Vous êtes sur la page 1sur 20
“No haréis para vosotros Elilím, estatua, estela, ni levantaréis para vosotros piedra con imagen, ni

“No haréis para vosotros Elilím, estatua, estela, ni levantaréis para vosotros piedra con imagen, ni la pondréis en vuestra tierra para inclinaros sobre ella, porque yo soy Yahweh vuestro Elohei.” Vayiqra (Lv) 26:1

Si en mis decretos andáis y mis mandamientos guardareis, y procediereis en ellos,

Vayiqrá (Lv) 26:3; “Y si no oyereis a mí, y no procedéis en todos estos mandamientos, y si mis decretos rechazaras, y si mis juicios detestara vuestra alma, para que no obréis en todos mis mandamientos, para quebrantar vosotros mi pacto.” Entonces yo haré esto con vosotros………Vayiqra (Lv) 26:14-16

Sh´liaj Yoshua Ben Efrayim

Bucaramanga 6835076 300 5416694 300 4888724 kehilanetzer@hotmail.com kehilanetzer@Yahoo.com kehilanetzer@gmail.com www.yehudinetzer.com www.livestream.com/yehudinetzer

24 de Ziv del 6013 / 4 de Mayo del 2013

PARASHATPARASHATPARASHATPARASHAT #### 3232-3232--33-333333

Behár rh'B] En el monte Bejuqotái yt'Q¿juB] En mis Decretos

Lectura de la Toráh Vayiqra (Lv) 25:1-27:34

25:1-13

25:14-18

25:19-24

25:25-28

25:29-38

25:39-46

25:47-54

25:55-26:2

26:3-5

26:6-9

26:10-46

27:1-15

27:16-22

27:23-28

27:29-31

27:32-34

Lectura de la Haftarah (de los Neviím) Yirmiyáhu (Jr) 32:6-27; 16:19-17:14

1 Sh´liaj Yoshua Ben Efrayim

yn:ysi rh'B] Behar Sinaí. En el monte Sinaí esta es una expresión que conocemos desde la entrega de la Toráh y en esta Parashat vuelve a encontrarse, bien interesante. Porque según Shemót 19:11 y estén preparados para el tercer yom, porque al tercer yom Yahweh descenderá a la vista de todo el pueblo sobre el monte Sinaí.”

Por favor miren la expresión “Monte Sinaí”. Es un lugar especial, no es un lugar cualquiera, es un lugar escogido de entre la tierra para que Yahweh entregase la Toráh al pueblo de Yisraél, pero el monte es un lugar de encuentro, es un lugar

de despojo, lugar para escuchar la voz de Elohim, es un lugar para hacer un alto

y conocerlo, para poder ver su poder, pero sobre todo, él descenderá a la vista de todo el pueblo; ¿no es maravilloso? ¡Claro que sí! Moshéh no descendió igual

del monte, él vivió como ningún otro hombre sobre la tierra, él quería su presencia y no tenia estorbo, él encontraba respuestas, él no tenía barreras, él pudo guiar al pueblo teniendo la dirección del malák de Yahweh en todo su caminar.

Su Presencia nos fortalece o nos puede matar. Esto es lo que dice la Toráh, que nadie podía subir al monte o moriría, él quería que su pueblo le conociera y se acercara a él pero ellos no quisieron oírle, ¿Por qué? primero tenían temor, pero no había cambio en sus vidas, lo querían para que les ayudase pero no una relación recta y de compromiso, ellos querían estar con él solo a distancia, para los momentos difíciles.

El monte es el lugar de encuentro, en donde podemos conocerle, es el lugar de

ayuno, despojados de la carne y haciendo morir el yo, en donde solo me rendiré, en donde mi naturaleza es un estorbo para poder contemplarle, solo él se acercará y yo le esperaré, en donde él pasará y me meterá en una parte escondida y su mano me cubrirá, en el monte encuentro que soy débil y frágil, y él es soberano y poderoso, pero fiel para perdonar y levantar al que se acerca con corazón humilde, en su presencia no podemos acercarnos con doblez de corazón. En frente de él no se puede jugar o disimular o ser hipócrita, porque él revelará lo que está mal en nosotros para que al despojarnos o arreglar lo que nos separa de él y podamos acercarnos.

El pueblo dijo: habla tú Moshéh con Yahweh y vienes y nos refieres todas las

palabras y nosotros diremos que sí, (pero eso fue superficial porque ellos levantaron a alguien que no vieron y a quien no les saco de Mitzrayim; un becerro). Esto indica que no le conocían a pesar de ver los milagros tan grandes y poderosos en todo Mitzrayim, porque un milagro es la manifestación del poder

y fidelidad de Elohim con nosotros, pero no es conocerlo para su

conocimiento es a través de Juicio y justicia Yir (Jr) 9:24

En el monte somos afirmados cuando él nos da su Toráh Haleluyáh.

Y su presencia nos transforma y la intimidad con él nos hace resplandecer.

Dice en Teh (Sal) 65:4

Seremos

de tu Heikál Apartado. y esto le pasó a Moshéh. Es espectacular ser llamados

para encontrarnos con él y este es el tiempo de intimidad con él, como está escrito por Moshéh en Shem (Ex) 19:20 Descendió Yahweh sobre el monte Sinaí, sobre la cumbre del monte. Llamó Yahweh a Moshéh a la cumbre del

Para bien es el que tú escojas y atraigas a ti

para

que

resida

en

tus

atrios.

saciados

del

bien

de

tu

Casa,

monte, y Moshéh subió. Que espectáculo de poder y de relación al ver el corazón

de

un hombre preparado como el más manso de la tierra, para subir a escuchar

en

medio de los truenos y relámpagos la voz de Yahweh y la revelación de su

Toráh permanente.

Al igual encontramos a Yashua subiendo al monte a enseñar, a orar al Padre y también en un monte alto con unos de sus talmidím fue su rostro lleno de esplendor y esto fue igual que Moshéh en donde su rostro resplandecía después

de estar en su presencia y a causa de esto nadie le podía ver.

Pero hoy debemos subir también a su presencia, separarnos de todo aquí en la tierra, buscar un sitio en donde podamos tener una intimidad, en donde los celulares no suenen, en donde su voz pueda ser oída, en donde lo natural y cotidiano desaparezca para contemplar su rostro.

