Vous êtes sur la page 1sur 24

20

Estado y sociedad

Teoría(s) de la dependencia*
Atilio Borón**
La teoría de la dependencia o las teorías de la dependencia, son un
producto genuino de América latina.
El contexto histórico en el cual dicha teoría se desarrolla es la déca-
da de los ‘60. Es muy importante tener en cuenta ese dato porque
ésos son los años en que se producen grandes cambios en todo el
mundo y en las más diversas expresiones de la vida social.
Hoy, luchar contra la dependencia exige buscar algún mecanismo
para reactivar, organizar y concientizar a los sectores populares, que
son los que pueden impulsar un cambio, porque, en este modelo de
capitalismo dependiente y subdesarrollado hay clases y sectores
sociales que la pasan muy bien y no serán ellos quienes van a luchar
para poner fin a esta situación.
El autor señala algunos puntos que, para una agenda política a futu-
ro, se derivan de los estudios sobre la dependencia entendida no
tanto como una problemática idiosincrásica del Sur sino, desde una
perspectiva teóricamente mucho más fuerte, como una nueva inter-
pretación del capitalismo mundial en su fase imperialista más exa-
cerbada, la que algunos denominan, eufemísticamente, con el dulce
nombre de la globalización.

* Conferencia del ciclo del mismo nombre organizada por la Agrupación SOS - La Mella
de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires y pronun-
ciada el 30 de mayo de 2008 en esa Facultad.
** Dr. en Ciencia Política por la Universidad de Harvard. Investigador principal del
Conicet y del Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini.
Teoría(s) de la dependencia 21

Contexto histórico de la verdadera revolución. No compar-


teoría de la dependencia to totalmente esa tesis pero de
todas maneras es útil para subra-
Creo que corresponde situar el yar la importancia de esa época.
surgimiento de la teoría de la Fue una década importantísima
dependencia en el marco histórico no sólo en Europa sino especial-
de la época determinando cuándo mente en América latina. En pri-
y dónde surge esta teoría. Surge mer lugar por una razón práctica:
en América latina (es interesante es la década de la Revolución
marcar este punto: no es una teo- Cubana, cuando se consolida
ría que se desarrolle en África o después de derrotar al imperialis-
en Asia, continentes que también mo en Playa Girón y se define
estaban sometidos a relaciones como socialista. Muchos pensa-
de explotación y de dependencia ban que esta revolución, hostiga-
muy marcadas). Nace en América da brutalmente por el imperialis-
latina, a pesar de que hay alguna mo desde sus primeros días, no
que otra contribución muy aislada iba a sobrevivir por mucho tiempo;
que se puede encontrar en otros sin embargo, al promediar la
continentes, principalmente en la década de los ‘60 ya hay indicios
obra de Samir Amin; pero la obra de que lo que estaba ocurriendo
de este autor, egipcio por naci- en Cuba era algo distinto y que,
miento y francés por su formación lejos de debilitarse, a medida que
cultural, tiene otras implicaciones avanzaba la década se afianzaba
como veremos inmediatamente. cada vez más, lo que ejerció una
La teoría de la dependencia –o, enorme influencia no sólo en el
como veremos más adelante, las medio intelectual sino en la políti-
teorías de la dependencia- son un ca y en el imaginario público de
producto genuino de esta parte nuestra región.
del mundo. Es difícil imaginar hoy la magni-
El contexto histórico en el cual tud de ese impacto. Alguien
dicha teoría se desarrolla es la podría aducir que fue el mismo
década de los ‘60. Es muy impor- que está teniendo en nuestros
tante tener en cuenta ese dato días la Revolución Bolivariana de
porque ésos son los años en que Venezuela, o lo de Evo Morales
se producen grandes cambios en en Bolivia; pero en realidad la inci-
todo el mundo y en las más diver- dencia de la Revolución Cubana
sas expresiones de la vida social. fue mucho mayor. Fue casi como
El Mayo Francés, en 1968, marca un rayo que cayó en un día sere-
tal vez el apogeo de esa década, no… nadie lo esperaba, y de
al punto tal que un distinguido repente aparece ese fenómeno
estudioso como Immanuel totalmente imprevisto e insólito
Wallerstein considera los aconte- que produce la bancarrota de
cimientos franceses como una muchas opiniones tradicionales
22 realidad económica 238 16 de agosto/30 de septiembre de 2008

-tanto en la derecha como en la ló una serie de temas, que no lle-


izquierda- acerca de los procesos garon a concretarse –al menos en
económicos, políticos y sociales la escala o con la intensidad que
de América latina. No podemos sus promotores esperaban-. Pero,
entender el surgimiento de la teo- pese a esta frustración, contribuyó
ría de la dependencia al margen entre otras cosas a legitimar la
de lo que estaba ocurriendo en demanda de la reforma agraria
nuestro continente y fundamental- que venían planteando la izquier-
mente de la esperanzadora nove- da y los movimientos campesinos
dad que estaba desplegándose en muchos países de América lati-
en Cuba. na. Demanda intolerable (por
Como respuesta a la Revolución “extremista” y además inviable)
Cubana aparece también una para las clases dominantes, las
nueva política del imperio hacia que no ahorraban argumentos y
América latina: la famosa “Alianza acciones represivas para imposi-
para el Progreso”, diseñada por la bilitarla. Sin embargo, de pronto
administración de John F. Kenne- Washington ordena que hay que
dy en los Estados Unidos como impulsar la reforma agraria por-
una manera de responder a los que se dieron cuenta de que la cri-
retos que planteaba el triunfante sis del agro en Cuba y la fortaleza
movimiento 26 de Julio desde La del movimiento campesino habían
Habana. Kennedy hereda de la sido factores de gran importancia
administración Eisenhower un para el triunfo del Movimiento 26
paquete muy complicado en rela- de Julio y querían evitar que ese
ción con Cuba, que finalmente ter- ejemplo se reprodujera en la
minaría por provocar su propio región.
asesinato. Había en Estados Es interesante acotar, aunque
Unidos muchos grupos de cuba- éste sería tema para otra larga
nos furibundamente contrarrevo- charla, que como producto de esa
lucionarios asociados con secto- preocupación la Casa Blanca dis-
res ultraconservadores norteame- puso que para recibir fondos de
ricanos que trataban de derrocar Washington -sea directamente de
al gobierno de Castro mediante la USAID o del Banco Interameri-
sabotajes y recurriendo a todo tipo cano de Desarrollo- los gobiernos
de violencias. Una de las respues- receptores de esa ayuda debían
tas que Kennedy trató de dar, previamente aprobar una ley de
luego del fracaso de la “carta mili- Reforma Agraria. En todos los
tar” en Girón, fue promover el países de América latina, menos
desarrollo de un capitalismo refor- uno, se sancionó esa legislación
mista en América latina. (más allá de que luego esa ley se
La Alianza para el Progreso puso hubiera aplicado o no). El único
en cuestión muchas cosas e insta- país en que esa ley ni siquiera
llegó a tener estado
Teoría(s) de la dependencia 23

