Vous êtes sur la page 1sur 5

~ Liturgia de la Fe Reformada

1

~

LITURGIA DE LA FE REFORMADA

Pbro. Manuel Domingo Martín Herrera, D. Th. Iglesia Nacional Presbiteriana De México "Puerta De Fe" San Francisco De Campeche, Campeche

La liturgia es el culto que el pueblo cristiano ofrece a Dios. Liturgia viene del término griego "Leitourgia" que significa servicio (cumplimiento de un deber). En Atenas "Leitourgia" era un servicio público o estatal cuyos gastos corría por cuenta propia del que lo ejecutaba. En el uso eclesiástico se usa para referirse a los actos de culto y sus elementos.

En el culto el pueblo ofrece a Dios servicio adorativo "Diakonía". El pueblo adora "Latreia" a Dios

y lo alaba "Tehillah".

El culto cristiano es uno de los elementos importantes de la fe Reformada. En el culto el pueblo redimido viene al encuentro con Dios y Dios viene al encuentro con su pueblo. En el Antiguo Testamento Dios y su pueblo (comunidad del Pacto) se encontraron en el santuario. Ex.29:43.

En el Antiguo Testamento el culto es una respuesta a la revelación de la Ley en temor reverente

a Dios acompañado de amor y confianza. En el N.T.es la respuesta al Evangelio en fe y piedad. Deut.10:12,13; Hech.16:31; Rom.12:1.

DIOS ESTABLECE EL CULTO Y SUS PAUTAS

La adoración se origina con Dios, no con el hombre. El deseo de adorar al Dios vivo y verdadero fue puesto en el corazón del hombre en virtud de haber sido creado a la imagen de Dios. El pecado hace al hombre dar las espaldas a Dios, más su gracia renovadora lo hace retornar a El. Ningún hombre jamás buscaría al Dios viviente si el Dios viviente no busca primero al hombre.

El modo aceptable de adorar al verdadero Dios es señalado por El mismo conforme a su voluntad. No se debe adorar a Dios según las imaginaciones de los hombres o a las sugerencias de Satanás. El modo de adorar a Dios lo establecen las Sagradas Escrituras. Deut.12:30,32; Mat.l5:8,9; 4:8-10; Col.2:22,23; Jn.4:24.

La adoración debe rendirse al Trino Dios, el Padre creador, al Hijo redentor y al Espíritu Santo consolador; solamente al Dios Todopoderoso y sublime, no a los ángeles, ni a los santos, a

~ Liturgia de la Fe Reformada

2

~

ninguna otra criatura. Col .2:18; Apocalipsis 19:10; Rom.1:25 (Confesión de Fe de Westminster

Cap.21).

El pueblo no sabría cómo tributar adoración a Dios si él mismo no los instruyese. Es Dios quien dice cómo debe ser adorado. No hay base bíblica para el sistema romanista para distinguir rangos de adoración en "Latría" "Dulía" e "Hiperdulía". En el siglo IV cuando la iglesia pasó bajo el poder del estado en tiempos de Constantino el emperador de Roma, el culto se volvió jerárquico e híbrido, perdió su pureza y sencillez al agregársele elementos extra bíblicos y anti bíblicos, el pueblo adorante pasó a segundo término. El idioma del culto dejó de ser el idioma del pueblo y se usó el latín. Fue así que la liturgia sencilla y directa quedó desfigurada y abultada con una gran cantidad de ceremonias que desvirtuaron la verdadera adoración.

Con el movimiento de la Reforma Religiosa del Siglo XVI, se reorientó y se retomaron las bases rectoras del culto que son las Sagradas Escrituras. Este es el culto o liturgia Reformada, fruto de la Fe Reformada

SIGNIFICADO Y CONTENIDO DE LA ADORACIÓN

En el Salmo 100 se puede encontrar principios rectores del culto. El estudio de este Salmo nos dirige a la esencia de la Fe Reformada y del culto y adoración Reformada. Lo señalado en Deut. 6:4-6 y Mrc.12:29-31 hallan su expresión en este Salmo del que encontramos siete elementos distintivos del culto, son:

1. Cantad

2. Servid

3. Venid

4. Reconoced (Re-Conoced)

5. Entrad

6. Alabad

7. Bendecid

Estos siete "imperativos" todos son dirigidos a Dios. La centralidad de estos elementos cülticos recae con fuerza en "reconoced" (Re-Conoced). Significa que el elemento central del culto es conocer a Dios "Reconoced que Jehová es Dios".

~ Liturgia de la Fe Reformada

3

~

Presenta cinco razones fundamentales:

1. El nos hizo - Derecho de Creador

2. Somos su pueblo, somos sus ovejas - su propiedad

3. El es bueno - Dios es el sumo bien "summum bonum"

4. Su amor es eterno - trasciende el tiempo

5. Su fidelidad no tiene fin - base de la confianza de su pueblo

Por lo tanto, el corazón del culto o alabanza es: Conocer a Dios. Es el imperativo central y decisivo. Todo lo demás gira en torno a Dios. Esto es culto o liturgia Teocéntrica.

LA ALABANZA Y ADORACIÓN EN EL CULTO

Alabar viene del hebreo "tehillim" y "tehillah", significa: confesar públicamente. La alabanza es un acto externo del creyente hacia su Dios. El creyente al contemplar y asombrarse del poder y las maravillas de Dios, lo alaba.

