Vous êtes sur la page 1sur 11

CAPÍTULO 2

INTERACCIINTERACCIÓINTERACCIINTERACCIÓÓNÓNNN DEDEDEDE LALALALA RADIACIRADIACIÓRADIACIRADIACIÓÓNÓNNN CONCONCONCON LALALALA MATERIAMATERIAMATERIAMATERIA

Con fines de radioprotección y para comprender las bases físicas de la dosimetría y los blindajes, es necesario conocer los mecanismos por los cuales las radiaciones ionizantes interactúan con la materia.

La materia está constituida por átomos, y la radiación ionizante interactúa con los núcleos y los electrones orbitales de los mismos con una probabilidad de ocurrencia que depende del tipo y energía de la radiación, así como también de la naturaleza del medio material. En todos los casos los resultados de la interacción de la radiación con la materia son la excitación y/o la ionización de los átomos del medio material.

Los tipos de radiación ionizante de interés son:

1

Electromagnética (rayos gamma y x)

masa = 0

No tienen carga eléctrica

2

Neutrones

masa 0

No tienen carga eléctrica

3

Radiación beta (electrones negativos y positivos)

masa 0

Tienen carga eléctrica

4

Partículas pesadas (protones, deuterones, partículas alfa y otros iones pesados)

masa 0

Tienen carga eléctrica

Estos cuatro tipos de radiación presentan características marcadamente diferentes en sus formas de interactuar con la materia, y por esta razón es necesario su tratamiento en forma separada. Es conveniente destacar que para las partículas con carga eléctrica, por interactuar en forma directa con el medio material a través de las fuerzas coulombianas (fuerzas de atracción o repulsión entre cargas eléctricas), existe un espesor tal que las frenará totalmente. Para radiación electromagnética y neutrones, carentes de carga eléctrica, el alcance de su recorrido en el medio es indefinido ya que cuando estas partículas interactúan son absorbidas o dispersadas del haz en un solo evento.

son absorbidas o dispersadas del haz en un solo evento. Las partículas cargadas interactúan con los

Las partículas cargadas interactúan con los núcleos o los electrones orbitales del medio material mediante colisiones (choques). Estas colisiones se podrán diferenciar en colisiones elásticas cuando se mantiene constante la energía cinética del conjunto, y colisiones inelásticas cuando una parte de la energía cinética inicial se transforma en algún otro tipo de energía, por ejemplo en estados excitados del núcleo o del átomo.

INTERACCIÓN DE LA RADIACIÓN CON LA MATERIA

15151515

Se pueden clasificar las formas de interacción según los siguientes casos:

Colisiones elásticas con electrones atómicos: la partícula incidente es desviada por electrones atómicos del absorbente, siendo en este caso la energía impartida menor que el potencial de excitación más bajo de los electrones, de donde se supone que la interacción se lleva a cabo con el átomo como un todo. Este tipo de interacción es importante sólo en el caso de electrones de baja energía (por debajo de los 100 eV).

Colisiones inelásticas con electrones atómicos: la partícula incidente pierde energía ionizando y excitando electrones atómicos. En el primer caso se produce un par iónico, mientras que en el segundo caso, el electrón excitado vuelve al estado fundamental emitiendo un fotón de energía equivalente a la de excitación.

Colisiones elásticas con núcleos: la partícula es desviada de su trayectoria por efecto de la interacción electrostática con las cargas del núcleo, perdiendo en éste sólo una fracción de su energía cinética inicial. Ocurre fundamentalmente con partículas beta.

Colisiones inelásticas con núcleos: la partícula pierde una cantidad significativa de energía al ser acelerada o frenada por interacción electrostática con el núcleo, esta energía se manifiesta como radiación electromagnética, y se la denomina radiación de frenamiento o “Bremsstrahlung”, siendo su espectro continuo.

Estos son los mecanismos básicos que determinan la forma en que interactúa una partícula cargada cuando se desplaza en un medio material. La probabilidad de que interactúe mediante uno u otro mecanismo es determinada por la energía de la partícula incidente y el medio absorbente.

