Vous êtes sur la page 1sur 18

EL USO DE LA FUERZA EN LAS RELACIONES INTERNACIONALES:

¿APOLOGÍA DE LA VIOLENCIA?

“………

El

reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebataran”

San Mateo 11:12

El norte de Mali bajo control de los “rebeldes” Tuareg organizados con las siglas MNLA (Movimiento Nacional para la liberación del Azawad) se ha declarado independiente con la del naciente Estado -Azawad- poco después de una lucha en contra del gobierno que dio paso a un golpe de Estado, organizada por Amadou Haya Sanogo. Este conflicto toma relevancia en los medios mundiales desde finales del 2011.Donde organizaciones humanitarias con sobrada razón mencionan el aumento de la violencia. Esto se lee en la portada de varios diarios internacionales durante la semana santa para la mayoría de los países de América y otros más en Europa, en este 2012, donde la violencia en esas fechas disminuye, (o no se toma en cuenta por los medios de información occidentales) pero no cesa; en todo caso para tomar un leve suspiro y reagruparse para ir con más vigor. Si bien se corre con fortuna durará algunos meses, gracias a la intervención de los países aliados dispuestos a utilizar la violencia efecto para frenar la violencia causa. En caso de no ponerse de acuerdo, como también sucede por parte de las grandes potencias, se deja a su buena suerte las revueltas en esa parte de África.

Al cambiar de página, no muy lejos de Mali, se conoce con más detalle, el caso de Siria, donde el régimen dictatorial de Bachar el Asad se ha obstinado por no dejar el poder; mientras el lado opuesto, de ninguna manera “los rebeldes” piensan en dar ningún paso atrás, salvo que los militares dejen de disparar con sus tanques. Cosa que no ha ocurrido. Ya hace un año, (desde la primavera Árabe) la tardanza ocasionada por el descuerdo de las potencias en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (UN) que han dejado en la orfandad al país, salvo por el plan de pacificación encabezado por Kofi Annan, muy poco efectivo hasta el momento; ello resulta poco creativo decir cuántas muertes se registran, cuando la suma aumenta cada día hasta el momento de declarar el epílogo

1
1

(tregua, negociación y la victoria de algún bando) se hace el recuento de los daños.

Como los conflictos antes mencionados (sin olvidar los casos más conocidos:

Afganistán e Irak) hay por lo menos uno en cada continente con mayor o menor intensidad 1 . Sin dejar de agregar la eterna violencia entre Israel y Palestina. Conflicto que no tiene luz al final del túnel. Por un lado, los radicalismos de los líderes políticos Netanyahu-Abbas de ambas partes, y sin duda alguna, el origen de la violencia, por más que se niegue, es un conflicto religioso.

No menos oscuro es el caso de Corea del Norte, en la zona asiática, hasta este momento anuncia el lanzamiento de un cohete para colocar un satélite donde las potencias nucleares Estados Unidos, Japón, Corea del Sur, Gran Bretaña y Francia- están en franca oposición por suponer, sin pruebas contundentes, que el régimen disfraza esta prueba de orden geográfico como son los recursos naturales y la celebración de los 100 años del nacimiento del líder Kim II Sung, su verdadera intensión: un misil balístico de largo alcance. La llegada del nieto de Kim II, es decir, Kim Jong-un no ha traído nuevos aires de libertad, por el contrario, en el mejor de los casos ha mantenido el mismo nivel de represión social en la península. Levantando toda una serie de incerteza en la región, que da por resultado la respuesta, entre ellas, la de Japón, al desplegar misiles tierra-aire, en caso de cualquier contingencia 2 .

Mientras en América Latina (AL) la situación no es tan lejana al resto de los otros continentes. En Colombia las famosas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) poco después del engaño de un cese de la violencia, con

1 En la naturaleza del conflicto la violencia habita en su centro con la posibilidad última de aniquilar físicamente al otro Estado-Nación (Situación de guerra). Los niveles de intensidad anteriores a éste son: situación de disconformidad, situación de tensión, y situación de crisis. De acuerdo a la ONU, hay oficialmente 16 misiones de pacificación alrededor del mundo (2012), quienes han caído en el mayor grado de intensidad. Ellos son: Haití, Kosovo, Sáhara Occidental, Liberia, Costa de Marfil, Republica Democrática del Congo, Sudan, Republica de Sudan del Sur, Darfur, Chipre, Oriente Medio, Los Altos del Golán Sirio, Afganistán, India y Pakistán, Timor-Leste

2
2

buenos gestos al dejar libre a los secuestrados, volvieron a atacar tras el cual dejaron muertos; primordialmente militares y de sus propios guerrilleros, en un estira y afloja con el gobierno del presidente Santos. Uno de los líderes de las FARC, alias Iván Martínez, deja en claro que siguen en pie y no existe el final de la guerrilla. Por lo tanto, con el objetivo tan claro, como hace 50 años: derrocar al régimen establecido. En tanto, el presidente se reúne en su país en la VI Cumbre de las Américas, dice con una sensación de frustración de negociar personalmente sin ningún éxito contundente cercano.

