Vous êtes sur la page 1sur 10
REPÙBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACÓN LICEO BOLIVARIANO “LA BLANQUERA” SAN
REPÙBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACÓN
LICEO BOLIVARIANO “LA BLANQUERA”
SAN CARLOS ESTADO COJEDES
INTEGRANTES:
Calanche Sionye
Chandia Maria
Cuauro Mariela
Diciembre, 2013

INDICE

Introducción

01

Antecedentes de la República

02

Causa de la Separación de Venezuela

03

La Cosiata, Primer Paso Separatista

04

La Fracasada Convención de Ocaña

05

El Congreso Constituyente de Valencia

06

Conclusión

07

Bibliografia

08

INTRODUCCIÓN

En

el

siglo

XVIII

dos

movimientos

marcaron

historia

y

fueron

antecedentes muy importantes para la Historia de Venezuela.

Entre los años 1820 y 1830 Venezuela formó parte de la República de Colombia o GRAN COLOMBIA, creada en 1819 por la LEY FUNDAMENTAL, del Congreso de Angostura y organizada por el Congreso de Cúcuta según la Constitución de 1821.

La idea de unificar a Venezuela y Nueva Granada para formar una sola nación con el nombre de COLOMBIA, fue propugnada y sostenida por El Libertador Simón Bolívar, quien la consideraba como la mejor garantía del triunfo independiente. Esos vínculos se fortalecieron a partir de 1817 con la ocupación de Guayana y el Orinoco por los patriotas, lo que aseguró las comunicaciones entre ellos por los Llanos de Apure y Casanare.

El empeño de crear esta nueva nación se vio coronado el 17 de diciembre de1819, fecha en la cual el Congreso de Angostura, a solicitud del Libertador victorioso en Boyacá, dictó la LEY FUNDAMENTAL DE LA REPÚBLICA DE COLOMBIA, que consagró jurídicamente la formación de una sola República con el territorio de la antigua Capitanía General de Venezuela y el Virreinato del Nuevo Reino de Granada.

ANTECEDENTES DE LA REPUBLICA

El 19 de abril de 1810, luego de la destitución del capitán general Vicente Emparan, se constituyó una Junta Suprema Conservadora de los Derechos de Fernando VII. Esta Junta convocó a elecciones de diputados al primer Congreso Constituyente de Venezuela que decidió la Declaración de la Independencia, el 5 de julio de 1811, y le dio a la naciente República su primera Constitución de carácter federal. La Primera República tuvo corta duración. Pronto, en 1812, el territorio venezolano cayó en manos de los realistas. Desde entonces los patriotas se encami- naron a conquistar la independencia en los campos de batalla. Simón Bolívar consiguió el apoyo de neo-granadinos y de venezolanos que le acompañaban, y emprendió con su ejército la victoriosa Campaña Admirable que restableció la República en 1813. Pero ésta también sucumbió muy pronto, en 1814. Desde entonces hubo altibajos de victorias y derrotas, hasta que se logró la liberación de Guayana, donde se ins- taló el Congreso de Angostura en la actual Ciudad Bolívar, en 1819.

En el Congreso de Angostura el proyecto integra- cionista de Bolívar se concretó cuando sancionó la Ley Fundamental de Colombia, que creó una nueva República con la reunión de los territorios de la Capitanía General de Venezuela y el virreinato de Santa Fe o Nueva Granada. Desde entonces, ambos territorios se rigieron provisionalmente por esa Ley. Como estaba previsto, una vez liberados comple- tamente esos territorios se reunió un Congreso en Cúcuta (1821) que elaboró la Constitución de Colombia basada en la Ley Fundamental. La Constitución estableció un sistema de gobierno centralista, con un presidente de la República que ejercía funciones durante cuatro años desde Bogotá, la capital; dividió el territorio en tres

Departamentos: Venezuela, Cundinamarca y Quito. Cada Departamento tuvo un jefe político-militar que atendía órdenes del gobierno central.

El cargo lo ejerció en Venezuela el general José Antonio Páez. La República de Colombia tuvo un papel muy importante durante la última etapa de la lucha emacipadora suramericana. Pero al llegar la paz afloraron las discrepancias y el sentimiento de Patria chica que terminó desmembrando a Colombia en tres nuevos Estados: Venezuela, Colombia y Ecuador.

CAUSAS DE LA SEPARACIÓN DE VENEZUELA

Cuando se sancionó la Constitución de Colombia en 1821, la municipalidad de Caracas la aceptó sin antes poner reparos a la supremacía de Bogotá. Como la República de Colombia tenía un extenso territorio con accidentes geográficos que hacían difícil su control y administración, los adversarios a la unidad de Colombia acusaban al gobierno central de Bogotá por los problemas que tenía la naciente República: producción insuficiente para atender las necesidades de las regiones e insuficientes ingresos de las municipalidades por la baja recaudación de impuestos y los bajos aportes del gobierno central. La realidad era que la recién culminada guerra de Independencia había arruinado al país: la producción y el comercio estaban casi paralizados.

Esta situación era aprovechada por los separatistas, arguyendo la necesidad de un Estado federal que diera mayor autonomía a los Departamentos y las provincias. Por otra parte, Bolívar que era el creador y sostenedor de la unidad de Colombia tuvo que ausentarse con frecuencia durante varios años para realizar la campaña de liberación del Sur de Colombia, culminar la liberación de Perú y crear a Bolivia; mientras que

dirigentes

como

Santander

y

Páez

impedían

la

consolidación

de

la

República.

