Vous êtes sur la page 1sur 10

Pregunta: "¿Qué dice la Biblia acerca del divorcio y el segundo casamiento?

" Respuesta: En primer lugar, no importa el punto de vista que tome en el asunto del divorcio, es importante recordar las palabras de la Biblia de Malaquías 2:16ª: “Yo aborrezco el divorcio –dice el SEÑOR Dios de Israel”. De acuerdo con la Biblia, el plan de Dios es que el matrimonio sea un compromiso de toda la vida. “Así que ya no son dos, sino uno solo. Por tanto, lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre” (Mateo 19:6 NVI). Sin embargo, Dios comprende que el divorcio va a ocurrir, debido a que un matrimonio involucra a dos seres humanos pecadores. En el Antiguo Testamento Dios estableció algunas leyes, a fin de proteger los derechos de los divorciados, especialmente de las mujeres (Deuteronomio 24:1-4). Jesús señaló que aquellas leyes fueron dadas a causa de la dureza de los corazones de la gente, más no porque fueran el deseo de Dios (Mateo 19:8). La controversia de si el divorcio y el segundo casamiento son permitidos de acuerdo con la Biblia, gira principalmente alrededor de las palabras de Jesús en Mateo 5:32 y 19:9. La frase “excepto en caso de infidelidad conyugal” es lo único en la Escritura, que posiblemente da el permiso de Dios para el divorcio. Muchos intérpretes entienden esta “cláusula de excepción” como refiriéndose a “infidelidad conyugal” durante el período de “desposorio”. En la costumbre judía, un hombre y una mujer se consideraban casados, aún mientras todavía estaban comprometidos, es decir, “prometidos”. La inmoralidad durante este período de “desposorio” debería entonces ser la única razón válida para un divorcio. Sin embargo, la palabra griega traducida como “infidelidad conyugal” es una palabra que puede significar cualquier forma de inmoralidad sexual. Esto puede significar fornicación, prostitución, adulterio, etc. Posiblemente Jesús está diciendo que el divorcio es lícito, si se comete inmoralidad sexual. Las relaciones sexuales como tales son una parte integral del vínculo marital “y serán una sola carne” (Génesis 2:24; Mateo 19:5; Efesios 5:31). Por tanto, una ruptura de e se vínculo, por medio de relaciones sexuales fuera del matrimonio, debería ser una razón lícita para el divorcio. Si es así, Jesús también tiene en mente el segundo matrimonio en este pasaje. La frase “y se casa con otra” (Mateo 19:9) indica que el divorci o y el segundo casamiento son permitidos en una instancia de la cláusula de excepción, sea como sea interpretada. Es importante notar que solamente a la parte inocente se le permite volver a casarse. Aunque esto no está indicado en el texto, la concesión del segundo casamiento después de un divorcio, es la misericordia de Dios para aquel contra el que se ha cometido pecado, no para el que ha cometido inmoralidad sexual. Puede haber instancias donde a la “parte culpable” se le permite volver a casarse – pero tal concepto no es enseñado en este texto. Algunos entienden 1ª Corintios 7:15 como otra “excepción”, que permite el segundo casamiento si un cónyuge incrédulo se divorcia de un creyente. Sin embargo, el contexto no menciona el segundo casamiento, sino que solamente dice que un creyente no está limitado a continuar un matrimonio, si un cónyuge no creyente quiere abandonarlo. Otros demandan que el abuso a cónyuge o hijo son razones válidas para el divorcio, aunque no están listadas como tales en la Biblia. Aunque éste, bien pudiera ser el caso, nunca es sabio suponer sobre la Palabra de Dios. Algunas veces, perdidos en la discusión sobre la cláusula de excepción, está el hecho de que lo que quiera que signifique “infidelidad marital”, ésta es un permiso para el divorcio, no un requisito para el mismo. Aún cuando se haya cometido adulterio, una pareja puede por medio de la gracia de Dios aprender a perdonar, y comenzar a reconstruir su matrimonio. Dios nos ha perdonado mucho más. Con seguridad podemos seguir Su ejemplo y aún perdonar el pecado del adulterio (Efesios 4:32). Sin embargo, en muchas instancias, un cónyuge es impenitente y continúa en inmoralidad sexual. Posiblemente ahí es donde Mateo 19:9 puede ser aplicado. Muchos también cuentan demasiado rápido con el segundo casamiento después de un divorcio, cuando el deseo de Dios sería que permanezcan solteros. Algunas veces Dios invita a una persona a permanecer soltera, de manera que su atención no sea dividida (1ª Corintios 7:32-35). El segundo casamiento después de un divorcio puede ser una opción en algunas circunstancias, pero eso no significa que esta es la única opción. Es doloroso que el índice de divorcio entre los cristianos profesos sea casi tan alto como el del mundo incrédulo. La Biblia deja meridianamente claro que Dios odia el divorcio (Malaquías 2:16) y esa reconciliación y perdón deberían ser las marcas de la vida de un creyente (Lucas 11:4; Efesios 4:32). Sin embargo, Dios reconoce que el divorcio se va a dar aún entre Sus hijos. Un creyente divorciado o vuelto a casar no debería sentirse menos amado por Dios, aún si su divorcio o segundo matrimonio no estuvieran cubiertos bajo la posible cláusula de excepción de Mateo 19:9. Dios a menudo utiliza aún la desobediencia pecaminosa de los cristianos para llevar a cabo una gran cantidad de cosas buenas. ¿Qué dice la Biblia acerca del divorcio y el segundo casamiento?