Y hoy es el yom, hoy es el momento, hoy es cuando se puede hallar y no

mañana. Busquemos su rostro, que su temor y obediencia tenga lugar en nuestro

corazón.

El que se humilla será exaltado y no será por hombres sino que la poderosa

mano de Yahweh te levantará en estos tiempos definitivos.

Esta parashat nos señala, pesúk tras pesúk, lo que el pueblo de Yisraél debía hacer con respecto de la tierra, cuando entraran en ella.

Es importante señalar que esta palabra fue dada en el Monte Sinaí a Moshéh y

no sólo fueron las 10 palabras “tenga presente esto,” pues es la confirmación de

que Yahweh establecía una nación desde el monte Sinaí.

Este descanso que se debe dar a la tierra de Yisraél y no sólo para Yisraél sino para toda la tierra, es una norma general y esto no lo desconocen los agricultores

y campesinos de las naciones aparte de Yisraél.

Se conoce en hebreo como ÷/tB;v' tn"v] shenáh shabatón año de descanso y corrientemente se dice: t;miv] shemita el tiempo en que la tierra debe reposar esta palabra traduce al español dejar, soltar.

La orden es: La tierra que yo les doy debe: tB;v' shabát que traduce cesar de trabajar; la tierra debe descansar.

¿Por qué debe descansar?

Vayiqra (Lv) 25:2

heWhy:l' para Yahweh

porque es para Yahweh”

Esta es la traducción literal lo que indica que el descanso aún de la tierra es para Yahweh al igual que el Shabát semanal es para él, pero también viene un descanso en el reino de Mashiaj Yashua y estamos contando los años como dice

la Toráh, un yom es como mil años y mil años como un yom.

Sólo sabemos que el conteo de los años del hombre sobre la tierra se esté llegando al año 6000 es decir al séptimo año para empezar el reino de Yashua y ese es el descanso para Yahweh. Todo descanso que hay en la Toráh es para Yahweh y debe observarse porque son de su propiedad, como el shabát no es de nosotros, así nosotros no nos pertenecemos, somos de su propiedad para hacer lo que el dueño el Elión diga para hacer, este es además el caso para el que tenga tierra que produzca alimento. Amén.

Como en el shabát tenemos reglas para cumplir y una de ellas es que no haremos trabajo; así la tierra no debe trabajar y debe ser sólo para Yahweh en este tiempo. El que puede renovarla la renovará, para que vuelva a ser productiva. Bendito su nombre.

Es decir: Si algo puede volver a producir debe descansar para Yahweh tomando de él como dice la Toráh mirad cuán bueno y delicioso es habitar los hermanos juntos……….porque allí envía su bendición y vida eterna. Se observa claro que su bendición viene como resultado de reunirme para alabar a Yahweh y estudiar su palabra para ponerla por obra y este es el mitzvot sobre la tierra: que descanse sólo para Yahweh y él dará su renovación.

Según la Toráh cuando recibamos una bendición; siempre será el resultado de la obediencia a los mandamientos de Yahweh.

Y la tierra no está exenta de esta característica en la Toráh.

Encontramos en el perék 25 de Vayiqra (Lv) una palabra que no está bien traducida y la tendremos en cuenta para ir purificando nuestros labios y así ser qadósh, y esta es:

EL AÑO DE YOBEL

Nos habla de un descanso especial que deberá ser guardado cada 49 años, es decir siete veces siete años. Cada 49 años, comenzaba un año especial, el año de YOBEL esta es una celebración que dura todo un año

Jubileo: (Del lat. iubilaeus, y este del hebreo. šĕnat hayyōbēl, literalmente, (el año del ciervo). m. Entre los cristianos, indulgencia plenaria, solemne y universal, concedida por el Papa en ciertos tiempos y en algunas ocasiones. 2. Entrada y salida frecuente de muchas personas en una casa u otro sitio. 3. peregrinación destinada para ir a Roma y recibir indulgencias, este era un privilegio participar cada 25 años. La palabra en hebreo no traduce igual que jubileo como no lo es su significado, que en hebreo es:

lbe/y Yobél palabra que se utiliza en Yom Kipúr y en el quincuagésimo año, al cabo de siete periodos de años Sh´mita (siete años) según Vayiqra (Lv) 25:8-11 El año de Yobél todas las tierras agrícolas que habían sido vendidas en los 49 años anteriores volvían a sus dueños originales, y todos los esclavos eran puestos en libertad. Las leyes del Yobél sirvieron para preservar la justicia social y el equilibrio económico, esto empezaba con el toque del Shofár, de ahí su nombre que significa cuerno de carnero, esta palabra especifica su procedencia y el material del cual está hecho; indicando que no fue creado de un material elaborado por la mano del hombre sino uno hecho por el Eterno y preparado por la mano del hombre como un instrumento de viento, para su uso exclusivo del pueblo de Yisraél para tiempos y momentos específicos según las escrituras.

lbe/y Yobél palabra que se encuentra en este solo perék 14 veces para anunciar la iniciación del año cincuenta del mes séptimo, en Yom Kipúr.

En Vay (Lv) 25:10, 13 el toque del shofár el Yobél cuerno de carnero era para apartar el año cincuenta pregonando libertad en la tierra, para que volviesen los propietarios de la tierra a su tierra con su familia. 25:11 para no sembrar, ni segar, ni vendimiar, 25:12 el Yobél es qadósh, deberán comer de lo que produzca en el campo. 25:15 el Yobél indica el precio según los años que falta para el año cincuenta, es una forma de valorar las propiedades.

25:28 en Yobél se devolverán las propiedades que no pudieron pagar. 25:30 La casa en ciudad amurallada no saldrá en Yobél quedará para siempre por su comprador, excepto si la rescata antes del año de vendida. 25:31 las casas de las aldeas serán como las del campo. 25:33 el que compre a un Leviím saldrá de la propiedad en el año del Yobelím. 25:40 un criado hebreo saldrá libre en Yobél. 25:50-54 si empobrece el Yahudí y fuere vendido al extranjero alguno de la familia lo rescatará conforme al número de años que falta para llegar al shenat shabatón.

