Vous êtes sur la page 1sur 11

CAPITULO UNO LA REVELACION PERSONAL

LOS TRES PILARES DE LA VERDAD

Son tres supremas verdades sobre las cuales nuestra salvación


descansa. Ellas forman el fundamento de toda la verdad del
evangelio. Es imposible ser exaltado sin el entendimiento y la
aplicación de las tres verdades. Las tres deben ser igualmente
entendidas e implementadas o la estructura caerá. Remover
cualquiera de ellas y la exaltación llegará a ser simplemente
imposible.

Primero, Dios, nuestro Padre Celestial, es un hombre perfecto y


exaltado, un personaje de carne y hueso. Como nosotros somos
ahora, así una vez el fue. Como el es ahora, así nosotros podemos
llegar a ser. El nos ofrece el último logro a la eternidad para llegar a
ser como el y participar de su eterna gloria. El es el autor del gran
plan siendo completado por su hijo amado.

Segundo, Jesucristo, es el Salvador y redentor de la humanidad. A


través de su expiación toda la humanidad puede ser salvada por la
obediencia a las leyes y ordenanzas del evangelio. El es el gran
ejemplo y nos ha mostrado el camino a la exaltación a través de su
propia vida aquí en la tierra. El es la fuente de toda verdad y
bendiciones. El es el único nombre dado bajo el cielo por el cual el
hombre puede ser salvo. Para entrar en el reino celestial y su gloria,
nosotros debemos llegar a ser su progenie espiritual, sus hijos e
hijas. Después de haber sido probados dignos, santificados, nacidos
otra vez y teniendo nuestra vocación y elección firme, nosotros
podemos ser destinados a su presencia durante esta vida. Esta
bendición es destinada para todos los fieles, y no esta reservada para
los profetas solamente.

Tercero, la luz de Cristo emana de nuestro Salvador, es administrada


por el Santo Espíritu, y es revelación la cual constituye la conciencia
del hombre. El Santo Espíritu actúa como agente del Espíritu Santo,
es el primer certificado por el cual Jesucristo completa la obra de Su
Padre entre los hombres. A través de las ordenanzas del sacerdocio,
y por la obediencia a los susurros del Espíritu Santo, uno puede recibir
la constante compañía del Santo Espíritu, el cual constituye ser
nacido otra vez. Este espiritual renacimiento quema todas la
impurezas, refina, perfecciona, santifica, efectúa una remisión de
pecados a través de la expiación y obra un poderoso cambio en el
alma del hombre. Este poderoso cambio es la única forma de poder
alcanzar la perfección del carácter requerido para llegar a ser como
El. Este proceso es la única forma por la cual el hombre puede ser
exaltado.
Como Santos de los Últimos Días, nosotros entendemos las dos
primeras verdades con gran claridad, pero fallamos en la tercera. Por
esta razón es mi intención enfocar este pilar de verdad a través de
este libro.

LA VISION DEL ARBOL DE LA VIDA

El Señor nos dio una detallada descripción del curso requerido para
alcanzar grandeza espiritual en la visión del árbol de la vida. Un
estudio de esta visión revelará todas las cosas que una persona
necesita saber en este asunto. Esto es a menudo malentendido, con
significado adicional adjunto. El mensaje es muy específico, y es una
guía en nuestra jornada terrenal.

Nefi describe su partida al desierto, y entonces hace esta asombrosa


declaración. Y sucedió que yo, Nefi, siendo muy joven todavía,
aunque grande de estatura y teniendo grandes deseos de conocer los
misterios de Dios, clame por tanto al Señor; y he aquí que el me
visito…(1 Nefi 2:16).

Este es un intento de leer esto como una visión figurativa, un tipo de


conmovedora experiencia. El registró seis versos con cosas muy
específicas que el Señor le dijo, y entonces verificó que esto fue una
visitación presente con esto: Y aconteció que después de hablar con
el Señor, yo, Nefi, volví a la tienda de mi padre…(1 Nefi 3:1)

El alma de Nefi ardía con gozo cuando el se sentó a registrar el


acontecimiento de su vida, y el objeto, el propósito de su escritura,
fue enseñar a otros como ellos podían también obtener la gran
bendición y gozo que el había conseguido, incluyendo permanecer en
su presencia. El amor del Salvador penetro su alma y lo lleno con un
rebosante e irresistible deseo de compartir lo que el sabe con su
posteridad, y cualquier otro quien pueda escucharle.