1

Puede haber instancias donde a la “parte culpable” se le permite volver a casarse – pero tal concepto no es enseñado en este texto. que posiblemente da el permiso de Dios para el divorcio. Deuteronomio 24:1-4 Reina-Valera 1960 (RVR1960) 24 Cuando alguno tomare mujer y se casare con ella. Aunque éste. Sin embargo. está el hecho de que lo que quiera que signifique “infidelidad marital”. Muchos intérpretes entienden esta “cláusula de excepción” como refiriéndose a “infidelidad conyugal” durante el período de “desposorio”. es decir. Sin embargo. 2 Y salida de su casa. “prometidos”. Otros demandan que el abuso a cónyuge o hijo son razones válidas para el divorcio. Aún c uando se haya cometido adulterio. Con seguridad podemos seguir Su ejemplo y aún perdonar el pecado del adulterio (Efesios 4:32). pero eso no significa que esta es la única opción. podrá ir y casarse con otro hombre. El segundo casamiento después de un divorcio puede ser una opción en algunas circunstancias. a fin de proteger los derechos de los divorciados. Sin embargo. En 1940. aunque no están listadas como tales en la Biblia. debido a que un matrimonio involucra a dos seres humanos pecadores. sino que solamente dice que un creyente no está limitado a continuar un matrimonio. y comenzar a reconstruir su matrimonio. es la misericordia de Dios para aquel contra el que se ha cometido pecado. Esto es. La frase “excepto en caso de infidelidad conyugal” es lo único en la Escritura.1 Claro está. donde el adulterio está prohibido (Ex 20:14) y la disolución no estaba permitida. y se la entregará en su mano. bien pudiera ser el caso. volverla a tomar para que sea su mujer. le escribirá carta de divorcio. Efesios 4:32). había 1 divorcio por cada 7 matrimonios. debería ser una razón lícita para el divorcio. había 1 divorcio por cada 3 matrimonios. y no has de pervertir la tierra que Jehová tu Dios te da por heredad. perdidos en la discusión sobre la cláusula de excepción. Esto puede significar fornicación. Es una unión monógama. no importa el punto de vista que tome en el asunto del divorcio. sino uno solo. lo que Dios ha unido. La Biblia deja meridianamente claro que Dios odia el divorcio (Malaquías 2:16) y esa reconciliación y perdón deberían ser las marcas de la vida de un creyente (Lucas 11:4. Dios comprende que el divorcio va a ocurrir. la concesión del segundo casamiento después de un divorcio. un cónyuge es impenitente y continúa en inmoralidad sexual. pero últimamente ha excedido ese porcentaje. el 50%. Algunas veces. había 1 divorcio por cada 6 matrimonios. Mateo 19:5. y se la entregare en su mano. una ruptura de ese vínculo. porque es abominación delante de Jehová. El matrimonio fue instituido primeramente en el Huerto del Edén. Un creyente divorciado o vuelto a casar no debería sentirse menos amado por Dios. había 1 divorcio por cada 2 matrimonios. de manera que su atención no sea dividida (1ª Corintios 7:32-35). Jesús también tiene en mente el segundo matrimonio en este pasaje. Pero no pasó mucho 2 . ¿Qué dice la Biblia acerca del divorcio? El divorcio es un problema creciente en el mundo en general. y le escribiere carta de divorcio. En 1977. prostitución. ésta es un permiso para el divorcio. “Así que ya no son dos. que no lo separe el hombre” (Mateo 19:6 NVI). la palabra griega traducida como “infidelidad conyugal” es una palabra que puede significar cualquier forma de inmoralidad sexual. Esto es. Esto es. si se comete inmoralidad sexual. es importante recordar las palabras de la Biblia de Malaquías 2:16ª: “Yo aborrezco el divorcio –dice el SEÑOR Dios de Israel”. más no porque fueran el deseo de Dios (Mateo 19:8). adulterio. una pareja puede por medio de la gracia de Dios aprender a perdonar. En la cost umbre judía. física y espiritual entre un hombre y una mujer (Gn 2:21-24). De acuerdo con la Biblia. y la despedirá de su casa. que permite el segundo casamiento si un cónyuge incrédulo se divorcia de un creyente. aún si su divorcio o segundo matrimonio no estuvieran cubiertos bajo la posible cláusula de excepción de Mateo 19:9. Es importante notar que solamente a la parte inocente se le permite volver a casarse. Dios reconoce que el divorcio se va a dar aún entre Sus hijos. el plan de Dios es que el matrimonio sea un compromiso de to da la vida. había 1 divorcio por cada 4 matrimonios. Considere las siguientes estadísticas de la Oficina de Censo de Estados Unidos. Algunas veces Dios invita a una persona a permanecer soltera. por medio d e relaciones sexuales fuera del matrimonio. La eventual situación de divorcio en el mundo secular está extendiéndose a la iglesia donde las estadísticas son sólo levemente bajas. el 33%. La frase “y se casa con otra” (Mateo 19:9) indica que el divorcio y el segundo casamiento son permitidos en una instancia de la cláusula de excepción. Posiblemente ahí es donde Mateo 19:9 puede ser aplicado. el 25%. En el Antiguo Testamento Dios estableció algunas leyes. En 1960. que la despidió. un hombre y una mujer se consideraban casados. después que fue envilecida. Efesios 5:31). si un cónyuge no creyente quiere abandonarlo. Sin embargo. En 1972. gira principalmente alrededor de las palabras de Jesús en Mateo 5:32 y 19:9. Jesús señaló que aquellas leyes fueron dadas a causa de la dureza de los corazones de la gente. aún mientras todavía estaban comprometidos. y la despidiere de su casa. etc. Es doloroso que el índice de divorcio entre los cristianos profesos sea casi tan alto como el del mundo incrédulo. La controversia de si el divorcio y el segundo casamiento son permitidos de acuerdo con la Biblia. Posiblemente Jesús está diciendo que el divorcio es lícito. o si hubiere muerto el postrer hombre que la tomó por mujer. Algunos entienden 1ª Corintios 7:15 como otra “excepción”. sea como sea interpretada. el contexto no menciona el segundo casamiento. Si es así. si no le agradare por haber hallado en ella alguna cosa indecente. no un requisito para el mismo. Esto es. Por tanto. no para el que ha cometido inmoralidad sexual. Dios a menudo utiliza aún la desobediencia pecaminosa de los cristianos para llevar a cabo una gran cantidad de cosas buenas. 3 Pero si la aborreciere este último. Aunque esto no está indicado en el texto. el 14%.Pregunta: "¿Qué dice la Biblia acerca del divorcio y el segundo casamiento?" Respuesta: En primer lugar. Dios nos ha perdonado mucho más. nunca es sabio suponer sobre la Palabra de Dios. Muchos también cuentan demasiado rápido con el segundo casamiento después de un divorcio. 4 no podrá su primer marido. en muchas instancias. Por tanto. Esto es. En 1920. el 17%. que el promedio de divorcio se ha mantenido alrededor del 50% desde los años 70. Las relaciones sexuales como tales son una parte integral del vínculo marital “y serán una sola carne” (Génesis 2:24. cuando el deseo de Dios sería que permanezcan solteros. Sin embargo. especialmente de las mujeres (Deuteronomio 24:1-4). La inmoralidad durante este período de “desposorio” debería entonces ser la única razón válida para un divorcio.

