Vous êtes sur la page 1sur 6

Ponencia: Estrategias docentes que favorecen el desarrollo de competencias en el aula.

Por: Lic. Norma Olivia Porcayo Ayala

El acelerado desarrollo científico y tecnológico, la aparición de nuevas formas de organización social y la llegada del tercer milenio que anuncia cambios radicales en todos los ámbitos, exigen con extremada urgencia, un nuevo protagonismo de las Universidades como instancias comprometidas con la producción y distribución del conocimiento, variable relevante en la organización sociocultural. Se aspira a que desplieguen nuevos roles y se asuman con mayor grado científico y pertinencia la formación de los profesionales. En especial, las comprometidas con la formación de docentes, por cuanto deben dar pautas para interpretar y asumir las exigencias de los procesos complejos inherentes a la nueva enseñanza.

Las compañías que no pueden cambiar en este nuevo medio no pueden participar en la nueva economía. Las organizaciones que no pueden cambiar su forma de pensar sobre el cambio no podrán cambiar su manera de competir

y perecerán 1 de modo que las organizaciones educativas a nivel superior que quieran prosperar a largo plazo necesitan practicar el arte del cambio continuo.

Las estructuras del empleo evolucionan a medida que las sociedades progresan y la máquina sustituye al ser humano, disminuye el número de obreros y aumentan las tareas de supervisión, encuadramiento y organización, incrementándose la necesidad de desarrollar no sólo las capacidades intelectuales entre los trabajadores de todos los niveles. 2 Aumentan las exigencias de cualificación, la presión de las tecnologías modernas favorecen a quienes son capaces de comprenderlas y dominarlas. Cada vez es más frecuente que las empresas exijan que su personal sea capaz de resolver problemas nuevos y de tomar iniciativas. En cuanto al sector de los servicios que ya ocupa un puesto predominante a menudo exige una cultura general y un conocimiento de las posibilidades que ofrece el entorno humano y que representan otras tantas exigencias nuevas planteadas a la educación.

Es preciso que las instituciones de educación superior sigan siendo capaces de responder a la demanda. Cada vez son más las personas que piden aplicar en las escuelas los mismos principios que rigen en los negocios, el medio laboral como se ha señalado está cambiando, al igual que las reglas de competencia:

nada más lógico que modificar la educación , el verdadero aprendizaje se logra

a través de la aplicación de métodos novedosos capaces de romper los moldes tradicionales de enseñanza. 3

1 Robbins, Stephen. Comportamiento organizacional

2 Rodriguez Mauro. Psicología del mexicano en el trabajo. P. 87

3 Cit. Delors, Jacques. La educación encierra un tesoro. P 147-150

p. 123

Por lo tanto la institución educativa debe volverse abierta y dar las posibilidades de aprender en el espacio y en distintos momentos de la vida y a lo largo de la vida. Todo ello supone, ritmos de enseñanza aprendizaje específicos y cursos con una gran variedad de estrategias y recursos.

Las posibilidades de alternar la escuela con la empresa supone una posición de competencia la cual impone una interacción con la realidad y amplía los procesos de colaboración para el aprendizaje. Esto implica un cambio en el modelo educativo, convertir el desempeño actual del proceso actual de enseñanza- aprendizaje que se basa en un modelo tradicional centrado en la enseñanza y transmisión pura y pasiva del conocimiento, en un modelo centrado en el aprendizaje individual, colaborativo y responsable. 4

Todos estos desafíos remiten a revisar el “aula de clases” y las ciencias que le sirven de marco como la didáctica universitaria, con el propósito central de superar la condición de profesores intuitivos e informadores por la de científicos, facilitadores, formadores y responsables de la calidad de los aprendizajes.

La importancia de la teoría didáctica para el desarrollo de la enseñanza como práctica científica y como ciencia básica en la formación del profesorado; la investigación didáctica; la revisión conceptual sobre los actores, procesos y contenidos del aula universitaria; la experimentación de diversa tendencias y la promoción del docente universitario como responsable de la construcción de la calidad de la enseñanza universitaria en función de la calidad y pertinencia de los aprendizajes.

Para que este plan se cumpla es fundamental innovar una serie de proyectos dirigidos a involucrar a los docentes, estudiantes, directivos y padres de familia en el diseño de las actividades que preparen a los estudiantes a adaptarse. La presente ponencia tiene como objeto de atención el docente universitario que desempeña un papel determinante en la definición al cambio.