Vayiqra 25: 1, 4 cuando hayas entrado en la tierra que yo os doy, la tierra guardara reposo para Yahweh

Esta frase significa que muchos mandamientos están circunscritos a la tierra de Israel, a estar físicamente en la tierra de la promesa. En este caso, el shemi shabatón (año de reposo) y el año del Yobél exigen que Israel este en la tierra prometida para que la totalidad del mandamiento y sus promesas puedan ser cumplidas apropiadamente.

Como nos podemos dar cuenta, a la hora de estudiar las escrituras y especialmente los mandamientos, usted deberá ser cuidadoso de ubicar bien el mandamiento, porque una cosa son los mandamientos para los que están EN LA TIERRA DE YISRAEL y otra cosa son los mandamientos para los que están fuera de la tierra de Yisraél en otras palabras algunos mandamientos podrán ser obedecidos solamente cuando estamos dentro de ERETZ DE YISRAEL, pues de otra manera nunca podrían ser obedecidos. Muchos profesan ser el Yisraél espiritual pero ellos no tienen un territorio que únicamente es en éretz de Yisraél, por lo tanto tal titulo no es apropiado para que ellos lo tengan por cuanto es para un pueblo específico el pueblo escogido de nuestro gran Yahweh.

El año de reposo de la tierra estos Pesúkím nos muestran la intima relación entre el hombre y la tierra, entre el hombre y la naturaleza. Una de las características de nuestra creencia es el cuidado que debemos de tener por la naturaleza, por los animales y las plantas. Miremos Bereshít 2:15 tomo, pues Yahweh Elohim al hombre, y lo puso en el jardín, para que lo labrara y lo guardase. La palabra “guardase”, viene de una raíz hebrea SHAMAR que significa “hacer un vallado” “levantar una cerca alrededor”, es decir “cuidar apropiadamente, marcarla, vigilarla contra uso indebido” La tierra no es nuestra como está escrito en la parashat “la tierra mía es” Vay (Lv) 25:23 y como dice el Tehillím “de Yahweh es la tierra y su plenitud, el

mundo y los que en el residen” Tehillím 24:1

Lo que debemos de hacer es: levantar una cerca para protegerla, recordemos que cuando el hombre peco desobedeciendo. La tierra fue maldita por esta causa, la toráh es una cerca para la tierra ella es escudo para todos los que de ella echan mano, es árbol de vida Dev (Dt) 28.4 si obedecieres bendito el fruto de tu vientre, y el fruto de tu tierra.

Pero cuando no obedecemos Dev (Dt) 28:18 maldito el fruto de tu tierra. Vay (Lv) 26:32 asolare también la tierra, y se pasmaran por ello vuestros enemigos.

Solo hay una forma de sanarla, Cuando obedecemos y cuando nos arrepentimos la tierra será sanada por Yahweh. 2 Divrei Ha yamim 7:14 (2ª Cr) si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde shamáyim, y perdonare sus errores, y sanare su tierra.

El errar nos divide nos aleja de la presencia de Yahweh y de sus bendiciones por esto la tierra fue maldita aunque muchos le echen la culpa a otras cosas la toráh dice que es por nuestro mal proceder, cuando ella tiembla, tiembla por el pecado del hombre, la tierra será completamente saqueada; porque Yahweh a pronunciado esta palabra Yesh (Is) 24:3, 6,20. Todo esto trae consecuencias y la tierra es afectada físicamente cuando también rompemos las leyes naturales.

La tierra y las cosas que hay en la tierra han sido establecidas por el Adón en

una armonía tan especial que cuando ese equilibrio se rompe, el resultado es una catástrofe, esto afecta nuestra vida la calidad de vida y es nuestra responsabilidad cuidar la tierra porque es un mandamiento especialmente la tierra de Yisraél que nos fue dada a los hijos de Israel. Yisraél ha sido el blanco de ha Satán Jerusalén ha sido destruida 21 veces Hubo una ocasión cuando los gobiernos goyím que controlaban a Yisraél pusieron un impuesto sobre la propiedad que incluía los árboles.

Y la gente destruyo los árboles para no pagar impuestos,

¿Qué sucede si destruimos los árboles? Dañamos la tierra, rompemos el equilibrio ecológico y el resultado el deterioro de la tierra la muerte de ella, deja de dar fruto se vuelve un desierto y no podemos habitarla, esto es una verdad que está en la toráh y científicamente comprobado. Así que nuestro deber es cuidar la tierra protegerla de un uso indebido

El pecado hace que la tierra se corrompa y no de su fruto.

Unos de los desastres de este planeta es el abuso de la tierra. Yahweh nos

mando a que la dejáramos descansar

Cuando destruimos los bosques indiscriminadamente y no reemplazamos cada árbol talado con otros, o cuando arrasamos los montes para edificar ciudades indiscriminadamente tendremos serios problemas posteriormente. Los hijos de Yahweh tenemos la responsabilidad de cuidar que la tierra no sea dañada ni destruida. Esto se debe enseñar a nuestros hijos. Yahweh traerá juicio sobre los que destruyan la tierra Jizayón (Ap) 11:18 de destruir a los que destruyen la tierra.

El mando a enterrar los desechos y no votarlos para evitar la contaminación Dev (Dt) 23:12 tendrás un lugar fuera del campamento para hacer tus necesidades. Tendrás también, como parte de tu equipo, una estaca y cuando estés allí fuera, cavaras con ella y luego te volverás para cubrir tus excrementos. Hay también los daños ecológicos y ambientales Ej.

Las bolsas plásticas se fotodegradan: Con el pasar del tiempo se descomponen en petro-polímeros más pequeños y tóxicos que finalmente contaminarán los suelos y las vías fluviales. Como consecuencia, partículas microscópicas pueden entrar a formar parte de la cadena alimenticia.

Cerca de 200 diferentes especies de vida marina, incluyendo ballenas, delfines, focas y tortugas mueren a causa de las bolsas plásticas, esto sucede después de ingerirlas ya que las confunden con comida.

Este es uno de tantos casos que hay.

Nosotros debemos de ser ejemplo de no dejar ni papeles, ni chicles, ni basura en ningún lugar. Y debemos enseñarlo a nuestros hijos, si vemos botellas, latas, papeles tirados por el piso, no espere que otro lo recoja hágalo usted mismo tómelo y bótelo en el lugar a que corresponde. Esta es una responsabilidad de todos.

