Vous êtes sur la page 1sur 12

4ª Dimensión del Conocimiento de sí mismo Cassette Nº 4 LADO A

¿POR QUÉ ESTOY AQUÍ? ¿HACIA DÓNDE VOY?

Estimado amigo:

En este 4º cassette del Programa “La Cuarta Dimensión del Conocimiento de sí mismo”, vamos a trazar dos preguntas fundamentales. Dos preguntas, que se hace todo individuo en este planeta, al empezar a despertar: ¿Por qué estoy aquí? y ¿Hacia dónde voy? Ya hemos tratado las preguntas:

¿Quién soy yo? ¿Qué soy yo? ¿De dónde vengo? ¿Dónde estoy? Trataremos ahora el ¿Porqué estoy aquí?

Si has trabajado sobre los primeros 3 cassettes y las primeras 4 preguntas debes haber llegado a un cierto grado de despertar. Debes haberte dado cuenta de un montón de cosas que serían fundamentales para la comprensión de esta quinta pregunta:

¿Por qué estoy aquí?

Esperamos que ya lo has hecho, esperamos que ya has despertado lo suficiente. Si solamente has escuchado, sin digerir, sin meditar, sin llegar al convencimiento total del mensaje los primeros 3 cassettes, sería inútil que siguieras escuchando. Te recomendamos, sencillamente, volver a empezar, para eso estás aquí, me dirás:

¿Por qué? ¿Para qué? Vamos a partir del principio que no sabemos nada. Vamos a eliminar todos los prejuicios, conceptos preconcebidos, teorías no comprobadas, ideas recogidas, oídas, sin ser comprobadas de terceras fuentes,

¿Por qué estoy aquí? ¿Por qué estamos aquí?

Si originalmente estamos en todas partes

¿Porqué estamos recaídos en este momento, aquí en el Planeta Tierra? ¿Porqué nuestra consciencia no abarca, no sabemos que sucede en la luna, en Júpiter, en Martes, en Venus? ¿Qué hay en el sol? ¿Qué hay más allá del sol, de la vía láctea? ¿En Alfa y Omega? ¿En el Centro del Universo? ¿Porqué este universo tan tremendo? ¿Porqué estamos ubicados en un planeta común, mediocre entre millones y millones de planetas? ¿Porqué nuestra consciencia está limitada a ese cuerpo físico? ¿Porqué, aquí? ¿Tiene alguna idea? ¿Te surge algo en la mente?

Muy bien. Vamos a usar otra vez la Ley de analogía. Supongamos que somos niños en Kinder y supongamos que hiciéramos esta pregunta. ¿Qué es el Kinder? ¿Qué estoy haciendo aquí?

Bueno; la primera respuesta que vendría es que estoy estudiando.

¿Pero por qué he de estudiar? ¿Para qué estoy estudiando?

Somos muy parecidos a ese niñito que está en Kinder. Es muy sencillo amigo, nuestro planeta es un Kinder.

Es el tercer grado de un sistema llamado sistema solar, un sistema común y corriente, puesto que el sol es una de miles de millones de estrellas similares y nuestro planeta es uno de miles de millones de planetas similares.

Nuestro planeta, es una escuela, una escuela muy alejada del Centro del Universo.

Estamos aquí para estudiar.

¿Estudiar qué?

Estamos para evolucionar, aprender a evolucionar. En tiempos inmemorables infinitos, estábamos conscientes de todo el universo y de todo el Cosmos y de todas partes.

Y ahora estamos conscientes únicamente de este pequeño y oscuro planeta, de un

pequeño y oscuro Sistema Solar y una pequeña y oscura galaxia.

¿Cómo hemos llegado a caer? ¿Cómo nuestra consciencia ha ido involucionando?

Viene a nuestro auxilio la Ley de Evolución y de Involución.

Todo en el universo involuciona primero para luego evolucionar.

Todo sale inconscientemente de sí mismo, de la fuente creadora, de la forma más sutil hasta llegar a lo más lejos del centro a la esfera más baja de evolución, luego viene de vuelta al camino al hogar pero esta vez, conscientemente. Una piedra cae fácilmente atraída por el centro de gravedad más cercano, pero cuesta mucho más volver a elevarse, requiere un empuje mayor que la fuerza de gravedad para volver a lanzarla.

