Vous êtes sur la page 1sur 57

LA SEXTA ESTRELLA

“El Palpitar del Aliento”

QUINTA DE SAN PEDRO ALEJANDRINO


... “Los códigos, los sistemas, los estatutos por sabios que sean, son
obras muertas que poco influyen sobre las sociedades: ¡hombres
virtuosos, hombres patriotas, hombres ilustrados constituyen las
Repúblicas!”
(Simón Bolívar 15 de febrero de 1819.)

EL DESPERTAR DE LA HUMANIDAD

La eliminación total de los merkabah, se inicia con la ruina de la nación


norteamericana, la que arrasa naciones; con la destrucción total de la SANGRE
REAL de Inglaterra, la judía camuflada en Usa y Francia, tal como la profecía
de Joel 2:2-6 los identifica como los portadores del día de tinieblas: “De nube y
de sombra sobre los montes, se extiende el alba; así vendrá un pueblo grande y
fuerte; semejante a él no lo hubo jamás, ni después lo habrá en generaciones.
Delante de él consumirá fuego, tras de él abrasará llama; como el huerto del
Edén será la tierra delante de él, y detrás de él como desierto asolado; ni
tampoco habrá quien de él escape. Su aspecto, como de caballos, y como gente
de a caballo correrán. Como estruendo de carros saltarán sobre las cumbres de
los montes; como sonido de llama de fuego que consume hojarascas, como
pueblo fuerte dispuesto para la batalla. Delante de él temerán los pueblos; se
pondrán pálidos todos los semblantes”. Ellos son los portadores del Armagedón,
el azote de su “dios” de la guerra final que defiende el Imperio de Israel. Por
esto ahora la humanidad ya debe reconocerlos plenamente, y luchar abiertamente
contra ellos, porque sin piedad su destrucción estelar se acerca:
1º- Porque no son humanos, son invasores y esclavizadores.
2º- Porque nuestra Esencia revive y reclama con furia abrir los ojos del ciego de
Siloé, al que el Señor le dijo: “Ve a lavarte en el estanque de Siloé (enviado). Fue
entonces, y se lavó, y regresó viendo” (Juan 9:7).
LA GRAN MEMORIA RAM II

3°- Porque se levanta esta generación y cobra con “ESENCIA ESPIRITUAL”,


mientras “los hombres de faz oscura tiemblan y mueren”; porque “LA GRAN
COLOMBIA” toca sus colas infernales con el Poder y Regreso de “la Cabeza de
los Días, que está sentada sobre el Trono de su Gloria de los libros y hombres; y su corte
permanece en pie y ante su presencia. Y el corazón de los santos se llena de alegría
porque el número de la “ESENCIA” está cerca. Y en estos días se abre el camino para
los Santos y llamados: y la Luz de los Días habita sobre ellos, y la gloria y el honor
vienen hacia los Santos”...
4º- Porque es el Dictamen Poderoso de la Reina del Sur, la condena de
consciencia y despertar de la Esencia que bulle como volcán inapagable desde el
Norte hasta el Sur.
5º- Porque es la autoridad resucitada de los primigenios ancestros desde
Quetzalcoatl, Guaicaipuro, Calarcá, Rumiñahui, Manco Cápac y de los
prodigados negros Felipes e Hipólitas de Venezuela, de Colombia, los Manueles
de Pichincha en Ecuador, de tantos soldados desconocidos y los próceres
innombrables por su grandeza y entrega, desde cuantos se sumaron a la justa
causa cual Marqués del Pumar, hasta las nobles fuerzas del “magnánimo” Luís
Brion como le llamó el Libertador.
6º- Porque está aquí en el Sur la vida reencarnada de aquella estirpe de las
Batallas de Boyacá, Junín, Ayacucho, Bomboná, Pichincha y Carabobo. El
corazón del esclavo, del negro, del indio, del mestizo, del blanco, hoy fundido
en este crisol que es la Gran Colombia.
7º- Porque está aquí como Justicia que cobra y arranca la infamia merkabiana
que negó la existencia del hombre diciendo: “el hombre pasa y las instituciones
quedan”; en tanto la realidad fue otra: “el mundo de ellos pasa y el hombre
permanece” sediento de justicia y “Ser de Matria”, del palpitar Universal
Latinoamericano esparcido por todo el planeta.
8º- Porque ha llegado la Justicia sobre los merkabah, como lo anunció la
Profecía de Maguncia: “¡Llorad antes de desaparecer a vuestra vez, llorad, padres
ciegos. Mirad bien a vuestros hijos para quienes habíais soñado un futuro de luz! ¡Ahí
están arrasados por las oleadas impetuosas del infierno creado por vosotros! No apartéis
la vista. Ahí están vuestros hijos y ahí su futuro: carne quemada, huesos calcinados,
miembros retorcidos, una profusión de sangre y vísceras desparramadas”.

LA REALEZA TIEMBLA
El abismo merkabiano está pronto a extinguirse, da sus últimos pataleos de
ahogado: LA SANGRE REAL TIENE MIEDO. Mentiras de “las torres”
derribadas por ellos, falso desarrollo del TLC, chantaje de armas nucleares,
tratados de desarme, Plan Colombia e imposición de políticos en las
Américas… se siente su ajetreo y agonía en el ambiente; obligan a los países
tontos a firmar sus tratados infernales, esa es su carrera de privatizar, firmar,
aplicar su Globalización, hacer la Guerra Mundial, imponer su “Orden”: LA
SANGRE REAL ES TURBACIÓN… desde el Manantial veo; es la llegada de
su rey que se hace visible ante los ojos del mundo; es la presencia de su gran
2
Es la Advertencia y Revelación Final
ESENCIA Y ESTIRPE ESPIRITUAL DE LA GRAN COLOMBIA
dictador Anticristo mundial, propuesta desde LA VIGÉSIMA TERCERA
SESIÓN-ACTA No. 23 de sus Protocolos de los Sabios de Sión: “El soberano
que venga a ocupar el sitio de los gobernantes que existen en la actualidad y
que arrastren su existencia en medio de las sociedades desmoralizadas por
nosotros, que han renegado hasta del poder de “dios” y en cuyo seno se levanta
por todas partes el fuego de la anarquía, este soberano deberá, ante todo,
apagar este fuego devorador. Para ello se verá obligado a condenar a muerte a
las actuales sociedades, aunque tenga que ahogarlas en su propia sangre, para
hacerlas resucitar bajo la forma de un ejército organizado, que luche
conscientemente contra toda infección capaz de ulcerar el cuerpo del Estado.
Este elegido de “dios”, está nombrado de arriba, del trono del Rey de Israel...
Entonces habrá que barrerlos de su camino, que no ha de tropezar con ningún
obstáculo y entonces, podremos decir a los pueblos: dad gracias a “dios” e
inclinaos delante del que lleva en su rostro el sello de la predestinación, hacia
la cual “dios” mismo ha conducido su estrella (merkabah) para que nadie,
excepto él mismo, pueda librarnos de todos los males”… imponen su Rey del
mundo, LA SANGRE REAL VE DERRUMBAR SU PODER. Traen la marca
criminal de su estrella, el destino invasor que se descubre antes de llegar tal
soberano. Les falló la trampa; porque las vivas fuerzas de espíritu ya
reencarnadas en el planeta, les han esperado, se alistan para su última batalla.

Los nuestros vienen armados con la Luz y Esencia Esperada, ampliando el


sentido que es el mismo espíritu de Bolívar y Sucre, levantando todo nuevo
corazón que esperó esta Visión, que hace elevar a millones de hombres en el
mundo, enarbolando su bandera de reclamo, de Justicia y de Sentencia Final. Ya
lo hacen porque es el momento para aniquilar la perversa oscuridad que tanto
daño hizo sobre la Tierra, la que planeó y ejecutó todo cuanto vemos como
realidad insoslayable desde que Ulrico de Maguncia anunció: “¡Pobres de
vosotros! poderosos del mundo, elegidos de Lucifer, aprovechadores desvergonzados,
señores semejantes a águilas y halcones infernales, príncipes del Imperio, reyes,
emperadores, que no edificáis sino monumentos de desesperación, vosotros, pontífices
de las religiones muertas, vosotros para quienes la carne del pueblo no es sino materia
de alquimia del mazo, buena para obtener oro. ¡Pobres de vosotros! que reventáis de
indigestión, mientras el pobre muere de hambre por el camino. ¡Pobres de vosotros! que
os repantigáis en vuestros lechos de cortesanas, cuando el indigente no tiene sino un
camastro de lodo para agonizar en él! ¡Pobres de vosotros, hombres de espada, religión
y látigo, que no sabéis sino golpear! ¡Pobres de vosotros, que no conocéis ni amor, ni
fraternidad, ni caridad! Os lo advierto solemnemente: “¡vuestro reinado termina hoy, ya
que este día es el de vuestra muerte, elaborada por vosotros mismos el día en que
concebisteis los monstruos, las bombas atómicas!”.

VENEZUELA CORCEL DE APOCALIPSIS

3
El Último Carabobo de los Espíritus Inmortales
LA GRAN MEMORIA RAM II

La Profecía y su poder de cumplimiento, ha llegado: ya el Blanco Corcel la


fuerza del Pabellón Azul del espíritu en “el País del Norte del Sur”, endereza su
cerviz, como cifró la profecía de su dibujo de 1836, para su Presidente Hugo
Rafael que es obstinado, no escucha a los demás, mira hacia atrás, al pasado
merkabah de Fidel, que es el último bastión del juego de la superpotencia
invasora de capitalismo o comunismo… el de Venezuela de 1836, es el único
caballo –torpe e ignorante del futuro- que actúa corriendo hacia delante, pero
mirando hacia atrás, y ese es el símbolo 1999-2006 de la presidencia actual, y
por esto permite en torno a ella, a los corruptos que devoran sus riquezas de país
y dan poder a sus enemigos capitaneados por Estanga y apoyados diestramente
por Uribe-Bush… pero ahora su personalismo desaparece de Miraflores y del
mismo pueblo escuálido y de corazón negro. Él mismo da la Orden a la
Asamblea Nacional, de enderezar el rumbo del corcel -su fuerza ignorada-, y
esta es exactamente la profecía del Caballo, que vino cabalgando desde el
Indómito Corcel de la Promesa de 1836, y por la Corrección Heráldica de Sir
Robert Ker Porter.
En ese tiempo, se hizo Poder, Justicia en nosotros reservada para hoy, cuando
la fuerza ignorada cabalga, se retoma: “Así se ha conservado para simbolizar la
independencia, el caballo, animal que se distingue por su nobleza y hermosura, que se
cría en nuestras llanuras como en su tierra natal, y ha decidido tantas veces el triunfo de
nuestras armas; pero se ha creído al mismo tiempo, que la propiedad exigía que se le
asignase un color natural, y se propone EL CABALLO BLANCO... Además se ha figurado
Indómito, para que represente con exactitud, la idea que se desea”… Ya se cumple el
designio, cae el velo de Salomé del rostro presidencial que fue enviado para
hacer justicia y no para gobernar como personalidad: ahora será mayor su
inteligencia, pues cabeza y cuerpo unidas -Presidente y Venezuela- tendrán la
consciencia, el saber, la agilidad del corcel para erguirse por las praderas de la
libertad latinoamericana, y el mundo se asombrará, porque la más poderosa
profecía del CABALLO BLANCO, es llevar por LA TIERRA, su figura Indómita, la exacta
idea de la libertad que desea el corazón y espíritu humano sobre la Tierra”. Entonces
esta profecía del heráldico Sir Porter derrumba la máscara de “los hombres de
faz oscura del mundo”, caen los poderes, que el mismo Porter en Caracas, quiso
imponer como Embajador de Inglaterra; entonces tiemblan los merkabah por su
crimen contra Venezuela y la Gran Colombia-columbae; tiembla Bush y sus
Embajadas Latinoamericanas que ordenaron destruir a Aumala en Perú e
imponer a García, quien tiene los días contados, igual que quienes se atrevan a
tocar el Cetro de la Reina del Sur…
Y así renace Venezuela y su Presidente, con un rumbo señalado por la
Justicia; se comprende entonces que la Gran Colombia fue una idea apenas
puesta en el pensamiento cerebral de Miranda y un Fuego de Justicia Final y
para ESTE MOMENTO en el corazón de Bolívar; el que ahora se hace cognitivo
en los cinco pensamientos del Ser en toda la nación del Sur; el de la razón, el del
corazón, el del espíritu, el del alma y el de la consciencia. Se transfigura en la
Reina del Sur y encabeza el galopar por las praderas de la libertad
4
Es la Advertencia y Revelación Final
ESENCIA Y ESTIRPE ESPIRITUAL DE LA GRAN COLOMBIA
Latinoamericana, y ya no hay potencia amenazante de guerra y estupidez que
pueda detener lo que esta heráldica guardó y que ahora puedo leer e interpretar
aquí dentro de la Nave de Sariel, comprender perfectamente y en su sentido de
Libertad total y final para el Planeta Tierra, ya, muy pronto, al abrir este Libro,
sus páginas al mundo, ya cuando la potencia norteamericana vuelva atacar por
última vez al “turbante”, lo hará en unión de Israel y por Israel; esta será su
sentencia de GRAN DESTRUCCIÓN que aquí predigo, su más terrible
brutalidad y el mundo se hunde en la guerra final. Ya el planeta total se
estremece en convulsiones de muerte volcánica y “la tierra se corre por dentro
mientras las olas del mar se enfurecen tragando países enteros”. Ahora es el hambre
el que derrota a todo hombre, es el más poderoso de los enemigos humanos, y
ésta es la estrategia de manipulación de Norte América, asegurar con tratados y
su falso dólar, la subsistencia a la ruina y el hambre que va a sufrir… mientras
“LA ESENCIA ESPIRITUAL DE LOS CINCO PENSAMIENTOS DEL SER
EN BOLÍVAR Y SUCRE” se levantan como Sentencia para denunciar esa
violencia de barras y estrellas que es la misma de Monroe, el que intentó hasta
hoy asesinar a la Gran Colombia. Ellos mueren, se les cobra en toda la Tierra, la
carnicería de las naciones; en tanto hay hombres y hombres otra vez resucitados
bajo el Dictamen del Gran Dios que les anunció irrevocablemente: “No quedará
piedra sobre piedra” y esta es “LA ESENCIA” descrita en el Himno de mi Matria y
Bandera del Blanco Corcel y Vuelo del Cóndor... “todos siguen el ejemplo que
Caracas dio... cesa la horrible noche de guerrilla-paramilitar de Uribe, porque la libertad
sublime derrama sus auroras y se comprenden las palabras del que venció en la cruz”...
Ese ejemplo que es la Profecía de Macabeo, el Designio de Choquehuanca, un
Enviado de Jesús, el espíritu blanco de la leche de la negra Hipólita.

HIJO DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD


...Y vi el nuevo rumbo del caballo que es el futuro de la Gran Colombia, y lo
siente el Perú, que engañado votó por el Presidente de la CIA, E.U el Imperio;
porque vi al Sur, enderezar su testa con sangre y dolor, ya prontamente, al
asomarme el Campo de Carabobo del 2024, cuando esas cabezas de bestias
caían, porque fueron muchos los intentos de los engendros de bajar del caballo al
jinete; pero una Fuerza y Luz destellante lo envolvía y su espada se interponía y
tejía sin descanso, cortando cabezas merkabah de los de “sangre real” y de los
estúpidos que se creyeron parte de ellos; y las cortaba; porque su espada le
protegía. Sentí que él vivía dentro de mi corazón y miré en el rededor de la
visión y vi incontables ojos que avistaban conmigo, sentí que él existía dentro de
estos ojos que miraban, vigilaban todo cuanto allí sucedía en la visión... no
quedó ninguna bestia... y me mostró, Antonio José, la muerte del Libertador, de
la que escribí así tratando, como hasta ahora, de interpretar cada uno de los
vínculos de la visión; sí, porque -luego, cuando esta revelación se haya leído y
conocido en todas las tierras del Sur- le vi regresar a Carabobo enardecido por la
indiferencia venezolana, por la complicidad de sus connacionales, que escuchan
otra vez a los traidores de la Matria, a los merkabianos invasores de este mundo
5
El Último Carabobo de los Espíritus Inmortales
LA GRAN MEMORIA RAM II

y la vida. Le vi llegar en su Corcel de Justicia y tiempo, con su Espada de


Esencia y Cóndor, para llamar a su pueblo por vez final, llamarlo también a la
justicia que es muerte y vida; porque cada venezolano, desde el momento de esta
visión en el Campo de Carabobo, quedó sometido a ella... ¡me replicó la voz!
porque Bolívar habló sobre la Masonería diciendo: “que también había tenido él la
curiosidad de hacerse iniciar para ver de cerca lo que eran aquellos misterios, y que en
París había sido recibido de Maestro, pero que en aquel grado le había bastado para ver
lo ridículo de la tal antigua asociación: que en las logias había hallado algunos hombres
de mérito, bastante fanáticos, muchos embusteros y muchos más tontos burlados: que
todos los masones parecen unos niños grandes jugando con señas y morisquetas,
palabras hebraicas, cintas y cordones; que sin embargo, la política y los intrigantes
pueden sacar algún partido de esa sociedad secreta, pero que en el estado de
civilización de Colombia, no se puede tolerar”. (Perú de Lacroix Diario de
Bucaramanga, 11 de mayo de 1828).

No quedó ninguno y esto lo veo desde aquí de la Nave de Sariel, en donde


leo la historia de las estrellas y sus espíritus… La memoria de Bolívar, que para
los americanos nace el mismo día que Colón pisa las tierras del Sur, el 12 de
octubre de 1492, porque ese mismo día se define por Columbae, la hermandad
Galáctica, el momento que en estas tierras debe nacer un Libertador, porque
Bolívar es la Espada de la Promesa de “La Reina del Sur” levantada en hombres
y naciones, que ven la Luz de su Esencia. Que levanta a quien es llamado,
duerme o ha muerto y resucita. Levanta a quien desconoce que puede caminar y
ve sus pies y camina. Levanta al que es llamado y que encuentra donde está la
voz que le dice: ¡levántate, Lázaro, y camina! Levanta a quien escucha la voz
que le llama, porque “la oveja conoce la voz del pastor” de la Libertad de la Gran
Colombia, que es Bolívar quien entregó su vida y dejó abierto su sepulcro para
regresar y levantar a los demás hombres que le siguieron y hoy están otra vez
con él.

…Es el Bolívar que salió en 1812 de Caracas, con un terremoto en su


corazón, llegando a Cartagena para ascender por el Río Magdalena y regresar a
Venezuela en su “Campaña Admirable”: ese es el Bolívar que nace en Caracas el 24
de julio de 1783; el Bolívar de la Profecía y vientre de La Reina del Sur, el
mismo que al momento de su bautizo, efectuado por su pariente, el Canónigo
Juan Félix Jerez de Aristiguieta, al instante de tomar la cabecita del niño, dice a
los presentes: SU NOMBRE SERÁ: Simón José Antonio de la Santísima
Trinidad... “porque este será el “Simón Macabeo” de América, un niño, hombre y
promesa”. Y dijo esto evocando las andanzas históricas de Judas Macabeo, ese
guerrero judío que luchó por su territorio y cultura, figura en la que Don Félix de
Aristiguieta cifraba las esperanzas de que sería “Simón”, un sinónimo de
“Judas” el judaísmo, así pensaba, porque Aristiguieta era marrano, de los
venidos a invadir nuestras naciones, pero la providencia lo tenía como antónimo
de quien haría tal papel en estas tierras solícitas de libertad, y no de los
6
Es la Advertencia y Revelación Final
ESENCIA Y ESTIRPE ESPIRITUAL DE LA GRAN COLOMBIA
españoles del Rey del que debían de emanciparse los mantuanos para tener sus
dominios, porque mantuanos también era marca de marranos –la burocracia
hoy- y ellos se consideraban independientes del poder español, teniendo en
mente un nuevo Imperio judío en las colonias de América del Sur, que se
comprueba por la influencia de la masonería en su emancipación, partiendo de la base
de que Francisco de Miranda era merkabiano y quien inicia la revuelta en Venezuela; de
que también eran masones “los libertadores” José de San Martín, Hidalgo y Castillo
quienes en 1810 causan la independencia de México, y que Simón Bolívar fue iniciado
en esta Orden infiltrada en las Colonias, desde mandos como “la Santa Garduña”, la
que tuvo estrecha colaboración con los emancipadores, realizando cuantas acciones
fueran oportunas para lograr sus fines de la Logia Lautauro… El cuento de que Colón
descubrió América, ya ha pasado hoy a ser una ingenuidad en la que los
merkabianos siguen sustentando el engaño a los países destrozados por la
invasión. Los habitantes de aquellas tierras hacía tiempo que esperaban la vuelta de
los Viracochas, que personificaban a los dioses blancos que los habían visitado en el
pasado, los que estaban conectados con la llegada de los navegantes vikingos, quienes
llegaron a Canadá; posteriormente se desplazaron hacia México, para expandirse por
algunas zonas de Centroamérica y el Sur, pues huellas de sus pasos genéticos, se
encuentran en algunas tribus del Brasil y el Ecuador, donde todavía existen gentes
indias con cabellos, ojos y rostros vikingos.

Luego aparece el viaje de otros europeos al Nuevo Continente, ya para el año 877,
de unos monjes irlandeses pertenecientes a una Orden secreta conocida como
«Culdea», que ya exploraban este Continente, siguiendo los mapas vikingos y los que
venían desde el Templo de Salomón, del viaje que los marineros habían hecho de Ofir,
para llevar oro al templo: “Porque Hiram le había enviado naves por mano de sus
siervos, y marineros diestros en el mar, los cuales fueron con los siervos de Salomón a
Ofir, y tomaron de allá cuatrocientos cincuenta talentos de oro, y los trajeron al rey
Salomón” (2 Cron.8:18)… De los mapas de Ofir, de los vikingos y de Caldea, al
Nuevo Continente, consultó Colón antes de realizar sus viajes, pues los mismos estaban en
las manos de la Orden militar del Temple de Salomón, que tras la caída del reino de
Jerusalén, era el plan de asentarse en el Nuevo Mundo, por lo cual Colón fue enviado a
buscar “un refugio” en América, para el Priorato de Sión, la Sangre Real de la rebelión: y
esto se puede comprobar en los símbolos que el conde de Saint Clair, un judío
templario ordenó en 1446, edificar y grabar en una capilla en Escocia, a diez kilómetros
de Edimburgo. La capilla en su numerosa simbología esotérica, tiene además en sus
muros, relieves esculpidos de mazorcas de maíz y plantas americanas que en aquella fecha
no se conocían en Europa; pues el descubrimiento «oficial» de América, aconteció el
12 de octubre de 1492, es decir, 42 años después de la fundación e inauguración de la
citada capilla; pero la prueba más contundente es la forma de la colonización, llena de
muerte, robo, traición, destrucción de los archivos de las Indias como lo hizo el arzobispo
de Landa, en Méjico, al quemar los Códices Mayas en tal cantidad, que ardieron durante
15 días. Se puede comprobar en la muerte de Atahualpa, y en las bulas Papales, donde el
Papa Romano se otorga ser dueño de estas tierras y sus almas, pues todos los gobiernos
7
El Último Carabobo de los Espíritus Inmortales
LA GRAN MEMORIA RAM II

de Europa que enviaron tal incursión, eran judíos, la invasión en plena conquista, para
destruir nuestra Esencia Espiritual… esto revela ahora el Manantial de Luz.

