Vous êtes sur la page 1sur 9

INSTITUCIÓN POLÍTICA

EL PODER

El concepto de Estado Nacional nació en Europa durante el siglo dieciséis. Se


entiende por tal la entidad política encargada de centralizar y reforzar el
control de las nuevas naciones, promover la creación de un gran mercado, la
producción a escala mayor y el consumo masivo de mercancías manufacturadas
por el creciente proceso industrial que se estaba desarrollando en Europa.

En 1513 Nicolás Maquiavelo escribió “El Tratado del Príncipe”, y desde allí se
dio la pauta para la separación de los Estados modernos en tres poderes:
Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

Los Estados modernos operan en general con Gobiernos elegidos a través de


diferentes mecanismos tales como las elecciones – directas o indirectas -, e
incluso con gobiernos nominados por otros mecanismos no vinculados a una
elección de la base social, producto de diversas circunstancias de tipo nacional.

Los diversos tipos de gobierno que se generan originan distintos modelos de


Estados: Parlamentario, Populista, Militar, Socialista, Socialdemócrata, etc.

Estos modelos de Estado generan diversos tipos de Poder que los gobiernos
ejercen por medio del aparato del Estado.

Max Weber, sociólogo alemán definió el PODER (1921) como la posibilidad de


imponer la voluntad de unos individuos sobre la voluntad de otros, de manera
legítima o ilegítima.

El Poder Legítimo es aquel cuya forma de control es ejercido sobre los


individuos contando con sus consentimientos, pues consideran que las personas
que lo ejercen tienen derecho a hacerlo.

Por el contrario, el Poder Ilegítimo corresponde a las formas de control que se


ejercen sobre las personas, las cuales no reconocen la autoridad de otros
individuos, de aquí que se recurra a la amenaza o al uso de la fuerza física u

1
otro tipo de presiones para lograr obediencia o acatamiento a lo que se quiere
imponer. Weber designa esta categoría como coerción.

Existen a lo menos dos tipos de Poder Legítimo:

1) La Influencia , basada en la persuasión, la cual se ejerce a través de


diversos mecanismos tales como la fama, las riquezas materiales, la
erudición, posiciones sociales en la comunidad, carisma y otros.

2) La Autoridad , que es una forma de poder institucionalizado en la


sociedad, legítimo y no coercitivo, la cual es respetada y aceptada por
la mayoría de los miembros de una determinada sociedad. Comúnmente
ésta se delega, a través de los diferentes niveles de la sociedad, a
individuos designados oficialmente por medio de mecanismos apropiados
y legales. Es, a lo que Max Weber llamó “burocracia”, que son las
personas servidoras en la estructura del Estado, a través de su amplia
red naciona,l ejerciendo la Autoridad delegada por el Poder Legítimo
Central.

Weber señala tres fuentes principales acerca del derecho a la Autoridad:

• La Autoridad Tradicional. Los individuos obedecen a aquellos que


están en el poder debido a que en “esencia” ha sido la forma
tradicional de interacción social entre los seres humanos de esa
determinada sociedad. Los reyes, los señores feudales, los jefes
tribales, los emperadores japoneses y otros han basado su
autoridad en la tradición y las costumbres transmitidas de
generación en generación.

• La Autoridad Carismática. Se ejerce por la enorme atracción e


influencia personal que un individuo tiene en una determinada
sociedad, como Jesucristo y Gandhi en su tiempo, y la influencia
de sus postulados en las sociedades modernas.

• La Autoridad Racional – Legal, o autoridad burocrática, deriva su


legitimidad a partir de un conjunto explícito de reglas y
procedimientos, generalmente escritos, que especifican los
deberes y obligaciones de los miembros en la sociedad, y que son
aceptados por la gran mayoría de las personas que componen una
comunidad particular.

2
El Poder Ilegítimo o ilegal son aquellas formas de poder que se ejercen al
margen de las normas mínimas que una sociedad se ha dado para funcionar, las
cuales se consignan en las diversas constituciones nacionales y otros códigos,
leyes o reglamentos que los diversos sistemas políticos especifican como
normas de funcionamiento básico y aceptable.

• La Corrupción es una forma de poder ilegal, en donde ciertos


individuos que ocupan cargos públicos los utilizan para beneficiarse
personalmente o para promover actividades en los cuales el
funcionario o algún miembro de su familia o amigos cercanos tienen
intereses privados o reciben utilidades personales.

• El Fraude Político es otro tipo de poder ilegítimo. Consiste en la


autodesignación como autoridad político-administrativa de una nación,
región o institución, mediante la manipulación de los mecanismos del
ordenamiento institucional.

• Terrorismo, entendido como el uso de la violencia y muerte para


alcanzar objetivos políticos al margen de las normas y principios
legales de los sistemas políticos establecidos.

LO PÚBLICO Y LO PRIVADO EN LA POLÍTICA.

Nos hemos referido al concepto de Poder, sólo delineado en el contexto del


Estado. El campo de acción propio de éste en la sociedad es lo que
denominamos Política o Acción de Servicio Público. La premisa básica en la
que se apoya el Estado es la existencia de una división de la vida social en dos
esferas separadas: la Privada y la Pública, es decir, la Sociedad Civil, y la
Sociedad Política.

