Vous êtes sur la page 1sur 21

Manual de Mantenimiento y reparación de unidades CDRW y CDROM

Artículo original de Abel García Rodríguez


Departamento Técnico MundoPC.NET
abel@mundopc.net

INTRODUCCIÓN

Hoy en día todos conocemos las omnipresentes unidades ópticas que se incluyen en el
PC. El CD- ROM, CD-RW, DVD y el DVD-RW nos prestan un gran servicio de
almacenamiento y distribución de gran cantidad de información, algo impensable hace
apenas 20 años. Sin embargo, no todo son ventajas en este tipo de unidades, las cuales
presentan, según los casos, dos inconvenientes que, de no prestarles una atención
mínima, pueden acabar incluso averiando la mecánica interna. Me refiero a la
acumulación de suciedad ambiental y el calor generado por el propio funcionamiento
del mecanismo interno.

La acumulación de suciedad afecta a todo tipo de


unidades informáticas, independientemente de su
mecánica y medio de almacenamiento. Desde el
disquete al DVD-RW, pasando por los Zip, Jaz o
Cintas DAT, todos ellos pierden efectividad con el
paso del tiempo debido a la acumulación de
partículas en las cabezas lectoras / grabadoras o
lentes láser. Este problema normalmente tiene una solución aceptable empleando para
ello discos o cintas limpiadoras, lo que hace posible que las operaciones de lectura /
escritura se realicen eficientemente durante más tiempo. Sin embargo, en ambientes
especialmente cargados de partículas de polvo y suciedad varia, el problema de la
limpieza interna se vuelve muy serio dentro de las unidades ópticas, las cuales acaban
incluso, averiándose.

El problema del calor es algo que actualmente ya ha sido superado en casi todas las
unidades ópticas, siendo las actuales DVD-RW y las antiguas unidades CD-RW las que
aún ofrecen problemas de disipación térmica a la hora de realizar grabaciones. El calor
desprendido por la electrónica interna durante las largas sesiones de grabación de al
menos 30 minutos puede llegar a averiar a largo plazo la unidad de forma irreversible.
Es por ello que los fabricantes suelen equipar a estas unidades con ventiladores y
multitud de ranuras de ventilación adicionales, aunque no siempre es así, lo que acaba
dando mas de un disgusto al usuario final, el cual, debe seguir un interminable camino
de obstáculos hasta poder ver su unidad reparada, en caso de que consiga que se la
revisen.

Este camino plagado de problemas, retrasos y quejas es el que nos ha llevado en


MundoPC.NET a redactar y publicar el presente manual siguiendo la filosofía de "mas
vale prevenir que curar". A lo largo de estas páginas se llevará a cabo, a modo de
ejemplo, una revisión completa de una veterana unidad CD-RW SCSI interna Traxdata
modelo 4260 que todavía hoy nos ofrece grandes resultados en el Departamento
Técnico. Esperamos con ello cubrir dos objetivos. El primero y principal, es conseguir
que, a partir de ahora, cada uno pueda realizar este mantenimiento en su domicilio, sin
tener que recurrir a distribuidores o servicios técnicos ajenos, los cuales no siempre nos
garantizan un buen trabajo y un buen funcionamiento de nuestra unidad. El segundo
objetivo que nos hemos propuesto es el de arrojar un poco de luz en esta área, la de la
mecánica interna de las unidades ópticas, la cual está actualmente oscurecida por ciertos
tabúes y falsedades, de las cuales hemos llegado a escuchar incluso, que "en el
momento en el que se abre una de estas unidades, automáticamente queda descalibrada
e inservible". Simplemente lamentable.

HERRAMIENTAS NECESARIAS

Para llevar a cabo la revisión de la unidad haremos uso del siguiente conjunto de
herramientas:

1. Un destornillador con punta de cruz o 'Phillips'.


2. Un destornillador de punta plana pequeño (ancho de 0.25mm).
3. Dos pinceles, uno mediano (Nº 10) y otro pequeño (Nº 2).
4. Unas pinzas.
5. Varios bastoncillos higiénicos de algodón.
6. Un bote de alcohol.
7. Masilla Térmica, también conocida como Silicona de Semiconductores.
8. Un ventilador de 12v y dimensiones 25x25x10 mm.
9. Un protector eléctrico plástico aéreo.
10. Dos terminales eléctricos macho para terminal eléctrico aéreo.
11. Un alicate universal pequeño.
12. Un Clip sujetapapeles.
13. Lubricante para componentes electrónicos o en su defecto, aceite lubricante
multiusos.
14. Pegamento de contacto.
PRECAUCIONES INICIALES

Durante la operación de mantenimiento vamos a seguir tres medidas de seguridad


imprescindibles y que no admiten excepción alguna:

1. DESCARGA DE LA ELECTRICIDAD ESTÁTICA DE LAS MANOS.


Para ello simplemente tendremos que tocar cualquier superficie metálica antes de tocar
cualquier elemento interno de la grabadora.

