Vous êtes sur la page 1sur 10

Lectura Orante del Padrenuestro

http://www.franciscanos.net/teolespir/introduc.htm

INTRODUCCIÓN
La versión de Mateo

El Padre Nuestro es la oración más rezada por todos los cristianos, sin
distinción de confesiones. Quizá sea también la oración menos comprendida...,
a fuerza de repeticiones, una de las oraciones más rutinarias.

Por una parte es cierto que el Espíritu de Jesús, que sin palabras ora en todo
creyente1 y de manera solamente por él conocida2 posibilita una exégesis que
siempre supera en mucho todos los esfuerzos científicos, pero, por otra,
también es cierto que nuestros intereses pueden acallar la voz del Espíritu y
hacerle decir a la oración de Jesús cosas que, posiblemente, nunca quiso
decir.

Si bien el rol que juegan este tipo de oraciones fontales es el de remitirnos a la


persona de Jesús y unir nuestras voces con él y con todos los creyentes en
Jesús, de todos los lugares y de todos los tiempos y por lo tanto no interesa
tanto la comprensión de lo que se dice, sino el hecho mismo de decir, también
es cierto que muchas veces los cristianos nos encontramos vacíos de
contenidos cuando queremos glosar sus peticiones.

Voy a intentar una lectura orante del Padre Nuestro, releyendo a la luz de sus
peticiones toda la sagrada escritura. El único objetivo es el de ayudar a los
discípulos de Francisco de Asís, quienes luego de recitar mil veces su glosa de
la Oración del Señor, seguimos incapacitados para hacer nuestra propia glosa.
Dado que rezar al estilo de Francisco no es repetir mecánicamente sus
palabras sino adquirir sus actitudes y sus hábitos profundos de oración.

El folletito que les ofrecemos es fruto de un seminario realizado durante el mes


de diciembre de 1994. A pesar de que este trabajo tiene las característica de
un género literario bien específico (subsidios para un seminario o curso o
retiro) puede ser útil para quien quiera seguir rezando la oración de Jesús con
San Francisco y con su estilo, más allá de sus palabras.

Una Oración Judía

Los contemporáneos de Jesús oraban con una oración que los judíos
conservan hasta el día de hoy. La oración de llamaba "Kadish".

El Kadish es una oración particularmente solemne que tiene una relación


evidente con el Padre Nuestro. Se dice en arameo, que era la lengua hablada
en la época talmúdica. De esa manera aún las personas menos instruidas
podían entender su significado.
El Kadish ... es una doxología, una alabanza a Dios. Es la expresión de la fe en
la grandeza del Todopoderoso y una petición de redención y salvación final.
Kadish (Sanctus en latín) significa Santo. Esta Oración es una de las más
antiguas de la liturgia judía y se remonta a la época del segundo Templo3.

Este es el texto:

Exaltado y santificado sea el gran Nombre (de Dios) en el mundo que El ha


creado según su voluntad.

Establezca su reino en nuestra vida y en nuestros días y en la vida de toda la


casa de Israel pronto y en tiempo cercano; y dígase: Amén.

Sea su gran Nombre bendito para siempre y a través de toda la eternidad.

Bendito y alabado y glorificado y enaltecido y elevado y embellecido y


ensalzado y loado sea su Nombre sagrado. Bendito sea por encima de todas
las bendiciones e himnos, alabanzas y consolaciones, que se pronuncian en el
mundo; y dígase: Amén.

"Haya una gran paz en los cielos y vida para nosotros, y para todo Israel y
dígase: Amén.

"El que establece la paz, en las alturas celestiales, establecerá su misericordia,


la paz para nosotros y para todo Israel; y dígase: Amén"

Esto apunta a una primera constatación, de consecuencias no secundarias


para la oración de los cristianos. Si es cierto que Jesús ora en consonancia con
las categorías culturales de su época, eso quiere decir que también nosotros
tenemos que hacer lo propia. Nuestra oración tiene que asumir las
coordenadas de la cultura contemporánea de cada uno de nuestros pueblos4.

El Evangelio de Mateo

Voy a tomar como base el texto del Evangelio de Mateo por la simple razón que
la tradición cristiana lo ha tomado como texto para su oración. Veamos una
sinopsis que muestra las pequeñas diferencias con el texto de Lucas.

SINOPSIS DE LOS TEXTOS DE LUCAS Y MATEO

Mt 6:9-13 Lc 11, 1-4


"Vosotros, pues, orad así: "Cuando oréis, decid:

Padre nuestro que estás en los cielos, Padre,

santificado sea tu Nombre; santificado sea tu Nombre,

venga tu Reino venga tu Reino,

hágase tu Voluntad así en la tierra como en el


cielo.