Evolución tiene la raíz Voluntad. Evolución es la acción de desarrollar la voluntad. Evolucionar es volver a expandir nuestra consciencia. Evolucionar es dejar hábitos, niveles inferiores, acciones fútiles, dejar medios de vida estériles y pasar a unos medios de vida más útiles, más útiles para nosotros. Es el camino de vuelta al hogar, necesitamos evolucionar y podemos desarrollar nuestra voluntad y la voluntad se desarrolla únicamente por medio de la Acción.

¡Evolucionar! Acción de Evolución, acción de desarrollo de la voluntad.

Y cada acción requiere esfuerzo, el esfuerzo está en la acción del día, cada acción deja

fruto y si ese fruto está al servicio del prójimo. Si ese fruto está al servicio del propio

espíritu, si ese fruto está al servicio de la sociedad, de la humanidad, del planeta, de la naturaleza, del cosmos, entonces hay Evolución.

¿Porqué estoy aquí?

Estoy para evolucionar. Así como un niño pasa la infancia, deja atrás todos sus hábitos de chuparse el dedo, de hacer pupu, de tomar tetero, y pasa la infancia y evoluciona de la infancia a la adolescencia, de la adolescencia evoluciona hacia la madurez y luego empieza la caída. Con relación a nuestro Espíritu es invertida.

Primero desarrollamos el Cuerpo Físico, nuestras tendencias tienen que sutilizarse, nuestros hábitos, nuestra atención, nuestra consciencia, tiene que pasar a formar nuestro Cuerpo Astral*, a formar unas cualidades, unas virtudes indispensables para lograr la voluntad necesaria para reflexionar. * Cuerpo de deseos o Cuerpo Emocional

Luego, evolucionamos más al adquirir conocimientos para sacar nuestras propias conclusiones al formar nuestro Cuerpo Mental y la unión armónica de nuestro Cuerpo Mental con nuestro Cuerpo Emocional, nuestras virtudes en nuestro Cuerpo Físico

tomarle el gusto; podría llevarnos a una voluntad equilibrada, a una voluntad tan fuerte,

lo suficientemente fuerte, como para borrar todos los hábitos de los niveles inferiores

de consciencia y evolucionar nuestra esencia y haciendo eso cada uno de nosotros está ubicado en un sitio en el planeta, en una actividad, un medio ambiente, cada uno ha aprendido a hacer algo y pondrá los frutos de su misión al servicio de la humanidad, la naturaleza y el prójimo; para eso estamos aquí.

Estamos aquí para desarrollar un cuerpo robusto, sano que requiera lo mínimo de atención posible, que nos moleste lo menos posible, que nos ocupe lo menos de tiempo posible, lo menos de atención posible. Luego un centro creativo: virtudes de paz, bondad, amor, armonía, equilibrio, seguridad, luego el conocimiento, nuestro cuerpo vital.

¿Qué hacer? ¿Cómo hacer? ¿Cuál es la mejor manera de hacerlo? ¿Cuál es la manera más perfecta de hacerlo?

Y luego tener la energía, la voluntad, la fuerza, el poder de llevar a cabo las ideas que

están en nuestra mente. Estamos aquí para que las ideas latentes en nuestro espíritu se desarrollen en nuestra mente. Luego se proyecten a través de nuestra creatividad y luego

que tengamos los medios necesarios; el cuerpo físico y el trabajo en equipo, con otras personas, para poder realizar la obra, eso es evolucionar.

¡Para eso estamos aquí! Me dirás bueno, eso es una teoría, si tú lo quieres será una teoría. Pero si has comprendido, haz visto la luz de los principios expuestos en los primeros tres cassettes, verás también en este y tendrás la certeza de que no es una teoría. No es una teoría. Tampoco te pide que le creas, ni te lo pido.

Observa a tu alrededor, las frutas luchan de estados inferiores de evolución hasta estados más perfectos. Los perros, los animales, todos buscan la perfección, tienden a ir

al máximo punto dónde pueden llegar. Y tienen que servir cada cual a su medio

ambiente. La vaca come hierba, la transforma en leche y carne, no para sí misma.