La diferenciación en el tratamiento para partículas beta (electrones) y partículas cargadas más pesadas, radica en que estas últimas, por su mayor masa, interactúan preponderantemente por ionización y excitación, siendo su trayectoria prácticamente rectilínea hasta su frenamiento definitivo. Para las partículas beta, su masa pequeña hace que, por el contrario, sufran fuertes aceleraciones convirtiendo su trayectoria en un recorrido tortuoso, siendo significativas las pérdidas de energía por radiación.

Del estudio de la interacción de partículas cargadas, se infieren tres parámetros principales:

alcance, poder de frenado y relación alcance-energía.

Alcance. Es la mínima distancia necesaria para detener la radiación. Este es un concepto de gran utilidad para el estudio de haces de partículas cargadas que tienen un alcance bien definido en la materia ya que pierden energía en interacciones sucesivas.

Poder de frenado. Expresa la cantidad de energía perdida por la partícula en su trayectoria, y se define como la energía perdida por unidad de camino recorrido:

S(E) = - dE / dx

donde S(E) es el poder de frenado y E es la energía cinética de la partícula.

Relación alcance-energía. Esta relación permite inferir la energía de la partícula incidente:

dR/dE = 1/S(E)

donde R es el alcance y E es la energía de la partícula incidente.

16161616 INTERACCIÓN DE LA RADIACIÓN CON LA MATERIA

Como el poder de frenado varía con la velocidad de la partícula resulta necesario considerar una sustancia patrón cuyo poder de frenado sirva de referente para las demás sustancias. Esta relación resulta aproximadamente independiente de la velocidad de las partículas.

Por ejemplo: en general para una partícula alfa, se toma como sustancia patrón el aire a 15º C y 760 mm de Hg, definiéndose el poder relativo de frenado de una sustancia como:

PRF = (alcance de la partícula α en aire) / (alcance de la partícula α en la sustancia)

INTERACCIÓNINTERACCIÓNINTERACCIÓNINTERACCIÓN DEDEDEDE PARTÍCULASPARTÍCULASPARTÍCULASPARTÍCULAS ALFAALFAALFAALFA

Las partículas alfa son núcleos de Helio ( 4 2 He ++ ), compuesto por dos neutrones y dos protones. Las partículas alfa emitidas por los núcleos atómicos, con energías comprendidas entre los 3 y los 9 MeV, son partículas no relativistas (sus velocidades están comprendidas entre 1,1 y 2,2 10 m/s) que se absorben fácilmente en la materia. Una hoja de papel o unos pocos centímetros de aire bastan para absorber totalmente partículas alfa producidas en reacciones nucleares.

7

La pérdida de energía de estas partículas en el medio absorbente se debe principalmente a la ionización y excitación, siendo despreciables las pérdidas por frenamiento o Bremsstrahlung.

El alcance para partículas alfa tiene una forma como la indicada en la Figura 1, presentando una

dispersión del 3-4% en su parte final llamada “Straggling”. Surgen de la observación de la curva, las siguientes definiciones: alcance medio, alcance máximo y alcance extrapolado.

STRAGGLING R R MAX R EXT ALCANCE (cm) DENSIDAD DE FLUJO DE PARTÍCULAS αααα
STRAGGLING
R
R MAX
R EXT
ALCANCE (cm)
DENSIDAD DE FLUJO DE PARTÍCULAS αααα

Figura 1. Curva típica del alcance las partículas alfa

En ella la forma plana se debe a que las partículas alfa son esencialmente monoenergéticas (para un

radioisótopo dado tienen la misma energía, a lo sumo se reparten en algunos grupos monoenergéticos), por lo que no hay variación en el número de partículas aun cuando se aumenta

el espesor del material absorbente interpuesto, hasta que se alcanza un valor a partir del cual

decrece bruscamente hasta absorber totalmente el haz.

A partir de este gráfico, se considera el alcance medio R m , a aquel valor de espesor de

absorbente que reduce a la mitad el número de partículas, mientras que el alcance extrapolado

R e , corresponde a la intersección con el eje de las abscisas de la tangente en el punto de inflexión.