Nuestro pan cotidiano dánosle hoy; danos cada día nuestro pan cotidiano,
y perdónanos nuestras deudas, así como y perdónanos nuestros pecados porque
nosotros hemos perdonado a nuestros también nosotros perdonamos a todo el que
deudores; nos debe,

y no nos dejes caer en tentación, y no nos dejes caer en tentación."

mas líbranos del mal.

Ubicado el Padre Nuestro en el evangelio de Mateo el primer dato a tener en


cuenta es el que el evangelista lo ubica en el contexto del Sermón del Monte, la
carta magna de la nueva alianza. La perícopa no puede ser analizada como un
logion aislado acerca de la oración de los discípulos, sino como uno de los
elementos constitutivos del nuevo orden de valores que Jesús viene a aportar a
la historia.

Me remito a estudios amplios y complejos sobre el evangelio de Mateo, dado


que no puedo hacer ahora un estudio de las estructuras en el evangelio de
Mateo. Consciente del riesgo de resultar superficial y primario, propongo un
esquema muy simple para los capítulo 5-7, o sea para todo el llamado Sermón
del Monte.

Los tres capítulo siempre han sido consideramos como una unidad redaccional
del evangelio de Mateo, dado que están enmarcados por una inclusión muy
clara. Comienzan con Jesús que toma la palabra - él mismo habla en nombre
propio - , y se pone a enseñar. Termina con la admiración en los oyentes por el
es estilo de su enseñanza autoritativa.

En el en cuerpo nos encontramos al menos con dos grandes bloques que


agrupan todo el material de los tres capítulos. El primero está centrado en el
tema de la nueva ley, el segundo en el nuevo código de santidad.

Jesús presenta a la Ley "vieja" y a la santidad "vieja" como códigos humanos


que están llegando a su fin. Jesús pretende llevar todo a su plenitud: lo viejo
tiene que dar paso a lo nuevo, a lo perfecto, a lo definitivo. Nótese que Jesús
se pone en lugar del mismo Yahveh que dicta una serie de nuevas normas para
el bien vivir de su Pueblo.

En medio de este nuevo código de Santidad, del cual desaparece el templo y


los sacrificios, vemos aparecer el tema de un nuevo modo de dirigirse a Dios y
de hacer el culto. Uno de los elementos de la enseñanza es la oración nueva,
el Padre Nuestro. El Padre Nuestro, por lo tanto, más que una oración vocal
enseñada por Jesucristo para ser repetida al infinita, es un modo nuevo se ser
en el mundo con Dios que comporta una nueva escala de valores, una nueva
doctrina acerca de Dios y un nuevo modo de dar culto a Dios.

Mt 5:1-2 Jesús en el "monte", toma "la palabra" y


"enseña"5
la nueva ley
3-13 Enseña la nueva ley de la felicidad para el hombre:

pobreza, mansedumbre, paz, justicia, persecución. La nueva ley es sal-luz del mundo.

17-34 La cláusulas de la nueva Ley perfecta, el cumplimiento de los Profetas

yo os digo 7

( no matar, no adulterar, divorcio, juramento, amor a los enemigos, no violencia)

la nueva santidad

Mt 5:48-7,27 sed perfectos como es perfecto vuestro Padre celestial8.

la novedad de la justicia, limosna, ayuno, oración orad así:

Padre nuestro que estás en los cielos

amontonar tesoros en la tierra, servir a dos señores, servir a Dios y al Dinero,

primero su Reino y su justicia, no preocuparse del mañana,

No juzgar para que no ser juzgado.

No dar a los perros lo que es santo, no echar vuestras perlas delante de los puercos.

Pedir; buscar; llamar.

Hacer a los otros lo que se quiere que los demás hagan con uno: es la Ley y los Profetas.

Entrar por la entrada estrecha; guardarse de los falsos profetas, por los frutos serán
conocidos, edificar la casa sobre roca:.

7:28-29 enseñaba como quien tiene autoridad

La nueva Ley en el nuevo Sinaí

Si leemos el Padre Nuestro del Evangelio de Mateo dentro del contexto del
"Sermón del Monte", entonces es algo más que una oración. Jesús se presenta
como alguien infinitamente superior a Moisés. Es mucho más que el "nuevo
Moisés" 9que sube el monte para recibir el mensaje de Dios y que solamente él
comunica, en nombre de Dios, a un pueblo incapaz de dialogar cara a cara con
Dios10.

