Vous êtes sur la page 1sur 6

Cuadernillo de Formación Militante N.

8 Conceptos de Mao Tse


Tung sobre los cuadros

Movimiento Revolucionario Oriental - 26.09.08


SELECCIÓN DE MATERIALES EMANADOS DE PROCESOS REVOLUCIONARIOS
DESTINADOS A INCENTIVAR LA FORMACIÓN DEL CUADRO POLITICO.

Este material de los procesos revolucionarios, no debe separarse de la coyuntura


histórica en que fue escrito. La revolución cubana, de la cual conocemos más
elementos, nos ejemplifica, que la formación del cuadro política varía de acuerdo al
desarrollo del proceso revolucionario. Antes de la toma del poder, un cuadro político
cubano se desarrollaba en medio de la guerra de guerrillas enfrentando a la dictadura
de Batista; posteriormente se debe a los problemas de la construcción del socialismo y
un internacionalismo combatiente; mas tarde sufre la influencia soviética de la
“copiandina”; luego, con la caída de la URSS, el cuadro político se debe al “período
especial”; hoy está abocado a defender los principios y logros de la revolución y
enmarcado en misiones internacionalistas de salud, educación, etc.
El material que se ofrece, no implica el peso ideológico, político y organizativo a copiar
en forma mecánica, sino al conocimiento de un materialismo histórico, para sacar
elementos que permitan avanzar de acuerdo a la realidad y a la necesidad del actual
desarrollo de la lucha de clases en nuestro país y de nuestro movimiento. No es para
considerar, que es una meta inalcanzable, sino para apreciar el papel del cuadro en el
proceso político y que este se forma a partir de las condiciones objetivas de la lucha
de clases y la capacidad de la organización de estar a la altura de los desafíos
revolucionarios.

EXTRACTOS DE LAS CINCO TESIS FILOSOFICAS DE MAO TSE TUNG

“SOBRE LAS CONSIGNAS DE QUE SE ABRAN CIEN FLORES Y COMPITAN CIEN


ESCUELAS DE PENSAMIENTO Y COEXISTENCIA DURARERA Y SUPERVISION
MUTUA”

1) El marxismo se ha desarrollado en la lucha. Al principio, fue objeto de toda suerte


