Vous êtes sur la page 1sur 6

Autonomía

Universitaria

El Oxígeno de la Revolución

La Universidad fundada bajo el noble principio de la búsqueda del Saber y la Verdad

Carácter pragmático de la Universidad: Monopolización del conocimiento por Elites Sociales para la perpetuación de sus privilegios

La Universidad como instrumento de

Dominación y Vasallaje

Relación Universidad / Estado

Distinción entre Autonomía Universitaria y Universidad Autónoma

Autonomía Universitaria y Proyecto Pluri-Nacional

Marco General para la Autonomía

Universitaria

«Si hoy significara autonomía que un gobierno universitario desligado de las grandes líneas del Gobierno Central -es decir:

un pequeño Estado dentro del Estado- ha de tomar los presupuestos que el Gobierno le dé y ha de trabajar sobre ellos, ordenarlos y distribuirlos en la forma que mejor le parezca,

nosotros consideramos que es una actitud falsa. Es una actitud

falsa precisamente porque la Universidad se está desligando de la vida entera del país, porque se está enclaustrando y convirtiéndose en una especie de castillo de marfil alejado de las

realizaciones prácticas de la Revolución. Y además porque van a

seguir mandando a nuestra República una serie enorme de abogados que no se necesitan, de médicos que incluso no se necesitan en la cantidad en que en estos momentos están

ingresando, o de toda una serie de profesiones, por lo menos

cuyos programas deben ser revisados para adaptarlos»

Che Guevara, Reforma Universitaria y Revolución (discurso), 17 Octubre 1959.

Concepto de Comunidad Universitaria

• Concepto de Comunidad Universitaria Cuatro Estamentos: Estudiantes, Académicos, Funcionarios y Entorno Social •

Cuatro Estamentos: Estudiantes, Académicos, Funcionarios y Entorno Social

Autonomía Administrativa (Co-Gobierno)

Autonomía Territorial

Autonomía Financiera

Principios de la Autonomía Universitaria

«Un gobierno verdaderamente revolucionario no puede temer a la autonomía universitaria. Es más, necesita de ella como fuente del oxígeno que requiere para vivir. El mejor negocio que puede hacer un gobierno que sea de verdad revolucionario, es

mantener con las universidades unas relaciones respetuosas y fecundas, de mutua

cooperación, sin miedo a las disensiones y controversias que en el desarrollo de ellas puedan generarse.

Esto es particularmente importante en los tiempos que corren, en que las revoluciones políticas, si han de ser auténticas, no pueden prescindir de los avances de las ciencias y la tecnología. Y es obvio que las universidades son fundamentales en el desarrollo científico y tecnológico, no sólo porque es misión primordial de ellas “crear, asimilar y difundir el saber mediante la investigación y la enseñanza”, como reza el artículo 3 de la Ley de Universidades, sino también porque en su seno deben formarse las legiones de profesionales y técnicos de todas las disciplinas, sin cuyo concurso ningún gobierno ni ninguna revolución pueden llevar a cabo sus planes y programas »

Alexis Márquez Rodríguez, «Autonomía Universitaria y Revolución», Conferencia leída en la Sala de Conciertos de la Universidad Central de Venezuela, el 10 de marzo de 2003, en un acto en defensa de la Autonomía Universitaria.

Autonomía Universitaria: Oxígeno de la

Revolución Social