no lo separe el hombre. i. Si la esposa o el esposo han muerto. Él quiere que Su pueblo experimente gozo y plenitud en la vida de ellos y esto sólo puede ser hecho en la gracia del perdón. se casó con otro(a). comete adulterio. (Mt 5:31). la Biblia menciona las circunstancias que se dan para un divorcio. sólo los hombres podían divorciarse de sus esposas (Dt 24:1-4). 2.” (Mr 10:9. salvo por causa de inmoralidad. la inmoralidad. No obstante. la norma. Sin embargo. Mr 10:11-12). Les ofrezco el siguiente esquema como una sugerencia de opciones. continúe con su matrimonio y busque el perdón del Señor. en este caso. Aún en la Biblia hubo divorcios. (Gn 16:1-2. era. los hizo varón y mujer? Y dijo: “Por esta causa el hombre dejará a su padre y a su madre. Si Usted inició el divorcio. Sin embargo. diciendo: —¿Le es lícito al hombre divorciarse de su mujer por cualquier razón? El respondió y dijo: —¿No habéis leído que el que los creó en el principio. Dios no es un Maestro de la Ley que quiere forzar enérgicamente a Su pueblo a una sumisión inquebrantable en el cumplimiento de la Ley. Ver también 1 Co 7:10-11. Pero él o ella deberán confesar su pecado al Señor por haberse vuelto a casar y buscar el perdón del esposo o la esposa con quienes estaban inicialmente casados y permanecer entonces casados y ser el mejor esposo o esposa que puedan ser. pues. la monogamia. parte de las respuestas a las preguntas relacionadas con el divorcio incluirán gracia. o no puede contactar a esa persona. De hecho. y se unirá a su mujer. Moisés os permitió divorciaros de vuestras mujeres. aún los pecados del divorcio. si Usted ya se ha casado. muchos de los reyes de Israel fueron polígamos.  Abandono: Al referirse al tema del marido y esposa. mandó Moisés darle carta de divorcio y despedirla? Les dijo: —Ante vuestra dureza de corazón. Si la ex esposa o el ex esposo no es Cristiana(o).” (1 Co 7:15 – NBAE). (2 Co 6:14). me gustaría decir que las siguientes respuestas son basadas en mis opiniones. Las Personas se Divorciaron en la Biblia Como se evidenció por las estadísticas antes mencionadas. Sin embargo… i. ¿Qué sucede cuando la persona era no creyente y se divorció sin una razón bíblica y más tarde se convirtió en un Cristiano? ¿Qué debería hacer? A.” (Mt 19:9 – NBEA).40:19:12) Aconteció que. Vamos a echar un vistazo.tiempo para que la unión monógama se corrompiera. La reconciliación con el esposo o la esposa inicial debería buscarse con confesión de pecado y requerimiento para el perdón. déjelo que se vaya. pero la razón del divorcio no fue ni adulterio ni abandono. el pretender separarse de esa unión ya establecida y volverse a casar con su ex poso(a) tampoco es una opción. 1. las mujeres aparentemente podían repudiar a sus maridos. en tales casos. (Dt 24:3-4. Él no los traerá a memoria en el Día del Juicio. Si cualquiera de los dos se va sin razón bíblica. lo que Dios ha unido. También. Estos han sido ya pagados. Pero. La poligamia se volvió una costumbre social aceptada. él o ella podrían estar en pecado. ¿Qué sucede si una persona era un creyente cuando él o ella se divorció. partió de Galilea y fue a las fronteras de Judea. Jer 3:1). Si la ex esposa o el ex esposo no está interesada(o) en reconciliarse. Usted es libre para casarse nuevamente. B. el adulterio. pero desde el principio no fue así. c. San Mateo > Jesús enseña sobre el divorcio (40:19:1 . Si la reconciliación es una opción. ¿Qué sucede si una pareja estaba divorciada. y se casa con otra. separándose de ellos (Mr 10:12). debido a que un creyente no se debe casar con una no creyente o con un no creyente. pero la razón de su divorcio no fue adulterio ni abandono. Por ejemplo. de acuerdo a Jesús. Las Razones Bíblicas para el Divorcio  Adulterio: Jesús dijo: “Y yo os digo que cualquiera que se divorcia de su mujer.2 Pero debido a que vivimos en un mundo imperfecto. sino que Dios nos llamó a paz. no debería volver a casarse. y ya se ha casado? ¿Está él o ella en pecado? A. Dependiendo de las circunstancias. se debe buscar. La reconciliación debería buscarse con una confesión de pecado. Usted es libre en Cristo. 3. ¿qué hace un Cristiano si él o ella están divorciados y quieren volver a casarse? ¿Puede hacerlo? O. Le dijeron: —¿Por qué. La Biblia dice que Usted no puede regresar a su primera esposa después de que se ha vuelto a casar. las personas se divorcian. y los sanó allí. ¿Qué sucede si una persona. He 13:4). Sin embargo. Usted es libre para volver a casarse. Sin embargo… i. lo que Dios juntó. no lo separe el hombre. entonces. La palabra en Griego para inmoralidad es “porneia” de la cual tomamos la palabra “pornografía”. Él se lo dará. se divorciaron y quieren volver a casarse con la pareja inicial? A. a. Jesús llevó todos sus pecados. al otro lado del Jordán. Jesús dijo: “Por tanto. En el NT. Espero que estas breves respuestas le ayuden a entender algunos aspectos del divorcio y del volver a casarse. Dt 21:15). B. b. esta. y quiere volver a casarse con alguien diferente ahora? ¿Qué deberían hacer él o ella? A. Grandes multitudes le siguieron. ¿Deberían permanecer solteros? ¿Es el Cristiano culpable de pecado si él o ella se divorcian? Dios quiere que el Cristiano tome muy en serio el matrimonio. Dios es perdonador y amoroso. sino una sola carne. Algunas Preguntas Respondidas De entrada. Pablo dice: “Pero si uno de los incrédulos se va. Pero hermanos y hermanas en Cristo: por favor. (Dt 24:3-4. entonces. 3 . 4. En el AT. él/ella no debería volverse a casar. cuando Jesús acabó estas palabras. Entonces los fariseos se acercaron a él para probarle.” Así que ya no son más dos. i. y todavía es. busquen el consejo del pastor de Ustedes en esta área si tienen alguna otra pregunta. la cual era creyente cuando se divorció. Por tanto. el hermano o la hermana no están bajo esclavitud. y serán los dos una sola carne. existen algunos principios de los que debemos estar advertidos con relación al divorcio. Si alguno de los esposos se ha casado. es una justificación para el divorcio. Usted es libre para volverse a casar.