parlamentario fue la Argentina. sar el prestigio de la experiencia


Aquí la fortaleza de la burguesía cubana, desde el modelo de la
terrateniente y sus clases aliadas “revolución en libertad” ensayado
-muy distintas de las actuales, por Eduardo Frei en Chile hasta la
hegemonizadas por el “agronego- experiencia de Puerto Rico bajo el
cio” internacional- era tan grande liderazgo de Luis Muñoz Marín.
que pudo exitosamente vetar el No obstante, esas políticas refor-
mandato procedente de mistas propuestas por gobiernos
Washington. democráticos (o por lo menos ele-
Los ’60 es también la década en gidos democráticamente) fueron
que culmina el proceso de desco- violentamente desplazadas por
lonización. Los países de África y una sucesión de golpes militares
algunos de Asia que todavía eran que se abatirían sobre América
colonias inician un rápido proceso latina a partir de 1964, cuando se
de descolonización que precisa- produce el golpe de estado en el
mente llega a término en esa Brasil. En 1965 la República
década. Esto crea un clima políti- Dominicana es invadida por
co-intelectual sumamente impor- Estados Unidos quien lanza ope-
tante. También son los años en raciones militares durante casi un
que los “vientos de renovación” año contra un gobierno constitu-
soplan muy fuerte, incluso al inte- cional-reformista cuyo único peca-
rior de una institución como la do había sido tomar la palabra
Iglesia Católica: Concilio Vaticano “reformista” en serio. El resultado
II, la opción por los pobres y la fue la invasión de 40 mil marines
teología de la liberación son todos en la pequeña isla y la interrup-
movimientos que surgen en esa ción del proceso democrático que
época. También aparecen otras había elegido a Juan Bosch como
corrientes de pensamiento, como presidente. En 1966 se produce el
la educación popular y la golpe de Onganía en la Argentina,
“Pedagogía del Oprimido”, de y luego hay una especie de “tobo-
Paulo Freire. Lo que quiero subra- gán” que nos llevaría, ya en la
yar es que en esa época prevale- década de los ‘70, a todas estas
cía un clima intelectual muy espe- dictaduras que hemos conocido, y
cial con repercusiones en lo políti- cuyas consecuencias todavía
co y lo ideológico, y con gobiernos sentimos hoy. Con esas dictadu-
que trataban de llevar adelante ras la teoría de la dependencia,
políticas reformistas -si bien muy que había sido una de las grandes
cautelosas- promovidas inclusive animadoras del debate intelectual
por Estados Unidos como reac- y político de la época, desaparece
ción ante la Revolución Cubana. prácticamente por completo. Sus
Sin embargo, estas experiencias principales teóricos se marchan al
políticas terminaron en un fraca- exilio, otros mueren, otros se arre-
so. No hubo una que lograra eclip- pienten de sus antiguas ideas y el
24 realidad económica 238 16 de agosto/30 de septiembre de 2008

tema desaparece tanto de la sista dentro del capitalismo que


agenda pública como de la acadé- planteaba la necesidad de un
mica bajo el imperio del terror. La desarrollo dirigido por un Estado
teoría quedó archivada hasta su con capacidad para intervenir efi-
reaparición actual, bajo otra cazmente la vida económica.
forma, como parte de una teoriza- Prebisch era muy conciente de las
ción más amplia sobre el imperia- limitaciones de las teorías con-
lismo. vencionales, entre otras cosas
porque percibió con más claridad
El agotamiento del que nadie en su tiempo las insal-
desarrollismo vables debilidades de un actor
que, en el pensamiento clásico,
Hemos visto el contexto histórico desempeñaba un rol fundamental:
de la teoría de la dependencia. la burguesía nacional. De ahí la
Veamos ahora cuáles fueron las importancia asignada a la planifi-
preocupaciones específicas que cación, al papel del Estado y a los
dieron origen a esa teorización. diversos dispositivos de interven-
Creo que con su obra los depen- ción de éste en la vida económica
dentistas procuraron dar respues- y social para guiar el proceso de
ta a una doble perplejidad. desarrollo. Sin embargo, al cabo
Primera, la que surgía del fracaso de muchos años de esta prédica y
de las teorías del desarrollo que de la aplicación de las políticas
habían sido propuestas funda- económicas inspiradas por la
mentalmente por la CEPAL desde CEPAL, América latina persistía
finales de la década de los ‘50 y en su atraso.
principios de los ‘60 donde ¿Cómo explicar que al cabo de
América latina, supuestamente, veinte, treinta años de políticas de
reunía todas las condiciones para sustitución de importaciones -en
avanzar en un proceso de desa- el caso de los países de mayor
rrollo que al cabo de quince o desarrollo económico relativo,
veinte años llevaría a nuestros como la Argentina, el Brasil,
países a una condición de econo- México, Chile o Colombia- esas
mías desarrolladas o de creci- naciones siguieran siendo “los
miento autosostenido. países del futuro”. Es interesante
El gran líder intelectual del desa- revisar la literatura de inicios del
rrollismo era Raúl Prebisch, por siglo XX y la forma cómo observa-
esos años director de la CEPAL. A dores extranjeros veían a la
sus relevantes dotes intelectuales Argentina, el Brasil o México: casi
unía una extraordinaria capacidad invariablemente aseveraban que
organizativa: fue él quien creó la estos países tenían por delante un
CEPAL y, desde allí, articuló un futuro brillante. Pronosticaban que
pensamiento innovador y progre- en un plazo de 20, 30 años - una
generación- se incorporarían al
Teoría(s) de la dependencia 25

concierto de las naciones más Los grandes teóricos del imperia-


avanzadas del mundo. Pasó un lismo eran europeos. Alguien
siglo y estamos como estamos, lo podría decir eran europeos “mar-
cual puso en evidencia que esas ginales”, porque Lenin no prove-
predicciones carecían de un fun- nía precisamente del corazón de
damento sólido más allá de los Europa. Es cierto que no, pero su
buenos deseos de quienes las for- eje central de preocupación, su
mulaban, y esa frustración era punto de mira en el fenómeno del
precisamente la que estaba en la imperialismo estaba puesto en
base del planteamiento de los teó- Alemania, en Inglaterra y en
ricos de la dependencia. Era Francia; o sea una mirada, de
necesario buscar una explicación alguna manera, desde Europa y
alternativa que fuera más allá de sobre Europa. Lo mismo ocurre
la que proponía el desarrollismo con Bujarin y Rosa Luxemburgo,
para explicar el fracaso del desa- que aunque originarios también
rrollo en América latina, un conti- de la periferia europea tenían su
nente que aparentemente tenía mirada puesta en el corazón del
todo lo necesario para desarrollar- capitalismo más desarrollado de
se: tierra abundante, mano de la época, es decir, Europa occi-
obra barata, gran diversidad de dental. Entonces tenían una visión
recursos naturales, buenas comu- inevitablemente eurocéntrica, que
nicaciones, uniformidad cultural, se estructuraba “desde arriba” y
etcétera, y sin embargo el conti- en la que la colonia aparecía des-
nente persistía en su atraso. dibujada como el borroso reverso
del imperialismo.
Limitaciones de la teoría Para toda esa generación de
clásica del imperialismo izquierdistas (de orígenes muy
diversos: desde el marxismo
La segunda perplejidad, que hasta la teología de la liberación,
tenía una enorme importancia pasando por el nacionalismo revo-
sobre todo para los teóricos de la lucionario) uno de los problemas
izquierda, brotaba de la crisis de que tenía la teoría del imperialis-
la teoría clásica del imperialismo. mo era que los países de América
Este fue un elemento muy impor- latina ya habían dejado de ser
tante, porque, en primer lugar, la colonias. Para complejizar más
teoría del imperialismo, desarro- las cosas estaba el caso de Cuba,
llada fundamentalmente a co- que habiéndose emancipado del
mienzos del siglo XX tenía un yugo español tan tardíamente
marcado énfasis eurocéntrico, o si como en 1898, mal podía ser
se prefiere, norcéntrico: había caracterizada como una colonia y,
sido pensada y desarrollada para colmo, había llevado a cabo
desde las metrópolis imperiales. una revolución socialista. Los teó-
ricos latinoamericanos de la
26 realidad económica 238 16 de agosto/30 de septiembre de 2008