Para generar cambios y mejorar la calidad de la educación hay que empezar

por mejorar la formación del personal docente, porque éste no podrá responder

a lo que de él se espera si no posee los conocimientos, las cualidades

personales y profesionales que se requieren, es decir, si no es competente. 5

El trabajo y el rol tradicional del docente tiene que cambiar, pues no consiste tn

sólo en transmitir información ni siquiera conocimientos, sino de presentarlos en forma de problemática, situándolos en un contexto y poniendo los problemas en perspectiva, de manera que el estudiante pueda establecer el nexo entre su solución y otras interrogantes de mayor alcance. Existe una necesidad imperante de que el docente contribuya a la formación del juicio y

4 Nickerson, Raymond. Enseñar a pensar. P.28

5 Torres, Rosa María. Nuevo rol docente. Boletín 49 Proyecto principal educativo. 58-63

del sentido de responsabilidad individual y colectiva, si se quiere que más tarde los estudiantes sean capaces de prever los cambios y adaptarse a ellos, sin dejar de seguir aprendiendo durante toda la vida. Son el trabajo y el diálogo con el facilitador lo que contribuye a desarrollar el sentido crítico del alumno 6 .

La enseñanza es el principal proceso intencional mediante el cual la sociedad moderna convierte a sus individuos en heredados de su saber. Además es una tarea compleja desde la cual se vigorizan procesos relevantes tales como la humanización, socialización, profesionalización y desarrollo personal.

La gran fuerza de los docentes es la del ejemplo que dan o deben dar al manifestar su curiosidad y su apertura y al mostrarse dispuestos a adaptarse y accionar en un momento dado el medio, esto podrá lograrse si los profesores han desarrollado primero todas sus potencialidades (conceptuales, humanas y técnicas). Mejorar la calidad y la motivación de los docentes debe ser la prioridad en todas las instituciones de enseñanza superior.

La enseñanza universitaria es un proceso complejo que implica: un facilitador calificado; estudiante socialmente comprometidos y con inteligencias potenciales; aprendizajes producto de experiencias significativas; contenidos temáticos de procedimientos y actitudes apropiados tanto para el desarrollo integral del futuro profesional como para el desarrollo científico; y la puesta en marcha de currículas contextuadas en permanente revisión. 7

El docente puede ser considerado junto con el estudiante como uno de los principales protagonistas de lo que acontece en el aula y por lo tanto debe actuar como investigador en ésta. A partir de los modelos constructivistas y de los basados en formación de competencias, se busca una mayor calidad de los aprendizajes. Ellas promueven al estudiante como un ser activo frente al conocimiento. Abundan experiencias en el aula a partir de estas teorías, las cuales han incidido en cambiar el concepto y los estilos de enseñanza, el rol del docente y las intencionalidades en el aula.

Principalmente, el desarrollo de aprendizajes significativos, por descubrimiento y por asimilación, el cambio conceptual, el desarrollo del potencial intelectual mediante el uso de las estrategias de aprendizaje y las interacciones con el ambiente, forman parte de los retos que deben asumir a mi juicio las instituciones de educación superior para emprender un nuevo camino para elevar la calidad en el diseño de cada una de las disciplinas o carreras que exigen estrategias muy particulares de enseñanza que garanticen el “ aprender-haciendo; aprender a aprender y aprender en colectivo tanto los conocimientos disciplinares y otras estrategias de aprendizaje. Las nuevas estrategias de enseñanza universitarias conducen a convertir cada aula en un

6 Baena, Guillermina. Calidad y educación superior . Los retos para el tercer milenio. P 56

7 Farfán Mejía, Enrique. Una didáctica para la educación del siglo XXI. P 23

taller o en un laboratorio donde cada alumno en proceso de formación integral logre desarrollarse como persona 8 .

Esto demanda espacios académicos para su autoconocimiento, autoestima, fijación de metas identidad nacional y profesional, ética, sensibilidad, además para que desarrolle categorías de destrezas de aprendizaje, entre ellas:

La aplicación flexible de los conocimientos que abarcan conceptos, reglas, principios, fórmulas y algoritmos.

Métodos heurísticos, es decir, búsqueda de análisis y transformación de problemas.

Habilidades metacognitivas, que incluyen el conocimiento sobre cómo conoce y como puede conocer más y mejor.