No sin antes dejar un párrafo más, al caso de México, llamada por los medios de comunicación la lucha contra el crimen organizado. Iniciada precisamente, con tal nombre, en el sexenio del presidente Calderón. El inicio del conflicto, no era nada nuevo, pues al menos, una década antes, la cuestión de la lucha contra el narcotráfico era una cuestión muy importante para los gobiernos en turno; sí la violencia se ha incrementado en ciertos lugares bien ubicados del país con la implementación de ejercito como fuerza principal para no dar tregua a los carteles que están muy bien organizados, y cuentan con enorme capacidad económica. Bien dicen que una estrategia vale por sus resultados. Hay pocos analistas actualmente quienes dirían que ésta (el uso de la violencia estatal contra la violencia ilícita) ha resultado favorable para frenar, ya no la propia violencia, sino para disminuir la intensidad de la misma.

Después de describir someramente estos cuatro conflictos se puede observar que los rasgos de violencia, en sus diversos niveles de intensidad persisten no sólo a través de los continentes; sino también a través de los últimos tiempos llamados post-modernos. No obstante, en los últimos días hay analistas que reportan, la disminución de ésta en los últimos años 3 . Otros más hacen mención de factores

3 El historiador Jean Meyer quién en un interesante artículo publicado en “El Universal” hace alusión y dice “ha bajado (la violencia) si tomamos una amplia escala temporal, ha bajado a lo largo de los siglos, y de una manera más rápida en los últimos dos siglos, acelerada en los últimos 50 años. Eso vale para la humanidad en general, como lo escribía el gran historiador Pierre Chaunu hace un cuarto de siglo; lo confirma ahora el sicólogo de Harvard, Steven Pinker, en su gran y gordo libro (¡800 páginas!) intitulado Los mejores ángeles de nuestra naturaleza. ¿Por qué

declinó la violencia? (2011)”. Véase http://www.eluniversalmas.com.mx/editoriales/2012/04/57811.php

3
3

del incremento de la violencia gracias a factores diversos como el climático, como el niño concretamente, del cual ha aumentado los conflictos internacionales en los últimos cincuenta años en más de noventa países. Entre 80 y 90% de los conflictos armados que se produjeron desde 1950 son luchas internas en las que los partidarios de un gobierno se han enfrentado a los de la oposición y muchos de ellos han sido avivados por el aumento de la temperatura, según el investigador de la universidad de Columbia Solomon Hsiang 4 .

Hay algo más que rescatar de este último apunte de Hsiang quién agrega que existe el factor climático- psicológico que juega un papel muy relevante en el avance de la violencia. Es precisamente aquí donde vale interrogarse puntos fundamentales para las Relaciones Internacionales, basado en los párrafos anteriores, y que se dará, ensayo en las siguientes líneas ¿A mayor armas pequeñas y ligeras resulta mayor el avance de la violencia al interior de los Estados y en última instancia el choque entre los mismos países? A primera vista puede resultar muy evidente la respuesta. Y más si se agrega que las armas en el mundo, 550 millones, es decir, un arma por doce personas en el mundo como lo indicaba el film Lord of the War (2005).

¿Las religiones como factor de crear violencia? No piensen que he venido a traer paz, sino más bien, espada, nos hace recordar el evangelio. Y por si fuese poco, la lucha que se ha emprendido contra el terrorismo musulmán, particularmente desde el inicio de este siglo XXI no abona a favor de afirmar que los hacedores de las religiones, en particular los fundamentalistas, construyen puentes de pacificación. Y la ultima, si la violencia en cualquiera de sus grados es inevitable, ¿qué y cómo hacer si resulta favorable para un cierto equilibrio en el sistema internacional? Un buen día se les pidió a algunos periodistas escribir cómo

4 Agrega el autor ”Tendemos a pensar que todos los conflictos tienen razones muy profundas y en algún sentido es así, pero es importante tener también en cuenta la tendencia a la violencia de muchos seres humanos, que se ve amplificada con el calor…” continúa el discurso “El Clima de violencia. En los países tropicales, la mayoría de los afectados por los cambios en temperatura, fueron Perú, Sudán y la India. La probabilidad de la violencia civil en erupción se duplicó durante los años de El Niño, de alrededor de 3% a 6%, que asciende a un extra de 48 enfrentamientos”.