El Padre Nuestro es la oración propia de un nuevo estar en el mundo. Tiene


que ser entendido y rezado dentro del "nuevo proyecto" de Dios. Integra un
nuevo culto que supone una nueva forma de orar, dentro de una nueva alianza.
El padrenuestro forma parte de una nueva ley, tiene como trasfondo una nueva
moral, una nueva forma de relacionarse con un "nuevo" Dios.
Cuando la Samaritana interroga a Jesús acerca de ortodoxias y heterodoxias,
de lugares donde Dios se hace presente y en los cuales el culto es eficaz, éste
responde:

Pero llega la hora (ya estamos en ella) en que los adoradores verdaderos
adorarán al Padre en espíritu y en verdad, porque así quiere el Padre que sean
los que le adoren. Dios es espíritu, y los que adoran, deben adorar en espíritu y
verdad11.

Estructuras en Mateo

La estructura del Padre Nuestro es muy clara y no ofrece mayores


complicaciones: consta de una introducción, "Padre nuestro que estás en los
cielos" y siete peticiones que se corresponden en binas.

El uso del número siete más uno es habitual en la Biblia y en el judaísmo


contemporáneo. No es el caso de recordar ahora el uso y significado del
número septenario en la Biblia, y la importancia del número octavo como el
número de la perfección escatológica...12 Se encuentra, fácilmente, abundante
literatura sobre el tema. Baste recordar el hecho para entender que no es ni
raro ni artificial descubrir estructuras septenarias en Mateo.

Un ejemplos, sin detenernos en su análisis, nos lo ofrece la estructura de las


Bienaventuranzas, prácticamente idéntica a la del Padrenuestro. Vemos que la
expresión "reino de los cielos" pone en paralelo a la primera y la última,
quedando luego a distribuir en una estructura concéntrica las seis restantes.

Estructura de Mat 5, 3-10. Bienaventuranzas

C
Mt 5:6 Bienaventurados los que tienen hambre y sed de la justicia,
porque ellos serán saciados.

B
Mt 5: 5 Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados

A
Mt 5: 4 Bienaventurados los mansos , porque ellos poseerán en herencia la
tierra.

Mt 5:3 "Bienaventurados los pobres de Mt 5:10 Bienaventurados los perseguidos


espíritu, porque de ellos es el Reino de por causa de la justicia, porque de ellos es
los Cielos el Reino de los Cielos.

A’
Mt 5: 9 Bienaventurados los que trabajan por la paz,
porque ellos serán llamados hijos de Dios

B’
Mt 5. 8 Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a
Dios.

C’
Mt 5: 7 Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán
misericordia
Si hacemos correr circularmente las peticiones del Padre Nuestro, aparece una
estructura concéntrica muy clara y análoga a la de las Bienaventuranzas.
Vemos que la del pan cotidiano corresponde a la invocación preliminar,
distribuyéndose luego las seis restantes en una estructura concéntrica muy
semejante a la de las bienaventuranzas.

Estudiaré las peticiones una por una, pero manteniendo como telón de fondo la
intuición básica que nos proporciona la estructura mencionada: estamos ante
binas que tienen que ser relacionadas. El sentido de una petición se aclara y
complementa con la correspondiente: A con A’ etc. Padre Nuestro que estás en
los cielos tiene que ver con el pan cotidiano, la santificación del nombre con la
liberación del mal, el reino con la tentación, la voluntad de Dios con el perdón.

Desde ya aparece evidente que es el tema del Padre y del Maná que estructura
todo el discurso de Jesús.

Estructura del Padre Nuestro de Mateo 6,9-13

C
4. hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo

B
3. venga a nosotros tu reino

A
2. santificado sea tu nombre

1. Padre nuestro que estás en los cielos 5. danos hoy nuestro pan de cada día

A’
8. más líbranos del mal(o)

B’
7. no nos dejes caer en la tentación

C’
6. perdónanos nuestras deudas así como perdonamos a nuestros
deudores

Jesús ora

En los evangelios vemos a Jesús orando en diversas ocasiones especiales.

Luego de una larga jornada de predicación "después de despedir a la gente,


subió al monte a solas para orar"13. Cuando tiene que tomar decisiones
importantes se va al "monte a orar, y se pasó la noche en la oración de Dios.
Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos, y eligió doce de entre ellos, a
los que llamó también apóstoles"14.