Ahora bien.E. pero con dificultad y no siempre. Jesucristo al discutir con los fariseos que le plantean el caso deja bien en claro que el motivo de esta permisión divina fue la dureza del corazón. ¿qué actitud toma Cristo frente a esto? Jesucristo legisló sobre el divorcio derogando explícitamente la dispensa que regía en el Antiguo Testamento[6]. que lo acepte ¿Admitió Jesucristo el divorcio? Responde el P. Los preceptos secundarios se siguen.1): si nota en ella algo de torpe [erwat dabar]. Pregunta: ¿Enseña Jesucristo que el divorcio es lícito al menos en ciertos casos excepcionales? ¿Cómo deben interpretarse las palabras de Cristo en San Mateo: 'salvo en caso de adulterio'? Respuesta: El matrimonio es indisoluble por naturaleza y por positiva institución de Dios. Por naturaleza. En este sentido las interpreta Cristo: Al principio no fue así. aparece en sus labios (aunque sólo en los dos textos de Mateo) una expresión que parecería conceder cierta excepción (es decir.14-16): Yo aborrezco el repudio. no conviene casarse. por lo cual Dios -y sólo Dios.4-5). san Agustín) y el mismo Santo Tomás deducen que ésta es la dureza del corazón a la que se refiere Cristo.Y os digo que cualquiera que se divorcia de su mujer. Sin embargo. lo que Dios ha unido no lo separe el hombre (Mt 19. pues. excepto en caso de fornicación. La de Shammai era más rigorista y decía que la afirmación de Moisés se refiere a una torpeza moral grave. Los fariseos entienden claramente que Jesucristo no concede ninguna posibilidad (ni siquiera el caso restrictivo de Shammai). y se casa con otra. Lo hace sólo como dispensa. Sin embargo. Ahora bien. cierta posibilidad de divorcio): salvo caso de adulterio. sólo en caso de adulterio de la esposa. al menos en algunos casos[3]. por tanto. Por tanto. Mt 5. y serán dos en una sola carne' (Mt 19. y termina su razonamiento diciendo: Así. dice Yavé. y vienen a ser una sola carne. Entonces él les dijo: —No todos son capaces de aceptar esta palabra. como hemos dicho. es decir. el divorcio (se entiende en caso de matrimonio válido) contradice tanto los preceptos positivos de Dios cuanto la ley natural. El motivo grave era aquí evitar el crimen de conyugicidio o uxoricidio. lo que Dios ha unido no lo separe el hombre (v. Mc 10. Como consecuencia.18. Le dijeron sus discípulos: —Si así es el caso del hombre con su mujer..13): si un hombre después de haber tomado mujer.6). es decir. La escuela del rabí Hillel era laxista y sostenía que el marido podía repudiar a su mujer por cualquier torpeza (incluso si dejó quemar la comida). Dos escuelas contendían fundamentalmente entre sí sobre este punto. Esto aparece en cuatro lugares evangélicos: Mt 19. para evitar males mayores: el hecho de que Dios no aprueba la costumbre sino que se limita a reglamentar el libelo de repudio como mal menor lo vemos expresado en lo que dice por Malaquías (2. a modo de conclusiones.24): Por esto deja el hombre a su padre y a su madre y se une a su mujer. Da por supuesto que Dios podía dispensar de su derecho positivo y de la ley natural en este caso. por eso objetan con la actitud permisiva de Moisés. la pregunta apunta a ver en cuál de las opiniones más importantes del tiempo (la de Hillel o la de Shammai) se enrola Jesús. y hay eunucos que a sí mismos se hicieron eunucos por causa del reino de los cielos. Los teólogos se explicitan diciendo que contradice el derecho natural secundario. Jesucristo responde apelando a la intención originaria de Dios en el Génesis: ¿No habéis leído que al principio el Creador los hizo varón y mujer? Y dijo: 'Por esto dejará el hombre al padre y a la madre y se unirá a la mujer. ¿se trata de una indisolubilidad absoluta o en la mayoría de los casos? Para responder debemos analizar los textos. permitía al hombre separarse de su mujer y volverse a casar. en el mismo momento en que Nuestro Señor restaura la indisolubilidad original. Los problemas que presentan los dos textos de San Mateo El texto del capítulo 19 de San Mateo se ha de interpretar teniendo en cuenta el contexto histórico en que se desarrolla la discusión. Miguel Ángel Fuentes. 1. es decir. le cobrare odio. porque sin indisolubilidad no son alcanzables los fines propios del matrimonio[1].[5]. de los primarios[2]. que los corazones duros de los judíos no hubieran dudado en perpetrar. como puede verse expresado en las palabras del Génesis (2. hay eunucos que fueron hechos eunucos por los hombres.V. a no ser por causa de fornicación. El que puede aceptar esto. éste podrá ser alcanzado.2-12 y Lc 16.podía dispensar del mismo por motivos graves[4]. Dios de Israel.. san Jerónimo. Porque hay eunucos que nacieron así desde el vientre de la madre. ¿Cuándo estaba permitido? La cláusula mosaica dice simplemente (Dt 24. comete adulterio. Cristo está polemizando con los fariseos y son ellos quienes sacan la cuestión del divorcio. históricamente sabemos que la ley mosaica permitió la práctica del libelo de repudio. Jesucristo. Algunos Santos Padres (san Juan Crisóstomo.3-9..31. sino aquellos a quienes les está concedido. ¿por qué puede Dios dispensar de la ley natural en este caso? La explicación que da Santo Tomás es que la indisolubilidad pertenece al derecho natural secundario.6). el conjunto de preceptos cuya observancia facilita la consecución del fin primario. basándose en las palabras del mismo Deuteronomio (22.. I. debe explicar cómo se interpreta la actitud de 4 . Además por positiva institución de Dios que se remonta al momento mismo de la creación.

y parectós. Loisy). es precisamente este caso. se habría recurrido al término porneía[11]. El texto debería. Esta dificultad fue notada desde mucho tiempo atrás. Es la explicación que da la Biblia de Nacar-Colunga en las notas a estos pasajes. no tendríamos más que la consagración de una de las interpretaciones de la dispensa. hay una cosa que es clara y no puede discutirse y es la lógica que debe guardar el pensamiento de Cristo.' (así proponía. estaría todavía en él. 2. Antes de presentar las distintas opiniones al respecto. 'aun en caso de'[10]. A esto mismo haría referencia el Concilio de Jerusalén al exigir que los fieles se abstengan de porneía[13]. Borsirven.8) y explicando el por qué de la actitud mosaica (se debió a la dureza del corazón de los judíos. cuarto. que designa la unión ilegítima de concubinato. por tanto. el del adulterio. Prat.. 5 . Cristo. a esta altura de su discusión.. entenderse: '. simplemente lo esquiva. 2) Para otros los términos 'excepto' y 'salvo' querrían indicar en boca de Cristo que Él no desea tocar. La tradición ha buscado. la separación de los cuerpos (dejar de convivir) por motivos graves. a pesar de traducirlas en el otro sentido. segundo. Ahora bien. el que los adversarios de Cristo querían tratar (porque era la interpretación de Shammai). razón por la cual. Lo mismo valdría para parectós que junto al significado de 'excepto' o 'fuera de' también admite (aunque raramente) el de 'además'. tal vez. Esta explicación se refuerza tomando en cuenta que San Pablo. entenderse así: 'ni siquiera en caso de adulterio'. no tiene por tanto ningún sentido evitarlo. Esta explicación no hace otra cosa que eludir el problema. Cristo no habría salido del marco mosaico. adultera (Mt 19.. salvo el caso de adulterio. después de recordar la permisión mosaica. Jesucristo. por ejemplo. cf. es decir.9. Esta interpretación es indudablemente ortodoxa pero no soluciona el problema. en realidad. 