Termina sirviendo al hombre. El hombre como Cuerpo Físico toma leche, come la carne y a su vez transforma esta energía al servicio de un estado de consciencia superior que es él mismo. Esa no es una teoría, esa es una realidad. Un grano de trigo entra en la tierra, hace esfuerzo para evolucionar, lucha y se convierte en cientos de granos al servicio no de sí mismo, al servicio del hombre. El hombre los muele, hace harina, de eso lo transforma en pan que nosotros comemos, para sacarle la esencia que pasa a la sangre, se convierte en creatividad, en emociones y luego pasa a la mente se convierte en fuerza nerviosa y así sucesivamente se convierte en energía que nos dará la voluntad para seguir evolucionando. Para eso estamos aquí.

¿Cuán lejos o cuan cercas estás en la escala evolutiva? ¿Dónde estás parado con relación a la evolución?

Haz una lista objetiva, sincera e imparcial de todos tus vicios físicos, emocionales, mentales, sexuales, de tu comportamiento en la sociedad, con el prójimo.

¿Qué frutos estás dando? Aparte del hecho de mantener a tu familia, de mantenerte a ti mismo ¿Estás cumpliendo con tu deber de hombre común y corriente? ¿Estás todavía atorado? ¿Te falta tiempo? ¿No logras cumplir tus compromisos económicos? ¿Gastas en demasía? ¿Ganas poco? ¿Trabajas sólo? ¿Trabajas en equipo?

Todas esas son preguntas que te podrían indicar si ya eres un hombre que le sobra tiempo para estudiar, para desarrollar artes, música, para pintar, para estudiar las cuestiones serias de la vida.

Si ya no tienes problemas económicos, si tu vida común y corriente de hombre máquina está encausada y te sobra tiempo y no te falta dinero. Entonces estás empezando a poner el pie en la próxima escala evolutiva. Estás yendo hacia el hombre número 4.

Pero si todavía no has logrado eso, quiere decir que tienes que hacer mayores esfuerzos. Esfuerzos muy grandes para lograr estabilizar tu vida como hombre común, como hombre sin aspiraciones especiales sino la de cumplir con las necesidades fisiológicas de seguridad y aceptación social.

Pero si ya te interesas por los problemas de la humanidad. Si empiezas a interesarte por los problemas de la sociedad. Si ya estás pensando en hacer algo concreto en beneficio del prójimo. Si haz llegado a un acuerdo contigo mismo. Haz logrado controlar tus conflictos, tus contradicciones, vives en santa paz en tu pequeño mundo y tienes tiempo. Ya puedes empezar a pensar en el próximo paso evolutivo. Para eso estás aquí.

Estamos aquí para eso, estamos para evolucionar. Estamos para desarrollar una voluntad férrea. Una voluntad, una iniciativa, una acción que nos permita llevar a cabo las ideas que brotarán del próximo nivel de consciencia. Verás amigo, cuando una persona, empieza a vislumbrar el próximo nivel de consciencia, empieza a ver un nuevo mundo, nuevos ideales. Un nuevo mundo, un mundo completo y total por hacer un plan individual de vida y un plan para toda la humanidad, para todo el planeta y para todo el Cosmos.

Pero nadie puede empezar a vislumbrar eso, si todavía está ocupado de sí mismo. Si todavía no ha logrado resolver sus pequeños problemas. Así como una maestra no asciende a un niño de tercero a cuarto grado hasta que no tenga la certeza de que sabe muy bien sus materias para que pueda iniciar con el pie derecho el cuarto grado. Así también tú mismo en estado de consciencia superior mantendrás todavía la puerta cerrada, a ti mismo en la escala inferior. Esa es una manera de expresarlo.

¿Por qué estoy aquí? ¿Qué haces? ¿A qué te dedicas? ¿Cuál es tu profesión?

Analízate. Haz un balance de todas tus cualidades, de todo lo que sabes hacer. Haz un análisis del uso del tiempo.

¿A qué dedico las 24 horas, los siete días de la semana? ¿Los 30 días del mes? ¿Los 365 días del año?