de ataques y considerado como hierba venenosa. Aún, hoy es atacado y considerado
como hierba venenosa en muchos lugares del mundo, sin embargo, goza de un a
posición muy diferente en los países socialistas. Pero, incluso en éstos, existen ideas
todavía no marxistas, así como también antimarxistas.
2) La lucha de clases no ha terminado. La lucha de clases entre el proletariado y la
burguesía, entre las diferentes fuerzas políticas y entre el proletariado y la burguesía
en el terreno ideológico, será aún más larga, tortuosa y a veces incluso muy
enconada. El proletariado aspira a transformar el universo según su concepción del
mundo, y la burguesía según la suya.
3) Los marxistas siguen constituyendo una minoría de la población, así como entre los
intelectuales. Por eso el marxismo tiene todavía que desarrollarse a través de la lucha.
El marxismo solo puede desarrollarse en la lucha, eso es cierto no solo para el pasado
y el presente, también es necesariamente cierto para el futuro. Lo correcto se
desarrolla en la lucha contra lo erróneo. Lo verídico como lo bueno y lo hermoso
siempre existe en contraste con lo falso, lo malo y lo feo, siempre se desarrollan en la
lucha con ellos, Cuando la humanidad desecha en general un error y acepta una
verdad, una nueva verdad comienza a luchar contra la nuevas ideas erróneas. Esta
lucha no cejará jamás. Esta es la ley del desarrollo de la verdad y desde luego la ley
del desarrollo del marxismo.
4) La lucha ideológica difiere de otras formas de lucha. En ella no pueden emplearse
procedimientos toscos y coercitivos, sino solo el método de minucioso razonamiento.
5) El marxismo es un a verdad científica y no teme la crítica. Si temiese la crítica, si
pudieses ser derrotado con críticas no tendría valor alguno.¿ Acaso de hecho, los
idealistas no critican el marxismo a diario y por todos los medios? ¿Acaso los que se
aferran a ideas burguesas o pequeño burguesas no desean modificarlas, no critican al
marxismo también por todos los medios?
6) Los marxistas no deben temer la crítica, venga de donde viniera. Por el contrario los
marxistas tienen que templarse, desarrollarse y ampliar sus posiciones precisamente a
través de la crítica, en la tormenta de la lucha. La lucha contra las ideas erróneas
puede compararse con la vacunación, el hombre está inmune contra la enfermedad
una vez que la vacuna ha hecho efecto. La cosa creada en invernadero no puede
tener gran vitalidad.
7) La aplicación de métodos simplistas para tratar problemas ideológicos en el seno
del pueblo, problemas referentes al mundo espiritual del hombre, es no solo ineficaz
sino además sumamente pernicioso. Se puede prohibir la expresión de ideas
erróneas, pero éstas siguen existiendo. Por otro lado, si las ideas acertadas han sido
cultivadas en invernadero, si no han sido expuestas a los vientos y a las lluvias, si no
han sido inmunizadas, no podrán vencer al enfrentarse con las ideas erróneas. Por
eso, solo empleando los métodos de discusión, crítica y razonamiento podemos
realmente fomentar las ideas acertadas, superar las erróneas y solucionar en realidad
los problemas.
8) Está fuera de duda que debemos criticar las ideas erróneas de toda índole. Por
supuesto que es inadmisible abstenerse de criticar las ideas equivocadas, contemplar
con indiferencias como se difunden por todas partes y permitirles monopolizar el
mercado. Todo error debe ser criticado y toda hierba venenosa arrancada. Sin
embargo la crítica no ha de ser dogmática. No hay que emplear el método científico,
sino por esforzarse por aplicar el método dialéctico. Lo que se necesita es análisis
científico y argumentos plenamente convincentes. La crítica dogmática no resuelve
nada. Estamos contra toda clase de hierbas venenosas, pero debemos distinguir con
cuidado que es en verdad una hierba venenosa y que es una auténtica flor fragante.
Debemos aprender, junto con las masas populares, a establecer con cuidado esta
distinción y a usar métodos acertados para combatir las hierbas venenosas.
9) Después de la victoria fundamental de la revolución socialista, queda todavía un
cierto número de gentes que sueñan con restaurar el sistema capitalista; estas gentes
luchan contra la clase obrera en todos los frentes, incluido el ideológico. Y en esta
lucha, tienen en los revisionistas a los mejores asistentes.
10) En cada país socialista y en cada partido comunista las condiciones varían. Por
eso nosotros no consideramos, ni mucho menos que ellos tienen necesidad o deban
seguir el camino chino.

EXTRACTOS DE "¿PUEDE UNA COSA MALA TRANSFORMARSE EN BUENA?"

1) La campaña anticomunista y antipopular desencadenada en el mundo durante la


segunda mitad del año 1956 fue también, desde luego, una cosa mala. Pero educó a
los partidos comunistas y a la clase obrera de distintos países, los templó, y de esta
manera se transformó en una cosa buena. Durante esta campaña, en muchos países
abandonaron las filas de los partidos comunistas y un a parte de sus miembros. Esa
renuncia reduce el número de miembros de esos partidos, lo cual es, por supuesto,
una cosa mala. Pero también hay en ellos un lado bueno. Los elementos vacilantes no
quisieron permanecer en las filas de esos partidos y se retiraron de ellos, mientras que
la mayoría de los afiliados, de convicción firme, se unieron más todavía para la lucha.
¿No es esto una cosa buena?
EXTRACTOS SOBRE EL TRABAJO DE PROPAGANDA