INTERACCIÓN DE LA RADIACIÓN CON LA MATERIA

17171717

Es de utilidad práctica el empleo del aire para medir los alcances de las partículas alfa pues éstas medidas en centímetros resultan aproximadamente iguales a las energías de las partículas expresadas en MeV, si se trabaja a 15ºC y 760 mm de Hg, o sea:

R(cm) ~ E(MeV)

Cuando se emplea como unidad de alcance a la unidad de masa sobre superficie, o sea g/cm 2 , con un cierto margen de error, el alcance es independiente del material empleado como absorbente. En este caso, el alcance de un haz de partículas alfa en una cierta sustancia “s” está relacionado con el que tiene en el aire por:

R o ρ o = R s ρ s

con lo que el poder relativo de frenado resulta:

PRF = R o / R s = ρ s / ρ o

Por ejemplo, para el caso del aluminio, con una densidad de 2,74 g/cm 3 y considerando que la densidad del aire es 1,3 10 -3 g/cm 3 se tiene:

PRF = 2,74 g/cm 3 / 1,3 10 -3 g/cm 3 = 2,1 10 3

Así el alcance de una partícula alfa en el Al es 2100 veces menor que en el aire.

Cuando interesa conocer la energía absorbida por el medio en un entorno limitado de la trayectoria de la partícula cargada, se emplea el concepto de transferencia lineal de energía, definido por:

LET = dE L / dl

donde dE L es la energía media localmente impartida por la partícula al recorrer la distancia dl, expresada en [keV/µm]. Conceptualmente es el poder de frenado restringido, es decir se acota la cantidad de energía que es entregada.

INTERACCIÓNINTERACCIÓNINTERACCIÓNINTERACCIÓN DEDEDEDE PARTÍCULASPARTÍCULASPARTÍCULASPARTÍCULAS BETABETABETABETA

Las partículas beta negativas o positivas, de origen nuclear, tienen velocidades que pueden llegar a ser cercanas a la velocidad de la luz. Pese a ello sus energías son menores, en general, a las de las partículas alfa, ya que en su mayoría no alcanzan los 4 MeV. Estas velocidades obligan a tratar a la radiación beta en forma relativista.

Las partículas beta son mucho más penetrantes. Para tener una idea comparativa, una partícula alfa de 3 MeV tiene un alcance en aire de 2,8 centímetros y produce alrededor de 4000 pares iónicos por milímetro de recorrido, mientras que una partícula beta de igual energía tiene un alcance en aire de más de 100 centímetros, y sólo produce 4 pares iónicos por milímetro.

Son varios los procesos de interacción por los cuales electrones de alta energía pueden interactuar con la materia al atravesarla, los más importantes son:

Frenamiento radiactivo

Dispersión elástica

Dispersión inelástica

18181818 INTERACCIÓN DE LA RADIACIÓN CON LA MATERIA

Las probabilidades relativas para la interacción por algunos de estos tres procesos varían con gran dependencia de la energía del electrón incidente y, en menor medida, con la naturaleza del medio absorbente.

Frenamiento radiactivo

Cuando un electrón colisiona con un núcleo atómico por interacción coulombiana se pueden producir bruscas aceleraciones, y de acuerdo con las leyes de la electrodinámica, estas aceleraciones darán lugar a la emisión de radiación electromagnética de espectro continuo. Dado que las mayores aceleraciones ocurren sobre electrones energéticos atravesando el campo eléctrico de núcleos con carga elevadas, el frenamiento radiactivo es el proceso más importante en interacción con elementos de Z alto.

Dispersión elástica

Un electrón puede ser dispersado elásticamente en el campo coulombiano de un átomo. Como

el átomo es mucho más pesado que el electrón, no hay prácticamente transferencia de energía,

si bien puede tener lugar un cambio significativo en la dirección. El efecto es importante por

hacer que la trayectoria efectiva se acorte al ser tortuoso el camino de frenado.