dependencia querían estudiar el capitalistas habían ingresado a un


fenómeno del imperialismo, pero ciclo de altas tasas de crecimiento
visto desde aquí, “desde abajo”, -inigualado en toda su historia-
desde el país sometido a su domi- que pasó a ser conocido como “el
nio; pero la teoría clásica no ofre- cuarto de siglo de oro” en el desa-
cía demasiadas hipótesis o líneas rrollo capitalista. Este período,
de interpretación que pudieran también llamado “capitalismo key-
ayudarlos a entender la especifici- nesiano”, fue un ciclo en el cual el
dad de la situación latinoamerica- conjunto de las economías capita-
na por varias razones. listas -especialmente las centra-
En primer lugar, porque nuestros les, pero también (aunque con
países no eran colonias sino esta- variaciones mucho mayores) las
dos naciones, formalmente inde- periféricas- crecieron a un ritmo
pendientes. Por lo tanto la apre- sumamente elevado durante un
ciación que hacía normalmente la período de veinte a veinticinco
teoría del imperialismo sobre la años. Este fue fenómeno inédito
periferia en este caso tenía una porque antes la expansión de
falencia irreparable. Además, por- unas iba acompañada por el
que nada menos que tres premi- estancamiento de muchas otras.
sas fundantes de la teoría clásica Lo que puso en crisis la teoría clá-
del imperialismo habían sido des- sica del imperialismo fue que, en
mentidas por la historia a partir de paralelo con el auge económico
la segunda guerra mundial. experimentado por los capitalis-
mos centrales, el imperialismo
¿Cuáles eran estas premisas? profundizó su dominio de la eco-
La primera establecía que la nomía mundial, avanzando ahora
expansión imperialista era una bajo la bandera de un nuevo
respuesta a las crisis de las eco- hegemón: Estados Unidos. Ade-
nomías metropolitanas. Es decir, más, en el caso latinoamericano,
cuando las economías desarrolla- estas elevadas tasas de creci-
das comenzaban a estancarse se miento económico que registraron
procuraba buscar la solución a la algunos países no fue suficiente
crisis por la vía de una agresiva para que pusieran fin a su condi-
expansión hacia la periferia del ción de subdesarrollados y atrasa-
sistema y, eventualmente, me- dos. Toda esta situación contra-
diante la anexión de nuevos terri- decía una de las premisas básicas
torios, de nuevas regiones atrasa- de la teorización clásica del impe-
das. rialismo: ahora no había crisis en
Eso había sido válido para fines la metrópolis y sin embargo el
del siglo diecinueve y los primeros imperialismo seguía extendiéndo-
años del siguiente, pero a partir de se, bajo nuevas formas y renova-
1948, y hasta mediados de la dos instrumentos. Esta era una
década de los ‘70, las economías segunda grave contradicción que
Teoría(s) de la dependencia 27

planteaba la necesidad de revisar hostilidades hacia Egipto. Pero


esta teoría. Estados Unidos exigió el levanta-
La segunda premisa en crisis era miento de esa medida porque
la que postulaba que, tal como quería asegurarse el predominio
había ocurrido en el tránsito entre indiscutido en Medio Oriente y, de
finales del siglo diecinueve y mala gana, París y Londres regre-
comienzos del veinte, la expan- saron a sus casas convencidos de
sión imperialista remataba inexo- que el sistema imperialista tenía
rablemente en guerras interimpe- una potencia inapelable: Estados
rialistas y, sin embargo, tales gue- Unidos. En todo caso, la ausencia
rras no tuvieron lugar. Eviden- de guerras interimperialistas moti-
temente la vigorosa expansión del vó, de parte de estos teóricos y
imperialismo norteamericano que estudiosos de los fenómenos del
se produjo a partir de 1945, cuan- imperialismo en América latina, la
do Estados Unidos aparece como necesidad de buscar nuevas
la gran potencia imperialista del explicaciones.
planeta, son guerras que ahora se Por último, había una tercera
libran en contra de los pueblos, en premisa clásica que también
contra de las naciones periféricas, había entrado en crisis: la desco-
pero no guerras al interior de lo lonización que se inicia luego de
que algunos autores, entre ellos la segunda guerra mundial contra-
Samir Amin, llaman el “condomi- decía la idea de que había una
nio imperial”, es decir entre incesante expansión colonial de
Estados Unidos, Europa y Japón. las economías metropolitanas,
Esa guerra se acabó en 1945. expansión que, si bien se acelera-
Immanuel Wallerstein ha dicho, ba en épocas de crisis, era conce-
en relación con esto, que “no hubo bida como un rasgo permanente
dos guerras mundiales; hubo una del sistema. Lo que se observaba
sola, que estalló en 1914, se detu- era que las cosas estaban funcio-
vo con el armisticio en 1918, se nando en otra dirección, y esto
reanudó en 1939, y finalizó en evidentemente aumentaba las
1945. Luego de eso no hubo nin- dudas en torno de la validez de la
guna guerra entre Francia y teorización tradicional. A partir de
Alemania, Alemania e Inglaterra, ahí aparecen los esfuerzos múlti-
Estados Unidos y Francia, y eso ples y diversos, que comienzan en
nuevamente puso en crisis la teo- la década de los ‘60 e intentan
rización clásica. Hubo, eso sí, darle una explicación a este fenó-
algunos escarceos. El caso más meno partiendo de la superviven-
emblemático fue la crisis del cia del imperialismo, pero al
Canal de Suez, nacionalizado por mismo tiempo tomando en cuenta
el gobierno de Gamal Abdel la necesidad de abordar al fenó-
Nasser lo que motivó que Francia meno desde una perspectiva del
y Gran Bretaña declararan las sur, dado que no es lo mismo
28 realidad económica 238 16 de agosto/30 de septiembre de 2008

cuando se lo analiza desde la po, se convertirían en los grandes


periferia que cuando se lo hace animadores de la teoría de la
desde los centros. Eso, evidente- dependencia. El listado de quie-
mente, fue uno de los puntos cen- nes formaron parte de ese
trales que dio lugar al esfuerzo de momento de esplendor de las
revisión teórica que cristalizó con ciencias sociales latinoamerica-
la teoría de la dependencia, nas sería demasiado extenso.
donde la teoría clásica del impe- Mencionemos apenas, entre los
rialismo se complementa y enri- más destacados, a Fernando
quece con nuevos aportes que se Henrique Cardoso (quien luego
desarrollan desde el sur global. sería presidente del Brasil y le
solicitaría a sus antiguos lectores
Chile y el exilio y discípulos que se olvidaran de
latinoamericano todo lo que había escrito); Celso
Furtado, Theotonio Dos Santos,
Dicho esto, entonces, ¿por qué Francisco Weffort, Ruy Mauro
surge acá, y dónde surge? No es Marini, Vania Bambirra, Francisco
casualidad que la teoría de la de Oliveira, Almino Affonso,
dependencia tenga su foco de Ernani Fiori; Aníbal Quijano de
desarrollo inicial en Chile. ¿Por Perú, Edelberto Torres-Rivas de
qué Chile? En la década de los Guatemala, Agustín Cueva del
‘60, fundamentalmente después Ecuador, Antonio García de
del golpe de 1964 en el Brasil, ese Colombia. Es decir, toda una serie
país se había convertido en el de exiliados políticos de izquierda
centro de atracción de los refugia- se dieron cita en la CEPAL, otros
dos y exiliados políticos de toda vinculados con universidades
América latina. El papel que nacionales en Chile, sobre todo el
desde mediados de la década de caso de Theotonio Dos Santos, o
los ‘70 iría a cumplir México -gran Agustín Cueva con la Universidad
receptor de todo el exilio latinoa- de Concepción y así sucesiva-
mericano- lo había cumplido Chile mente. En ese ambiente se crea
en la segunda mitad de la década un estimulante clima de discusión
anterior. Y principalmente lo cum- que permite la rápida cristaliza-
plió una institución como la ción de un conjunto de ideas que
CEPAL (aunque la FLACSO, la luego sería conocida como la teo-
FAO, la Universidad de Chile y ría de la dependencia y que influi-
algunas agencias del gobierno ría notablemente no sólo sobre el
chileno también hicieron lo suyo, clima intelectual de la época sino
entre otras instituciones), que también sobre una generación de
debido a la influencia de Prebisch jóvenes latinoamericanos que
otorgó refugio y empleo a muchos tuvimos la suerte de contar con la
sociólogos, economistas e histo- dirección de tan notables maes-
riadores que, con el paso del tiem- tros. Este fenómeno, por supues-
Teoría(s) de la dependencia 29