2. NO DESMONTAR JAMÁS UNA UNIDAD ÓPTICA CUANDO AÚN SE


ENCUENTRE CONECTADA A LA ENERGÍA ELÉCTRICA.
A parte de las posibles descargas eléctricas peligrosas, estas unidades, a través de la
lente láser, emiten radiaciones invisibles a nuestra vista que pueden llegar incluso a
provocar ceguera. Es por ello que resultará VITAL que se sigan al pie de la letra los
pasos que se van a describir en los siguientes puntos, pues con ello evitaremos sustos
innecesarios.

3. NO TOCAR O MANIPULAR LA LENTE LÁSER.


Este dispositivo se encuentra calibrado desde fábrica. Un solo golpecillo o presión
podrá hacer que quedase inservible de por vida, siendo imprescindible entonces el envío
de la unidad a un servicio técnico donde se llevará a cabo la recalibración de la lente.
Este proceso suele ser como mínimo, tan caro como una unidad nueva.

PRESENTACIÓN DE LA UNIDAD

Esta va a ser la protagonista de nuestro manual. Se trata de una unidad CD-RW interna
SCSI,

modelo 4260 distribuida por el fabricante Traxdata, el cual se ha limitado a poner su


nombre en la parte frontal, ya que la mecánica y electrónica internas han sido fabricadas
y montadas por Yamaha, fabricante que en su día, vendió una unidad casi idéntica con
el nombre de "Yamaha CDRW SCSI 4260". La única diferencia entre ambos modelos
era la existencia, en el modelo de Yamaha, de un ventilador trasero que

DETALLE DE LA PEGATINA INFORMATIVA SUPERIOR.


COMO PUEDE VERSE, SE TRATA DE UN MODELO YAMAHA.

garantizaba la estabilidad de la electrónica en las largas sesiones de grabación que


provocaban la disipación de gran cantidad de calor. Con el fin de abaratar lo más
posible el precio final, Traxdata no montó de serie de este ventilador, lo que redundó, a
medio plazo, en errores de grabación e inestabilidad de la unidad.

PROCESO DE DESMONTAJE

1. EXTRACCIÓN DE LA TAPA SUPERIOR

El primer paso a seguir para desmontar la regrabadora es el de la extracción de la tapa


superior. En este modelo concreto, para poder quitar esta tapa, es necesario retirar antes
la tapa inferior, pues ésta sujeta a la superior y consecuentemente, cierra todo el
conjunto.

EN CIRCULO ROJO SE DESTACAN LOS TORNILLOS


QUE CIERRAN LA TAPA INFERIOR DE LA UNIDAD.
Como puede apreciarse, simplemente bastará con retirar los tornillos resaltados en
detalle.
Cuando se haya retirado la tapa inferior, ya podremos retirar la cubierta superior, para lo
cual tiraremos suavemente, prestando atención a las pestañas de sujeción laterales, las
cuales deben oprimirse ligeramente para permitir una extracción sencilla.

MOMENTO EN EL QUE SE PROCEDE A OPRIMIR LAS PESTAÑAS


QUE SUJETAN LA TAPA SUPERIOR.

2. RETIRADA DE LA BANDEJA PORTA DISCOS

Ya tenemos la unidad abierta y lista para ser desmontada. Desde este momento
prestaremos especial atención a no tocar la lente láser bajo ningún concepto, no porque
vaya a producirnos daño alguno (puesto que la unidad se encuentra apagada), sino
porque podríamos descalibrarla con algún movimiento o golpecillo, lo que redundaría
en avería grave que tendría que ser solucionada por un servicio técnico. Mientras esto
no suceda, la operación de mantenimiento conseguirá llegar a buen término.