ESCONDRIJO EN LAS AMÉRICAS


Los primeros colonos que arribaron al Continente Americano, después del
Descubrimiento, tenían más de un motivo para embarcarse en aquella aventura
transatlántica. El principal era “la falsa persecución”, a la que estaban sometidos los
judíos-marranos por los reyes de España y Portugal; pues España, Francia, Portugal,
Inglaterra, Italia y otros reinos europeos en sus sinagogas, ya habían decidido la
invasión a los territorios de Ofir, por lo cual se enmascaró tal plan como ahora lo es
“la Globalización” y se creó la especie de “perseguidos por el poder establecido”, y
entonces los marranos, llegaron como “conquistadores” al Nuevo Continente, una
forma de matar a diestra y siniestra a los habitantes naturales de estas tierras libres de la
rebelión de las estrellas. Llegaron disfrazados de conde-nados por sus creencias
religiosas, políticas o filosóficas, pero también, camuflados entre los que cometieron
delitos comunes en sus países de origen. A muchos de ellos se les conmutaba la pena a
cambio de que se establecieran en las colonias de América. Y así muchos merkabianos
marcharon voluntariamente a “preparar el terreno de las Colonias”, para crear el
destino oculto de las conspiraciones y sociedades secretas, como “la Orden de la
Búsqueda”, que se estableció en América en 1625 y a la que más tarde pertenecería
Benjamín Franklin, o como la del Yelmo con sus vinculaciones templarias, o de los
Illuminati.

LA GRAN MEMORIA RAM


…Así también llegó el hombre y nombre de Bolívar, el Designio de la Gran
Memoria Creadora de Simón -que llegaba para combatir esta invasión- quedó sobre
aquella cabecita y éste creció en símbolo y poder, ya cuando el niño conoce a
Simón Rodríguez, del que hereda la vena de la libertad para la Estirpe
Americana y no para las intenciones del Canónigo Juan Félix Jerez. Y así, ese
Simón crece con un rumbo no esperado por la familia Bolívar, esto se debió a la
intervención de la Providencia de los Soles de la Paloma que aquí veo dirigir los
designios humanos, como escribió el Profeta Daniel 2:20-23 en su época de
Babilonia cuando dijo: “Sea bendito el nombre de Dios de siglos en siglos, porque
suyos son el Poder y la Sabiduría. Él muda los tiempos y las edades; quita reyes, y pone
reyes; da Sabiduría a los sabios, y la Ciencia a los entendidos. Él revela lo profundo y lo
escondido; conoce lo que está en tinieblas, y con él mora la luz”... que es el mismo
sentir de Bolívar, cuando juró al Dios de sus padres… “A ti, oh Dios de mis padres,
te doy gracias y te alabo, porque me has dado sabiduría y fuerza”. Bolívar al nacer,
quedó huérfano y su madre sustituta, fue el corazón y leche de la negra Hipólita.
Allí se mutó su “sangre mantuana o real” por la Esencia de la Gran Colombia:
este es el Designio del Supremo, en el que ningún hombre ni bestia puede
intervenir tratando de cambiar, como lo quiso hacer el judío Marx, quien dijo de
Bolívar: “es un solouque” (criminal golpista), comparándolo con aquel dictador
de la época del Caribe… Hipólita lo alimentó, le dio su leche y en ella su amor
8
Es la Advertencia y Revelación Final
ESENCIA Y ESTIRPE ESPIRITUAL DE LA GRAN COLOMBIA
cargado de negra esclavitud y ansias de libertad, por lo tanto, su sangre de la
Memoria Original del Universo, de los linajes humanos de este planeta. Así en
él, comenzó a correr por sus venas la solicitud de los oprimidos; se hizo NEGRA
DE PIEL Y MESTIZA DE SANGRE SU CONSCIENCIA, COMO LA GRAN
COLOMBIA; mestiza del negro y el indio esclavizado por el mantuano marrano
conquistador, el asesino de las Colonias que aun -Bush Uribe-García- intenta
sumirnos por vez final, en muerte y destrucción, y esto es lo que Simón de la
Santísima Trinidad sintió cuando liberó de la jaula aquellos pajarillos, esos
espíritus-hombres universales presos en la cárcel de la invasión de este planeta.
Él pudo leer LA GRAN MEMORIA RAM, donde está escrita cada página de
este Libro y los libros de justicia, Memoria que es la consciencia para todos los
hombres universales, a los cuales se les ha dicho desde hace miles de años:
“Estáis hechos con partes del infinito y partículas de las estrellas pero no lo sabéis
porque estáis dormidos”. Entonces Simón, logró comprender y magnificar ese
Poder de las “partes y partículas” en él, para dar el mismo derecho a los demás
terrestres y en este caso a sus compatriotas, los nacidos en estas tierras
esclavizadas por la invasión… “Y es a vosotros, a cuantos pueden comprender esta
potestad, a quienes se os ha dado toda condición universal y todo poder sobre esta
Tierra”… y por comprender LA GRAN MEMORIA RAM, la Esencia de sí y de
las humanidades, pudo escribir luego La Carta de Jamaica de 1815: “Es una
idea grandiosa pretender formar de todo el mundo nuevo una sola nación con
un solo vínculo que ligue sus partes entre sí y con el todo. Ya que tiene un
origen, una lengua, unas costumbres y una religión, debería por consiguiente
tener un solo gobierno que confederase los diferentes Estados que hayan de
formarse”... La Proclama de Cartagena en 1812, el sentir del Delirio del
Chimborazo en 1822, pudo, logró y cumplió el propósito de la Gran Colombia,
como ahora cumplen quienes pueden leer y aplicar en sus naciones, ESTE
EDICTO UNIVERSAL, que es la Esencia de nuestra Estirpe Espiritual.

…La familia muchas veces se preocupaba, porque “Simón contrariaba sus rígidas
costumbres” que llevaba en su escudo de armas, el símbolo de los corazones de su
clase aristócrata para el Designio, EL PALPITAR DEL ALIENTO DE LA
GRAN PALOMA. Cuando él paseaba a pie o a caballo con otros jóvenes
caraqueños, cuando visitaba a los pobres y enfermos y aprendía de Simón
Rodríguez, el Robinsón de la rebeldía y juramentos extraños… Ahora tiene otro
rumbo, es el que la Providencia le insufla, cuando responde a la misma
naturaleza de la blanca leche de Hipólita: “lucharemos contra ella y haremos que nos
obedezca”; que es el Designio de los Cuatro Soles de Columbae, el que se
manifestó en Viterbo de Tunja, en 1813, cuando aquel baquiano que le conducía
a Bogotá, resultó ser el esposo de la mujer, que en sueños vio, como una de sus
yeguas de la cuadra de caballos estaba preñada de un potro blanco, y que en él,
un general muy poderoso, recorrería las Colonias, dando la libertad a los indios,
mulatos y a sus naciones. Llegan a Bogotá y al apearse del caballo, el Libertador
le dice al hombre: ¡Dígale a Casilda que me guarde el caballo!
9
El Último Carabobo de los Espíritus Inmortales
LA GRAN MEMORIA RAM II

Casilda esperaba al hombre de su visión, y es luego en Boyacá, el 7 de agosto


de 1819 y en medio del fragor de la batalla, que Casilda le envía con su marido
el corcel enjaezado y él lo recibe y lo monta exclamando: ¡A la Carga! ¡A la Carga!,
y con él entra otra vez a Caracas y recorre la Reina del Sur; porque deja de ser
“Simón Macabeo”, aquel quien celando a su pueblo, sólo defendió el ritual de
su religión hebrea, por la que murieron su pueblo y los demás vecinos. Es ahora
el Bolívar que piensa y hace con base en su propia identidad, que manifiesta en
el Congreso de Angostura, el 15 de febrero de 1819: “Yo imploré la protección del
Dios de la humanidad, y luego la redención disipó las tempestades”. La leche de
Hipólita lo engendró en el vientre de la Gran Colombia.

A partir de ese momento: LA PROVIDENCIA “porque está visto que hay una
providencia especial para mí”, dice en Quito el 11 de mayo de 1827, como él solía
llamar a la fuerza por sobre sus anhelos; el Designio, anula prácticamente el
nombre de Simón y lo convierte en Bolívar, le da el título de Padre de la Patria,
el Libertador, el que dormía en hamaca, sobre un cuero o su capa en el suelo,
muchas veces sólo seis de las 24 horas del día. El que según la necesidad,
caminaba con sus soldados, comía sin sal como ellos, marchaba arengando a sus
hombres por fangales, fríos y ventisqueros, que usaba el mismo ropaje de todos
y muchas veces “pobre”, como lo reseña Blanco-Azpúrua; cuando el Presbítero
José Feliz Blanco, llegó a verlo en Angostura, el 17 de noviembre de 1817,
encontró al Libertador con su calzado roto y sus pantalones llenos de agujeros;
el diestro y atrevido jinete que en las batallas estaba en cada lugar o el generoso
que vaciaba su bolsa para darle el último doblón a cualquier oficial que le pedía
algo a cuenta de su salario; el honesto servidor público, el cálido y excelente
orador y hablador, extraordinario hombre, conocedor profundo del corazón
humano... “se verá que yo he respetado a todos y no me he inclinado a nadie”... ya era
el Libertador, el Bolívar de ímpetu frente a la derrota de Pantano de Vargas, que
Barreiro le mostraba, mientras con voz inmutable, dice al Coronel Rondón, al
bravo llanero que antes combatía contra él a las órdenes de Boves, al mismo que
antes vio sangrar la Patria en contra de él: le dice en inspiración y espíritu:
¡Salve Usted la Patria!

La leche de Hipólita le dio el espíritu mestizo de las batallas y libertades


justas para los oprimidos y ya nunca más fue mantuano y este es el designio que
en resumen, también le sucede a Pedro, Juan y los apóstoles hebreos como
Nostradamus, el que refiere en sus Cuartetas sumadas como todas sus profecías
sobre “El triunfo de la Gran Verdad” de la cual dice el Visionario Francés:
“que cuando el sol llegue al 20° del Toro, es decir, el día once de mayo, de la fecha
puntual -2013-, la Tierra temblará y se tragará a todos los espectadores; mientras tanto
el aire se oscurecerá y caerán sobre la Tierra las más densas tinieblas y Dios, con sus
legiones de ángeles y de santos, arrollará y arrumbará total-mente a la demoníaca
criatura -Satanás- que había querido escalar el cielo. Acometido y atacado por el rayo
10
Es la Advertencia y Revelación Final
ESENCIA Y ESTIRPE ESPIRITUAL DE LA GRAN COLOMBIA
celeste, el Anticristo se desplomará en la arena inca-paz de llevar a cabo las maravillas
de las que había osado resumir, se abismará en las entrañas de la tierra, vencido y
derrotado. La justicia de Dios se abatirá entonces sobre los sabios de Satanás y causará
entre los hombres una terrible carnicería. De esta manera el gran nieto del judaísmo, es
decir, el Anticristo descendiente de la sinagoga, será constreñido a dejar la Tierra para
nunca jamás volver a ella. Entonces triunfará María -La Reina del Sur-, Madre de Dios (a
la que Nostradamus indica como una curiosa perífrasis, siendo «maría» el plural del
nombre latino «mare»), de la cual se ha dicho que «las puertas del Infierno no
prevalecerán contra ella».

El Anticristo, descendiente de la tribu judía de Dan y su inspirador, Satanás,


temblarán ante el juicio que les espera. Nostradamus ratifica y sanciona la fecha de
cuando va a suceder todo esto: transcurridos veinte años santos o jubilares, lo cual
equivale a decir después de veinte siglos de la fundación de la iglesia (indicada por el
vidente, como de costumbre, con el nombre de Luna, ya que Cristo es el verdadero Sol
que ilumina con su luz a la iglesia, como el caso de nuestro satélite), o sea, en el año
siete mil del calendario judío, calculado a partir de la expulsión de Adán y Eva del
paraíso. Aquel año (2013), otro retendrá la monarquía; lo cual significa que el sol dejará
de iluminar a la Tierra; mi profecía entonces añade Nostradamus- se habrá cumplido.
En aquel período próximo al acabamiento del segundo milenio, los muertos que
estarán en sus tumbas se presentarán de nuevo ante la presencia de Dios y las
espantosas hecatombes que tanto habrán afligido y atormentado al mundo aparecerán
como uno de los medios purificadores de los que Dios se ha valido para realizar sus
propios designios y no ya como una tragedia de la Humanidad, salvada y redimida
Un gran juez –El Anciano de Días o Gran Dios de Colombia- juzga los tiempos
pasados, lo mismo que el presente, y pronunciará su sentencia para los vivos y para los
muertos, y todos aquellos que no comprendieron la palabra de Dios serán por Él
repudiados.

Finalmente Nostradamus, después de precisar que, conscientes de lo que les


aguarda, los hombres considerarán el día de su muerte no ya como algo triste, sino
como un momento de gran regocijo y como un nacimiento a la vida espiritual. Concluye
diciendo que el Espíritu Santo llenará de gozo y de felicidad a aquellas almas, que por la
victoria tan meritoriamente alcanzada, tendrán derecho a contemplar en toda su plenitud
el esplendor del Verbo” (Centurias de Miguel de Nostradamus).

…Es Bolívar, el mismo que ve sufrir la muerte a sus hombres en los campos
de batalla, o en la traición, como la de Anzoátegui en Pamplona y la de Sucre en
Berruecos; atentados tendidos astutamente desde la judeo masonería de Bogotá,
Caracas y que ejecutaron fielmente Bogotá, Lima y Quito. Este Bolívar para el
que la traición y el arsénico escondían su muerte y que ahora podemos revisar
concienzudamente en las diferentes crónicas y más, en la secuencia que escribe
“Jenaro Jiménez Nieto”, de esos 17 días históricos en Santa Marta. El Bolívar de
cada uno de los pasos de las 18 huellas mortales del arsénico o del
11
El Último Carabobo de los Espíritus Inmortales
LA GRAN MEMORIA RAM II

envenenamiento que desde aquí, de los cristales de Memoria, veo cómo y


quiénes lo hacen…
“El Libertador llegó a Santa Marta el Primero de Diciembre de 1830 a las siete y
media de la noche, en una pequeña falúa impulsada a remos, que atracó frente al
Parque erigido en homenaje al Almirante José Prudencio Padilla. El estado de salud de
Bolívar era tan deplorable, que sus más adictos acompañantes lo condujeron en una silla
de brazos hasta la Casa del Consulado Español, o Tribunal de Comercio, situado en la
esquina de la Calle Catorce, o de La Cárcel, con Carrera Segunda, a donde ya cadáver,
permaneció entre el 18 y el 20 de Diciembre, cuando fue sepultado en la Catedral, lugar
donde sus despojos permanecieron hasta el año de 1842, cuando fueron trasladados a
Caracas, cumpliendo lo dispuesto por el Libertador en la Cláusula Décima del
Testamento”.

LLEGA A SANTA MARTA


“La primera estancia de Bolívar en la postrera ocasión de su llegada a Santa Marta, en
la Casa del Consulado Español, transcurrió entre el Primero de Diciembre a las siete y
media de la noche, hasta la tarde del seis del mismo mes, cuando se dispuso el traslado
a la casa de la Hacienda de San Pedro Alejandrino, recorrido que se hizo por la Carrera
Segunda, pasando por la Calle 16, o de Santo Domingo, donde se detuvo el cortejo
brevemente. En la esquina que forman las mencionadas calle y carrera en una casa de
dos pisos que todavía se conserva, vivían Don Joaquín de Mier y su esposa, la señora
Isabel Rovira De Mier, linajuda dama nacida en Popayán.

Conocedora la esposa de Don Joaquín, que Bolívar iba camino de su último refugio,
se produjo el siguiente diálogo:
“-Detente un momento,- le dijo la señora en francés a su esposo- y tráenos al Libertador
para que conversemos con él.
“-Imposible: repuso su marido. ¿No ves su estado? No puede dar un paso.
Bolívar, inclinándose, interrumpió en castellano:
“-Señora: aún me quedan alientos para ir a besar a usted las manos…”
La Señora Isabel Rovira De Mier bajó y, sentándose al lado de Bolívar, lo acompañó
hasta la Hacienda de San Pedro Alejandrino.
Este recorrido, entre la Casa del Consulado, hasta el histórico sitio donde falleciera el
Héroe el 17 de Diciembre de 1830, a la una, tres minutos y cincuenta y cinco segundos,
se hizo en el coche, o berlina, que se conserva en el patio de la casa campestre que era
de propiedad del anfitrión.

¿Cómo se produjo la venida de Simón Bolívar a Santa Marta, y no ocurrió el viaje que
tenía proyectado a Europa, para alejarse de sus malquerientes que le hicieron incómoda
su permanencia en Santa Fé de Bogotá? Su Lugarteniente, el General Mariano Montilla,
que cultivaba relaciones de amistad con Don Joaquín de Mier, le escribió desde
Barranquilla solicitándole hospitalidad en la Hacienda de San Pedro Alejandrino para el
Libertador, debido a varias razones, entre ellas la delicada salud por la que atravesaba.

12
Es la Advertencia y Revelación Final
ESENCIA Y ESTIRPE ESPIRITUAL DE LA GRAN COLOMBIA
Bolívar tenía en mente alejarse de Colombia. Pretendía no escuchar las voces de
ingratitud que se levantaban de los mismos criollos que debieron a su espada, y a su
genio, la libertad conseguida después de la Batalla de Boyacá, ocurrida el 7 de Agosto
de 1819. Esa circunstancia de su precaria salud, y la pobreza que lo caracterizaba,
hicieron que el General Mariano Montilla pensara en una solución viable, cual era
encontrar un lugar apacible en que se apagara la llama que empezó a iluminar el suelo
de estos países el 24 de Julio de 1783, día del nacimiento del futuro Libertador.

La respuesta del Señor De Mier para el General Montilla, era la que podía esperarse
de un caballero que, no obstante su nacionalidad de español, admiraba al caraqueño que
había logrado la libertad de los futuros países Bolivarianos. De Mier puso a las órdenes
del General Montilla su buque “Manuel”, que salió del puerto marítimo de Sabanilla, en
las cercanías de Barranquilla.
Los leales seguidores de Bolívar en este momento definitivo fueron los Generales
Mariano Montilla, José María Carreño y Laurencio Silva. El doctor Manuel Pérez de
Recuero, Auditor de Guerra y Marina del Departamento. El Coronel José de la Cruz
Paredes. El Coronel Belford Hinton Wilson, Edecán. El Capitán Andrés Ibarra, también
Edecán del Libertador. El Primer comandante de milicias de Barranquilla y Soledad, Juan
Glen. El Capitán de la Guardia del Libertador, Lucas Meléndez. El Teniente de la misma
Guardia, José María Molina, y el Teniente Fernando Bolívar, sobrino del Libertador.
…Al llegar a Santa Marta el primero de Diciembre, a las siete y medía de la noche,
estaba amoratado, enflaquecido hasta el extremo que su peso oscilaba en las cincuenta
libras. No podía caminar, tal era su postración. El único cordón que lo ataba a la vida,
eran sus deseos por la unión de los americanos, según lo expresó en la Última Proclama.

ALEJANDRO PRÓSPERO REVEREND


En el mes de julio de 1824, había llegado a Santa Marta el Doctor Alejandro Próspero
Reverend, nacido en la población de Falaise, en la antigua Provincia de Normandía
situada al Noroeste de Francia. Dentro del afán de pretender revaluar lo que la crónica y
los historiógrafos han afirmado, últimamente se ha dudado de los estudios académicos
del Médico del Libertador. Pero la tradición afirma que estudió en la Facultad de Medicina
de País, donde fue discípulo del Doctor Guillermo Dupuytren, destacado cirujano que
vivió entre 1777 y 1835.

Como republicano que era, el Doctor Reverend se exilió de Francia durante la


restauración de los Borbones y se radicó en Santa Marta, atraído por las noticias
relativas a la emancipación americana.
En el mes de julio de 1824, consolidada la libertad en nuestro hemisferio, se domicilió
en Santa Marta, a donde se sometió a las reglamentaciones que se exigían para el
ejercicio de la profesión. Su deseo de ser nombrado médico de la ciudad, fue satisfecho
por el Ayuntamiento, con la condición de ser reconocido por la Facultad Nacional de
Medicina, que funcionaba entonces en Cartagena.
Allí se sometió a los trámites de rigor un año después, -siendo examinado por los
Profesores Ignacio Carreño, Dionisio Araújo y José Manuel Vega quienes lo aprobaron.
13
El Último Carabobo de los Espíritus Inmortales
LA GRAN MEMORIA RAM II

De regreso de las pruebas en que salió triunfante, ejerció como médico de la comunidad,
de la Junta de Sanidad y del Hospital Militar, hasta que en 1830 fue designado por el
General Mariano Montilla, Cirujano Mayor del Ejército.

En la segunda y última edición de su Libro “El Ocaso de Bolívar”, recuerda el


historiador Don José Ignacio Méndez, los siguientes datos del Médico del Libertador: El
Doctor Reverend fue nombrado en 1838 Vice-Cónsul de Francia en Santa Marta. El
Gobierno de Venezuela, en 1867, dispuso que se acuñara una medalla de oro, circular,
con 28 líneas de diámetro y una media de espesor, que llevara en el anverso el busto de
Bolívar con la siguiente inscripción: “Nació en Caracas el 24 de Julio de 1783. Murió en
Santa Marta el 17 de Diciembre de 1830”. En la orla tendrá doce diámetros equidistantes
y al pie de cada uno de ellos irá grabada cada una de las letras que forman el nombre de
Simón Bolívar. En el reverso contendrá el busto del Gran Ciudadano Mariscal con la
siguiente inscripción: “Juan C. Falcón, Gran Ciudadano Mariscal, Presidente de
Venezuela”. Y en contorno del mismo busto esta otra: “Venezuela agradecida a Alejandro
Próspero Reverend”.

“En 1874 condecoró el Gobierno de Venezuela al último médico de Bolívar con el


busto del Libertador y le asignó pensión de Cirujano Mayor del Ejército.
“Falleció en Santa Marta el día Primero de Diciembre de 1880 a la edad de 84 años y el
quincuagésimo aniversario del día en que se hizo cargo de asistir al Libertador. “Los
restos del Doctor Reverend se depositaron en una bóveda de su propiedad en el
cementerio de Santa Marta. Allí permanecieran si los que usufructuaban los bienes que
dejó el doctor no los hubieran exhumado para vender la bóveda.

“Don Carlos González Rubio, miembro fundador del Centro Bolivariano del Atlántico
tuvo un plausible empeño en la búsqueda de los restos del doctor Reverend en el
cementerio de Santa Marta, labor que fue coronada por el éxito y en la que prestó su
colaboración inhumando solemnemente las venerables reliquias del ilustre galeno
francés en una bóveda construida expresamente en la capilla de la Quinta de San Pedro
Alejandrino. “La ley 79 de 1830” honró la memoria del Doctor Reverend y dispuso erigirle
un busto en bronce en la Quinta de Bolívar de Bogotá.

