El porqué de un Estado laico” en: Rosario Ortiz Magallón (comp. 2000. 1993. 60. Cuauhtémoc Velasco Ávila y Eduardo Flores Clair. Instituto Nacional de Antropología e Historia. La Iglesia metodista episcopal. “Retos y perspectivas de la laicidad mexicana” en: Roberto Blancarte (comp. 16. condición de ciudadanía para las mujeres. Etnia y clase. Secretaría de Gobernación. El Colegio de México. Real del Monte. liberales y francmasones. Dirección de Estudios Históricos. 8 Roberto Blancarte. 12 Inés Herrera Canales. 61 p. pero habrá que investigar si ese “espíritu de insubordinación” que señala no fue una reacción metodista ante las restrictivas condiciones de trabajo. 11 y ss.e.) Protestantes. p.) El protestantismo en México (1850 – 1990). 19. Barcelona. 5 Archivo Histórico y Museo de Minería.) Estado laico. 79. LX Legislatura. s.Universidad Nacional Autónoma de México. 11 Alma Parra. Instituto de Cultura de la Ciudad de México. Cuauhtémoc Velasco Ávila y Eduardo Flores Clair. De la colonia al siglo XX. 13 Randall (1977) documenta que el problema con la fuerza de trabajo inglesa siempre fue la disciplina. México 1997. Colegio de México. p. 1998. México. 1824-1906. Canto en la tierra e imagen ante el tiempo: el Distrito Minero de Real del Monte y Pachuca. 14 Inés Herrera Canales. 1977. 1981. así. núm. 1824-1906.). Pensar la Revolución francesa. Cámara de Diputados. Sociedades de ideas y modernidad en América Latina. 1824-1906.

) Protestantes. La Iglesia metodista episcopal. 1995. núm. pp. liberales y francmasones. “Las sociedades protestantes y la oposición a Porfirio Díaz en México. p. 19 Hans-Jürgen Prien. 23 Daniel Escorza Rodríguez. Instituto Nacional de Antropología e Historia.) Protestantes. Velasco. 18 Jean-Pierre Bastian.) Protestantes.) El protestantismo en México (1850 – 1990). 1993. 26 Laura Espejel López y Rubén Ruiz Guerra “Introducción” en: Laura Espejel López y Rubén Ruiz Guerra (coords. “Protestantismo. Colección Divulgación. 16 . Fondo de Cultura Económica y Comisión de Estudios de Historia de la Iglesia en América Latina.) El protestantismo en México (1850 – 1990). 1523. Colección “Babel: Ciudad de México”. 1993. Fondo de Cultura Económica y Comisión de Estudios de Historia de la Iglesia en América Latina. 1993. 10. México. liberales y francmasones. La comunidad inglesa en la Ciudad de México. liberalismo y francmasonería en América Latina durante el siglo XIX: problemas de investigación” en: Jean-Pierre Bastian (comp. p. 24 Gustavo A. 18771911” en: Jean-Pierre Bastian (comp. Fondo de Cultura Económica y Comisión de Estudios de Historia de la Iglesia en América Latina. 16. 17 Actualmente. México. Periodos iniciales. México. México. Sociedad de Estudios del Metodismo en México. Colección Divulgación. Fondo de Cultura Económica y Comisión de Estudios de Historia de la Iglesia en América Latina. 12. Sociedades de ideas y modernidad en América Latina. Serie Publicaciones del Centenario. Sociedades de ideas y modernidad en América Latina. México 1974. La Iglesia metodista episcopal. liberales y francmasones. México. 136. 32. Colección Divulgación. México. pp. siglo XIX. La Iglesia Metodista en México y su herencia wesleyana. pp. p. 810. “Introducción” en: Jean-Pierre Bastian (comp. 80-81. México. 1999. siglo XIX. “El discurso cívico-religiosos protestante en Hidalgo” en: Laura Espejel López y Rubén Ruiz Guerra (coords. 27 Sociedad de Estudios del Metodismo en México. Instituto Nacional de Antropología e Historia. el principio de laicidad es explícitamente la separación entre Estado e iglesias en general. 1953.Alma Parra. p. 25 Jean-Pierre Bastian. Sociedades de ideas y modernidad en América Latina. México. siglo XIX. 24. Iglesia Metodista Episcopal de México. “Protestantismo y política en México en el siglo XIX” en: Laura Espejel López y Rubén Ruiz Guerra (coords. 1995.que entraron a México antes de este periodo fueron traídas por soldados de esta nacionalidad que las utilizaban para su devoción personal (Velasco. Instituto Nacional de Antropología e Historia. 1993.) El protestantismo en México (1850 – 1990). liberales y francmasones. 1995. México. Instituto de Cultura de la Ciudad de México. siglo XIX. 20 Jean-Pierre Bastian. La Iglesia metodista episcopal. “Los británicos del siglo XIX en México:¿una comunidad?” en: Gobierno de la Ciudad de México. p.) Protestantes. 30. 1974:13). Metodismo en México. p. “Introducción” en: Jean-Pierre Bastian (comp. 21 Se ha documentado que las Biblias protestantes -y otra literatura evangélica. Sociedades de ideas y modernidad en América Latina. 22 Abraham Téllez Aguilar. y no se circunscribe únicamente a la Iglesia católica romana.