Vous êtes sur la page 1sur 5

República Bolivariana de Venezuela Universidad Fermín Toro Diplomado en Formación Integral del Docente Universitario

“PRODUCCIÓN DE CONOCIMIENTO CIENTÍFICO DESDE LA PERSPECTIVA CULTURAL”

Autor:

Yaquelin Alvarado

C.I V-14.513.044

Cabudare, Agosto de 2013

Introducción

La humanidad, a lo largo de la historia, ha hecho grandes descubrimientos, sido protagonista de numerosas guerras, ha concebido diferentes ideas políticas, religiosas, filosóficas, etc. Todo el conocimiento acumulado, y que día a día se va desarrollando, forma parte de nuestro conocimiento, gracias al lenguaje y a la escritura del mismo.

A través de la historia el ser humano, se ha caracterizado por su interés de conocer su realidad y el ambiente en el que se desenvuelve. La construcción de la Producción de Conocimiento en esta década tiene como el principal insumo la investigación. La ciencia genera y alimenta todas las tecnologías que son responsables de las transformaciones sociales, económicas y políticas. La producción del conocimiento científico forma parte de la Cultura contemporánea.

Desarrollo:

Clarificación

El conocimiento es la capacidad que posee el hombre de aprehender información acerca de su entorno y de sí mismo. En el hombre tiene la propiedad de ser sensitivo y suprasensitivo o intelectual, a diferencia del de los animales que sólo abarca el aspecto sensitivo. El conocimiento tiene distintos niveles, de acuerdo a su forma de adquisición: el conocimiento vulgar se alcanza con la experiencia, el conocimiento científico a través de métodos, y el filosófico con la reflexión.

La historia evidencia que existe un vínculo más o menos estrecho o aproximado entre la dignidad humana, y la cultura. La ciencia nos orienta hacia el camino del entendimiento y el saber; y la cultura es el vehículo para llegar a ese camino. Sin embargo; en muchas de las culturas a nivel mundial no existe prioridad en cuanto a la ciencia y el conocimiento y en cambio se aleja a la ciencia del ser humano. Por eso, la importancia de que las personas tomen conciencia de cómo influye la cultura en la ciencia.

Razones

En sociedades cada vez más tecnificadas el contar con una cultura científica y tecnológica se convierte en una forma de evitar la exclusión, de poder participar como ciudadanos y de poder acceder a la información, principal capital en el mundo contemporáneo. Esto que para el grueso de la humanidad aparece como un gran consenso, requiere sin embargo una reflexión localizada en los problemas sociales, económicos de países que como los nuestros se encuentran en el denominado Tercer Mundo. De esta manera, se favorecería una cultura y un entorno en los que pudieran coexistir dominios tecnocientíficos junto con dominios sociotécnicos de

otro tipo, en los que se podría preservar no sólo el rico patrimonio natural, sino también las diversidades culturales y formas de vida social valiosas.

Objetividad

La Ciencia y la tecnología deben dar respuesta a las necesidades de los contextos, específicamente en América Latina, en cuanto a las formas de organización y de estructuración de la vida cotidiana, a los problemas reales y a la capacidad de respuesta a la comunidad que incluyan una reflexión entre lo global y lo local bajo una postura más realista para una apropiación real de los desarrollos científicos y tecnológicos.

Tomando en cuenta que tanto las políticas como los estímulos, las prioridades y la propia cultura de los investigadores estén orientadas hacia la percepción de los problemas de las sociedades a las que pertenecen; no sólo desde la dimensión epistémica, sino también desde las múltiples dimensiones que tiene la vida social de la población.

Conclusión

Los avances que han tenido la ciencia y la tecnología en la actualidad, han sido muy importantes para el desarrollo de la humanidad, ya que tales avances han servido para mejorar la calidad de vida de los seres humanos. La ciencia no sólo ha contribuido al desarrollo intelectual del hombre, también ha generado beneficios a su salud y a su calidad de vida.