Hazte un balance económico ¿Qué tengo? ¿A quién le debo? ¿Cuánto le debo? ¿Cuánto tengo?

Haz un balance. Ve el resultado. Luego relaciona tus virtudes con el balance del tiempo, con el balance económico. Busca cinco personas que te conozcan muy bien, conversa con ellos. Pregúntales, que te lo escriban, que te lo anoten. Supongamos que cada quién fuera a emplearte. Supongamos que cada uno de ellos fuera a darte alguna ocupación al servicio del prójimo y de la humanidad.

¿En qué te pondrían? ¿A qué te pondrían a hacer?

Luego haz una lista de todos tus anhelos, de todos tus deseos. Luego analiza si tú fueras gobernador de tu barrio, de tu urbanización, de tu ciudad, de tu país, de la humanidad.

¿Qué leyes implantarías? ¿Qué cambios harías? ¿Qué soluciones aportarías?

Luego haz una nueva lista:

¿Qué le reprochas a la sociedad? ¿Qué le reprochas al prójimo? ¿Qué le reprochas al mundo, a la humanidad?

También al hombre. Todo lo que reprochas son cosas que están en ti mismo. Si no lo estuvieran en tu consciencia, no lo verías afuera.

Haz la lista de todos tus vicios. Los vicios que te hacen que derroches el tiempo y el dinero. Haz la lista de todos tus defectos. Los que te causan malestares, defectos emocionales, mentales, físicos, sexuales, los que hacen que derroches la energía que te está siendo entregada por tus niveles superiores de consciencia para ser tu Plan de Vida. Haz todas estas listas. Estarás profundizando en el conocimiento de ti mismo. Sabrás por qué estás aquí y que es lo que tienes que hacer a priori. Unicamente a priori sabrás dónde estás parado, cuán lejos estás, cuán cerca estás del próximo paso.

¡ Te voy a dar la clave de la Evolución!

Si eres un soñador y estás satisfecho de soñar, estás en la primera escala evolutiva. Si ya no sueñas y buscas la realidad de tu vida, estás en el segundo paso. Si ya estás pretendiendo convertir tus sueños en realidad estás en el tercer paso.

Si ya no tienes, ninguna ilusión, ningún sueño, ninguna ambición personal y lo único que piensas es en el bienestar de tu prójimo, de la sociedad y de la humanidad, estás en el cuarto paso. Yo creo que hasta aquí es suficiente.

Hay más pasos. Medita acerca de cada uno de los pasos y ubicate en uno, sabrás dónde estás parado. Sabrás cuán lejos estás. La mayoría de la humanidad, el 80%, está en el primer nivel. Otro 10% está en el segundo nivel. Un 7,5% está en el tercer nivel. Un 2%

está en el cuarto nivel y el 0,25% está en el quinto nivel de evolución que no mencioné

y así sucesivamente. Sabrás dónde estás parado en la escala evolutiva.

Sólo tienes que ser sincero e imparcial. Tienes que ser objetivo contigo mismo, entonces empezarás a saber por qué estás aquí. ¡Estás para evolucionar!, Estás aquí para evolucionar, si eres un soñador para dejar de soñar y empezar a despertar. Ya despierto ¿estás en esa situación?. Entonces es de elegir el tipo de vida según las Leyes Cósmicas

y empezar a llevarla a cabo para mejorar al máximo tu potencial personal. Ya lo tienes

en el máximo nivel. Ya te sobra tiempo, ya no te ocupas más de ti mismo. Estás en un cuarto nivel de evolución. Pero ¿cómo he evolucionado? . Está bien, estás aquí para evolucionar. Parto del principio que estás empezando a despertar y a comprender.

¿Pero qué es evolucionar en tu caso? ¿Evolucionar es hacer que? ¿Hacia dónde voy? ¿Hacia dónde voy? ¿Hacia dónde?

Si estás en el segundo; sería ir hacia el tercer nivel. Si estás en el tercer nivel, sería ir hacia el cuarto nivel. Y si estás en el cuarto sería ir hacia el quinto y así sucesivamente hasta el séptimo, que es el nivel total de evolución, el regreso total al hogar.