4
4

combatir la violencia. Varios de ellos presentaron sendas exposiciones; salvo uno, quién en una cuartilla escribió que la única manera de acabar con ella, era prescindir del ser humano.

Las armas han estado desde épocas muy tempranas con la humanidad, como medio de defensa primeramente contra el ataque de lo desconocido, y más tarde para el ataque de la formación de imperios contra otros en la historia antigua. Es creciente la elaboración de armamento para preservar lo obtenido, sea armas de grandes proporciones que podría destruir a media humanidad, o incluso más, en estos días como las químicas, biológicas, escudos antimisiles; además aquellas otras que están al alcance de cualquiera de nosotros, con tal sólo decidir y querer obtener una arma convencional (corta y ligera). De acuerdo con el Instituto de Investigaciones sobre la Paz (SIPRI), con sede en Estocolmo, Suecia, en el reporte más reciente de fabricación y transferencia de armamentos del quinquenio 2007-2011: el volumen de transferencias fue superior en un 24% basado en el anterior periodo (2002-2006) 5 .

El monopolio que Estados Unidos tiene actualmente, y en general los países miembros del Consejo General de la ONU, no es sorprendente desde el fin de la segunda guerra mundial; lo relevante, de estas cifras son los países importadores. La mayoría están en Asía. La India encabeza la lista, seguida por Corea del Sur, en tercer lugar Pakistán, y no muy lejos la gran China- tanto exportador como importador- quienes comparadas con estos números, no es tan seria la cosa en el continente americano que sólo representó un 11% del comercio de armas 6 . Particularmente, en el índice de armas convencionales no difiere mucho de los datos anteriores. Naciones Unidas en 2001 buscó a través de un instrumento llamado Programa de acción para prevenir, combatir y erradicar el tráfico ilícito de

5 Véase el reporte completo en Eduardo Navarrete Jorge,12 de abril 2012,”Más allá y por encima de la crisis” en el diario La Jornada, versión electrónica:

6 Ibídem

5
5

armas pequeñas en todos sus aspectos” (PoA) 7 . A nivel regional, en AL, se afirmó lo siguiente: “Se alienta a los Estados a reforzar la cooperación interinstitucional entre las autoridades aduaneras, fronterizas, policiales y judiciales para prevenir el tráfico ilícito de armas pequeñas y armas ligeras a través de las fronteras. En este contexto, los Estados resaltaron la importancia de encarar la cuestión del tráfico ilícito por aire, mar y tierra.” En otro párrafo se vuelve a alentar “Los Estados recomiendan celebrar reuniones subregionales, regionales e intrarregionales de los organismos competentes de aplicación de la ley para intercambiar información y promover la armonización de las leyes, prácticas comunes y herramientas para prevenir el tráfico de armas pequeñas y armas ligeras a través de las fronteras8 .

Los resultados de este programa alentador se darán a conocer en la segunda conferencia que examina los avances posibles de PoA en septiembre del 2012 en el seno de Naciones Unidas. Más allá de esperar tales resultados; en AL las estadísticas son contundentes. Alrededor de 73,000 y 90,000 personas mueren al año debido a este tipo de armas, el 60% de los asesinatos ocurridas en un año son perpetrados por ellas, de los 33 países al menos 8 tienen tasas que indican que las armas de fuego asesinan a 10 de cada 100,000 residentes cada año 9

Se sabe que Estados como Suiza, Alemania, Bélgica, Reino Unido, Italia, Austria, España y Rusia son de los mayores exportadores de armas de Europa. Y dentro de los tres importadores de armas en esta misma zona son Reino Unido, Alemania, y Francia. Ante tales números los reportes anuales de la Unión Europea

7 El PoA constituye uno de los instrumentos de mayor relevancia en materia de seguridad internacional por ser el único acuerdo global sobre el control de armas pequeñas. El Instrumento solicita: 1) tomar las medidas necesarias para tipificar como delito la producción o posesión de armas ilícitas, 2) identificar y destruir los excedentes de armas, 3) mantener registros sobre tenencia y transferencia de este tipo de armas,4) asegurar el cumplimiento de los embargos y el intercambio de información. Los detalles véanse en http://www.poa-iss.org/poa/poa.aspx

8 Véase el trabajo del embajador mexicano Macedo Pablo en “Las tendencias regionales frente al programa de acción de la ONU para prevenir, combatir, y eliminar el tráfico ilícito de armas pequeñas y ligeras” (PoA), Comisión de Seguridad Hemisférica de la OEA, febrero del 2012

9 Para complementar las cifras Véase el reporte Small Arms Survey 2011 en

6
6

sobre la regulación de la tenencia (permisos) de armas en esos mismos países se afirma que Suiza, Reino Unido, Alemania, Serbia, Rumania, Bélgica son los primeros en dar licencias. Por tanto, hay un número bastante considerable de armas convencionales en el continente tanto de manera legal, primordialmente, como ilegal. 10 .

