Vous êtes sur la page 1sur 3

Web1.0 a Web 2.

0 a… y un fluir constante como la vida

Al presentar el informe sobre mi análisis personal de lo leído en el libro


Planeta Web 2.0, me quedé pensando en el mensaje sugerente que los
autores hacen a través de su titulo, y sentí la necesidad de dejar mi postura
hacia el mismo:¿ Inteligencia Colectiva o Medios Fast Food ?
¿Cual es mi postura ante un interrogante donde los autores quizás sugieren
que existe o uno de ellos, o ambos separados o ambos coexistiendo?
Simplemente ellos dejan ahí su postura: la existencia que una de ellas o
ambas existen.

Yo creo que ambas cualidades coexisten, en todo momento se mutan según


el contexto social en donde se hace vivo el mensaje, acomodándose a la
realidad de la sociedad donde aparecen, haciendo que la misma sea más
permeable hacia una o hacia la otra, según su necesidad.
Por momentos la realidad despierta la inteligencia colectiva, por momentos
solo se usa como medio fast food

“Grandes diferencias con pequeños rasgos”

Mentalmente hice un repaso de mi experiencia en la Web, y estoy de


acuerdo en creer que la generación Web2.0 y sus creadores fueron
visionarios al entender que esta virtualidad humana debía estar al servicio
de la inteligencia colectiva ya que durante años la experiencia de los
servicios web ,los avances y retrocesos del porqué y del para qué de la
Internet, el interés impúdico de los grandes grupos de poder económicos en
la Internet y su frenética competencia para obtener beneficios propios, la
observación de la necesidades de las personas comunes, ese lazo invisible y
real entre hombre-mensaje-medio, retroalimentaron claramente su
significado y sentido para saber cual rumbo seguir.

Por eso hoy la Web 2.0 es lo que es, y en ello tuvieron mucho que ver todas
aquellas personas que convivieron horas y horas en el nacimiento y creación
de la red: la comunidad hacker supo poner viva a la Intercreatividad, supo
interactuar y crear , supo aplicar la Inteligencia colectiva, donde la suma de
conocimientos genera uno nuevo y mas experto, hubo un acuerdo muy
claro entre ellos: entendieron claramente lo que la humanidad aun discute,
el medio como bien social , completando un todo de todos y para todos.

Analizar hoy si se llama Web 2.0 o como se llame no es lo que importa, es


solo un nombre y de alguna forma hay que nombrarla, lo que importa es
analizar su acción y su reacción, lo que importa es ver, comprender que
sucede en el proceso de la Web2.0 y su humanidad, lo que importa es
pensar si se afirman las teorías de la inteligencia colectiva, si se hace vivo el
pensamiento colectivo.

Cuando se piensa en la Web 2.0 y qué se puede rescatar de ella pienso que
todo, porque ese todo es lo que se regenera y se transforma.
Coincido con lo que señala Weinberger (2007: 147) en el capitulo 4, el dice:
“El conocimiento no está en nuestra cabeza, sino entre nosotros. Emerge
desde el pensamiento público y social, porque la conversación y el
conocimiento social derivado de ella nunca finaliza”.Con esa lógica, la
convivencia de varios modelos de producción, ya sea el clásico profesional
de los mass media, como el nuevo de las herramientas de escritura
colaborativa, pueden convivir y reconfigurarse mutuamente para
evolucionar hacia nuevas prácticas sociales”.

Según O'Reilly, “la Web 2.0 es una actitud y no precisamente una


tecnología”: para mi este es un pensamiento claro y verdadero, cada cosa
que sucedió en la red al cabo de estos años siempre se ha debido a un
cambio, una revolución en la actitud, y por ende la tecnología cambia pues
cambia la actitud.

Como explican los autores de este libro, concuerdo con ellos en que las
teorías que hablan de la inteligencia colectiva (Lévy), multitudes
inteligentes (Rheingold), sabiduría de las multitudes (Surowiecki),
colaboratorio (Matsuura) y arquitectura de la participación (O’Reilly)
convergen como principio transversal la idea de la cooperación y
empowerment del conocimiento a través de su colectivización e
intercambio.

Simplemente es lo que está sucediendo en esta nueva practica social, aun la


realidad nos muestra que no es posible abarcar a la sociedad toda, pero sí
es un hecho que tanto los inmigrantes digitales, como los nativos digitales
estamos en acción , sumando esfuerzos, capacidades, conocimientos,
estamos experimentando la inteligencia colectiva, estamos en camino, a
veces avanzando y otros no, pero hay un rumbo que nos indica que
debemos aprovechar la diversidad de la ecología de medios, su
convergencia, ubicuidad , apropiación, en pos de una educación
inteligentemente colectiva, colaborativa y al alcance de todos, que cambie
definitivamente las reglas de juego hacia una sociedad mas justa.

La información sólo se conserva en tanto se transmite o se da (Aladro Vico,


1999): yo creo que este es el principio que mantiene viva y en
transformación el concepto Web 2.0 y sus aplicaciones, justamente es por
este motivo, donde la información se brinda sin limites, el conocimiento , la
colaboración y la participación colectiva están en acción, abriendo
gradualmente un nuevo camino para la educación, para el bienestar de la
humanidad, generando conceptos nuevos en las relaciones e intereses de
las personas, parece claro la existencia de un darwinismo digital en
beneficio del bien común.

A pesar de aquellos que toman una actitud pesimista ante tanto ruido digital
pareciera que estaría bien, seria lo natural en un proceso donde el sentido y
su significado se materializa y decae para regenerarse, transformarse y dar
vida a una nueva materia adaptada a la humanidad en los tiempos nuevos
que vienen.

Investigando para este articulo me encontré sorprendida con las teorías de


Marshall McLuhan ,un discutido investigador canadiense que se anticipó a la
era digital y a la Internet cuando visionó en los años sesenta la llegada de la
“aldea global”, él propone en sus textos El medio es el mensaje (1967) y La
comprensión de los medios como extensiones del hombre (1964), que “el
medio es el mensaje”, “que las tecnologías admiten ser consideradas como
prolongaciones de nuestro cuerpo y nuestro sentido; que los medios de
comunicación admiten ser comprendidos como tecnologías y extensiones de
nuestro sistema nervioso central”.
Para McLuhan, las consecuencias psíquicas y sociales que los medios
introducen en asuntos humanos constituyen su mensaje primario.
McLuhan señala: "los medios, al modificar el ambiente, suscitan en nosotros
percepciones sensoriales de proporciones únicas. La prolongación de
cualquier sentido modifica nuestra manera de pensar y de actuar, nuestra
manera de percibir el mundo. Cuando esas proporciones cambian, los
hombres cambian".
Los medios son, por lo tanto las extensiones del hombre, pues la función de
los medios es traducir la experiencia humana a formas externas de
información.
Hoy en día la nueva generación de académicos, periodistas y hackers
consideran la teoría de McLuhan casi profética.
En el año 1993 la revista Wired designo a Marshal McLuhan como el “santo
Patrón” del mundo de la tecnología, el arte y la comunicación.
Con la mirada de McLuhan me parece aun mas lógico la llegada de la Web
semántica, pues el hombre hoy transmuta las necesidades de sus sentidos a
través de la inteligencia colectiva, y en esa ecología de medios esta creando
un conocimiento nuevo y cada vez mas experto para que ello suceda.