Escucha este cassette hasta encontrar la luz de la Verdad detenidamente, no aceptes otra vez nada. Compruébalo por ti mismo, convéncete de la realidad. Ese es el cuarto nivel de expansión de consciencia hacia el conocimiento de ti mismo. No hay dogma, no hay conceptos. No hay fe, sino comprobación.

4ª Dimensión del Conocimiento de sí mismo Cassette Nº 4

¿POR QUÉ ESTOY AQUÍ? ¿HACIA DÓNDE VOY?

LADO B

Muy interesante.

Primero ¿tú dominas tu cuerpo físico? ¿O son tus hábitos, tus tendencias y tus gustos los que te arrastran?

Si tu cuerpo te domina, entonces eres su esclavo. Si trabajas para tu cuerpo, para su

comodidad, si no puedes con tus gustos y con tus hábitos, entonces eres esclavo de tu

cuerpo y la respuesta sería.

¿Hacia dónde voy?

Tendrás que ir hacia la liberación, tuya, de tu Cuerpo Físico, vas a ser un hombre libre, un hombre cuyo cuerpo está a su entero servicio.

Haz analizado tus emociones, tus vicios, ya controlas el desagrado hacia los demás, la

ira, la violencia, la avaricia, la pereza, la codicia, el orgullo, la vanidad, el engreimiento,

la falsedad, la ignorancia.

¡Si todavía esos vicios te dominan, quiere decir que eres esclavo de tu Cuerpo Astral.

¿Hacia dónde vas?

Vas hacia tu liberación de tu Cuerpo Astral. Debes llegar a tener dominio y control total sobre tu Cuerpo Emocional. Sino toda la energía de tu Cuerpo Físico, todos tus esfuerzos se derrocharán ahí y no podrás evolucionar a nivel mental.

Hoy ya tienes tiempo para inspirarte, para escribir, para poesía, para música, para

componer música, para tocar los instrumentos, para ayudar, para visitar a personas enfermas, para contribuir a la construcción de una sociedad mejor. Entonces, si este es

el caso ya tienes tu Cuerpo Astral equilibrado. Ya eres amo del mismo. Pero si no es el

caso, hacia eso vas. ¿Qué te dio tu análisis? ¿Cuáles son las ideas propias que tienes?

O sigues viviendo todavía de opiniones ajenas, de lo que te han puesto en la máquina

desde que eres niño. Todavía tienes la lucha entre el bien y el mal, entre lo que es ilusorio de lo que es real, de lo que es importante, de lo que no es importante.

¿Puedes concentrarte, meditar, deducir, investigar, discernir?

¿Puedes controlar tu mente, tus pensamientos? ¿Puedes bloquear a voluntad los pensamientos dañinos que te vienen de afuera y de adentro? ¿Las impresiones que no deseas? ¿Piensas tus propios pensamientos?

¡Tu mismo responde a eso y sabrás hacia dónde vas!

dominio sobre tu mente. Si todavía no tienes integradas las ideas, las leyes, los

principios, los mandamientos, los postulados y los axiomas cósmicos del:

Si todavía no tienes control y

¿Cómo debe ser un hombre número cuatro?

Quiere decir que todavía eres esclavo de tu mente y vas hacia la liberación de tu mente. ¿Hacia dónde voy? ¡Vas a eso!

Luego, en tu análisis de tu relación con el mundo externo.

¿Tienes una profesión lucrativa? ¿Una profesión rentable? ¿Una profesión que te permita evolucionar, crecer más y más? ¿Cuáles son los resultados de tu balance económico? ¿Debes? ¿Estás hipotecado, eres esclavo de esto? ¿Hacia dónde vas? Hacia tu liberación económica. ¿Estás todavía sujeto al deseo sexual? ¿Todavía te domina? Hacia eso vas, hacia la liberación de tu energía sexual. ¿Todavía no vives en armonía con tu prójimo? ¿Todavía te disgusta la sociedad? ¿La manera de ser y de vivir? Eres esclavo de esto. ¿Hacia dónde voy? Vas hacia tu liberación. Vas a la próxima escala evolutiva. Hacia eso vas.