Quién no recuerda el caso más célebre de los últimos meses en Noruega del asesino Anders Breivik. Bien se dice que aún en sociedades avanzadas, no sólo en lo económico, algo podrido hay en ellas. No dudar por un instante que haya potenciales ciudadanos o no, la capacidad de realizar tales hechuras. Lo mismo ha ocurrido en otras partes del mundo occidental desarrollado. Sin olvidar los casos más sonados en los Estados Unidos. Todo ello, ha conducido a valorizar el debate sobre la prohibición, o al menos, las exigencias mayores para la portación de armas legales o no. Tanto en el viejo continente como en Estados Unidos las iniciativas a favor de la libertad de poseer armas se han mantenido vigentes. A pesar de las desgracias en ambas partes del Atlántico. De nueva cuenta se enfrenta la contradictoria respuesta que las armas legales o no en Europa han dado una mayor calma y seguridad (incluso por tradición como se dice en Suiza) en el consciente y también en el inconsciente de la sociedades europeas. De lo contrario se vería una luz tenue al menos, a favor de las Organizaciones No Gubernamentales, por disminuir la posesión de armas cortas y ligeras.

En Europa no se ha dejado la idea del equilibrio del poder del siglo XIX. Un poder traducido en mantener el control de la violencia de las armas con las mismas armas. Un juego, como todos, que corre sus propios riesgos, que hasta ahora no han perdido; como sí se ha perdido en AL, y sólo porque no lo hemos jugado aún a pesar de tener cerca dos sucursales del mundo de Wall Disney donde al final vence el bien y permanece más tiempo la paz perpetua. No son las armas las responsables de la alza en la violencia, en su última forma, es más bien un factor disuasorio, no completo, que siempre está presente en la cabeza de aquel que

10 Small Arms Survey 2011, resumen del capítulo 1

7
7

busca violentar al otro. Y sabrá que corre el riesgo de ser agredido de la misma forma.Ese es el valor de las armas; el resto es cosa de quienes las accionan.

El tema de la religión, se entiende como la ocasión del humano de ligarse a un ente superior, a uno o más de un Dios de acuerdo a lo que se profese con el fin de tener una relación estrecha. Dicho lo anterior, al igual que el tema de las armas, desde la aparición del hombre, se ha mencionado que dicha relación, directa o no, ofrece responder a las preguntas sin respuesta y enfrentar de mejor forma los temores del vivir cotidiano. En Oriente y occidente los tres grandes movimientos religiosos, bien conocidos, judaísmo, cristianismo e islamismo, han tenido el mismo origen, mas no así el recorrido histórico, cada momento, cada siglo se separaban del génesis. Se recuerda la expulsión del pueblo hebreo de Jerusalén en la época romana (Emperador Tito, año 70 d.c.), la reconquista de Jerusalén de los cruzados durante la edad media (1035-1291), la caída de Constantinopla en manos del imperio otomano (1453), la salida obligada de los moriscos de España (1602), la guerra de los 30 años (entre católicos y protestantes 1618-1648),la expulsión de los jesuitas de los territorios del imperio Español (1767), además de la conformación de la Santa Alianza (1815) para imponer y debilitar al imperio otomano, con orientación musulmana. La respuesta fue el Panislamismo con el fin de unificar a los pueblos de este credo.

La política se ha enredado con la religión como se puede apreciar, a veces con conflagraciones directas, otras con segregaciones y otras con amenazas e ideologías. Durante el siglo XX la complejidad se mantuvo. África, y mayoritariamente, el norte musulmán, controlada por las potencias europeas cristianas (católica- protestaste); en el oriente medio, (1948) los judíos regresan a Jerusalén, gracias a las Naciones Unidas, después de ser aplastados y casi destruidos. Y enciende la mecha del pueblo Palestino tal suceso. Quienes a través del nacionalismo islámico y sus diversas corrientes comienzan a luchar en contra de occidente, usando las armas y otros medios políticos, por ejemplo: la creación de la Organización de la Liberación de Palestina, la OLP (1964) con el fin de

8
8

destruir físicamente a Israel, la guerra de los 6 días (1967) donde son vencidos los Palestinos junto con sus aliados (Siria, Jordania, Egipto), y si agregamos, los movimientos liberales en África con orientación islámica, apoyados moralmente y algunos voluntarios a favor de éstos, la mecha se alargó para dejar abierto el último cuarto del siglo XX a punto de una nueva guerra mundial en medio de dos grandes potencias mundiales.