DETALLE DE LA LENTE DEL LÁSER

El siguiente paso a realizar será retirar la bandeja porta discos de la unidad. Para poder
hacerlo tendremos que desmontar primero el soporte que sujeta los discos cuando éstos
entran dentro de la grabadora. Para ello tiraremos suavemente hacia arriba de este
dispositivo de igual forma que cuando extraíamos la tapa superior de la unidad. Aquí
también encontramos cuatro pestañas que deberán ser presionadas ligeramente hacia
adentro tal y como se muestra en las siguientes fotografías :

ESTE ES EL ELEMENTO QUE SUJETA LOS DISCOS CUANDO SON GIRADOS DENTRO DE LA UNIDAD.
MOMENTO EN EL QUE SE PROCEDE A OPRIMIR LAS PESTAÑAS DE SEGURIDAD.

Con este elemento ya retirado, procederemos a retirar


la bandeja. Para ello, introducimos el clip
sujetapapeles, previamente desdoblado, por el
orificio de expulsión de emergencia del frontal de la
unidad. Haciendo una ligera presión, notaremos
como el mecanismo de expulsión cede y comienza a
sacar la bandeja.

En el momento en el que ésta haya salido al menos


medio centímetro, procederemos a sacarla con los dedos hasta que notemos que se llega
a un tope de seguridad que impide su completa expulsión.
Este tope de seguridad está compuesto por una pestaña que quedará desactivada siendo
apalancada ligeramente hacia arriba con el destornillador plano pequeño.

TOPE DE SEGURIDAD DE LA BANDEJA PORTA DISCOS.

Llegado este momento ya tenemos lista la unidad para procederá su limpieza. De nuevo
hay que recordar la imperiosa necesidad de no tocar la lente láser, aún cuando
observemos que pudiera estar sucia.
FASE DE LIMPIEZA

Para realizar la limpieza de


la mecánica interna vamos a
hacer uso de los dos pinceles y
las pinzas. Con mucha paciencia
procederemos a "cepillar" todo el
conjunto con los pinceles, usando
el más pequeño para los lugares
más inaccesibles. Con las pinzas
procederemos a retirar aquellas
acumulaciones de polvo y fibras
que normalmente encontraremos,
sobre todo, entre los piñones que
accionan la bandeja porta discos.
Esta operación puede llevarnos perfectamente un ahora de reloj o incluso más, pues en
todo momento tendremos que manipular despacio y con cuidado tanto los pinceles
como las pinzas.
A parte del interior de la unidad también es necesario limpiar la bandeja porta discos y
el dispositivo que los sujeta dentro de la unidad, los cuales hemos retirado previamente.
Para ello usaremos el alcohol y un trapo, haciendo especial hincapié en la parte de la
bandeja porta discos que hace contacto directo con los discos cuando los depositamos
en ella.

Antes de continuar es conveniente recalcar las cuatro normas de esta fase de limpieza:

1. No tocar bajo ningún concepto la lente láser. Si, por cualquier causa, notamos que
la hemos tocado ligeramente con alguno de los pinceles no hay que alarmarse pues no
debería haberse descalibrado, pero eso sí, hay que evitar el contacto en todo momento.

2. No soplar jamás dentro de la unidad. En muchos momentos, seguro que mas de


uno se sentirá tentado de deshacerse de un conjunto del polvo y suciedad varia con un
buen soplido, pues bien, lo único que se consigue con ello es averiar la electrónica
interna, pues el aliento humano está compuesto, aparte del aire expulsado, de partículas
de saliva y humedad que afectan negativamente a cualquier componente electrónico.
CUANDO USEMOS LOS PINCELES, SIEMPRE CON CUIDADO DE NO TOCAR LA LENTE LÁSER, LA CUAL
APARECE RESALTADA EN EL CÍRCULO ROJO.

3. Si se realiza la limpieza con paciencia, sabiendo que puede durar un mínimo de


una hora, la operación finalizará con total éxito. En cambio, si se efectúa con prisas, lo
más probable es que la unidad no quede limpia e incluso lleguemos a averiarla.

4. La limpieza de la lente láser se llevará acabo mediante un disco CD limpiador


cuando la unidad se encuentre totalmente cerrada y montada de nuevo en el PC desde el
cual se extrajo para su revisión. Este tipo de discos garantizan una limpieza óptima y lo
que es más importante, protección total de la lente láser en todo momento, incluso en
situaciones de corte de energía eléctrica.