to, también tuvo algunos compo- con la tradición socialista y mar-


nentes argentinos: recordemos xista que se propuso superar las
entre ellos uno de los más impor- insuficiencias de la concepción
tantes: Pedro Paz, uno de los pio- tradicional. Pero hay un segundo
neros en el estudio del capitalismo elemento y es que aquellos inte-
financiero en América Latina; lectuales, que reaccionaban en
Alfredo Eric Calcagno, Marcos contra del desarrollismo cepalino,
Kaplan, Tomás Amadeo Vasconi, hacían lo propio en relación con
Alejandro Rofman, Benjamín las teorías propuestas por la
Hopenhayn. De Chile fue muy Alianza para el Progreso y, muy
importante el aporte de Enzo especialmente, las tesis sosteni-
Faletto, Osvaldo Sunkel y Orlando das por Walt W. Rostow. Los que
Caputo, así como el de Héctor estudiaron la historia de las ideas
Malavé Mata en Venezuela, económicas recordarán que
Gerard-Pierre Charles y Suzy Rostow había escrito en 1960 un
Castor en Haití Mientras, en el libro llamado Las etapas del desa-
otro extremo del continente, en rrollo económico , cuyo subtítulo
México, un grupo de notables no perdía tiempo en sutilezas: “Un
sociólogos, economistas e histo- Manifiesto No comunista”. Es
riadores desarrollaba una línea de decir, no había ningún equívoco
investigación y reflexión coinci- en la interpretación de lo que
dente con la de sus colegas refu- Rostow quería hacer. En ese texto
giados en el Sur. Sobresalían en planteaba su teoría, que es lo que
ese empeño Pablo González hoy llamaríamos la “teoría neoclá-
Casanova que abría nuevos hori- sica del desarrollo” que podía sin-
zontes con sus estudios sobre el tetizarse así: hay un solo camino
fenómeno del colonialismo interno que conduce del subdesarrollo al
y su articulación con la expansión desarrollo. Cualquier país puede
del imperialismo norteamericano convertirse en desarrollado en la
en toda la geografía latinoameri- medida en que se persista a lo
cana y caribeña. Pertenecían tam- largo del tiempo en la aplicación
bién a este distinguido grupo de de las políticas adecuadas. El
intelectuales mexicanos Rodolfo desarrollo es un proceso lineal,
Stavenhagen, José Luís Ceceña, eminentemente económico y en el
Alonso Aguilar, Sergio de la Peña, cual las variables políticas tienen
Fernando Carmona y Enrique un peso muy relativo. Hay que
Semo, entre tantos otros que dejar que los mercados logren su
sería imposible enumerar en esta propio equilibrio y sean capaces
breve intervención. de atraer las inversiones, y esto
En resumen, un primer influjo en lentamente nos va a ir sacando
este proceso de creación teórica del atraso y conduciendo al desa-
fue la existencia de esa masa crí- rrollo. En el libro se decía que este
tica de pensadores identificados había sido el camino transitado
30 realidad económica 238 16 de agosto/30 de septiembre de 2008

por Estados Unidos e Inglaterra, sobre la teoría de la dependencia


países que también habían sido había sido publicado por el orga-
economías subdesarrolladas, nismo. Fueron archivados, “cajo-
pobres, con ingresos per cápita neados” y aparecieron después
muy bajos y que luego, gracias a de varios años publicados por
la adopción de políticas correctas, diversas editoriales comerciales
se transformaron en grandes de América latina. Esto sirve para
potencias. Las “políticas correc- tener una idea del clima de control
tas”, así, entrecomilladas, eran las ideológico que se estableció
que hoy se condensan en el decá- sobre la CEPAL una vez que
logo neoliberal del Consenso de Prebisch fue removido de su
Washington. Los teóricos depen- cargo.
dentistas reaccionan contra las Digamos por último que esa
tesis rostowianas y la someten a generación de dependentistas
una crítica rigurosa, históricamen- reaccionaba también contra la
te muy bien fundamentada, que línea dominante de interpretación
destruye por completo el argu- del proceso de desarrollo que pre-
mento rostowiano. valecía en los ámbitos de la
Varios de los textos más impor- izquierda. Esta interpretación se
tantes sobre la teoría de la depen- originaba en la Unión Soviética y
dencia, escritos por Cardoso y se diseminaba por toda la región a
Faletto, por Aníbal Quijano, por través de la influencia ejercida por
Edelberto Torres Rivas, circularon los Partidos Comunistas de
como documentos internos de la América latina (y otras agrupacio-
CEPAL. Pero en ese momento nes que, más allá de sus disiden-
remueven a Prebisch de la cias coyunturales, compartían
CEPAL (en realidad, Estados esta visión) y que mediante la apli-
Unidos ya no toleraba más la disi- cación mecánica de la vulgata
dencia cepalina y exigió ante la marxista-leninista sostenía la tesis
Secretaría General de la ONU que de que el atraso de las economías
el economista argentino fuese latinoamericanas se explicaba por
destinado a otra institución) y lo la fortaleza de las instituciones
envían a Suiza a dirigir la UNC- feudales y de las relaciones feu-
TAD (la Conferencia de las dales en la región. Paradojal-
Naciones Unidas para Comercio y mente, el atraso de América latina
Desarrollo), una organización que no era consecuencia del desarro-
no tenía facultad alguna, como sí llo del capitalismo sino de la debi-
tenía la CEPAL, para asesorar y lidad del impulso capitalista; por lo
orientar la acción de los gobier- tanto, el imperativo de la hora era,
nos. Cuando Prebisch se va de la en consonancia con las directivas
CEPAL, a mediados de la década de la Tercera Internacional, impul-
de los ‘60, ninguno de los docu- sar una revolución democrático-
mentos de circulación interna burguesa en la que, bajo el lide-
Teoría(s) de la dependencia 31

razgo de una burguesía nacional que había sido hecha trizas con el
aliada con sectores obreros, cam- triunfo de la Revolución Cubana el
pesinos, capas medias y sectores 1º de enero de 1959 . El primer
antiimperialistas y antioligárquicos grito de la reacción en contra de
de diversas procedencias se libra- esto lo produce un académico ale-
se una batalla frontal en contra de mán, nacido en Berlín y criado
los legados precapitalistas y feu- como refugiado en Estados
dales que perpetuaban el subde- Unidos, André Gunder Frank, un
sarrollo de América latina. Esta especialista en historia económica
teorización difundida por los de América latina que conoce muy
manuales soviéticos que había bien la región. En 1964 Frank
sido cuestionada por Mariátegui publica el libro Capitalismo y sub-
en sus célebres Siete Ensayos de desarrollo en América Latina,
Interpretación de la Realidad (basado sobre una minuciosa
Peruana (un texto heterodoxo del investigación realizada en el
primer gran pensador marxista Brasil y Chile) en el que desafía
fuera del escenario europeo, frontalmente tanto las tesis de
publicado en 1928) conservaba Rostow y de los “etapistas” como
una gran importancia todavía a las de la izquierda tradicional. La
principios de los años ’60, pese a tesis central de su libro es que
haber sido herida de muerte por el América latina es atrasada y sub-
triunfo de la Revolución Cubana y desarrollada no a causa de la
criticada acerbamente por el Che ausencia de estructuras y proce-
Guevara en la Conferencia de sos capitalistas sino precisamente
Punta del Este de 1961. La con- debido a la presencia del capitalis-
secuencia práctica que se des- mo. El problema, decía, no era el
prendía de esta tesis era pospo- feudalismo, sino el capitalismo.
ner la revolución socialista sine ¿Cuál era el argumento de
die y, mientras tanto, forjar una Frank? Decía que América latina
alianza de los sectores democráti- había sido desde el principio un
cos y progresistas -siempre bajo apéndice de la expansión del
la hegemonía de la evanescente capitalismo comercial europeo en
burguesía nacional- en contra de los siglos XVII y XVIII y que, por lo
los regímenes feudales y el impe- tanto, fue incorporada desde su
rialismo, como primera e inevita- nacimiento al circuito de circula-
ble etapa para, más tarde, proce- ción capitalista de mercancías
der al lanzamiento de la revolu- pese a que sus estructuras socia-
ción socialista. les exhibían rasgos indudable-
mente señoriales o feudales.
No es el feudalismo sino el Todo esto originó un ardoroso
capitalismo debate dado que Frank venía a
“patear el tablero”, como se dice
Como decíamos, los dependen-
vulgarmente; cuando un consen-
distas rechazan esa interpretación
32 realidad económica 238 16 de agosto/30 de septiembre de 2008