Dispersión inelástica (ionización y excitación)

El electrón en su desplazamiento puede excitar o ionizar los átomos del material que atraviesa

por acción coulombiana. Por este medio, la energía es depositada en el material a lo largo de la trayectoria. Este es el proceso dominante de pérdida de energía por debajo de los límites para el frenamiento por radiación.

Si se denomina Ec a la energía cinética del electrón incidente, el poder de frenado se expresa

según:

- dE c /dx T = dE c / dx D + dE c / dx R

o sea, si no se tiene en cuenta el efecto de las transformaciones nucleares, el poder de frenado total es la suma del término correspondiente a la dispersión inelástica más el de radiación. La relación entre ambas formas de pérdida de energía es proporcional a E c y Z.

(dE c /dx R ) / (dE c /dx D ) = (E c Z / 800)

A partir de esta expresión, se deduce la importancia del efecto de Bremsstrahlung para

materiales pesados y energías elevadas.

Por ejemplo, para un elemento como el plomo (Z=82) la pérdida de energía por radiación resulta importante incluso para energías de 1 MeV. En cambio en el aluminio (Z=13), la radiación de frenado supone sólo un pequeño porcentaje de la energía de la partícula. Por esta razón no se emplea plomo para blindar fuentes beta de alta actividad. Mientras que el aluminio, donde la radiación pierde gran parte de su energía en choques inelásticos con los electrones orbitales produciendo ionización, resulta ser un blindaje adecuado para este tipo de radiación.

INTERACCIÓN DE LA RADIACIÓN CON LA MATERIA

19191919

Desarrollo de la interacción para un electrón que ingresa al medio absorbente

Cuando los electrones de altas energías ingresan en el medio absorbente primero pierden una parte de ésta por frenamiento radiactivo, luego una serie de colisiones inelásticas provocan una elevada ionización, como así también una excitación de átomos a lo largo de su trayectoria. Para electrones con bajas energías ocurre gran cantidad de dispersiones elásticas con trayectorias cortas para finalmente ser capturados. Estadísticamente, algunos electrones frenados tienen trayectorias más largas que otros, antes de ser capturados, dando lugar a una penetración más profunda. Este fenómeno, como vimos anteriormente, se denomina “Straggling”.

La ley de transmisión a través del absorbente depende de la fuente emisora. Para haces de electrones monocinéticos obtenidos por un acelerador, la transmisión es prácticamente lineal, como se observa en la Figura 2. El alcance se determina por el valor de la abscisa correspondiente al punto de extrapolación de la recta.

correspondiente al punto de extrapolación de la recta. Figura 2. Transmisión de partículas beta en función

Figura 2. Transmisión de partículas beta en función del espesor del absorbente

Es posible determinar el alcance en un dado material a partir del conocimiento del alcance en otro medio. Para ello se utiliza una regla empírica que relaciona los alcances en diferentes medios, estableciendo que el producto del alcance de la partícula por la densidad del medio es independiente de este.

R o ρ o = R 1 ρ 1 = constante

de donde

R 1 = (R o ρ o ) / ρ 1

= constante de donde R 1 = (R o ρ o ) / ρ 1 La

La atenuación de la radiación electromagnética (rayos gamma y x) es cualitativamente diferente

a la de las partículas cargadas; mientras que en éstas los alcances están bien definidos en

función de la energía y del medio absorbente, la radiación electromagnética sólo puede ser

reducida en intensidad aumentando el espesor absorbente interpuesto.

El paso de la radiación electromagnética por la materia se caracteriza por una ley exponencial:

donde

I(x) = I o e (-µ x)

I(x) es la intensidad de la radiación que es función del espesor de absorbente x, I o es la intensidad incidente y µ es el denominado coeficiente de atenuación.

20202020 INTERACCIÓN DE LA RADIACIÓN CON LA MATERIA

Los fotones que componen el haz sufren choques efectivos mucho menos frecuentes que las partículas y son absorbidos por los átomos al arrancar electrones o son dispersados cuando ceden energía a los electrones atómicos.