Cuando se acercan las oras más difíciles, sube al monte con algunos
discípulos. En la oración el Padre confirma su misión, sea adelantando la
glorificación 15, como fortaleciendo en la prueba:

Y cantados los himnos, salieron hacia el monte de los Olivos. Entonces les dice
Jesús: "Todos vosotros vais a escandalizaros de mí esta noche... Entonces va
Jesús con ellos a una propiedad llamada Getsemaní, y dice a los discípulos:
"Sentaos aquí, mientras voy allá a orar." Y tomando consigo a Pedro y a los
dos hijos de Zebedeo, comenzó a sentir tristeza y angustia. Entonces les dice:
"Mi alma está triste hasta el punto de morir; quedaos aquí y velad conmigo." Y
adelantándose un poco, cayó rostro en tierra, y suplicaba así: "Padre mío, si es
posible, que pase de mí esta copa, pero no sea como yo quiero, sino como
quieras tú."16

Jesús enseña a orar a sus discípulos

La pedagogía de Jesús supone partir de la provocación de la pregunta y pedido


de los discípulos. Cuando lo ven orar le piden:: "Señor, enséñanos a orar, como
enseñó Juan a sus discípulos."17

Jesús enseñó a orar con su ejemplo: retirarse a un lugar solitario cuando uno
ve que el trabajo lo exige, cuando se tiene que tomar decisiones, en momentos
difíciles... y en algunas ocasiones lo vemos formulando oraciones muy
concretas al Padre. Por ejemplo: le pide "que le aparte el cáliz",, lo alaba 18, y
a veces ora solamente para que lo escuche la gente 19.

Podríamos igualmente elaborar una especie de "doctrina" de Jesús acerca del


modo con el cual el discípulo tienen que orar:

"Y cuando oréis, no seáis como los hipócritas, que gustan de orar en las
sinagogas y en las esquinas de las plazas bien plantados para ser vistos de los
hombres; en verdad os digo que ya reciben su paga. Tú, en cambio, cuando
vayas a orar, entra en tu aposento y, después de cerrar la puerta, ora a tu
Padre, que está allí, en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te
recompensará. Y al orar, no charléis mucho, como los gentiles, que se figuran
que por su palabrería van a ser escuchados. No seáis como ellos, porque
vuestro Padre sabe lo que necesitáis antes de pedírselo.20

"Velad y orad, para que no caigáis en tentación; que el espíritu está pronto,
pero la carne es débil."21

"Tened fe en Dios. Yo os aseguro que quien diga a este monte: "Quítate y


arrójate al mar" y no vacile en su corazón sino que crea que va a suceder lo
que dice, lo obtendrá. Por eso os digo: todo cuanto pidáis en la oración, creed
que ya lo habéis recibido y lo obtendréis. Y cuando os pongáis de pie para orar,
perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre, que
está en los cielos, os perdone vuestras ofensas."22

"Les decía una parábola para inculcarles que era preciso orar siempre sin
desfallecer.... Dios, ¿no hará justicia a sus elegidos, que están clamando a él
día y noche, y les hace esperar? Os digo que les hará justicia pronto. Pero,
cuando el Hijo del hombre venga, ¿encontrará la fe sobre la tierra?"23

"Dos hombres subieron al templo a orar; uno fariseo, otro publicano"24


Y por supuesto, lo que significa el Padre Nuestro, que nos proponemos
estudiar. Veremos cómo Jesús es un verdadero maestro de oración.

RESUMEN

El modo de rezar de Jesús es "modelo" de nuestra oración, por


lo tanto: 1.- Así como Jesús rezó en consonancia, como
respuesta y propuesta a sus coordenadas culturales, así
también nuestra oración debe saber asumir, potencias y liberar
las formas culturales con las cuales nuestros contemporáneos
se dirigen a Dios.

2.- Hay elementos en la oración que Jesús hace y enseña que


corresponden a la sicología, a la cultura, a la época propias del
hombre individuo Jesús y que nosotros no tenemos obligación
de "imitar". No es necesario ir al tiempo de Jerusalén, subir a un
monte, rezar en arameo... En el tema de la oración, como en
tantos otros, se trata de seguimiento y discipulado, no de
imitación.

3.- Tanto en la praxis como en la enseñanza de Jesús acerca de


la oración aparecen algunas notas distintivas de la oración de
alguien que quiere ser su discípulo. A título de ejemplo:

* la oración debe de estar enmarcada dentro de una alianza que


compromete toda la vida del Hombre en comunión con Dios,
pobreza, mansedumbre, trabajo por la paz, perdón,
magnanimidad... todo el "Sermón del Monte"

* oración sin muchas palabras, en secreto, perseverante,


especial en momentos especiales de la vida .......

4.- San Francisco es presentado por sus biógrafos como


maestro de oración para sus discípulos, y encontramos en sus
escritos material muy preciosos sobre su forma de orar y su
doctrina acerca de la oración. Es especialmente significativa la
libertad y creatividad con la cual ora la Sagrada Escritura. Su
glosa del Padre Nuestro motiva este trabajo, que pretende
ayudar a la creatividad de los hermanos y hermanas de
Francisco de Asís.

