Vous êtes sur la page 1sur 211
MACION DE UNA ELITE siglo veintiuno argentina editores, sa _ siglo veintiuno argentina editores, sa DRaetexos ses, ancenrina siglo veintiuno editores, sa fanaridl anceRA ws LIKI rico 120. siglo veintiuno de espana editores, sa DI omo se, ESPARA Qa ulo Halper eters por Cambridge, Univesity Pres, ics end Socety ‘tebe de Politics, Beonomics one Bade ontins in the Revolutionory Period Prinora edicén en onpafiol, 1972 Sa anoesrSe BnToRES 6. G,amonte 1636 ise 10 Buenos Aires Suusnios nesenvanos cONPORE A 1A LEY Tmbreco en argentine Brined in Angeatina INDICE PROLOGo PRIMERA PARTE: EL MARCO DEL PROCESO 1. Hi Rin de ta Plata al comenzar el siglo XIX a) Mstabilidad del Interior b) Ascenso del Litoral ©) Buenos Aires y‘el auye mercantil «) Una sociedad menos renovada que st economia Il. Revotucién y distocacién econémica a) Mutilucién y fragmentacin del espacio econémieo vi rreinal b) El peso reciente del Estado ©) Descomposicién de las estructuras comerciales prerre- volucionarias SHGUNDA PARTE: DvL VIRRBINATO A LAS PRoviwotas Unpas DEL Rfo DE LA Prat 1, La crisis det orden cotoniat a) La guerra y el debilitamiento del vineulo imperial b) Ins invasiones inglesas abren In crisis instituelonal €) La revolucién - II. La revoluciéa en Buenos Aires * a) Nace una vida polities b) La crisis de la buroeracia ©) La direeeién revolucionaria frente al eféreito y In élite econémico-social urbana 4) Bl fin de ia revotucién y el principio del orden INT, La revolucién on el pate a) Ta revolueién en el Interior —~ La revolucién como revolucién social: Alto Peré — Revolucién en la estabilidad: Tueumén y Cuyo — Salta y el “sistema de Gtiemes” +b) La otra revolucién: Artigas y el Litoral IV. La disotuctén det orden revotucionario a) Fragmentacién’ politien (1819-21) 5) 1820 en Buenos Aires: ruina y resurrecetén ¢) La “feliz experiencia” de Buenos Aires ConcLUSION: LOS LEGADOS DB LA REVOLUCION Y LA GUERRA Y BL. ORDEN POLITICO DE LA ARGENTINA INDEPENDIENTE a) Barbarizacién del estilo politico, militarizacién y rurali- zacion de las bases de poder b) Los dueiios y les administradores del poder ¢) La bitsqueda de una nueva cohesién a 1B 16 27 40 52. 9 19 87 127 129 129 142 168 ut 17 196 210 247 261 261 262 267 287 292, 329. 329 BOL 365 398. 395 400 408 PROLOG Este es ante todo un libro de historia politica; si se abre con un samen de la economia y sociedad rioplatenses en transicién hacia dependencia es porque parecié impesible jgnorar las dimensiones mismas de la colectividad de ln que se trataca de trazar esa historia, Su tema no cs entonces muy diferente de algunos de los gue domi- naron la atenciin de los fandadores de nucstia tradiciéy’ historio- gréfica: es el surgimiento de un centro de p-der politico auténomo, controlado por un cierto grupo de hombres, en un direx en que hasta Ja nocién misma de uctividad politica habia permanceido d>s:on0- cida por casi todos hasta poco antes. No son precisamente és°s, embargo, los té&minos en que nuestros mayores historiadores prefirieron plantearse el problema; para Mitre el surgimiento de ese centro de poder era sélo el signo por excelencin de un cambio mucho més abarcador: el surgimiento de una nueva nacionalidad dentro de les limites del territorio que le esté misteriosamnte predesti- nado. Les hombre y los grupos que particivan en ese proceso exeador aparecen vinculados, mas por coneretos lazos de afinidad u hostiti- dad —que el historiador, sin duda, no deja de tomar ea eventa— por su comin yarticiracién en la’ esnstrueei:n de un futuro que ‘todos ignoran y todos preparan, y que ofrece Ja perspectiva desde la eual su pésturio historlador los ‘eontempla y los juzga. Lopez ocupa en mis de un asvecto la pesicign puesta: el papel de historiador de la nacionalidad le intercsa menos que el de evocador nostélgico de una élite liberal de Buenos Aires cuya misiin serfa —mis bien que la de prerarar el adviento de una comunidad nacional mas vasta— la de suplir Ia indefinida ausencia de ella y gobernar el ren ove el destino ha puesto a su cargo sogin lag reglas de un arte politico-administrativo anrendido en Ja escu"la del mejor de tudos os soberanos, don Carlos IIT; aun asf. coincide con Mitre en contemplar el entero proceso fundacioral a partir de un desenlace con cuyos rages bisicas se identifica apasionada- mente: Ja consolidacién de un muy pectiliar estado nacional, limitado por fronteras de ningin modo prefijadas por ¢1 ordenamiento prerre- volueionario. y gohernada en vn ciert estlo y en relacién eon ciertos objetivos, se le antoja, como a Mitre, suficiente justificacion