Esto no es nada nuevo, de facto la religión como parte esencial en la toma de decisiones por parte de los Estados occidentales donde de jure están separados. En tanto, en los musulmanes no existe tal división. Posiblemente este punto no

sea lo más revelador, la cuestión es que en sus relaciones internacionales, y particularmente en política exterior, cada uno de ellos, de manera consciente más que inconsciente ha velado los intereses propios (legítimos completamente) basado en la creencia misma, y no muchas veces en la influencia directa que tiene

el valor religioso. En la mayoría de las veces como factor de violencia al intentar

cambiar el credo por medio de las armas.

El siglo XXI ha seguido, contrariamente a lo que muchos llegaron a pensar, en los primeros planos de la vida humana la religión. La gente no sólo vive de la razón.

No puede calcular y actuar racionalmente para ir en pos de su interés propio hasta que defina su yo. La política de interés presupone su identidad ¿Quién soy?, ¿A qué lugar pertenezco? Y es precisamente ahí, donde la religión, ofrece respuestas

a veces muchas veces contradictorias, en concreto estas tres religiones que ya

hemos mencionado anteriormente. Algunas veces por las discrepancias teológicas, no obstante, la misma raíz y otras más frecuentes por las interpretaciones de las diversas ramas que emanan de cada religión. Entiéndase desde los fundamentalistas hasta los moderados pasando por los negociadores. Todo ello tomó más realce después del 11 de septiembre del 2001.

Hay un ingrediente más, por encima del choque de civilizaciones, donde los países con poblaciones divididas entre dos o más culturas religiones y económicas, que alguna vez estuvieron claramente definidas es probable que surjan conflictos violentos. En Europa basta recordar a las dos Irlandas, la

9
9

discriminación de los ortodoxos cristianos hacia el neohelenismo en Grecia, y de los croatas católicos en la ex Yugoslavia. El cambio religioso expresado en varios estudios sí ha fomentado la violencia desde el seno familiar donde los hijos, padres, al verse frente a otras propuestas espirituales diversas al orden imperante entran en franca oposición con el resto de los integrantes. Esto se reproduce entre los familiares cercanos, es decir, tíos, sobrinos, nietos, abuelos, cuñados, etc. Más tarde el efecto multiplicador se torna entre los amigos, conocidos, vecinos, y colonias. Uno de los casos más cercano en México es la zona sur del país. Los casos de Guerrero, Oaxaca, y Chiapas primordialmente dan señales de inestabilidad social. 11

Muchos de ellos han sido indígenas de estas zonas que poco a poco, han sido expulsados de las colonias, a través de artimañas como no cruzar palabra alguna con ellos, hacer que participen por la fuerza en las actividades religiosas contrarias, son segregados en los beneficios sociales de la comunidad, como el agua, la escuela a sus hijos, y señalados con el dedo de romper la armonía de las tradiciones ancestrales. Cuando logran superar estos obstáculos, son condenados por la comunidad tanto espiritualmente como físicamente con la violencia para obligarlos a cambiar de religión. Las casas son marcadas, en señal de rebelión, son atemorizados con expulsados de la zona. Y en última instancia, son agredidos, golpeados, queman los sitios de reunión, y violentados todas las garantías constituciones. Hasta el grado de quitarles la vida, y convertirlos en mártires, sea con armas blancas, sea con armas no convencionales con tal de mantener el statu quo.

El efecto religioso en México, y en otras partes del mundo, tiene frecuencias similares en donde los cristianos son expulsados en regiones de África, como en Nigeria, Egipto, Siria, Irán, Irak por ser minorías; en tanto, en la India los

11 Véase Olin Martínez José Luís (2008 abril) “Analizan investigadores cambio religioso en México”, agencia de Noticias del CONACYT. También puede verse Hernández Madrid Miguel de Jesús, 1997 (Abril)”La cuestión religiosa en la perspectiva global y religiosa”, Latin American Studies Association XX Congreso Internacional, Guadalajara, Jalisco, 12 págs.

10
10

musulmanes, y algunos cristianos más, son intimidados día a día para huir de tierras indias. Lo mismo ocurre en tierras lejanas como Indonesia entre la mayoría musulmana, y minoría cristiana; en Filipinas, a la inversa, la minoría se torna musulmana, de una mayoría católica.