so casi unánime afirmaba que el mo comercial europeo, mediatiza-


problema de América latina era la do por las Coronas de España y
insuficiencia de su desarrollo capi- Portugal. Para respaldar su tesis
talista los trabajos de Frank pro- analiza el caso de la economía
ducían un diagnóstico exactamen- colonial en el Brasil y Chile y pro-
te opuesto: que lo que generó el pone identificar dónde se encuen-
subdesarrollo fue el precoz con- tran, a mediados del siglo XX, las
tacto de esta parte del mundo con regiones más atrasadas de
los grandes centros del capitalis- ambos países. La respuesta es

Raúl Prebisch
Teoría(s) de la dependencia 33

que en el Brasil es el Nordeste. gran crecimiento de sus exporta-


¿Por qué precisamente allí? ciones. Se trata de un desarrollo
Porque esa región fue la joya de parcial, altamente desequilibrado
la expansión imperial portuguesa, y completamente dependiente de
con el gran desarrollo de las plan- la demanda metropolitana; una
taciones de caña de azúcar. O vez concluida esa fase esas eco-
sea que el área que más contacto nomías se sumergen en un proce-
tuvo con el capitalismo mercantil so de progresivo subdesarrollo.
portugués fue la que una vez ago- Entonces, concluye Frank, el cau-
tado el ciclo del azúcar entró en sante del subdesarrollo de
una fase de profunda decadencia América latina es el tipo de desa-
hasta convertirse en la región más rrollo capitalista que exige su
atrasada del Brasil. Y prosigue inserción en el mercado mundial.
diciendo que, si miramos la histo- Este no hace otra cosa que gene-
ria de Chile, los mayores bolsones rar un ciclo de expansión, de cre-
de atraso y de pobreza se hallan cimiento de las exportaciones, en
en el Norte Grande, o sea, en las detrimento del mercado interno y
provincias de Tarapacá y de un genuino desarrollo de las
Antofagasta, donde se desarrolló fuerzas productivas. Cuando este
a todo vapor la exportación del período entra en crisis el país
salitre que era utilizado a fines del queda peor que antes. Entre otros
siglo XIX y principios del XX como pone el ejemplo de la región del
el fertilizante para revitalizar las Chaco en la Argentina: allí la
exhaustas tierras de la agricultura explotación de la riqueza madere-
europea. Sin embargo, cuando ra a cargo de La Forestal creó
ese ciclo se acaba toda esa región durante algunas décadas el espe-
queda sumida en el más profundo jismo de un vibrante desarrollo -en
subdesarrollo. Entonces, concluye realidad, apenas un auge exporta-
Frank, al analizar la historia latino- dor- para luego quedar sumida en
americana comprobamos que las el atraso.
regiones más subdesarrolladas
son las que, en el pasado, tuvie- Teorías de la dependencia:
ron mayor contacto con las econo- ejes del debate
mías capitalistas metropolitanas.
Para Frank el capitalismo es una Como decíamos antes, las tesis
especie de sistema solar, que de Frank desencadenaron un
tiene un centro: las metrópolis gran debate. Si bien muchos
imperiales, y una serie de satélites dependentistas las aceptaban,
que giran, subordinados, a su casi todos se sentían muy incó-
alrededor. Pero ese giro no es modos porque la consideraban
permanente sino cíclico; durante demasiado radical y carente de
un tiempo esas economías sateli- los necesarios matices. Por lo
zadas llegan a experimentar un tanto, es importante tener en
34 realidad económica 238 16 de agosto/30 de septiembre de 2008

cuenta que cuando hablamos de que, según estos autores, “la


“teoría de la dependencia” lo más Argentina en 1880 era un país, y
acertado sería hablar en plural de en 1930 es otro”, con un desarro-
“teorías” de la dependencia. No llo capitalista que, a su juicio, es
hubo una, sino varias teorizacio- innegable. Apelando a una inter-
nes diferentes, ya que, por ejem- pretación marxista sostienen que
plo, las interpretaciones de André el desarrollo capitalista puede sin-
Gunder Frank no son iguales a las tetizarse en la siguiente fórmula:
que plantean Cardoso y Faletto, “acumulación de capital + desa-
en lo que tal vez sea la obra más rrollo de las fuerzas productivas” y
conocida de esta corriente: que de ninguna manera podría
Dependencia y desarrollo en esperarse del capitalismo, sobre
América latina, y estas dos, todo en la periferia del sistema, la
Cardoso y Faletto, y Gunder generación de una sociedad
Frank, a su vez, son diferentes a exenta de las profundas disconti-
las tesis que plantean autores nuidades y desigualdades socia-
como Theotonio dos Santos, Ruy les que conocemos en la región.
Mauro Marini o Agustín Cueva. Es más, argumentaban también
que la postura de Frank y sus aso-
a) Sobre la posibilidad del ciados era similar a las que soste-
desarrollo capitalista nían los populistas rusos a fines
Veamos ahora cuáles eran los del siglo XIX que declaraban la
ejes en torno de los cuales giraría imposibilidad de un desarrollo
ese intenso y agitado debate en la capitalista en el campo ruso, tesis
segunda mitad de los años ‘60. ésta -recuerdan Cardoso y
Habida cuenta de estos antece- Faletto- que fue demolida por
dentes un eje central era el que se Lenin en su libro El desarrollo del
interrogaba acerca de la posibili- capitalismo en Rusia. Podría obje-
dad de que hubiera o no desarro- tarse que no hubo muchos casos
llo capitalista en la periferia. En iguales a los de la Argentina entre
ese punto Cardoso y Faletto res- 1880 y 1930; las experiencias del
ponden que sí; Gunder Frank, en Brasil y México son más matiza-
cambio, dice que no, ya que en su das. Pero en todo caso Cardoso y
opinión el desarrollo del capitalis- Faletto contraponen al diagnósti-
mo asume, en la periferia, una co pesimista, y por momentos
modalidad que inevitablemente apocalíptico, de Gunder Frank
conduce al subdesarrollo. Cardo- una visión mucho más matizada,
so y Faletto responden afirmativa- más moderada que dice: “sí,
mente, pero aclaran que se trata- puede haber desarrollo capitalis-
ría de un tipo especial de desarro- ta”. Ruy Mauro Marini y Agustín
llo distinto al experimentado por Cueva, por ejemplo, coinciden en
los países metropolitanos. Así, la este punto con Cardoso y Faletto
tesis de Frank es equivocada por- pero señalan, de modo mucho
Teoría(s) de la dependencia 35