“En 1950 la Sociedad Bolivariana de Colombia le hizo donación a la Quinta de San


Pedro Alejandrino de un busto de bronce del Doctor Reverend, el cual fue inaugurado el
6 de septiembre del mismo año, con asistencia del Gobernador del Departamento del
Magdalena doctor Juan. A. Benavides Macea y sus Secretarios, el Alcalde de Santa
María, los miembros del Centro de Historia, una delegación del Centro Bolivariano del
Atlántico, encabezada por su Presidente, Monseñor Pedro M. Revollo y un grupo de
señoras y caballeros…”
El testimonio de credibilidad, de los últimos diez y siete días de la vida de Bolívar, se
debe a la pluma de su médico, quien escribiría treinta y tres Boletines, desde el Primero
de Diciembre, hasta el Diecisiete del mismo mes, en que relata las reacciones del
paciente. He aquí la semblanza que dejó sobre Bolívar, escrita en aquel lapso”.
14
Es la Advertencia y Revelación Final
ESENCIA Y ESTIRPE ESPIRITUAL DE LA GRAN COLOMBIA

… “Introducido poco después por el General Mariano Montilla cerca del augusto enfermo,
cuyo rostro pálido, enflaquecido, cuya inquietud y agitación continua en su cama
indicaban violentos padecimientos, me sentí fuertemente conmovido, y no me fue difícil
conocer a la simple vista lo grave de la enfermedad, por el rango y prestigio del sujeto se
acrecentaban en mi ánimo las dificultades para emprender una cura que me parecía
asombrosa. Sin embargo, me alentó algo el modo benigno con que me trató el
Libertador, diciéndome que por un amigo suyo, el señor Juan Pavajeau en Cartagena,
sabía que podía tener confianza en mí, y que, a pesar de su repugnancia a los auxilios
de la medicina, él tenía la esperanza que yo le pondría bueno, por ser su cuerpo virgen
de remedios (sic). En esta primera conversación, que tuvo lugar, ya en castellano, ya en
francés, me enteré que el había desdeñado la asistencia de los médicos al principio de
su enfermedad, que comenzó con un catarro (1) en Cartagena, curándose él mismo
como lo acostumbraba, mediante un tratado de higiene que siempre llevaba consigo y
que él había venido embarcado para desocupar su estómago cargado de bilis (2) por
medio del mareo (3), así como lo logró. Error funesto, pues estas violentas contracciones
del estómago (4) irritaron y fatigaron su temperamento esencialmente nervioso (5),
aumentando más bien la flogosis (6) de los pulmones”.

LA GOLETA GRAMPUS
“En la conferencia médica que tuvimos juntos el Doctor M. Night, cirujano de la goleta
de guerra “Grampus” de los Estados Unidos de Norte América, que escoltó desde
Sabanilla a S.E. El Libertador, de común acuerdo fuimos de parecer que la enfermedad
del General Bolívar era un catarro (7) pulmonar crónico. Convinimos entonces del
método curativo correspondiente, bien que por mi parte yo no tuviera tanta esperanza
como mi colega dio la eficacia de los medicamentos recetados. En el curso de mi
práctica varias veces he observado (y tal vez lo mismo habrá sucedido a otros
facultativos) el optimismo de ciertos profesores que de paso concurren a una junta
medicinal, infundiendo a los dolientes esperanzas de un buen éxito de la enfermedad,
mientras que el perplejo médico de cabecera, cargando con toda la responsabilidad,
queda desalentado y solo para luchar contra unos males (8) incurables. En esta situación
me dejó el Doctor Night cuando se marchó el día 5 de diciembre con la goleta
“Grampus”. Relata Don José Ignacio Méndez en la obra citada, que el día 2 acordaron
los dos facultativos, Reverend y Night, un método curativo consistente en expectorantes,
(9) narcóticos y “una pequeña dosis de sulfato de quinina para entonar el estómago”.
Pero el enfermo repugnaba (10) los remedios y aún los alimentos. Estaba desvelado
(11), desvariaba (12). El día siguiente (3 de diciembre), según cuenta el Doctor
Reverend, hubo una ocurrencia en la habitación del Libertador, bastante curiosa, que
demuestra la delicadeza del olfato (13) de Bolívar. El caso fue el siguiente: Uno de sus
más adictos amigos, el General J. M. Sardá, se le presentó para hacer una visita de
despedida. Sardá, después de haber saludado, tomó un asiento cerca de la hamaca en
donde estaba acostado el Libertador, quien le dijo pausadamente:

“General, aparte de mi un poco su asiento”.


15
El Último Carabobo de los Espíritus Inmortales
LA GRAN MEMORIA RAM II

Sardá se reculó algo. “Un poco más”. Así lo hizo.


“Más todavía”, repitió Bolívar.
Algo alterado, dijo entonces Sardá: “Permítame V. E. que no creo haberme ensuciado”.
“No tal, es que usted hiede a diablos”.
¿Cómo a diablos?” “Quiero decir a cachimba”.
Sardá, que no se cortaba fácilmente, con voz socarrona dijo: “Ah: mi General, tiempo
hubo en que V. E. no tenía tal repugnancia cuando doña Manuela sí olía a diablos
cuando ella montaba a caballo durante días y usted así la besada…”
“Sí, otros tiempos eran, amigo mío”, contestó Bolívar; “ahora me hallo en una situación
tan penosa, sin saber, lo que es peor, cuándo saldré de ella”.
Todo esto ocurría, antes de ser trasladado Bolívar a la casa campestre de Don Joaquín
De Mier. La escena con el General Sardá tuvo como teatro la Casa del Consulado.

Se entabló un diálogo entre el facultativo y el asistente del glorioso paciente: “Tengo


el mayor interés en saber de usted, doctor, cuál es su concepto sobre la enfermedad del
Libertador; dígame la verdad francamente y sin rodeos”.
Le inquiere el General Mariano Montilla, al Doctor Reverend. Señor General, con el más
profundo sentimiento participo a V. E. que la enfermedad del Libertador no tiene (14)
remedio, pues en mi concepto, como facultativo, la considero como tisis (15) pulmonar
llegada a su último grado (16), y ésta no perdona. “Al oír estás palabras el General, se
dio una fuerte palmada en la frente echando un formidable taco, al mismo tiempo que las
lágrimas se asomaban a los ojos; en seguida se metió en su aposento. Dejándome solo
a mis reflexiones”. En la tarde del día 6 se dispuso el traslado del Libertador a San Pedro
Alejandrino, mientras se le alistaba un sanatorio más apropiado en clima templado en la
hacienda “Minca” que está en las faldas de la Sierra Nevada, también de propiedad de
Don Joaquín de Mier.

Sostiene el Doctor Reverend que “el corto viaje a San Pedro y el aire del campo le
produjeron al enfermo una mejoría efímera; pasó buena noche y amaneció el día 7
contento, con el pulso (17) muy regular y tomó un baño tibio, que le agradó mucho”. Hay
un pasaje que le permite a Bolívar dar evasión a su decepción por el tratamiento de
ingratitud que lo había hecho precipitar su salida de Santa Fé de Bogotá, diálogo que
registra para la posteridad el Doctor Reverend con las siguientes expresiones: “Pero a la
par que, así como la mayor parte de los (18) tísicos, él (Bolívar) aparentaba confianza en
el temperamento más fresco del campo, yo me desconsolaba con la triste idea que
demasiado pronto llegaría la decepción”.

“Como él ignoraba la clase de su enfermedad, había formado el proyecto de trasladarse


hacia la Sierra Nevada poco a poco, o más bien de rancho en rancho. Así es que (sic) se
había hecho cargo el General Sardá de levantar una choza en Masinga, pequeña aldea a
dos leguas de Santa Marta, por ser la temperatura más fresca que la de la Costa; pero
estaba ya decretado por el Altísimo que no la habitaría el ilustre paciente. Sin embargo,
él seguía con sus jovialidades y de cuando en cuando me dirigía la palabra en medio de
la conversación”.
16
Es la Advertencia y Revelación Final
ESENCIA Y ESTIRPE ESPIRITUAL DE LA GRAN COLOMBIA
“Una vez que estábamos solos, de repente me preguntó:
- “¿Y usted qué vino a buscar a estas tierras?”
- “La Libertad”.
- “¿Y usted la encontró?”
- “Sí mi General”.

“Usted es más afortunado que yo, pues todavía no la he encontrado... Con todo,
añadió en tono animado, vuélvase a su bella Francia en donde está ya flameando la
gloriosa bandera tricolor, pues no se puede vivir aquí en este país, en donde hay muchos
canallas (sic)... (hablaba de la masonería que conocía perfectamente como Israel
infiltrado aún en su propio ejército, y la que a escondidas de él, negociaba los
ascensos militares como hoy lo hace para controlar por la fuerza a los inocentes
torpes coroneles y generales, a nuestras naciones). “Fue ésta la única vez que oí
salir de la boca del Libertador palabras mal sonantes contra sus conciudadanos, pues no
se debe admitir como verdadera expresión del pensamiento las incoherencias que
profiere el enfermo en medio de los ensueños o delirios de la fiebre, así como sucedió
una noche que se le escaparon a nuestro enfermo estas entrecortadas palabras:
“¡Vámonos! ¡Vámonos!... esta gente no nos quiere en esta tierra... ¡Vamos,
muchachos!... lleven mi equipaje a bordo de la fragata”-... (Fue el momento que desde
el Manantial de Luz se le mostró como ahora lo vemos, la invasión merkabiana,
contra la que había luchado).
“En otra ocasión que yo estaba leyendo unos periódicos, me preguntó el Libertador:
- “¿Qué cosa está usted leyendo?” - “Noticias de Francia, mi General-”
- “¿Serán acaso referentes a la revolución de Julio?”. - “Si, señor”.
- “¿Gustaría usted ir a Francia?”. - “De todo corazón”.
“Pues bien, póngame usted bueno, Doctor, e iremos juntos a Francia. Es un bello país
que además de la tranquilidad que tanto necesita mi espíritu, me ofrece muchas
comodidades propias para que yo descanse de esta vida de soldado que llevo hace tanto
tiempo”.

LA ÚLTIMA ALOCUCIÓN
…El diez de Diciembre, quienes estaban pendientes de la salud de Bolívar, no
pudieron disimular su angustia. Era menester cumplir con los ritos acostumbrados, entre
ellos el otorgamiento del Testamento, o última voluntad del moribundo. La administración
de los auxilios espirituales estarían a cargo del Obispo de Santa Marta, Monseñor José
María Estévez, y del cura del caserío de Mamatoco, Reverendo Padre Hermenegildo
Barranco.
Hasta el 11 de Diciembre estuvo consciente el Libertador. El 10 otorgó el Testamento
y dictó la Última Alocución. El 11 escribió una carta dirigida al General Justo Briceño,
para rogarle “como la única prueba que le resta por darme de su afecto y consideración,
que se reconcilie de buena fe con el General Urdaneta”.
Antes de transcribir los documentos citados, dejemos que sea el confidente y cronista
por antonomasia, el Doctor Reverend quien despeje las incógnitas que la posteridad
produjo, para rodear de prejuicios el criterio de Bolívar y que dejó expresados el
17
El Último Carabobo de los Espíritus Inmortales
LA GRAN MEMORIA RAM II

facultativo francés en sus Memorias, los siguientes testimonios: “Aunque la enfermedad


no presentaba signos de dolor físico, el paciente solía a veces dar unos quejidos (18)
cuando estaba soñoliento; me acercaba entonces a su cama y le preguntaba si sentía
algún dolor.
- “No”, contestaba muy sosegado.
- “¿Cómo es que se queja V. E.?”
- “Es una manía, nada siento y me va muy bien”.

“Cosa singular: El mal hacía progresos a medida que el enfermo aparentaba seguir
bueno; pues la fiebre (19) iba creciendo, complicándose con delirios (20) fugaces, el hipo
(21), la supresión de la expectoración (22), etc.”
“Este conjunto de síntomas alarmantes formaba para mi un presagio funesto. Enterado
de la situación el General Montilla dijo: “Ya que el Libertador está en peligro, sería
menester que usted le avisase de su mal estado para que arreglase sus cosas
espirituales y temporales”.
“Sírvase, señor General, dispensarme; si yo hiciera tal cosa, ni un momento me quedaría
aquí; eso no es asunto del médico, más bien es del sacerdote”.
“¿Qué haremos, pues?
- “Lo mejor para salir del apuro será llamar al Señor Obispo de Santa Marta; ahí tiene
usted el caballo del Libertador, en un salto avise al doctor Estévez, a fin de que se sirva
llegarse para acá lo más pronto posible”.
“Sobre la marcha vino el ilustre Prelado; que sin tardar se puso a conferenciar a solas
con el Libertador, y al poco rato salió de su aposento. Entonces, dirigiéndose a mí, S. E.
me dijo: “¿Qué es esto, estaré tan malo para que se me hable de testamento y de
confesarme?”. “No hay tal cosa, señor tranquilícese... varias veces he visto enfermos de
gravedad practicar estas diligencias y después ponerse buenos. Por mi parte confío que
después de haber cumplido V. E. con estos deberes de cristiano, cobrará más
tranquilidad y confianza, a la par que allanará las tareas del médico”.

“Lo único que me dijo fue: ¿Cómo saldré yo de este laberinto”?


No fue el lance tan apretado cuando por la noche de este mismo día se le administraron
los sacramentos. Por más tiempo que viva nunca se me olvidará lo solemne y patético de
lo que presencié. El cura de la aldea de Mamatoco, cerca de San Pedro, acompañado de
sus acólitos y unos pobres indígenas, vino de noche a pie, llevando el viático a Simón
Bolívar.

“¡Que contraste! Un humilde sacerdote (cura Hermenegildo Barranco) y de casta


ínfima a quien realzaba solo su carácter de Ministro de Dios, sin séquito y aparatos
pomposos propios a las ceremonias de la iglesia, llegarse con los consuelos de la
religión al primer hombre de Sur América, al ilustre Libertador y fundador de Colombia.
“¡Qué lección para confundir las vanidades de este mundo! Estábamos todos los
circunstantes impresionados por la gravedad de tan imponente acto. Acabada la
ceremonia religiosa, luego se puso el escribano notario Catalino Noguera en medio del
círculo formado por los generales Mariano Montilla, José María Carreño, Laurencio Silva,
18
Es la Advertencia y Revelación Final
ESENCIA Y ESTIRPE ESPIRITUAL DE LA GRAN COLOMBIA
militares de alto rango; los señores Joaquín de Mier, Manuel Ujueta y varias personas de
respetabilidad, para leer la alocución dirigida por Bolívar a los colombianos.

“Apenas pudo llegar a la mitad, su conmoción no le permitió continuar y le fue preciso


ceder el puesto al Doctor Manuel Recuero, a la sazón auditor de guerra, quien pudo
concluir la lectura: pero al acabar de pronunciar las últimas palabras YO BAJARE
TRANQUILO AL SEPULCRO, fue cuando Bolívar desde su butaca, en donde estaba
sentado, dijo con voz ronca: “Sí, al sepulcro… es lo que me han proporcionado mis
conciudadanos, pero les perdono. ¡Ojalá yo pudiera llevar conmigo el consuelo de que
permanezcan unidos!

“Al oír estas palabras que parecían salir de la tumba, se me cubrió el corazón: y al ver la
consternación pintada en el rostro de los circunstantes a cuyos ojos se asomaban las
lágrimas, tuve que apartarme del círculo para ocultar las mías, que no me habían
arrancado otros cuadros muy patéticos. Dicen, sin embargo, que los médicos carecen de
sensibilidad.

“Por más que el facultativo y las personas que rodeaban al Libertador disimulasen su
tristeza y desánimo bajo un semblante sereno y halagüeño, me pareció que el General
Bolívar estaba interiormente algo desconfiado en el buen éxito de su enfermedad, pues
no era tan expansivo como antes y se resistía a veces a tomar las medicinas que casi
siempre eran calmantes suaves. Sucedió, pues, una noche, que su edecán Andrés Ibarra
vino a avisarme que el General se negaba absolutamente a tomar la bebida preparada.
En un instante estuve cerca de la cama del augusto enfermo, a quien presenté yo mismo
el brebaje; y como me dijo que ya estaba aburrido con los remedios y que no quería
tomar más… “Entonces, le dije respetuosamente, si V. E. se resiste a tomar las
medicinas ¿para qué sirve tener al médico a su lado, quien viendo despreciados su
esmero y sus empeños para lograr su restablecimiento, desesperará de continuar una
asistencia infructuosa?

“Viendo que esta reflexión había producido alguna impresión, aproveché el momento
para ponerle en la mano la cucharada, y como él quedaba todavía suspenso sin tomarla:
“Permita V. E. una advertencia: a veces sucede que a consecuencia de unas
incomodidades, impaciencias, etc., se atrasan los progresos en mejorar su salud, y este
daño que V. E. se hace a si mismo, lo lamentamos. “Diga pues que no ande el sol”,
echándome una de aquellas ojeadas fulgurantes. Me incliné admirado, y sin darme lugar
de contestar añadió: “Yo he notado que también se arisca usted, Doctor,” con una
inflexión marcada sobre esta última palabra.
“Es la verdad, lo confieso; pero cuando se trata de la buena asistencia con su persona,
mi General, no reparo siempre en los medios, esta es mi disculpa;” y con eso volví a
encarecerle que tomara la cucharada de la poción que él tenía todavía en la mano. “¿Y
esta cucharada será la última por esta noche? -“Sí, señor”. “Después de haberla tomado,
nos dijo:”
“Ahora está bien, ustedes pueden retirarse a dormir”.
19
El Último Carabobo de los Espíritus Inmortales
LA GRAN MEMORIA RAM II

“Debo explicar lo que dio lugar a que el Libertador me echara en cara mi poca
moderación”. “Uno o dos días antes tuve una fuerte incomodidad por haber notado faltas
en el servicio y apatía de parte de los que me ayudaban en la asistencia para con el
Libertador, y máxime cuando estaba oyendo decir: “Para qué molestar más al enfermo
con medicinas, ya que no tiene remedio y que no pueden salvarle”, y otras expresiones
que lastimaban mi amor propio”.

“Pronto se armó una bulla de voces en la antesala, y acudiendo el General Laurencio


Silva sin saber de qué se trataba, probó amedrentarme, como si yo fuera alguno de la
servidumbre, o si yo estuviere debajo de su mando. Pronto fue su desengaño cuando le
dije: “Sepa usted, General, que estoy aquí solamente para asistir como médico al
Libertador, no en clase de mercenario, sino por mi propia voluntad”. “Seguía el altercado,
cuando se apareció el Coronel Juan Glen que nos puso paz”.

“Ya se aproximaba el día -continúa el Doctor Alejandro Próspero Reverend- en que


iba a desaparecer para siempre el Héroe Colombiano; me manifestó la antevíspera del
fatal acontecimiento el deseo de descansar en su hamaca, y como vi que su mayordomo
José Palacios ni nadie aparecía por más que yo llamase, me ofrecí entonces al
Libertador diciéndole: “Si me lo permite V. E., yo le pondré en la hamaca”. “¿Y usted
podrá conmigo?” -“Me parece que sí”.

“Con precaución lo cogí en mis brazos, y creyendo al levantarle sin reparar su grande
flacura, que yo iba a suspender un peso considerable, hice tal esfuerzo que por poco me
voy de espaldas con un cuerpo que tal vez no pesaba arriba de dos arrobas: la fortuna
que me sujetó algo la hamaca tendida al través del aposento”.

“Ciertamente el ser médico de cabecera del Libertador era un honor muy apetecible,
pero también parece que no era tan lisonjero cargar con la responsabilidad, pues
ninguno de los médicos que había en Cartagena vino a tomar parte conmigo en la
asistencia, por más que el General Montilla, a instancias mías, los llamara por varios y
repetidos oficios. Poco tiempo después de la defunción del Libertador se apareció el
Doctor Francisco Ignacio Carreño excusándose de no haber venido a dar su cooperación
en una asistencia que él consideraba inoficiosa, puesto que mis boletines pronosticaban
el funesto y próximo término, y además que presenciar el fallecimiento de Bolívar era
para él un golpe demasiado sensible. ¿Qué se diría entonces del soldado que sacara
(sic) el cuerpo al combate por temor que se perdiera la batalla?

“Por la ya referida ocurrencia entre el Libertador y Sardá se conoce cuanta era la


delicadeza de su olfato (23), y solía manifestar esta susceptibilidad cada vez que yo me
arrimaba a su cama, pidiendo su frasco de agua de Colonia y diciéndome:
“Usted huele a hospital: sus vestidos, parece que estén impregnados de miasmas que
exhalan los enfermos”.

20
Es la Advertencia y Revelación Final
ESENCIA Y ESTIRPE ESPIRITUAL DE LA GRAN COLOMBIA
“Se excusó de recibir a su boticario, quien desde Santa Marta vino a empeñarse
conmigo para que fuese admitido a presentar sus respetos al Libertador, diciéndome:
“Agradezco mil veces al señor Tomasín todos las cosas buenas que compuso para mí,
pero él viene cargado de tantos olores de su botica que no me hallo capaz de aguantar
todas estas pestilencias. Procure pues, Doctor, hacer que me dispense si no puedo
recibirlo. Arregle usted, en fin, este negocio de modo que él no se resienta, pues vuelvo a
darle las gracias por las preparaciones, y sobre todo las sabrosas gelatinas que él me
compuso en su oficina”. “Tomasin no podía consolarse por más que yo le dijera que
todos estábamos expuestos a sufrir estos mismos desaires, y que debía, lo mismo que
nosotros, compadecerle esta especie de manía.

“Llegó por fin el día enlutado, 17 de diciembre 1830, en que iba a terminar su vida el
ilustre Caudillo, el Gran Bolívar”. “Eran las nueve de la mañana cuando me preguntó el
General Montilla por el estado del Libertador”
“Le contesté que a mi parecer no pasaría del día.
“Es que yo recibí una esquela dándome aviso que el Señor Obispo está algo malo, y
quisiera que usted fuera a verle”.
“Disponga usted, mi general”. “¿Y el moribundo aguantará hasta que usted esté de
vuelta?”. “Creo que sí, con tal que no haya demoras en esta diligencia”.
“Entonces aquí está el mismo caballo del Libertador. A todo escape ida y vuelta; ya usted
sabe, no hay momento que perder”.

“En efecto, cuando volví, conocí que se iba aproximando la hora fatal. Me senté en la
cabecera, teniendo en mi mano la del Libertador, que ya no hablaba sino de un modo
confuso. “Sus facciones expresaban una perfecta serenidad (24); ningún dolor o seña de
padecimiento se reflejaban sobre su noble rostro. Cuando advertí que ya la respiración
se ponía estertorosa, el pulso trémulo casi insensible y que la muerte era inminente, me
asomé a la puerta del aposento, y llamando a los generales, edecanes y los demás que
componían el séquito de Bolívar: “Señores, exclamé, -si queréis presenciar los últimos
momentos y postrer aliento del Libertador, ya es tiempo”.

“Inmediatamente fue rodeado el lecho del ilustre enfermo, y a pocos minutos exhaló su
último suspiro Simón Bolívar, el ilustre Campeón de la libertad sudamericana, cuya
defunción cubrió de luto a su patria, tan bien pintado cuando en su proclama el General
Ignacio Luque exclamaba: “Ya murió el Sol de Colombia”. “A la 1h. 3 minutos y 55
segundos, dejó de existir el Libertador en medio del silencio profundo de aquella
estancia, apenas interrumpido, por los sollozos de los circunstantes quienes
permanecieron algunos minutos en respetuoso recogimiento, no atreviéndose ninguno a
hablar el primero”.