EN ESTA PARASHAT ENCONTRAMOS TRES CLASES DE PERSONAS:

1- Rea – prójimo = el amigo personal confidente compañero

2- Aj – hermano

3- Ger - extranjero = goyím no pueblo mío

= pariente directo por padre o madre.

1. El Prójimo Vay (Lv) 25.14, 15, 17 palabra que en hebreo es ['re

Rea su

significado más estricto es Amigo personal, confidente, compañero, camarada, semejante, y la que es más usada Prójimo “que es aquella persona con la que tiene una relación precisa y con parentesco”

Esta palabra viene de una raíz hebrea h[r Raáh su significado es entrar en relación con alguien, acompañar, juntarse, tratar de alternarse, convivir, frecuentar, relacionarse, mezclarse.

Hay algunos pesúk que demuestran esta relación:

Shem (Ex) 20:16 = Dev (Dt) 5:20 No responderás contra tu prójimo testimonio falso. Shem (Ex) 20:17 = Dev (Dt) 5.21 No codiciaras la casa de tu prójimo, no codiciaras la mujer de tu prójimo, y su siervo, y su sierva, y su buey, y su asno, y todo lo que es del prójimo. Al igual que en estas otras Vay 19.13; Dev 19:14; 27; 24.

En ellas se demuestra que hay una afinidad de parentesco y de relación íntima, indicando que el prójimo no son todos los que nos rodean sino los más cercanos, los confidentes como lo es el Róeh, su familia, y hermanos de la congregación que usted conoce y se relaciona; no son todas las personas que nos rodean.

2. El Hermano Vay 25:14, 25, 35, 36, 39 palabra que en hebreo es ja; Aj cuyo

significado es un pariente directo por padre o madre y familiares de los padres. Esta palabra aparece 629 veces en la tanák, y no siempre se puede dar una precisa separación entre el un sentido estricto y un sentido traslaticio del término. Por lo tanto el sentido de hermano se da entre los familiares que tenían las mismas costumbres. Como le dice Ribqáh a su hijo Yaaqóv cuando le envió huyendo de su hermano hacia sus familiares en Jarán; le dice: ve a donde mi hermano y cuando llega a la tierra de sus familiares Labán lo reconoce como hermano siendo el sobrino.

3. Extranjero Vay 25:6, 35, 40, 47 la palabra hebrea usada es rge Ger que

traduce un extranjero, advenedizo, diferente, que no es pariente, oriundo de otra tierra. Que es, o viene de país de otra soberanía. 2. Natural de una nación con respecto a los naturales de cualquier otra. En la Toráh se conoce como aquel que no tiene Toráh, es decir vive diferente en costumbres y forma de proceder, pero cuando este extranjero quiere celebrar o vivir como Yahudí solo tiene que hacer conforme la Toráh para ser como uno del pueblo Yahudí, Shemót (Ex) 12:48-49. Si algún extranjero reside contigo y quiere celebrar la Pesaj para Yahweh, que le sea circuncidado todo varón, y entonces la celebrará, pues será como uno de vuestra nación; pero ningún incircunciso comerá de ella. 49 La misma Torah regirá para el natural y para el extranjero que habite entre vosotros.

Es la Toráh la que no pone barreras para que seamos parte de su pueblo, son entonces los hombres con sus mandamientos que limitan la entrada a Yisraél. Pero bendito Yahweh que envió a su hijo para que fuese la puerta que se abrió para entrar a ser parte de su pueblo, confirmando la Toráh una vez más que de dos pueblos hizo uno; a través de Yashua renovó el pacto con su sangre, pacto que se firmó con su pueblo Yisraél y Yahudáh.

BEJUKOTAI

Bejuqotái yt'QojuB] En mis Decretos. Esta palabra viene de una raíz hebrea que es qq'j; Jaqáq se ha desarrollado a partir del significado material fundamental, Grabar, excavar, cincelar, en dos direcciones:

1. Grabar, escribir

2. Establecer, determinar.

Juqáq determina la acción de Elohim y cuando se une a Mitzvot (mandatos) indica el ámbito de la aplicación; con los Mishpatím (Normas, juicios) indica el derecho civil en Yisraél.

Cuando Juqáq aparece en la toráh como la determinación de Elohim para el hombre es para ser grabado como con cincel, indica que debe ser grabado como se hace en el bronce.

Esta palabra está diciendo que sus decretos sean grabados, escritos, en nuestros corazones como con un cincel que, quede impreso que nunca se borre como un tatuaje pero en el corazón, ¿para que esto? para que nunca nos olvidemos de ellos, El prometió escribir en nuestro corazón la toráh solo debemos de ponerla en practica

Cuando empezamos a leer esta parashat corre como un escalofrió en nuestro cuerpo al pensar en todas las palabras que están escritas aquí, sólo debemos leer con cuidado el primer pesúk y entonces podemos recibir la revelación de lo que quiere para nosotros nuestro Elohei; miremos el primer pesúk en

Vay

26:3

Si

en

mis

decretos

procediereis en ellos,

andáis

y

mis

mandamientos

guardareis,

y

- Si… Es afirmativo y enfático “está diciendo la importancia de la situación y única forma, para hacer lo que Él ha dicho” a esto se le denomina pacto condicional, si tú haces esto yo te daré esto y si no lo haces no te daré. -Mis decretos…. Lo que debemos grabar con cincel en nuestros corazones, no podemos olvidar que la Toráh fue grabada en piedras por el dedo de Yahweh; también de esta manera Yahweh se

10 Sh´liaj Yoshua Ben Efrayim

refiere a Yisraél, hablándole de la dura cerviz Yesh (Is) 48:4 Por cuanto sé que eres duro, que una barra de hierro es tu cerviz, y tu frente de Bronce. ¿Cómo pues estará la toráh en nosotros sino grabada con cincel?

- Andáis…….el estilo de vida, la forma como vivimos

- mis mandamientos….son las ordenes que dio a su pueblo

- guardareis…

es poner por obra

- procediereis en ellos……y repite haciendo un énfasis consecutivo dentro del mismo pesúk lo que indica que es firme y que se debe hacer rápido, no hay otra forma.