FIN DE LA LIMPIEZA

Tras un buen rato manipulando los pinceles podremos comprobar como la


grabadora presenta un nuevo aspecto, digno de una cadena de montaje. Con su interior
totalmente limpio ya está lista para ser nuevamente montada, aunque en este modelo
concreto vamos a hacer una excepción y vamos a prorrogar el montaje un poco más,
puesto que aún tendremos que solucionar un problema añadido. Nos referimos al
sobrecalentamiento de la unidad.
VISTA SUPERIOR DE LA UNIDAD RECIÉN TERMINADA LA LIMPIEZA.

SOLUCIÓN DE LOS PROBLEMAS


DE SOBRECALENTAMIENTO

Como ya dijimos anteriormente, los problemas de sobrecalentamiento solamente afectan


a un reducido número de modelos de ciertos fabricantes, por lo que no es algo
generalizado que deba solventarse en todas las grabadoras. Este modelo concreto de
Traxdata presenta tres problemas de fácil solución:

1. AUSENCIA DE UN VENTILADOR TRASERO.


Como ya se comentó en un principio, esta grabadora es en realidad un modelo 4260 del
fabricante Yamaha, pero que ha sido distribuido por Traxdata. Este último fabricante,
con el fin de abaratar lo más posible el precio de la unidad, ha optado por evitar la
instalación de un ventilador trasero que ayude a extraer el calor generado en las sesiones
de grabación. Curiosamente, este ventilador sí está incluido en el modelo distribuido
como "Yamaha", el cual, resultaba sensiblemente más caro.

HUECO DESTINADO A ALBERGAR EL VENTILADOR TRASERO DE REFRIGERACIÓN DE LA UNIDAD


2. EXCESIVO CALENTAMIENTO DE ALGUNOS PROCESADORES.
Estos son los procesadores encargados de gobernar los procesos de lectura / escritura de
la unidad. En cada sesión de grabación, estas unidades alcanzan temperaturas que
pueden llegar a producir quemaduras graves si se tocan sin protección alguna. El calor
desprendido queda almacenado entre la circuitería electrónica y la tapa inferior de la
unidad, creándose así, una atmósfera muy caliente que termina por afectar al
rendimiento de la unidad.

EN DETALLE LOS TRES PROCESADORES ENCARGADOS DE GOBERNAR EL PROCESO DE ESCRITURA DE LA


UNIDAD.

3. AUSENCIA DE LUBRICANTE EN LAS GUÍAS DE LA LENTE LÁSER.


El excesivo calor generado en el interior de la grabadora es el responsable de la
ausencia de aceite lubricante en estos elementos, encargados de guiar la lente láser para
que ésta llegue a todas las zonas del disco introducido. La falta de lubricante provoca un
desplazamiento defectuoso de la cabeza, debido a lo cual, se ocasionan fallos de lectura
o grabación.

DETALLE DE LAS GUÍAS DE LA LENTE DEL LÁSER

Sabiendo ya cuales son los tres problemas de la unidad, procedemos a solventarlos.


AUSENCIA DE LUBRICANTE
EN LAS GUÍAS DE LA LENTE LÁSER.

Lo primero que tendremos que hacer será limpiar cuidadosamente ambas guías
metálicas, usando para ello los bastoncillos higiénicos y el alcohol. Tendremos que
procurar echar el alcohol justo para evitar que un posible exceso de éste escurra en
cualquier área electrónica de la unidad.

Una vez limpias, procederemos a engrasar ambas guías usando el aceite lubricante
especialmente diseñado para aparatos electrónicos, o en su defecto, aceite lubricante
multiusos. En ambos casos tendremos que expandir la cantidad justa de aceite pues el
exceso puede ser arrastrado por la lente láser, llegando a ser depositado encima de
cualquier elemento sensible. Ciertamente, es poquísima la cantidad que hay que
emplear, es básicamente una película protectora y engrasadora lo que hay que expandir,
nada más.
Una vez engrasadas ambas guías, pasamos entonces al siguiente problema térmico.