El conoce la forma, por que el ha caminado fielmente e infaliblemente


hasta que el ha permanecido en la presencia del Señor y recibió la
dulce promesa de labios del Salvador. El supo que esta era la única
manera y había observado a sus hermanos vagar por senderos
prohibidos y peligrosos. El enseño que otros también podrían vagar
tontamente hacia su destrucción indudablemente llenando su alma
de tormento.
El siguiente registro, la tremenda visión del árbol de la vida la cual su
padre contemplo, y Nefi luego vio e interpreto. El Señor causa esta
visión para ser incluida en escritura por que esta tiene un tremendo
valor. Esta debe ser entendida enteramente por nosotros para
beneficio de lo que esta enseñando. Un borroso entendimiento de
parte de esta visión oscurecerá su total mensaje.

Esta visión es un faro para el buscador espiritual, este identifica la luz


la cual puede disipar la oscuridad del camino a casa. Esto es para
esos el crepúsculo espiritual vagando sin rumbo entre las sombras y
las imágenes falsas. Esto es para esos quienes entienden la verdad
pero aun tienen la carta a un determinado curso de rectitud. Esto es
para los miembros de la iglesia quienes erróneamente piensan que
tener un testimonio e interés en desarrollar rutinas les exaltara, o
quienes piensan que las ordenanzas de salvación por si mismas les
exaltaran, sin ceder absolutamente a la influencia del Espíritu Santo.
Esto es para cualquiera que sabe que hay más, pero no sabe como
penetrar los cielos y reclamar las promesas. Esto es para todos esos
quienes pueden ser los elegidos de Dios, si ellos solamente saben
como.

Esta visión es una alegoría para enseñarnos que nosotros podemos


alcanzar en esta vida, y como completarla. Cada parte de esta visión
es símbolo de alguna parte de nuestra jornada terrenal.

El gozo de Nefi fue en su Salvador, y el amor del Salvador irradio a


través de El, como una lámpara en una desolada montaña para
iluminar el camino de millones de viajeros en el estéril yermo del
crepúsculo espiritual. Esta visión es el mapa espiritual que el Señor
dio a Nefi para conducir a esos luchando a lo largo del camino a casa.
El mensaje y promesa de la visión del árbol de la vida pertenece
solamente a esta vida. Este es un mensaje para todo el que busca la
vida eterna puede entender y aplicar en su vida.

El sueño de Lehi fue de un vasto y triste yermo en el cual el vagó


hasta que contemplo un espectacularmente árbol de exquisita
blancura, cuyo fruto fue muy delicioso y precioso para el alma.
Después de participar del fruto Lehi mostró a su familia que el podía
compartir el precioso fruto con ellos. El tuvo éxito en influir a todos,
Laman y Lemuel vinieron y experimentaron el gozo de participar con
El.

Después que su familia había participado, El contemplo un estrecho y


angosto sendero que conducía al árbol. El contemplo una barra de
hierro a lo largo del camino. Un río de aguas sucias fluía al lado del
camino y barría muchos de esos quienes se soltaron de la barra de
hierro. El camino y la barra fueron ocasionalmente oscurecidas por
espesa niebla de oscuridad lo cual hizo necesario sujetarse
fuertemente de la barra de hierro para no perderse del camino.

Y también observo que allí había muchos otros senderos prohibidos


conduciendo a direcciones desconocidas, lejos del árbol. Después que
él y su familia habían participado del fruto ellos miraron alrededor y
vieron un grande y espacioso edificio al otro lado el río. El edificio
parecía estar flotando en el aire.

Y estaba lleno de personas, tanto ancianas como jóvenes, hombres


así como mujeres; y la ropa que vestían era excesivamente fina y se
hallaban en actitud de estar burlándose y señalando con el dedo a los
que habían llegado hasta el fruto y estaban comiendo de él.