Después de este pesúk Yahweh declara las bendiciones que tanto les agradan a los hombres, pero hay que anotar que la Toráh es el libro que narra continuamente que los hombres reciben de acuerdo a sus acciones y para que tú recibas algo siempre está condicionado; nada viene sin el resultado de una acción de acuerdo a la Toráh.

En esta parashat la toráh coloca delante de nosotros varios principios fundamentales para nuestra emunáh y para nuestra forma de vivir delante de nuestro Abba

Delante de nosotros existen dos formas de vida una trata con la importancia de la obediencia y los terribles resultados de la desobediencia a las instrucciones dadas por nuestro Elohim

Hay bendiciones y maldiciones y estas proceden de Parte de Elohim y del hombre; de Elohim cuando el hombre no obedece sus mandamientos y de parte del hombre por la ligereza de las palabras o propósito que salen las maldiciones, pero que hacen efecto por el nivel de autoridad hacen en los hombres de un mayor a un menor, padre e hijo, jefe al empleado etc.

Delante de nosotros existen dos formas de vida una trata con la importancia de la obediencia y los terribles resultados de la desobediencia a las instrucciones dadas por nuestro Elohim Ambas formas producen resultados. La obediencia nos introduce al mundo de las bendiciones de nuestro padre. La desobediencia a la angustia de sus juicios y disciplina. Muchas veces culpamos a ha Satán o en la mayoría de veces a Yahweh por nuestros fracasos y desgracias cuando la verdad es que somos nosotros los responsables

11

Sh´liaj Yoshua Ben Efrayim

Es cierto que ha Satán vino a dañarnos y el aprovechara toda puerta que dejamos abierta y las oportunidades que le brindamos para pecar pero ni ha Satán ni los shedím tienen el poder para obligarnos a pecar. Somos nosotros los responsables de nuestras acciones. Yaaqóv (Stg) 1:13 cuando alguno es probado, no diga que es probado de parte de Elohim; porque Elohim no puede ser probado por el mal (ni el prueba al hombre con lo malo) sino que cada uno es probado cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido.

Si somos rebeldes, obstinados y desobedientes nos encontraremos en diversas situaciones que nos hacen caer en el mundo de juicio y disciplina, hasta que aprendamos a obedecer, esto no significa que cuando obedecemos no tendremos problemas, cuando el pueblo de Israel iba a tomar la tierra ellos debían de entrar armados y poseerla era una promesa pero había que luchar; así aunque tengamos palabra que Yahweh nos ha dado debemos de perseverar y avanzar hasta lograrlo. También cuando obedecemos vienen problemas pero eso hace parte del proceso con cada uno para madurar, para crecer, lo peor que puede ocurrir a un hombre es tener éxito antes de estar preparado.

“Porque el Adón al que ama, disciplina, y azota a todo el que recibe por hijo”

Pero hay una gran diferencia entra los problemas que nos vienen por obedecer y los problemas que nos vienen por no obedecer. Hay una gran diferencia entre sufrir por causa del Adón y sufrir por desobediencia al Adón

¿Cuál es la diferencia?

Cuando tenemos problemas por causas de desobediencia, sufrimos desesperados, dolidos, entristecidos, y frustrados.

Pareciera como si El nos hubiera dejado y tenemos una angustia y culpabilidad; si sufrimos por obedecer hay esperanza y shalóm, hay una fortaleza interior que él no nos dejara más de lo que podamos soportar, porque el grano se trilla pero no se trillara para siempre Por otro lado, cuando sufrimos por causa de desobediencia, al pasar la crisis no somos promovidos, sino suspendidos o quitados en nuestro servicio y autoridad del rúaj. Pero cuando sufrimos EN OBEDIENCIA, al pasar la tormenta siempre viene una promoción, siempre viene un ascenso, una mayor autoridad y más grande servicio, y entonces El dirá vinieron ríos y soplaron vientos y golpearon con ímpetu sobre aquella casa, pero la

12

Sh´liaj Yoshua Ben Efrayim

casa no cayó por que estaba funda sobre la roca. Bien buen siervo fiel en poco has sido fiel en lo mucho te pondré Así que escudriñemos nuestros caminos para ver si la causa de aquello es el resultado de la desobediencia, la ignorancia o el pecado, o es el resultado de una leve tribulación momentánea, un periodo de prueba para que se vaya la escoria y se manifieste el oro escondido que subsiste debajo

Todas las cosas que se escribieron, se escribieron para nuestra enseñanza, y podemos ver ejemplos como el de Yoséf que fue pasado por muchos dolores para luego ser removido a un gran servicio que valió la pena ser qadósh soportando cada prueba y confiando en Yahweh sobre todo poder comprender que todo obra para bien a los que aman Elohim. Que todo tiene un gran propósito y poder recibir la corona de vida que Elohim ha prometido a los que les aman. También encontramos al rey David que tuvo que soportar la disciplina y sufrir pérdidas por haber pecado estuvo en gran angustia, dolor, persecución, etc. por desobedecer, y hasta hoy la vergüenza.

Esta parte de la toráh nos enseña que a pesar del castigo por nuestro errar y a pesar del juicio que puede venir sobre nuestras vidas por aferrarnos a un estilo de vida caracterizado por la desobediencia, el Adón no obstante, por su fidelidad al pacto concertado con nuestros padres, tendrá bondad de nosotros que si confesáramos él es fiel y justo para perdonarnos y limpiarnos de toda maldad.

Su fidelidad es grande. Dice Yahweh por medio de Moshéh “y aun con todo esto yo no los desechare, ni los abominare para consumirlos, invalidando mi pacto con ellos; porque yo soy Yahweh su Elohim. Vay 26:44,46 estos son los decretos “Bejuqotái”.

El sh´liaj Shaúl, edificando sobre el fundamento de la fidelidad de Yahweh afirma “palabra fiel es esta: si somos muertos con El, también viviremos con El, si sufrimos, también reinaremos con El, si le negáramos El también nos negara. Si fuéramos infieles, El permanece fiel, El no puede negarse a sí mismo” 2 Ti 2:

11, 13 así que esforcémonos cada yom porque grande es el galardón.