El libro de los Salmos es el "sefer tehillim" que significa libro de las alabanzas; y el contenido y acción de alabar significa o consiste en expresar con voces y cuerdas (instrumentos musicales) los actos maravilles y poderosos de Dios. Esto se resalta en varios Salmos. Ver ejemplos de los Salmos 145 y 150.

celebrar, elogiar a Dios,

reconociendo sus poderosos hechos y obras salvadoras. En la liturgia hebrea el adorador

reconoce a Dios

Entonces, alabar en el culto es

una

acción

de

ensalzar,

por lo que él es, y por lo que él ha hecho; por ello lo alaba.

El libro de los Salmos exalta a Dios como Creador, como Rey, y como Redentor. Esta alabanza incluyen palabras que aluden o se refieren al sonido como cantar, Sal.33:3, tocar uno o varios instrumentos, Sal.33:2; 92:3; 98:6.

La alabanza es un aspecto de la adoración (mas no lo es todo) en que se rinde honor a Dios y que se expresa a través del canto y de la música regularmente en el culto público y religioso.

La alabanza sin la adoración es nula y vacía. La adoración califica la alabanza, y la alabanza debe estar envuelta de adoración. El centro del culto es adorar. Adorar significa "Inclinarse, hacer reverencia" Viene del hebreo "Sana" El término griego es "Proskineo" besar hacia arriba, besar la mano o inclinarse Mat.20:20. Del latín "Latría" expresa la acción de los magos que rindieron culto al niño Jesús. Mat.2:11.

~ Liturgia de la Fe Reformada

4

~

En el culto el pueblo adora a Dios en reverencia inclinándose simbólica o físicamente ante la gloria de Dios. Sal.95:6,7.

La adoración pública y colectiva debe ser a Dios. Cuando se realiza correctamente se hace a Dios. Es orientada a la gloria de Dios antes que a la satisfacción y bendición del hombre y naturalmente en la adoración el hombre es bendecido en consecuencia por la gracia y la bondad de Dios. Así en la misma presencia de Dios el adorador queda asombrado por esa santidad y majestad divinas. Así puede orar "Santificado sea Tu Nombre" Mat.6:9,10 y canta:

Santo, Santo, Santo, Señor Omnipotente

Siempre el labio mío loores te dará,

Santo, Santo, Santo, te adoro reverente

Dios en tres personas bendita Trinidad.

CUALIDADES DEL CULTO

La adoración debe tener su fundamento en la Palabra de Dios. Así mismo debe ser reverente, gozosa, ordenada, espontánea y afirmativa. Las cualidades son:

1. La preparación empieza en el hogar, antes de venir al templo

2. Es dirigido por el Espíritu Santo a través de las Sagradas Escrituras

3. Debe haber orden y decoro 1 Cor.14:40

4. Participación y compañerismo debe ser el ambiente

5. Se espera reverencia y humildad

El culto incluye como elementos:

1. Lectura bíblica

2. Oración

3. Cantos y música

4. Ofrendas

5. Exposición de Palabra

6. Testimonio y afirmación

~ Liturgia de la Fe Reformada

5

~

7. celebración de los sacramentos.

8. Acciones de gracias

9. bendición pastoral

Es importante entender que la adoración abarca toda la persona humana del creyente, porque en su corazón está el asiento de su adoración. Adora con el intelecto, con la mente, con las emociones, con la voluntad, con los talentos 3 capacidades, esto es adoración integral. Si el creyente fue salvado por la gracia de Dios íntegramente, es decir su cuerpo, su alma, su espíritu, su mente, su voluntad, así también debe y puede adorar con todo su ser, con toda si personalidad. Somos adoradores Íntegros y permanentes.

Puesto que la adoración colectiva es "Koinonía", la iglesia adora y participe en comunidad y asamblea litúrgica. El culto comunal prepara y lleva al creyente a ejercer su oficio de ser siervo y mayordomo del cuerpo de Cristo. Por eso el culto puede extenderse a la vida y compromiso cotidiano. Toda la vida es liturgia.

El culto termina cuando Dios mismo nos comisiona y asegura el resultado de la misión. Esto no depende de nosotros sino de Dios. En el culto cuando decimos sí a Dios, El nos pone a trabajar y éste compromiso debe llegar en todas las áreas de nuestro qué hacer humano y cristiano.

Nuestra liturgia Reformada nos hace ser adorantes Reformados y nuestro culto sonará tan fuerte que la comunidad reconocerá que estamos con Jesús y Jesús está con nosotros. Nuestro culto y liturgia Reformada sea nuestro distintivo audible y visible.

Por una fe sana, sólida y diligente Soli Deo Gloria

Bibliografía:

Congreso de Liturgia INP. El Cuerpo Glorioso de Cristo, R.B. Kuiper Sumario de Doctrina Cristiana, L. Berkhof Diccionario de Teología, Everret Harrison Historia y Literatura de la Biblia, Carroll 0. Gillis Una Introducción al Antiguo Testamento, Edward J. Young Dicc.de Teología Práct. El Culto, R.G. Turnbull Confesión de Fe de Westminster Comentario de la Conf.de Fe de Westmisnter, A.A. Hodge