Como puedes ver amigo, es cuestión de grados. Así como hay Kinder que podemos llamarlo primer nivel de consciencia del Cuerpo Físico. Primaria, segundo nivel. Bachillerato, tercer nivel. Una carrera universitaria sería el cuarto nivel de consciencia y el quinto nivel de consciencia sería el hombre activo, el hombre total, el hombre que puede producir, así mismo. Así que, como cada etapa está compuesta de diferentes grados y cada grado está compuesto de diferentes materias, que van evolucionando de grado en grado y de etapa en etapa, vamos hacia un perfeccionamiento de nosotros mismos, para un posterior perfeccionamiento de nuestra sociedad y de nuestro mundo.

En esta escala, las materias son las siguientes, si quiere tome nota:

Cuerpo Físico: en perfecto estado que ocupe lo menos de tiempo posible, que te cueste lo menos de energía posible, lo menos de trabajo posible, que ocupe tu atención lo menos de tiempo posible.

Un Cuerpo Astral: Un cuerpo de deseos basados sobre las altas virtudes del altruismo, de la veracidad, del valor, de la fe, de la impersonalidad, de la misericordia, de la caridad. Un Cuerpo Astral basado sobre valores como la persistencia, el esfuerzo, él querer pagar, el precio justo, la justicia y las leyes. Esas son las materias. Un Cuerpo Mental: donde las materias son el discernimiento, el razonamiento, la lógica, la deducción, la gramática, la semántica, la música, la sabiduría y por supuesto la consciencia y la voluntad, la capacidad de sacarle provecho a cualquier desventaja, la capacidad de surgir, después de mil y un fracasos volver a levantarse y no claudicar nunca. Esas son las materias, con relación a, los cuerpos.

Con relación al mundo externo: Una actitud de servicio, bondad, armonía, equilibrio, interés, impersonalidad. Esas son las materias.

Hemos dicho que el Planeta Tierra es una Escuela. Las materias para la humanidad, inclusive para ti son: La violencia; la tienes por doquier, violencia personal, violencia comunitaria, violencia nacional e internacional; guerras. El egoísmo, que lo vemos por doquier. La Ley del más fuerte, en que uno aplasta a cien para poder surgir. Egoísmo a ultranza, desinterés total por el prójimo, desinterés total por la naturaleza. Sistemas de gobierno anárquicos; problemas en todos los departamentos de la vida; ignorancia total, esa es otra materia. No sabemos nada a ciencia cierta: ni en educación, ni en medicina, ni en biología, ni en agricultura. Tratamos de construir y destruimos. Lo que tratamos de hacer, siempre nos sale el tiro por la culata y eso amigo oyente, son materias que se dan aquí en este Planeta. Hay otras más, son sucesos, todos los días suceden, hay guerras permanentes, siempre ha habido y siempre habrá. Y solamente la gente, los individuos que han evolucionado, que ya no son violentos, que ya no hacen daño al prójimo, ya no vienen más a este planeta. Se elevan de nivel de conciencia, encarnan en otros estados superiores. Los que ya son impersonales, los que ya no son egoístas. Los ya iluminados, que no viven en la ignorancia. Todos esos son graduados del nivel de conciencia de tercera dimensión del Planeta Tierra, ya no vienen a este planeta. Encarnan después de la muerte del cuerpo físico, en su estado superior de conciencia y viven en su cuerpo astral, en su cuerpo mental, en su cuerpo energético, Son inmortales en las esferas del sistema solar, ya no vuelven al Planeta Tierra. Van a sistemas similares, pero más evolucionados, según las cualidades, según las acciones evolutivas, según el fruto que han dado, en el grado dónde han estado.

¿Hacia dónde vas?

Me dirás:

¿Pero cómo se hace todo eso?

¡Hacia todo eso!

¡Amigo! ¿El cómo? Viene después.

Primero, debes ubicarte, debes conocerte más a ti mismo. Hacer tu propio balance.

¿Hacia dónde y en qué estás evolucionando y en que no lo estás?.

Luego debes llegar a descubrir por tu propia fuerza:

¿Estás en vía de ascenso o en vía de descenso?

O sea:

¿Estás de mal en bien? ¿O de bien en peor?