Para los fotones se puede hablar de camino libre medio recorrido por el fotón antes de ser absorbido o dispersado. Este valor corresponde a la distancia media que alcanza antes de desaparecer por algunos de los mecanismos mencionados. Este camino libre medio es igual al espesor para el cual la intensidad del haz se reduce a 1/e de su valor inicial.

Una magnitud de uso común, para expresar la atenuación de un haz de radiación electromagnética, es el semiespesor, o sea, el ancho del absorbente necesario para reducir a la mitad a la intensidad incidente.

y haciendo

I(x) / I o = ½

ln (I(x) / I o ) = - µ x

se obtiene

µ = ln2 / x 1/2

donde x 1/2 es el semiespesor.

A partir de esta última expresión se puede observar que, si el espesor es expresado en cm, µ

está dado en cm -1 . Si se divide a este coeficiente por la densidad se obtiene el coeficiente de atenuación másico, o sea:

µ m = µ /ρ = ln2 / (x 1/2 ρ )

que queda expresado en cm 2 /g, si la densidad está dada en g/cm 3 . Si se emplea este coeficiente

la intensidad del haz es:

donde

I(x) = I o exp(-µ m x m )

x m = x ρ, y posee unidades de g/cm 2 .

Puesto que µ m varía muy lentamente con Z, la variación x 1/2 ρ de un elemento a otro también es lenta. O sea cuanto mayor es la densidad del material, menor el espesor necesario para producir una atenuación dada de la radiación. Es por ello que como absorbente suelen utilizarse materiales pesados, por ejemplo, el plomo.

MECANISMOSMECANISMOSMECANISMOSMECANISMOS DEDEDEDE INTERACCIÓNINTERACCIÓNINTERACCIÓNINTERACCIÓN

Los mecanismos de interacción que prevalecen para energías de algunas decenas de keV y aproximadamente 10 MeV son tres, dependiendo el predominio de cada uno de ellos del material absorbente y de la energía de la radiación. Estos mecanismos son:

Efecto Fotoeléctrico

Dispersión Compton

Producción de Pares

Los dos primeros involucran interacciones con electrones orbitales de los átomos del absorbente. La producción de pares se manifiesta para energías superiores a 1,02 MeV que es la energía equivalente a la masa en reposo dos electrones.

INTERACCIÓN DE LA RADIACIÓN CON LA MATERIA

21212121

Efecto Fotoeléctrico

Este proceso se puede considerar como la interacción del rayo incidente con la nube electrónica del átomo en el que es totalmente absorbido emergiendo un electrón, denominado fotoelectrón. La energía cinética de este fotoelectrón corresponde a la diferencia entre la energía del rayo gamma y la energía de unión del electrón en la capa electrónica desde donde fue removido. El proceso puede ser esquematizado de la siguiente manera:

γ e
γ
e

núcleo

nube electrónica

La probabilidad de ocurrencia de este proceso aumenta con la energía de unión, por lo que habitualmente el fotoelectrón pertenece a las capas K o L del átomo, que corresponden a las más próximas al núcleo y sus energías de unión son mayores.

El efecto fotoeléctrico presenta una fuerte dependencia con el número atómico que se manifiesta en su coeficiente de atenuación. Este coeficiente es proporcional a Z 5 , esto hace que por ejemplo, el plomo sea un excelente blindaje para rayos x de bajas energías.

La vacante dejada por el fotoelectrón es cubierta por otro electrón que proviene de las capas superiores, con la emisión de radiación (rayos x característicos) que corresponde a la diferencia de energías entre ambos niveles, o bien esta energía es transferida a un segundo electrón, que emerge del átomo quedando doblemente ionizado.

Dispersión Compton

Se considera a la dispersión Compton como una colisión elástica entre el fotón incidente y un electrón atómico, el que se supone libre por ser la energía del fotón mucho mayor que la de unión del electrón.