Hace no mucho se escribió en una revista especializada de historia (ISTOR) que

el

gran victorioso de la llamada globalización, y todo lo que implica en las finanzas

y

el comercio, los grandes ganadores era en realidad el crimen organizado, es

decir, lo grandes grupos del narcotráfico y en todas sus grandes ramificaciones como la trata de blancas, la venta de productos ilegales (piratería), la venta de

órganos, la venta de armas ligeras en el mercado negro, el tráfico de ilegales, el secuestro, las extorsiones, y algunos más ha proliferado de manera exorbitante. Pero no han sido los únicos en tener éxito. La exportación e importaciones de ideas que se convierten en ideologías, y éstas más tarde se tornan en estilos de vida gracias a los medios de comunicación, como los medios clásicos la televisión

y la radio, y mayormente en este siglo XXI, el internet, ha hecho posible la

pluralidad de otras fuentes de respuestas sobre la cosmovisión que parecían muy lejanas hace décadas. El uso de teléfonos inteligentes cada vez más asequibles, al igual que las computadoras personales, y las tabletas han fomentado la inserción de programas (software) con contenido religioso. Es fácil contar con material a favor de una religión, en particular de las tres descendientes de Abraham, desde oraciones, plegarias, cantos, alabanzas, predicas, video-chat con algún líder, invitaciones a reuniones-congresos locales, regionales y nacionales, biblias, Corán, el Pentateuco (La tora), estudios teológicos, ciber-iglesias etc. Es posible que después de las páginas pornográficas, en todas sus vertientes, aquellas religiosas, cada vez sean más crecientes, sin tener un número preciso, sean de las más visitadas en concreto con enlaces en las redes sociales 12 . Tal es el reanimo favorable del fenómeno espiritual, por una parte, hace dar esperanza a

12 Véase L.Gallega Omar en “¿Cómo se vive la religión y la espiritualidad en Facebook” en CNN México, 22 de noviembre 2010. http://mexico.cnn.com/salud/2010/11/22/como-se-vive-la-religion-y- la-espiritualidad-en-facebook También Véase Membrila Raquel, Caballero Genoveva, “Sectas cibernéticas en México”, en revista Contenido, Julio 2007, pp. 38-51

11
11

quienes por las vicisitudes del neoliberalismo en regiones subdesarrolladas primordialmente la han perdido y sirve de desahogo y paz consigo mismo, y luego con los prójimos; por otra parte, despierta el ferviente anhelo de contagiar a los demás de ese mismo ánimo. Y aún más, quienes buscan a través de la fuerza de la violencia promover los movimientos sociales en base a las interpretaciones religiosas. Entiéndase, en el mundo árabe musulmán radical La Yihad (guerra santa) la conversión de los infieles (inconversos) al Islam.

Desde luego poco después de ser violentados por las grandes potencias la respuesta se torna en las imágenes vistas en Israel, en España, en Inglaterra en el sacrificio propio de los fieles seguidores en busca de venganza, en el fin último más que de conversión al Islam. Para este último se han abierto mezquitas en América. Con resultados muy favorables, no sólo en el sur del país, Chiapas, en concreto, sino también en el norte del país como Coahuila, y algunas ciudades fronterizas de igual sentido. “Estamos introduciendo el Islam en México. El Islam en México se extiende: la conexión espiritual de México con el Islam es más fuerte de lo que se pueda imaginar. El Islam en México se fortalece cada día. El Islam en Latinoamérica crece, El Islam en Chiapas es una realidad sorprendente, El Islam es tan extraño como natural” 13

Qué decir de la fe cristiana evangélica al enviar misioneros en especial a los países hostiles, en casos como China, India, Nigeria, Egipto, pero también en países cristianos católicos, como Italia, Francia, España, Portugal o México, Argentina, Colombia han generado violencia entre los predicadores y los opositores musulmanes judíos, y si fuese poco, entre los convertidos y las familias de ellos mismos. Se puede decir que la globalización, no sólo ha traído en primer

13 Véase el reportaje “El Islam en México” en Revista Milenio semanal” (versión electrónica), 15 de mayo del 2011. http://www.msemanal.com/node/4078 Se afirma en esta publicación que El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) reveló en el Censo de Población 2010 que existen tres mil 760 musulmanes en México, de los cuales dos mil 368 son hombres y mil 392 son mujeres, cuando en el año 2000 existían alrededor de mil 500 musulmanes en el país. El censo no establece aún en qué poblaciones se ubican las mayores concentraciones de musulmanes y cuántos de ellos no son nacidos en México. Asimismo puede consultarse”El Islam en América Latina”, año XII, Revista de Historia Internacional ISTOR, número 45, verano de 2011 169 pp.

12
12

orden el tema de las creencias, sino además lo ha acrecentado en torno a su exportación no siempre de manera benéfica, al contrario, la violencia como resultado de la ruptura de tradiciones milenarias, que ven con temor (cosa que la religión busca prescindir) la aceptación de “nuevas” relaciones entre la divinidad y el ser humano, y son esos grupos quienes ven perder la legitimidad político- religiosa que han tenido por muchos años.