ESTE ERA BOLÍVAR


...El Simón que dio su vida a la Gran Colombia, el que la hizo nacer del
impulso de su corazón, que no conciliaba con la verdadera Esencia de su
Espíritu, de esta verdad que él manifiesta palmaria en su Designio “Simón de la
21
El Último Carabobo de los Espíritus Inmortales
LA GRAN MEMORIA RAM II

Santísima Trinidad”, poco visible y no ocupado públicamente, pero que define su


naturaleza y el porqué de la investidura de Alma de la Gran Colombia y que se
manifestó aquel día que el Libertador, en San Antonio del Táchira, asistía a la
bendición del Santísimo… “Se hallaba arrodillado en fervorosa oración, cuando de
modo impetuoso, en arrebato de irresistible impulso, se levantó precipitadamente,
arrancó la bandera del soporte, suspendiéndola con gallardía, y precipitándola con fuerza
sobre el piso, exclamó: ¡Sólo a vos, Señor, se rinde esta bandera!” (Anecdotario J.M.
Saldarriaga). Este es el hombre que la judeo-masonería ya en septiembre 25 de
1825, en Bogotá, atenta contra su vida y que sobrevive, pero luego no puede
escapar al envenenamiento, que desde Inglaterra y Francia, la sinagoga central y
los Orientes de París y Londres tramaron y ejecutaron paulatimanente por
infiltrados, quienes suministraron el arsénico hasta menguar sus fuerzas, tal
como son sus propósitos de organización criminal que escribieron y sustentan:
“En las logias francmasónicas practicamos los castigos en forma que ninguno
de nuestros correligionarios puede suponérselo, ni siquiera el que condenamos:
TODOS MUEREN CUANDO ES PRECISO. Casi siempre de una muerte en
apariencia natural” (Protocolos de los Sabios de Sión)... envenenamiento que
redujo finalmente las fuerzas del Libertador hasta llevarle a la tumba, punto
álgido que se desconoce, porque ha sido encubierto y desvirtuado por los
cómplices, muchos historiadores, militares, políticos, religiosos, los mismos
merkabianos masones que se esconden dentro de las falsas “SOCIEDADES
BOLIVARIANAS” que por este hecho de traición no son más que un refugio de
apátridas, donde se ostenta prepotente todo grado del “Gran Arquitecto
merkabah”, el que los oculta para ignominia y vergüenza de la Gran Colombia,
los mismos que traman destruirla finalmente con los golpes de estado del
“Orden”. Todos dentro de la tolda masónica de la Gran Colombia, los enemigos
directos, indiscutibles y palpables aunque se hagan inocentes ante esta denuncia
que sale al mundo.

Enemigos del Bolívar que eligió antes y aquella vez al Campo de Carabobo
para la batalla contra los realistas de Venezuela, y dijo: “Aquí atraeré al enemigo y
aquí le batiré”, profecía que se cumplió ayer, que es hoy, porque los atrajo a las
sociedades masónicas y en ellas los bate con su muerte y después de su muerte,
porque ha llegado el momento de derrumbar al enemigo camuflado dentro de las
sociedad históricas de Bolívar: ellos, son los culpables del envenenamiento del
Libertador y del asesinato de Sucre; a comprobarse luego, cuando este Libro, se
encuentre sobre sus mesas, se sentirán calumniados y llorando públicamente
como han hecho los Papas inquisidores por los crímenes cometidos en el pasado.
Habrán de sacar a relucir su santidad e inocencia ante este Libro que les acusa y
ante las pruebas del mundo, que les hunde como la matriarca y patriarcado del
rey del mundo para el cual trabajan con su Globalización Illuminati. ¡Ah que
bueno que lo digan! a los cuatro vientos de esta forma, aseveran su culpabilidad
ante los ojos de la Gran Colombia.

22
Es la Advertencia y Revelación Final
ESENCIA Y ESTIRPE ESPIRITUAL DE LA GRAN COLOMBIA

AUTOPSIA DEL LIBERTADOR

“El 17 de Diciembre de 1830, a las cuatro de la tarde, en presencia de los Señores


Generales Mariano Montilla y José Laurencio Silva, habiéndose hecho la inspección del
cadáver en una de las salas de la habitación de San Pedro, en donde falleció S. E. el
General Bolívar, ofreció los caracteres siguientes:

1° HABITUD DEL CUERPO. -Cadáver a los dos tercios de marasmo, descolorimiento


universal, tumefacción en la región del sacro, músculos muy poco descoloridos,
consistencia natural.

2° CABEZA. -Los vasos de la arachnóides en su mitad posterior ligeramente inyectados,


las desigualdades y circunvoluciones del cerebro recubiertas por una materia pardusca
de consistencia y transparencia gelatinosa, un poco de serosidad semirroja bajo la
duramáter: el resto del cerebro y cerebelo no ofrecieron en su sustancia ningún signo
patológico.

3° PECHO. -De los dos lados posteriores y superior estaban adheridas las pleuras
costales por producciones semimembranosas: endurecimiento en los dos tercios
superiores de cada pulmón; el derecho casi desorganizado presentó un manantial abierto
de color de las heces del vino, jaspeado de algunos tubérculos de diferentes tamaños no
muy blandos; el izquierdo aunque menos desorganizado, ofreció la misma afección
tuberculosa, y dividiéndolo con el escalpelo, se descubrió una concreción calcárea y
regularmente angulosa del tamaño de una pequeña avellana. Abierto el resto de los
pulmones con el instrumento, derramó un moco parduzco que por la presión se hizo
espumoso. El corazón no ofreció nada de particular, aunque bañado en un líquido
ligeramente verdoso contenido en el pericardio.

4° ABDOMEN. -El estómago dilatado por un licor amarillento de que estaban


fuertemente impregnadas sus paredes, no presentó sin embargo ninguna lesión ni
flogosis: los intestinos estaban ligeramente meteorizados: la vejiga, enteramente vacía y
pegada bajo el pubis, no ofreció ningún carácter patológico. El hígado de un volumen
considerable, estaba un poco escoriado en su superficie convexa; la vejiga de la hiel muy
extendida: las glándulas mesentéricas obstruidas: el vaso y los riñones en buen estado.
Las vísceras del abdomen en general no sufrían lesiones graves.

“Según este examen, es fácil reconocer que la enfermedad de que ha muerto S. E. el


Libertador era en su principio un catarro pulmonar, que habiendo sido descuidado, pasó
al estado crónico, y consecutivamente degeneró en tisis tuberculosa. Fue pues esta
afección morbífica la que condujo al sepulcro al General Bolívar, pues no deben
considerarse sino como causas secundarias las diferentes complicaciones que
sobrevinieron en los últimos días de su enfermedad, tales como la arachnóides y la
neurosis de la digestión, cuyo signo principal era un hipo casi continuo; y ¿quién no sabe
23
El Último Carabobo de los Espíritus Inmortales
LA GRAN MEMORIA RAM II

por otra parte que casi siempre se encuentra alguna irritación local extraña al pecho en
las tisis con degeneración de parenchima pulmonar? Si se atiende a la rapidez de la
enfermedad en su marcha, y a los signos patológicos observados sobre el órgano de la
respiración, naturalmente es de creerse que causas particulares influyeron en los
progresos de esta afección. No hay duda que agentes físicos ocasionaron primitivamente
el catarro del pulmón, tanto más cuanto que la constitución individual favorecía el
desarrollo de esta enfermedad, que la falta de cuidado hizo más grave; que el viaje por
mar, que emprendió el Libertador con el fin de mejorar su salud, lo condujo al contrario a
un estado de consunción deplorable, no se puede contestar: pero también debe
confesarse que afecciones morales vivas y punzantes como debían ser las que afligían
continuamente el alma del General, contribuyeron poderosamente a imprimir en la
enfermedad un carácter de rapidez en su desarrollo, y de gravedad en las
complicaciones, que hicieron infructuosos los socorros del arte. Debe observarse en
favor de esta aserción, que el Libertador, cuando el mal estaba en su principio, se mostró
muy indiferente a su estado, y se denegó a admitir los cuidados de un médico: S. E.
mismo lo ha confesado: era cabalmente en el tiempo en que sus enemigos lo hartaban
de disgustos, y en el que estaba más expuesto a los ultrajes de aquellos que sus
beneficios habían hecho ingratos. Cuando S. E. llegó a Santa Marta, bajo auspicios
mucho más favorables, con la esperanza de un porvenir más dichoso para la Patria, de
quien veía brillantes defensores entre los que le rodeaban, la naturaleza conservadora
retornó sus derechos, entonces pidió con ansia los socorros de la medicina. Pero ¡ah!
¡Ya no era tiempo! El sepulcro estaba abierto aguardando la ilustre víctima, y hubiera
sido necesario un milagro para impedirle descender a él. San Pedro, Diciembre 17 de
1830 a las ocho de la noche. Alejandro Prospero Reverend”.

“Acabada lo autopsia del cadáver, fue trasladado sobre la marcha de la Quinta de


San Pedro a la casa que primero habitó el General Bolívar en Santa Marta, fue menester
proceder a su embalsamamiento. Por desgracia estaba enfermo el único boticario que
había en la ciudad. Muy escasas fueron, si no faltaron, las preparaciones que se usan en
semejante caso hallándome solo para practicar esa operación. Se me hizo muy laboriosa
la tarea, máxime cuando se me había limitado un corto tiempo, y que este trabajo se
hacía de noche. Así es que no se concluyó sino cuando era ya de día. Yo iba a retirarme
para descansar de tantas fatigas y desvelos, cuando el señor Manuel Ujueta, a la sazón
jefe político, me hizo presente que nadie en la casa era capaz para vestir el cadáver, y a
fuerza de empeños me comprometió a desempeñar esta última y triste función. Entre las
diferentes piezas del vestido que trajeron se me presentó una camisa que yo iba a poner
cuando advertí que estaba rota. No pude contener mi despecho, y tirando de la camisa,
exclamé: Bolívar, aun cadáver, no viste ropa rasgada: si no hay otra, voy a mandar por
una de las mías. Entonces fue cuando me trajeron una camisa del General Laurencio
Silva que vivía en la misma casa. En primer lugar esta penuria puede sorprender y
molestar a la vez a los que simpatizan con el héroe Grancolombiano; pero impresión tan
penosa se desvanece muy pronto, cuando se considera que esta misma escasez hasta
en sus recursos pecuniarios era el resultado de los innumerables sacrificios que nunca
excusó el Libertador para dar patria a unas cuantas nacionalidades de Suramérica, y
24
Es la Advertencia y Revelación Final
ESENCIA Y ESTIRPE ESPIRITUAL DE LA GRAN COLOMBIA
sirve más bien para glorificar y popularizar el nombre de Bolívar”.

“Sin embargo lo acusaron sus enemigos de aspiraciones a ser el tirano de sus


conciudadanos. Entre los papeles que por disposición testamentaria mandó el Libertador
se quemaran, me fue enseñado uno, el único que el señor Pavajeau apartó para sí, y era
una acta o representación de varios sujetos, cuya firma recuerdo muy bien y tal vez
conocida por los contemporáneos de la época si estuvieran vivos, en la cual proponían al
Libertador que se coronase. Bolívar rechazó la tal proposición en estos términos:
“Aceptar una corona, seria manchar mi gloria; más bien prefiero el precioso título de
primer ciudadano de Colombia”.

“Estas palabras, afirmó como hombre de honor haberlas visto estampadas en este
documento, que no se publicó para cumplir con las órdenes del Libertador, y también por
no comprometer las firmas de los autores de la proposición”…

RECONOCIDO POR LA ESTIRPE DEL SOL


Este fue el Bolívar que en Pucará reconoció la sangre y Estirpe del Sol, del
Inca, aquella que los peruanos desde los ventanales y púlpitos de las iglesias en
1826 coreaban en letanías de él: “De ti viene todo lo bueno, señor; nos diste a Bolívar,
gloria a Ti, Gran Dios. ¿Qué hombre es éste, cielos, que con tal primor de tan altos
dones tu mano adornó? Lo futuro anuncia con tal precisión, que parece el tiempo ceñido
a su voz. De ti viene todo lo bueno, Señor, nos diste a Bolívar, gloria a Ti, Gran Dios...
Gloria que le dio el Dios de Bolívar como lo anunciara Choquehuanca o el canto
peruano: “os ha creado a vos”... “nos diste a Bolívar, gloria a Ti, Gran Dios; este
Bolívar que viste ya muerto, camisa prestada, el de palabras vivas de verdad y
justicia de La Reina del Sur, la Promesa Eterna que anunció Mateo 12:42 y
Lucas 11:31; vida y verdad que Bolívar esgrimió al contemplar su lugar y
territorios que el Gran Dios de Colombia le había confiado a su Espada. “Fue
por el año 1825, mientras subía al cerro de Mariquita, en Colombia, que Bolívar,
contemplando el paisaje, exclamó: ¡Qué grandeza! ¡Qué magnificencia! ¡Aquí Dios se
ve, se siente, se palpa! ¿Cómo es posible negarlo?” (Joaquín Posada Gutiérrez).

Había muerto Bolívar el que nos dio la pauta del Designio escrito antes de su
tiempo: que él resume en su corazón, su espíritu del Sur en el Perú, antes y
después: “Yo pienso hacerles (a los indios del Perú) todo el bien posible: primero, por el
bien de la humanidad, y segundo, porque tienen derecho a ello, y últimamente, porque
hacer bien no cuesta nada y vale mucho” (Cuzco 28 de junio de 1825).

Ese día había muerto Bolívar, dejando abierta la Sentencia más terrorífica
para cuantos intentaron -y lo hacen hoy- detener el designio de la América del
Sur... Si mi muerte contribuye a que cesen los partidos”, y no cesaron, se quedaron
allí en la panza fétida de los merkabianos del “Orden Mundial”, como tal,
Bolívar no ha muerto y sus cenizas son la venganza que una vez imploró en la
Campaña Admirable y que este Libro levanta desde el polvo del tiempo, su
25
El Último Carabobo de los Espíritus Inmortales
LA GRAN MEMORIA RAM II

cumplimiento. Sí, porque la Fuerza del DIOS SUPREMO se adelantó y anunció


para la Reina del Sur: “Se levantará... allí hay más sabiduría”; y Bolívar lo interpreta
desde su impulso y pujanza... “El día de la América -del Sur- ha llegado y ningún
poder humano podrá retardar su curso guiado por la mano de la Providencia”. Murió
asesinado el portador de la profecía del cumplimiento desde ayer para el hoy: “la
libertad del nuevo mundo, la esperanza del universo”, el enviado de la Espada de
muerte que levantó en Trujillo... “guerra a muerte a los opositores de la Gran
Colombia”, el que obligó, como hoy a mí, a decir: ¡esta verdad a los hombres!

MUERTE POR ENVENENAMIENTO


La muerte por envenenamiento del Libertador Simón Bolívar, se tramó
juntamente con el asesinato de Antonio José de Sucre en Berruecos. Ello
obedecía a la reiterada “desobediencia” del Libertador a los patrones de la
sinagoga-madre de Inglaterra, en la que había sido iniciado, y además por los
afectos hacia Jesús y su Evangelio de los cuales -RECORDEMOS- la
masonería o judaísmo son enemigos, aunque hipócritamente los judíos -
marranos- en España, se hicieron bautizar sólo para infiltrarse y tomar el poder
que permaneció hasta Franco, donde ahora son dueños de toda España. La
claridad negatoria de Bolívar sobre la doctrina masónica es irreversible y por
esto, Inglaterra trata de expulsarlo lo más pronto posible del gobierno de la Gran
Colombia -y esto mismo hace Bush con Chávez, sin darse cuenta de que viene a
cobrar el asesinato del Libertador-, a tal medida que da la Orden determinante
que todos los miembros de la sinagoga, gobernantes de las logias, borren el
nombre de “Bolívar” de sus gobiernos, y esto se hace manifiesto cuando ya
Bolívar muere en Santa Marta, pues se desata tal infamia por la gente de Caracas
y Bogotá y los gobiernos de Páez y Santander borran al Libertador quedando
ellos, como los libertadores porque poseen el poder de gobernar.

Son, Caracas con Páez y Bogotá, con Santander, las cabezas principales de la
conjura de muerte a la Patria, borrando esa historial de identidad, y es Páez
quien cumple el objetivo y se acerca al dominio de la Sinagoga Inglesa. Se
reunían en tertulias secretas desde Valencia hasta Popayán, los marcados del ojo
maldito que Inglaterra y su Gran Sinagoga Lautauro en complicidad con la
masonería curial de las Colonias, tramaron la muerte de los Libertadores y el
destruir de la historia de Bolívar y Sucre, por esto en bandadas se apropian de las
cátedras bolivarianas, el mejor lugar para esconderse y detener lo que es
peligroso de salir a la luz; miren bien -RECORDEMOS AHORA- los nombres
judíos y masónicos que las guardan desde ese momento. Estos fueron los planes
de la bellaquería extranjera, en complicidad con los apátridas más oscurecidos
de la historia, pero antes de esto, existía el designio del Altísimo, el que Bolívar
le recuerda a su Maestro Simón Rodríguez, en Pativilca, el 19 de enero de 1824:
26
Es la Advertencia y Revelación Final
ESENCIA Y ESTIRPE ESPIRITUAL DE LA GRAN COLOMBIA
“¿Se acuerda Ud. cuando fuimos juntos al Monte Sacro en Roma a jurar sobre aquella
tierra santa la libertad de la Patria? Ciertamente no habrá Ud. olvidado aquel día de
eterna gloria para nosotros, día que anticipó, por decirlo así, un juramento profético a la
misma esperanza que no debíamos tener”.

Era determinante borrar el nombre de los Matriotas, cambiarlos por todo tipo
de deshonra, tal como está contemplado en sus asquerosos protocolos; borrar
toda la historia de la Patria y por esto Bolívar, en Bogotá, el 8 de octubre de
1828, dice al General Francisco Carabaño: “Los intrigantes corrompen los pueblos
desprestigiando la autoridad. Ellos buscan la anarquía, la confusión, el caos y se gozan
de hacer perder a los pueblos la inocencia de sus costumbres honestas y pacíficas”; una
definición exacta y determinante igual del manejo masónico y sus argucias. ¡Qué
cobardía y vileza que nosotros hayamos permitido esto! Que la masonería, los
asesinos de la Matria, custodien nuestra historia.

Bolívar es una muestra fehaciente de la profecía en sus puntos cruciales,


desde su bautizo casi judío del Canónigo Aristiguieta, al toque de sangre e
identidad de Estirpe Indígena de Choquehuanca, hasta llegar a la Proclama
directa de las enseñanzas de Jesús que demuestra desde muy temprana edad y
escritura: “En Fin, DIOS es el autor de todos nuestros sucesos, por lo que deben ser
todos para bien nuestro” (Bilbao 1801)... Juro por el Dios de mis padres (Roma, 15 de
agosto de 1805)... prosternaos delante del DIOS Omnipotente y elevad vuestros cánticos
de alabanza hasta su trono, porque os ha restituido el augusto carácter de hombres (San
Antonio del Táchira, 1 de marzo de 1813)... combatid y venceréis: Dios concede la
victoria a la constancia (Manifiesto de Carúpano, Sep. 7, 1814)... Persuadamos a los
pueblos que el cielo nos ha dado la libertad para la conservación de la virtud y la
obtención de la patria de los justos (Bogotá, 13 de enero de 1815, A las Provincias
unidas)... Los hijos de los esclavos, que en adelante hayan de nacer en Colombia, deben
ser libres, porque estos seres no pertenecen más que a Dios y a sus padres, y ni Dios ni
sus padres los quieren infelices (Valencia, 14 de julio se 1821)... Su Santidad ha seguido
el espíritu de Jesús, que era el amigo de los pobres y ensalzaba a los humildes
(Chancay, Nov.10, 1824)... La religión es la ley de la conciencia. Toda ley sobre ella la
anula porque imponiendo la necesidad del deber, quita el mérito de la fé, que es la base
de la religión (Lima, 25 de Mayo de 1826)... Jesús, que fue la luz de la Tierra, no quiso
dignidades ni coronas en el mundo: Él llamaba a los hombres hermanos, les enseñó la
igualdad, les predicó las virtudes civiles más republicanas y les mandó a ser libres,
porque los amonestó que debían ser perfectos (Quito, 9 de octubre de 1826)... En
Nombre de DIOS Todopoderoso... Yo, Simón Bolívar, Libertador de la República de
Colombia... Primeramente encomiendo mi alma a Dios, Nuestro Señor, que de nada la
crió... (Testamento: Santa Marta 10 de diciembre de 1830). Un enviado de Jesús que el
Obispo del Cuzco, Fray Calixto de Orihuela, en Lima, el 28 de enero de 1825 confirma en
misiva a Bolívar, dándole vestidura de representante de los Propósitos Supremos: “V.S.I
me considera un instrumento de la voluntad del ser Supremo en el desenlace de este

27
El Último Carabobo de los Espíritus Inmortales
LA GRAN MEMORIA RAM II

gran plan que tenía trazado desde la Eternidad; yo tributo a V.S.I las debidas gracias por
este testimonio de aprecio”...

Estas formas del designio en Bolívar, están implícitas dentro del Propósito
del Supremo, quien determinó que el niño Bolívar fuese alimentado por la leche
de su negra Hipólita, fuerza que le trasmitió el ideal de justicia sobre la
esclavitud, la opresión de las Colonias: ella le dio la vida y por ende, la pujanza
que le llevó a concebir la identidad de la Gran Colombia, signo que describe a la
Señora María Antonia Bolívar, su prima, donde le dice, desde el Cuzco, el 10 de
julio de 1825: “Te mando una carta de mi madre Hipólita, para que le mandes todo lo
que ella quiere; para que hagas por ella como si fuera tu madre, su leche ha alimentado
mi vida y yo no he conocido otro padre como ella”: “leche de piel negra que cambió la
carne blanca del Simón Macabeo, la mutó por el alma blanca de su negra a la
que llamó “Madre” y en la que vio reflejada la piel mulata de la América del Sur;
leche blanca de negra piel que modificó el espíritu y le devolvió el alma nívea de
Libertador”, la que tenemos todos los que ahora nos levantamos con las cenizas
de Santa Marta para los finales cañones de la libertad.

TESTAMENTO DEL LIBERTADOR


“En el nombre de DIOS Todopoderoso. Amén. Yo, Simón Bolívar, Libertador de la
República de Colombia, natural de la ciudad de Caracas en el Departamento de
Venezuela, hijo legítimo de los señores Juan Vicente Bolívar y María Concepción
Palacios, difuntos, vecinos que fueron de dicha ciudad; hallándome gravemente enfermo,
pero en mi entero y cabal juicio, memoria y entendimiento natural, creyendo y
confesando como firmemente creo y confieso el alto y soberano misterio de la beatísima
y Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, tres personas distintas y un solo Dios
verdadero, y en todos los demás misterios que cree y predica y enseña nuestra santa
madre iglesia católica, apostólica, romana, bajo cuya fe y creencia he vivido y protesto
vivir hasta la muerte como católico fiel cristiano, para estar prevenido cuando la mía
llegue, con disposición testamental, bajo la invocación divina, hago, otorgo y ordeno mi
testamento en la forma siguiente: (De este testamento, sustancio solamente el texto
concerniente a este libro).

1° Primeramente encomiendo mí alma a Dios nuestro Señor que de la nada la crío y el


cuerpo a la tierra de que fue formado, dejando a disposición de mis albaceas el funeral y
entierro y el pago de las mandas que sean necesarias para obras pías, y estén
prevenidas por el gobierno.

6° Es mi voluntad que la medalla que me presentó el Congreso de Bolivia a nombre de


aquel pueblo se le devuelva como se lo ofrecí, en prueba del verdadero afecto que aún
en mis últimos momentos conservo de aquella República.