En las sociedades modernas ambas esferas pueden identificarse y


diferenciarse claramente:

1) La esfera Privada, que incluye las actividades y relaciones sociales


básicas de una persona en su vida en sociedad, o sea, aquellas relativas a
la producción de bienes materiales y no materiales necesarios para la
conservación o preservación de los seres humanos, mediante el
desarrollo de su calidad de vida personal y familiar. En esta situación,

3
los individuos actúan en forma particular de acuerdo a sus condiciones
sociales reales, es decir, en referencia al estrato social al que
pertenecen.

2) La esfera Pública, referida a las prácticas y relaciones netamente


políticas a través de las cuales se consolidan y garantizan las relaciones
básicas para la reproducción de las condiciones necesarias requeridas
en el desarrollo de las relaciones y actividades sociales y económicas de
la sociedad. Dentro de la esfera pública los individuos actúan como
miembros de una sociedad política, como seres colectivos,
independientemente de sus actividades laborales y sus condiciones
sociales.

POLÍTICAS SOCIALES

Siendo el Estado el responsable y conductor del Bien Común en la Sociedad,


éste es por tanto quien debe conducir e implementar, en conjunto con la
Sociedad Civil, las Políticas Sociales en la sociedad, que vayan en beneficio de
la comunidad nacional en su conjunto, especialmente de aquellos sectores
sociales más desvalidos en la sociedad.

Diversas características que debieran tener estas Políticas Sociales:

• Sentido Innovador como condición de Cambio Social.

• Complementariedad entre acciones del Estado y de la Sociedad Civil que


aseguren la eficacia de la acción social.

• Promoción Humana más que asistencia social como condición para un


desarrollo centrado en la persona.

• Descentralización como condición de que en las políticas sociales se asuman


las particularidades propias de cada región y localidad.

• Desarrollo centrado en Perspectiva Territorial más que en lo temático.

4
• Enfoque territorial centrado en lo local que asegure la incorporación de lo
particular al proceso de desarrollo.

• Trabajo local mancomunado con el Municipio, como condición de integración


de las políticas sociales en la comuna.

• Trabajo en conjunto con las Organizaciones Sociales que genere una


auténtica democracia en la base.

• Participación de la gente, de tal modo que se parta de la propia cultura y


realidad de los destinatarios de las políticas sociales.

• Educación para la convivencia dando impulso a las organizaciones sociales.

• Desarrollo Integral que integre los programas productivos con los


programas sociales.

• Enfoque centrado en el Impacto más que en el producto.

• Distribución más equitativa de los frutos del crecimiento.

• Mística de Servicio unido a profesionalismo y eficiencia técnica.

PARTICIPACIÓN

Todo auténtico proceso de construcción democrático en la Sociedad sólo se


logrará con eficacia, si se parte de una real Participación de los diversos
sectores sociales involucrados, es por ello que queremos concluir este
documento sobre la Institución Política haciendo una reflexión sobre el sentido
que debe tener la Participación en la sociedad.

¿ Qué es Participar ?

• Participar es hacer y recibir parte de algo, es compartir, tener aspiraciones


similares a otras personas.

5
• Participar supone una acción conjunta con otros. Supone reconocer que se
es parte de una comunidad con otros. Supone creer en el otro social,
confiar en los otros y no esperarlo todo de uno mismo. Supone admitir el
hecho elemental de que nadie nace ni vive solo.

• Participar es respetar la pluralidad de ideas en la sociedad, y asumir la


diversidad de concepciones culturales existentes en toda construcción
social.

• Nacemos y vivimos en el seno de múltiples agrupaciones: familia, vecindario,


escuela, compañeros de trabajo, grupos deportivos, iglesia, etc.

• El gran desafío es descubrir cómo se contribuye a generar comunidad, y


cómo la comunidad integra a la persona, es decir, cómo se participa.

• La aspiración de cada ser humano es ser uno mismo en la comunidad a la cual


se pertenece y contribuir a crearla con la propia conducta, es decir, cómo
construir una comunidad social, porque no todas las comunidades son
sociales.

• Las comunidades sociales están constituidas por personas; cuando se niega


esa individualidad, se niega el ser.

• La participación se da en el momento en que las cosas que realiza la persona


hacen sentido a la comunidad social a la cual pertenece, contribuyendo de
este modo a crearla; cobrando a su vez sentido para la persona.

• Se construye comunidad social en el respeto hacia los otros, en el respeto


de los otros hacia la persona, y desde una práctica de honestidad.

• Una apertura en la que el individuo se vea como partícipe, se vea en su


ignorancia y no en su arrogancia frente a los demás, y por tanto en su
interés por aprender del otro social.

• Es necesario que la persona se vea en su transformación en relación a la


comunidad a la que pertenece; pero para que esto suceda es fundamental
que exista una base de respeto y confianza.