Este perék es el ejemplo de las bendiciones y maldiciones por el resultado de la obediencia o la desobediencia junto con Devarím Dev (Dt) 28 en donde desarrollaremos este tema.

Pero nunca una maldición vendrá sin causa y así está en Mishleí (Pr) 26:2:

Como gorrión que vaga o golondrina en vuelo, así la maldición nunca viene sin causa.

Hay una lista de bendiciones en este perék de Vayiqrá 26:4-13

1. Pesúk 4 daré su lluvia a su tiempo

2. Pesúk 4 la tierra rendirá sus productos

3. Pesúk 4 y el árbol del campo dará su fruto.

4. Pesúk 5 vuestra tierra alcanzará a la vendimia,

5. Pesúk 5 y la vendimia alcanzará a la sementera,

6. Pesúk 5 y comeréis vuestro léjem hasta saciaros,

7. Pesúk 5 y habitaréis seguros en vuestra tierra.

8. Pesúk 6 y daré shalóm en la tierra,

9. Pesúk 6 y dormiréis y no habrá quien os espante,

10. Pesúk 6 y haré quitar de vuestra tierra las malas bestias,

11. Pesúk 6 y la espada no pasará por vuestro país.

12. Pesúk 7 y perseguiréis a vuestros enemigos,

13. Perék 7 y caerán a espada delante de vosotros.

14. Perék 8 cinco de vosotros perseguirán a ciento,

15. Perék 8 y ciento de vosotros perseguirán a diez mil,

16. Perék 8 y vuestros enemigos caerán a filo de espada delante de vosotros.

17. Perék 9 Porque yo me volveré a vosotros,

18. Perék 9 y os haré crecer,

19. Perék 9 y os multiplicaré,

20. Perék 9 y afirmaré mi pacto con vosotros.

21. Perék 10 Comeréis lo añejo de mucho tiempo,

22. Perék 10 y pondréis fuera lo añejo para guardar lo nuevo.

23. Perék 11 Y pondré mi morada en medio de vosotros,

24. Perék 11 y mi alma no os abominará,

25. Perék 12 y andaré entre vosotros,

26. Perék 12 y yo seré vuestro Elohim,

27. Perék 12 y vosotros seréis mi pueblo.

Y termina afirmando quien lo dijo: Perék 13 Yo soy Yahweh, vuestro Elohei, que os saqué de la tierra de Mitzrayim para que no fuerais sus siervos; rompí las coyundas de vuestro yugo y os he hecho andar con el rostro erguido.

Porque el que dice es fiel para cumplir.

El que nos llamó es fiel: Teh 32:8 Te haré entender y te enseñaré el camino en que debes andar; sobre ti fijaré mis ojos. Son para ti estas bendiciones si obedeces sus mandamientos y sus mandamientos no son una carga, son una bendición y su condición es para que mires lo difícil que es andar fuera de su Toráh, pues el hombre sirve a Yahweh cumpliendo su

palabra o sirve a la carne para perdición.

En esta lista encontramos lo que un hombre desea tener a) provisión b) bendición

c)

seguridad d) shalóm e) dominio sobre el enemigo f) prosperidad, y lo mejor,

g)

su presencia i) libertad.

Vay (Lv) 26:14-15 Y si no oyereis a mí, y no procedéis en todos estos

mandamientos, y si mis decretos rechazaras, y si mis juicios detestara vuestra alma, para que no obréis en todos mis mandamientos, para quebrantar vosotros

mi pacto.

Es la parte opuesta a la anterior. La lista de consecuencias por no obedecer es

extremadamente grande y esto lo hace Yahweh para que el hombre se dé cuenta del abismo que es el pecado, la desobediencia.

Y esto lo hizo Yahweh exhortando a Yisraél por muchas oportunidades a través de los nevií, constantemente y sin descanso hasta que vinieron todas las cosas que Él habló. Miremos algunas advertencias en:

Yir (Jer) 9:13-16 Dijo Yahweh: Dejaron mi Toráh, la cual di delante de ellos, y no obedecieron a mi voz ni caminaron conforme a ella; 14 antes bien, se fueron tras la imaginación de su corazón y en pos de los baalím, según les enseñaron sus padres. 15 Por tanto, así dice Yahweh de los ejércitos, Elohim de Yisraél: A este pueblo yo les daré a comer ajenjo y les daré a beber aguas envenenadas.

16 Los esparciré entre naciones que ni ellos ni sus padres conocieron; y enviaré

la espada en pos de ellos, hasta que los acabe.

La lista de las consecuencias al no obedecer sus estatutos y mandamientos es extensa al igual que en Devarím 28:15-68 pero aquí en Vay 26:14-46 hay aproximadamente 54 castigos como resultado al no escuchar y cuatro veces advierte que si continúan con la dureza de corazón después de ser castigados vendrán siete castigos más contra ellos, por lo tanto, es Yahweh lleno de Jésed pero no admite el pecado y la desobediencia, Él no puede contaminarse con lo inmundo, profano, con la mentira. Él no admite en su presencia nada que tenga pecado o mentira o que se camufle o viva en hipocresía, Él quiere una limpieza y no dureza de corazón, no una actitud que lo rete o que se enfrente a Él.

Pero en Vay (Lv) 26:40 dice que si confesaran su torcida manera de actuar y la

de

sus padres con que le traicionaron y cómo anduvieron en oposición, Yahweh

se

acordará del pacto con Yaaqóv, con Yitzjaq, con Abraham.

La clave, el secreto que le da al pueblo de Yisraél confiesan.

y

a

los dispersos es si

Como vivieron en sus razonamientos y en una conducta en contra de Yahweh, todo lo que les habrá sucedido cambiará, pero si siguen pensando en su posición como hijos de Abraham pero sin cumplir la Toráh, no vendrá lo prometido de parte de Yahweh.

Termina diciendo, como siempre lo hace en la Toráh, Vay (Lv) 26:46 Estos son los decretos, normas y toratím que estableció Yahweh entre Él y los hijos de Yisraél en el monte Sinaí por medio de Moshéh.

Esto está establecido. No le quites, no le añadas, cumple, vive. Sea o no conocedor de la Toráh, esto se cumple en cualquier religión en que usted viva, en el país en donde esté; no importa la raza, el idioma no importa el medio en que vivas, todos igualmente serán juzgados por esta Toráh.