10° ES MI VOLUNTAD QUE, DESPUÉS DE MI FALLECIMIENTO, MIS RESTOS SEAN


DEPOSITADOS EN LA CIUDAD DE CARACAS, Mí PAÍS NATAL
28
Es la Advertencia y Revelación Final
ESENCIA Y ESTIRPE ESPIRITUAL DE LA GRAN COLOMBIA

11° Mando a mis albaceas que la espada que me regaló el Gran Mariscal de
Ayacucho, se devuelva a su viuda para que la conserve como una prueba de
amor que siempre he profesado y expresado al Gran Mariscal.

CUANDO LAS ÁGUILAS SE ARRASTRAN


...La Visión cabalgaba cristalina, emergía de la campana de cristales, la
Gran Nave que cubría el Campo; se movía en el Carabobo del futuro hasta las
alturas del Ayacucho de la Reina del Sur. El blanco corcel galopaba, se teñía de
sangre del enemigo que moría huyendo, traicionando y matando a sus propios
soldados. El jinete era el mismo Corazón de la Gran Colombia, de las Américas
que extendía sus manos de Paloma desde el río Orinoco hasta el río la Plata. El
blanco caballo conducía su poderoso cuerpo y tremolaba sus patas como
vigorosas alas de cóndor sobre los valientes que entregaban sus vidas al sonido
de los cañones y el cruce de bayonetas. Era un amanecer y un morir para muchos
donde todos preexistíamos poderosos al morir, y no caíamos, porque nuestras
almas desde antes, eran aguas del Amazonas, y nuestros muertos se hacían ríos
de hombres; se levantaron otra vez como finales guerreros en la resurrección de
América del Sur. Regresábamos con ímpetu contra el enemigo de este tiempo,
donde resucita la visión que repartíamos en todas las batallas para desmoronar el
plan del Imperio, que ahora, aquí en el mismo suelo de Bolívar y Sucre, otra y
por última vez, intenta con injusticia de poderes y guerras endiosarse desde sus
logias; pues las logias “calientan las masas y consiguen sublevarlas e
interesarlas por el éxito de “la Revolución” que los judíos aplican para
mantener su poder”; intentan dominar el alma indómita del Blanco Caballo, que
ya, corriendo con su testa enderezada, volaba en la batalla por encima de ellos,
trayendo el grito esperado que estalla en toda la piel de América del Sur.

Y la Visión me trasportó por los vientos del tiempo: y vi como desde el


Boyacá de Bolívar hasta el Ayacucho de Sucre, que las batallas todas fueron una
sola del Imperio oculto en trampas de faz oscura contra el espíritu del Whipala,
el Arco Iris de Bolívar. Todas se repetían en diferente forma, pero con el mismo
objetivo contra la Gran Colombia. Perseguían asesinar nuestra libertad y
derechos, matar a nuestros mejores hombres para lograr dominio; querían
degollar los cuerpos de los mejores para detener las almas de los ignorantes que
se esclavizan al gobierno “Globalizador”; querían tomar el Alma de Venezuela,
Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y Panamá, porque la masonería astuta se
esconde en cada gobierno de turno, bautiza en sangre y muerte a cada
gobernante que llega para conducir los destinos de la nación, que intenta una y
otra vez, liberarse de ellos. Y ellos, los hombres de faz oscura y espíritu
perverso, los merkabianos, querían apoderarse de los herederos de la Gran
Colombia, para establecer aquí el reino de la Atlántida, la perversidad y la
asechanza contra las Leyes del Altísimo, Sin Nombre y Sin fin y por ende,
contra toda la humanidad que aquí sobrevivirá. Pretendían despojar el Alma de
29
El Último Carabobo de los Espíritus Inmortales
LA GRAN MEMORIA RAM II

la Gran Colombia, como lo advirtió el indiscutible filósofo y escritor español,


Enrique Jardiel Poncela quien dice de los judíos en “La Tournée de Dios que -
RECORDEMOS AHORA-... “si en la tierra existe un pueblo que sea tirano de los
demás, ese pueblo sois vosotros -judíos-. Tenéis todo el dinero y la influencia posible.
Dueños de las grandes empresas, agitáis el centro de las finanzas y regís la vida del mundo.
Sois el resorte del poder, el barómetro de la riqueza y la balanza de la actividad. Tenéis todo
eso, sois todo eso y os parece poco. Los humanos os entregan su bolsillo y todavía queréis
que os entreguen el corazón... árbitros del capital y del poder, aún ambicionáis el arbitraje del
sentimiento”. ¡Corrompido vi al judaísmo, llenando de miseria a nuestras naciones,
todavía pidiendo sumisión del alma Grancolombiana!

LLEGÓ EL “POR AHORA”


Vi entonces llegado el “por ahora” y al hombre que lleva en su corazón, el
alma de Bolívar, y vi en letras y símbolos también al alma de Sucre; los dos
estaban en pie sobre la tierra de la Reina del Sur... Nubarrones de odio se cernían
sobre estos dos por vez final; las cúpulas de la gran oligarquía, otra vez
encamada en Caracas, Bogotá y Quito, regresaban en encarnación para el
juzgamiento final, estaban todos los que desde Caracas habían tramado el
asesinato y envenenamiento del Libertador; los que desde Valencia, se
colocaban en concilio ayer y hoy tramando la muerte del “por ahora”; eran parte
del plan que asesinó a Moncanut en Caracas en un falso y bien tramado
accidente de tránsito israelí. La masonería de Caracas y los hombres de faz
oscura de la CIA, los criptojudíos, ahora dueños de los poderes del Vaticano
COPEI, los perversos del Opus Dei, los del espíritu Salomón de la economía y
las armas traidoras a Venezuela de Acción Democrática, los merkabah del Cubo
Negro de la rebelión, los mismos que antes, en otros tiempos, tramaron “la
Cosiatta” de Valencia y Caracas, el ataque de Bogotá y Quito, otra vez estaban
aquí; posesionaban cuerpos para actuar en la última Batalla contra el Altísimo y
sus hombres de la Gran Colombia. Se reunían para actuar 42 meses, defendiendo
al “Orden, globalización al Anticristo”.

Y allí frente al Manantial de Luz, dentro del torbellino, los símbolos de


Sucre me hablaron revelándome la verdad sobre su muerte, las oscuras tramas
para el envenenamiento lento del Libertador Simón Bolívar. Vi cómo desde el
imperio, se buscó en cada Batalla, asesinarlo y al no lograr hacerlo, porque su
alma fue pertenencia del Supremo, se optó por envenenarlo. Me mostró las
tramas tejidas por los mismos de hoy: cómo en las sinagogas de Inglaterra y
Estados Unidos de Norte América y con sus rabinos desde el lugar del Imperio,
se preparó y costeó -igual se pagó la muerte de Jesús con 30 monedas- y pagó
cada asesinato premeditado desde la Logia principal de Israel e Inglaterra; este
fue el edicto merkabah en contra de la Gran Colombia... Vi para hoy a Caracas
plagada de lagartos y reptiloides, de merkabianos enmascarados como poderosos
señores; eran dueños de la “Cosiatta” de Fedecámaras, el inmundo nido de las
serpientes que contrata a los Estados Unidos de Norte América y sus
30
Es la Advertencia y Revelación Final
ESENCIA Y ESTIRPE ESPIRITUAL DE LA GRAN COLOMBIA
mercenarios para invadir a Venezuela, la prensa y la televisión, del Imperio
industrial desde Valencia, Maracaibo, Barquisimeto y de todos los poderes de la
capital, esto se repetía como tienen previsto desde 1919 cuando el judío Moritz
Cohn dijo: “Sin nuestro asentimiento ningún potentado del mundo puede tomar
una decisión. Ninguna palabra que nosotros no deseemos podrá ser publicada y
divulgada, porque controlamos la prensa. Ninguna idea que nos desagrade
puede penetrar el mundo intelectual. Desde hace tiempos poseemos el dominio
del mundo”.

Y los vi atacar arteramente al “por ahora”, envenenar al pueblo con sus


mentiras y traición, poseían ventana abierta en sus periódicos, emisoras, canales
de televisión; se movían con ellos todos los traidores a Bolívar y Sucre, los
enemigos de la nación, los que durante 40 años la desangraron y ahora otra vez,
oídos por algunas masas mediocres plagada de masones y grados israelitas de la
CIA, se abalanzaban para devorarlo desde el Imperio. Todos estaban allí, se
engalanaban de agentes políticos de los estados del país; salían de sus guaridas
del poder, la máscara de respetables enviados del pueblo, de señores bancarios e
industriales, periodistas palangres y traidores que escribían y escupían su veneno
como en aquel tiempo, cuando se le prohibió a Sucre, desde Valencia, penetrar a
Venezuela. Todos se unieron para asesinar otra vez al “por ahora” en su llegada
y luego en la presidencia, con su Nefesh-mercabah. Repetirían cada uno los
pasos dados antes para envenenar al Libertador y asesinar en Berruecos a Sucre,
los mismos métodos de crimen: la conspiración. Se amontonaron los apátridas;
estos oscurecidos de espíritu reunieron a los rechazados por la Justicia Infinita,
la que da permanencia de vida a las humanidades. Estaban asociados para
arrebatar la Gran Colombia a sus verdaderos dueños. Pero Venezuela sería para
estos traicioneros, un hueso duro de roer, porque Ella es una Profecía y Promesa
de la Reina del Sur, desde antes de este momento; anuncio en Bolívar y Sucre
levantado desde el Supremo y escrito en el mismo Himno Nacional... “Seguid el
ejemplo que Caracas dio” y Caracas dio el ejemplo y la Fuerza de libertad,
parió a Bolívar y la Espada de Justicia de Sucre en el Sur.

Vi todos los acontecimientos de este futuro para cada país de la Gran


Colombia, los hechos ayer; todos los pasos infernales que se dieron para
envenenar y asesinar; las reuniones, los rostros y nombres de los conspiradores,
quienes con estos preceptos “NOSOTROS SOMOS INVASORES,
DESTRUCTORES, SUBVERTORES” lanzados al mundo desde la Gran Logia de
Inglaterra en 1771, se crearon cientos de filiales en Europa y América, la Gran
Logia Nacional de Francia, sus orientes de la libertad y su sociedad del águila,
que ya se habían implantado profundamente en la revolución napoleónica.
Luego, tramando su caída y muerte por arsénico y puñal, se traslada a las
Colonias hispanas manipuladas directamente desde LA GRAN REUNIÓN
AMERICANA, Gran Logia presidida por el judío marrano aparente Venezolano,
Francisco de Miranda, con su brazo ejecutor en LA LOGIA DE LOS
31
El Último Carabobo de los Espíritus Inmortales
LA GRAN MEMORIA RAM II

CABALLEROS RACIONALES de Cádiz; dos organizaciones en una, las venas


del Dragón que en el Sur y desde allí, se llamó LA LOGIA LAUTARO;
astutamente escondida, diciéndose de ella que no tenía conexiones con el
judaísmo masónico, pero fue la ramera clandestina del asesinato de todos los
hombres de la Gran Colombia, desde ayer hasta el día de hoy: modalidad que no
ha pasado, donde en el presente conocemos los asesinatos de Gaitán y Galán,
Jaime Bateman Cayón, Carlos Pizarro Leongómez, Bernardo Jaramillo en
Colombia, los miles de muertos desde 1946 en la sonada guerra de partidos
políticos, obra de la judeo masonería para eliminar paulatinamente a los mejores
hombres de la Nueva Granada. Los de Alí Primera “muertos trágicamente como
es su estilo traición” más los de la revolución del “por ahora” por el Imperio
de Caracas, quienes dispararon técnicamente sobre la cabeza de los
manifestantes... En Panamá, Omar Torrijos, asesinado por la CIA. En Centro
América, Farabundo Martí, tantos más hasta llenarnos de ira sagrada al ver el
horroroso camino de sangre que han dejado en Ecuador, Perú, Bolivia, con el
agente del puñal y la traición, el Arsénico (As) ese metaloide tóxico, uno de los
más importantes en toda la historia de la humanidad, pues los envenenamientos
por esta sustancia son incontables y su uso mayor lo han dado las organizaciones
mistéricas, provenientes del Templo de Salomón quienes conocen estos secretos
de muerte silenciosa y mortal. Este elemento era muy conocido por Aristóteles,
Plinio, Alberto Magno, Paracelso etc. La mayor parte se encuentra combinado
en la naturaleza con 150 elementos más. Existen fuentes de agua natural
contaminadas por este tóxico y para fines delictivos se encuentran como polvo
blanco sin olor y sin sabor y como medio homicida y suicida, se conoce como
tricloruro, trióxido, o anhídrido de arsénico, este es el agente mortal que el
Libertador desde 1824, empezó a recibir en dosis aceleradas.

JURAMENTO DE ARSÉNICO Y MANDRÁGORA


¡Viva la libertad muera el tirano! Con estos gritos en la noche del 25 de
septiembre de 1828, un grupo de traidores aupados por los merkabah, dio inicio
al atentado de Bogotá contra el Libertador, al que tildaban de “dictador”. Ya
habían sucedido los varios intentos desde el año 27, cuando también se pretendió
en tres oportunidades contra Bolívar: al regreso del Perú, la otra, el 6 de enero y
la siguiente, cuando procedía de Cartagena: entre esos, el del 7 de agosto en el
Coliseo de Bogotá –hoy Teatro Colón- donde se realizaría un baile de disfraces
para conmemorar la Batalla de Boyacá, el que falló, por el temprano retiro del
Libertador, debido a la extraña presencia, de Manuelita Sáenz -criptojudía-
quien presentía la pisada de la sinagoga, más por su amor, se rebelaba en contra
de la muerte de su amado, y lo sacó apresuradamente de allí. La conjura se
traslada entonces a la localidad de Soacha, el 20 de septiembre, donde Pedro
Carujo -realista marrano- era el asesino premeditado, pero que logró ser
disuadido por Santander, porque él estaba integrado a la conspiración y no le
convenía que fuese tan visible. La fecha del 25 de diciembre ya había reunido a
los más encarnizados enemigos Criptojudíos del Padre de la Patria, desde el
32
Es la Advertencia y Revelación Final
ESENCIA Y ESTIRPE ESPIRITUAL DE LA GRAN COLOMBIA
atentado del Coliseo, entre los que se contaban los marranos Pedro Celestino
Azuero, Luís Vargas Tejada, el coronel Ramón Guerra, Florentino González,
Agustín Horment, Francisco Argaonel y Pedro Carujo, el enviado e infiltrado
criminal, quien se le había pagado desde España y recibido por otra parte, “las
30 monedas de Monroe”; todos detractores y conspiradores desde la convención
de Ocaña y actuantes en el atentado y asesinato por envenenamiento del
Libertador; conspiración que ya tenía historia y fundamento desde antes del
Congreso de Panamá.

Fue la Doctrina Monroe -América-USA- para los americanos- la incitadora


de los hechos totales, no sólo de la pérdida de la Gran Colombia -antes las logias
Lautauro y de Los Caballeros Racionales-, sino del envenenamiento y muerte de
Bolívar y Sucre, dos líderes que se levantaban peligrosamente para los Estados
Unidos de Norte América, pues éste ya tenía previsto tomar o comprar por la
fuerza las colonias de Cuba y Puerto Rico. Peligrosos “elementos” para la
Nación del Norte, ya en el momento asombroso de la Batalla de Ayacucho,
ahora serían los más grandes enemigos contra las intenciones de Monroe; pues
tres días antes que el Mariscal Antonio José de Sucre diera la batalla de
Ayacucho el 7 de diciembre de 1824, Simón Bolívar convoca a los gobiernos
americanos al Congreso de Panamá, magna reunión prevista en el corazón del
Libertador, desde la Carta de Jamaica del 6 de septiembre de 1815, donde
visionó la unificación de las Américas

Antes de esta reunión y esperanza del Libertador, la Doctrina Monroe ya había


tocado las mentes débiles y serviles de los apátridas y esto ya tenía asidero con
la rebelión de Páez en Venezuela y Santander en Bogotá, que se tramó
astutamente, poniendo en rivalidad los gobiernos de los dos países. El Congreso
de Panamá ya estaba infectado del virus merkabiano y la oligarquía de ayer, la
misma de hoy abortada por la Serpiente, atacaba para 1825 astutamente desde
Inglaterra, Venezuela, Bogotá, al sur en Perú y Bolivia, al Mariscal Antonio José
de Sucre, cuando el Cónsul Británico en Lima, John Barclay, venerable de la
Sociedad Inglesa masónica, se dedicó a realizar “sospechosas visitas” al Alto
Perú -Bolivia- inquiriendo a las gentes sobre el Gobierno del Presidente Antonio
José de Sucre: fue a todas direcciones allí en el Sur, buscando mantuanos y
criptojudíos, a los que preparó para el golpe mortal -como hoy se prepara con el
golpe mundial contra los árabes- contra la Gran Colombia, el asesinato de los
dos Hombres más grandes que hayan parido Venezuela y la Gran Colombia.

¿Cuántas cosas vi? Todas; ninguna quedó sin ser revelada en la Fuente de
Luz, tal como la promesa que hizo el Altísimo a través de la carta de los Hebreos
4:12,13 a toda la humanidad; todas, porque este compromiso llega primeramente
al lugar de la Promesa, donde se levanta desde sus Dos enviados: Bolívar y
Sucre la Justicia de Espada que ellos trajeron en sus manos: “Porque la palabra de
Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir
33
El Último Carabobo de los Espíritus Inmortales
LA GRAN MEMORIA RAM II

el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las
intenciones del corazón. Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia;
antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien
tenemos que dar cuenta”: Todas; por las cuales mi Alma llora y mi corazón se
enfurece por la inocencia y complicidad actual, pues cuando aquí toco la médula
del crimen y a sus actores, veo a los mismos herederos de la Gran Colombia
razonar estúpidamente, no se detienen en la aplicación de las piezas lógicas de
este rompecabezas que ahora es revelado para que caigan “culpables e
inocentes” de tan vasto crimen. Sí, culpables que han pasado disimulados, pues
también vi cómo, mientras “El por Ahora” en el 2002 agrupaba a las gentes en
torno a Bolívar, dentro del gran movimiento de masas, los hijos de Bolívar y
Sucre estaban asediados por el comunismo, la trampa de la masonería y solo
había una salida; la entrega del conocimiento de LA ESENCIA Y ESTIRPE
ESPIRITUAL DE LA REINA DEL SUR, el Humanismo Espiritual de Bolívar...

EL ARSÉNICO TRAIDOR
El uso mayor del arsénico lo da la industria agroquímica, metalúrgica, en
tratamiento de madera, insecticida, fungicida, pintura, cerámica, cristales, cables,
baterías, perdigones etc. Y su toxicidad se da al absorberse la sustancia por
cualquier vía, se une a las proteínas del grupo de los Sulfhídricos (-SH), de las
proteínas celulares e inhibición de enzimas, lo cual inhibe el ciclo de Krebs,
impidiendo el metabolismo celular; alterando en especial:
La fosforilación oxidativa celular mitocondrial.

1.-Vaso dilatación paralítica de arteriolas y capilares con alteración de la


membrana celular, pasando líquido a la luz intestinal (transmudación del plasma)
produciendo diarrea y vómitos profusos, lo que al final lleva al choque. (Presión
arterial cero).
2.-Impedir la división celular en forma correcta, lesión de la síntesis del ADN,
por acción radioactiva y mecanismo de carcinogénesis.
Al absorberse por cualquier vía, el Arsénico se encuentra en las 24 horas
localizado 95 al 99 % en la sangre (en los glóbulos rojos en combinación con la
hemoglobina) después de 24 horas sale de la sangre y se distribuye en los tejidos
(acción sobre las arteriolas y los capilares): Riñón, Pulmones, Pared Intestinal y
Bazo, pequeñas cantidades de tejidos musculares y nerviosos. Después de 2
semanas de continua absorción pasa a la piel, pelo, uña y huesos.
La eliminación se hace 90-95% por orina, 5-10% por heces, el resto, piel,
cabello, uñas. Se puede decir que a las 30 horas de ingerir Arsénico ya se puede
detectar en el cabello, como ahora se detecta este tipo de intoxicación en la piel
y mente de Venezuela y esto lo vi allí, cuando tomando banderas de Bolívar,
estaba Fidel el criptojudío, trampa tesis de Israel-Marx-Lenin-Troski, para
vender armas y preñar de muerte a Venezuela. “Fidel”, se gritaba como a un
“padre de la patria”, este horroroso símbolo merkabah, era el puente para el
Orden Bush intentar derramar sangre en las tierras del Sur.
34
Es la Advertencia y Revelación Final
ESENCIA Y ESTIRPE ESPIRITUAL DE LA GRAN COLOMBIA
“Fidel” trampa judía que no se puede ocultar en complicidad con el Águila
Imperial, porque nunca “el águila” atacó con sangre a Fidel, pues Cuba es un
nido merkabah, un laboratorio de guerra para la América del Sur, una base sub
atómica yanqui-israelí ante quienes han visto que Fidel que es un intocable del
“Orden”.
Y entonces con el símbolo “Fidel” las Leyes supremas indicaron otro rumbo;
porque la oligarquía escuálida quiso usarlo para llenar de sangre a Venezuela,
esa era su disculpa para la intervención norteamericana en las tierras del Sur,
ellos quería la muerte de los hijos de Bolívar, soltar la sangre por las calles,
ciudades y montañas del Sur, y creyeron que tenían la puerta abierta para hacer
penetrar el traidor “Plan Colombia” de Uribe Bush. Entonces llegó la
consciencia y se soltó la sangre de Justicia Final Venezuela. Llegó esa sangre
como corazones nuevos, como la Justicia del Sur y se levantó una conmoción
inesperada de Espíritu y Esencia, eran aquellos que dieron sus vidas mas no
murieron en las batallas del Corcel, los mismos que se quedaron con una sonrisa
en sus labios, esos se levantaron otra vez; sentían el llamado de lo hermoso:
“porque Dios Innominado puso Eternidad en el corazón de los Bolivarianos,
sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el
principio hasta el fin” (Eclesiatés 3:11)...
Y llegó la muerte del imperio, la guerra final para todo el planeta: las nubes
reñían por el hombre y las potencias del cielo se conmovieron, porque con el
eclipse inusitado, por fin llegó la Justicia Final a la tierra de los hombres, y
entonces Bolívar resucitó, enderezó su testarudez, porque el símbolo de Fidel
también murió para siempre: el arsénico dio la respuesta.
…Porque el arsénico tiene indicadores biológicos que en muchos casos se
dan a conocer en las primeras 24 horas, y en exposiciones cortas en la sangre y
contenido gástrico de 24 horas a 2 semanas, para exposiciones recientes y
crónicas, el mejor indicador biológico es la orina. Más de 2 semanas cabello y
uñas, a veces es difícil por la contaminación externa. A las 6 semanas de
exposición se puede ver en las estrías de Mees, líneas transversales o diagonales
blancas de depósitos de Arsénico en las uñas (diferentes a las estrías del código
genético grupo O+).
El As tiene gran afinidad por la queratina: cabello, uñas.
Su diagnóstico es: examinar los síntomas del paciente en forma integral.
Determinar el arsénico en caso agudo en el contenido gástrico y en la orina, en el
caso crónico: orina, cabello, y uñas.