AUSENCIA DE UN VENTILADOR TRASERO

Como ya pudo apreciarse en la anterior fotografía, la unidad presenta un hueco


destinado a albergar un ventilador de pequeñas dimensiones encargado de extraer el
calor generado en los procesos de grabación.
A continuación vamos a proceder con la instalación de un ventilador con el fin de
potenciar la refrigeración del conjunto, para lo cual tendremos que tener preparado el
siguiente material ya citado anteriormente:

Ventilador de 12v ó 5v con dimensiones 25 x 25 x 10 mm.


Dos terminales eléctricos tipo macho para conexión aérea.
Una conexión eléctrica plástica aérea.
Unos alicates universales o en su defecto, un alicate pelacables.
La instalación del ventilador conlleva un grave inconveniente al que le hemos dado fácil
solución. Dicho inconveniente lo representa la obtención de la energía eléctrica
necesaria para hacerlo girar. Esta energía deberíamos obtenerla de la propia circuitería
interna de la unidad, empleando para ello un polímetro, un soldador y estaño. Como
podrá imaginarse mas de uno, la sola idea de acercar un soldador a la circuitería de la
unidad ha hecho que pensemos en otra solución sin riesgos y perfectamente válida. La
solución definitiva, por tanto, ha sido la de incorporar un terminal eléctrico aéreo al
cable del ventilador, sujetándolo posteriormente con pegamento a la tapa inferior de la
grabadora. De este modo se obtiene la electricidad de forma segura y fiable.

Estos son los pasos que hay que seguir:

A. Instalación de los terminales eléctricos.


Para esta operación usaremos el alicate universal pequeño o el alicate pelacables. El
procedimiento es sencillo; se coge un terminal y se introduce en su interior uno de los
dos cables del ventilador con la punta metálica doblada hacia adentro para que facilite el
contacto. Acto seguido se cierran las pestañas de seguridad con el alicate, tal y como se
muestra en la fotografía. Actuaremos de idéntica forma con el otro terminal.

CON EL ALICATE CERRAREMOS TANTO LAS PESTAÑAS DELANTERAS COMO LAS TRASERAS DEL
TERMINAL.

B. Montaje de la carcasa plástica protectora (terminal aéreo)


Este paso, que parece extremadamente sencillo, puede hacer que nos llevemos un gran
susto si colocamos los cables en posiciones erróneas. Para evitar este contratiempo solo
hay que fijarse en la fotografía. En ella se muestra un terminal eléctrico aéreo de nuestro
PC con sus cuatro cables. El cable AMARILLO es el que proporciona corriente de 12v.
El cable ROJO se encarga de transmitir corriente de 5v. Los cables negros son, cada
uno, la toma de tierra (masa) de los cables de corriente.
En caso de usar un ventilador de 12v prestaremos atención a colocar el cable rojo
(corriente) del ventilador en el lugar del terminal donde esté situado el cable
AMARILLO.

Si el ventilador usado es de 5v, entonces el cable rojo del ventilador deberá ir conectado
en la posición donde esté conectado el cable ROJO del terminal.

EN ESTE CASO EL TERMINAL SE HA MONTADO PARA TOMAR CORRIENTE DE 5 VOLTIOS.

El cable negro del ventilador (toma de tierra) se conectará de modo que haga contacto
con el cable negro que esté junto con el cable eléctrico usado en cada caso, tal y como
puede apreciarse en las fotografías.

EN ESTE EJEMPLO EL TERMINAL SE HA MONTADO PARA TOMAR CORRIENTE DE 12 VOLTIOS.


C. Montaje del Ventilador en la unidad.
Para colocar el ventilador en la unidad usaremos dos tornillos de medidas, 15mm de
largo por 3mm de ancho, tipo "rosca chapa" los cuales permiten una correcta fijación
del ventilador, evitando vibraciones y ruidos innecesarios. La posición del ventilador
deberá ser la que permita la EXTRACCIÓN hacia el exterior del aire caliente de la
unidad. Esta dirección del aire viene reflejada en el ventilador con una flecha.

LA FLECHA VERTICAL QUE APUNTA HACIA ABAJO INDICA EL SENTIDO DE GIRO DEL MOTOR. LA FLECHA
HORIZONTAL INDICA EL SENTIDO DEL AIRE CUANDO EL VENTILADOR ESTÁ FUNCIONANDO. HABRÁ QUE
COLOCARLO, POR TANTO, CON ESTA FLECHA APUNTANDO HACIA EL EXTERIOR DE LA UNIDAD.

DETALLE DE LA FIJACIÓN DEL VENTILADOR.