Y después que hubieron probado del fruto se avergonzaron a causa


de los que se mofaban de ello y cayeron en senderos prohibidos y se
perdieron. (1 Nefi 8: 28)

EL ARBOL

El relato de Nefi del árbol de la vida comienza por el Espíritu del


Señor mostrándole el árbol que su padre había visto.

…y aconteció que me dijo el Espíritu: Y mire y vi un árbol; y era


semejante al que mi padre había visto; y su belleza era muy superior,
si, sobrepujaba a toda otra belleza; y su blancura excedía a la
blancura de la nieve misma. (1 Nefi 11:8)

Lo siguiente que pide es que le sea mostrada la interpretación y el


significado del árbol. El Espíritu del Señor responde su petición en
una muy inusual forma para mostrárselo, "…Una virgen, mas
hermosa y pura que toda otra virgen." (1 Nefi 11:15) Entonces, el
dijo, "…comprendes tu la condescendencia de Dios? (1 Nefi 11:16)
Nefi responde que el sabe que Dios ama a sus hijos pero no sabe el
significado de todas las cosas. El mensajero explica: "…la virgen
que tu ves es la madre del Hijo de Dios, según la carne," (1 Nefi
11:18).

Inmediatamente, la visión se expandió para mostrar la virgen llevada


en el espíritu y cargando un niño en sus brazos.

El triunfantemente dijo:
. . . He aquí el cordero de Dios, sí, el Hijo del Padre Eterno. (1 Nefi
11:21)

El ángel pregunto otra vez, "Conoces tu el significado del árbol el


cual tu padre vió? (1 Nefi 11:21). En este punto Nefi sabía lo que el
árbol representa. Nefi había aprendió mucho mas acerca de la
silenciosa revelación que tan solo el había visto. La descripción
escrita de su visión y conversaciones con el Espíritu del Señor nos
deja esperando saber como llega a su respuesta. Aún su respuesta
es poderosa y específica:

. . . Si, es el amor de Dios que se derrama ampliamente en el corazón


de los hijos de los hombres; por lo tanto es más deseable que todas
las cosas. ( 1 Nefi 11:22)

Viendo la natividad de nuestro Señor, el indudablemente fue llenado


con un entendimiento de tremendo amor requerido en el Señor para
llevarlo a deja su trono (condescendencia) para nacer en la carne.
El indudablemente sintió el amor, el poder y la majestad de este,
sintió el refinamiento del alma, sintió el eterno valor de las almas y
sintió la profunda compasión engendrada dentro de ellas. Su ser fue
completamente llenado con tal inexplicable gozo, que el solo podía
exclamar,"…esta es la mas deseable de todas las cosas, " (1 Nefi
11:23).

Es importante en este punto declarar lo obvio. El árbol de la vida


representa el amor de Dios (la caridad). Este no representa el reino
celestial. Este no representa la vida eterna, vocación y elección o
ningún otro don o recompensa. Este solo representa el amor de Dios.

Es aparentemente tentador editorializar en esta gran visión y


atribuir extendido significado. Esta visión fue dada con específico
intento de llevar un gran mensaje e instrucción para esos quienes
pueden entender su importancia. Este es tan potente, que intentar
agregar alguna cosa lo diluye. El poder es así perdido a favor de la
confusión del mensaje salvador del alma. Quienes somos nosotros
para instruir al Señor o asumir que nosotros sabemos mejor y mas
gozoso para el alma? Agregar otro significado anula su poder e
inventa otras bendiciones las cuales nunca han sido prometidas.

El Profeta Moroni, cerca de mil años después puedo enseñar este


mensaje:
Y ahora Yo se que este amor el cual tu has tenido por los hijos de los
hijos de los hombres es la caridad. . . ( Ether 12: 34)

El árbol de la vida en la visión de Nefi representa Su amor por


nosotros, el cual es caridad, la más deseable de todas las cosas, y el
mayor gozo para el alma. Para enfatizar Yo repito: Caridad es el amor
de Dios por nosotros. Una vez influenciado con este amor, este llena
el recipiente con el amor de Dios, acerca a la adoración y un
desinteresado amor por sus compañeros. Recibiendo este amor de
Dios en nuestras almas que hace posible mantener los dos grandes
mandamientos. El señor fue preguntado por cual de los
mandamientos era el más grande. Jesús respondió que el primer y
gran mandamiento es amar a Dios con todo tu corazón, alma y
mente. El segundo, es como este: " amarás a tu prójimo como a ti
mismo." (Mateo 22: 36-39). Esto es solo posible para Dios en la forma
de mandamiento después el nos enseña a amar por medio de
amarnos a nosotros mismos primero.