más enfático que éstos, que ese tema político cada vez más autori-
desarrollo en la periferia está con- tario. Concluía por eso que, si no
denado a producir muchos de los se pone en marcha un modelo
efectos “subdesarrollantes” pues- poscapitalista tendencialmente
tos de relieve por Frank en su tra- orientado hacia el socialismo, el
bajo. fascismo reaparecería en estas
¿Será un tipo de desarrollo capi- tierras bajo un nuevo ropaje.
talista el que nos puede liberar de Es una discusión que tiene una
la dependencia? Bueno, ahí, prác- enorme actualidad hoy. En los últi-
ticamente todos los autores coin- mos años esta tesis ha reapareci-
ciden en que dentro del capitalis- do gracias a las intervenciones del
mo no hay posibilidades de libera- presidente Hugo Chávez Frías
ción. Parafraseando e invirtiendo cuando afirma que no hay solu-
el sentido de una expresión que ción capitalista para América lati-
Cardoso utilizó ya como presiden- na y que el camino hacia el futuro
te del Brasil puede decirse que pasa por construir el “socialismo
“dentro del capitalismo no hay sal- del siglo XXI”. Cumplidos los cua-
vación ni liberación de la depen- renta años de ese conjunto de
dencia.” Algunos países podrán teorizaciones conocidas como
negociar mejor o peor su depen- “teoría de la dependencia”
dencia, pero jamás podrán poner- muchas de sus preguntas conser-
le fin sin salirse del sistema. El van total validez. Por ejemplo,
camino capitalista al desarrollo se pese al tiempo transcurrido ¿se
clausuró poco después de finali- han transformado la Argentina, el
zada la segunda guerra mundial. Brasil o México en países de capi-
Ahí es donde estamos, y de ahí talismo desarrollado? Mi diagnós-
no podremos salir. Es un diagnós- tico es negativo. Estos países
tico, sin duda pesimista, pero siguen siendo las grandes prome-
dotado de un saludable realismo. sas del futuro, como lo eran en
Ya en esa época Theotonio Dos 1910, en 1960, y como van a
Santos decía que la única alterna- seguir siéndolo para este bicente-
tiva de desarrollo que le queda a nario. Lo cual remitiría a la discu-
la región es el socialismo y que si sión, ya reseñada, acerca de si
el socialismo se frustra como existe una ruta capitalista para
opción la profundización del desa- salir del subdesarrollo. Yo creo
rrollo capitalista desembocaría en que no; creo que la línea capitalis-
alguna forma de fascismo. Dos ta para el desarrollo de la periferia
Santos planteaba muy claramente está agotada. Lo más que pode-
a finales de los años ‘60 que esta mos aspirar es a tener ciclos de
vía de desarrollo capitalista con crecimiento económico, como
creciente exclusión social, margi- tiene la Argentina, y de manera
nación, dependencia externa y más moderada el Brasil, como
vulnerabilidad requería de un sis- tiene México, pero que perpetúan
36 realidad económica 238 16 de agosto/30 de septiembre de 2008

-y en muchos casos agravan- los pronunció en la reunión del


problemas del atraso, la exclusión Consejo Interamericano Econó-
social, la injusticia, la conflictivi- mico y Social (CIES) de la
dad, la vulnerabilidad externa. La Organización de Estados Ame-
evidencia demuestra que en estos ricanos en Punta del Este en
países, a pesar de sus elevadas agosto de 1961, donde hizo un
tasas de crecimiento económico, análisis sobre la burguesía en
no se ha logrado resolver ninguno América latina. Plantea ahí -y en
de los problemas básicos que una otros textos también- que nuestra
economía desarrollada se supone región no ha tenido nada equiva-
tiene que solucionar. Entonces, lente a una burguesía nacional (es
este tipo de discusión, que ya decir, una clase empresarial
estaba planteada hace 40 años, orientada hacia la construcción de
cuando Theotonio dos Santos un mercado interno, al desarrollo
decía “socialismo o fascismo” de de la nación, a la integración
alguna manera se reinstala en el nacional). Lo que hemos tenido,
debate actual en momentos en decía el Che, es una “burguesía
que salen a la luz formas cada vez autóctona”, pero totalmente
más violentas de explotación eco- dependiente del capital extranjero
nómica, subordinación social y y asociada con éste, y cuyo pro-
dominación política y que autores yecto de desarrollo es el proyecto
como el sociólogo portugués del capital extranjero. Esta es una
Boaventura de Sousa Santos discusión que tiene una enorme
habla de la multiplicación de for- actualidad en la Argentina actual.
mas de control fascista en los Hoy estamos asistiendo en el
capitalismos contemporáneos. debate económico nacional a la
reaparición del tema: el ex presi-
b) El caso de la burguesía dente Néstor Kirchner más de una
nacional vez habló de la necesidad de
Otra discusión que se dio en recrear una burguesía nacional en
aquellos años giraba en torno de la Argentina, y vemos que esta
la existencia o no de una burgue- cuestión también se plantea en
sía nacional en América latina. Un países como el Brasil y México
aporte fundamental se lo debe- (que fue donde esa clase supo
mos al Che Guevara con sus tener más vitalidad) en consonan-
diversos análisis sobre el desarro- cia con el radical debilitamiento
llo del capitalismo en la región. experimentado por las burguesías
Hay sobre todo un texto, “Cuba no nacionales brasileña y mexicana a
admite que se separe la economía causa de la vigorosa penetración
de la política”, que es la extensa de las grandes transnacionales en
conferencia que en representa- todos nuestros países, empresas
ción del gobierno cubano el Che éstas que se han apoderado de
crecientes porciones del mercado
Teoría(s) de la dependencia 37

en los más diversos sectores de la la acción de un conjunto de facto-


vida económica. Pero en los ‘60 res y agentes que operan en el
todavía eran muchos más quienes plano internacional -entre los cua-
pensaban que esta clase, en vías les sobresale el gobierno estadou-
de rápida extinción en los pocos nidense, que es quien ejerce el
países en los que supo tener una papel de “director de orquesta”-
cierta presencia, podía liderar una pero cuyos efectos están invaria-
revolución (o al menos una refor- blemente mediatizados por una
ma) “antiimperialista” y “antioligár- alianza de clases cristalizada en
quica”. La historia se encargó de un determinado orden estatal en
sepultar sin misericordia tales ilu- la que los grupos dominantes
siones. locales retienen una parte del
botín que genera la sumisión al
imperialismo. Estos efectos están
c) El estado y la
también condicionados, por
autodeterminación
supuesto, por las resistencias y
nacional
luchas que presentan las clases
Otro punto del debate era acerca subalternas de las naciones opri-
del grado de autonomía nacional midas por el imperialismo.
que dejaba abierta la situación de
dependencia. Gunder Frank decía Este fue un ríspido debate:
que no había ningún margen de ¿hasta qué punto era posible
autonomía nacional. Su interpre- construir escenarios donde dife-
tación proponía (de eso se lo acu- rentes clases dominantes de
saba y creo que en ese sentido la América latina tuvieran alguna
acusación era correcta) una rela- posibilidad de negociación con el
ción muy lineal de subordinación imperialismo? No menos impor-
total y absoluta de la colonia o la tante, y en íntima relación con él,
neocolonia a la metrópolis. Pero fue el tema de las formas concre-
autores como Cardoso y Faletto, tas de la dependencia: ¿es lo
Agustín Cueva y Ruy Mauro mismo la dependencia que gene-
Marini objetaban esa tesis y sos- ra, por ejemplo, el desarrollo de
tenían que la dependencia está un enclave minero, uno plantacio-
siempre mediatizada por una nista o una situación en la que se
estructura de clases nacional y da una cierta posibilidad de
por un Estado nacional. Es decir expansión del mercado interno y
que la acción del imperialismo -y de desarrollo industrial dinamiza-
la relación de dependencia que de do por empresarios locales? El
ella se deriva- no es la labor de un enclave plantacionista correspon-
“factor externo” que actúa sobre de más bien a la vieja época,
una inerte economía periférica. El cuando, por ejemplo, sobre todo
sometimiento a las fuerzas del en Centroamérica y el Caribe,
mercado mundial es producto de fuertes inversiones en plantacio-
nes de banana, de cacao, o de
38 realidad económica 238 16 de agosto/30 de septiembre de 2008