El resultado es la desaparición del fotón con E o y la aparición de otro fotón de Energía E menor, acompañado de un electrón cuya energía cinética es aproximadamente la diferencia E o -E. Este proceso se muestra esquemáticamente a continuación:

fotón
fotón

fotón

electrón

Este mecanismo de interacción prevalece, en general, para fotones cuyas energías están comprendidas entre 0,5 y 10 MeV.

Cada electrón en el medio absorbente actúa como un centro dispersor por lo que las características macroscópicas del medio dependen principalmente de la densidad electrónica por unidad de masa.

22222222 INTERACCIÓN DE LA RADIACIÓN CON LA MATERIA

Formación de Pares

Cuando el fotón incidente tiene energía superior a 1,02 MeV, es posible que al pasar por las proximidades de un núcleo desaparezca, y en su lugar la energía se haya transformado en un electrón y en un positrón. La masa en reposo de cada una de estas partículas es 0,511 MeV, por lo que la energía cinética que comparten es la energía del fotón incidente menos 1,02 MeV.

Ambas partículas se comportan como partículas beta, interactuando en forma directa. El positrón, una vez perdida prácticamente toda la energía cinética, se combina con un electrón aniquilándose y apareciendo en su lugar dos fotones de 0,511 MeV de energía cada uno, que se mueven en direcciones opuestas. Esta radiación secundaria, denominada radiación de aniquilamiento, acompaña normalmente la absorción de los rayos gamma de alta energía por la materia.

El coeficiente de atenuación por formación de pares es proporcional al cuadrado del número atómico y al logaritmo de la energía, por lo cual este proceso resulta importante para absorbentes con Z elevado.

+ e
+
e
- e
-
e

fotón incidente

núcleo

γ = 0,511 MeV

e - + e +

γ = 0,511 MeV

La importancia relativa de estos tres procesos de interacción, conforme al número atómico y a la energía, se muestra en la Figura 3.

120 100 EFECTO PRODUCCION FOTOELECTRICO DE PARES 80 DOMINANTE DOMINANTES 60 40 EFECTO COMPTON DOMINANTE
120
100
EFECTO
PRODUCCION
FOTOELECTRICO
DE PARES
80
DOMINANTE
DOMINANTES
60
40
EFECTO COMPTON
DOMINANTE
20
0
0,01
0,05
0,1
0,5
1
5
10
50
100
DEL ABSORBENTEZ

Eγγγγ (MeV)

Figura 3. Importancia relativa de los tres tipos de interacciones principales de la radiación electromagnética con la materia

INTERACCIÓN DE LA RADIACIÓN CON LA MATERIA

23232323

La interacción de los neutrones con la materia difiere de la interacción que tienen las

La interacción de los neutrones con la materia difiere de la interacción que tienen las partículas cargadas y los rayos gamma. La función que determina la variación en la intensidad del haz al atravesar un determinado espesor de absorbente es, al igual que en el caso de la radiación electromagnética, exponencial.

Como los neutrones carecen de carga eléctrica las interacciones se producen por colisiones directas en las que sólo actúan fuerzas nucleares de corto alcance. La probabilidad de que ocurra una interacción con electrones, al atravesar un medio absorbente, es ínfima. En caso de ocurrir, prácticamente no altera el movimiento del neutrón, debido a la gran diferencia de masa entre ambos.

La cuantificación de la disminución de la intensidad del haz de neutrones, en función del absorbente interpuesto, se obtiene mediante la siguiente expresión exponencial:

donde

I(x) = I o e (-N.σ.X)

x es el espesor del absorbente, N es el número de átomos por unidad de volumen y σ es la sección eficaz microscópica. El producto Nσ es formalmente similar al coeficiente de atenuación empleado para la radiación electromagnética, a dicho producto se lo denomina sección eficaz macroscópica Σ, que tiene unidad de la inversa de la longitud.

Comúnmente se utiliza la sección eficaz microscópica para caracterizar al medio. Es función de la energía y da una medida de la probabilidad de interacción por átomo. Su unidad es la del

cm 2 .