D. Colocación del cable


Para evitar que el cable del ventilador quede colgando dentro de nuestro PC lo vamos a
colocar tal y como se muestra en la fotografía, de modo que quede oculto justo por
encima de las conexiones traseras de la grabadora. En el momento en el que se coloquen
las dos tapas de la unidad y ésta quede ya completamente cerrada, procederemos
entonces a pegar con el pegamento de contacto el terminal aéreo a la tapa inferior de la
unidad.
Dejando el cable de esta forma, simplemente oculto y no sujeto con ningún tipo de
elemento, nos permitirá retirar el ventilador en sucesivas revisiones para llevar a cabo su
limpieza sin mayores complicaciones.
Seguidamente ya solo queda atender el último inconveniente térmico presentado por
esta unidad.

EXCESIVO CALENTAMIENTO
DE ALGUNOS PROCESADORES.

Para eliminar este inconveniente vamos a proceder a recubrir con masilla térmica los
tres procesadores encargados de la lectura/ escritura de CDs de modo que entren en
contacto directo con la tapa inferior de la grabadora en el momento en el que la
cerremos. De esta manera conseguiremos que el calor no se quede en su mayoría
atrapado dentro de la unidad, sino que se transmita hacia la tapa inferior de aluminio, la
cual va a actuar como disipador térmico.
Para colocar la masilla térmica, lo primero que tendremos que hacer será limpiar la
superficie de los procesadores. Para ello usaremos un bastoncillo higiénico y un poco de
alcohol, siempre en la justa cantidad que evite que escurra hacia la circuitería
electrónica.

Una vez limpios los tres procesadores y, como medida de seguridad, colocaremos
alrededor de los tres unas tiras de esparadrapo de papel, el cual tiene poco poder de
adherencia y puede retirarse fácilmente.
Este espadrapo será el encargado de evitar que, en caso de imprecisión, depositemos
masilla térmica encima de la circuitería térmica.
Para expandir la masilla térmica encima de los procesadores podríamos usar alguna
herramienta o accesorio pero personalmente recomiendo usar los dedos debido a que
con ellos se expande mejor y más uniformemente este material, además de que con ellos
es imposible pinchar o rasgar algún componente electrónico.
La cantidad de masilla, en este caso, debe ser generosa, de modo que con ella se pueda
crear una capa de entre 1 y 2 milímetros puesto que es necesario que comunique los
procesadores con la tapa inferior de la unidad.

Una vez terminada la expansión de la masilla retiraremos el esparadrapo que habíamos


colocado como medida de seguridad para proceder seguidamente al cierre de la unidad.

CIERRE DE LA UNIDAD

El cierre o montaje de la unidad es muy sencillo, básicamente se trata de volver a


colocar las cuatro piezas que hemos retirado previamente. Las dos únicas precauciones
a tener en cuenta son, la de evitar en todo momento tocar la lente láser y evitar que la
masilla térmica que se ha colocado en la parte inferior de la unidad entre en contacto
con cualquier elemento, pues sería necesario volver a expandir una nueva capa de este
componente.

El primer paso del montaje de la regrabadora es el de colocar ésta "boca arriba",


apoyada en dos protecciones, de forma que permita la inserción de la bandeja porta
discos e impida a su vez que la masilla térmica entre en contacto con cualquier
elemento.
La introducción de la bandeja es sumamente
sencilla. Debe introducirse con suavidad hasta que se note que ha llegado al tope de
seguridad que previamente la impedía salir completamente hasta el exterior. Para pasar
este tope oprimiremos con un poco más de fuerza la bandeja, de forma que ésta entre un
poco más en la unidad.
Hay que destacar que la bandeja jamás entrará totalmente en la unidad puesto que para
que se produzca el anclaje total es necesario que funcione el motor que la acciona
normalmente. Por tanto, el cierre completo se producirá en el momento en el que, una
vez montada por completo, la conectemos nuevamente a la energía eléctrica para
testearla.

Con la bandeja ya dentro de la unidad, es el momento de instalar el dispositivo de


sujeción de los discos. Este componente se instala simplemente colocándolo en su
posición original y oprimiéndolo ligeramente, de forma que notemos que se vence la
escasa fuerza ofrecida por las pestañas de sujeción.