caña de azúcar generaban una encuentra en permanente evolu-


economía casi exclusivamente ción: la reflexión actual sobre el
volcada hacia la exportación y con imperialismo, una reflexión que ha
muy escaso derrame. En cambio dejado de ser eurocéntrica. Los
en el caso de países como la dos volúmenes del Socialist
Argentina, el Brasil y México la Register en Español, correspon-
vinculación imperialista se proce- dientes a los años 2004 y 2005
saba a través de una burguesía -que afortunadamente se consi-
agraria mucho más extensa y guen ahora en librerías- ofrecen
diversificada (si bien existía el lati- una estupenda puesta al día de la
fundio) que de alguna forma inte- teoría del imperialismo. En ella se
graba a su hegemonía a un sector demuestra cómo esa teorización
social mucho más amplio que el recoge lo mejor de los trabajos
que es posible hallar en un encla- realizados por los teóricos e
ve plantacionista o minero. Por investigadores del Norte y del Sur.
ejemplo, el enclave minero de Esa es la buena noticia; por lo
Bolivia, donde antes de la revolu- tanto hay un planteo mucho más
ción de 1952 quienes controlaban matizado, sensible a las variacio-
prácticamente la totalidad de las nes nacionales y regionales, que
exportaciones de Bolivia eran los permite entender lo que está
tres grandes “barones del estaño”. pasando en nuestros países (cosa
Entonces, había formas distintas que antes, como en la teorización
de dependencia que permitían clásica el foco analítico estaba
abrir o cerrar un juego político puesto en el norte era mucho más
más o menos amplio según la difícil de lograr); un planteo, ade-
naturaleza del vínculo con los más, que puede dar cuenta de las
intereses imperiales. Esta era una novedades que se están produ-
consideración para nada marginal ciendo hoy, que modifican las
a la hora de evaluar las perspecti- relaciones de dependencia y el
vas de los procesos de reforma funcionamiento del sistema impe-
social y democracia en América rialista.
latina.
a) Novedades del
La teorización actual sobre imperialismo
la dependencia contemporáneo

Quisiera plantear, para concluir El capitalismo es un sistema


esta conferencia, dos cuestiones altamente dinámico y cambiante,
finales. con una capacidad de adaptación
En primer lugar, en la actualidad sin precedentes en la historia de
la teoría de la dependencia está las formaciones sociales. Por eso
integrada a un cuerpo que se el imperialismo de hoy, si bien
Teoría(s) de la dependencia 39

conserva los rasgos centrales que Es obvio que ésta no puede cre-
ya lo definieron a comienzos del cer vigorosamente si el capital
siglo pasado, presenta algunas financiero establece su hegemo-
innovaciones de importancia. La nía. El capital financiero distrae
primera gran novedad es que en fondos que podrían canalizarse
la actualidad la fracción hegemó- en inversiones en actividades pro-
nica del capital en nivel mundial ductivas, cuyo nivel de madura-
es el capital financiero. Por eso es ción va mucho más allá de los
que se habla de la “financiariza- cinco días (en algunos casos lle-
ción” de la economía internacio- gan a tener hasta cinco años de
nal. En la actualidad el flujo diario plazo); por eso, alguien que no
del sistema financiero internacio- puede ser acusado de “izquierdis-
nal se calcula que es unas 500 ta” para nada, como John
veces superior al del comercio Maynard Keynes, “Lord Keynes”,
mundial de mercaderías. Al finali- proponía en su Teoría General
zar la Segunda Guerra Mundial nada menos que la eutanasia del
esa relación se estimaba que era rentista. Porque él decía que en la
de 5 a 1. Este exponencial creci- medida en que una economía
miento creó las condiciones para capitalista caiga en manos de los
el surgimiento y consolidación de rentistas y especuladores esa
un modelo de acumulación con economía caería inevitablemente
rasgos propios en el que los ele- en el parasitismo y el estanca-
mentos de la especulación finan- miento económico. Por eso en
ciera juegan un papel crucial. Una uno de los capítulos finales de su
de las consecuencias de la finan- Teoría General Keynes proponía
ciarización, por ejemplo, es la nada menos que “la eutanasia del
extraordinaria reducción del hori- rentista”, fórmula diplomática muy
zonte temporal del proceso de british que en los climas tórridos
acumulación del capital. Este es de América latina puede ser tradu-
un rasgo notable, y de enorme cido como “paredón para los
importancia porque exacerba las especuladores.” Para resumir, en
tendencias especulativas del capi- la actualidad una de las mayores
tal en todas las ramas de la eco- novedades del imperialismo es
nomía. Hoy, según los estudiosos esta financiarización de la econo-
del tema, más del 90 % de las mía mundial, causante de un
colocaciones del sistema financie- impacto recesivo o estancacionis-
ro internacional se realizan en un ta que ya persiste a lo largo de
plazo inferior a cinco días, con lo casi treinta años.
cual la velocidad de rotación del
capital se establece en niveles de
b) El papel de Estados
vértigo y ejercen una influencia
Unidos
perniciosa y recesiva sobre la
economía mundial. La financiarización es la primera
40 realidad económica 238 16 de agosto/30 de septiembre de 2008

gran novedad. La segunda tiene clara intención estadounidense de


que ver con el papel de Estados regresar a una época que parecía
Unidos en el sistema imperialista. ya superada. No obstante, en la
El viejo modelo de la dependencia actualidad la dependencia pasa
suponía un cierto equilibrio entre por muchos otros circuitos. Entre
potencias metropolitanas y, sobre ellos el mediático es de funda-
todo, reconocía la existencia de mental importancia: nótese que
un papel moderador que se des- Estados Unidos genera casi el
prendía de la mera existencia de 80 % de todas las imágenes
la Unión Soviética, un significativo audiovisuales que se ven en el
actor que ya ha desaparecido. A planeta. Las últimas encuestas
raíz de esto se produce un impor- internacionales demuestran que
tante cambio en la arquitectura de la “M” de McDonalds es el símbo-
la estructura imperialista mundial, lo que goza del mayor reconoci-
porque pasamos de un orden miento en nivel mundial, despla-
mundial bipolar a un orden unipo- zando hace ya algunos años a la
lar donde la sujeción de los países cruz cristiana que durante siglos
débiles al imperialismo norteame- ocupó ese lugar. Con algunas
ricano es mucho más fuerte que pocas excepciones todas esas
antes. Ciertas restricciones y imágenes, aun las que parecen
mesura que antes eran un tributo más rebeldes o triviales, llevan un
a la presencia de la Unión contenido ideológico clarísimo. Y
Soviética, con lo que esto podía ese es un mecanismo -a veces
representar como una amenaza sutil, otras groseramente eviden-
para la sobrevivencia del capitalis- te-de sujeción y de dependencia,
mo, son totalmente dejadas de generador además de espejismos
lado y ahora el imperialismo chan- consumistas y de insolubles con-
tajea, invade y saquea a mansal- flictos y frustraciones, por ejem-
va, sin un poder internacional -ni plo, adoctrinando a las poblacio-
hablar de una ley internacional- nes del Tercer Mundo a imitar un
que pueda ejercer un contrapeso modelo de consumo absoluta-
a sus tropelías. mente inaplicable fuera de los
capitalismos más desarrollados.
Sin embargo la publicidad -es uno
c) La dominación ideológica
de los sectores más gravitantes y
En tercer lugar tenemos el tema poderosos de la economía nortea-
de los nuevos instrumentos de la mericana- hace que la gente quie-
dependencia. Ya no es la depen- ra imitar el patrón de consumo de
dencia de las cañoneras, o la Estados Unidos, algo objetiva-
diplomacia de las cañoneras, aun- mente imposible porque el planeta
que la reactivación de la Cuarta estallaría en pedazos por una
Flota de Estados Unidos podría razón muy simple: tal como lo
inducirnos a pensar que hay una demostraran los partidos “verdes”
Teoría(s) de la dependencia 41