4) Finalmente otros autores apuntan a interpretar más correctamente la expresión porneía. por ejemplo. es evidente que no sólo es lícito la separación. Aquí está el problema. por ejemplo. o bien estudiando más a fondo el concepto de porneía. va a legislar reinstaurando el matrimonio en su fuerza original. lo que hará apelando nuevamente a la intención originaria del Creador (Al principio no fue así: Mt 19. en la interpretación correcta de las dos expresiones griegas. puesto que no hay matrimonio sino unión ilegal. razón por la cual algunos neoprotestantes y modernistas quisieron explicar las excepciones de Cristo como una interpolación redaccional: alguien añadió esta expresión al texto original (así dice. Es una interpretación admisible pero discutible. ese caso particular (el del adulterio o fornicación). Por tanto. Danieli[14]. el griego carece. del que no quiero hablar ahora. 3) Otros han explicado el problema analizando más detenidamente el verdadero sentido o los posibles significados de las preposiciones mé y parectós. o sea de las uniones ilegales aunque estables. ya ha indicado: primero. Mt 5. En tal caso.9: Salvo en caso de adulterio (mé epì porneía). califica la unión estable incestuosa del que se había casado con su madrasta como porneía[12]. de un nombre específico para designar a la 'esposa'. San Agustín). explicar el pensamiento de Cristo por dos vías: ya sea interpretando de otro modo las partículas mé. A simple vista mé parece indicar excepción. Ahora bien. que su legislación se opone a lo que se enseñó a los antiguos (esto en Mt 5). y no equivale a un permiso para volverse a casar (así lo entendía. tercero. no se expide. locución con la cual en el sermón del monte opone precisamente a la enseñanza de los antiguos su propia superioridad[8]. McKenzie. en cambio. Mt 5.32). Los textos de San Lucas y San Marcos. la más plausible de las interpretaciones y la sostuvieron autores como Cornely. que Moisés concedió el repudio no como un progreso espiritual sino como un retroceso debido a la dureza del corazón de su pueblo. no puede darse una interpretación que 'fracture' psicológicamente el razonamiento de Jesús. en su carta a los Corintios. Debería.. pero gramaticalmente admite tanto el sentido de excepción cuanto el de negación prohibitiva (al igual que la preposición praeter con la cual es traducido este versículo al latín). El término rabínico empleado por Cristo habría sido zenut. sino propiamente el estado de concubinato. encuadrado en la posición de Shammai. Ahora bien. que Él (Jesús) pretende volver a la situación del Génesis (todo esto en Mt 19). ya hemos indicado en qué sentido se entiende esto). En el razonamiento de Cristo habríamos encontrado una fractura lógica o un echarse atrás frente a la objeción de sus adversarios. Las principales son las siguientes: 1) Para algunos la expresión debe entenderse como se la traduce generalmente ('salvo en caso de adulterio o fornicación') pero lo que permite aquí Cristo es sólo el 'divorcio incompleto'. sino obligatoria. Ésta no sería simple fornicación ni adulterio. que 'al principio' (es decir en la Creación) la situación del matrimonio no fue la que se dio en tiempos de Moisés. San Jerónimo). Pero si la controvertida expresión pudiese entenderse literalmente 'salvo en caso de adulterio'. ¿Y cuál es la enseñanza que él opone a lo que fue dicho a los antiguos? Quien repudia a su mujer (salvo caso de adulterio) y se casa con otra.32: excepto en caso de fornicación (parectós logou porneías)[9]. Él tiene conciencia de estar abrogando una ley transitoria del Antiguo Testamento.Moisés y defender su posición intransigente. en cambio. El núcleo del problema consiste. Mt 19. después de anunciar una derogación de la dispensa. Esta última es. por el momento. por eso introduce la nueva legislación (al menos en el texto de Mt 5)[7] con las palabras Mas yo os digo. también algunas versiones de la Biblia[15]. por tanto. pues.

lo que exige el sacrificio lento y continuo de los padres.33. También aquí se ve claramente que Cristo opone la legislación antigua (de Moisés) a la nueva (la suya). Por más repudio mosaico que se practique. implicaba una verdadera rotura del vínculo conyugal. no entro en ese tema.Th.la expone al adulterio y.3-5). etc. disolubilidad. 2) San Marcos (10. si se une a otro adultera (por tanto. el concubinato contradice la ley natural en sus preceptos primarios. Santo Tomás. Sin el presupuesto de la indisolubilidad el fin de la procreación se hace más difícil. Suma Teológica (S. [2] Cf. en esta nueva legislación (y esto ya es una diferencia esencial con la mosaica). Y no aparece la aparente excepción. y ésta luego no le agrada..27. En cuanto al fin del amor esponsacilio. allí dice: Pero yo os digo que quien repudia su mujer -excepto el caso de fornicación. S. Supl. aún repudiada.. Supl. la mujer..Th. 67. no hay por tanto. se supone que el vínculo no queda roto por el repudio. Por eso el concubinato nunca fue lícito de suyo ni por dispensa. tanto Cristo como sus evangelistas deberían haberlo indicado en todos los lugares en que se haga referencia al divorcio. por tanto. Supl. y el que se casa con la repudiada por su marido.. 6 . Juan Pablo II. se comprende que sean totalmente equivalentes con las de San Lucas y San Marcos. queda en claro que el vínculo permanece en quien fue repudiada y en el repudiador. los cuales mencionan la sentencia de Cristo sin las cláusulas problemáticas: 1) San Lucas (16. Es evidente que si hubiera una diferencia moral tan radical entre el caso del repudio por motivos de adulterio (siendo lícito como quería Shammai) y los demás casos de repudio (que serían ilícitos). puesto que contradice el fin primario intentado por la naturaleza (la perpetuación de la especie) ya que la unión sin estabilidad muchas veces excluye la prole y cuando no la excluye. etc. compartida incluso por Santo Tomás (Cf. procreación no implica sólo la generación sino la educación y perfección de la prole generada. y si no pecó y es alabado en la Sagrada Escritura es porque el suyo no fue concubinato sino matrimonio verdadero (cf. el que se casa con la repudiada comete adulterio. o si el segundo marido que la tomó por mujer muere. en cambio. además del adulterio [por el cual la repudia].. mientras estuvo permitido por la ley mosaica. [5] Cf... no puede garantizar su educación por faltarle la estabilidad matrimonial. [7] En efecto. lo que quiere decir 'todo el corazón y para siempre'. Sin embargo. adultera contra aquélla. [8] Cf. la expone a otro adulterio. Supl. podrá ella ser mujer de otro hombre. catequesis del 24 de noviembre de 1982). 1) es que rompía verdaderamente el vínculo conyugal. 