Vous êtes sur la page 1sur 5
Ensayo: Gobiernos Divididos Autor: Ernesto Martin Flores Jiménez 21 de mayo del 2010

Ensayo: Gobiernos Divididos

Autor: Ernesto Martin Flores Jiménez

21 de mayo del 2010

Ensayo Gobiernos divididos

Gobiernos divididos

En este ensayo vamos a analizar un poco como pueden ejercerse los arreglos constitucionales del poder de los países referentes al ejercicio del poder de gobierno, es decir los modelos mayoritarios, consensuado, concentrado y distribuido. Además veremos que sucede en una democracia cuando el poder de decisión es

de alguna manera equitativo entre poderes y se da el caso que impera una “casi anarquía” en la toma de

decisiones para el bien público o social.

Desarrollo.-Los sistemas democráticos tienen algunas características referentes a como se ejerce el poder y como éste es fundamentado en las constituciones de los países. Lujambio menciona que los modelos de acuerdo al arreglo constitucional pueden ser a) mayoritarios, b) consensuados, c) concentrados, y d) distribuido.

  • a) Un ejemplo de modelo mayoritario se puede encontrar en la democracia inglesa en la cual todo el

poder se concentra en una cámara, existen dos partidos políticos, el poder ejecutivo recae en un primer ministro y este a su vez procede de la mayoría parlamentaria. Este es el modelo mayoritario por excelencia. El

partido obtiene la mayoría absoluta en los escaños parlamentarios (50% más uno, por lo menos para ser mayoría) o asamblea legislativa. El ganador en la elección se lleva todo de ahí que sea mayoritario. Si un sistema parlamentario se encuentra muy dividido pierde su esencia mayoritaria.

  • b) El modelo consensual se da cuando hay una fragmentación de fuerzas políticas en el cual les da

representación a todas, dicha fragmentación les obliga a los acuerdos y consensos entre poderes para la toma de decisiones en virtud que el poder es más o menos equitativo. Lujambio menciona que el primer elemento del consensualismo es que éste se da en un sistema electoral de representación proporcional.

Ahora bien, Lujambio menciona que el sistema presidencial, como el mexicano, es muy especial porque en él se da una mezcla de elementos, el primero es que el presidente proviene de una elección mayoritaria, y a la vez el ejercicio del poder se da bajo un elemento consensual, ya que el poder se divide entre tres actores que son el ejecutivo, el legislativo y el judicial, también de los dos primeros en el sentido electoral. De esta manera el presidencialismo para efecto de la toma de las decisiones requiere del elemento del consenso entre los poderes.

  • c) En lo que se refiere al modelo concentrado, este se da cuando el poder está representado en una sola

persona sin que existan contrapesos que regulen su ejercicio, la toma de decisiones de realiza de forma inmediata sin tomar en cuenta a los otros poderes. La concentración del poder es el polo opuesto al modelo

de poder distribuido 1 . Este tipo de poder concentrado se dio en los momentos de esplendor del presidencialismo autoritario en nuestro país, que como ya sabemos el legislativo se alineaba a las decisiones del ejecutivo.

  • d) El modelo de poder distribuido es en el que el poder de decisiones se reparte equitativamente entre

los poderes. El riesgo que supone este modelo es que por estar en igualdad de condiciones se puede caer en

la anarquía y se da una parálisis de gobierno e ingobernabilidad 2 .

  • 1 Crespo, J. Antonio, Fundamentos políticos de la rendición de cuentas, Serie Cultura de rendición de cuentas, No. 1 México, Auditoria Superior de la Federación, 2001, paginas 21-27.

  • 2 Ibídem.

