Vous êtes sur la page 1sur 5

Equidad de Género

Ciudadanía, Trabajo y Familia, es una organización feminista en la que promovemos la igualdad entre mujeres y hombres, así como el estado de derecho, mediante el impulso de políticas públicas con enfoque de género, el fortalecimiento del liderazgo, y la participación ciudadana de las mujeres en todos los ámbitos de la vida política y social. Nuestra visión es lograr una sociedad democrática con una amplia participación ciudadana, donde mujeres y hombres puedan decidir sobre su vida dentro de un estado de derecho, con instituciones que integren transversalmente el enfoque de género en sus políticas, tanto internas como externas. Impulsamos el desarrollo de las mujeres y sus derechos, por medio de líneas de acción que se integran en tres áreas: Políticas y presupuestos públicos con enfoque de género; Participación política y empoderamiento económico de las mujeres; y Derechos sexuales y reproductivos, y aborto legal, trabajando de manera conjunta con la Coordinación de capacitación. Equidad es una organización activa en los ámbitos nacional e internacional; forma parte de redes de organizaciones civiles nacionales y latinoamericanas. Sus integrantes han participado en consejos ciudadanos, comités y coordinaciones con los poderes ejecutivo, legislativo y judicial, tanto en lo nacional como en diversas entidades federativas. Desde 2007, cuenta con el Estatus consultivo del Consejo Económico y Social (ECOSOC) de Naciones Unidas.

Históricamente la diferencia entre el género humano ha sido marcada fuertemente, desde el inicio de la
Históricamente la diferencia entre el género humano ha sido marcada fuertemente, desde el inicio
de la vida social, económica y política. Desde aquel entonces, la mujer no tenía derecho a ni a ser
escuchada, ni a opinar, ni mucho menos a elegir su papel en la familia o en la sociedad, pues
existía una división de trabajo muy diferenciada; el hombre se dedicaba al trabajo y la mujer al
cuidado de la casa y de la familia.

Esta forma de vida ha sido infundida a través de las diferentes generaciones, sin embargo poco a poco las mujeres han demostrado tener la suficiente capacidad de actuar en la vida social y económica, logrando excelentes resultados, derivados de la toma de decisiones en el sector político, en las entidades económicas y en los importantes aportes en la ciencia y tecnología. La equidad de género es la capacidad de ser equitativo, justo y correcto en el trato de mujeres y hombres según sus necesidades respectivas. La equidad de género se refiere a la justicia necesaria para ofrecer el acceso y el control de recursos a mujeres y hombres por parte del gobierno, de las instituciones educativas y de la sociedad en su conjunto. La equidad de género representa el respeto a nuestros derechos como seres humanos y la tolerancia de nuestras diferencias como mujeres y hombres, representa la igualdad de oportunidades en todos los sectores importantes y en cualquier ámbito, sea este social, cultural o político. Es en este último donde es necesario que la mujer haga valer su lugar, sus capacidades y sus conocimientos, su voto, su voz. En el terreno económico, es también de vital importancia lograr la equidad de género, ya que si a la mujer se le restringe el acceso al campo productivo, al campo laboral o al campo comercial, se genera pobreza. En el caso de mujeres estudiantes y trabajadoras, las madres solteras que son el pilar de

la familia, ¿Qué pasa si no tienen una fuente generadora de ingresos? Se restringe la educación, el esparcimiento, la recreación, la salud y sobretodo la alimentación.

Para lograr estos objetivos es necesario que problemas como la pobreza, la falta de accesos a la educación, servicios de salud y la falta de oportunidades de empleo y trabajo productivo dejen de recaer principalmente en las mujeres. Es también ineludible que se formulen y estructuren los medios pertinentes para desarrollar las mismas capacidades, oportunidades y seguridad reduciendo su vulnerabilidad a la violencia y al conflicto, esto con el fin de que tanto los hombres como las mujeres tengan la libertad y la capacidad de elegir y decidir de manera estratégica y positiva sobre sus condiciones de vida.