6
• El eje de la Participación social dice relación a la búsqueda de consenso
entre los diversos intereses y visiones de las personas y grupos permitiendo
la unidad (consenso) en el respeto por la pluralidad (búsqueda).

Este proceso no es fácil. Normalmente surge el conflicto basado en la


pugna de intereses contrapuestos y, más que asumirse, a menudo se opta
por esconder el conflicto, suprimiendo de este modo el involucramiento de
los actores sociales en el proceso.

Marco Orientador de la Participación

• La Participación es un elemento ético fundamental de toda construcción


democrática.

• Reflexionar sobre Participación es pensar primariamente sobre la Persona


Humana, sobre una clara concepción de “hombre”, de “mujer”, y de
“sociedad”, de tal modo que permita a la Persona, ejerciendo y
desarrollando su Libertad, su Razón y su Emocionalidad, ser protagonista de
su propia historia, con capacidad para autodeterminarse y autorealizarse.

• Ser Persona lo entendemos en la perspectiva de trabajar para que mujeres


y hombres sean sujetos de su propio desarrollo, y no meros objetos de éste,
es decir, que participen en las decisiones que atañen a sus propias vidas, y,
desde ese cimiento, vayan siendo cada día más ciudadanos participantes en
las decisiones que involucran a la sociedad en su conjunto.

• La Participación requiere, por lo tanto, que la sociedad posea un proyecto


que, bajo la forma de una utopía, sirva de marco de referencia orientador
tanto a:

 La acción de cada individuo en particular,

 Como a las metas que se pretenden alcanzar con la Participación en el


plano global de la sociedad, y en los proyectos sociales de base.

7
• En toda construcción social surgen intereses en pugna. En un esquema
participativo, el conflicto debe asumirse como una fuerza dinámica en la
construcción de la Justicia Social.

• Esta tarea ética pretende privilegiar dos dimensiones centrales:

 El respeto por el otro, que comienza con la inclusión en la participación


política global y de base a los excluidos (dimensión de filiación o de inicio
de la perspectiva de ciudadanía), y

 La creación y consolidación de la conciencia solidaria que jerarquiza los


intereses, subordinando los particulares a las necesidades del otro social
(dimensión de fraternidad).

Tipos de Participación

• Existe un tipo de participación individual en los procesos sociales, y otro


que se da a través de las organizaciones que el propio pueblo se va dando,
con legitimidad reconocida por ellos mismos.

• La participación a través de las organizaciones no sólo posee una ventaja


práctica para obtener los fines requeridos, sino además posee un valor en
sí, en cuanto se ejerce un sentido solidario de la vida.

• La concepción de “bien común” que surge de esta idea deja en claro que el
proyecto social no se construye sobre un concepto cuantitativo (suma de
intereses particulares), sino a partir de un proceso participativo y solidario
capaz de enjuiciar los intereses particulares según una jerarquización de
valores basada en la dignidad y los derechos de toda persona humana.

• Cuando el discurso de la política gira en torno al eje de la participación


social, el punto de partida es la totalidad de la sociedad y la perspectiva
valórica es la solidaridad como meta (proyecto de sociedad).

Por el contrario, cuando dicho discurso se construye sobre el eje del poder,
resulta inevitable la introducción de la exclusión social, porque la totalidad
tiende a identificarse con personas particulares o grupos seleccionados.

8
La persona o grupo que consigue el poder pretende representar a la
totalidad o hablar en nombre de ella, creándose una brecha cada vez más
grande entre representantes (detentores del poder) y representados
(conjunto de la sociedad).

Tensiones en la Participación

• Tensión entre crear modelos de ciudadanía y de relación entre las personas


y grupos sociales, con fuerte valoración de los derechos humanos y
ciudadanos; versus la implementación de conductas verticalistas y
autoritarias.

• Tensión entre la valoración de la diversidad y el pluralismo, el


reconocimiento y la aceptación del otro; versus tendencia a la uniformidad,
al estilo gregario que simplifica la acción social mecanizándola.

• Tensión entre la tendencia hacia la autonomía con respecto al Estado y los


Partidos Políticos; versus búsqueda de dependencia y orientación a la
homogeneización y establecimiento de diversas formas de control.

• Tensión entre tendencias a la autogestión; versus proclividad a establecer


formas de producción netamente capitalistas.

• Tensión entre valorización y búsqueda de valores de reciprocidad y cultura


de la solidaridad; versus tendencia al individualismo y competitividad
extrema.

• Tensión entre la búsqueda de nuevas formas de descentralizar y


desconcentrar el aparato del Estado; versus tendencia a la centralización.

• Tensión entre la implementación de nuevas formas de modernización que


buscan incorporar y comprometer a la mayor cantidad de gente y grupos
sociales al proceso de construcción de la democracia; versus formas que
privilegian el “eficientismo” por sobre el compromiso.

Cristián Vives
Febrero 2004

(La primera parte de este documento corresponde a una síntesis y adaptación del capítulo sobre “Poder” del texto
“Introducción a la Sociología” de Jorge Gilbert Cevallos, Editorial LOM, Santiago, Chile 1997)