Nosotros lo amamos a Él porque el primero nos amo a nosotros. (1


Juan 4:19)

Si un ángel del Señor se te aparece informándote que fue la cosa mas


deseable y preciosa cosa que qué puede ser alcanzable en esta vida,
y que es rápidamente disponible, tu no perseguirías esto con gran
vigor y determinación? Es posible leer tan prometedoras palabras,
tan maravilloso y potente lenguaje e ignorar el mensaje? El efecto
que la caridad tiene sobre las almas es la grandiosidad de todos los
sentimientos en esta vida; este es el más precioso, el más gozoso, el
más delicioso. Este es el más clarísimo, estimulante, confortante. No
hay nada para comparar con este gozoso efecto sobre el alma
humana.

La caridad primeramente es un sentimiento, un profundo sentido de


bienestar, un sentimiento de divino amor y aceptación. Este llena el
recipiente con un ánimo que lo hace absolutamente intrépido. Cuando
tú posees caridad tú ves el mundo a través de ojos espirituales y no
tienes temor de nada. Con la caridad el sentido del amor de Dios es
tan profundo que tú sabes El te protegerá tanto en su obediencia a
El, como a los sentimientos que te hagan hacerte un gran guerrero
espiritual.

Escucha las palabras del Espíritu del Señor y nunca olvides:


". . . esta es la más deseable de todas las cosas. . . Si y la mas gozosa
para el alma" ( 1 Nefi 11: 22-23)

La caridad viene al alma incrementada entre tanto que ellos crecen


espiritualmente. Cuando el renacimiento espiritual ocurre, el Santo
Espíritu bendice al receptor con caridad. La Caridad continua
creciendo, llenando el alma con crecimiento cada vez mayor de
investidura de este divino atributo, hasta que ellos llegan a ser como
Dios. La caridad forma el gozo en el alma humana experimentada
por la rectitud de esos sellados para la vida eterna.

Es maravilloso notar que el cumplimiento de esta visión del árbol de


la vida, la cual es para participar del precioso fruto de la caridad, es
para ser alcanzado en esta vida. No hay mención de la muerte,
resurrección, o eternos mundos. En verdad, Lehi llamó a su familia
mortal, muchos de quienes vinieron y participaron del fruto, pero sus
rebeldes hijos rechazaron el llamado, en el sueño y en la vida real.

Desde que la caridad es lo mas deseable y gozoso para el alma,


entonces la pregunta pide ser contestada por las almas, " Cómo
puedo obtener esta caridad de la cual el Espíritu del Señor habla?
" Para esta pregunta la respuesta brilla como el sol de la mañana,
"Aprender la lección de el árbol de la vida." Esta no tiene propósito
que enseñar exactamente como llegar a ese glorioso árbol y
participar del precioso fruto. Para aprender la lección del árbol de la
vida, debemos entender precisamente cada parte de la visión.

LA BARRA DE HIERRO

. . . Y mire, y vi al Hijo de Dios que iba entre los hijos de los hombres
y ví a muchos que caían a sus pies y lo adoraban. Y aconteció que vi
que la barra de hierro que mi padre había visto representaba la
palabra de Dios. . .( 1 Nefi 11:24-25)

Otra vez, el Espíritu del Señor instruyo a Nefi con imágenes y El


aprendió mucho más que solo lo que el vio. Lo que el vio con sus
ojos fue solo parte del mensaje. El resto de lo que él aprendió vino
como una explosión de entendimiento, la cual le dio la interpretación
de lo que él estaba viendo.