Hasta aquí se ha afirmado que las armas de corto alcance a pesar de su incremento en cantidad y difusión en regiones tan diversas ya conocidas como Europa, Estados Unidos, y ahora también en América Latina, y recientemente en Asía, no son responsables directas del incremento de la violencia, sino de su control jurídico de cada Estado, y la situación imperante que reina en cada zona geográfica. En cambio, aquello que sí ha incrementado, ha sido la penetración de otras religiones en la mayor parte del mundo. Un escenario donde la heterogeneidad cultural ha desembocado una falta de comprensión y tolerancia en la mayor parte de la comunidad internacional, incluso en los Estados llamados democráticos. Por tanto, la violencia ha aumentado según reportes del Instituto para la investigación de Conflictos de Heidelberg (HIIK) en el último año 2011. La

mayor parte de la violencia se concentró al interior, sobretodo en Medio Oriente y África (nótese no son las naciones donde se vendió o compró más armas) en especial, en Yemen, Siria y Libia donde las minorías religiosas son perseguidas sin tregua alguna. En ese año se registraron 115 disputas (frente a las 95 de 2010), 87 de ellas no violentas (situación de disconformidad), 148 de crisis violentas (frente a las 139 de 2010), y 18 guerras limitadas (frente a las 22 del año anterior. Además se agrega, la mayoría de estos conflictos tiene causas de origen ideológico, de poder nacional, recursos o predominio subnacional 14

14 Véase “2011, año con más guerras. Rompe récord desde la II Guerra Mundial; destaca caso México”, en El Universal (versión electrónica), 24 de febrero del 2012.

13
13

Bajo tal panorama, las Relaciones Internacionales se enfrentan al reto desde el inicio imposible de solucionar la violencia (en todas sus modalidades); en vez de ello, hay que administrarla primeramente y luego pensar en ella en los posibles escenarios del futuro cercano y lejano para aminorarla, mas no para erradicarla, por ser un factor sine qua non en la humanidad. Partiendo de tal factor. No ha sido posible hasta la fecha frenar el avance continúo de estos actos. No hay argumento cabal que excuse estas manifestaciones, y no necesariamente en el fracaso del registro y manejo de las armas cortas, e incluso en la intolerancia religiosa del otro. Estos dos elementos son consecuencia de una violencia estructural. Y por definición muy complicado (imposible) de nueva cuenta modificarla por décadas, por no decir siglos, viviente en países del sur, pero igualmente en el norte con menor intensidad, cuando se padece hambre del estomago, antes que de paz, cuando no hay acceso a oportunidades para el desarrollo, para el empleo digno, para la educación; cuando los índices de desigualdad nos destacan entre las naciones del mundo (México), cuando la corrupción inunda nuestro entorno y no hay condiciones de democracia, rendición de cuentas; cuando la impartición de justicia es deficiente, cuando el estado de derecho es un sueño, lo que hay no es paz sino violencia estructural 15 . Esta es la esencia de la violencia en el sistema internacional. Uno que por siglos ha persistido, y que en este país no es la excepción, concretamente en los recientes años. En palabras de Meschoulam “Si no lo entendemos, y nos dedicamos sólo a ver cómo reducimos las balas y las tasas de homicidios por cada 100,000 habitantes, entonces en unos años nos estaremos preguntando qué es lo que falló en el esquema” 16 .

La otra cara, y por consiguiente complementaria, de este dilema es que si bien con todos estos avatares sin resolver, o en el mejor de los casos luchando contra ellos, los asesinatos ocasionados tanto por las balas de las armas de corto alcance, que cada vez más desgarradores al grado de infundir temor, en todas las

15 Meschoulam Mauricio “Candidatos definamos:” paz” en El Universal, versión electrónica, 06 de

16 Ibídem

14
14

manifestaciones posibles, entre ellas las provocadas por el Estado a través de la violencia legal;por grupos fundamentalistas religiosos o políticos, por narcotraficantes, y en general del crimen organizado a través de la violencia efecto 17 .

La violencia causa-efecto, la violencia estructural, la violencia histórica de las armas de corto alcance, y la religiosa han dado poco equilibrio, no el más esperado, en las relaciones internacionales; y han puesto de relieve el retorno de “nuevos” equilibrios comandados por un control de violentos ilustrados bajo sistemas democráticos liberales, en vez de grupos violentos que luchan entre ellos junto con administradores y lideres mediocres en los gobiernos de las cosas públicas del Estado. Lo que ahora sucede es una violencia de muerte de ánimo por decisiones tanto personales como de orden familiar, local, y de gobierno. Es por ello, el llamado a los violentos ilustrados para revivir el espíritu natural del uso de la violencia, en pro de equilibrar y sostener los niveles de la propia violencia. No hay que tener miedo al uso de la violencia en manos de éstos. Sí hay que tener miedo doble a la violencia misma en manos de los grupos violentos alejados de cualquier temor sea de arriba con la cosmogonía humana o de abajo con las leyes establecidas.