67. mientras que Moisés permitía la nueva unión). [6] Es evidente que Jesucristo no sólo abrogó la ley del divorcio sino que elevó el matrimonio (entre cristianos) a sacramento de la Nueva Ley (algunos dicen que en el momento de esta discusión. [3] Si un hombre toma una mujer y llega a ser su marido.Th. -------------------------------------------------------------------------------[1] Apareció en Revista Diálogo nº 15. S. si alguien practicó el concubinato propiamente dicho pecó (afirma Santo Tomás contra Moisés Maimonides). si no fuera indisoluble. que ponía al judío al abrigo de toda pena externa.). S. es adúltero. pero no lo eximía de culpa en el fuero de su conciencia. Santo Tomás. Pero yo os digo. Mt 5.Th. Por el contrario. comete adulterio. Aclaro.21. el nuevo matrimonio de la repudiada o del repudiador constituye adulterio. Supl. Aquí. no podrá el primer marido volver a tomarla por mujer después de haberse ella marchado. [9] He usado para las expresiones castellanas la versión da Nacar-Colunga. la mandará a su casa.... en estos lugares Cristo no deja lugar ni para la única excepción que proponía el rabí Shammai. éste se funda (y consiste) en la mutua entrega total de las personas. porque ha notado en ella algo de torpe. sin embargo. le escribirá el libelo de repudio. 2.. [10] La idea que quedaría sería: el que abandona a mujer. [4] Lo mismo valdría para la poligamia de los patriarcas (cf.Entendidas las dificultades como acabamos de exponer. 65. 65). Una vez que de la casa de él salió. otros más acertadamente dicen que lo hizo después de su Resurrección) dándole otro título de indisolubilidad: el ser signo del amor indisoluble entre Cristo y su Iglesia (cf.18): Todo el que repudia a su mujer es adúltero. 65. [1] Los fines del matrimonio son la procreación y la unión mutua de los cónyuges (amor y amistad esponsalicia). porque esto es una abominación para Yavé (Dt 24. la entrega no sería total.11): El que repudia a su mujer y se casa con otra. Si también el segundo marido la aborrece y le escribe el libelo de repudio y. Siempre la locución es Habéis oído que se dijo a los antiguos. por cuanto. y si la mujer repudia al marido y se casa con otro.. la manda a su casa. 1-4). y poniéndoselo en la mano.38. poniéndoselo en la mano.Th. La opinión más común.6. que otros teólogos ven en la permisión mosaica sólo una ley civil. sólo trato de responder a la intención y actitud de Nuestro Señor durante su discusión con sus adversarios. que no puede ser tildada ciertamente de tendenciosa. S. Discuten luego los teólogos en cuanto a si este repudio. y el amor verdadero y auténtico no sería causa y fin del matrimonio. Así parece deducirse del texto del Deuteronomio que le permite contraer nuevas nupcias a la mujer repudiada.

Cristiandad. Ariel · Muchos se preguntan por qué Jesús adoptó una posición rígida con respecto al matrimonio y no comprendió que a veces las relaciones fracasan. 188). No apto para enamorados Lo primero que debemos preguntarnos es si las palabras de Jesús constituían una verdadera ley. porque el hombre no puede separar lo que Dios ha unido. Pero ¿qué era ese algo? Como Moisés no lo había aclarado. Era un derecho otorgado por Moisés mediante una ley que decía: “Si un hombre se casa con una mujer. ésa era una exigencia fundamental para entrar en el Reino de Dios (Mt 19. una norma obligatoria para todos los hombres. del rabino Hillel. Tournai 1948. Cuidado con el mal carácter Según la Biblia todo judío. Madrid 1972. Así. Para él. Pero Jesús los sorprendió con su respuesta: a ninguna. 1 Cor 5. gritara en la ca sa o tuviera mal carácter. Comentario Bíblico San Jerónimo. 21. Pablo y los evangelistas tradujeron su mensaje a un contexto cultural diferente. mejor era no casarse.15 -16). Querían saber a cuál de las dos escuelas se adhería. esta frase de Jesús sigue siendo la base en la que se asienta la doctrina matrimonial de muchas Iglesias cristianas. Los rabinos enseñaban: “Dios maldice al hombre que a los 20 años aún no ha formado una familia”. Il Messaggio della Salvezza. comparte su opinión J. T. se la entregará y la despedirá de su casa” (Dt 24. [15] Así por ejemplo. podía divorciarse de su mujer.[11] Cf. o era sólo una invitación.25. p. Lo que no estaba claro era qué motivo autorizaba al hombre a divorciarse. ya que san Pablo. la versión oficial de la CEI (Conferencia Episcopal Italiana). [13] Cf. [14] Cf.20-29. Pero Jesús añadió que. el matrimonio se celebraba a edad temprana: 13 años para las niñas y 17 para los varones. ya había “algo” que le desagradaba en la suya y podía divorciarse. y después descubre en ella algo que no le agrada. Después de dos mil años. 151s.10). J. debemos examinar cómo se practicaba el divorcio en los tiempos de Jesús. y que muchos tienen necesidad de rehacer sus vidas y volver a amar? ¿O es éste el único tropiezo del que un cristiano no puede levantarse y recomenzar? Para descifrar el enigma. le escribirá un acta de divorcio. sino que sus padres arreglaran el matrimonio (Ex 22. ¿Por qué Jesús se puso tan firme? Es que en aquel tiempo. incluso en el siglo II el rabino Aquiba decía que si el hombre encontraba otra mujer más linda. T. no se atara el cabello. si quería. que prohíben a sus miembros divorciarse y volverse a casar bajo pena de negarles la comunión. p. La más flexible. McKenzie (cf. [12] Cf. La segunda escuela. cuando habla de la prohibición del divorcio. Lamentablemente no se pusieron de acuerdo. ¿Prohibió Jesús el divorcio? por Álvarez Valdés. Le divorce dans le Nouveau Testament. del rabino Shammai. Ed. 7 . Bonsirven. dice claramente que es una “orden del Señor” (1 Cor 7. La norma era clara. el hombre no puede divorciarse jamás bajo ninguna causa. y se formaron dos escuelas. Jesús les respondió que nunca. y replicaron que si ésa era la situación del casado respecto de su mujer.1ss. Ésta es la razón por la que los fariseos interrogaron a Jesús sobre el tema del divorcio. Pero ¿por qué Jesús asumió una postura tan rígida frente al matrimonio? ¿Acaso el maestro bueno y comprensivo no se dio cuenta de que a veces las relaciones de las parejas fracasan. Esto hacía que las parejas no se casaran por amor. ¿Qué puede hacer la Iglesia hoy?Un día se le acercaron a Jesús los fariseos y le preguntaron en qué casos podía el hombre divorciarse de su mujer. impresionados por la dureza de estas palabras. los judíos posteriores durante siglos trataron de entender a qué se refería. En tiempos de Jesús el tema no estaba resuelto.1-12). no de un precepto obligatorio que todos debían observar. es decir.III. una sugerencia ideal para quienes pudieran y quisieran cumplirla. Ningún otro motivo lo autorizaba.6. de modo que unos seguían las directivas de Hillel y otros las de Shammai. Los discípulos reaccionaron molestos.1). sea leve o grave. era más estricta: sostenía que un hombre sólo podía divorciarse por una causa gravísima: el adulterio de su mujer. Act 15. Algunos biblistas. Porque la ley decía que tenía que haber “algo” que no le agradara. LDC. Pero el Nuevo Testamento da a entender otra cosa. creen que se trataba sólo de un consejo. lo interpretaba en sentido amplio: ese “algo” podía ser cualquier cosa: que la mujer quemara la comida. Bastaba que el hombre redactara un escrito y se lo diera a su mujer. aunque ellos no lo entendieran.