en el Parlamento Europeo, si el el Banco Mundial, el Fondo


consumo de energía per cápita de Monetario Internacional, la Orga-
petróleo de los Estados Unidos se nización Mundial del Comercio y,
generalizara a todo la población entre nosotros, el Banco Inter-
mundial las reservas existentes americano de Desarrollo. Antes
de hidrocarburos se acabarían en esto no existía y hoy se ha con-
diecinueve días. Pese a eso, la vertido en un instrumento funda-
publicidad insiste: “compre un mental. Yo siempre digo que el
auto, compre otro, la familia de ejército de economistas de que
dos hijos tiene que tener cuatro dispone el Banco Mundial y el FMI
autos”. Esto se ve en San Pablo, hace que Bin Laden y sus secua-
Ciudad de México y ya se insinúa ces (“los mártires de Bin Laden”
con fuerza aquí, en Buenos Aires. que se inmolan en siniestros aten-
Pero si bien esto es insostenible, tados terroristas) aparezcan como
constituye un poderosísimo meca- mansas maestras de un jardín de
nismo de sujeción ideológica que infantes. Aquél ejército es mucho
hace que la gente piense que no más letal, mucho más “máquina
hay nada fuera del capitalismo, de matar”; según distintas medi-
que afuera hay un vacío horrendo ciones efectuadas por agencias
donde el consumo no existe y de las Naciones Unidas el sosteni-
que, por lo tanto, hay que seguir miento del modelo neoliberal le
las reglas del juego que impone el cuesta a la humanidad cien mil
capital. Son nuevos mecanismos personas por día. Es decir que un
de dominación ideológica que país como la Argentina desapare-
antes no existían o, si existían, ce de un plumazo al cabo de un
tenían una incidencia absoluta- año, producto del costo social que
mente marginal debido al escaso generan las políticas neoliberales.
desarrollo de las comunicaciones Enfermedades prevenibles y cura-
y a las tecnologías de la informa- bles, diarreas infantiles, millones
ción. El papel de los medios de de chicos mueren por año produc-
comunicación de masas y la publi- to de todo esto. El cálculo de
cidad, vehiculizada a través de Naciones Unidas del PNUD son
aquellos, son instrumentos decisi- cien mil por año, cálculo que diría
vos de la dominación ideológica. hoy sería un poco mayor.
Aquellas mal llamadas “institucio-
d) La dictadura de las nes financieras internacionales”
instituciones financieras (porque como lo reconoció
internacionales Zbigniev Brzezinski en su libro El
Otro mecanismo de dominación Gran Tablero Mundial, “el FMI y el
está dado por el papel disciplina- BM son meras extensiones del
dor de las instituciones financieras Departamento del Tesoro de
internacionales sobre los países Estados Unidos”) son nuevos
de la periferia, fundamentalmente mecanismos de dominación y
42 realidad económica 238 16 de agosto/30 de septiembre de 2008

control que reemplazan ventajo- cemos de una agencia pública,


samente a las antiguas cañone- independiente de las empresas,
ras. que se encargue de monitorear
las exportaciones de hidrocarbu-
ros. Y se trata de un recurso no
Combatiendo la
renovable que se nos acabará en
dependencia
siete u ocho años. Un cálculo muy
elemental demuestra que las
¿Es posible hacer algo para cifras “no cierran”, porque había
poner fin a la dependencia, o esta- tantas reservas, hubo tanto con-
mos condenados a padecerla sumo del mercado interno, tantas
hasta el fin de los tiempos? Yo exportaciones, y resulta que cuan-
creo que sí, que podemos cam- do todo se suma la cifra total no
biar las cosas, y sin que esto sea coincide ¿Qué ocurrió con el resto
una agenda o un programa políti- de las reservas: se fueron por
co creo que hay cuatro o cinco ini- debajo de la tierra? No; se fueron,
ciativas que se pueden instrumen- se vendieron y no se registraron
talizar para combatir y, eventual- fiscalmente.
mente, superar la dependencia. Ese mismo raquitismo e inefi-
En primer lugar, es preciso librar ciencia estatal explica, por ejem-
una gran batalla ideológica, en la plo que sólo un 5 % de quienes
cual todavía estamos muy atrasa- tienen bienes personales por enci-
dos. En el terreno de las ideas el ma del límite legalmente estable-
capitalismo ha sacado una enor- cido (poco más de 300.000 pesos)
me ventaja. Segundo, revertir la se encuentren inscriptos para
tendencia desregulatoria impues- pagar el impuesto que marca la
ta en los ‘90 y comenzar a regular ley, lo cual constituye un escánda-
crecientemente los mercados, lo de dimensiones espectacula-
para lo cual es imprescindible res.
reconstruir el Estado nacional. La ¿Cómo protegemos los recursos
Argentina es un país que no tiene pesqueros de nuestro litoral marí-
Estado, todos lo saben porque es timo? Con una agencia estatal
evidente. Un ejemplo apenas: si que dispone de … cuatro perso-
nos preguntamos cuánto petróleo nas para cumplir con ese cometi-
exporta la Argentina por año res- do. Absurdo. Por eso vienen los
ponderemos según los datos pro- buques factoría, pescan lo que
porcionados por la declaración quieren, contaminan nuestro mar
jurada elaborada por Repsol y con desechos y exterminan espe-
Petrobrás, y tales declaraciones cies enteras. Concedemos el
no tienen ninguna clase de control aeropuerto a una empresa,
o monitoreo fiscal. En suma, cual- Aeropuertos Argentina 2000, que
quier cosa que las empresas no paga el canon durante diez,
digan es inobjetable porque care-
Teoría(s) de la dependencia 43

doce años… no importa. La deuda un poco menos divertida, pero


se capitaliza y el Estado en lugar igual sigue siendo una fiesta para
de cobrar lo adeudado -más los un sector importante de la socie-
intereses, los cargos punitivos, dad argentina. Ante eso hay que
etcétera, como abona cualquiera construir alternativas serias y ahí
que incumpla con el pago de llevamos un gran atraso. Pero sin
impuestos- decide que lo mejor es la concientización y organización
convertirse en “socio bobo” de la de las clases y capas populares
empresa. En lugar de cobrar el jamás podremos sacarnos de
impuesto el Estado condona la encima esta plaga de la depen-
deuda y se convierte en socio del dencia.
infractor. En fin, la destrucción del Estos son algunos puntos que,
Estado ha sido total, y todavía no para una agenda política a futuro,
hay conciencia de eso y de la se derivan de los estudios sobre la
urgente necesidad de reconstruir- dependencia entendida no tanto
lo. como una problemática idiosincrá-
Por último, luchar contra la sica del Sur sino, desde una pers-
dependencia exige buscar algún pectiva teóricamente mucho más
mecanismo para reactivar, organi- fuerte, como una nueva interpre-
zar y concientizar a los sectores tación del capitalismo mundial en
populares, que son los que pue- su fase imperialista más exacer-
den impulsar un cambio, porque, bada, la que algunos denominan,
en este modelo de capitalismo eufemísticamente, con el dulce
dependiente y subdesarrollado nombre de la globalización. Pero
hay clases y sectores sociales tal como lo expresara John
que la pasan muy bien y no serán Kenneth Galbraith, uno de los
ellos quienes van a luchar para más grandes economistas del
poner fin a esta situación. Sobre siglo XX, la globalización “es el
todo en los años de Menem, el nombre que nosotros le damos a
país era una fiesta: la combina- la penetración de las transnacio-
ción del uno a uno durante la con- nales americanas en otros merca-
vertibilidad y la exención del pago dos”. La globalización es una eti-
de impuestos de que gozan tradi- queta adecuada para ocultar la
cionalmente los ricos en la naturaleza imperialista del siste-
Argentina hizo que un segmento ma internacional y para eximir de
muy importante de las clases responsabilidades a quienes pro-
dominantes y sus aliados alcanza- mueven la dependencia a costa
ran niveles de vida y de consumo del hambre y el sufrimiento de sus
privilegiados inclusive por compa- pueblos. Hay numerosas razones
ración con el que disfrutan sus por las cuales es urgente y nece-
contrapartes del capitalismo sario poner fin a esta situación.
metropolitano. Ahora la fiesta está