Los violentos Ilustrados son todos los ciudadanos, estudiantes, trabajadores, profesores, líderes, políticos, científicos, religiosos aquellos que ven en la confrontación constructiva, no sólo de ideas, debates, exposiciones, sino también requiere algo más, es decir, promover el conflicto dentro de una cultura más amplia como en el caso de decir lo que uno piensa, en lugar de lo que uno cree que el jefe, el político, el maestro, el líder, el religioso desea escuchar, son quienes no tienen miedo de las palabras, posibilitan la acción de comunicarse y realizan

17 Violencia causa es entendida como el iniciador o provocador hacia la otredad. Generalmente se ha caracterizado a los Estados-nación como la causa de la violencia por excelencia. Y el efecto de la primera es el surgimiento de grupos dentro o fuera de la ley que responden a la violencia primigenia. El ejemplo común de ver quién inició la pelea entre los hermanos cuando inquiere el padre de ambos y luego los castiga; con la salvedad de ser más enérgico con quién comenzó el acto de violencia.

15
15

observaciones del lenguaje propio de esos grupos fuera de la ley, que no usan eufemismos, aquello que dicen es porque están seguros y convencidos plenamente que el uso de la violencia constructiva no sólo en el lenguaje, sino en su práctica inteligente, en sus actos de la vida pública porque no sólo conocen las leyes, algo más importante sucede, buscan fomentarla y dar frutos del buen uso de la violencia institucional, pero infortunadamente ellos están aún fuera de la toma de decisiones claves tanto de política pública interna de cada Estado-nación, como de las decisiones de política externa. O en el mejor de los casos el proceso es lento y poco funcional. Mientras tanto, donde no hay esa clase de violentos con liderazgo, sólo hacen lo mejor que les parece, y por lo tanto, hay inestabilidad.

En cambio, los lideres, en particular los políticos, que tienen el temor de quienes los han elegido para hacer el uso de la fuerza a través de la violencia legal, en particular, de aquellos que destruyen las propiedades materiales, y la vida física de toda una sociedad. No en vano, llevan la espada desenvainada para actuar cuando sea necesario. No olvidar que es el Estado, cuando se llega a conformar con liderazgos bien entendidos, entonces se mantiene el orden gracias a ésta. Hasta entonces la violencia de los ilustrados (entendidos) involucrados actuará a favor de las mayorías que favorece a las Relaciones Internacionales.

16
16

BIBLIOGRAFÍA

Catalán Cruz Luís Hernán, La dinámica del conflicto en las Relaciones Internacionales Contemporáneas, Instituto de Relaciones Internacionales, Universidad de Viña del Mar, 2004, pp. 1-32, véase versión electrónica:

Dos mil once (2011), año con más guerras. Rompe récord desde la II Guerra Mundial; destaca caso México”, en El Universal (versión electrónica), 24 de febrero del 2012.

“El Islam en México” en Revista Milenio semanal” (versión electrónica), 15

Gallega L. Omar en “¿Cómo se vive la religión y la espiritualidad en Facebook” en CNN México, (versión electrónica), 22 de noviembre 2010.

Hernández Madrid Miguel de Jesús, “La cuestión religiosa en la perspectiva global y religiosa”, Latin American Studies Association XX Congreso Internacional, Guadalajara, Jalisco, 1997,12 págs.

Macedo Pablo Las tendencias regionales frente al programa de acción de la ONU para prevenir, combatir, y eliminar el tráfico ilícito de armas pequeñas y ligeras” (PoA), Comisión de Seguridad Hemisférica de la OEA, febrero del 2012

Membrila Raquel, Caballero Genoveva, “Sectas cibernéticas en México”, en revista Contenido, Julio 2007, pp. 38-51

Meschoulam Mauricio “Candidatos definamos:” paz” en El Universal, versión electrónica, 06 de mayo del 2012.

Meyer Jean Por qué bajo la violencia?en el diario El Universal (versión

electrónica), 01 de abril 2012

Navarrete Jorge Eduardo, Más allá y por encima de la crisisen el diario La Jornada (versión electrónica), 12 de abril 2012.

Olin Martínez José Luís “Analizan investigadores cambio religioso en México”, agencia de Noticias del CONACYT, 2008.

17
17

Programa de las Naciones Unidas de acción sobre armas portátiles y

ligeras; conferencia 2012 http://www.poa-iss.org/RevCon2/

Reinoso José Corea del Norte desafía con los preparativos de una prueba nuclearen el diario, El País (versión electrónica), 09 abril 2012

Small Arms Survey 2011

18
18