área, se denomina “barn” que equivale a 10

-24

Similarmente se interpreta la sección eficaz macroscópica de interacción como la probabilidad de que interactúe por alguno de los procesos que se describirán, por unidad de camino recorrido por el neutrón en el medio.

Otro parámetro importante es el denominado camino libre medio. Este corresponde a la distancia promedio que recorre el neutrón entre dos colisiones sucesivas. Se demuestra que es igual a la inversa de la sección eficaz macroscópica total:

λ = 1/Σ

Por ser la sección eficaz microscópica (σ) función de la energía, es conveniente especificar intervalos de energía dentro de los cuales las interacciones varían de un modo regular.

De acuerdo a esto los neutrones se clasifican en:

Térmicos: son aquellos que están en equilibrio con el medio que los rodea, no habiendo en promedio un intercambio neto de energía entre neutrones y átomos. Estos neutrones poseen una energía promedio de 0,025 eV.

Intermedios: abarcan energías desde 0,5 eV hasta aproximadamente 10 4 eV. El valor de 0,5 eV como límite inferior está tomado de la capacidad del cadmio para absorber neutrones de bajas energías (σ alcanza 57000 barns para neutrones térmicos) siendo prácticamente opaco por debajo de dicho valor de energía.

24242424 INTERACCIÓN DE LA RADIACIÓN CON LA MATERIA

Rápidos: se denominan así cuando las energías están comprendidas entre 10 4 eV y 10 7 eV. Por lo general todos los neutrones al nacer están comprendidos en esta región energética, pasando luego a energías menores por colisiones sucesivas.

Relativistas: son aquellos cuyas energías cinéticas son superiores a los 10 MeV, en cuyo caso esta energía es una fracción apreciable del total (energía cinética más energía en reposo) por lo que se deben aplicar correcciones relativistas en el tratamiento de los mecanismos de interacción.

TIPOSTIPOSTIPOSTIPOS DEDEDEDE INTERACCIÓNINTERACCIÓNINTERACCIÓNINTERACCIÓN

La observación experimental del fenómeno de interacción del neutrón con los núcleos del material absorbente, ha dado lugar a separarlos en procesos de dispersión, cuando el neutrón es desviado de su trayectoria, y de absorción, cuando es incorporado al núcleo apareciendo posteriormente otras partículas energéticas.

Dispersión

Dispersión elástica: el neutrón es dispersado por el núcleo, éste recibe a su vez una pequeña cantidad de energía que se manifiesta como movimiento.

Dispersión inelástica: el neutrón entrega una cantidad tal de energía que, además de entregarle movimiento al núcleo lo deja en un estado excitado. El núcleo vuelve a su estado fundamental emitiendo radiación gamma. Las interacciones se simbolizan en forma abreviada colocando entre paréntesis el neutrón incidente y la partícula saliente separadas por una coma, así estos se escriben (n,n) y (n,n’), respectivamente.

Absorción

Captura radiactiva: cuando el neutrón es capturado por el núcleo, pasando a un estado excitado, del que regresa al estado fundamental por radiación gamma, expresándose en forma abreviada (n,γ).

Reacción nuclear: el neutrón permanece en el núcleo, provocando la emisión de partículas. Por ejemplo, (n,p), (n,α). En el caso en que la energía del neutrón es muy elevada, se pueden dar los casos de (n,np), (n,2n) y (n,3n).

Fisión: cuando el neutrón es capturado por ciertos núcleos pesados, los que pasan a un estado de inestabilidad tal que se fraccionan en dos núcleos. Las masas de estos núcleos son aproximadamente la mitad del núcleo original, con la liberación de una gran cantidad de energía.

A cada tipo de interacción corresponde una sección eficaz, éstas se designan:

σ s dispersión elástica σι dispersión inelástica σ γ captura radiactiva σ p , σ α , etc. reacción nuclear (n,p), (n,α), etc. σ f fisión

La sección eficaz total es entonces:

σ t = σ s + σ i + σ γ +

INTERACCIÓN DE LA RADIACIÓN CON LA MATERIA

25252525