Lo que la barra de hierro representa, causa en las personas la caída


bajo la adoración del Señor y es específicamente "La Palabra de
Dios". Este es un intento para asumir que esto significa las Santas
Escrituras e inspirados escritos de los profetas. La barra de hierro
corre al lado de un estrecho y angosto camino. Su más importante
característica es que cualquier persona quien la sujeta y no la deja,
llegara al árbol de la vida. No hay excepción. Esta es una ley universal
porque las verdades del evangelio son universales, y todo el que la
obedece tendrá éxito. Es impensable agarrarse firmemente a la barra
de hierro y terminar en otro destino que no sea el árbol de la vida.

Considerando por un momento la Biblia: Cuantas personas han


amado la Biblia, hecho un largo estudio de esta y aún han fallado en
saborear los frutos del árbol de la vida.
Considerando el libro de Mormón. Cualquier persona que lo haya leído
y firmemente creído en el y aún ha fallado en recoger los frutos? Por
supuesto. Hay muchos que igualmente han fallado. Todos sabemos
de personas que han tenido fe en las verdades del Libro de Mormón,
quienes están estancadas espiritualmente. También falla la prueba en
que muchas personas han estudiado el Libro de Mormón
intencionadamente para probar su error. Ciertamente ellos nunca
disfrutarán los frutos del precioso árbol. El libro de Mormón, Doctrina
y Convenios, La Perla de Gran Precio. Ellas ciertamente no guían a
todas las personas a quienes las usan a las prometidas bendiciones.
No porque les falte veracidad espiritual. Ellos no están en lo que el
Señor represento en la barra de hierro.

LA REVELACION PERSONAL

La única fuente de la palabra de Dios que no hemos considerado es la


revelación personal. Esta es ciertamente la palabra de Dios en su
pura y simple forma: Inédita, intraducible, pura, íntima, específica y
directa. Esta es la esencia de la fe, esperanza, caridad y profecía. Aún
en su última significante forma, esto es la vida sanando y el alma
reparando. Cualquier persona que se aferra a esta, nunca la dejará,
obedecerá todo mandamiento, caminará infaliblemente a través de
las nieblas de satánica oscuridad y llegará a comer los frutos del
árbol de la vida.

Esto siempre ha sido verdad y siempre lo será. Esta nunca fallará


ciertamente esta no falla. Esta es la espiritual barra de hierro que
resiste todas las bofetadas de todas las cosas que Satán puede
reunir y aún esta los guía para llegar a coger los preciosos frutos sin
caer.

Nosotros sabemos que la revelación personal es esencial para


nuestra exaltación y todos los verdaderos buscadores luchan por
recibirla. A veces, esta parece como si los cielos fueran hechos de
roca y el silencio es absoluto. Nosotros luchamos con la oración y nos
conformamos en el significado silencioso "no", cuando en realidad
este significa que no hemos aprendido a recibir respuestas a nuestras
oraciones. Nosotros vamos entre las pruebas de la vida
aparentemente solos, necesitamos desesperadamente la guía divina,
fallando para penetrar los cielos, nos conformamos con asumir que
los profetas lo hacían de otra manera. El asunto en nuestra mente
llega a una conclusión y orando por confirmación. Cuando nosotros no
escuchamos nada, tomamos esto como divina indiferencia y permiso
para proceder con nuestros planes. Nos creemos haber recibido guía,
cuando en realidad no hemos hecho más que caminar a tientas en la
oscuridad siguiendo nuestra propia agenda en vez de la del Señor.
La verdad del asunto es que el Señor quiere guiarnos en íntimo
detalle y actualmente así lo hace. El problema es que nosotros
fallamos en escuchar mucho de lo que El dice. Solamente un
ocasional grito traspasa los cielos, mientras que los tranquilos
susurros de verdad permanecen sin ser escuchados. La revelación
personal es la leche de la madre que alimenta el espíritu y el Maná
para los justos. Para los renacidos espiritualmente es como un
lenguaje natural como un coro de ángeles. Esto no es ni difícil ni
remoto y disponible para todo hombre, mujer y niño. Esto comienza
como la conciencia y se expande grandemente después que el don
del Santo Espíritu es ganado si le prestamos atención. Esto no es
reservado para los perfectos ni es solo para tiempos de gran crisis.