Si estás de bien en peor, estás INVOLUCIONANDO y lo más probable, que si sigues

así, bajará más tu nivel de conciencia. Serás, más máquina todavía, encarnarás en planetas inferiores al Planeta Tierra. Si este es el caso, debes detenerte inmediatamente,

lograr despertar totalmente y detener tu involución.

¡Detenerla!

Si

tu vía es de ascenso, entonces te debes sentir bastante raro y diferente a los demás. En

el

medio ambiente que vivimos, la gente que evoluciona a estados de conciencia

superiores, ya no hacen cosas como los demás, ya no buscan cosas para sí.

Ya están fajados trabajando día y noche, con otras personas, para lograr cumplir, dar el fruto y aprender. Porque no se puede aprender sin dar fruto y no se da fruto sin aprender. Es imposible. La Evolución es: Voluntad en acción. Es un plan de vida. Es un proyecto completo, de

tu espíritu que tiene que ser materializado por tu acción, en colaboración con otras

personas. Y eso siempre da fruto y ese fruto si es Impersonal. Si es al servicio del prójimo, entonces hay evolución. Pero si esa voluntad y esa acción están al servicio de ti mismo únicamente, estás en descenso, estás involucionando. No somos pesimistas, ni somos optimistas. Somos sencillamente realistas. Trabajamos con las Leyes Cósmicas, con la verdad, la verdad en la mano. Todas las ideas expuestas, requieren ser maduradas una y otra vez. Pero, esas mismas ideas han despertado a miles y miles de personas que han evolucionado a través de milenios a otros estados superiores de conciencia. Todos los maestros iniciáticos de todas épocas. Los hombres gloriosos que han cambiado el curso de la humanidad. Hombres con niveles de conciencia número 6, número 7, han transformado al mundo, han llevado a la humanidad hacia destinos y derroteros mucho más libres que los anteriores. También, lo sabes muy bien hay muchas personas encargadas de la involución. Por cada ser de amplia conciencia, de un amor infinito, de una sabiduría, de una capacidad increíble, de trabajo y acción. Hay otro que esclaviza a una enorme cantidad de gente, sea a través de empresas, sea la política, sea a través de las guerras, que involuciona a la masa dormida de la humanidad. Cada ciclo de 21 años y cada ciclo de 2.000 años salen avatares que vienen y señalan los nuevos objetivos para los hombres que van a escalar de conciencia. Cada 21 años vienen individuos, que a través de guerras, inflaciones, sistemas políticos, pero caóticos, se encargan de llevar a la gente dormida, a la gente descendiente, a la gente que está involucionando, a los hombres máquinas, a la gente que no quiere hacer esfuerzos, a la gente que quiere vivir en la mentira, en la ignorancia, en la explotación del hombre por el hombre, los lleva a niveles inferiores de conciencia.

Recuerda Amigo:

La Ley es “Primero todo sale del centro del Cosmos”. Involuciona hacia el punto más alejado del péndulo, de lo más sutil, hacia lo más denso. Cada chispa de conciencia que sale, es inconsciente de sí misma en esa trayectoria. Luego empieza la vuelta al hogar, pero la conciencia se despierta a sí misma, llega a saber quién es, que es lo que tiene que hacer y lo hace y evoluciona de vuelta al centro

del universo, dejando a su paso el fruto de su misión, la Perfección, el Plan Cósmico, el plan de miles y miles y miles de pequeñas chispas de conciencia que en conjunto hacen una Conciencia una, con el Plan Universal Cósmico.

Si amigo, son ideas que tienen que ser meditadas, son ideas que tienen que ser maduradas, cuidadas, desarrolladas, hasta que den fruto. Ideas que luego podrán, a través del afecto y del cariño, del interés que tu le puedas poner, pueden convertirse en proyectos, en proyectos adaptables a ti mismo, a tu propio plan de vida.

Proyectos que vendrán con fuerza y si te liberas de la esclavitud a la cual te tiene sometido tu cuerpo físico. Si te liberas de la esclavitud de tu cuerpo emocional, mental y sexual. Si te liberas de las condiciones externas, podrás empezar, a acumular una tremenda fuerza, una tremenda iniciativa de acción, para llevar a cabo tu plan evolutivo.