1) Los intelectuales son trabajadores de la mente; su trabajo está al servicio del


pueblo, o sea, al servicio de los obreros y los campesinos.
2) Cuando los intelectuales servía al capitalismo, el ala izquierda se resistía, el sector
intermedio oscilaba y solo el ala derecha permanecía firme. Ahora, que se trata de
servir a la nueva sociedad, la situación es a la inversa. El ala izquierda es resuelta, el
sector intermedio vacila y el ala derecha se resiste.
3) Alguna personas han leído un os pocos libros sobre marxismo y se consideran así-
mismas altamente letradas, pero lo que han leído no les ha penetrado, no han
prendido en sus mentes, de manera que no saben como usar sus lecturas y sus
sentimientos de clase permanecen como en el pasado. Otros son muy engreídos y,
habiendo aprendido algunas frases librescas, se autoconsideran sobresalientes y se
vanaglorian; pero, cada vez que hay tormentas, toman una posición muy diferente de
la de los obreros y la mayoría de los campesinos. Ellos vacilan, mientras estos están
firmes, ellos tienen una actitud ambigua, mientras los otros son francos y directos.
4) Las condiciones cambian permanentemente, y para adaptar el propio pensamiento
a las nuevas condiciones, uno debe estudiar. Aún aquellos que tienen una mayor
comprensión del marxismo y se mantienen comparativamente firmes en su posición
proletaria, deben continuar estudiando, deben compenetrarse de lo nuevo y estudiar
nuevos problemas.
5) Naturalmente, debemos estudiar mientras enseñamos y ser alumnos al mismo
tiempo que oficiamos de maestros. Para ser un buen maestro, primero se debe ser un
buen alumno.
6) Es cosa mala que uno nunca en la vida se haya visto con un obrero o un
campesino. Nuestros trabajadores de instituciones estatales, escritores, artistas,
maestros y trabajadores en la investigación científica deben aprovechar toda
oportunidad para acercarse a los obreros y campesinos. Algunos pueden ir a las
fábricas o a las aldeas solo a dar una vuelta y echar un vistazo, eso se llama “mirar las
flores desde un caballo al galope” y es mejor que nada. Otros pueden permanecer allí
durante algunos meses, llevando a cabo investigaciones y haciendo amigos; a éstos
se les puede llamar “desmontar para ver las flores”. Todavía hay otros que pueden
vivir durante algún tiempo considerable, por ejemplo, dos o tres años, o aún más, a lo
que se puede llamar “acampar”. Algunos intelectuales viven entre obreros y
campesinos; ellos deben cumplir bien con su trabajo e integrarse a sí mismos con los
obreros y campesinos. Deben crear una atmósfera en que acercarse a los obreros y
campesinos virtualmente se convierta en un hábito; en otras palabras, debemos
disponer de un gran número de intelectuales en esa tarea.
7) Hasta que el conocimiento libresco de un intelectual se integre con la práctica, es
incompleto, y hasta puede ser notablemente incompleto. Es, fundamentalmente, a
través de la lectura de libros que los intelectuales adquieren la experiencia de nuestros
antepasados. Naturalmente es necesario leer libros, pero, por sí misma, la lectura no
resuelve los problemas. Uno debe estudiar la situación real, examinar la experiencia
práctica y el material concreto y hacerse amigos y trabajar entre los obreros y
campesinos.
8) En el aspecto de la concepción del mundo, sin embargo, en la actualidad existen
básicamente solo dos escuelas, la proletaria y la burguesa. Es una o la otra, la
concepción proletaria del mundo o la burguesa. El criterio comunista del mundo es el
del proletariado y de ninguna otra clase.
9) Para lograr una verdadera comprensión del marxismo, se lo debe aprender no solo
de los libros, sino a través de la lucha de clases, por medio del trabajo práctico y del
estrecho contacto de las m asas obreras- campesinas. Cuando, además de leer
algunos libros de marxismo, nuestros intelectuales hayan logrado la comprensión del
mismo, a través del estrecho contacto con las masas de los obreros y los campesinos
y por medio de su propio trabajo práctico, entonces recién hablaremos el mismo
lenguaje, no solo el lenguaje común del patriotismo y el lenguaje común del sistema
socialista, sino probablemente hasta el lenguaje en común de la concepción comunista
del mundo.
10) Rectificación, equivale a que todo el partido estudie el marxismo a través de la
crítica y autocrítica. Así, con certeza, podemos aprender más de marxismo en las
campañas de rectificación.
11) Cuando hayamos rectificado nuestro modo de pensar y estilo de trabajo,
gozaremos de más iniciativa en nuestras tareas, seremos más capaces y trabajaremos
mejor. Nuestra revolución necesita de mucha gente que sirva al pueblo y a la causa
del socialismo de todo corazón.
12) Es erróneo valorar nuestro trabajo desde el punto de vista de que todo es positivo,