Métodos para determinar el Arsénico:


1. Pruebas cualitativas (Ensayo de Gutzeit).
2. Prueba cuantitativa con Diefilditiocarbamato de plata el cual reacciona con
arsina.
3. Espectrofotometría de absorción atómica.
Tratamiento: Es absolutamente hospitalario.
Causa de muerte: Colapso vascular.
35
El Último Carabobo de los Espíritus Inmortales
LA GRAN MEMORIA RAM II

…Vi como todas las logias se activan en Europa, ya para el año de 1815
luego de la caída de Napoleón y se organizan otra vez para conspirar
ocultándose bajo el nombre de Carbonarios, grupos de faz oscura que antes lo
hicieron contra Napoleón, luego de usarlo en el plan de dominio en Europa. Vi
sus promesas como los Carbonarios –y todos los masones- hacían y hacen el
juramento del puñal vuelto hacia su propio corazón con el siguiente voto: “Juro
y prometo sobre este puñal, vengador de los perjuros, guardar todos los
secretos de la Sociedad Carbonaria, no escribir, grabar o dibujar cosa alguna
sin haber obtenido el permiso por escrito del Alto Despacho. Juro socorrer a
mis hermanos hasta donde me lo permitan mis facultades, y no atentar contra el
honor de sus familias. Si me hago perjuro, accedo a que mi cuerpo sea hecho
pedazos y luego cremado y que mis cenizas sean esparcidas al viento para que
mi nombre sea aborrecido por todos mis Hermanos y diseminado sobre la
Tierra. Así “dios” me ayude”... y replicaban todos... “todos estos puñales
saldrán en vuestra defensa en todo momento, si observáis la santidad del
juramento prestado. Serán sin embargo vuestra perdición si resultareis perjuro.
¡La pena será la muerte!”. Este juramento apoya la moción del judío Isaac
Adolphe Crémieux, cuando escribió en la circular a la masonería francesa en
1861, anunciando “el Nuevo Orden Mundial”, programa central merkabah, la
destrucción de la iglesia, la invasión de todos los países de la Tierra, la
eliminación de todas las nacionalidades y religiones, y el dominio total del
estado de Israel sobre el planeta... “La doctrina judía debe compenetrar algún
día al mundo entero... En el Mesianismo de los tiempos debe surgir una
Jerusalén del “Nuevo Orden”, santamente ubicada entre oriente y occidente,
debiendo reemplazar el doble reino –judaísmo dentro del Vaticano- imperial y
papal. La Alianza Universal Israelita ha entrado en acción solo ahora... No se
limitará, sólo a nuestro culto, debiendo penetrar todas las religiones. Las
nacionalidades deberán desaparecer, las religiones se acabarán. Solo Israel
subsistirá, este pequeño pueblo elegido de “dios”.

NADA Y TODO ES VENENO


…La diferencia está en la dosis, es la fórmula de Paracelso. A lo largo de la
historia del crimen, han existido diversos ejemplos de "afamados
envenenadores", como es el caso de los Borgia, familia española de gran
renombre, por su gran criminalidad, aun dentro del Vaticano. En términos
estadísticos, el envenenamiento ocupa uno de los últimos lugares en el índice del
crimen. Si comparamos el total de los homicidios que se pueden cometer en una
gran ciudad, durante un año, observamos que mientras los causados por armas
de fuego ocupan un 51% y las armas blancas un 20%, los venenos tan sólo son
un 0,5 %, pero van dirigidos a personas que eliminadas, no deben dejar rastro;
como tal su uso es más criminal, porque tiene más astucia para aplicarlo. En
estos casos, los únicos que pueden aportar un poco de luz en los asuntos más
complicados de intoxicación, son las autopsias y los estudios toxicológicos
36
Es la Advertencia y Revelación Final
ESENCIA Y ESTIRPE ESPIRITUAL DE LA GRAN COLOMBIA
efectuados sobre restos cadavéricos, y es en el siglo XVI que se empiezan a
dictar leyes represivas, para evitar actos criminales usando como arma el
veneno...

René Descartes: científico francés autor del famoso Discurso del Método. A
los cincuenta y tres años, fue reclamado por la reina Cristina de Suecia para ser
su tutor. A los cuatro meses de su llegada al país enfermó, y acabó muriendo al
cabo de unos días. Según la versión oficial, debido a una neumonía como
Bolívar, pero en una carta del médico de la Corte, se describían unos síntomas
que eran más propios de una intoxicación aguda por arsénico, el de “una
infección pulmonar”, el mismo síntoma grave que mató a Bolívar. Además, la
carta hacía constar las órdenes de la Reina: de que se evitase a toda costa esta
divulgación.

...Vi al “por ahora”, portar la Espada de Bolívar y traer en la punta de ella


una semilla de “tierras y hombres libres”, una gran conmoción que levantaba
la consciencia de la Reina del Sur, que despertaba lentamente a la propiedad e
identidad de nuestros ancestrales pueblos de sombreros, cachuchas y boinas; de
ellos detonó un poderoso grito como himno de Justicia de la Gran Colombia, y
estalló en muchas gargantas desde los corazones más oprimidos que esperaban
este momento en contra de quienes dijeron: “NOSOTROS SOMOS INVASORES,
DESTRUCTORES, SUBVERSORES, SOMOS EL NUEVO ORDEN, EL
REINADO DE ISRAEL SOBRE EL MUNDO”. Estalló contra quienes llenaron
los patios traseros de nuestras naciones de muertos con dignidad. Contra estos
magnicidas de la humanidad tantas veces denunciados; contra las guerras de la
Bestia; contra los asesinos que han hecho del capitalismo y comunismo,
guerrillas y paramilitares para estrangular a los nuestros, los brillantes que
buscan la libertad, pero creen conseguirla en las armas de ellos, desconociendo
que detrás de ellas está la sinagoga y masonería, la astuta trampa judía, que
identifica el Apocalipsis 3:9… “He aquí, yo entrego de la sinagoga de Satanás a
los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten”… para sacrificar a los
mejores, mientras los verdaderos criminales del Sanedrín y el Águila gobiernan
a sus anchas como políticos, religiosos, economistas, militares. Numerarios
perversos que así han asesinado a los mejores, en tanto los lerdos entregan la
Matria que se nos heredó, vileza que satura nuestra historia, tal como somos
testigos desde la muerte del Libertador y como ellos mismos dicen en su Rabino
neoyorquino J.L. Magnes, en entrevista concedida a la revista judía “Judentum
und Weltumstuuurz”, en 1919: “Nos sentimos plenos de admiración al
comprobar con qué presteza y en qué número los judíos –el Che-Fidel- de todos
los países han pasado a la acción. Revoluciones socialistas, mencheviques,
marxistas, ortodoxas o independientes, llamémoslas como queramos, todas son
judías y podemos encontrar en los grupos revolucionarios a los judíos en
funciones directrices y militares”.

37
El Último Carabobo de los Espíritus Inmortales
LA GRAN MEMORIA RAM II

LA INSENSATEZ Y LA IGNOMINIA
Vi cada paso anterior y presente y se me mostró desde la Mano del Dios de la
Gran Colombia, el que habló al Libertador en el Chimborazo; y se me reveló
cuando dijo estas palabras, señalando mi mano y mi corazón: “ve di, escribe y
acalla la insensatez y la ignominia”. Insensatez e ignominia en la que siguen
los suramericanos que no son tardos en comprender cuanto crimen encierran
esas palabras y sus acciones por nosotros comprobadas: “SOMOS INVASORES,
DESTRUCTORES, SUBVERTORES”, esa promesa y puñal, “si resultareis
perjuro. ¡La pena será la muerte!” que se vuelve contra el Libertador, al
haberse juramentado en la logia presidida por Francisco de Miranda. Las
Sociedades Secretas, literarias, camufladas bajo el régimen esotérico iluminado,
dictaminan la traición y el arsénico que se hace presente y causante de la agonía
de la Gran Colombia... Es el 13 de noviembre de 1830 y en Barranquilla,
Colombia, escribe el Libertador al General Montilla: “Si es posible que yo siga a
Santa Marta después de que haya arrojado toda mi bilis, más como un moribundo que
como un viajero... Entonces seguiré al temperamento que se encuentre en este país (si
Dios quiere concederme esta gracia) pero si no, sufriré en cualquier parte la suerte que
me ha cabido”... en esta carta Bolívar certifica la grave existencia del
envenenamiento por arsénico y mandrágora –mi bilis-, veneno lento y mortal del
cual ningún cuerpo biológico puede escapar, cuando se administra en dosis que
perforan el hígado y el pulmón. Está envenenado, y en tránsito a su defunción.
No murió en las batallas; muere en la silenciosa traición masónica, de aquellos
muy cercanos que inocentes y cómplices, ahora se reflejan como despiadados
enemigos desde los pasos dados al posterior atentado de Bogotá.
…Y vi muchos denunciar y comprobar al mundo esta misma acusación, como lo
hizo NICOLÁS PALACIOS, el escritor y académico chileno de principios del siglo
XX, quien dijo en sus obras -RECORDEMOS YA-: “que los judíos eran nocivos
para los países donde llegaran, intentando siempre destruir sus valores como
nación y fingir una actitud filantrópica y noble”. Para Palacios cualquier libro u
obra escrita por los judíos debía de ser descartada de inmediato por considerarla
perjudicial. Llegó a declarar que: “cuando un judío habla de amor, perdón o
compasión, hasta las piedras se sonríen”. Y vi denunciar y ampliar las pruebas
sobre la muerte del Libertador y todos los Matriotas, que desde entonces claman
¡JUSTICIA, Justicia, justicia! ante los ojos de la humanidad, pues se encontraron
los criminales tantas veces buscados, “el misterio de la iniquidad” que la 2
Tesalonicenses anunció 2:7: Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo
que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio. Y
entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca,
y destruirá con el resplandor de su venida; inicuo cuyo advenimiento es por obra de
Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, y con todo engaño de
iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser
salvos”… porque llegó el momento del regreso del Altísimo que avisó Isaías 42:1-
3: “He aquí mi siervo, yo le sostendré; mi escogido, en quien mi alma tiene
contentamiento; he puesto sobre él mi Espíritu; él traerá justicia a las naciones. No
38
Es la Advertencia y Revelación Final
ESENCIA Y ESTIRPE ESPIRITUAL DE LA GRAN COLOMBIA
gritará, ni alzará su voz, ni la hará oír en las calles. No quebrará la caña cascada, ni
apagará el pabilo que humeare; por medio de la verdad traerá justicia”... Y vi el regreso
de LA OMNIPOTENTE JUSTICIA en manos y Propósito de la Reina del Sur,
quien despertó del letargo del judaísmo Salomónico.

DIARIO SOBRE LA ENFERMEDAD DEL LIBERTADOR


Según el Doctor Alejandro Prospero Reverend

Entremos ahora a través de este Libro y su contenido, al único documento


libre de la presión de la masonería camuflada dentro de las Sociedades Secretas,
el verdadero “nido de víboras” que no han permitido ver la verdad de la muerte
de nuestros libertadores. Esta parte contiene las claves del envenenamiento del
Libertador Simón Bolívar, para que cada lector se convierta en un médico
experto y determine, como yo lo hice, comprobando cuanto vi plasmado en el
Manantial de Luz. Quedan aquí los números del (1) al (33), los que van
señalando los síntomas del lento envenenamiento por arsénico y mandrágora que
sufrió el Libertador antes de llegar a Santa Marta, pues este tóxico enzimático
ingerido en cantidad o en dosis pequeñas y sucesivas, produce los siguientes
síntomas, que se fijan en el tejido y órganos por la acción de la mandrágora;
síntomas y resultados, que hasta el día de hoy, pasaron desapercibidos,
haciéndonos cómplices y silenciadores del asesinato del Libertador: (1)
intoxicación aguda: (2) dolor de cabeza, (3) mareo y delirio, (4) dolor por
irritación local, (5) piel, (6) garganta, (7) tos, pulmón, (8) estómago, etc., (9)
vómitos profusos, (10) diarrea aguda, (11) sed intensa, (12) deshidratación
grave, (13) calambre muscular, (14) baja tensión arterial, (15) sudoración,
fiebres, (16) frialdad, (17) convulsiones por falta de oxigenación celular y (18)
finalmente coma y muerte. La intoxicación crónica presenta: (19) malestar
general, (20) debilidad encierro, (21) irritación pulmonar con expectoración
espumosa sanguinolenta, (22) dificultad respiratoria y al final (23) edema agudo
de pulmón. El (24) dolor en los músculos y articulaciones, (25) cólicos y diarrea,
(26) problemas de piel, (27) se produce por el aumento de la melanina y
queratosis palmar y plantar, (28) poli-neuropatía especialmente en los (29)
miembros inferiores, encefalopatías, (30) shock mentales hematológicos, (31)
hepático, miocarditis, (32) pulso y nervio, neuritis óptica, (33) glomérulo nefritis
y falla renal… y el cáncer que es normal en los alimentos industrializados del
momento; pues toda la industria mundial de comestibles, farmacológica y
química, está en manos judías que mezclan arsénico en dosis bajas para producir
lentamente el cáncer en la población mundial.
Esto es hoy día -con relación a los alimentos- el símbolo del caballo negro
del Apocalipsis 6, negro de rabinato y toga mundial, que carga la balanza
colmada de hambre y muerte al mundo; pero es porque fue, la prueba
contundente del envenenamiento del Libertador, tal como lo podemos analizar al
leer los 33 boletines médicos de sus últimas horas.

39
El Último Carabobo de los Espíritus Inmortales
LA GRAN MEMORIA RAM II

BOLETÍN NÚMERO 1
“V.E. llegó a esta ciudad de Santa Marta a las siete y media de la noche, procedente
de Sabanilla, en el Bergantín Nacional Manuel y habiendo venido a tierra en una silla de
brazos por no poder caminar, le encontré en el estado siguiente: Cuerpo muy flaco y
extenuado -malestar general- (19); el semblante adolorido -debilidad- (20) y una
inquietud de ánimo constante. La voz ronca, una tos profunda con esputos viscosos -
expectoración espumosa- (21) y de color verdoso. Su pulso igual, pero comprimido, la
digestión -intoxicación aguda- (1) laboriosa. Las frecuentes impresiones del paciente
indicaban padecimientos morales. Finalmente, la enfermedad de V. E. me pareció ser de
las más graves, y mi primera opinión fue que tenía los pulmones –pulmón- (7) dañados.
No hubo tiempo de proponer un método formal: solamente se le dieron unas cucharadas
de un elixir pectoral compuesto en Barranquilla. Diciembre 1° de 1.830, a las 8 de la
noche. Reverend.

BOLETÍN NÚMERO 2
V.E. pasó mala noche desvelado y tosiendo, principalmente por la madrugada. Tuve
más lugar de reconocer el temperamento del paciente, que se puede clasificar en los
bilioso-nerviosos. Además de tener el pescuezo delgado, tiene también el pecho
contraído -deshidratación grave (12)- y agregando a estas -problemas (30)
hematológicos- semejanza amarillez -problemas de (26) piel- de su rostro, opiné que
la enfermedad era un catarro -pulmón (7)- pulmonar crónico, tanto más cuanto que yo
miraba los esputos de -irritación pulmonar con expectoración espumosa (21)-
color verdoso. Fue de la misma opinión el Doctor M. Night citano de la goleta de guerra
GRAMPUS de los Estados Unidos de Norte América, que casualmente se hallaba en
esta plaza. A las diez de la mañana conferenciamos, el Doctor M. Night y yo para
arreglar un método curativo y lo hicimos en estos términos: los remedios pectorales
mezclados con los narcóticos y expectorantes, dando al mismo tiempo una pequeña
dosis de sulfato de quinina para entonar -estómago (8)- el estómago. Por alimentos las
masas de sagú, pollo y caldo. Diciembre 2, a las 8 de la noche. Reverend.

BOLETÍN NÚMERO 3
La noche pasada fue un poco más tranquila, pero siempre con la tos y los mismos
esputos. Es de advertir que V. E. tiene mucha repugnancia -malestar general (19)-
para tomar los remedios y aún los alimentos, lo que se puede atribuir al desgano que
tiene. También debo notar que -poli-neuropatía (28)- duerme solamente dos o tres
horas en las primeras de la noche, y el resto lo pasa desvelado, y como con pequeños
desvaríos. El mismo método, y además el cuarto ventilado, procurando que el pecho y
los pies estuvieran cubiertos. Diciembre 3, a las 8 de la noche. Reverend.

BOLETÍN NÚMERO 4
La noche pasada no fue molesta: esta mañana -vómitos profusos (9)- hubo unos
vómitos que V. E. atribuyó a una taza de leche de burra, y no continuó tomándola. La
misma tos, expectoración y des-gano, con todo, el pulso parecido al natural, aunque por
la noche se vuelve algo -sudoración (15)- febril. Por la tarde, estando presente el
40
Es la Advertencia y Revelación Final
ESENCIA Y ESTIRPE ESPIRITUAL DE LA GRAN COLOMBIA

Doctor M. Nigth se quejó V. E. de un dolor interno -dolor por irritación local (4)-
correspondiente al hueso esternón: se le aplicó entonces el emplasto de pez de Borgoña
en la parte dolorida, y se alivió bastante. Los demás métodos y alimentos, lo mismo que
en los días antecedentes. Diciembre 4, a las 8 de la noche. Reverend.

BOLETÍN NÚMERO 5
La noche pasada no fue buena, y a pesar de seguir con los mismos remedios ya
indicados, pasó el día más molesto que los antecedentes. El dolor del pecho -garganta
(6), pulmón (7), estómago (8)- le creció y se propagó en el costado derecho. También
un poco de hipo; pero no causaba al paciente mucha molestia. El dolor del pecho se curó
con la misma untura anodina y mediante una píldora calmante se sosegó. EI mismo
método y los mismos alimentos. V. E. volvió a la costumbre -debilidad encierro (20)-
de encerrarse. En este día se pensó atacar -baja tensión arterial (14)- el cansancio
con un temperamento más fresco y más puro al pie del lugar: el mismo paciente lo desea
con ansia…
ABLUCIÓN. Habiendo tenido que seguir en la goleta GRAMPUS el Doctor M. Nígth de
que es cirujano, yo me quedé solo encargado de la asistencia de V. E. el Libertador.
Diciembre 5, a las 9 de la noche. Reverend.

BOLETÍN NÚMERO 6
La noche pasada fue regular mediante una píldora calmante que tomó V.E. El dolor
del pecho había desaparecido -dolor por irritación local (4)-, y la expectoración era
menos flema. Habiendo V. E. manifestado el gran deseo que tenía de ir al campo, y de
acuerdo con sus amigos que también iban como yo. Que le sería provechoso el aire del
campo, salió V.E. por la tarde para la quinta de San Pedro, donde llegó bastante
contento del viaje que decía le había aprovechado, pues le condujeron en berlina. En fin,
estaba muy satisfecho, y esta confianza fomentaba las esperanzas de sus amigos. Los
mismos remedios y los mismos alimentos. Además se hizo un poco de agua de goma
arábiga por tisana común. San Pedro. Diciembre 6, a las 9 de la noche. Reverend.

BOLETÍN NÚMERO 7
S. E. pasó una buena noche y el día contento, alabando mucho la mudanza de
temperamento, o más dije, él hallarse en el campo. El pulso permaneció siempre regular
y observé poca -irritación pulmonar (21)- cantidad de esputos. Además de las
medicinas ya indicadas, tomó un vaho emoliente tibio, y no tuvo novedad: es el mejor día
que ha tenido S. E. después de su llegada. Diciembre 7, a las 8 de la noche. Reverend.

BOLETÍN NÚMERO 8
Anoche principió a variar la enfermedad. V. E., además del pequeño -convulsiones
por falta de oxigenación celular (17)- desvarío que ya solo le había notado, estaba
bastante amodorrado, tenía la cabeza caliente y los extremos -sudoración (15)-,
frialdad (16)-, fríos a ratos. La calentura le dio como más fuerza, le entró también el
41
El Último Carabobo de los Espíritus Inmortales
LA GRAN MEMORIA RAM II

hipo con más frecuencia y con más tesón, pero sin molestar al paciente. La
expectoración fue menos - irritación pulmonar (21)- y el desvelo más grande. Sin
embargo, el enfermo disimulaba sus padecimientos, pues estando solo daba algunos -
dolor por irritación local (4), piel (5), garganta (6), pulmón (7), estómago (8)-
quejidos. Se le puso un emplasto anodino narcótico en el epigastrio, y mediante unos
remedios antiespasmódicos se sosegó un poco; pero yo le observaba de un modo
sensible entorpecimiento -poli neuropatía (28) especialmente en los miembros (29)
inferiores, encefalopatía, shocks mentales (30)- en el ejercicio de sus facultades
intelectuales. Me pareció ser un efecto de la supresión de la expectoración y que la
materia morbífica por un movimiento metastásico del pecho -El dolor (24) en los
músculos y articulaciones, cólicos (25)- subía a la cabeza. Se usaron entonces los
remedios refrigerantes en la cabeza, los revulsivos en los extremos inferiores, las
frotaciones estimulantes lejos del paraje atacado, y finalmente cuantas medicinas podían
hacer derribar la congestión en el cerebro. Diciembre 8, a las 9 de la noche. Reverend.

BOLETÍN NÚMERO 9
La noche fue bastante molesta: mucho desvelo: poca expectoración: el hipo repitió
con bastante fuerza: algún delirio; el pulso más frecuente y apretado; sudor ninguno.
Cuando se le preguntaba a V. E. si tenía algún dolor, siempre contestaba que no; por lo
que se conocía que -hematológicos, hepático, miocarditis y nervio (31)- el sistema
nervioso estaba atacado. Han seguido los remedios calmantes anodinos y el mismo
método que el día anterior. Por alimento sagú, gelatina y caldos. Diciembre 9, a las 8 de
la noche. Reverend.

BOLETÍN NÚMERO 10
A pesar de tener el cuerpo más despejado, le siguió la misma modorra. La lengua ha
estado -dolor por irritación local (4), piel (5), garganta (6), pulmón (7)- algo
trabajosa a ratos. Calor en la cabeza -dolor de cabeza (2)- y los extremos fríos. Un
preludio y las manos puestas en agua tibia restablecieron el equilibrio de los humores.
Arrojó algunos esputos de la misma calidad que antes, con sensaciones de dolor al
pecho -irritación pulmonar con expectoración espumosa (21), sanguinolenta,
dificultad respiratoria (22) y al final edema agudo de pulmón (23)-,
principalmente hacia el lado izquierdo. Linimentos anodinos en las partes doloridas, y el
uso de los revulsivos. Siempre lo mismo. Por la tarde se le recargaron los males, pero
solamente de noche se le notó delirio. A pesar de tener algún trabajo en expresarse,
gozaba enteramente de sano Juicio. Diciembre 9, a las 9 de la noche. Reverend.

BOLETÍN NÚMERO 11
Dos o tres horas de sueño en las primeras de la noche y con alguna inquietud. El
resto de ella lo pasó V. E. desvelado, conversando solo, y de consiguiente deliraba. La
mayor parte del tiempo era un quejido continuo; pero el paciente siempre contestaba que
estaba bueno. No pudo restablecerse la expectoración como antes; de consiguiente tuve
los motivos para creer que iba a efectuarse la metástasis -convulsiones por falta de
oxigenación celular (17) y finalmente coma y muerte (18)-. Se continuó el uso de
42
Es la Advertencia y Revelación Final
ESENCIA Y ESTIRPE ESPIRITUAL DE LA GRAN COLOMBIA

los calmantes y para atacar aparte los revulsivos. Diciembre 10, a las 8 de la mañana.
Reverend.