Algunas de las propuestas concretas que creo deben considerarse al formular las políticas públicas en fomento
Algunas de las propuestas concretas que creo deben considerarse al formular las políticas públicas
en fomento al desarrollo social son:
Impulsar el desarrollo de las capacidades de la mujer
Facilitar el acceso de la mujer a oportunidades económicas, políticas, sociales y
culturales.
Garantizar su seguridad.
Es preciso entonces formular políticas sociales donde se garantice un nivel de vida saludable,
decoroso, académico y seguro para las mujeres, con libre acceso a los diferentes programas y
actividades sociales. Es imperioso sobre todo iniciar por la mentalidad de todos los individuos, y
comenzar a ver a la mujer como un ser complementario, con ansia de empoderamiento, con ansia
de transformación y de cambio en las estructuras de dominación en todos los ámbitos, donde se
promueva la participación equitativa de hombres y mujeres en todos los procesos, comenzando
desde un poder y control sobre sus propias vidas que involucre la toma de conciencia, la
construcción de autoconfianza, ampliación de opciones y oportunidades y el creciente acceso y
control de los recursos.

Sin embargo, yo creo que principalmente el empoderamiento de las mujeres consiste en la habilidad que tengamos para controlar nuestro propio destino. Para poder llevar a cabo una buena política de desarrollo social y humana no deben verse las diferencias de sexo entre los seres humanos como obstáculos, si nomás bien se deben reconocer tales diferencias y potencializarlas, partiendo de ellas para diseñar estrategias encaminadas a ampliar y ofrecer igualdad de oportunidades a todos los hombres y mujeres.

El Modelo de Equidad de Género, desarrollado por el Instituto Nacional de las Mujeres, promueve la toma de conciencia sobre las condiciones de igualdad entre hombres y mujeres, así como la importancia de tomar en cuenta las cuestiones de género en las organizaciones, lo que representa hoy en día, un nuevo reto para mejorar la administración de los recursos humanos en el sector público.

El modelo tiene como finalidad, asumir el compromiso de revisar las políticas y prácticas internas del OFS Puebla, para reorganizar y definir mecanismos que incorporen una perspectiva de género e instrumenten acciones que conduzcan a corto y mediano plazo al establecimiento de condiciones equitativas para mujeres y hombres en sus espacios de trabajo. En el mes de agosto de 2012 la empresa Germanice Lloyd Sistemas Certificación auditó el Modelo de Equidad de Género del OFS Puebla, con una calificación de 99.3%; calificación considerada como sobresaliente; con esto se logró la renovación del certificado del MEG para los próximos 2 años. De esta forma, el OFS Puebla se consolida como una institución que promueve la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, la no discriminación y la prevención de cualquier tipo de hostigamiento. Asimismo, implementa acciones afirmativas y en favor de su personal, con lo cual se logra generar un ambiente laboral armonioso. Estas acciones se encuentran establecidas en el eje Desarrollo Institucional Efectivo del Plan Estratégico 2011-2016 del Órgano de Fiscalización Superior del Estado. Cabe mencionar que el OFS Puebla fue la primera entidad gubernamental en el estado que recibió en el año 2005 la certificación del Modelo de Equidad de Género.

“La equidad de género es una filosofía que debe reflejarse en el actuar diario de una
“La equidad de género es una filosofía que debe reflejarse en el actuar diario de una
organización; es un tema que está presente en los procesos y acciones del Órgano de
Fiscalización Superior del Estado de Puebla”.
Puebla es el primer estado que se certifica en equidad de género