Estrategias de aprendizaje, se refieren a una gama de actividades cognitivas del estudiante que garantizan la calidad, cantidad y significación de su propio aprendizaje, tales como: organizar, sintetizar, explicar, relacionar, clasificar, inferir, estructurar, identificar, evaluar, construir, crear, etc. Dichas estrategias de aprendizaje tienen que promoverse según los tipos de aprendizaje, el tipo de conocimiento, pero pueden ubicarse dentro de las llamadas competencias genéricas.

Las estrategias didácticas para formar competencias se diseñan e implementan teniendo en cuenta los criterios de desempeño, los saberes esenciales, las evidencias requeridas y el rango de aplicación. Asimismo es fundamental tener en cuenta algunos principios para la selección de una estrategia didáctica, mismos que se presentan a continuación:

Es necesario que toda estrategia didáctica permita a los estudiantes asumir papeles activos y no pasivos frente al aprendizaje

La reflexión es un componente esencial que debe estar presente en la formación de competencias, teniendo en cuenta el qué, el para qué, el cómo, el cuándo y el con qué.

Las estrategias didácticas deben posibilitar trabajar con los estudiantes en sus diversos grados de competencia.

Toda estrategia didáctica debe adecuarse a las condiciones de los estudiantes en los aspectos culturales y de formación de las competencias seleccionadas

La estrategia debe abordar procesos del mundo real.

Los pasos de la estrategia, sus técnicas y actividades deben ser congruentes con las competencias que se pretenden formar en un curso.

8 Casarini. Martha. Teoría y diseño curricular. P 112

La estrategia debe poseer aspectos curiosos, retadores, creativos novedosos.

9

y

Los facilitadores que trabajan en un modelo por formación de competencias deberán saber que las actividades de aprendizaje pueden ser más significativas si se emplean procedimientos específicos para cumplir objetivos previamente definidos.

A estos procedimientos comúnmente se les conocen como técnicas didácticas, que en sí mismas, tienen el propósito de auxiliar en el desarrollo de habilidades, el cambio de actitud y la construcción de conocimientos.

Existen un gran número de técnicas, por supuesto, cada una prioriza un aspecto en particular que hace que a su vez se diferencie de otras, pero que al mismo tiempo se pueden complementar o utilizar de manera simultánea.

Para el campo educativo de la EBC, se dividieron en bloques que responden con cuatro pasos para generar aprendizajes por competencias: motivación, investigación, organización, aplicación y transferencia. 10 En cada uno de ellos se proponen una serie de actividades que favorecen el desarrollo de las competencias dentro de las más significativas se encuentran actividades para generar competencias sobre:

Conocimientos previos y contextualización de la información.

El análisis y pensamiento crítico.

Síntesis y pensamiento creativo.

Resolución de problemas.

Aplicación y desempeño.

Metacognición, actitudinales, valoración y del estado de alerta.

Liderazgo.

Calidad

Tolerancia y respeto.

9 EBC. Estrategias didácticas para formar competencias . Información adaptada del texto Formación basada en competencias de Sergio Tobón. Ecoe Ediciones, Colombia 2005

10 EBC. De qué me puedo apoyar para estimular los aprendizajes de los estudiantes?

Referencias Bibliográficas

Baena, Guillermina. Calidad y educación superior. Los retos para el tercer milenio. México, Ed. Ariel , 1999. 100 páginas

Casarini, Martha. Teoría y diseño curricular. 2da. Ed. México, Ed Trillas, 1999.

201 páginas

Delors, Jacques. La educación encierra un tesoro. México, UNESCO, 2000.

200 paginas.

Escuela Bancaria y Comercial. Curso formación basada en competencias. México, 2007

Farfán Mejía, Enrique. Una didáctica para la educación del siglo XXI. Revista educación 2001. México, IMIEDUC, febrero 2007.

Nickerson, Raymond. Enseñar a pensar. Aspectos de la aptitude intelectual. España, Ed. Paidós, 1998. 432 páginas.

Robbins, Sthephen. Comportamiento Organizacional. 7ª.ed. México, Ed. Mc Graw Hill. 2000. 753 páginas.

Rodríguez, Mauro. Psicología del mexicano en el trabajo. México, Ed. Mc Graw Hill 2002. 133 páginas.

Torres, Rosa María. Nuevo rol del docente. Proyecto principal educativo. Boletín 49. Santiago 1999.