Concluimos amigo:

¿Quién soy yo? ¿Qué soy yo? ¿De dónde vengo? ¿Dónde estoy? ¿Por qué estoy aquí? y ¿Hacia dónde voy?

Preguntas que hace el 97.5% de la humanidad, sin obtener ninguna respuesta o tienen respuestas, pero que son verdades relativas, niveles más bajos, niveles de conciencia más bajos. La gente dirán, bueno yo soy fulano de tal y

¿Por qué estoy aquí?

¡Ah bueno!

¿Dónde estoy? ¡Ah bueno! Estoy en Caracas. ¿Hacia dónde voy? Bueno, no voy para ninguna parte. ¿Qué quiero lograr en la vida? Quiero lograr una casa grande, que los chicos se eduquen ¿Verdad?

Por qué nací aquí.

Todas esas son verdades, pero verdades relativas, verdades relativas. En otros niveles, la gente ni siquiera se preocupa por eso, se preocupa por sobrevivir, por poder comer, tener con quién hacer el amor, tener un techo, ni siquiera piensan en el día siguiente.

Hay niveles más evolucionados,

muchos también, viven de verdades relativas. En otras palabras, parecen mentiras, creen que pueden, creen que piensan, creen que controlan su destino y su vida, creen tener

voluntad; creen tener poder; creen amar al prójimo; creen estar sirviendo a la humanidad. Pero solamente creen y viven con la conciencia enterrada, totalmente enterrada, convencidos de que son gente de elite. La mayoría son intelectuales y ocupan posiciones elevadas en nuestra sociedad y en el mundo y ellos son los encargados de involucionar las clases involutivas. Ellos crean las confusiones en la comunidad, las confusiones en la educación, las guerras y la violencia. Pero todo el mundo debe pasar por este nivel, para llegar a la verdad. La Verdad, no la podemos conocer amigo mío. Lo que sí podemos saber es lo

especialmente el nivel intelectual, dónde

que no es verdad, a fuerza de sacar los errores, a fuerza de recibir golpes, porque estamos viviendo en un planeta negativo, a fuerza de sacudir mentiras, poco a poco logramos vivir con menos conflictos, con menos problemas, con menos contradicciones, con menos creencias y con menos mentiras. Por ende, somos más livianos, nuestra conciencia es más amplia. Vivimos más cerca de la verdad. Más cerca de las escalas elevadas de conciencia que hay dentro de nosotros mismos.

Toda la verdad, la verdad absoluta está bastante lejos de nosotros. No importa quiénes somos, aunque fuéramos, hombre número 4, número 5, seguimos con verdades relativas. Nuestro trabajo es quitarnos peso de encima, sacudir la mentira, la obscuridad, la ignorancia, la enfermedad, el egoísmo y así sucesivamente.

¿Hacia dónde vamos?

Lo que debe ser importante para ti es:

¿Hacia dónde vas tu?

No importa hacia dónde va la masa de la humanidad.

Tú eres importante, ocúpate primero de ti mismo. Amigo mío, despierta y ponte

a trabajar y cuando estés en control de tus cuerpos, cuando tu conciencia sea expandida, sabrás que hacer en servicio del prójimo. Te recomendamos escuchar esos cuatro cassettes las veces necesarias para ver la Luz. Por lo menos, si no encuentras en ellos la verdad, sí descubrirás un montón de creencias faltas y un montón de mentiras que han estado sembradas en nuestra mente y

a veces por verdades absolutas. Te permitirán sacudir de encima, un montón de mentiras

acerca de ti mismo y acerca de la vida y acerca del hombre y acerca del mundo. Y no olvides ¡estamos contigo!. Cada paso que des, cada esfuerzo que haces, para aumentar tu nivel de conciencia, para ir hacia la Luz; ahí estaremos, contigo. En lo interno, cada gramo de energía que pones para evolucionar, recibirás otro de regalo. Otro de los seres que como tú han cruzado por este camino antes.

Que Nuestro Padre, el Creador del Universo, te bendiga, te cuide y te guarde.

Paz y Armonía.