EJERCIENDO UNA LIGERA PRESIÓN CONSEGUIREMOS VENCER LA ESCASA RESISTENCIA DE LAS


PESTAÑAS DE SUJECIÓN DE ESTE ELEMENTO

Una vez instalado este accesorio es el momento de colocar la cubierta superior. Esta
tapa se coloca simplemente introduciéndola en su posición original con un movimiento
"de arriba a abajo" hasta que notemos que los laterales han encajado en las pestañas de
seguridad que hay en la unidad.

Por último, ya sólo queda dar la vuelta a la grabadora y colocar la tapa inferior.
Esta tapa deberá ser colocada muy despacio de modo que haga un contacto perfecto con
la masilla que se ha colocado anteriormente sobre los tres procesadores de la circuitería.
Una vez en su sitio, se sujeta con los cuatro tornillos que la sujetaban previamente y ya
está, ya tenemos la unidad cerrada por completo.
Ya habríamos terminado con nuestra revisión de no haber colocado el ventilador
trasero, por lo que aún nos queda un último y sencillo paso. Es ahora el momento de
pegar el terminal eléctrico aéreo de dicho ventilador en esta tapa de la grabadora.
Bastará para ello con un par de gotas de pegamento de contacto.

TEST DE FUNCIONAMIENTO

Una vez terminado este último requisito ya tenemos lista nuestra grabadora para
ser instalada y probada de nuevo. Una buena batería de pruebas sería la siguiente:

· Antes de nada, pasar un disco CD limpiador. De este modo aseguramos la correcta


limpieza de la lente láser, pues en el proceso de limpieza interno no la hemos tocado
para nada.

· Formatear un disco CD-RW a velocidad 2x. Con este proceso, que suele llevar
unos 55 minutos aproximadamente, comprobaremos si la unidad no se recalienta
excesivamente y si además, la lente láser está perfectamente calibrada, pues la escritura
en un disco CD-RW requiere de mayor precisión que la usada en un CD-R.

· Realizar una copia de 500 Mb en el disco CD-RW previamente formateado. Con


esta copia comprobaremos dos aspectos. El primero, si el formato del disco CD-RW ha
sido efectuado satisfactoriamente en el paso previo. Segundo, comprobaremos si la
grabadora es capaz de copiar un gran volumen de información haciendo uso del láser en
este modo de escritura, más sensible a los errores.
· Realizar una copia de no menos de 600 Mb en un CD-R nuevo en una sola sesión
de grabación. Mediante esta copia comprobaremos nuevamente dos cosas diferentes. La
primera será el posible sobrecalentamiento de la unidad, traducido en un bloqueo de la
sesión de grabación. Por otro lado, comprobaremos si la grabadora es capaz de grabar
correctamente usando el láser en este modo de escritura.
· Medir la velocidad de transferencia de la unidad. Para realizar esta medición
usaremos el disco CD-RW y el disco CD-R previamente grabados junto con el
programa CDspeed99 u otro similar. En caso de no existir problema alguno, este test
debería mostrarnos una velocidad de transferencia ligeramente inferior que la ofrecida
por el fabricante, lo cual es completamente normal, pues el fabricante suele publicar la
velocidad teórica más rápida de la unidad cuando, puntualmente, lee los datos situados
en la zona más interna (y rápida) del disco CD-RW / CD-R que se esté leyendo en ese
momento.

RECOMENDACIONES DE USO

Una vez que hemos dejado instalada y verificada nuestra grabadora y por tanto, ya
se encuentra lista para empezar a trabajar de nuevo, sería recomendable seguir las
siguientes reglas, pues con ellas podremos evitar los tan temidos errores de grabación y
alargar la vida de nuestra unidad.

I. LA GRABADORA NO ES UNA HERRAMIENTA DE PIRATERÍA


El uso fraudulento de este tipo de dispositivos conlleva, a parte de la violación de las
leyes de derechos de autor, la avería a corto o medio plazo de la unidad, pues la
grabadora de CDs doméstica no ha sido desarrollada para realizar múltiples copias de
CDs. Esta es la primera y MÁS IMPORTANTE regla a seguir por todos los usuarios de
grabadoras.