Durante la entrega del distintivo del modelo de Equidad de Género al Gobierno de Puebla, se reconoció a Rafael Moreno Valle por el trabajo que ha realizado en la materia, toda vez que a un año de administración prevalece la equidad de género. Prueba de ello es que a nivel nacional Puebla es un ejemplo en materia de equidad de género, pues es el primero en incorporar a la mayoría de sus centros de trabajo este sistema de gestión ,Isaac Benjamín Puig Moreno, Director del Modelo de Equidad de Género del Instituto Nacional de las Mujeres, dijo que a nivel nacional únicamente Quintana Roo, y parte de Jalisco tienen certificadas las dependencias, aunque no su totalidad, y en el caso de Puebla se tiene en todas las secretarias y dependencias. El gobierno tiene la obligación de dar mejores oportunidades de trabajo a las mujeres, y de otorgar las mismas prestaciones laborales que a los hombres. Y es que a pesar de que en los últimos años han alcanzado una mayor participación, aún permanecen situaciones ligadas a la discriminación lo que genera doble jornada laboral. Por ende, para erradicar las desigualdades es importante que las organizaciones y los gobiernos establezcan mecanismos o que generen la oportunidad de igualdad, para que las mujeres reciban capacitación y desarrollo, y así tener iguales prestaciones

labores en salarios. El esfuerzo a la equidad es una muestra de colaboración, y el resultado es que la Secretaria General de Gobierno obtuvo la mayor calificación, subrayó Fernando Manzanilla. En el evento realizado en Casa Aguayo también estuvo presente la Dip. Ana María Jiménez Ortiz.- Presidenta de la Comisión de Equidad de Género del Congreso del Estado. Además de Genoveva Huerta Villegas, encargada del Despacho de la Dirección General del IPM.

Un Modelo de Equidad de Género (MEG) que tiene como propósito fundamental detectar, combatir y en su caso erradicar, mediante acciones afirmativas y/o acciones en favor del personal, los problemas de inequidad en el acceso a la capacitación, el desarrollo profesional, salarios y compensaciones desiguales por el mismo trabajo, situaciones de hostigamiento sexual, laboral y discriminación de cualquier tipo.

El Gobierno del Estado de Puebla está comprometido a implementar acciones que favorezcan la Profesionalización de
El Gobierno del Estado de Puebla está comprometido a implementar acciones que favorezcan la
Profesionalización de servidoras y servidores públicos, así como a promover la Igualdad de
Oportunidades entre mujeres y hombres, a través de generar una Cultura Libre de Discriminación,
de Hostigamiento y Acoso Sexual y Laboral, para contribuir a un Ambiente Laboral Saludable.

LA EQUIDAD DE GENERO EN LAS ECUELAS-PROGAMA DEL ESTADO DE PUEBLA Programa Equidad de Género

Objetivo: Que a través del proceso educativo, en vinculación con otros agentes de cambio, se conforme una cultura que confiera equidad de oportunidades a todos los miembros de la sociedad.

Función: Su función radica en concientizar, sensibilizar y difundir la problemática en la que ha transcurrido la vida de la mujer, así como su derecho a acceder a u marco jurídico que la proteja en el ámbito hogareño, escolar, laboral, político, etc.

“La naturaleza, es la naturaleza, ¿Por qué las mujeres quieren cambiar la cosas? En una casa,
“La naturaleza, es la naturaleza, ¿Por qué las mujeres quieren cambiar la cosas?
En una casa, el hombre lleva los pantalones”.
“En mi casa, mis padres le dieron estudio solo a mis hermanos hombres. A mí me
hubiera gustado estudia para enfermera, por eso no quiero que mis hijas dejen la
escuela”.
“Qué bueno que nos enseñen que todos somos iguales. Si crecemos pensando de esa
manera habría menos violencia, más oportunidades en el trabajo y más respeto en la
sociedad”.
IGUALDAD DE GENERO - ONU
En la Declaración Universal de los Derechos Humanos y del Ciudadano, se determina la equidad
entre todos los seres humanos. Nuestro país ha asignado una serie de compromisos
internacionales, referentes a conferir equidad de oportunidades a todos sus habitantes. Nuestras
acciones se sustentan en los siguientes ordenamientos jurídicos:

Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Ley General de Acceso de las Mujeres a una vida libre de violencia.

Constitución Política de Tamaulipas.

Ley para prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres.