Vous êtes sur la page 1sur 8

Universidad de Antofagasta

Facultad de Ciencias Jurídicas


Carrera Derecho

República Popular Democrática de Corea del Norte


¿Paraíso Social? ¿Derecho Legítimo?

Profesor: Patricio Lazo González


Realizado por: Gabriela Cerda T
República Popular Democrática de Corea del Norte
¿Paraíso Social? ¿Derecho Legítimo? 1
Los Datos
Parece increíble que en pleno siglo XXI, con tantas libertades alcanzadas y
exaltadas por los países democráticos de la orbe, existan países que todavía aspiren a un
régimen que vulnera libertades y que acalla voces de disconformidad de su pueblo
eliminando su capacidad de crítica y de reflexión - propia del ser humano - convirtiéndolo
en súbditos irracionales, obligados y coartados. Me refiero a República Popular
Democrática de Corea del Norte.

Corea del Norte tiene un gobierno socialista centralizado en el poder de su antiguo


Líder - omnipresente - llamado “Presidente Eterno de Corea” Kim Il Sung (fallecido en
1994) y su hijo el actual presidente Kim Jong IL “el sol del siglo XXI” quien asumió de
forma oficial el liderazgo de Corea del Norte el año 1997. Como se trata de un régimen
comunista, como medida económica, se nacionalizó toda la industria y se colectivizó la
agricultura. Los diarios y las noticias son manejados por el gobierno central.

En cuanto a la educación, tienden al adoctrinamiento de la población para lograr


ciudadanos correctos y obedientes. Ésta es gratuita y obligatoria para la población, lo que
garantiza actualmente un 99% de alfabetización.

El gobierno está dividido en tres poderes: el Ejecutivo a cargo de un Presidente que


es electo por una asamblea popular suprema, ésta a su vez es el Poder Legislativo y el
judicial compuesto por un Tribunal Central y varios Tribunales populares y provinciales.

Posee una de las Fuerzas Armadas mejor equipadas, su comandante en jefe es el


Presidente y el servicio militar es obligatorio. Orgullosos de su poder atómico, para según
ellos “autodefensa”.

1
“ Amaras al Líder sobre todas las cosas” Reportaje de John Sistiaga emitido en 6
capítulos disponibles en Youtube: http://www.youtube.com/watch?v=Z3Z9ukkWvzE
En cuanto a la previsión social, hay beneficios por discapacidad, subsidios de
pensiones y asistencia médica gratuita.

La Realidad
Un país impenetrable. Carreteras vacías. Infraestructura orientada a la defensa
militar. Masas de ciudadanos que son mantenidas alertas de enemigos imaginarios y se
impide filtración de información al exterior, por ello los periodistas deben ingresar
ocultando su identidad, y los alojan en las afueras de la ciudad aislados, les prohíben salir
del país y tener contacto con Norcoreanos. Tienen únicamente dos viajes al extranjero (sólo
a Pekín y Rusia) viajes al que no accede la población en general, sino que restringida a la
elite. Aún existen campos de concentración para disidentes políticos. Existen unas especies
de “guías” que son vigilantes del aparato estatal. Tiene un Museo de lo Real, enclavado en
una montaña imponente e inaccesible, donde se albergan los regalos de todos amigos del
líder (como Stalin, Fidel Castro, Mao Tse - Tung, etc.)

La figura del Líder fallecido en 1994, es venerada al extremo, existen en todo el país
miles de estatuas a las que hay que rendirte genuflexiones al pasar por su frente; fotografías
a las que no hay que dar la espalda; billetes que no pueden doblarse; estampillas que no
pueden pasar la lengua en su reverso.

Apelan al medio ambiente y al ahorro de energía para explicar la carencia de


vehículos (el pueblo se limita al uso de bicicletas y a transitar por vías alternativas a las
utilizadas con fines militares). Pero la verdad es que el gobierno no lo permite (excepto a
algunos ciudadanos con familiares extranjeros que le envíen divisas) además al no existir
Propiedad Privada y al tener un embargo internacional, existe carencia de combustible lo
que hace inviable la tenencia de vehículos a la población.

Este régimen se mantiene buscando su legitimación, ante la población, fundada en la


creencia que sus líderes provienen de antiguas estirpes guerreras, con esa finalidad se
falsea la historia y se reinventa el pasado, se reescriben las biografías para dotarlas de un
pasado intelectual y guerrero. Así en los museos, se trata de convencer que son poseedores
de patrimonios de la humanidad o de cosas risibles como que los Coreanos inventaron los
misiles hace años y de ahí les viene la tradición militar y nuclear.

Y para renovar el odio contra Estados Unidos (su enemigo imaginario) existe el
llamado “Museo de las Atrocidades”, que muestra con cuadros pintados con una técnica
realista las supuestas torturas realizadas por Norteamericanos a los Norcoreanos, no
acreditadas por Comisiones Internacionales. A tanto llega su obsesión que los turistas
Norteamericanos que visitan el país, por mas que estén de acuerdo con el régimen, deben
permanecer como máximo tres días, por temor a que sean espías, o si algún turista se
muestra más interesado y hace muchas preguntas tiene el riesgo de ser expulsado del país.

La gente no tienen libertad para elegir qué ver en televisión, qué leer, qué escuchar
ni qué hacer en su tiempo libre, porque la televisión emite sólo una programación patriótica
y alienante (como programas de coros del ejercicio popular, danza de milicia, obras de
teatro protagonizadas por militares, últimas maniobras bélicas, películas de guerra donde
siempre gana Corea del Norte y el himno a la bandera.) El pueblo no conoce de noticias
internacionales, no tiene acceso a Internet, los periódicos son propaganda del régimen. Es
obligada a bailar en actos públicos, a aprender coreografías exactas, porque sí se opone
puede ser llevado a campos de reeducación. No importa el arraigo del pueblo a la tierra, los
arrancan de los territorios donde viven. Son destinados a trabajar en campos de arroz
obligatoriamente. A pesar de que tienen alta alfabetización de la población, no todos tienen
acceso a la educación superior y sólo los mejores estudian. Se encierra a las personas con
deficiencias mentales o minusválidas físicamente en cooperativas que trabajan en el campo,
lejos de ser observados.

A pesar de ser un sistema Existen tres clases sociales cada uno con sus derechos,
obligaciones, privilegios o castigos: Los Centrales, Los Oscilantes y Los Incorregibles.

La población vive con un dólar al mes, explicando que el sistema estatal de


suministro garantiza la vida, quince kilos de arroz y dieciséis de carne y huevo. Por ello
existe el mercado negro, que no se niega. La gente tiene acceso a mercados estatales
subvencionados donde se come carne de perro. El pueblo pasa hambre, sufre de anemia a
causa de esto nacen hijos prematuros, niños desnutridos, incluso ha disminuido la estatura
mínima para realizar el servicio militar.

En Corea del Norte, no hay pensadores , ni escritores, ni poetas, porque éstos


son disidentes. Y como se trata de anular todo atisbo de negativa al régimen, los artistas no
son más que propagandistas. Así construyen un pueblo dócil y conformista.

Las elites Norcoreanas tienen acceso a salas de juego y boliche, donde se divierten
sin dinero, porque los quieren alejar de la ludopatía. Pero, contradictoriamente, el régimen
ha aprobado un Casino de juegos y al lado se esconde la prostitución con el nombre de
“sala de masajes”.

Se rigen por una Ideología Juche, un Marxismo Leninismo que se resume como “el
hombre es el maestro de todo y es él sobre todas las cosas”, pero qué puede interpretarse
como “ el LÍDER es el maestro de todo y el líder decide sobre todas las cosas.” Fundada en
el respeto y defensa de la cultura Coreana, defiende la independencia económica y política
respecto a los países extranjeros, imperativo es el aspecto militar, es voluntarista, hay un
nacionalismo a ultranza, defensa de Norcorea ante amenazas imperialistas de Estados
Unidos.

Reflexión Filosófica

Mucho de Política está en juego en este caso tan actual y contingente por el tema
nuclear. Yo pretendo apartarme de ese camino y hacer una revisión de Filosofía del
Derecho, con las herramientas que aporta Gustav Radbruch.

Después de todo lo expuesto, de la revisión teórica y pragmática de Corea del Norte,


me pregunto acerca del Derecho del actual régimen Norcoreano ¿es Derecho? ¿es un
Derecho legítimo? ¿son leyes jurídicas o son leyes antijurídicas? o definitivamente tenemos
que llegar a la conclusión que no es Derecho.
La idea de Derecho según Radbruch contiene tres ideas: Justicia, Seguridad Jurídica
y Finalidad (con tres valores: individuales, colectivos y valores de la obra o del trabajo.)
Pero la relación jerárquica sólo tiene validez relativa y no es posible unificarlos.

Radbruch afirma que “el derecho (positivo) es aquello cuyo sentido estriba en servir
a la idea de Derecho, a la justicia. Pero dice también que el Derecho injusto es Derecho a
pesar de su injusticia.”2 Empero, cuando hay una ley extraordinariamente injusta, ésta deja
de ser válida porque la seguridad garantizada por el Derecho no tiene valor. Así las cosas,
la ley moderadamente injusta no deja de tener valor primando así la Seguridad Jurídica por
sobre la Justicia.

De este modo, el derecho Norcoreano es, a ciencia cierta, un Derecho Injusto porque
se produce una serie de normas sin tener en cuenta los principios del Estado de Derecho, la
división de Poderes, la protección y garantía de los Derechos Humanos y no cumplen con el
principio de igualdad y congruencia de las medidas aplicadas a unos y a otros.

En Norcorea es Derecho lo que es útil al pueblo, según el punto de vista de su Líder,


a lo que Radbruch nos aporta que “en ninguna forma es el derecho aquello que es ¨utíl al
pueblo¨ , sino que en última instancia es útil al pueblo lo que es derecho, lo que crea
seguridad jurídica y aspira hacia la justicia.”3 Desde este punto de vista, el Derecho
Norcoreano no aspira a la utilidad del derecho para el pueblo, sino que el Derecho es lo útil
para el Líder, para que éste legitime su poder, para hacerlo sentirse grandioso con un
pueblo que lo obedece, pero a costa de vulnerar sus libertades y mantenerlos coaccionados
para el cumplimiento de dichas normas.

2
HERNÁNDEZ MARÍN, Rafael. Historia de la Filosofía del Derecho Contemporánea. 2° edición. Madrid,
Editorial Tecnos, S.A., 1989, pp. 212.

3
RADBRUCH, Gustav. El hombre en el Derecho. Buenos Aires, Argentina, Editorial
Depalma, 1980, pp.134, 135.
Podemos decir que, “carecen, de todo carácter jurídico aquellas leyes que tratan a
los hombres como seres inferiores y los privan de sus derechos humanos (…)todo esto
constituye ejemplo de arbitrariedad legal”4 En otras palabras, el derecho Norcoreano
carece de todo carácter jurídico y constituye un ejemplo de arbitrariedad legal.

Entonces, en este orden de cosas, el Derecho Norcoreano se presenta como un


Derecho arbitrario e ilegal, pero es Derecho a pesar de sus injusticias. Dado que,
lamentablemente, es legítimo porque cuenta un todo un aparataje estatal que lo sustenta.
Por ello, los jueces que aplican ese Derecho o los guías que expulsan a los turistas sin más
razón que por temas de una supuesta defensa, están simplemente aplicando el Derecho
existente en Corea del Norte. Y peor aún, no podrían dejar de observarlos porque estarían
en contra de lo que prescribe la norma (y al final en contra del gran Líder.)

Como consecuencia de lo dicho, me pregunto si puede ser utilizada la teoría de


Radbruch, actualmente en el caso de Norcorea, para aquellas normas que posibilitan la
tortura y la prisión arbitraria de su pueblo o de cualquiera que esté en contra de dicho
régimen. Mi respuesta, algo pesimista, es que creo que no, porque había que esperar que el
régimen de Kim Jong Il no esté en el poder, en ese momento se podría cuestionar y poner
en tela de juicio la labor de los jueces que aplicaron este Derecho injusto y arbitrario.

Me permito terminar con una síntesis de lo expuesto por Radbruch, capital para
crear mi punto de vista “Allí donde surge un conflicto entre la seguridad jurídica y la
justicia, entre la ley impugnable por su contenido, pero positiva, y entre un derecho justo
pero no vertido en forma de ley, reside en verdad un conflicto de la justicia consigo misma,
un conflicto entre la justicia aparente y la real. A este conflicto le da expresión
magníficamente el evangelio, en cuanto por una parte ordena ¨sed súbditos de la
autoridad, que tiene poder sobre vosotros¨, y por otra parte impone: ¨obedece más a Dios

4
RADBRUCH, Gustav. El hombre en el Derecho. Buenos Aires, Argentina, Editorial Depalma, 1980,
pp.137.
que al hombre¨.
El conflicto entre la justicia y la seguridad jurídica debería, pues, ser resuelto de tal
manera que el Derecho positivo asegurado por la ley y el poder tiene preeminencia aún en
su contenido, sea injusto o inconveniente, a no ser que la contradicción entre la ley
positiva y la justicia alcance tal medida, que la ley como ¨Derecho arbitrario¨ deba ceder
ante la justicia.
Es imposible trazar una aguda línea de separación entre los casos de arbitrariedad legal y
las leyes que a pesar de tener un contenido injusto, con obstante, conservan su validez.
Otra línea de separación es posible trazar agudamente: en los casos donde ni siquiera es
perseguida la justicia y donde es negada concientemente la igualdad que constituye el
núcleo esencial de la justicia en el establecimiento del Derecho positivo, en ese caso la ley
no es solamente ¨Derecho injusto¨, sino que mas bien carece de naturaleza jurídica. Puesto
que el Derecho no se puede definir de otra manera, incluso el Derecho positivo, que como
un ordenamiento y estatuto, que según su sentido se haya destinado a servir a la justicia.
Medidas conforme a este patrón, grandes porciones del Derecho nacional socialista jamás
5
han llegado a la dignidad de Derecho válido.”

Bibliografía
HERNÁNDEZ MARÍN, Rafael. Historia de la Filosofía del Derecho Contemporánea. 2°
edición. Madrid, Editorial Tecnos, S.A., 1989.

RADBRUCH, Gustav. El hombre en el Derecho. Buenos Aires, Argentina, Editorial


Depalma, 1980.

5
RADBRUCH, Gustav. El hombre en el Derecho. Buenos Aires, Argentina, Editorial Depalma, 1980,
pp.135, 136.