lo interesante es que Mateo permitió una excepción a la indisolubilidad matrimonial señalada por Jesús. Si se separa.8-9). Lo imposible no se prohíbe 8 . para evitar males mayores y salvaguardar la paz de las conciencias. ya adaptó la enseñanza original a la situación misional que le tocaba vivir. de manera que en el Nuevo Testamento la encontramos en cuatro versiones diferentes. con el tiempo muchas llegaban a amarse. Aún así. Por eso Jesús. Y que tampoco el marido despida a su mujer” (1 Cor 7.21). la disolución del vínculo. entonces que se separe. El casamiento en Israel. llega a decir que Dios “odia al que se divorcia de su mujer” (Mal 2. Pero sea cual fuere su significado. Por eso las Biblias no se ponen de acuerdo y ofrecen distintas traducciones. si un hombre ya no deseaba vivir con su esposa y quería divorciarse. el hombre puede divorciarse y volver a casarse. En realidad. era un tema muy grave y urticante que generaba serias dificultades en la convivencia matrimonial. la única salida era la prostitución. en ese caso el cónyuge creyente no está ligado. la dejaba totalmente desprotegida. en una situación de total precariedad. Mateo autorizó. san Mateo presenta una segunda versión de la norma. Según él. Dt 5. comete adulterio” (Mt 19. cuando un pagano se convertía al cristianismo. no fue Jesús quien introdujo esa excepción sino el mismo Mateo. dominarla y decidir por ella. Jesús permite una segunda excepción: en caso de “inmoralidad sexual”. y éste gozaba de diferentes derechos. el marido podía divorciarse si quería. el marido podía acostarse con otra mujer y no cometía adulterio (Ex 21. para mitigarlo. Así. Quedaba así forzada a vivir de la caridad pública. no era una alianza de amor sino un acuerdo social: el hombre necesitaba tener hijos y la mujer necesitaba quien la mantuviera.17.6). vemos con sorpresa cómo esta “orden terminante” de Jesús fue más tarde suavizada por los autor es bíblicos y adaptada a las diversas circunstancias que les tocaron vivir. lo cual generaba tensiones y roces. el militar Caleb dispone quién será el marido de Aksá (Jos 15. Al ver esto. Pablo repite lo que dijo Jesús. pero la mujer no tenía derecho a hacerlo (Dt 24. Por un desorden sexual Décadas más tarde. Vemos que aquí Pablo permite una excepción. incesto. en esas circunstancias. Pero a continuación agrega: “Si el cónyuge es no creyente y quiere separarse. Eso no significa que necesariamente no hubiera amor en las parejas. Porque él constataba que en sus comunidades. en la comunidad donde él vivía. podía hacerlo sin demasiadas contemplaciones. Se trataba de un convenio con beneficios para ambas partes.6). los cuales muchas veces eran ancianos (si no habían muerto) y ya no podían mantenerla.1-53). ¿A qué “inmoralidad sexual” se refería? Es difícil saberlo. Cuando esto ocurre. O sea que Pablo.15). Difícilmente otro hombre querría desposar a una repudiada.17).1).16). de san Pablo. Por lo tanto. En casa hay que vivir en paz Sin embargo. Hasta aquí. ¿Por qué? Porque la inmoralidad sexual. Resultaba tan degradante que el profeta Isaías menciona a la mujer repudiada como ejemplo del sufrimiento más grande en Israel (Is 54. y el rey Saúl hace lo mismo con Merab (1 Sm 18. En ese contexto jurídico y social. Jesús habría dicho a los fariseos: “Moisés les permitió divorciarse de sus mujeres.10 -11). del más expuesto y amenazado socialmente: la mujer. que no vuelva a casarse.10). Ella debía regresar a la casa de sus padres. pero yo les digo que el que se divorcia de su mujer. pues.21). al mismo nivel que su buey o su asno (Ex 20. apenas veinte años después de la muerte de Jesús. incurría en un grave delito. Y el profeta Malaquías. prostitución. Para Mateo. Agar elige la mujer para Ismael (Gn 21. La palabra griega que emplea ( pornéia) es un término genérico que puede designar distintos desórdenes: adulterio. lo que hizo fue ponerse de parte del más débil. y se casa con otra. indefensión económica y desamparo social. era evidente que si un hombre se divorciaba de su mujer y la despedía del hogar. no les ordeno yo sino el Señor: que la esposa no se separe de su marido. permitió la separación en sus comunidades alegando una razón importante: que pudieran “vivir en paz”. una “propiedad” de su marido. pero si la mujer lo hacía. porque el Señor los llamó para vivir en paz” (1 Cor 7. flirteo con otro hombre. al prohibir el divorcio. vida disipada. Judá decide con quién se casará su hijo Er (Gn 38.16).en la Biblia vemos cómo Abraham manda a su mayordomo a buscar esposa para Isaac (Gn 24. Él podía mandarla. En algunos casos. excepto en caso de inmoralidad sexual. El fastidio de Dios No era un arreglo social ecuánime porque la mujer se hallaba en inferioridad de condiciones respecto del varón. y dice: “A los casados. no siempre era acompañado por su cónyuge. Ella era considerada una “pertenencia”. o que se reconcilie con su esposo. El texto más antiguo está en la 1º Carta a los Corintios.