Este es sin embargo muy exigente. Aún la más aparentemente


insignificante comunicación con el Señor debe hacerse
valientemente y sin quejarse o los cielos permanecerán en silencio
por un tiempo. El Señor no toma la revelación a la ligera y tampoco
nosotros debemos hacerlo. Si conseguimos este precioso don y lo
seguimos meticulosamente, este nos conducirá a los preciosos frutos
del árbol de la vida y llegar lejos. Si fallamos en hacerlo,
permaneceremos siempre en la mediocridad espiritual.

EL CAMINO ESTRECHO Y ANGOSTO

En la visión de Nefi, el camino estrecho y angosto representa el


evangelio y sus enseñanzas. Recuerda que el camino esta bordeado
y literalmente definido por la barra de hierro, la cual representa la
revelación personal. La revelación personal es específica, instrucción
individualizada en como llegar al árbol de la vida. Por lo tanto puede
ser mas preciso decir esto, además de los requerimientos del
evangelio, el camino estrecho y angosto representa el curso de vida
individual de llegar al árbol de la vida y participar del precioso fruto.

Andar el camino es seguir el verdadero curso en vida como el Señor


dicta a través del Espíritu Santo. Es estrecho porque la distancia es
corta entre donde estamos y las bendiciones del árbol de la vida. Es
angosto porque el señor no nos permite desviarnos.

LAS NIEBLAS DE OSCURIDAD Y EL EDIFICIO

Las nieblas de oscuridad que vio Nefi representan las tentaciones de


Satán, las cuales ciegan los ojos y endurecen los corazones de los
hombres. Ellos oscurecen el camino en varios lugares a lo largo del
camino, haciendo imposible caminar por vista. Las nieblas de
oscuridad son más que aisladas tentaciones. Ellas son complejas,
inteligentemente organizadas, barreras de oposición maliciosamente
construidas las cuales son imposibles de penetrar con el
entendimiento del hombre. Para permanecer en el camino los
viajeros deben permanecer firmemente agarrados a la barra de
hierro. Lehi describió las nieblas de oscuridad como
"extremadamente grande" (1 Nefi 8:23), así cualquiera que ha
comenzado el camino pero no se ha aferrado a la barra de hierro
vagará y se perderá.

Nuestro propio viaje es exactamente este camino. Nosotros no


podemos caminar por vista. Esto significa que es imposible explicar
todas las cosas que podemos hacer usando nuestro intelecto. Esta
diseñado para forzarnos a depender de la palabra de Dios, o
revelación personal para guiarnos a través de los tiempos de
confusión y oscuridad. Durante este tiempo nos recuperamos para los
demás viajes. Debemos cuidarnos durante este tiempo tranquilo
porque es una tentación para relajarnos y soltar nuestro sostén de la
barra. Desde que la barra de hierro es la luz de la revelación
personal llega a ser obvio que el propósito de las nieblas de
oscuridad es obscurecer la revelación personal y así influenciarnos
a vagar fuera del camino. Satán no puede hacer que la revelación
cese pero nosotros si. Cuando desobedecemos los susurros del
Espíritu Santo los cielos permanecen silenciosos por un tiempo y los
malos se anotan una pequeña victoria.

"Y aquel inicuo viene y despoja a los hijos de los hombres de la luz de
la verdad, por medio de la desobediencia. . . (D y C 93: 39).

El edificio estaba lleno con los ricos y poderosos del mundo. Y


representan la vanidad y el orgullo del mundo. Multitud de personas
estaban empujando y luchando para entrar al edificio. Una vez ellos
alcanzan la entrada del edificio, ellos se giran señalan y se burlan de
esos quienes están tratando de encontrar su camino a lo largo del
camino estrecho y angosto. Este edificio estaba flotando sobre el
suelo, sugiriendo que este no es real, ni un premio real. Le falta
sustancia y solidez, sus placeres temporales y falsos.

El río de aguas sucias representa las profundidades del Infierno, el


cual es la terrible recompensa de esos quienes abandonan el camino
que comenzaron una vez. Nótese que este estaba próximo al camino,
significa esos que caen y se pierden. Las personas que vagan por
otros caminos y la condenación que esto representa.