como desde el punto de vista de que todo es negativo. Debemos criticar a la gente que
enfrenta a los problemas con ese punto de vista tan un ilateral, a pesar de que, por
supuesto, a través de la crítica debemos ayudarlos, manteniendo el principio “ sacar
lecciones de los errores pasados para evitarlos en el futuro”, “tratar la enfermedad
para salvar al paciente”.
13) Se debe, gradualmente, divulgar la dialéctica y solicitar a todos que, también
gradualmente, aprendan el uso del método dialéctico científico.
14) Debemos cumplir honestamente con nuestro trabajo, analizar las cosas
concretamente, escribir artículos que tengan fuerza de convicción y nunca amedrenten
a la gente adoptando una pose claudicante.
15) Debemos establecer una distinción entre el enemigo y nosotros y no debemos
adoptar una posición antagonista hacia nuestros camaradas y tratarlos como si fueran
nuestros enemigos. Cuando uno habla debe hacerlo con el ardiente deseo de proteger
la causa del pueblo y elevar su conciencia política.
16) ¿Qué haremos cuando no se atrevan a escribir? Algunas personas dicen que, aún
cuando tienen cosas para decir, no se atreven a escribir por temor de ofender a la
gente o ser criticadas. Si lo que dicen es correcto, no tienen porqué temer a las críticas
y, a través del debate, se puede aclarar aún más sus correctos puntos de vista. Si lo
que dice es erróneo, entonces la crítica lo puede ayudar a corregir sus equivocaciones
y en eso no hay nada de malo.
17) Que todo el mundo exprese libremente su opinión, de manera que se atreva a
hablar, se atreva a criticar y se atreva a debatir; significa no temer a los argumentos
errados ni a lo que sea ponzoñoso; quiere decir alentar la discusión y la crítica entre la
gente que sostenga diferentes opiniones, permitiendo ambas libertades, la de criticar y
la de autocriticar; significa no reprimir las opiniones erróneas, sino convencer a la
gente, razonando con ellas.
18) Nuestros camaradas deben comprender que la reeducación ideológica involucra
un trabajo de largo aliento, paciente y cuidadoso, y no deben pretender cambiar la
ideología de la gente, que ha sido formada durante varias décadas de su vida, por
medio de unas pocas conferencias y reuniones. La persuasión y no la compulsión es
la única forma de convencer. La compulsión nunca dará como resultado la convicción
de la gen te, sencillamente, no puede caminar el intento de convencerla por la fuerza.
Está permitido usar esta clase de método con el enemigo, pero está absolutamente
vedado en el trato con los camaradas y amigos. ¿Qué sucede si no sabemos cómo
vencer a los otros? Bueno, entonces, tenemos que aprender. Debemos aprender a
vencer toda clase de ideas erróneas a través del debate y el razonamiento.
19) Hay muchas cosas que no entendemos y que, por lo tanto, somos incapaces de
abordar, pero a través del debate y el estudio y la lucha, llegaremos a entenderlas y
saber cómo abordarlas.
20) El marxismo se desenvuelve en la lucha contra lo antimarxista. Este es el
desarrollo por medio de la lucha entre los opuestos, desarrollo que está de acuerdo
con la dialéctica. El marxismo se desarrolla por medio de la lucha entre los opuestos,
desarrollo que está de acuerdo con la dialéctica. El marasmo se desarrolla en la lucha
contra la ideología burguesa y pequeño-burguesa y solo a través de esta lucha.
21) En nuestro país, la ideología burguesa y pequeño burguesa, la ideología
antimarxista continuará existiendo durante un largo tiempo. Básicamente, se ha
establecido en nuestro país el sistema socialista. Hemos obtenido la victoria básica al
transformar la propiedad de los medios de producción, pero en los frentes políticos e
ideológicos no hemos logrado aún victorias completas. En el campo ideológico todavía
no se ha resuelto la cuestión de quién ganará la lucha entre el proletariado y la
burguesía. Aún debemos sostener una batalla prolongada contra la ideología burguesa
y pequeño burguesa. Es un error no comprender esto y abandonar la lucha ideológica.
22) El marxismo ciertamente tiene que avanzar; debe desarrollarse junto con la
revolución de la práctica y no debe detenerse. Quedaría sin vida si permaneciera
estancado y estereotipado. Pero, los principios básicos del marxismo nunca deben ser
violados, de otra forma se cometerán errores. Es dogmático enfocar al marxismo
desde un punto de vista metafísico y considerarlo como algo rígido. Es revisionismo
negar los principios básicos del marxismo y negar su verdad universal. El revisionismo
es un a forma ideológica burguesa, los revisionistas niegan las diferencias entre
capitalismo y socialismo, entre la dictadura del proletariado y la dictadura de la
burguesía. Lo que propician es de hecho, no la línea socialista sino la línea capitalista.