IV). Lucas quiso extender este particular estilo de vida a todos los cristianos de su comunidad. que lo consentía si la esposa estaba enferma. ni la tradición.7). Puede separarse. Entre Papas y Concilios También la tradición de la Iglesia se mantuvo indecisa en cuanto al modo de aplicar ese mandato de Jesús. ni los primeros mil años de historia cristiana respaldan la doctrina de que el matrimonio debe ser “hasta que la muerte los separe”. varios Concili os aceptaron y regularon el divorcio. Cirilo de Alejandría († 444). ¿Por qué Lucas asumió esta postura? Porque en el Antiguo Testamento los sacerdotes. Al parecer. lo que prohibió fue que un divorciado se volviera a casar. y cuando sus discípulos le pidieron una explicación. Mientras en los siglos III al VI algunos Santos Padres orientales rechazaron absolutamente el divorcio. Y según la ley judía. extendió la prohibición de Jesús también a ella. También dice que Jesús prohibió que “la mujer se divorciara de su marido”. Vemos pues que. Es decir que ni la Biblia. Según este dicho. comete adulterio” (Lc 16. que prohíbe absolutamente el divorcio y nuevo casamiento. prohibió incluso que un soltero se casara con una divorciada. por ejemplo Orígenes († 255). Lactancio († 325). el de Verberie (año 752) y el de Compiègne (año 757). Pero no podía tomar una segunda mujer. Eso jamás podía haberlo dicho Jesús. y allí la mujer gozaba de una autonomía social superior y podía contar con medios propios de supervivencia. Jesús no sólo prohibió a un divorciado volver a casarse. sino también a un soltero casarse con una divorciada. Hilario de Poitiers († 367). no podían casarse con una divorciada. les aclaró: “Quien se divorcia de su mujer y se casa con otra comete adulterio contra aquella. Lo que no puede hacer es casarse otra vez. en su discusión con los fariseos Jesús dijo que el hombre no debe divorciarse de su mujer (Mc 10. donde la ley sí otorgaba a la mujer el derecho al divorcio. Epifanio († 403). comete adulterio” (Mc 10. como Tertuliano († 220). Él enseñó en Palestina. Según éste. y si ella se divorcia de su marido y se casa con otro. Esta no fue la única adaptación que hizo Marcos. El de Verberie establecía: “Si una mujer intenta dar muerte a su marido. como Inocencio I (siglo V). para decir que también ellos eran consagrados a Dios.32). puede divorciarse de ella y tomar otra”. y el que se casa con una divorciada por su marido. otros lo aceptaron en caso de adulterio. Esto se debe a que Marcos escribe para los cristianos de Roma.En el Evangelio de Marcos descubrimos una tercera enseñanza diferente sobre el divorcio. aunque la ley civil lo autorizaba. También muchos escritores eclesiásticos latinos de los siglos III al VIII aceptaron el divorcio en casos extremos. Que se note su grandeza Finalmente. d) y según Lucas. y por lo tanto sus vidas debían ser especiales y preservadas de cuanto pudiera deshonrarlas. si andaba mal con su mujer.V). Para Lucas. si bien Jesús prohibió el divorcio. y éste lo puede probar. b) según Mateo. Cromacio († 407). de manera que hoy tenemos diferentes versiones de ella: a) según Pablo. quien lo permitía ante el adulterio de la mujer. Acompañar otra vez al débil 9 . de manera que la simple separación de su marido no la afectaba en su dignidad. su norma fue más tarde adaptada por los autores bíblicos según las necesidades de cada comunidad. la mujer no podía divorciarse. Hasta hubo Papas que autorizaron el divorcio y nuevo casamiento. en el Evangelio de Lucas hallamos la última versión sobre el divorcio (que también aparece en un segundo texto de Mateo: 5. cosa que sí podían hacer los demás judíos (Lv 21. Jesús permitió el divorcio si un cónyuge se convertía al cristianismo y el otro no. el de Agde (año 506).11-12). Sólo a fines del siglo XII. y san Gregorio II (siglo VIII). Avito († 530) y Beda el Venerable († 735). comete adulterio. debido a la desprotección en la que quedaba la mujer. su mujer puede casarse con otro”. Basilio Magno († 379). Jesús permitió el divorcio en caso de inmoralidad. Marcos no prohíbe que el hombre se separe. para que quedara en claro que. como el de Arlés (año 314). debido a que eran hombres especialmente consagrados a Dios.18). podía divorciarse y seguir considerándose cristiano. Jesús no lo consentía.9). c) según Marcos. con el papa Alejandro III. el Ambrosiaster (s. Y el de Compiègne decía: “Si un enfermo de lepra lo permite. lo que ahora Jesús prohíbe no es el divorcio. Juan Crisóstomo († 404). Teodoreto de Ciro († 466) y Víctor de Antioquía (s. Por eso un cristiano de su comunidad. y ante un auditorio judío. Tenemos aquí una nueva sorpresa. sino volver a casarse. Además. se estableció de manera definitiva la postura actual de la Iglesia católica. Mientras Mateo decía que Jesús condenaba la separación en sí. Según Marcos. Jesús enseñó: “Todo el que se divorcia de su mujer y se casa con otra. Gregorio Nacianceno († 390). ¿Qué sentido tiene prohibir algo que no se puede hacer? Pero como Marcos escribió en Roma.

Por eso sólo la persona que llega a una situación insostenible lo concreta. sin necesidad del varón. Y por eso la Iglesia. porque en la sociedad actual la mujer puede ganarse la vida sola. porque no había sido el móvil del matrimonio. el fin de una ilusión. Marcos. de los sacramentos. y si éste fracasa. En tiempos de Jesús no podía decirse que el amor se acababa. no se les puede prohibir volver a buscarlo. Y tenía una buena razón. Y el más débil es el que se separa. Que vuelva al Evangelio y no separe lo que Dios ha unido: el hombre con Jesús 10 . y en caso de romperse el pacto. Todo divorcio es una masacre emocional. y la incorporación a sus instituciones. añorando a sus hijos. la brutal ruptura de un proyecto que se creía para siempre. ¿Hoy Jesús le negaría un encuentro de comunión a un divorciado vuelto a casar? Si Pablo. triste. la mujer quedaba socialmente indefensa y expuesta a una vida inhumana. Por su parte. con problemas económicos. con los que no volverá a tener una relación natural. aquella orden ya no tiene vigencia. que además vivía en concubinato: la samaritana (Jn 4). ¿Qué debería hacer la Iglesia? Lo mismo que hizo Jesús: ponerse de parte del más débil. Cuando un hombre se divorcia suele quedar lastimado. Mateo y Lucas supieron traducir su mensaje sobre el divorcio a un contexto cultural diferente. debería cuidarla más que a los felizmente casados. abrirles las puertas de la comprensión. cuyo móvil era la conveniencia mutua y no el amor. en vez de castigarla. Uno de los encuentros más grandiosos de la vida de Jesús fue con una mujer cinco veces divorciada. ¿Qué tiene de bueno el divorcio? Nada. sola y con dificultades para volver a creer en el amor. Hoy la Iglesia debe preguntarse: ¿aquella prohibición sigue teniendo vigencia? ¿Es aplicable al matrimonio moderno? Ciertamente no. habiendo desaparecido las dos razones por las que Jesús prohibió el divorcio. inseguro. Primero.Jesús prohibió el divorcio. Por eso asumió la defensa del más débil y condenó la separación. establecido por los padres. sería bueno que la Iglesia hoy también lo hiciera. Segundo. la mujer muchas veces se siente abandonada. Es decir que hoy. por eso no era motivo para el divorcio. porque el “móvil” que hoy lleva a dos personas a casarse es el amor. En su tiempo el matrimonio era un acuerdo social.

Centres d'intérêt liés