BOLETÍN NÚMERO 12
Como de costumbre tenía más despejo de día, por la noche -mareo y delirio (3)- le
crecieron los ideales con más fuerza. De cuando en cuando la misma modorra; pero al
despertar se hablaba con serenidad y claridad. Sin embargo, amparaban los síntomas de
congestión en el cerebro. Como V. E. es de naturaleza estreñido, se le dieron dos
píldoras purgantes para evacuarlo, y no le hicieron efecto, a parte de las lavativas que se
le hicieron. Le atacó el hipo de nuevo y tuvo más -vómitos profusos (9)- arquea-das.
Un parche anodino le reestableció la quietud: pero siguiendo siempre las señales
inminentes de una congestión cerebral, se le puso un cáustico o vejigatorio en la nuca a
las tres de la tarde, continuando los mismos remedios revulsivos y anodinos. A las ocho
y media de la noche se levantó el cáustico, que le había hecho poco efecto, por lo que se
le puso otro inmediatamente en el mismo paraje. Bebió el agua de goma por tisana
común. Habiendo estado por la tarde más despejado a beneficio del cáustico, V. E. hizo
sus disposiciones espirituales y temporales con la mayor serenidad, y no le reparé la
menor falta en el ejercicio de sus facultades intelectuales, lo que atribuí también al efecto
del vejigatorio. Diciembre 10, a las 9 de la noche. Reverend.

BOLETÍN NÚMERO 13
Mediante los vejigatorios en la cabeza, y frotaciones en el espinazo, como también
los sinapismos en los pies, permaneció con menos sopor. Sin embargo la noche fue
molesta y -mareo y delirio (3)- con algún delirio. A media noche le entró la calentura -
sudoración fiebres (15)- con alguna fuerza. V. E. tomó cucharadas de una poción
antiletárgica que le hizo regular efecto. El hipo no fue tan tenaz: pero siempre seguían los
demás síntomas graves. Diciembre 11, a las 8 de la mañana. Reverend.

BOLETÍN NÚMERO 14
Después de la curación del vejigatorio que levantó regular y que no causó mucho
dolor a S. E., hubo una deposición copiosa provocada por una lavativa purgante. Los
ataques del hipo no fueron tan fuertes ni tan frecuentes. Con todo hubo modorra con
calor en la cabeza y frío -La intoxicación crónica presenta: malestar general (19),
debilidad encierro (20)- en los extremos. Por la tarde V. E. tuvo ardor -glomérulo
nefritis y falla renal (33)- en la orina, se le dio el agua de linaza, y un pequeño delirio
se notó cerca de las seis: el pulso más frecuente y -hepático, miocarditis y nervio
(31)- apurado. Se continuó el mismo método: es decir, refrigerantes en la cabeza.
Frotaciones estimulantes en el espinazo, sinapismos a los pies, lavativas oxidantes, y
también una mixtura pectoral incisiva para excitar la expectoración. Diciembre 11, a las 8
de la noche. Reverend.

BOLETÍN NÚMERO 15
V. E. pasó mala noche -intoxicación aguda (1): dolor de cabeza (2), mareo y
delirio (3), dolor por irritación local (4)-, desvariando a menudo. Sin embargo el
43
El Último Carabobo de los Espíritus Inmortales
LA GRAN MEMORIA RAM II

vejigatorio había purgado algo. El pulso frecuente y más comprimido -miocarditis y


nervio (31)- que nunca: grande exasperación en los síntomas. Orines involuntarios con
sensación -glomérulo nefritis y falla renal (33)- de ardor. No hubo hipo. Se siguió el
mismo método, pero con poco efecto en los resultados, pues amaneció más despejado
que el día anterior. Al curar el vejigatorio se le untó más arriba de la nuca con el linimento
refrescante de Gondret: inmediatamente le causó el pequeño dolor la que proviene de su
aplicación. Diciembre 12, en las 8 de mañana. Reverend.

BOLETÍN NÚMERO 16
Desde las ocho de la mañana hasta el mediodía tuvo las ideas algo -mareo y delirio
(3)- confusas, conversando a ratos con alguna serenidad. Por la tarde se despejó y tuvo
algunos minutos tranquilos. La tos se aumentó -irritación pulmonar con
expectoración espumosa (21), sanguinolenta, dificultad respiratoria (22) y al
final edema agudo de pulmón (23)- y expectoró un poco más: el pulso siempre febril
y apretado: frío en los extremos y calor en la -dolor de cabeza (2), mareo y delirio
(3)- cabeza. El vejigatorio purgó poco, y el linimento vesicante de Gondret hizo poco
efecto. Hubo una deposición provocada por una lavativa. Por agua común la tisana de la
semilla de linaza. La mixtura pectoral, y los aumentos fueron una o dos tasas de caldo, la
gelatina y varias tazas de sagú. La gana de comer es muy poca, y la sed -una. Diciembre
12, a la 12 de la noche. Reverend.

BOLETÍN NÚMERO 17
La noche del 12 al 13 V. E. la pasó con mucha inquietud -poli neuropatía (28)
especialmente en los miembros (29) inferiores, encefalopatía, shocks mentales
hematológicos (30)- y desvelo, mudándose a cada rato de la cama a la hamaca y de la
hamaca a la cama con unos quejidos -dolor por irritación local (4): piel ( 5),
garganta (6), pulmón (7), estómago (8)- continuos, pero sin poder explicar sus
achaques. Orines -glomérulo nefritis y falla renal (33)- involuntarios, frecuentes y en
poca cantidad. Tos seca y muy a menudo pero sin expectoración. El pulso frecuente y
más blando que ayer, pero más deprimido. La voz algo pesada -dificultad respiratoria
(22) y al final edema agudo de pulmón (23)- y la expectoración más trabajosa. El
vejigatorio ha purgado poco. Finalmente, V. E. está más abatido que en los días
anteriores. La cabeza siempre sudorosa. Refrescos en la cabeza y tisana emoliente por
agua común. Sagú por alimento. Diciembre 13, a las 8 de la mañana. Reverend.

BOLETÍN NÚMERO 18
En este día se han agravado los síntomas de la enfermedad de S. E. y aún se ha
agregado otra complicación, que es una irritación de los órganos -garganta (6),
pulmón (7), estómago (8)- digestivos, pues la lengua, de húmeda que estaba hasta
ahora, se ha puesto un poco seca, áspera y colorada en sus orlas. Varias veces ha
tenido gastas y aún ha vomitado. La misma confusión en las ideas y -dolor de cabeza
(2), mareo y delirio (3)- aberración de la memoria. Calor en la cabeza pero menos que
en los días anteriores, el frío -baja tensión arterial (14), sudoración fiebres (15),
frialdad (16)- también ha sido menos. Ha seguido la tos seca -tos pulmón (7)- sin
44
Es la Advertencia y Revelación Final
ESENCIA Y ESTIRPE ESPIRITUAL DE LA GRAN COLOMBIA

expectoración pero con un escupir continuo: Orines involuntarios -glomérulo nefritis y


falla renal (33)- a veces aunque no muy frecuentes. El semblante muy -malestar
general (19)- abatido. El pulso por la tarde fue suave; pero es de advertir que esa
disposición no es constante. No se ha quejado tanto S. E pero tampoco ha explicado sus
dolencias. Las sensaciones están -El dolor en los músculos y articulaciones (24)-
como entorpecidas, refrescar la cabeza, llamar el calor a los extremos, calmar la tos con
agua de mucílago, ha sido el método de hoy, y el sagú por alimento. El vejigatorio ha
purgado poco. Diciembre 13, a las 9 de la noche. Reverend.

BOLETÍN NÚMERO 19
La noche del día 13 al 14. V.E. ha tenido un poco de descanso, efecto de un julepe
anodino, y untura emoliente en el pecho. Desde las doce hasta las seis de la mañana
durmió sin despertarse, y la consiente sin toser. Sin embargo. Sigue el entorpecimiento --
poli-neuropatía (28) especialmente en los miembros (29) inferiores,
encefalopatía, shocks mentales hematológicos (30)- en las sensaciones; la lengua
está húmeda y menos irritada: la voz ronca, y mientras dormía el pecho le silbaba. Hay
siempre incontinencia -glomérulo nefritis y falla renal (33)- de orina. El pulso está
menos frecuente -miocarditis y nervio (31)- y algo blando. El vejigatorio ha purgado
algo: después de haberlo curado, V. E. ha tenido unas bascas y un eructo. Tisana
pectoral. Untura anodina en el pecho y sagú por alimento. Diciembre 14 a las 8 de la
mañana. Reverend.

BOLETÍN NÚMERO 20
El Libertador se va empeorando todo. El pulso de regular que estaba a las ocho, se
ha vuelto -miocarditis, pulso y nervio (31)- deprimido. Los extremos son vientre bien
frío. Una tos casi de continuo -tos pulmón (7)- se ha apoderado de V.E. El semblante
está más abatido, y se presiente la probabilidad -al final edema agudo de pulmón
(23)- de la muerte. Tose muy poco y ha decaído. Fortificantes y estimulantes al exterior.
Diciembre 14, a las 11 de la mañana. Reverend.

BOLETÍN NÚMERO 21
V.E. sigue en el mismo estado de postración, y aún peor, se le van agotando -coma
y muerte (18)- las funciones vitales. Decúbito en las espaldas, como vigilando. Las
facciones algo -problemas de piel (26), se produce por el aumento de la melanina
y queratosis palmar y plantar (27)- hipocráticas, el sopor lo mismo. La respiración
estertorosa, palabras -encefalopatía, shocks mentales hematológicos, hepático
(30)- balbuceantes y frío excesivo -frialdad (16)- en los extremos, son los síntomas
que tiene el enfermo. Ninguna esperanza nos queda. Siempre se usan los fortificantes
interior y exteriormente. Sagú con vino es el alimento que puede pasar. Diciembre 14, a
la una y media de la tarde. Reverend.

BOLETÍN NÚMERO 22

45
El Último Carabobo de los Espíritus Inmortales
LA GRAN MEMORIA RAM II

V.E. sigue siempre declinando. Los únicos remedios que se usan son los fortificantes.
Él permanece lo mismo que los demás síntomas expresados en el boletín anterior
número 21- Diciembre 14, a las 4 de la tarde. Reverend.

BOLETÍN NÚMERO 23
V. E. está en el mismo estado de postración. Sin embargo no han crecido de un
modo sensible los síntomas expresados en los dos boletines anteriores. El pulso está
siempre deprimido, los extremos fríos. Las palabras balbucientes. etc.; pero el hipo no ha
sido tan a menudo esta noche. El vejigatorio, purga poco, y tiene la cara -problemas de
piel (26), se produce por el aumento de la melanina y queratosis palmar y
plantar (27)- de un color blancuzco. Se sigue el mismo método: es decir fortificantes al
exterior y al interior, sinapismos, y untura anodina en el pecho. Lo mismo por alimento.
Diciembre 14, a las 9 de la noche. Reverend.

BOLETÍN NÚMERO 24
V. E. se halla casi lo mismo, con la diferencia que los síntomas han perdido algún
signo de su fuerza. Así es que el calor -sudoración fiebres (15), frialdad (16),
convulsiones por falta de oxigenación celular (17)- ha vuelto a los extremos, el
pulso está menos deprimido, etc. Además, ha arrojado algunos - irritación pulmonar
con expectoración espumosa (21)- esputos. A pesar de las pocas esperanzas. Siguen
siempre los fortificantes y alimentos nutritivos, como el sagú con vino. Diciembre 15, a
los 6 de la mañana. Reverend.

BOLETÍN NÚMERO 25
V. E. sigue lo mismo y aún le vuelve a ratos el hipo. Está siempre en el mismo
desvarío, palabras -mareo y delirio (3)- balbucientes. Semblante más decaído, estupor
-intoxicación crónica, malestar general (19)- en el rostro, orines en pequeña
cantidad; voz ronca, la lengua algo seca, poca expectoración. Las fuerzas vitales
estimuladas por el arte no bastan para tanta complicación, y por consiguiente hay muy
poca, o por mejor decir, ninguna esperanza de conservar la vida de V. E. El Libertador.
Sin embargo, siguen los remedios pectorales, y unturas anodinas en el pecho, refrescos
en la cabeza, y frotaciones espirituosas en los extremos. Sagú por alimento. Diciembre
15 a las 5 de la tarde. Reverend.

BOLETÍN NÚMERO 27
Vuelven a agravarse Ios síntomas peligrosos de que se ha hablado antes en los
últimos boletines. Ha vuelto el hipo a menudo, la cabeza se ha puesto calurosa, -
deshidratación grave (12), calambre muscular (13), baja tensión arterial (14),
sudoración fiebres (15), frialdad (16), convulsiones por falta de oxigenación
celular (17)- y el frío ha invadido otra vez los extremos; de consiguiente ha resultado el
desvarío continuado que V. E. tiene desde esta tarde. La voz se ha vuelto más ronca y
las palabras balbucientes. Nada de despejo en todo el día. El pecho no se aflojó aunque
la tos no es mucha. Los orines son pocos. Refrescos en la cabeza, dos veces en la
espalda, y los vejigatorios en las pantorrillas de la nuca se ha purgado un poco. Se le
46
Es la Advertencia y Revelación Final
ESENCIA Y ESTIRPE ESPIRITUAL DE LA GRAN COLOMBIA

dieron dos tazas de una poción antiespasmódica, y se contuvo el hipo algo incisivo por
parte común. Se le pusieron dos lavativas. Por alimento una taza de sagú cada 2 horas.
Diciembre 15, a las 9 de la noche. Reverend.

BOLETÍN NÚMERO 28
Los síntomas del mal se están exasperando -finalmente coma y muerte (18)- por
momentos. El desvarío continúa, los orines están parados, el hipo no cede, los extremos
muy fríos. El semblante ha vuelto a ponerse hipocrático. El pulso está -miocarditis,
pulso y nervio (31)- miserable. Nunca había llegado V. E. a tan sumo grado de
postración. Frotaciones espirituosas en los extremos, poción entiespamódica, una
cucharada de un cordial. Desde las nueve de la noche no había tomado alimento. Se
prepara actualmente un poco de sagú con vino. Diciembre 16, a la 1 de la madrugada.
Reverend.

BOLETÍN NÚMERO 29
Por los muchos estimulantes y fortificantes se sostiene la vida de V. E. Ha vuelto un
poco de calor a los extremos. Vuelve el -mareo y delirio (3)- delirio. El pulso no está
tan decaído por el estímulo de las medicinas, aún tose, han curado los vejigatorios pues
habiéndolo quitado a media noche el mismo paciente, fueron frotaciones espirituosas en
los extremos, antiespasmódicos al interior. Son los remedios que se están haciendo. El
sagú con vino por alimento. Diciembre 16, a las 6 de la mañana. Reverend.

BOLETÍN NÚMERO 30
V. E. va siempre delicado y si vuelven las fuerzas vitales a sobresalir alguna vez, es
para decaerse un rato después finalmente es la lucha extrema de la vida, con el
vejigatorio de la nuca ha purgado bastante pero los que se le pusieron anoche en las
pantorrillas han hecho muy poco efecto. Los orines suprimidos. Siguen siempre las
frotaciones espirituosas en los extremos. Las bebidas antiespasmódicas emolientes y
lavativas de sagú cada dos horas. Diciembre 16, a las 4 de la tarde. Reverend.

BOLETÍN NÚMERO 31
Todos los síntomas de la enfermedad han vuelto a mostrarse además, se le ha
notado otro síntoma malo y es que ha echado orines -glomérulo nefritis y falla renal
(33)- ensangrentados. La respiración es más trabajosa -dificultad respiratoria (22)- y
apenas han purgado los vejigatorios de las pantorrillas. Frotaciones espirituosas en los
lados, antiespasmódicos al interior, etc. Sagú por alimento. Diciembre 16, a las 9 de la
noche. Reverend.

BOLETÍN NÚMERO 32
Todos los síntomas están llegando al último grado de intensidad: el pulso está en el
mayor decaimiento el facies está más hipocrático que antes: en fin, la muerte -y
finalmente coma y muerte (18)- está próxima. Frotaciones estimulantes cordiales y
sagú. Los vejigatorios han purgado muy poco. Diciembre 17, a las 7 de la mañana.
Reverend.
47
El Último Carabobo de los Espíritus Inmortales
LA GRAN MEMORIA RAM II

BOLETÍN NÚMERO 33
Desde la mañana hasta la 1 del día que ha fallecido S. E. el Libertador todos los
síntomas han señalado más y más la proximidad de la muerte -poli neuropatía (28)
especialmente en los miembros inferiores (29), encefalopatía, shocks mentales
hematológicos, hepático (30), miocarditis, pulso y nervio (31), neuritis óptica
(32), glomérulo nefritis y falla renal (33)-. Respiración anhelosa, pulso apenas
sensible. Cara hipocrática. Supresión total de orines. etc. A las doce empezó el ronquido
y a la una en punto expiró V.E el Señor Libertador, después de agonía larga pero
tranquila. San Pedro, Diciembre a la 1 del día. Reverend.”

ALARIDO DE ¡BLASFEMIA!
…Y no se puede esperar otra respuesta de los ignorantes o de los que son
cómplices... Veía y tocaba con mis manos cada una de estas acciones sionistas;
cómo cada una fue premeditada por los merkabianos en sus naves aquí en la
Tierra y en sus sinagogas. Así mismo veía a Pablo escribiendo su sentencia para
los Hebreos 4:12,13, su pueblo traidor a la verdad de Jesús… “Porque la palabra
de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta
partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y
las intenciones del corazón. Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su
presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a
quien tenemos que dar cuenta”…

En el envenenamiento existe una gran variedad de síntomas producidos por el


Arsénico administrado, según la dosis y la frecuencia por lo cual ya logramos
interpretar que el Libertador fue envenenado por los más expertos en estos fines
homicidas, ocupación con la cual miles de millones de personas han muerto de
forma desconocida, mientras a esos pacientes atendidos por ellos mismos, se les
dan certificados de defunción como muertes naturales. Hoy en día se dispone de
sofisticados y técnicos laboratorios de medicina nuclear capaces de detectar
cualquier contaminación con arsénico por muy pequeña que esta sea, y a su vez,
encontrar indicios de estas muertes en momias, de más de cinco mil años. Por
esto ya se cae la venda al pueblo de Bolívar al mostrarle estos 33 pasos que el
arsénico cumplió en su cuerpo, según el diagnóstico de estos 33 informes, muy
coincidentes con los síntomas del envenenamiento y muy raro del Dr. Prospero
Reverend, que sean 33, pues este es el número de grado de la masonería, algo
que quedó muy oscuro con la participación también del Doctor M. Night,
médico de la Goleta de guerra norteamericana Grampus, “que casualmente se
hallaba en esta plaza” antes de ir a la Quinta de San Pedro Alejandrino, pues
debemos recordar que Napoleón Bonaparte poco antes de su exilio en la isla de
Santa Elena en 1821, escribió en su testamento: “Estoy muriendo antes de mi
hora, asesinado por la oligarquía británica y su asesino a sueldo...” Tras su
muerte, un cirujano italiano practicó la autopsia a su cadáver y declaró como
causa de su muerte, un cáncer de estómago, pero el contenido de arsénico en
48
Es la Advertencia y Revelación Final
ESENCIA Y ESTIRPE ESPIRITUAL DE LA GRAN COLOMBIA
sus cabellos era superior al que normalmente existe en los cabellos humanos.
Algunos sospecharon entonces, que el emperador había sido envenenado por su
asistente, el conde Montholos.

Si bien es cierto que Bolívar fue un hueso duro de roer para los judíos de las
Colonias, también lo fue Sucre, pues le seguía en poder intelectual y decisión y
por esta razón, al no poderle matar en los atentados anteriores, tramaron todo
para su muerte en Berruecos, y de esta forma, muerto Sucre, se tenía que asistir a
la muerte del Libertador desde la goleta de guerra Grampus, y se debía contar
con un masón francés que asistiera esos últimos momentos, como los casos
criminales de la famosa Elfriede Blauersteiner de sesenta y cuatro de edad, a la
que se la apodaba “viuda negra”, por tener como costumbre el vestir de luto y
con un elegante sombrero con velo, asistir a los funerales de sus numerosos
esposos. Fue acusada de falsificar testamentos a su favor ayudada, de su
abogado, quien también fue encarcelado. Captaba a sus futuros cónyuges entre
los pacientes de los hospitales y clientes de farmacias, a los que escuchaba
atentamente de sus dolencias, y llegaba incluso a consolar a los viudos
adinerados en la primera misa que celebraban por la muerte de su esposa.
También ponía anuncios en los periódicos, ofreciéndose como enfermera,
cocinera, jardinera y camarera. Aunque tan sólo confesó a la Policía, cinco de
sus crímenes, se le suponen muchos más durante al menos veinte años hasta que
fue descubierta. Confesó además, que había ayudado a algunos vecinos a
quitarse la vida con venenos, como el cianuro y arsénico, aprovechando su
muerte para apropiarse de todos sus bienes. Cuando la Policía registró su
vivienda, encontró una poblada biblioteca de libros de medicina y sobre los
efectos de algunos fármacos. Aplicaba a sus víctimas conocidos medicamentos
para tratar la diabetes, que provocaban bruscos descensos en los niveles
sanguíneos de glucosa (hipoglucemia).

El arsénico tomado en este Libro, como la columna vertebral del despertar de


nuestra furia latinoamericana contra la invasión merkabah y que ahora
identificamos plenamente, es de uso mistérico desde la historia misma de la
humanidad y de estos casos hay muchos conocidos, como el de la judía Anna
Zwanziger, asesina en serie de gran interés criminalístico, que utilizaba el
arsénico para acabar con sus víctimas. El día de su ejecución declaró fríamente
ante el juez, que su muerte sería una suerte para la humanidad, pues le resultaba
imposible renunciar al veneno y al crimen; o el de Marie Josephine Besnard
que fue detenida en Loudun (Francia en julio de 1949) acusada de la muerte de
trece personas incluyendo a su madre, su suegro y varios amigos y conocidos.
Su esposo había fallecido en 1947 a causa de un infarto del miocardio. Una carta
anónima al fiscal de la localidad, dio origen a una exhumación del cadáver, con
lo que se descubrió la presencia de elevadas cantidades de arsénico en su
organismo, al punto tal, que algunos peritos observaron la gran cantidad de
arsénico en el terreno en donde se había inhumado el cuerpo de la víctima.
49
El Último Carabobo de los Espíritus Inmortales
LA GRAN MEMORIA RAM II

…Para los merkabianos extraterrestres y terrenales, nada pasa desapercibido;


como tampoco para la Justicia Eterna que está tras de ellos para acusarlos y
sentenciarlos finalmente: “Porque nada hay encubierto, que no haya de descubrirse; ni
oculto, que no haya de saberse. Por tanto, todo lo que habéis dicho en tinieblas, a la luz
se oirá; y lo que habéis hablado al oído en los aposentos, se proclamará en las azoteas”
(Lucas 12:2,3)… todo fue arreglado, inclusive para que médicos de otros lugares
como los de Cartagena, no asistieran al Libertador: “Con excepción de los
integrantes de su comitiva, ninguno quería acercarse a él por el temor del contagio. La
terapéutica del vulgo, había pregonado que estaba tísico, y en aquella época esta
enfermedad se consideraba letal para quienes la sufrían, como para quienes se
acercaban a los pacientes de la misma. Los mismos médicos residentes en Cartagena
entonces, hicieron mutis por el foro cuando supieron que Bolívar se encontraba en
aquella postración. Los facultativos que pudieron socorrerlo, y acompañarlo hasta la
morada en que se apagó el 17 de Diciembre, adujeron diversas razones para dejar de
asistirlo: pobreza absoluta, la responsabilidad que constituía la prestación de los
servicios para un hombre famoso del que se hacían lenguas tirios y troyanos, montescos
y capuletos”.