LA COSIATA, PRIMER PASO SEPARATISTA

Hubo descontento por la unificación desde el mismo momento de la creación de Colombia. Pero el proceso de disolución transcurrió entre 1826 y 1830. En 1825, José Antonio Páez, el más alto funcionario político-militar del Departamento de Venezuela, recibió órdenes de organizar las milicias. Como no hubo incorporación voluntaria, Páez ordenó reclutar jóvenes, se allanaron hogares y se cometieron atropellos que irritaron a la población. En 1826, informado de los hechos, el gobierno de Bogotá suspendió del cargo a Páez y le ordenó que se trasladara a Bogotá. El jefe venezolano pensó acatar la orden, pero luego la desatendió por consejo del valenciano Miguel Peña, quien era uno de sus asesores políticos. Páez logró apoyo de la municipalidad de Valencia, y también de Caracas: proclamaron a Páez como jefe del gobierno departamental y anunciaron una Convención Nacional para reformar la Constitución.

Este movimiento con claros propósitos separatistas se conoció con el nombre de La Cosiata. Como estaba en peligro la unidad de Colombia, el Libertador se trasladó a su patria en los primeros días del año 1827 con poderes extraordinarios otorgados por Bogotá para salvar la unión: decretó la amnistía para los separatistas y ratificó a Páez como jefe y comandante superior de Venezuela. Sin embargo, aquella unidad fue sólo en apariencia. La Cosiata dejó encendidos los ánimos separatistas.

LA FRACASADA CONVENCIÓN DE OCAÑA

Como en 1828 las tensiones entre partidarios y enemigos del sistema centralista se agudizaron cada vez más, el gobierno central convocó una Convención Nacional en la ciudad de Ocaña (Colombia). Allí se enfrentaron dos posiciones: la centralista, sustentada por los seguidores de Bolívar, y la federalista, respaldada por el neogranadino Santander y algunos delegados enviados desde Venezuela. Después de encendidas deliberaciones, la Convención de Ocaña no pudo llegar a acuerdos. Ante tal situación el intendente de Cundinamarca reunió una asamblea popular que en junio de ese año resolvió ratificar como Presidente de Colombia a Bolívar con poderes extraordinarios para gobernar. Bolívar asumió tales poderes porque lo creyó necesario para salvar la unidad de Colombia; pero demostró su desagrado con estas palabras: “Compadezcámonos mutuamente del pueblo que obedece y del hombre que manda solo”. Santander pasó a dirigir un movimiento antiboliva-riano en Cundinamarca, y en Venezuela se acrecentaron las manifestaciones separatistas desde 1829.

El último intento por salvar la República fue la convocatoria a un nuevo Congreso en enero de 1830, presidido por Anto-nio José de Sucre; pero este fracasó. La grave situación condujo al Libertador a renunciar a su cargo de Presidente de Colombia. Decepcionado y enfermo, marchó hacia Cartagena con el propósito de viajar a Europa. La salud del Libertador se deterioró cada vez más. Mantuvo el empeño por la unidad republicana hasta su último

mensaje a los colombianos: “Si mi muerte contribuye a que cesen los partidos y se consolide la Unión, yo bajaré tranquilo al sepulcro.” El 17 de

diciembre de 1830 murió el más grande hombre de la libertad suramericana, cuando ya Venezuela estaba constitucionalmente separada de Colombia.

EL CONGRESO CONSTITUYENTE

DE VALENCIA

Valencia fue la ciudad de donde partió y luego se consolidó el movimiento separatista. Allí se declaró la autonomía de Venezuela el 13 de enero de 1830, y se dictó el Decreto-Reglamento para elegir los representantes a un Congreso Constituyente que creó el cuerpo de leyes que, en adelante, debía regir a la República. Según ese reglamento, no todos los venezolanos podían votar para elegir los diputados. Se exigía que además de ser venezolano, casado y mayor de veintiún años, el elector

debía “ser dueño de una propiedad raíz que alcance un valor libre de cien

pesos, supliendo este defecto al ejercitar algún oficio, profesión, comercio o

industria útil, con casa o taller abierto, sin depender de otro en clase de

jornalero o sirviente”. El Congreso se instaló en mayo de 1830 con asistencia

de 33 de los 48 diputados que habían resultado electos. Todos pertenecían a los grupos más selectos de la sociedad. Sus intervenciones fueron

antibolivarianas, e hicieron severas críticas e injustas acusaciones al Libertador. El Congreso estableció las bases que dieron validez legal y jurídica a la separación de Venezuela de la República de Colombia, al proclamar la Constitución de 1830, el 22 de septiembre.

CONCLUSIÓN

El

19

de

abril de 1810, luego

de la destitución

del capitán general

Vicente Emparan, se constituyó una Junta Suprema Conservadora de los

Derechos de Fernando VII.

Cuando

se

sancionó

la

Constitución

de

Colombia

en

1821,

la

municipalidad de Caracas la aceptó sin antes poner reparos a la supremacía

de Bogotá.

Hubo descontento por la unificación desde el mismo momento de la creación de Colombia. Pero el proceso de disolución transcurrió entre 1826 y

1830.

Como en 1828 las tensiones entre partidarios y enemigos del sistema centralista se agudizaron cada vez más, el gobierno central convocó una Convención Nacional en la ciudad de Ocaña (Colombia).

Valencia fue

la ciudad

de

donde

partió

y

luego

se consolidó el

movimiento separatista. Allí se declaró la autonomía de Venezuela el 13 de

enero de 1830, y se dictó el Decreto-Reglamento para elegir los representantes a un Congreso Constituyente que creó el cuerpo de leyes que, en adelante, debía regir a la República.

BIBLIOGRAFIA

es.scribd.com/doc/45231830/Historia-de-Venezuela- a- ran- Colombia historiadvenezuela.blogspot.com venciclopedia.com/?title=Historia_de_ enezuela www.venezuelatuya.com/historia/cinco_republicas.htm