Ernesto Martín Flores Jiménez

Mayo del 2010

Ensayo Gobiernos divididos

A partir de la necesidad social de abrir los espacios políticos a la democracia, el partido en el poder empezó a ceder en cuanto a los cambios constitucionales para darle mayor proporcionalidad a los partidos y estos tuvieran una mayor representatividad, iniciando lo que conocemos como transición hacia la democracia. La transición democrática en México la podemos entender como el paso de un sistema mayoritario, hegemónico autoritario netamente presidencial a un sistema multipartidista y plural en el que se dan elecciones limpias, competitivas y confiables, de manera que a partir de 1964 se dieron importantes cambios constitucionales que determinaron que se pasara de ejercer el poder en forma monopólica a un ejercicio del poder compartido y consensuado. Esto trajo como consecuencia una pluralidad de ideas en los congresos tanto federal como en los locales, incluso en los cabildos, de tal suerte que tienen que consensuarse las decisiones de gobierno y de esta manera se comparte el poder. A partir de 1988, dado que los partidos de oposición tienen mayor peso político aunado a la crisis electoral de ese entonces, se propicia que los partidos tengan un mayor poder de negociación. El país requería que se concretaran reformas para que a su vez el poder ejecutivo aterrizara su proyecto de gobierno. Esta capacidad de negociación de los partidos, especialmente el PAN dio origen a que se reconocieran los triunfos electorales en todos los rincones del país y de esta manera se dio una visión hacia el contexto internacional de apertura a la democracia. Posteriormente se dan cambios en las leyes electorales federal y locales que dieron mayor certeza y confianza a las fuerzas políticas para facilitar el paso de transición de un régimen autoritario con sobrerrepresentación legislativa a uno consensuado y con el poder más compartido entre los poderes, esto se da gracias a la construcción de un sistema electoral mixto en el que coexisten las fuerzas mayoritarias con las minoritarias bajo un esquema de poder más balanceado, permeándose esto a los niveles estatales y municipales. Como efecto de la transición democrática, se da una mayor pluralidad y una distribución del poder en forma más equitativa, se da el fenómeno conocido como los gobiernos divididos y el fenómeno de los gobiernos yuxtapuestos. El primero consiste en que el gobierno de un estado emana de un partido y el poder legislativo es controlado por las fuerzas opositoras, tal es el caso de los primeros gobiernos estatales ganados por la oposición o bien congresos estatales igualmente ganados por la oposición. Referente a los gobiernos yuxtapuestos, producto del pluralismo, Remes 3 lo define como “El fenómeno de los gobiernos yuxtapuestos se da cuando una unidad territorial bien definida (como un estado o municipalidad) es gobernada por un partido diferente del que controla la unidad territorial más grande (que puede ser la federación o el estado). La diferencia entre ambos es que el gobierno dividido se enfoca a la división de poder entre los poderes distintos, y los yuxtapuestos se da en territorios gobernados por fuerzas políticas diferentes.

A manera de comentario personal, considero, que en México con la incipiente democracia que tenemos el tener la necesidad de que los acuerdos entre los poderes se concreten nos lleva a pensar en un nuevo modelo de ejercicio de poder político como podría pensarse del parlamentario para poder establecer pactos y acuerdos, pero bajo las condiciones actuales de nuestro país no sería posible el sistema mayoritario parlamentario ya que existe una gran fragmentación de partidos con poderes equitativos que no hace esto más que derivar en un inmovilismo en razón de la falta de acuerdos, la realidad de las cosas es que a mi forma de ver se tiene que perfeccionar el modelo presidencial o bien pensar en un sistema semi-parlamentario. El hecho de establecer un modelo mayoritario autoritario sería regresar al pasado. Debemos perfeccionar el consensualismo para hacer más eficiente el modelo presidencial y así las fuerzas políticas puedan acordar la

3 De Remes, A. Gobiernos yuxtapuestos en México: hacia un marco analítico para el estudio de las elecciones

municipales, Centro de Investigación y Docencia Económicas .México 1999,

página 230

Ernesto Martín Flores Jiménez

Mayo del 2010

Ensayo Gobiernos divididos

toma de decisiones para concretar las reformas necesarias para el país. Creo que para que esto se requiere que se den varios factores o condiciones sociopolíticas siguientes: a) que los políticos aspirantes a cualquier cargo de elección tengan una preparación mínima para ello, ya que las condiciones educativas y culturales actuales de muchos de los legisladores es casi nula, esto deriva en una cerrazón personal hacia la negociación por la falta de nivel intelectual apropiado y una falta de visión de país presente y futura, b) mejorar la cultura política ciudadana, c) que la ciudadanía se interese más por participar en las decisiones de gobierno, esto implicaría una ciudadanía más activa y participativa, d) establecer el mecanismo efectivo que traduzca las leyes sobre transparencia y la rendición de cuentas como principio de supervisión ciudadana del ejercicio de poder y las decisiones inherentes que esto conlleva. Un indicador preocupante de los conflictos es que por el momento no existen signos de que se involucre al ciudadano para resolver las discrepancias, más bien los gobiernos divididos por medio de las fuerzas políticas se han enfrascado en una lucha por el poder y la paternidad del bienestar de país. Uno de los escenarios que pueden ser posibles es en lo futuro, para la creación de consensos, y que el ejercicio del poder sea legitimado socialmente, es incorporando directamente a los ciudadanos, como menciona Villamil “El divorcio o distanciamiento de la propia sociedad genera justamente lo contrario a la visibilidad y la promoción del pluralismo y la tolerancia en los gobiernos divididos. 4 Por otra parte Lujambio menciona que la ley de transparencia, y la rendición de cuentas digo yo, replantean un nuevo poder al ciudadano para que participe directamente en el control político sin mediación de los propios poderes, los cuales se auto protegen al no ceder o publicar información. Esta es una necesidad vital y medular en el desarrollo democrático de la sociedad y en el logro de acuerdos para las reformas necesarias.