Cuántos hipócritas he visto en el Manantial de Luz gritar ¡blasfemia! contra


el Dr. Reverend en los últimos momentos del Libertador; pues éstos deben gritar
mucho más al saber que la Manuela Sáenz era judía y que participó
administrando las dosis letales, esto a costa de su amor, y por esta razón, ella
murió sola, abandonada, encerrada, pues había matado a su amor, presionada por
su pueblo y los rabinos de Quito y Bogotá. La misma presión de la que no se
escapa ningún judío como el caso de Eleazar Ven Henry Kissinger, ordenado
por los ancianos de Israel y de cuanto está escrito en sus libros de las mil formas
de matar a cualquier enemigo de Israel, como escribe y manda en el Zohar 1-219
b: “El cautiverio de los judíos terminará cuando príncipes cristianos mueran”.

RECORDEMOS Y VIVAMOS SIEMPRE


Bolívar como tantos, no es la única víctima, ni el primer objetivo; es todo
aquel que se oponga a su plan de dominio, el que está sentenciado por el “Ojo
por ojo diente por diente”, que es la ley maldita del Deuteronomio 19:21, donde
no hay perdón sino destrucción: “Y no le compadecerás; vida por vida, ojo por ojo,
diente por diente, mano por mano, pie por pie”… que es a su vez, el principio masón
predicado por las iglesias de Roma a todos sus feligreses, para significar que se
adora a su “dios”: “A “dios” rezando y con el mazo dando”… que es su mayor
poder, destruir y dividir, pues al asesinar, se cumplen estos planes infernales -
RECORDEMOS SIEMPRE- el: “Divide y vencerás”… “Es lícito matar a alguien
que denuncie a un judío en cualquier parte. Es lícito matarle incluso antes de
que lo denuncie”. (Schulchan Aruch Coszen Hamiszpat 338)”… sus libros y
escrituras identifican el desprecio del “dios” del Talmud por los Gentiles,
Hilkkoth, Goyim, Akum; los no judíos, LOS CRISTIANOS COMO NOS
50
Es la Advertencia y Revelación Final
ESENCIA Y ESTIRPE ESPIRITUAL DE LA GRAN COLOMBIA
LLAMAN: “El no Judío es una basura; un excremento”. (Schulkan Arukh,
dicho del rabino José Caro). “Todos los niños gentiles son animales”.
(Yabamoth 98a). Y matan a nuestras naciones siguiendo el postulado de: “Los
pueblos gentiles constituyen el prepucio del género humano que debe ser
cortado” (Libro del Zohar, s.n.con). “El Akum es como un perro. Sí: la sagrada
escritura enseña a honrar al perro más que al no judío”. (Ereget Raschi Erod.
22,30). “Las almas de los no judíos provienen de espíritus impuros y se llaman
cerdos”. (Jal Kut Rubeni Gadol, 12b). “Aunque el no judío tiene la misma
estructura corporal del judío, ellos se comparan con el judío como un mono a
un humano”. (Schene luchoth haberith, p,250 b). “Si tú comes con un Gentil, es
lo mismo que si comes con un perro” (Tosapoth, Jebamoth 94 b).

Perros, animales, cerdos, akum es la definición en sus despreciables y


malditos libros para el género humano, al mismo que perteneció Jesús, porque
este ataque es contra todo cuanto sea Cristiano, es decir, todo lo que posea
“ESENCIA ESPIRITUAL DE JESÚS”, y por eso reconocemos la criminalidad de los
merkabianos por sus leyes y “dios” imperial del Talmud, como gran asesino del
género humano, por eso ¡PELEAMOS ESA GUERRA! “Y la Espada sale de la
vaina para que se haga juicio, y los opresores y pecadores son entregados en las
manos de los justos... Y los hombres sabios verán la Verdad, y los hijos de la tierra
comprenderán las palabras de este Libro y comprenderán que sus riquezas no pueden
salvarles en la ruina de sus pecados judíos”. Y comprender este Mensaje es
divulgarlo entre la humanidad, “EL ESPERADO EN TIEMPOS DE GUERRA”,
pues trae la Verdad de Bolívar que nos llamó a “decir la verdad a los hombres, a no
esconder -por más tiempo- los secretos que el cielo nos ha revelado”, sobre nuestra
Esencia y no la del “dios” falso del que estamos enervados contra él, y que ya
identificamos como el mismo diablo y sus ángeles y ejércitos de las tinieblas.
Este “dios” que hemos admirado por su capacidad de guerra es contrario al
DIOS de Jesús que es vida, y esta es la verdad que ahora puedo leer aquí en la
Nave de Sariel, el dominio de estos invasores sobre los inocentes habitantes del
planeta, a quienes les impusieron su poder extraterreno y les hicieron por fuerza
y matanza, creer en él, en la gran Babilonia… “Porque así ha dicho Jehová de
los ejércitos, “dios” de Israel: Yugo de hierro puse sobre el cuello de todas
estas naciones, para que sirvan a Nabucodonosor rey de Babilonia”
(Jer.28:14)… que ahora veo clara en la sentencia, que desde estas Naves como
las de Sariel –que son miles de millones- se dictó como contraposición a esa
invasión sobre la humanidad, porque Babilonia es el poder de guerra y matanza
implantado por ellos como un reino de reyes que controla al mundo; un reino
que las profecías -Apoc.18:21- determinaron que llegado un día morirían para
siempre jamás, –“Y un ángel poderoso tomó una piedra, como una gran piedra de
molino, y la arrojó en el mar, diciendo: con el mismo ímpetu será derribada Babilonia, la
gran ciudad, y nunca más será hallada”… y esto me mostró Sariel, cómo sucederá en
este tiempo y desde el momento que Bolívar comenzó su verdadera batalla para
este cumplimiento; es la justicia contra esa Babilonia Talmud o ley del Sinaí,
51
El Último Carabobo de los Espíritus Inmortales
LA GRAN MEMORIA RAM II

que odia a la humanidad por ser hijos de Jesús, como dicen sus libros: “Los
cristianos y otros quienes desecharon el Talmud, irán al infierno y se les
castigará allí por todas las generaciones”. (Rosh Hashanah 17 a). “Aquellos
judíos que hacen bien a los cristianos nunca resucitarán cuando mueran”.
(Zohar 1,25 b).

Pero tal sentencia de identificar a esa Babilonia enemiga de Dios… “Jesús


está en el infierno y está siendo castigado sumergiéndole en semen hirviente.
Los cristianos son sumergidos en excrementos hirvientes” (Gittin 57 a)”; a ese
poder de Globalización hoy… “La propiedad cristiana pertenece al primer
judío que la reclame”. (Babha Bathra 54 b); se gestó desde las aguas del
Orinoco en Cosacoima, allí nació el poderío de Angostura, la última intensidad
de la inmortalidad y dimensión de Resurrección para todos los hombres de la
Tierra, porque desde este territorio estaba escrito que se daría como verdad de la
Reina del Sur.

En las aguas del Orinoco, en 1819 en Casocaima, nació; así lo veo en el


Manantial de Luz que nos vuelve a decir como lo advirtió hace más de 5 mil
años, desde esta misma Nave y Mensaje del Gran Miguel: “Por lo tanto, no os
juntéis con los que tienen doblez de corazón, sino id con la justicia, ¡oh, hijos míos! Ella
misma os conducirá por los buenos caminos y la justicia será vuestra compañera”...
cuando nos previno de la oración del Talmud, su robo y la mentira merkabah
contra la humanidad: “Proclamamos que es lícito hacer uso de la mentira y el
perjurio si se requiere condenar en un juicio a un no judío”. (baba Kama 113b).
“¿Cómo interpretar la palabra robo? Para un goyim está prohibido robar,
hurtar o hacer esclavas a las mujeres, etc., de un goyim de un judío, en cambio,
para un judío nada de esto está prohibido si lo hace a un goyim”. (Tosefta,
Abhodha Zarah VIII, 5). “Un judío requiere no pagar a un gentil los sueldos
que se le deben por su trabajo”. (Sanedrín 57 a). “Los judíos pueden jurar
falsamente por medio de palabras de subterfugio”. (Schabauth hag. 6 b). “Se
obliga a decir la oración siguiente a todo judío cada día: gracias, “dios”, por
no haberme hecho un gentil, una mujer o un esclavo”. (Menahoth 43b-44 a).
“Un judío puede perjurar él mismo con clara conciencia”. (Calla 1 b, p.18). “El
nombre de “dios” no es profanado si un judío engaña a un cristiano”. (Babha
Kama 113 b).

Mentira y trampas contra los cristianos y cualquier humano que no sea judío
como lo resume Maimónides en sus leyes que sintetiza todo este Orden: “dios”
ha ordenado practicar la usura con los no judíos y prestarles dinero solamente
cuando paguen intereses (FMI), de manera tal que nosotros jamás les demos
ayuda, creándose toda clase de dificultades, aún cuando nos sean útiles y nos
presten favores...” que es el mismo aplicado al mundo desde el 11 de septiembre
al 7 de octubre de 2001, cuando ya al mundo no tiene regreso, porque el origen
de la maldad en la Tierra se ha especializado en luchar con las armas de la
52
Es la Advertencia y Revelación Final
ESENCIA Y ESTIRPE ESPIRITUAL DE LA GRAN COLOMBIA
mentira y la traición, con las armas de la muerte. Y para este tiempo al enemigo
merkabiano, “se le está cerrando el círculo, él lo sabe y en su desesperado intento por
sobrevivir, ha llevado al mundo y a sus moradores a una gran contienda final, la que
desató con el derribamiento de “Las Torres” conjuntamente con sus abanderados,
“Orden Mundial”, que son pueblos y tribus enteras, que en su afán de dominio no
será sino una desenfrenada carrera a su propia destrucción”, hacia allí los conduce la
Bestia de Bush y su reelección, con sus reyes de la tierra y sus ejércitos de la
Globalización; todos ya están reunidos para guerrear contra el que monta el caballo, y
contra su ejército”...
Ya el terrorífico Bush del Orden invasor, declaró con su mentira de “Las
Torres”, la guerra final, porque según ellos… “Sólo Israel justifica la creación
de la tierra”. (Abramo Seba, “Seror amor” fol.6, c.) y porque: “El Santísimo
(Satanás) habló así a los israelitas: vosotros me habéis reconocido como el
único (Mateo 4:8) dominador del Mundo y, por eso, yo os haré los únicos
dominadores del mundo”. (Changa fol.3 a y 3 b), por eso en tal fecha, Bush
declaró la guerra a todas las naciones, porque también, “La tasa de nacimientos
cristianos debe ser materialmente disminuida”. (Zohar II,64b), y la declaró
diciendo y significando a las naciones: “o están con nosotros y son terroristas y
serán destruidos: PERO ESTO YA SIGNIFICÓ SU PROPIA DESTRUCCIÓN, pues
según Apocalipsis 19:19,21: “los demás fueron muertos con la Espada que sale de la
boca del que monta el caballo, y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos”… y
el del caballo, ese del Apocalipsis 6 y el Símbolo de Venezuela para el
remanente final.

...Fue allí en Casocaima… el fuego español cae como volcanes sobre el


ejército Libertador… las aguas se agitan… la emboscada bien calculada… ¡Viva
el rey! y la metralla destroza la cubierta… ¡Viva Colombia! Y el Orinoco se tiñe
de sangre Matriota… desde tierra y riberas, cañones de las goletas españolas…
las del Libertador, en llamas, abordadas, muriendo al grito de libertad, y
mueren… caen, se hunden los cuerpos, agonizan en cubierta… la espada en la
mano, el mosquete humeante… la guerra sigue en otra dimensión para quienes
caen. Para Bolívar, es dentro de las Naves de Miguel del caballo Blanco, de la
Luz del Corcel, de estas mismas donde estoy viendo y casi tocando con mis
manos esos momentos: cambia su mente, su dimensión y su cuerpo se lanza al
agua; nada dentro de la savia del moriche del Gran Dios Hamilavaka, que es el
designio sobre la humanidad, el néctar de Venezuela, del caudaloso Orinoco, el
aliento del Corcel que esperaba mirar hacia delante; que ya puede mirar, porque
con mis palabras y visión, a los inocentes y culpables “escuálidos”, se les cae la
venda del engaño merkabah… y ellos lo saben, porque reconocen a la Sinagoga
de Caracas y a su rabino principal, como el hacedor de la matanza técnica del
ejército israelí sobre el pueblo de Bolívar-Chávez, al que los merkabah odian
visceralmente, enseñando a “los inocentes escuálidos” a odiarlo también, como
la fórmula de matar totalmente a Venezuela sin dejar aún a “los escuálidos”,
que les sirvieron de escalera para destruir la nación…
53
El Último Carabobo de los Espíritus Inmortales
LA GRAN MEMORIA RAM II

FUE ALLÍ EN CASOCAIMA


Esto veo en el Manantial de Luz: veo la pluma de Pablo de Tarso y su
pensamiento escribir: (1 Cor.4:5) “Así que, no juzguéis nada antes de tiempo, hasta
“que venga el Señor, el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas, y manifestará las
intenciones de los corazones; y entonces cada uno recibirá su alabanza de Dios”. Y
Sariel me mira de soslayo, me llama diciendo; toma tu alabanza de Dios Señor,
Nuestro, que ya está cerca: ¡Ven Reformador del Pensamiento de la Gran
Colombia!, sube aún más alto, a donde está el Espíritu Luz de las Creaciones
para que veas y muestres a tus hermanos cómo está preparado el Designio para
que os rescatéis a vosotros mismos, descubriendo que no estáis atados al destino
de Satán, el demonio merkabiano, impuesto por ellos sobre la humanidad, para
que descubráis el destino de la Bestia y sus poderes del Nuevo Orden… y subí a
la Fuente de Luz donde no hay tinieblas, menos merkabianos. Entonces vi
mover otra vez los espíritus universales de Bolívar y Sucre, estaban encarnados
en la Fuerza Interior de la verdad de este Continente en las palabras que
advirtieron... “si mi muerte contribuye... se consolide la unión”, unión que no ha existido
en la tierra ni en el Sur donde se clama; “y el pobre en su choza libertad pide ante el
Altísimo DIOS, y ante este santo nombre tiembla de pavor, el vil egoísmo” que ya por fin
es destruido; porque ha llegado... “La soberanía del pueblo (que) es la única autoridad
legítima de las Naciones” (25-5-1826)… entonces vi el Poder de la Fuerza Interior
de la Gran Colombia, la Reina del Sur. Y LO VI CRECER EN EL VIENTRE
del ¡Yo Soy que dijo! no temáis: “El Yo Soy el DIOS que salva, porque habitó
directamente en nuestras almas. El que se manifiesta cuando hacemos uso de nuestros
pies, piernas, brazos, manos, ojo, oídos y sentidos del alma. El que es la mente limpia
del mundo, la consciencia pura y gigante de lo Eterno, asimilando las Sustancias del
Alma Universal, y por eso piensa, escucha, habla y camina sobre las aguas”. Lo vi
contener en el corazón del que nadando en Casocaima, vio el efluvio de la
libertad de consciencia, el contener dentro muy dentro, en lo profundo del Ser; el
Poder de la Luz, la Unidad de lo Infinito. Ese algo que llamamos Consciencia
del Espíritu, que está ahí dentro del Ser y del Espíritu humano pero que yace
dormido en muchas almas y que no despierta hasta que el Santo Aliento, LA
IDENTIDAD DEL SER, llega a ser huésped y Señor de este cuerpo, este
espíritu como el mío, que entiende por qué el mundo merkabah no es su lugar de
vida; porque ya con el Aliento sabe medir el conocimiento, pesar la Consciencia
y determinar el engaño de Satán, cuando escribió leyes para gobernar a los que
desconocen y matan al Yo Soy, los que le sacrifican a él, cuando ávido de
sangre, ellos le dan su propia sangre, sus diezmos que recoge bajo maldiciones y
temores oscuros diciendo como dios; “yo soy Gran Rey, dice Jehová de los
ejércitos, y mi nombre es temible entre las naciones” (Malaquías 1:14).

Y me fundí más en la Luz del Manantial, mientras veía y grabada en mi


consciencia, escuchaba en arpegios estas palabras: “Entrega la alabanza de Dios a
los corazones de la Gran Colombia”… me adentré en Ella y me hice ELLA,
54
Es la Advertencia y Revelación Final
ESENCIA Y ESTIRPE ESPIRITUAL DE LA GRAN COLOMBIA
entonces logré contener dentro de mí, AL DIOS VIVIENTE, y lo comprendí,
pues aprendí del Santo Aliento, porque él llama a la puerta de cada alma, pero
no puede entrar hasta que el hombre por su voluntad abre, se adentra en la Luz y
se hace “ELLA Madre, Matria, Pachamama” con Saber y Conocimiento de
Pensamiento Reformador, que quiere aprender y aprende cada vez más. Me
fundí en EL SELLO DORADO DE LUZ, el Disco de Oro del Coricancha, que
permaneció expuesto durante generaciones en el Alto Perú; el Sello de los
Amautas estelares… Y abrí mi puerta de comprensión y aprendí de ella, como
Bolívar nadando hasta casi reventar sus pulmones; porque había contenido el
Sublime Aliento dentro de sí: como Pedro cuando Jesús les dijo: “y vosotros,
¿quién decís que Soy Yo? Respondiendo Simón Pedro, dijo: “Tú eres el Cristo, el Hijo
del Dios viviente”… porque el Santo Aliento, el Yo Soy, está dentro de cada Ser
del Dios Verdadero, de cada Alma engendrada en Luz; por esto diferencié el
Aliento Yo Soy, del vaho de Satanás el gran rey del sacrificio y adversidad,
quien quiso quitar a Bolívar su vida, quien intentó hurtar Mi Yo Soy y formar su
homuncoser o entidad de terror y miedo en mí, su rey Meshiaj para controlar mi
alma y obligarla a sacrificar al mundo como lo ha hecho con quienes le adoran
en la razón de sus mentes negras, de sus pensamientos hipócritas hacia Dios, en
sus corazones falsos a la Luz, en sus espíritus serviles a los merkabianos, porque
no conocen al que advirtió de los sacrificadores… “Porque vendrán muchos en mi
nombre, diciendo: “Yo soy el Cristo”; y a muchos engañarán”, y éstos son quienes
niegan el Aliento del Espíritu, y arrastran a los demás a perder el trabajo del
intelecto, porque se dedican con la razón, a resolver los problemas merkabah, y
nada más; estos son pasajeros, momentos materiales del mundo que agoniza
frente a la batalla del Yo Soy conciencia, ante el que el Libertador se libertó,
pues nadó por su vida y por la vida de la Gran Colombia, y desde allí se preparó
para reconocer al hacedor del atentado de Bogotá, porque allí bajo el agua y la
lluvia de fuego de muerte, abrió sus ojos bajo las turbias aguas del Orinoco para
reconocer a sus enemigos, los que da a conocer en la carta “Memorias de un
Caraqueño” que identifica plenamente... “a la sombra del misterio no trabaja sino
el crimen”...

Esto veo aquí en la Fuente de Luz, antes del ataque de Casocaima, él ya tenía
conocimiento del imperio judío, de cómo habían acorralado y masacrado a la
humanidad, explotándola con guerras y negocios mundiales, ya sabía que los
merkabianos nunca trabajan para ver fructificar la tierra, detestan la obra de la
tierra; su negocio es el dinero fácil y la mejor forma está en guerras y
mortandades de pueblos. Y aquí mientras nada por su vida, se da cuenta de que
el hombre terrestre, estuvo hasta el día de la verdad, a merced de su
conspiración, de la que predijo Jesús: “no quedará piedra sobre piedra”, profecía en
Columbae llegada hoy como Fuerza Interior, al cumplimiento de América y el
mundo, el día que vuelve y logra sacar su cabeza del agua merkabah.

55
El Último Carabobo de los Espíritus Inmortales
LA GRAN MEMORIA RAM II

Fue allí en Casocaima que sintió el Corcel de las estrellas (Apoc. 19:11-13),
el de los 24 Ancianos de la Galaxia, el Miguel, el del Anciano de Días…
“Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo
montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea. Sus ojos
eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas diademas; y tenía
un nombre escrito que ninguno conocía sino él mismo. Estaba vestido de una
ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS”… aún no
montaba el caballo de Casilda en Boyacá: el Caballo de la promesa espiritual del
Sur; que es FIEL Y VERDADERO, Y CON JUSTICIA JUZGA Y PELEA; y es
allí donde inicia su Poder la Gran Colombia: por esto escribí el llamado de la
sangre libertaria a los herederos de la Promesa del Sur. El llamado por cuanto
viví y sentí en la Visión de Bolívar y Sucre, aquí en Venezuela, en el Campo de
Carabobo, el altar de la Patria que no ha muerto y por la que vuelven a resucitar
con el Mensaje del Corcel y Cóndor, en Bolívar y Sucre; todos los llamados del
Señor de Días del planeta, porque él dice: “Toda potestad me es dada en el Cielo y
en la Tierra, por lo tanto, id y haced discípulos en todas las naciones bautizándoles en
nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Yo estoy con vosotros hasta la
consumación de los Días”… Fue allí en Casocaima, que él encontró la Fuerza
Interior, la Luz de la vida, la identidad del hombre de la Reina del Sur que
refiere el mismo en 1821…

La Poderosa Espada de 1813 en la Grita:


El 7 de mayo aparece la confabulación de Castillo quien renuncia al
comando del Ejército Libertador. El 14 de mayo se inicio la marcha de
las tropas en Bailadores con la vanguardia comandada por Atanasio
Girardot. Este traslado lo conduce a la Grita donde el día 18, Bolívar
llega a ella. Este es el día de la traición de Francisco de Paula; este día
se marca con destino de muerte para Bolívar. El Libertador ordena a
Santander marchar con el ejército de reserva, mas este se niega porque
él y Castillo ya alejado del ejército, tenían en mente el poder sobre
Bolívar. El Libertador ordenó marchar o de otra manera el mismo lo
fusila, o Santander fusilaría al Libertador. Aquí se encara el peligro de
perderse la mayor División de Ejército del que solo quedaban 500
hombres, aparte que toda la Campaña Admirable, esta a punto de
fracasar. Es aquí en esta hora única, que la fuerza que mueve los
universos, envía a Rafael Urdaneta; el nacido en Maracaibo Estado
Zulia, el 24 de octubre de 1778, con cinco años menos que Bolívar,
quien se hizo Cadete en el Batallón de Milicias de Blancos de Aragua,

56
Es la Advertencia y Revelación Final
ESENCIA Y ESTIRPE ESPIRITUAL DE LA GRAN COLOMBIA

hasta egresar como subteniente. El que venía de Bogotá, de ejercer el


cargo de Contralor Mayor del Tribunal de Cuentas del Virreinato de la
Nueva Granada; ese es quien con el poderío de la Fuerza Interior dice
a Bolívar: “General: si con dos hombres basta para emancipar la
patria pronto estoy a acompañar a usted”.
Y con su Espada forjó los caminos de la Patria, y la dejó para nosotros.

57
El Último Carabobo de los Espíritus Inmortales