Vous êtes sur la page 1sur 3

Evolución y Religión

Al pasar los siglos, el ser humano se ha inquietado por conocer más allá de lo establecido.
Ha buscado éste saciar su sed de conocimiento, aún con las limitaciones que mucho tiempo atrás
haya tenido para realizar sus investigaciones. Este tipo de seres, los preocupados por encontrar su
origen, son quienes rompen con los paradigmas por los que otros grupos sociales tanto creyentes,
como no creyentes han seguido durante muchos años. Llegando a palpar en sí, el verdadero
sentido que conduce al estudio evolutivo del Universo y el mundo animal que nos rodea.

Es inquietante para muchos el que las enseñanzas brindadas por nuestros padres se vean
opacadas y amenazadas por conceptos que parecen ser contrarios a las enseñanzas que fueron
recibidas. Pero, muy bien acertado en el escrito, la religión no debe estar regida por las creencias
sobre evolución. El humano y nuestro Sistema se empequeñecen cada vez más, al encontrarse
con el hecho de ser únicamente una pequeña porción del Universo. Razón por lo que aún existen
científicos creyentes. Por otro lado, existen aquellos que creen que siempre hay un orden que se
ajusta a las leyes de la física, haciéndolos insensibles a la necesidad de un dios. La sociedad en la
cual vivimos hoy día, levanta un constante conflicto entre la ciencia y la religión. Pero, no habría
necesidad de esto si se entendiera que la Biblia posee una ciencia incidental a su propósito
primigenio. La misma cuenta con variados errores que ponen en tela de juicio las Sagradas
Escrituras. Pero, se debe tomar en consideración que la misma fue redactada por varios escritores
que contaban con un mismo fin, la religión. Además, no contaban con instrumentos científicos
que acertaran o desacertaran tales relatos redactados en el Libro Sagrado. Un ejemplo de lo
planteado, se encuentra en el libro del Génesis. Una de las lecturas contaba que primeramente la
Tierra fue provista para la vida, creando al hombre del lodo. Por otro lado, en el segundo relato,
encontramos que nuestro planeta había sido creado en seis días.

En fin, el artículo estudiado plantea que la Biblia aún pudiendo llegar a diferir de los
conocimientos científicos, no debe ser tomada como un libro de índole científica, sino religiosa.
Todo plan requiere de alguien que lo elabore y los entes que regirán ese plan son las leyes de
nuestra naturaleza, ya que el conflicto entre la ciencia y la religión sólo está, pues, entre los que
siempre quieran mantener vivo tal relación y conflicto.
Estado Libre Asociado
Departamento de Educación
Escuela Especializada C.R.O.E.M.
Mayagüez, Puerto Rico

Evolución y Religión
Ensayo presentado a la Profesora Padilla como requisito del curso de Evolución

Wilfredo José Burgos Matos


26 de enero de 2009