En el Perék 27 quiero que notemos algo sobre los votos: que todo lo que tu boca diga sobre lo que suele ofrecer debe cumplirlo sea en estimación de una persona para redimir o en un voto de alguna propiedad u minjáh. De verdad se debe cumplir y no lo puedes cambiar por otro, sea bueno o malo, no lo puedes cambiar; en el momento en que lo haga el voto queda apartado no lo cambiara por otro y si lo hiciere el que prometió y por el que cambio deberán presentarlo a Yahweh; pues ambos son apartados.

MAASER (DIEZMOS)

En Vayiqrá 27:30 habla sobre el Maasér (diezmo) y sobre el Maasér que se ha de dar. El mandamiento de contribuir con el diezmo no se originó con Abraham Br (Gn) 14:17–20. Cuando volvía de derrotar a Quedar-laomer y a los reyes que con él estaban, salió el rey de Sedóm a recibirlo al valle de Shavéh, que es el valle del Rey. 18 Entonces Malkí-Tzedéq, rey de Shalém y kohén del Elohim Elión, sacó léjem y vino; 19 y lo bendijo, diciendo: Bendito sea Abram del Elohim Elión, creador de los shamáyim y de la tierra; 20 y bendito sea el Elohim Elión, que entregó a tus enemigos en tus manos. Y le dio Abram los (Maasér) diezmos de todo.

No era exclusivo de los hebreos. Se practicaba en otros pueblos de la antigüedad también.

HAY TRES COSAS PRINCIPALES A CONSIDERAR.

1. ¿Qué era lo que debían de presentar de Maasér (diezmar) los hebreos? La establecía que “la simiente de la tierra” (cosechas), “el fruto de los árboles”, las vacas, y las ovejas Vay (Lv) 27:30–32 se debían diezmar.

La forma de dar el diezmo del ganado era así: el dueño contaba los animales cuando iban saliendo a pastar, y uno de cada diez era dado a Elohím. De este modo no se daba la posibilidad de elegir los animales inferiores para el diezmo de las vacas y las ovejas Vay (Lv) 27:32. Si el hebreo prefería dedicar la décima parte de la cosecha de los cereales y la fruta en su valor monetario podía hacerlo, pero en ese caso tenía que agregar una quinta parte de ese valor al total. No se le permitía rescatar la décima parte del ganado de esta forma Vay (Lv) 27:31, Si alguien quiere rescatar algo del Maasér (diezmo), añadirá la quinta parte de su precio por ello. 33 No mirará si es bueno o malo, ni lo cambiará; y si lo cambia, tanto él como el que se dio a cambio serán cosas apartados: no podrán ser rescatados.

2. ¿A quién se entregaban los diezmos? Había que dárselos a los Leviím Bem (Nm) 18.21 Pero en Ib (He) 7.5 se dice que “los hijos de Leví reciben el ser Kohaním, tienen el mandamiento de tomar del pueblo el Maasér (los diezmos)”. Este apartamiento de la Toráh puede haberse debido a la falta de voluntad de los leviím de cumplir su cometido en Yerushaláyim después del retorno bajo Ezr (Esd) 8.15 Los leviím, como consecuencia de la naturaleza de su posición y funciones en la comunidad, no tenían ingresos propios, medios de vida, ni herencia, para garantizar su sostén; por lo tanto, y como compensación por su servicio, por cuanto ellos sirven en el servicio del Ohél moéd (templo en el desierto), debían recibir todo el Maasér (los diezmos) en Yisraél por heredad Bem (Nm) 18:21, 24. Este pasaje en Bem (Nm). 18 menciona solamente el Maasér (los diezmos) de la cosecha de los cereales y la fruta (v. 27). Los leviím, empero, no debían guardar para sí todo el Maasér. Tenían instrucciones de presentar una Minjáh mecida que debía salir del Maasér (diezmo), y que representaba “el Maasér del Maasér” Bem (Nm) 18:26. Este “el Maasér del Maasér” debía ser “de todo lo mejor de ellos” (29), y debían dárselo a los Kohaním (los que sirven) (28); Nej (Neh) 10:39.

3. ¿Dónde debían los hebreos ofrecer su Maasér? Debían llevarlos al “lugar que Yahweh vuestro Elohei escogiere de entre todas vuestras tribus, para poner allí su nombre” Dev (Dt) 12:5, 17; Yerushaláyim. Además, la entrega del Maasér debía de ser una comida, en la que debía participar el leviím Dev (Dt) 12:7, 12 conocido como el Maasér del año. Si Yerushaláyim se encontraba a una gran distancia del pueblo donde vivía la persona, el transporte del Maasér (de los Diezmos) de su cosecha podía representar un problema, pero siempre tenía el recurso de llevar su Maasér en dinero Dev (Dt) 14:22–27. Cada tres años el Maasér debía ofrecerse en la localidad de cada cual Dev (Dt) 14:28, aunque en estas ocasiones de todos modos tenían que ir a Yerushaláyim a alabar una vez cumplida la entrega del Maasér en su propia comunidad Dev (Dt)

26:12.

17 Sh´liaj Yoshua Ben Efrayim

Estas Toratím relativamente simples de la Toráh, que gobernaban la práctica del Maasér, se agregó una multitud de detalles minuciosos que transformaron un hermoso principio en pesada carga. Estos complejos agregados se registran en la literatura misnaica y talmúdica. Esta lamentable tendencia de Yisraél contribuyó indudablemente a la convicción de que la aceptación ante Elohim podía merecerse mediante el cumplimiento de observancias tales como el Maasér Lq (Lc) 11:42, sin necesidad de someterse a la Toráh de la justicia, la bondad, y la emunáh Mt 23:23. El Maasér que pagó Abram, padre de Yisraél no fue al servicio de Kohén de Aharón, fue a Malkí-Tzedéq Br (Gn) 14.20, y la recepción por parte de la bendición de este rey y Kohén Br (Gn) 14.19, significan según Ib (He) 7.1 que el servicio del Kohén según el orden de Malkí-Tzedéq era diferente al Kohaním y leviím limitados a los Hijos de Leví pero el de Malkí-Tzedéq es más grande pues puede al mismo tiempo ser rey y Kohaním función que no pueden hacer los hijos de Leví.

