Vous êtes sur la page 1sur 1

Baptisterio de Florencia En la puerta, la "esperanza" de Andrea Pisano.

Aparece sentada, y levanta los brazos intilmente en direccin a un fruto que no puede alcanzar. A pesar de ello, tiene alas. ada !ay m"s verdadero. Atrani Aquella escalera barroca arqueada que asciende suavemente !acia la i#lesia. $a ver%a que !ay detr"s. $as letan&as de las ancianas en el Ave Mara' preparativos para difuntos de primera. (i te das la vuelta, la i#lesia limita, como lo !ace )ios mismo, con el mar. *odas las ma+anas, la era cristiana va entrando en la roca, pero m"s aba%o, entre los muros, la noc!e todav&a se dis#re#a esparcida en los cuatro vie%os barrios romanos. ,alle%as como pozos de ventilacin. En la plaza del mercado !ay una fuente. -acia la ltima !ora de la tarde, al#unas mu%eres. . lue#o, soledad' el c!apoteo arcaico. ,atedral de (an Basilio de /osc $o que la 0ir#en bizantina sostiene entre sus brazos slo es un mu+eco de madera de tama+o natural. (u e1presin de dolor frente a ese ,risto cuyo car"cter infantil apenas si aparece su#erido es m"s intensa que la que ella misma nos podr&a mostrar ante la ima#en de un ni+o verdadero. ,atedral de Fribur#o Al sentimiento de pertenencia a una ciudad va siempre unido para sus !abitantes, pero tal vez tambi2n para el propio recuerdo del via%ero que la !abit por al#n tiempo, el profundo sonido y la distancia con que los relo%es de sus torres dar"n las campanadas. ,ielo (al& en sue+os de dentro de una casa y vi el cielo nocturno. Brillaba de manera espectacular. Pues, como se ve&an abundantes estrellas, las im"#enes en que suelen a#ruparlas estaban presentes. 3n len, una doncella, una balanza y otras muc!as fi#uras clavaban su mirada firmemente en la *ierra, como densos #rupos estelares. o se ve&a la $una.

4alter Ben%amin Recuerdos de viajes