NOTAS
1 ROM 8:26 Pues nosotros no sabemos cómo pedir para o7rar como
conviene; mas el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos
silenciosos,

2 GS n°22 En consecuencia, debemos creer que el Espíritu Santo ofrece a


todos la posibilidad de que, en la forma de sólo Dios conocida, se asocien a
este misterio pascual.

3Una mirada al judaísmo", Imágenes de la Fe, N° 159, pp, 12-13.)

4 El siguiente texto de las Constituciones de los Hermanos Menores


Capuchinos nº 46, 4, expresa de modo inmejorable esta ecuación Cristo-
Oración-Cultura. Según nos enseñaron los profetas, los salmistas y el propio
Cristo, no nos evada nuestra oración de la realidad, sino que, a ejemplo de San
Francisco que encontró al Señor en el leproso, se encarne siempre más en las
situaciones de la vida, en los acontecimientos de la historia, en la religiosidad
popular y en la cultura particular de las regiones.

5 Ex 18:19-20: Dios estará contigo. Sé tú el representante del pueblo delante


de Dios y lleva ante Dios sus asuntos. Enséñales los preceptos y las leyes,
dales a conocer el camino que deben seguir y las obras que han de practicar.
Dt 4:14 Y a mí me mandó entonces Yahveh que os enseñase los preceptos y
normas que vosotros deberíais poner en práctica en la tierra en la que vais a
entrar para tomarla en posesión.

6 Dt 30:15 Mira, yo pongo hoy ante ti vida y felicidad, muerte y desgracia. Dt


30:16 Si escuchas los mandamientos de Yahveh tu Dios que yo te prescribo
hoy, si amas a Yahveh tu Dios, si sigues sus caminos y guardas sus
mandamientos, preceptos y normas, vivirás y multiplicarás; Yahveh tu Dios te
bendecirá en la tierra a la que vas a entrar para tomarla en posesión.

7 Los profetas siempre hablan "en nombre de Yahveh" ("asís dice Yahveh",
"oráculo de Yahveh". etc). Jesús se siente dueño de "la Palabra" y habla en
primera persona, siente que ocupa el mismo lugar de Yahveh: Jn 10:30 Yo y el
Padre somos uno."

8 Lev 19:2 Habla a toda la comunidad de los israelitas y diles: Sed santos,
porque yo, Yahveh, vuestro Dios, soy santo.

9 Jesús habla como quien "tiene autoridad", no como los profetas. Estos
siempre dirán "Así dice Yahveh", Jesús dice "yo os digo" "Aquí hay algo más
que Jonás" Mt 12:41, dice Jesús. . "Moisés escribió de mí"... Jn 5:46.

10 Jesús destruye el límite entre Dios y el hombre:: «El pueblo no podrá subir
al monte Sinaí, porque tú nos lo has prohibido, diciendo: Señala un límite
alrededor del monte y decláralo sagrado.» Ex 19:23. En el relato de Mateo
Jesús se presenta como el mismo Yahveh que habla en nombre propio (yo os
digo) con su pueblo

11 Jn 4:23-24
12 Dios creó todas las cosas en seis días y el séptimo descansó. El día
"octavo", es el día en el cual comienza y se perfecciona la historia. Si los judíos
celebran su culto el séptimo día, el día del descanso de Dios, los cristianos
celebran la Eucaristía en el "octavo día", el día del cumplimiento, de la
perfección de la antigua ley... etc.

13 Mt 14:20-25; Mc 6:43-52

14 Lc 6:12-13

15 Lc 9:27-29 .. tomó consigo a Pedro, Juan y Santiago, y subió al monte a


orar. Y sucedió que, mientras oraba, el aspecto de su rostro se mudó, y sus
vestidos eran de una blancura fulgurante....

16 Mt 26:30-39

17 Lc 11:1

18 Lc 10:21 En aquel momento, se llenó de gozo Jesús en el Espíritu Santo, y


dijo: "Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado
estas cosas a sabios e inteligentes, y se las has revelado a pequeños. Sí,
Padre, pues tal ha sido tu beneplácito.

19 Jn 11:41-42 Quitaron, pues, la piedra. Entonces Jesús levantó los ojos a lo


alto y dijo: "Padre, te doy gracias por haberme escuchado. Ya sabía yo que tú
siempre me escuchas; pero lo he dicho por estos que me rodean, para que
crean que tú me has enviado."

20 Mt 6:5-8

21 Mt 26:40-43

22 Mc 11:21- 25

23 Lc 18:1-8

24 Lc 18:9-14