4. ¿Quienes hoy deben recibir el Maasér?

Hemos venido estudiando las parashat y en cada una de ellas vamos aprendiendo un poco de la palabra.

Yashua siendo el Kohén gadól que está sentado a la diestra del padre; está nombrando para el reino de Kohaním que entregó el padre, reyes y Kohaním, los que tienen como función servir en este tiempo, no cómo lo hacían los Leviím.

Como lo hemos venido diciendo lo que está escrito en la Toráh y en los neviím

como por ejemplo en Yeshayáhu (Is) 66:21 Y tomaré también de

ellos para Kohanim y leviim, dice Yahweh.

¿De quienes esta hablándonos la toráh? De los que están en la dispersión, aquellos siervos que hoy enseñan la Toráh; Mal 2:7 como los labios del Kohén han de guardar la sabiduría y de su boca el pueblo buscará la Toráh. Esta es la función del Kohén (uno que sirve) y que según la Brit Ha Jadasháh Él nos ha constituido Kohaním, por lo tanto son los que tiene como heredad de recibir el Maasér (Diezmos).

Qué dice la Brit Ha Jadasháh:

Yashua dijo en Mt 10:9-10 No toméis para vosotros oro, o plata, o bronce en la bolsa; 10 y ni bolsa para tu camino, y ni mudas de vestidos, y ni sandalias, y ni bastón; porque está establecido para el que trabaja le es suficiente su sustento.

Yashua dijo el que trabaja le suficiente el sustento, no diciendo que viva de lo que pueda sino que él debe ganar cuando anuncia la palabra.

a Co 9:9-14 Porque está escrito en la Toráh de Moshéh: No pondrás bozal al buey que trilla. ¿Acaso por los bueyes se preocupa Elohim, o por nuestro bien hablo todas sus palabras? Ciertamente para nuestro bien está escrito; porque el que ara, ara con esperanza y el que trilla, trilla con esperanza pues toma su parte. Y nosotros que sembramos en vosotros la simiente de shamáyim ¿acaso es grande a vuestros ojos que cosechemos la siega de la tierra? 13 Mira sabéis que los que sirven al servicio del qodésh, comen de las cosas qodésh, y los que sirven al mizbéaj, toman parte en el mizbéaj. 14 y así ordenó el Adón que los que llevan las buenas nuevas de la Besoráh, por la Besoráh (buenas nuevas) vivan.

De que vive o se sustenta el siervo que enseña la palabra; sino con esperanza de recoger para su sostenimiento y supervivencia y la oración constante de él es:

que las ovejas sean prosperadas, pero como siervos sembramos lo que de shamáyim recibimos, y de lo material se recibe poco y con derecho de recoger lo terrenal. Muchas veces cuando las ovejas son bendecidas dicen: Róeh no me alcanzo, pero el señor si me está tocando para darte ore para que me siga bendiciendo, cuando son los Maasér (diezmos) y compran el carro dicen róeh como le dijera es que no puedo seguir trayendo el mismo Maasér porque la cuotas del carro están muy altas y tengo que disminuir el diezmo y usted sabe. Yo no puedo decirte: hermano tranquilo no los traiga y ningún pastor puede negociar con esto pues el Maasér es de Yahweh y Él las entregó a los que trabajan en su obra. De las cosas más desagradables de la vida de un trabajador es que se juegue con su sueldo; hoy no mañana, hoy te doy la mitad, venga mañana. Sabes muchos creyentes juegan con el salario del Róeh y toman de ello prestado de lo que les pertenece y después están diciendo: Pastor mi bendición no me funciona, yo le pedí al Señor y Él me dio este negocio, casa o carro y mire lo que pasó. ¿Por qué estará pasando…Pastor usted no sabe? Yo si sé, usted está reteniendo el salario de su pastor y está robándole a Yahweh. Que dice en Mal 3.6-12 Porque yo, Yahweh, no cambio; por esto, hijos de Yaaqóv no habéis sido consumidos.

7 Desde los tiempos de vuestros padres os apartáis de mis Toratím y no las guardáis. Volveos a mí y yo me volveré a vosotros, ha dicho Yahweh de los ejércitos. Pero vosotros decís: ¿En qué hemos de volvernos?

8 ¿Robará el hombre a Elohim? Pues vosotros me habéis robado. Y aún preguntáis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros Maasér y minjáh.

9 Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado. 10 Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi Casa: Probadme ahora en esto, dice Yahweh de los ejércitos, a ver si no os abro las ventanas de los shamáyim y derramo sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. 11 Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vid en el campo será estéril, dice Yahweh de los ejércitos.

12 Todas las naciones os dirán sois para bien, porque seréis tierra deseable, dice Yahweh de los ejércitos.

Pero ¿qué es más permanente? ¿Acaso no es lo que está en shamáyim? Nuestra meta y la Yerushaláyim pero aquí se siembra para estar arriba.

Pero miremos lo que dice en b Co 9:10 Y el que da semilla para el que siembra y alimento al que come de ese modo se le dará; así añadirá para vosotros vuestra semilla y el fruto de vuestra justicia se multiplicará.

El bendecido es el que da y el que da al que siembra porque cuanto da al que siembra se añade a su cuenta semilla es decir no va a faltar y el fruto de la justicia se multiplicará ¿Qué es esto? La justicia es todo lo que se hace de acuerdo a la Toráh y si el fruto de la justicia crece, esto es sencillo, ¿qué es? Que tu vida empieza a crecer a la estatura de un varón perfecto guardando la Toráh. Yo creo hoy que tú vas a crecer, no porque das de lo que te sobra, sino porque quieres vivir dando fruto por que por sus frutos los conoceréis.

b Co 9:6 porque he aquí: El que siembra semilla estéril, segará debilidad; y el que siembra con mano generosa, segará generosamente.

Cuando los hermanos de Filipos estuvieron cuidando, sustentándole, pendiente que le faltaba, que necesidad tendría Shaúl, el declaro sobre ellos Fi 4:19 Y Elohei le colme de todas vuestras necesidades en sus riquezas y en su esplendor por Yashua Ha Mashiaj.

Este es mi deseo Y ¿el tuyo?

Sh´liaj

Yoshua ben Efrayim