EXTRACTOS DE “DE DONDE PROVIENEN LAS IDEAS CORRECTAS”

1) La existencia social de la gente determina su pensamiento.


2) En la práctica social la gente se enfrenta con toda clase de luchas y extrae ricas
experiencias de sus éxitos y sus fracasos. Innumerables fenómenos de la realidad
objetiva se reflejan en los cerebros de las gentes por medio de los órganos y sus cinco
sentidos: la vista, el oído, el olfato, el gusto y el tacto. Al comienzo, el conocimiento es
puramente sensitivo. Al acumularse cuantitativamente este conocimiento sensitivo se
producirá un salto y se convertirá en conocimiento racional, en ideas.
3) En la primera etapa del conocimiento en su conjunto, la etapa que conduce de la
materia objetiva a la con ciencia subjetiva, de la existencia a las ideas. En esta etapa
todavía no se ha comprobado si la conciencia y las ideas (incluyendo teorías, política,
planes y resoluciones) reflejan correctamente las leyes de la realidad objetiva, todavía
no se puede determinar si son justas. Luego, se presenta la segunda etapa del
proceso de conocimiento, la etapa que conduce de la conciencia a la materia, de las
ideas a la existencia, esto es, aplicar a la práctica social el conocimiento obtenido en la
primera etapa, para ver si estas teorías, políticas planes y resoluciones pueden
alcanzar las consecuencias esperadas. En las luchas sociales, las fuerzas que
representan a la clase avanzada, a veces padecen algún fracaso mas no es a causa
de que las ideas sean incorrectas, sino que en la correlación de fuerzas en lucha, las
fuerzas avanzadas aún no son tan poderosas por el momento como las reaccionarias,
y por consiguiente fracasan temporalmente, pero alcanzarán los éxitos previstos tarde
o temprano. Después de las pruebas de la práctica, el conocimiento de la gente
realizará otro salto, que es aún mas importante que el anterior solo mediante el
segundo salto puede probarse lo acertado o erróneo del primer salto del conocimiento,
esto es, de las ideas, políticas, planes y resoluciones formadas durante el curso de
reflexión de la realidad objetiva. No hay otro método para comprender la verdad. La
única finalidad del proletariado en el conocimiento del mundo es transformarlo. A
menudo solo se puede lograr un conocimiento correcto después de muchas
reiteraciones del proceso que conduce de la materia a la conciencia y de la conciencia
a la materia, de la práctica al conocimiento y del conocimiento a la práctica. Esta es la
teoría marxista del conocimiento, es la teoría materialista dialéctica del conocimiento.
Muchos de nuestros camaradas, todavía no comprenden esta teoría del conocimiento.
Cuando se les pregunta de dónde extraen sus ideas, opiniones, políticas, métodos,
planes, conclusiones, elocuentes discursos y largos artículos, consideran extraña y no
pueden explicar. Encuentran incomprensible los frecuentes fenómenos de salto en la
vida cotidiana en que la materia puede transformarse en conciencia y la conciencia en
materia. Por eso, es preciso educar a nuestros camaradas en la teoría materialista
dialéctica del conocimiento para que orienten correctamente sus pensamientos, sepan
investigar y estudiar bien, realicen el balance de sus experiencias, superen las
dificultades, cometan menos errores, trabajen bien y luchen esforzadamente.