Conclusión.-Los sistemas democráticos tienen algunas características referentes a como se ejerce el poder y como este es fundamentado en las constituciones de los países, los arreglos son el mayoritario, el consensuado, el concentrado y distribuido. En nuestro país se da el modelo mayoritario representado por el presidencialismo y el consensuado representado a su vez por la pluralidad en el congreso y senado federales, en los congresos locales y en los cabildos, en esencia debemos perfeccionar este tipo de modelos para mejorar la eficiencia de acuerdos y pactos entre los poderes. Como efecto de la transición democrática y el pluralismo se dan los fenómenos conocidos como gobiernos divididos y gobiernos yuxtapuestos. El primero consiste en que el gobierno de un estado emana de un partido y el poder legislativo es controlado por las fuerzas opositoras, el segundo a que se da cuando una unidad territorial bien definida es gobernada por un partido diferente del que controla la unidad territorial más grande. La diferencia entre ambos es que el gobierno dividido se enfoca a la división de poder entre los poderes distintos, y los yuxtapuestos territorios gobernados por fuerzas políticas diferentes. El reciente ejercicio democrático nos deja enseñanzas, casi de ensayo y error, en la cual la participación plural hace que caminemos a pasos de tortuga, debemos aprender a crecer en los consensos y la tolerancia de ideas para acelerar los cambios que la sociedad necesita. Creo que para consolidar la democracia debe existir una preparación mínima para los aspirantes a cargos de elección, que la ciudadanía adquiera una mejor cultura política y que se interese más en participar en la toma de decisiones, que para el fin de las cosas él es el perjudicado o beneficiado en la asertividad de éstas. Un factor que creo que es fundamental es que el ciudadano adquiera más poder de control político, o una parte de el por medio de su participación y de la exigencia de transparencia y rendición de cuentas efectivas y que el

4 Villamil Rodríguez, G. La transición mexicana y la experiencia de los gobiernos divididos, IFE, 2001, México Pagina 54.

Ernesto Martín Flores Jiménez

Mayo del 2010

Ensayo Gobiernos divididos

poder ciudadano sirva de regulador sobre el régimen mixto mayoritario y consensual ejercido por los políticos, el reto es perfeccionarlos. ¿Podremos hacerlo?, la respuesta depende de nosotros los ciudadanos.

Referencias

Crespo, J. Antonio, Fundamentos políticos de la rendición de cuentas, Serie Cultura de rendición de cuentas, No. 1 México, Auditoria Superior de la Federación, 2001, paginas 21-27.

De Remes, A. Gobiernos yuxtapuestos en México: hacia un marco analítico para el estudio de las elecciones municipales, Centro de Investigación y Docencia Económicas .México 1999, página 230. Recuperado el 19 de mayo de 2010 de: http://www.politicaygobierno.cide.edu/num_anteriores/Vol_VI_N1_1999/Remes.pdf

Villamil Rodríguez, G. La transición mexicana y la experiencia de los gobiernos divididos, IFE, 2001, México Página 54. Recuperado el 19 de mayo de 2010 de:

Lujambio, A. El poder compartido: un ensayo sobre la democracia mexicana, capitulo N.D. Del Autoritarismo

Mayoritario a la democracia consensual, Edit. Océano, México 2000, páginas 21 a 31.Recuperado el 18 de

mayo

de

2010

de:

Lujambio, A. El poder compartido: un ensayo sobre la democracia mexicana, capitulo N.D. La pluralidad política en el ámbito municipal, Edit. Océano, México 2000, páginas 77 a 100. Recuperado el 18 de mayo de 2010 de: http://ftp.ruv.itesm.mx/apoyos/logistica/posgrado/sp/abr10/pga/ap4017/9706513957_pp77.pdf

Entrevista del Dr. Sócrates Rizzo al Dr. Alonso Lujambio (Video), recuperado el 18 de mayo de 2010 de:

Ernesto Martín Flores Jiménez

Mayo del 2010