II. DESHABILITAR CUALQUIER MODO DE AHORRO DE ENERGÍA


Aunque el PC se encuentre en pleno proceso de copia de CD, esto no evitará que el
modo de ahorro energético entre en funcionamiento automáticamente pues este proceso
arranca tras no detectarse el uso del teclado o el ratón por parte del usuario tras un
periodo de tiempo preestablecido. Si queremos que esta característica de Windows no
arruine nuestra copia, deberemos deshabilitarla siguiendo los siguientes pasos:

1. Ir al BOTÓN INICIO y seleccionar la opción CONFIGURACIÓN -> PANEL DE


CONTROL..
2. Dentro del Panel de Control hacer doble clic en el icono ADMINISTRACIÓN DE
ENERGÍA.
3. En el apartado superior "Combinaciones de Energía" seleccionar la opción
SIEMPRE ACTIVO.
4. Salir del Panel de Control y reiniciar el PC para asegurar la correcta actualización
de la configuración de Windows.

III. CERRAR LOS PROGRAMAS NO IMPRESCINDIBLES QUE


FUNCIONEN EN SEGUNDO PLANO
Cuando se inicia el PC se cargan en memoria, junto con el sistema operativo, otra serie
de programas de terceras empresas encargados de colaborar en la gestión de toda la
computadora. Cuando el PC tiene que gestionar en memoria un número elevado de
estos programas, acaba ralentizándose en exceso, lo que provoca que deje de atender
con la suficiente prioridad otras tareas mucho más importantes en un momento dado,
como pueden ser, por ejemplo, una copia de CD o una defragmentación de disco. Una
de las consecuencias de esta situación es la aparición de errores de grabación e incluso
el bloqueo de una sesión de grabación CD. Para solucionar este contratiempo
simplemente tendremos que desactivar los programas cargados en segundo plano que no
sean imprescindibles para el correcto funcionamiento del PC y del software del
grabación. Ejemplos de este tipo de programas son los siguientes:

Microsoft Messenger
Antivirus, sobre todo los de última generación, tales como McAFEE
versiones 5.2 o superiores o Norton 2001-2002.
Real Player (cualquier versión)
Norton CleanSweep (cualquier versión)
Programas Firewall como Zone Alarm o BlackICE, entre otros

IV. EVITAR REALIZAR COPIAS SEGUIDAS


Pese a que nuestra grabadora no ofrezca problemas de sobrecalentamiento o como en
este ejemplo, se los hayamos eliminado por completo, no es aconsejable realizar copias
seguidas pues es posible que se produzcan fallos electrónicos debido al exceso de
trabajo de la unidad.
Las grabadoras de CDs se han ideado para ayudar al usuario doméstico a realizar copias
de seguridad de sus discos duros, almacenar fotografías, trabajos u otro tipo de
documentos por lo que no ofrecen garantía de funcionamiento cuando se emplean para
realizar copias indiscriminadas de CDs. Por tanto, es aconsejable dejar descansar la
unidad entre 10 y 15 minutos entre largas sesiones de grabación si tenemos pensado
hacer mas de una copia. Esta norma debería seguirse sin excepción en grabadoras cuya
velocidad máxima de grabación en discos CD-R sea 4x o inferior.

Una vez más quiero recordar que la grabadora NO ES UNA HERRAMIENTA DE


PIRATERÍA sino un elemento destinado a ser usado como unidad backup o de
almacenamiento de información de la que es completamente propietario el usuario,
como por ejemplo, proyectos, trabajos, fotografías, videos domésticos, etc.

V. NO INSTALAR MAS DE UN PROGRAMA DE GRABACIÓN


Al igual que no se debe instalar mas que un antivirus o mas de un programa de
defragmentación de discos, es aconsejable no usar mas de una aplicación de gestión de
copia de CDs. Se han dado casos de incompatibilidades entre aplicaciones de diferentes
fabricantes, las cuales no evitan que se use la grabadora, sino que provocan errores una
vez iniciada la grabación, los cuales dejan inutilizado el CD que se esté grabando en ese
momento.

Llegado este momento, ya podemos dar por finalizado este manual. En MundoPC.NET
esperamos que con estas líneas hayamos ayudado a solventar el mayor número posible
de dudas acerca del mantenimiento y cuidado de estos dispositivos y que, a partir de
ahora, todos seamos capaces de mantener en perfecto estado nuestras grabadoras y
unidades ópticas en general.
Todos estos textos e imágenes no son míos, son recogidos de la web
http://www.mundopc.net

http://www.ciudadfutura.com/mundopc/hardware/bricolaje/cdrw/cdrw.htm

Rebollas 07/09/2002