Vous êtes sur la page 1sur 356
Helen Singer|Kaplan La nueva terapia sexual, 1 ‘Tratamiento activo de las disfunciones sexuales BL MULO Ue Vusstie P< Medicina y salud Alianza Editorial % Prefacio Las dos tiltimas décadas han presenciado un avance consi derable en nuestro conocimiento de la sexualidad humana. Estos datos estan siendo ahora incorporados ala corriente principal del pensamiento psiquidtrico, que esté experi- mentando, por tanto, un notorio enriquecimiento, El eu- mento de los conocimientos sobre la sexualidad se esté tra- duciendo adems en nuevos enfoques del tratamiento delas dificultades sexuales, Tales avances brindan alivioa tantas y tantas personas que suften de problemas sexualesy que an- tafio se hallaban mésalld de toda ayuda. En un pasado, las disfunciones sexuales se tenian por manifestaciones de graves trastornos psicopatol6gicos, y sobre ellas gravitaba por tanto un prondstico pesimista. Se pensaba que resistfan a toda manipulacién y que,en el me- jor de os casos, s6lo un tratamiento largo y costoso, basado enlos modelos psicoanaliticos, podia resolver el problema, Los recientes informes della obra de Masters y Johnson, yde algunos especialistas en terapia conductual, en los Estados, Unidos y en Inglaterra, nos brindan razones muy convin- centes para replantear la posicién adoptada en otros tiem- os. 10 Lanueva tuna seats, 1 Hoy dia hay pruebas de que los problemas sexuales, aun- que, por supuesto, pueden ser sintomas de trastornos emo- cionales muy profundos o de una enfermedad mental, no siempre lo son, sino que también se dan en personas que funcionan perfectamente en otras dreas y que se hallan bres de sintomas psicoldgicos. En muchos casos, las funciones sexuales hincan sus rafces en problemas més in- mediatos y sencillos que habian sido ignorados hasta hace bien poco. Por ejemplo, la anticipacién de un fracaso en la funcién sexual, una serie de exigencias reales o imaginarias en cuanto ala ejecucidn del coito, el temor al rechazo yala bumillacién por parte del companero sexual Muchos pacientes que sufren de problemas sexuales res- ponden répida y fayorablemente a los métodos de tra- tamiento que han sido elaborados para modificar esos obs- ‘téculos inmediatos al buen funcionamiento sexual, En efecto, parece claro que para muchos pacientes ciertas téeni- «cas breves de tratamiento son mucho més eficaces que los. enfoques psiquidtricos habituales. Aparte de esta diferencia en cuanto al foco de la inter- vencién, la terapia sexual difiere de los tratamientos tra- dicionales en dos aspectos, En primer lugar, los objetivos de {a terapia sexual se limitan esencialmente al alivio de la dis- fancién sexual del paciente. En segundo lugar, la terapia sexual se distingue porel uso detareas sexuales y comunica- tivas alas que se considera como parte integral del trata- miento, Los objetivos de las dos formas tradicionales de trata- iento de las disfunciones sexuales, la psicoterapia ylatera- pia conyugal, son amplios. La terapia psicoanalitica intenta reconstruir la personalidad del paciente a través de la reso- Jucién de sus conflictos inconscientes, De manera andloga, {a terapia conyugal intenta mejorar la calidad de la relacion total de le pareja, ayudandola a resolver las transacciones negativas no reconocidas hasta entonces. Dentro del contex-